Médicos Sin Fronteras es una organización médica internacional, independiente de ayuda humanitaria. Aporta su ayuda a las ...
 
 
<ul><li>Quinta década de conflicto armado.  </li></ul><ul><li>Desplazamiento interno ha alcanzado los 3.7 millones desde e...
Vivir con miedo en Saiza: Fotos Stephan Vanfleteren
LA VIOLENCIA EN COLOMBIA <ul><li>En el 2000 la tasa mundial promedio de homicidios era de 8.8 por 100.000…siete veces mayo...
Vivir con miedo en Saiza: Fotos Stephan Vanfleteren
Efectos de la Violencia <ul><li>Los efectos del conflicto armado en la población civil van más allá de las estadísticas y ...
Vivir con miedo en Sincelejo: Fotos Stephan Vanfleteren
Salud Mental <ul><li>El Estudio Nacional de Salud Mental de 2003 muestra una prevalencia de 16% de desórdenes mentales de ...
Salud Mental <ul><li>NO existen servicios de aténción en salud mental para la población rural ni para la población desplaz...
Un sufrimiento intenso y prolongado  SI  reduce significativamente la calidad de vida y la capacidad de funcionamiento cot...
Salud Mental <ul><li>22-29% Problemas Familiares </li></ul><ul><li>3-18% Ansiedad </li></ul><ul><li>15-20% Depresión </li>...
Alta incidencia de trastornos psicosomáticos asociados con el estrés generado por el conflicto armado
 
 
Vivir con miedo en Sincelejo: Fotos Stephan Vanfleteren
Vivir con miedo en Saiza: Fotos Stephan Vanfleteren
LA EXPERIENCIA DEL RETORNO: Volver a la nada <ul><li>El ciclo de violencia colombiano frecuentemente transforma las promes...
LA EXPERIENCIA DEL RETORNO: Volver a la nada <ul><li>El retorno de los desplazados a sus comunidades de origen es a menudo...
Vivir con miedo en Saiza: Fotos Stephan Vanfleteren Será que se me olvidó algo?
La violencia es sin dudas el problema de salud pública más urgente del país.
Se necesitan mayores esfuerzos para extender la ayuda humanitaria y médica a aquellos que son desplazados como consecuenci...
Los programas dirigidos a la asistencia de desplazados y a las comunidades que regresan a sus tierras, NO llegan a identif...
Es necesario prestar más atención a las dificultades que que enfrentan las comunidades que regresan a sus tierras, y una m...
La capacidad de servicios de salud en áreas rurales y urbanas para aquellos afectados por el conflicto son insuficientes p...
Colombia NO tiene  un Plan de Atención  en Salud Mental.
Se debe reconocer y dar más prioridad a la salud mental, de esta manera se podrá proveer ayuda psicológica y psiquiátrica ...
http://www.msf.org/source/countries/americas/ colombia/2006/report/Vivir_Con_Miedo.pdf
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Salud mental advocacy

416 visualizaciones

Publicado el

Todo sobre salud mental

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
416
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
4
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.
  • MSF está desde 1985 en Colombia desde la catástrofe de Armero. Existen 4 secciones trabajando actualmente en el país MSF España (Nariño, Cundinamarca, Caquetá y Bogotá DC), MSF Francia (Tolima y Huila) MSF Bélgica (Chocó) MSF Holanda (Córdoba, Sucre y Norte de Santander) en 40 lugares de éstos tres departamentos. MSFH desarrolla proyectos de atención Primaria en Salud con servicios gratuitos en medicina, psicología, odontología, trabajo social y agua y saneamiento básico. En promedio atendemos 20.000 personas al año. Entre otros de los objetivos de la organización está el de dar Testimonio público en relación al sufrimiento de poblaciones en peligro. Came - acceso a la salud.
  • Este informe pretende ofrecer una visión general de la violencia como un serio problema de salud pública. Resalta las consecuencias directas de la violencia sobre la gente. Tales consecuencias deben ser objeto de mayor atención y prioridad por parte del gobierno colombiano y de otras entidades involucradas en políticas públicas. (Como la academia) Este informe está estructurado como un viaje a través de tres etapas del ciclo de la violencia y el desplazamiento forzado (antes:zonas rurales aislada, durante:barrios marginales en zonas urbanas, despés:el retorno).
  • “ Cuando la violencia llegó nos tocó dejar todo e irnos a la ciudad. Nunca nos imaginamos que el desplazamiento iba a ser un viaje sin retorno, sin punto de llegada. Nos movemos, pero no avanzamos. Mirándolo en perspectiva, hemos estado en tres “lugares” durante este viaje — la violencia allá en el campo antes de salir, la miseria de los barrios de invasión cuando nos desplazamos, y el imsomnio — ahora que hemos regresado a lo que fue nuestro hogar. Uno nunca deja de ser “desplazado”. Es una marca, una forma de vida”.
  • Codhes 3.7 millones Conferencia Episcopal 2.4millones Acción Social 1.7 millones
  • Cuando los colombianos se refieren al desplazamiento no usan el verbo “estar”. “ Estar desplazado” implica un estado transitorio que puede revertirse, algo que eventualmente terminará. Conscientemente o no, los colombianos usan la frase “ser desplazado”, lo cual sugiere el desplazamiento como algo permanente, como una parte constitutiva de la identidad de alguien. Mucho más que una curiosidad semántica, esta forma particular de hablar parece reflejar la realidad del desplazamiento en Colombia como una condición duradera que deja cicatrices en la gente por el resto de su vida. El drama del desplazamiento es una realidad cotidiana para aproximadamente tres millones que colombianos que han sido forzados a huir de la violencia de un conflicto que ha arrasado sus pueblos por más de cuatro décadas.
  • Sin embargo, el impacto de la violencia no puede reducirse a una simple suma de cadáveres. Detrás de cada persona asesinada queda una familia. Niños sin padres; padres sin hijos; esposas sin marido; familias sin ingresos o sin vivienda. Por cada persona que muere como resultado de la violencia, muchos más luchan por superarla, a menudo soportando el peso de un conjunto de problemas físicos y mentales como consecuencia de ella.
  • Además de la muerte y el trauma, la violencia tiene un impacto indirecto pero devastador en la salud de millones de personas confinadas por los distintos grupos armados en las zonas de conflicto, o desplazadas forzosamente por masacres o amenazas. Tanto el confinamiento como el desplazamiento generan empobrecimiento y limitan el acceso a los más básicos servicios de salud. Esto acrecienta la vulnerabilidad de la gente frente a una amplia gama de enfermedades que, de otra forma, podrían ser prevenidas o tratadas.
  • Sincelejo tiene 100.000 desplazados en su casco urbano y 250.000 habitantes residentes. En promedio en los tres proyectos de MSFH se realizan 4000 consultas de psicología al año. El 50% de las consultas de Psicología se relacionan con violencia, de éstas el 41% se relacionan con actos de violencia perpetrados por los grupos armados involucrados en el conflicto, 37% han sido testigos directos del asesinato de un miembro de su familia, 10% han perdido contacto con familiares cercanos como resultado del desplazamiento.
  • La atención en salud se limita máximo a 6 meses para la población desplazada, pero una vez son integrados al SGSSS no hay acceso a la atención en salud mental. Algunas de las enfermedades mentales más prevalentes son recidivantes como la depresión y la ansiedad. La exposición a los factores de riesgo psicosociales superan el momento concreto del desplazamiento.
  • No hay claridad en la diferencia entre enfermedad mental, salud mental y problema psicosocial, ya que los programas de atención se centran en el desarrollo de actividades comunitarias orientadas a fortalecer la participación social y se deja de lado la salud y la enfermedad mental
  • La mayor carga para la población retornada es sin dudas el “peso psicológico” del temor y la ansiedad generados por el regreso a las comunidades de origen y el resurgimiento de la amenaza de la violencia. En las consultas en comunidades retornadas se detectó una incidencia de trastornos mentales más alta que entre la gente que vive en las zonas rurales y no ha sido desplazada. Las patologías mentales son incluso mayores en este tipo de comunidades que entre los desplazados que viven en zonas urbanas. En las áreas rurales de retorno de los desplazados los problemas en salud mental empeoran y se notan más en el área de la enfermedad como el trastorno de ansiedad.
  • El lenguaje de los niños reproduce los actos de violencia de los que han sido testigos o de los cuales han oído con tanta frecuencia. Te voy a cortar la garganta y arrancarte los ojos o Te voy a cortar en pedacitos y te voy a arrojar al río . Los niños están aprendiendo a identificarse a sí mismos dentro del conflicto, en el cual tanto el miedo como la admiración generan una única certeza: que para sobrevivir en esta vida uno tiene que ser uno de “los duros”.
  • “ Desde 1999 ha habido 17 masacres sólo en esta vereda, cada una de ellas con 15 o más muertos. En el cementerio hemos enterrado por lo menos 500 personas desde 1999. Si eso representara una décima parte de los muertos, estaríamos felices. La mayoría están desaparecidos. Hay lugares en los cuales hay gente enterrada sin una cruz o algo que identifique el lugar. En otros sitios hay dos o tres personas enterradas bajo la misma cruz. Necesitaríamos un cementerio de varios pisos para enterrar todos nuestros muertos.” — Un miembro de la comunidad. Departamento de Norte de Santander
  • La mayor parte de la gente que huye trata de instalarse primero en pueblos de las áreas rurales o municipios de mediano tamaño. Ante la falta de oportunidades o la repetición de las amenazas, muchos acaban trasladándose a ciudades grandes. En forma lenta pero continua, los suburbios marginales han ido creciendo en las periferias de casi todas las ciudades del país. Los colombianos los llaman barrios de invasión, lo que, de algún modo, enfatiza la idea de que sus habitantes son intrusos al margen de la ley, y no necesariamente bienvenidos. Fuera de la vista y lejos de las preocupaciones del resto de los colombianos, aquellos que huyen de la violencia luchan por reconstruir sus vidas en los “barrios de invasión”.
  • “ Regresar a casa, volver a tierra de uno, es otra forma de desplazamiento. Cuando salí de mi pueblo, tenía una finquita, tenía mis campos de maíz, yuca y otras cosas. Tenía mis animales, mi familia, mi hogar, mi vida. Pero ahora que volví no encontré nada, todo se ha perdido. Odio decir que soy desplazado pero es la verdad... Soy desplazado de nuevo. ¿Y sabe qué? Esto es peor que antes. Antes por lo menos podía soñar con el retorno, eso me daba esperanza, me impulsaba hacia adelante. Ahora hasta eso se ha ido...” — Miembro de una comunidad retornada
  • Salud mental advocacy

    1. 1. Médicos Sin Fronteras es una organización médica internacional, independiente de ayuda humanitaria. Aporta su ayuda a las poblaciones en situación precaria, a las víctimas de catástrofes de origen natural o humano y de conflictos armados , sin discriminación de raza, sexo, religión, filosofía o política
    2. 4. <ul><li>Quinta década de conflicto armado. </li></ul><ul><li>Desplazamiento interno ha alcanzado los 3.7 millones desde el año 1985. </li></ul><ul><li>Masacres, ejecuciones, intimidación y el consiguiente miedo colectivo son una parte ineludible de la vida cotidiana para quienes viven en áreas afectadas por el conflicto </li></ul>LA VIOLENCIA EN COLOMBIA
    3. 5. Vivir con miedo en Saiza: Fotos Stephan Vanfleteren
    4. 6. LA VIOLENCIA EN COLOMBIA <ul><li>En el 2000 la tasa mundial promedio de homicidios era de 8.8 por 100.000…siete veces mayor que la tasa mundial. </li></ul><ul><li>Tasa de homicidios en hombres entre 15 y 44 años alcanza la alarmante cifra de 221 por 100,000 en 2004. </li></ul><ul><li>La violencia se ha convertido en la principal causa de muerte en mujeres entre 15 y 39 años (17 por 100,000), superando a la tasa de mortalidad relacionada con el embarazo y el parto en 2004. </li></ul>
    5. 7. Vivir con miedo en Saiza: Fotos Stephan Vanfleteren
    6. 8. Efectos de la Violencia <ul><li>Los efectos del conflicto armado en la población civil van más allá de las estadísticas y el diagnóstico médico. </li></ul><ul><li>El aspecto más preocupante del conflicto es la forma en la cual la violencia se ha insertado en el tejido social, y en cada aspecto de la vida cotidiana. El impacto más negativo del conflicto se evidencia en la salud mental y la calidad de vida. </li></ul>
    7. 9. Vivir con miedo en Sincelejo: Fotos Stephan Vanfleteren
    8. 10. Salud Mental <ul><li>El Estudio Nacional de Salud Mental de 2003 muestra una prevalencia de 16% de desórdenes mentales de cualquier tipo en la población general pero no se incluyó el análisis de riesgo y vulnerabilidad excluyendo a la poblacíon afectada por el conflicto </li></ul><ul><li>En 2004 MSF encontró un prevalencia del 27.6% de desórdenes mentales en 13 barrios de invasión de Sincelejo </li></ul>
    9. 11. Salud Mental <ul><li>NO existen servicios de aténción en salud mental para la población rural ni para la población desplazada que incluya la atención individual. </li></ul><ul><li>Colombia NO tiene un Plan de Atención en Salud Mental. </li></ul><ul><li>Dentro del SGSSS los profesionales de I y II Nivel de atención no tienen la capacitación para resolver los problemas en Salud Mental </li></ul>
    10. 12. Un sufrimiento intenso y prolongado SI reduce significativamente la calidad de vida y la capacidad de funcionamiento cotidiano.
    11. 13. Salud Mental <ul><li>22-29% Problemas Familiares </li></ul><ul><li>3-18% Ansiedad </li></ul><ul><li>15-20% Depresión </li></ul><ul><li>3-12% PTSD </li></ul><ul><li>3-10% Violencia Intrafamiliar </li></ul>
    12. 14. Alta incidencia de trastornos psicosomáticos asociados con el estrés generado por el conflicto armado
    13. 17. Vivir con miedo en Sincelejo: Fotos Stephan Vanfleteren
    14. 18. Vivir con miedo en Saiza: Fotos Stephan Vanfleteren
    15. 19. LA EXPERIENCIA DEL RETORNO: Volver a la nada <ul><li>El ciclo de violencia colombiano frecuentemente transforma las promesas del retorno en otra etapa de desplazamiento y amenazas renovadas. </li></ul><ul><li>Mas allá de la lucha por sobrevivir a la violencia dominante, quienes fueron desplazados y los que retornaron tienen que lidiar con la escasez de la ayuda disponible, muy limitada en plazos y cantidad. </li></ul><ul><li>En la medida en que las zonas de retorno siguen siendo peligrosas, las posibilidades de que los servicios de salud se extiendan a esas comunidades es remota. </li></ul>
    16. 20. LA EXPERIENCIA DEL RETORNO: Volver a la nada <ul><li>El retorno de los desplazados a sus comunidades de origen es a menudo visto como un desarrollo positivo, el fin de las privaciones y el estigma del desplazamiento, y el retorno a la normalidad para las familias involucradas. </li></ul><ul><li>Aunque este puede ser el caso para algunos, la experiencia de MSF indica que el retorno es por lo general una experiencia traumática en la cual perduran inestabilidades. </li></ul>
    17. 21. Vivir con miedo en Saiza: Fotos Stephan Vanfleteren Será que se me olvidó algo?
    18. 22. La violencia es sin dudas el problema de salud pública más urgente del país.
    19. 23. Se necesitan mayores esfuerzos para extender la ayuda humanitaria y médica a aquellos que son desplazados como consecuencia del conflicto Colombiano
    20. 24. Los programas dirigidos a la asistencia de desplazados y a las comunidades que regresan a sus tierras, NO llegan a identificar lo complicado de los retos que enfrentan los más vulnerables
    21. 25. Es necesario prestar más atención a las dificultades que que enfrentan las comunidades que regresan a sus tierras, y una mayor inversión, dirigida a sus necesidades sociales y de salud durante este período inestable y traumático.
    22. 26. La capacidad de servicios de salud en áreas rurales y urbanas para aquellos afectados por el conflicto son insuficientes para enfrentar las necesidades que esta población sufre.
    23. 27. Colombia NO tiene un Plan de Atención en Salud Mental.
    24. 28. Se debe reconocer y dar más prioridad a la salud mental, de esta manera se podrá proveer ayuda psicológica y psiquiátrica básica a las víctimas del conflicto Colombiano
    25. 29. http://www.msf.org/source/countries/americas/ colombia/2006/report/Vivir_Con_Miedo.pdf

    ×