CAMPAÑA A FAVOR DEL SILENCIO EN LA
BIBLIOTECA
La campaña consiste en una serie de
carteles alusivos al silencio y a unos
marcapáginas con frases que grandes
personajes ...
Aunque el objetivo final es lograr que el
ambiente de silencio sea permanente, está
previsto relanzar la campaña en las
ép...
La biblioteca debe seguir siendo un
espacio donde mande el silencio y todos,
tanto de los usuarios como del personal
que t...
El Sistema de Bibliotecas ha implementado, desde hace
ya varios años, distintas campañas bajo el lema de
“Cultura Bibliote...
El Sistema de Bibliotecas es consciente de
la dificultad que significa obtener
excelentes resultados de las campañas en
pr...
Por alguna extraña razón, el silencio está
expulsado de la república de nuestras
vidas. La bulla debe llenar los momentos
...
. Cuesta decirlo así, pero la realidad es
que en las bibliotecas nos resistimos a
admitir como normal lo que, grosso modo,...
Por todo lo anterior, entonces, y tratando
siempre de tener éxito en nuestras
campañas y propósitos tendientes al
bienesta...
La implementación del reglamento del
Sistema de Bibliotecas está justificado y se
explica porque en varios años en los
cua...
El reglamento tendrá una amplia difusión
por distintos medios universitarios y
también en diversos soportes: papel,
intern...
Todo lo anterior está exclusivamente
encaminado a mejorar el ambiente de
estudio y de trabajo en las bibliotecas,
conscien...
Campaña a favor del silencio en la biblioteca
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Campaña a favor del silencio en la biblioteca

1.174 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.174
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
45
Acciones
Compartido
0
Descargas
3
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Campaña a favor del silencio en la biblioteca

  1. 1. CAMPAÑA A FAVOR DEL SILENCIO EN LA BIBLIOTECA
  2. 2. La campaña consiste en una serie de carteles alusivos al silencio y a unos marcapáginas con frases que grandes personajes de la historia, como Pitágoras, Schiller o Nietzsche han dedicado a este valor en alza, cada día más difícil de disfrutar.
  3. 3. Aunque el objetivo final es lograr que el ambiente de silencio sea permanente, está previsto relanzar la campaña en las épocas de exámenes, en las que el uso masivo de las bibliotecas obliga a todos a esforzarse por una mejor convivencia.
  4. 4. La biblioteca debe seguir siendo un espacio donde mande el silencio y todos, tanto de los usuarios como del personal que trabaja en ellas, deben responsabilizarse de su mantenimiento.
  5. 5. El Sistema de Bibliotecas ha implementado, desde hace ya varios años, distintas campañas bajo el lema de “Cultura Biblioteca”, mediante las cuales quiere persuadir a sus usuarios acerca de lo que significa usar bien una biblioteca, es decir, hacer el mayor silencio posible, transitar ordenada y pausadamente por los espacios bibliotecarios, tratar bien los materiales bibliográficos, los muebles y demás elementos allí utilizados, además de ser, en lo posible, usuarios autosuficientes que sepan emplear las herramientas bibliográficas básicas para su estudio y sus investigaciones
  6. 6. El Sistema de Bibliotecas es consciente de la dificultad que significa obtener excelentes resultados de las campañas en pro de la “Cultura Biblioteca”, dadas las características de las costumbres de nuestras ciudades, en las cuales impera cierta imposición de la bulla por doquier, desde los centros donde naturalmente se aglomeran públicos diversos, hasta los barrios y casas, el transporte público y los festejos, en los cuales los equipos de sonidos en altos decibeles, la carencia casi completa de privacidad y las voces en altos tonos es una constante.
  7. 7. Por alguna extraña razón, el silencio está expulsado de la república de nuestras vidas. La bulla debe llenar los momentos en que, ocasionalmente, la soledad debe encontrarse con nuestros pensamientos o nuestras tareas cotidianas. Es por ello, tal vez, que los frutos que hemos recogido en todos estos años con las campañas mencionadas no son muy abundantes, a pesar de lo cual no cejaremos en el trabajo que en ese sentido nos corresponde.
  8. 8. . Cuesta decirlo así, pero la realidad es que en las bibliotecas nos resistimos a admitir como normal lo que, grosso modo, acurre en el resto de la Universidad: el entendimiento de que los espacios públicos son espacios donde no tiene por qué haber un mínimo de orden ni de respeto por los derechos y la intimidad de los demás, y la aglomeración sin gusto ni estética de todo aquello que está justificado porque es lo que nos sirve para “buscarnos la vida”.
  9. 9. Por todo lo anterior, entonces, y tratando siempre de tener éxito en nuestras campañas y propósitos tendientes al bienestar de los usuarios del Sistema de Bibliotecas, la institución ha implementado el Reglamento interno para la utilización de los recursos y servicios del Sistema de Bibliotecas ,en el cual quedan consignadas las normas básicas de comportamiento, y al cual es obligatorio que todos nos acojamos: estudiantes, empleados, profesores y usuarios en general. Como es natural en todas las instituciones respecto a los reglamentos que las rigen, el no cumplimiento de las normas allí planteadas acarrea acciones correctivas relacionadas con los derechos que adquirimos al ser usuarios activos.
  10. 10. La implementación del reglamento del Sistema de Bibliotecas está justificado y se explica porque en varios años en los cuales hemos emprendido diversas campañas tendientes al mejoramiento de la convivencia y del ambiento de estudio, como ya se ha anotado, el éxito de dichas campañas ha sido relativamente escaso, contando más bien con el empecinamiento en actuaciones que, permanentemente, perturban las condiciones mínimas de estudio, de investigación y de trato con las bibliotecas en su conjunto.
  11. 11. El reglamento tendrá una amplia difusión por distintos medios universitarios y también en diversos soportes: papel, internet y voz. Algunos actores, incluso, realizarán actuaciones ante públicos universitarios en las distintas sedes. Y como se ha hecho costumbre, exitosamente, con algunas reglamentaciones y normas de convivencia en la ciudad por parte de autoridades municipales y departamentales, el reglamento del Sistema de Bibliotecas, tendrá un tiempo determinado de aplicación pedagógica, después del cual se implementarán las acciones correctivas correspondientes con las faltas, en la medida en que ello se haga necesario.
  12. 12. Todo lo anterior está exclusivamente encaminado a mejorar el ambiente de estudio y de trabajo en las bibliotecas, conscientes de que tenemos la obligación de hacer de ellas lugares acogedores y silenciosos, aptos para la lectura, el estudio y la investigación, con la colaboración de todos los públicos universitarios, con el apoyo de todos nuestros usuarios, quienes serán los primeros beneficiados de contar con bibliotecas cada vez mejor dotadas, con buenos recursos académicos y tecnológicos

×