ANÁLISIS DE DEPARTAMENTOS INFANTILES       El haber participado en los departamentos infantiles de la Iglesia Adven-tista ...
El segundo departamento en el                                        cual se realizó participación de observa-            ...
Por último se realizó la práctica de observaciones en el departamento de prima-rios I, con niños de seis a ocho años. En e...
Por último, en el departamento de primarios pude aprender que los niños tienenun gran entusiasmo por realizar todo tipo de...
Referencias bibliográficasFitzgerald, H. (1981). Psicología del desarrollo el lactante y el preescolar.             México...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Análisis de departamentos infantiles

447 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
447
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
8
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Análisis de departamentos infantiles

  1. 1. ANÁLISIS DE DEPARTAMENTOS INFANTILES El haber participado en los departamentos infantiles de la Iglesia Adven-tista del Séptimo Día fue de gran beneficio, debido a que por medio de las ob-servaciones realizadas en estos departamentos se podía aplicar lo aprendidoen clase y corroborar lo que se había leído en libros de diversos autores. Encada departamento se buscó observar lo siguiente: desarrollo cognitivo, desa-rrollo social y desarrollo físico y motor. El primer departamento al que se asistió fue al de Cuna II A, donde hab-ía niños de las edades de uno a dos años.En este departamento se tuvo la di-cha de observar como los niños aún son dependientes de sus madres, es laedad en que todo imitan, crecen de manera rápida y el desarrollo de su lengua-je cada vez va aumentando con lo que se les enseña en éste departamento ycon lo que aprenden en casa de los padres. Esto coincide con lo que diceWendkos (2001), quien comenta que durante los primeros tres años de vida losfactores ambientales influyen para el desarrollo motor del niño. Respecto aldesarrollo cognitivo y de lenguaje Fitzgerald (1981) menciona que el hogarpuede afectar en gran medida la inteligencia y la fluidez de las palabras del pe-queño. Shaffer (2000) y Wendkos (2001) coinciden en que durante los niñosson sumamente sociables sin distinción de género.
  2. 2. El segundo departamento en el cual se realizó participación de observa- ción fue en el de infantes II, donde abar- caba a niños entre cuatro y seis años; durante la estancia en este departamento se pudo observar que los niños a esta edad son más altos y ligeros que las ni-ñas, esto mismo, fue afirmado por Watson (1981) y Wendkos (2001). Respectoal desarrollo motor, Shaffer (2000) comenta que a esta edad los pequeños tie-nen mayor control de sus habilidades motoras finas y gruesas y tienen un grancontrol ojo-mano.Otra cosa interesante que se analizó fue que las niñas sonmás sociables que los niños, ellas opinan más y tienen mayor entusiasmo enser partícipes de las diferentes actividades que se realizaban en este departa-mento, esta parte de socialización puede ser comparada con la afirmación querealiza Hartup (1996), los niños buscan que sus amigos sean de la mismaedad, sexo y que tengan intereses en común. También nos dimos cuenta deque los niños comienzan a asistir solos a este departamento, por lo tanto esaquí donde ya son el reflejo de lo aprenden en casa en la manera de hablar,expresarse, comportarse, etc., Fitzgerald (1981) comenta que lo más importan-te en el desarrollo social del niño es la estructura de la familia.
  3. 3. Por último se realizó la práctica de observaciones en el departamento de prima-rios I, con niños de seis a ocho años. En este departamento se pudo ver que tantocomo niños y niñas son activamente participativos, su lenguaje está sumamente des-arrollado, su desarrollo físico de acorde a su edad y es de manera paulatina, sus habi-lidades motoras gruesas están en gran medida desarrolladas, y algo interesante esque su pensamiento ya es de manera lógica. Cada una de estas observaciones coin-cide con los comentarios que realizan los diferentes autores. Wendkos (2001) comentaque a esta edad los niños son más independientes, y que es en esta edad donde se vemuy marcada la diferencia de género, las niñas en un lado y los niños por otro. Watson(1981) dice que a esta edad es donde se nota con diferencia más marcada el desarro-llo físico de las niñas a comparación con el de los niños. Aplicación personal: Haber participado en estos departamentos infantiles fue de gran beneficio paramí. Aprendí a comprender y a comunicarme con mayor facilidad con niños de diferen-tes edades, a ponerme a su nivel y a tratar de ver el mundo de manera en como elloslo ven, comprendí la importancia de la paciencia. El haber estado en el departamento de cuna me enseñó la labor tan importanteque realizan nuestros padres sobre nosotros, en especial la madre, como lo mencionaWhite (1890), quien es la encargada principal de inculcar sobre el pequeño la educa-ción y los principios que lo regirán de grande. En el departamento de infantes pude observar la gran imaginación que tienenlos niños, esa imaginación que te contagia y te inspira a querer alcanzar todos tussueños.
  4. 4. Por último, en el departamento de primarios pude aprender que los niños tienenun gran entusiasmo por realizar todo tipo de actividades, y por lo tanto debe de apro-vecharse eso para encaminarlos por el bueno camino. La estancia en cada departamento me ayudo a crecer de manera profesional,pero sobre todo de manera personal; ahora puedo comprender cosas que antes nohubiese imaginado. “Dame los primero siete años de vida de tu hijo, y te diré lo que será en el futu-ro” Wendkos (2001), Fitzgerald (1981) y White (1890).
  5. 5. Referencias bibliográficasFitzgerald, H. (1981). Psicología del desarrollo el lactante y el preescolar. México: El manual moderno.Hartup, W. (1996).The company they keep: Friendship and their developmental significance. ChildDevelopment, 67, 1-13. New York: Cambridge Univer- sityPress.Shaffer, D. (2000). Psicología del desarrollo: del niño y del adolescente. Méxi- co: International Thomson Editores.Watson, R. (1979). Psicología del niño y del adolescente. México: Limusa.Wendkos, S. (2001). Psicología del desarrollo. Colombia: Mcgraw-hill Interame- ricana.White, E. (1890). La Conducción del Niño. Estados Unidos de América: Maun- tain.

×