LA ABUELA TINA Y SU PERRO NIEVE
Érase una vez una abuelita, a la que todos conocían como Tina. Ella vivía en una vecindad ...
La abuela tina era una persona que gozaba de muy buena salud, pero un día la abuelita se sintió
decaída como si estuviera ...
El perro de la abuela Tina también se veía muy triste al no tener a
su compañera haciéndole cariño como siempre, no se esc...
Lucia y Juana conmocionada por lo que su
madre les estaba contando y con lágrimas
en sus ojos le dijeron a su madre que en...
Cuento la Abuela Tina y su Perro Nieve
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Cuento la Abuela Tina y su Perro Nieve

532 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
532
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3
Acciones
Compartido
0
Descargas
2
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Cuento la Abuela Tina y su Perro Nieve

  1. 1. LA ABUELA TINA Y SU PERRO NIEVE Érase una vez una abuelita, a la que todos conocían como Tina. Ella vivía en una vecindad muy reconocida de la población de Carora donde el medio de vida era la fabricación de cestería, artesanía y alfarería. Las mismas eran fabricados con recursos de la misma zona, la abuela Tina tenía un perro de color blanco llamado nieve el cual tenia dos años con ella, fue un regalo que le hizo una comadre que vivía en la población de Curarigua quien lo quería mucho porque era muy inteligente y juguetón, Ella también vivía con dos hijas de nombre Juana y Lucia, la primera es la mayor de las hijas de la abuela Tina y se dedica a su cuidado, y Lucia es la segunda, quien se dedica a trabajar para llevar el sustento a la casa. La abuela tina no concibió más hijos, pero en su vecindario donde ella vivía había muchos niños que ella los quería como si fueran sus propios hijos y los niños también sentían un gran afecto y cariño por la abuela Tina. La abuela Tina era muy reconocida y querida por todos los vecinos y los niños, era una persona que le gustaba compartir con los demás lo poco que tenía. Ella era de espíritu muy contento, alegre, se la pasaba contando chistes, cuentos e historias de su antepasado a los niños. Ella siempre le gustaba colocarse un gorro blanco y unas botas blancas en sus pies porque siempre decía que el frio entraba por la cabeza y los pies.
  2. 2. La abuela tina era una persona que gozaba de muy buena salud, pero un día la abuelita se sintió decaída como si estuviera enferma, cambió su semblante y su estado de ánimo, no era la misma abuela que le gustaba reír, jugar y contar chistes; los niños, se sintieron tan tristes con el cambio repentino de la abuela Tina, por ser niños no entendían en realidad que le sucedía a la abuela Tina. Así permaneció durante varios días, ya el médico la visitó y le mandó unas medicinas para que se recuperara. La abuela cumplió el tratamiento que le mando el medico con la ayuda de todos sus amigos y sus dos hija, pero a pesar de todo esto la abuela no se le veía mejoría al contario empeoro su salud, se puso tan mal que quedo como si estuviera dormida, sin uso de razón. Todos muy preocupados y asustados llamaron al doctor para que la viniera a revisar luego de examinarla, el doctor no dio noticias muy alentadoras, indico que no podía hacer nada por la abuela, porque ella había entrado en un estado de coma. “Pregunta Lucia doctor ¿Qué es eso? Explíquenos, y el doctor dijo que ella permanecerá así como si estuviera dormida y él no les podía asegurar que despertaría algún día, porque hay personas que duran años en así como esta la abuela y despiertan, pero hay otros casos que indican que nunca despiertan del coma. Así también les dijo que mantuvieran la fe y que confieran en dios, que tal vez podía despertar, como era una persona que fue muy saludable tendría muchas posibilidades que despertara”. El silencio irrumpió en la habitación de la abuela tina al escuchar esta noticia tan triste para todos, desde ese día en la casa de la abuela se sentía un silencio, sus hijas estaban tan tristes que todos los días la pasaban llorando, por otra parte los niños extrañaban tanto a la abuela tina que ya no se veían jugar como siempre en la calle, como habitualmente lo hacían todos los días.
  3. 3. El perro de la abuela Tina también se veía muy triste al no tener a su compañera haciéndole cariño como siempre, no se escucha latir y tampoco se veía jugando por toda la casa con cualquier cosa como el solía hacerlo. Así pasaron varios meses que la abuela Tina estaba en cama sin despertar, cada uno de estos días que la abuela permaneció en cama sin despertar y sin hacer ningún movimiento, su perro nieve subía a su cama todas las mañanas y se le acostaba en un lado de la cabeza y allí permanecida durante mas de tres horas, nieve hacia esto todos los santos días de cada mañana, de esta forma era que el le manifestaba a su ama que la extrañaba y la necesitaba. Después de un tiempo, un gran día en la mañana cuando todo el ambiente se veía alegres, los pajaritos cantaban muy contentos sin cesar: la abuela Tina dio una gran sorpresa a todo el mundo, despertó de aquel sueño tan profundo en el que permaneció varios meses, abrió sus ojos inesperadamente y mirando a todos lados de la habitación preguntó a sus hijas ¡donde está el señor de blanco! Contesta Lucia toda emocionada ¿cual señor mama?, y la abuela le contesta todavía un poco débil, el señor que todas las mañanas llegaba a mi cama y me hablaba al oído diciéndome que todo estaba bien y que nunca me iba a abandonar.
  4. 4. Lucia y Juana conmocionada por lo que su madre les estaba contando y con lágrimas en sus ojos le dijeron a su madre que en la habitación nunca entró ningún señor vestido de blanco, que el único que entraba todas las mañanas a su habitación era nieve su perro, allí subía a su cama y se le acostaba en un lado y permanecida allí por mas de dos horas. La abuela Tina al escuchar esto soltó en llanto de felicidad, dándole gracias a Dios por haber permanecido al lado de ella durante todo este tiempo y que su intermediario para representar su mensaje haya sido su tan querido perro nieve. Luego de todo esta emoción empezaron a llegar todos los vecinos, amigos y en especial los niños quienes al ver a la abuela Tina recuperada salvan de alegría y cantaban en coro “rúa rúa ahh la abuela tina no se va” así todos se sintieron felices y la abuela Tina siguió contando cuentos a todos su niños y siempre cuenta la historia de su perro nieve agradeciéndole por que la salvo y siempre permaneció a su lado y nunca la abandono. “Siempre se ha dicho que los perros son los mejores amigos de los humanos, porque hasta en los momentos difíciles están presentes y no te abandonan y Dios está presente en todas partes y nunca te abandona el se puede manifestar en todo ser vivo ya sea personas o animales”.

×