ANÉCDOTAS  DE 5º  A
JUGANDO AL ESCONDITE  (Ibtisam) Esta anécdota me ocurrió cuando tenía cuatro años, todavía no había venido a España. Estab...
JUGANDO AL ESCONDITE  (Ibtisam)
UN DÍA DE PLAYA  (Eva) Un día muy caluroso de verano me fui con mi familia a la playa .Me fui con mi padre a bañarme al ag...
VISITA A LA EXPOSICIÓN  ( Mª José P. ) Me perdí en el Palacio de Bellas Artes. Yo tenía cuatro años.  Fuimos a una exposic...
LA SED  (Mª José T.) Cuando yo tenía dos años me fui con mi primo a la huerta de mi abuelo a montar a caballo. El caballo ...
UN DÍA ESPECIAL (Noelia) Un día de verano, yo estaba muy tranquila sentada en el sofá. De pronto sonó el teléfono, era mi ...
UN DÍA ESPECIAL Continuación (Noelia) Cuando terminamos de comer nos montamos en un tren que daba vueltas por allí para qu...
EL ABUELO MOTORISTA  (José Ramón) Una tarde iba con mi hermana caminando hacia casa. De pronto, apareció un anciano montad...
EL ANILLO  (Estefanía) Era un día que fui a una tienda de ropa y entré con un anillo de plata que aún tenía la banda magné...
EL RISITAS  (Paola) El año pasado fui al Rocío con mis padres y mi hermano. Después de un largo y duro camino, en el que u...
LA INUNDACIÓN (Cinta Andrea) Era de noche, estábamos mi familia y yo en la casa de mi abuela. Estaba lloviendo a cántaros,...
FELIZ CUMPLEAÑOS  (Manal) Hola amigos, esto que os voy a contar es de cuando tenia nueve años. Era mi cumpleaños y me habí...
LA DIFERENCIA  (José Miguel) Una vez que fui al circo con mi abuelo, y vimos un animal. Yo le dije  a mi abuelo que era un...
EN PORTUGAL (María) Un día en la feria medieval de Sagres (PORTUGAL) cuando estaba jugando con mi amigo Fran y con un niño...
EN PORTUGAL (María) Continuación Al fin salimos de allí y otra vez estábamos en el acogedor prado al sol. Nuestro destino ...
EL CHAPUZÓN  (Vanesa) Un día de verano , en Cádiz , fui a echarle de comer a los patos  y peces . Le echamos de comer a lo...
LA CAÍDA  (Andrea S.) Cuando tenía cinco años,como siempre, yo tenía costumbre de subirme en los árboles y coger unas frut...
EL CANGREJO  (Carlos Daniel) Un día de playa mi abuelo estaba cogiendo cangrejos. Al coger uno, le picó con sus pinzas en ...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Impress Anécdotas De 5º A(08-09)

846 visualizaciones

Publicado el

Es una recopilación de las anécdotas escritas por los alumnos de 5º A del curso 08-09.

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
846
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
1
Acciones
Compartido
0
Descargas
4
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Impress Anécdotas De 5º A(08-09)

  1. 1. ANÉCDOTAS DE 5º A
  2. 2. JUGANDO AL ESCONDITE (Ibtisam) Esta anécdota me ocurrió cuando tenía cuatro años, todavía no había venido a España. Estaba jugando al escondite con mi primo. Yo la quedaba y él se escondía. Se escondió tan lejos que yo no podía encontrarle. Entonces fui a buscarle, también muy lejos. No sabía dónde estaba, me di cuenta que me había perdido y me puse a llorar. Busqué la casa de mi primo, pero no la encontré. Por casualidad llegué a mi calle y al lado de mi casa estaba la de mis otros primos. Fui a su casa y les pedí que me llevaran a la casa de mi primo. Me llevaron, allí me encontré a mi madre llorando porque estaba preocupada por mí y creía que me habían secuestrado. Entonces le expliqué todo a mis padres y nunca me volví a perder, ya me sabía el camino de memoria.
  3. 3. JUGANDO AL ESCONDITE (Ibtisam)
  4. 4. UN DÍA DE PLAYA (Eva) Un día muy caluroso de verano me fui con mi familia a la playa .Me fui con mi padre a bañarme al agua, y mi tío se vino conmigo. Pasado un rato mi padre se fue a la sombrilla. Mi tío iba a ir a dar un paseo, y me fui con él. Nos encontramos, a la media hora con una mujer que yo no conocía de nada y me preguntó si yo era Eva María Prieto Vilches, y le dije que sí. Entonces me dijo que me estaban buscando. Y, de repente, sonó mi nombre por megafonía por toda la playa. Mi tío y yo volvimos a la sombrilla y me encontré a mi madre llorando, entonces me abracé a ella y le expliqué todo. -->*Fin*<--
  5. 5. VISITA A LA EXPOSICIÓN ( Mª José P. ) Me perdí en el Palacio de Bellas Artes. Yo tenía cuatro años. Fuimos a una exposición de cuadros. Me perdí en una planta llena de cuadros y de esculturas. Pero dio la casualidad que en esa planta estaba mi prima Tere. Llevaba una ropa como de pintora con un tipo de gorra y una corbata negra. Y por fin mi madre me encontró y me llevó a mi casa y nada más llegar me tomé un tazón de chocolate blanco. fin
  6. 6. LA SED (Mª José T.) Cuando yo tenía dos años me fui con mi primo a la huerta de mi abuelo a montar a caballo. El caballo tuvo sed y cuando empezó a beber en un barreño grandísimo yo me caí del caballo y me tiró al barreño. Salí empapada. fin
  7. 7. UN DÍA ESPECIAL (Noelia) Un día de verano, yo estaba muy tranquila sentada en el sofá. De pronto sonó el teléfono, era mi tía diciendo que se iban al Castillo de las Guardas y que si yo quería ir. Le dije que sí. Mi hermano mayor, Felipe, me escuchó y preguntó que si también podía ir con nosotros. Se lo pregunté a mi tía y me contestó que sí. Mi madre se puso a prepararnos unos bocadillos para almorzar. Cuando vinieron a recogernos en coche mis tíos y mi primo, ya estábamos preparados para irnos. Antes de ir al Castillo de las Guardas paramos en una gasolinera para repostar. Después nos fuimos directamente al Castillo de las Guardas. Cuando llegamos, aparcamos el coche y fuimos a pie a ver los animales. Llegó la hora de almorzar y fuimos a una parte donde había mesas y allí nos sentamos a comer. (continúa)
  8. 8. UN DÍA ESPECIAL Continuación (Noelia) Cuando terminamos de comer nos montamos en un tren que daba vueltas por allí para que las personas vean los animales. Pasamos por donde estaban las cebras y, como estaban sueltas, las podíamos tocar. Los leones estaban abajo entonces los teníamos que ver con los prismáticos. Por la tarde ya volvíamos a San Juan. Mi primo Jesús, y yo nos quedamos dormidos en el coche. Ese día fue un día divertidísimo pues me lo pasé genial.
  9. 9. EL ABUELO MOTORISTA (José Ramón) Una tarde iba con mi hermana caminando hacia casa. De pronto, apareció un anciano montado en una moto, con muy poca estabilidad, que casi nos atropella. Mi hermana y yo tuvimos que seguir caminando por el centro de la calle, porque el abuelo casi se sube a la acera.
  10. 10. EL ANILLO (Estefanía) Era un día que fui a una tienda de ropa y entré con un anillo de plata que aún tenía la banda magnética. Cuando salí empezó a sonar la alarma y mi cara se puso roja como un tomate. La gente se puso a mirarse y entonces me fui. FIN
  11. 11. EL RISITAS (Paola) El año pasado fui al Rocío con mis padres y mi hermano. Después de un largo y duro camino, en el que una mujer se desmayó y nos asustamos mucho, al llegar al Rocío nos encontramos al Risitas. Estaba en la puerta de Isabel Pantoja. Había mucha gente a su alrededor. Me acerqué con mi madre a pedirle un autógrafo. Me hace mucha gracia ese hombre. Me firmó el autógrafo y me hice una foto con él.
  12. 12. LA INUNDACIÓN (Cinta Andrea) Era de noche, estábamos mi familia y yo en la casa de mi abuela. Estaba lloviendo a cántaros, mi padre fue a comprar las cosas necesarias de la casa con mi hermano Fran que tenía 2 años y se le antojó una linterna. Yo tenía 5 años y mi otro hermano solo tenía 8 meses. Nos despedimos de mi abuela y nos fuimos en coche a nuestra casa, ( Los Palmares). El puente estaba inundado y tuvimos que entrar por el otro camino. Se paró el coche. Mis hermanos y yo empezamos a gritar porque todo estaba muy oscuro, nosotros muy asustados y por si fuera poco, el agua entraba por la mitad de la puerta. Mi madre no se lo pensó 2 veces, quitó la silla de mi hermano pequeño y ella con el bebé en brazos nos intentó calmar. Mis padres empezaron a discutir, porque mi padre se quería bajar con nosotros. Pero venían ramas, mucha agua y frigoríficos , que la corriente había arrastrado . Llamaron a los bomberos y a la policía. La policía y los bomberos no veían el camino. Mi padre se dio cuenta de que llevaba la linterna en la guantera y la cogió, sacó la cabeza por la ventana y empezó a hacer señales. Por fin nos vieron. Vinieron los bomberos al coche de 3 en 3 para agarrarse. Primero sacaron a mi hermano pequeño. Después a mi hermano Fran y a mí. Y por último a mis padres. Allí había muchos vecinos entre ellos Ari y Pepi. Durante un tiempo estuvimos saliendo en la tele como primicia.
  13. 13. FELIZ CUMPLEAÑOS (Manal) Hola amigos, esto que os voy a contar es de cuando tenia nueve años. Era mi cumpleaños y me habían regalado una tarta que ponía “Feliz cumpleaños a Manal de parte de toda la familia”. Después llegó el momento de soplar las velas y al hacerlo pedí un deseo: que me regalasen mi animal favorito, una yegua. Entonces mi madre me llevó de compras para gastarme la mitad del dinero que me habían regalado. Había oscurecido un poco y al volverme encontré galopando en círculos, una bonita potra que era huérfana porque su madre había muerto al día siguiente de parir. Desde entonces fuimos las mejores amigas. Ah, y de nombre le puse Ángela. La amo desde lo hondo de mi corazón.
  14. 14. LA DIFERENCIA (José Miguel) Una vez que fui al circo con mi abuelo, y vimos un animal. Yo le dije a mi abuelo que era un leopardo. Mi abuelo me dijo que era un león, fue curioso y ahora sé la diferencia.
  15. 15. EN PORTUGAL (María) Un día en la feria medieval de Sagres (PORTUGAL) cuando estaba jugando con mi amigo Fran y con un niño que se llamaba Rodrigo, fuimos a dar un paseo por un sendero de un campo. Yo quería avisar a mis padres, pero como había la posibilidad de que me dijeran que no, y además Fran y Rodrigo se irían sin mi, no les avisé. Cuando estábamos paseando, había que pasar por la Granja Tenebrosa para cruzar, y al ser tan grande, nos dio un poco de miedo, pero no había otra opción. En ese temible lugar, se escuchaban perros gimoteando de miedo y dolor y me encontré pájaros y ratones estampados en el suelo, aseguro que era muy desagradable. (continúa)
  16. 16. EN PORTUGAL (María) Continuación Al fin salimos de allí y otra vez estábamos en el acogedor prado al sol. Nuestro destino era el Faro Encantado pues marineros y personas habían desaparecido allí. Pero tuvimos que dar la vuelta, ya que era muy tarde; lo peor de todo fue volver a cruzar la Granja Tenebrosa. Al llegar quería que me tragara la tierra; mis padres, toda la asociación,otra empresa y la policía nos estaban buscando. Me llevé un buen broncazo de mi madre, y además con razón. Luego me tomé una tarta de chocolate. Lo mejor de todo fue que al menos no me castigaron y a mi madre no le dio un infarto. Cuando llegamos a casa todo fue mucho mejor. Y al día siguiente no fui al colegio porque me había acostado muy tarde. Hoy me he enterado que Mª José P. venía detrás mía con su primo, pero eso es otra historia.
  17. 17. EL CHAPUZÓN (Vanesa) Un día de verano , en Cádiz , fui a echarle de comer a los patos y peces . Le echamos de comer a los peces y después a los patos . Cuando ya íbamos por la mitad del lago , mi hermana me empujó y me cayó al agua . Yo salí y empecé a correr detrás de ella y no la pude coger .
  18. 18. LA CAÍDA (Andrea S.) Cuando tenía cinco años,como siempre, yo tenía costumbre de subirme en los árboles y coger unas frutas. Mi madre no me dejaba comerlas, pero yo no le echaba cuenta. Una vez, vi a mi tía y por bajarme más rápido para que no me viese me caí del árbol. Cuando entré en la casa todos me preguntaron por qué tenía tantos daños, yo no sabía que responder.
  19. 19. EL CANGREJO (Carlos Daniel) Un día de playa mi abuelo estaba cogiendo cangrejos. Al coger uno, le picó con sus pinzas en la mano. Mi abuelo quería soltar el cangrejo, pero éste no se soltaba. Él estaba quitándoselo y al mirar su mano no se lo vio. Se alegró mucho. Mi abuela lo llama para comer y mi abuelo va. Cuando mi abuela vio el cangrejo en la cabeza de mi abuelo, se asustó. Se tocó la cabeza y allí estaba el cangrejo. Él tiraba del cangrejo que por fin se cansó y cayó en el suelo. Mi abuelo suspiró, se había librado de él.

×