Desarrollo humano, socialización 
Política y formación de ciudadanía 
desde el preescolar 
Álvaro Díaz Gómez* 
Resumen 
El...
culturas muestran las maneras como asumen esto, las formas como han constituido los 
ideales de lo que para ellos es lo hu...
Socialización política 
Pero al hablar desde el punto de referencia de las esferas del desarrollo humano, 
encontramos que...
interpersonales1 y sociales que nos hacen inhumanos, que limitan nuestras posibilidades 
de ser humanos, que frenan nuestr...
muestra el amplio interés que al momento se ha generado frente a formar a los 
formadores de los nuevos ciudadanos. 
A niv...
También se tiene el trabajo realizado por el Instituto Luis Carlos Galán para el 
desarrollo de la democracia, concretado ...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Desarrollo humano, socialización

308 visualizaciones

Publicado el

importante en el proceso de socializaciòn

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
308
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3
Acciones
Compartido
0
Descargas
5
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Desarrollo humano, socialización

  1. 1. Desarrollo humano, socialización Política y formación de ciudadanía desde el preescolar Álvaro Díaz Gómez* Resumen El presente artículo se orienta por una reflexión respecto a opciones para la formación de ciudadanos desde la educación formal en el nivel de preescolar. Para ello, se relaciona con los procesos de desarrollo humano, en particular con la propuesta de esferas, dentro de la cual se encuentra la política. De allí la relación directa que se hace con los agentes, agencias y actividades de socialización, en su perspectiva de socialización política. Presentando experiencias Colombianas desde las cuales se está trabajando en función de la constitución de cultura política y formación de ciudadanía. Palabras Claves Ciudadanía, socialización, política, desarrollo humano, Escuela. El espacio de la escuela Cada vez es más claro y aceptado el papel fundamental que cumplen las instituciones educativas en los procesos de formación de sujetos políticos, pero dentro de éstas, hay unas, aquellas que intervienen en los años más tempranos de educación de los niños y niñas, estas instituciones se conocen genéricamente como LA ESCUELA, teniendo como sus expresiones constitutivas, - para el caso de Colombia- los jardines infantiles Comunitarios, los preescolares y la básica primaria en sus modalidades de públicos y privados, aunque su función, por constitución Nacional, es un servicio público, cualquiera que sea su modalidad. Este genérico denominado ESCUELA complementa la educación que se ofrece en la casa y/o en la calle, según circunstancias particulares que hacen que estas emerjan como los escenarios en los cuales se van concretando los procesos de socialización. (Nómadas, 2001; Herrera, Martha, C. 2001). Desarrollo humano Pero, fundamentalmente, ¿qué es lo que hace la escuela? HUMANIZAR. Ése es mi planteamiento. Desde sus lógicas institucionalizadas la escuela nos ayuda a ser humanos, a superar nuestra condición de animalidad, a cualificarnos en una dimensión única y exclusiva que hemos construido como especie, y que conocemos como lo humano. Lo humano es un rasgo esencial, constitutivo, constituyente y constituido por la cultura. Esto quiere decir que no es algo dado a la manera de un proceso natural, no es heredado, no puede ser clonado, se construye colectivamente desde un deber ser. Las
  2. 2. culturas muestran las maneras como asumen esto, las formas como han constituido los ideales de lo que para ellos es lo humano; sobre ésta base organizan los procesos de socialización que hacen que desde la vida cotidiana se les dé concreción. Por lo tanto, lo humano se va cualificando en dos dimensiones diferentes pero complementarias, en cuanto son unidad e integralidad; son estas: lo humano social en cuanto proyecto colectivo, histórico y cultural; y lo humano individual, en tanto se presenta un proceso de producción y reproducción cultural desde el individuo, quien asume su identidad, diferenciándose de los otros. (Gutiérrez, Martha Cecilia y otros, 2000;) Esferas del desarrollo Reconocer las maneras mediante las cuales se realiza este proceso ha llevado a que se establezcan teorías enmarcadas en lo que se conoce como DESARROLLO HUMANO. Entendemos por éste, el proceso mediante el cual un individuo se va humanizando, se va haciendo sujeto. Este proceso es complejo, por lo que para su análisis se hace una fragmentación de esta totalidad mediante la denominación de esfe-ras del desarrollo humano, siendo estas la madurativa, la cognitiva, la afectiva- erótica, la comunicativa, la social, la ético - moral, la política, lúdico estética, laboral-económica. (Sandoval, Carlos A, 1994) Procesos de socialización Cuando un individuo nace, necesita de otros para hacerse, para ser. Este nace en cuanto biológico, en un entorno cultural, que inmediata y simultáneamente lo va formando, lo va haciendo ser socio-cultural. Así, este ser se lanza al mundo, el mundo en su totalidad inmediata se le ofrece para que lo asuma, para conformarlo y para que éste luego le devuelva, se devuelva, sobre él, transformándolo. Entonces, el individuo nace con su bagaje biológico incluida su carga genética, en un medio cultural que le ofrece un primer espacio grupal llamado familia, para que avance en su proceso de maduración y de madurez. La familia por vía, prioritariamente de su madre, su padre y sus hermanos, o aquellos que cumplen las labores de crianza le ofrecen alimentación y cuidados como especie. Pero, culturalmente hablando, lo más importante que le ofrecen es comunicación, el mundo del lenguaje. Mediante él, lo ubican simbólicamente, le van denotando la realidad, le transmiten la cultura mediante la cual le expresan de determinadas maneras el afecto, para nuestra cultura, lo usual es acariciarla, hablarle, mimarlo, hacerle sonrisas, mostrarle objetos y enseñarle como se llaman, cuál es su uso, colores, texturas, etc., de acuerdo a la edad del niño o ia niña. Así el niño y la niña van aprendiendo y expresando lo que su medio familiar cultural les ofreció, todo lo que ellos hacen es expresión de quienes han interactuado con ellos educándolos. Nosotros, en cuanto educadores, somos el espejo de ellos y ellos son el espejo nuestro, pues nos permiten reconocer los ambientes, discursos, y prácticas en los que ha vivido. A todo este proceso se le conoce como SOCIALIZACIÓN.
  3. 3. Socialización política Pero al hablar desde el punto de referencia de las esferas del desarrollo humano, encontramos que unas de ellas, constitutivas del proceso general de socialización, son las esferas políticas y la ético - valoral- moral al. Que son objeto de la mirada específica cuando de investigar o formar desde la socialización política se trata (Barreto, Juanita, 1996; Castillo, Elizabeth, 2001). No estamos diciendo que las otras esferas desarrollo no incidan y jueguen papel importante en este proceso, pues ya hemos hecho la advertencia sobre la integralidad e interdependencia de estas. Se trata, es, de una intencionalidad analítica, en perspectiva vinculante con la totalidad. Proponemos, entonces, considerar la socialización política como el proceso mediante el cual se interiorizan y exteriorizan las esferas del desarrollo político y ético moral, en relación integral con las esferas madurativa, cognitiva, afectiva- erótica, comunicativa, lúdico estética y laboral- económica. Miradas al concepto de ciudadanía Mediante la socialización política nos vamos constituyendo como sujetos políticos, cualidad característica y distintiva del ciudadano, de la ciudadanía. Ésta es entonces una cualidad política de hombres y mujeres, quienes en un contexto cultural se asumen como plurales, distintos, por lo que requieren procesos mediante los cuales ponerse de acuerdo sobre sus diferencias, colocar en común sus coincidencias y obtener consensos para la convivencia. Ser ciudadano, es vivir la vida en su dimensión ético, valoral y moral, donde se reconocen límites a nuestro quehacer individual, reconocemos los límites y potencialidades de la libertad propia y ajena, para buscar escenarios, discursos y prácticas de convivencia social. (Díaz, G, Álvaro, 2000; 1998) La ciudadanía y su relación con la democracia Son la ciudadana y el ciudadano, entonces, quienes le dan razón de ser a la democracia, ellos son sus protagonistas, sus actores, la unidad básica de dinamización de esta, ya sea en su acepción de la democracia como forma de gobierno, que se expresa en el planteamiento, ya de sentido común, mediante el cual se considera que aquella es «el gobierno del pueblo», o en su acepción de la democracia como estilo de vida, donde se asume que ésta hace referencia a las maneras mediante las cuales se busca vivir en medio del conflicto, de la diferencia y de la heterogeneidad, lo que implica no perder el vista a las minorías, sino asumirla en los procesos de búsqueda de consenso y reconocer que en la vida cotidiana, desde los micro espacios de organización social (familia, amigos, escuela) vamos concretando ya se para su realización o para presentar propuestas, los ideales que en un nivel macro social, orientan a una sociedad. Ser ciudadano, es, entonces, asumirnos como sujetos políticos con deberes y derechos frente a los otros, ya sea en el nivel de lo interpersonal, lo grupal, lo comunitario, lo local, lo regional, lo nacional y lo internacional. Esto trae consigo el hecho de la participación intencional, de la acción social consciente para transformar las relaciones
  4. 4. interpersonales1 y sociales que nos hacen inhumanos, que limitan nuestras posibilidades de ser humanos, que frenan nuestros procesos de humanización. Educación para la ciudadanía Pero, como ser ciudadano no es algo que nos pertenece como herencia biológica, no es algo natural, sino que se presenta como un proceso histórico, cambiante y sobre todo de construcción colectiva de mujeres / hombres quienes de acuerdo a los tiempos que nos corresponde vivir tanto el tiempo que en infinitud tenemos como especie humana, como aquel tiempo finito, que es el propio de nuestra existencia individual -nos proponemos realizar. En cuanto plan y proyecto de humanidad y humanización colectiva y cultural, reproducimos las maneras como se ha sido ciudadano en nuestro pasado más cercano, la forma como es vivido en nuestro presente, pero además, y he aquí un reto, debemos ser productores de nueva formas de asumir la acción ciudadana. Aquí ? educación con su institucionalidad educativa, cumple su función de productora y reproductora cultural, de sostén y amarre de la ideología hegemónica prevaleciente en un momento dado. Desde el espacio que se nos brinda de ser productores culturales mediante los procesos educativos, que son en última, procesos de socialización y desarrollo humano podemos proponer, arriesgar, innovar acciones educativas y de formación ciudadana que se moverán en la tensión entre la tradición y lo nuevo, lo aceptado y las resistencias culturales a lo nuevo, lo instituido y lo instituyente. Cómo educar para la ciudadanía Con lo dicho anteriormente, es claro que no se pueden presentar formulas que permitan responder para su aplicación universal y generalizada «Como hacer» la educación ciudadana, no hay recetas, ni ideas únicas, aunque hay experiencias que en tanto contextualicemos, reflexionemos y ubiquemos en nuestros ámbitos educativos reconoceremos como pistas, ideas orientadoras para desarrollar nuestras propias propuestas, con sus didácticas, discursos y prácticas cotidianas. Hay distintas vías de formación, por lo que sólo plantearé algunas sugerencias para realizar este proceso con los adultos educadores de los niños y niñas de la etapa escolar, así como centrar la propuesta en las maneras como se puede avanzar en las formas de hacerlo con éstos. Qué se está haciendo en educación para la ciudadanía en Colombia. Una rápida mirada Pueden existir los mecanismos de educación formal, donde se presentan procesos universitarios para titulara nivel de pregrado en Licenciatura en Pedagogía Infantil; educación básica con énfasis en ética y valores; filosofía y cultura para la paz; filosofía, ética y valores humanos; filosofía, pensamiento político y económico; así como los respectivos títulos en especialización y maestrías (www.ICFES.gov.co; 2001) Esto
  5. 5. muestra el amplio interés que al momento se ha generado frente a formar a los formadores de los nuevos ciudadanos. A nivel No formal se encuentran seminarios como este sobre «formación de ciudadanos desde el preescolar», organizado por la caja de Compensación familiar de COMPENSAR, en septiembre 1 y 2 del 2001; El primer encuentro de experiencias en conciliación y mediación escolar, organizado por la cámara de comercio de Bogotá, en septiembre 14 y 15 del presente año; Educación para la democracia y socialización política en la escuela, realizado por la Universidad de los Andes, el 6 y 7 de Julio en Bogotá. Como éstos, existen muchas experiencias a lo largo y ancho del país que igual muestran los esfuerzos por avanzar en nuevas formas de formación ciudadana. Complementando lo anterior se encuentran experiencias dinamizadas porONGs, que no tienen la misma publicidad, pero que realizadas con sectores populares y con lo que genéricamente se denomina la sociedad civil forman el acumulado cultural en esta nueva perspectiva de formación para la ciudadanía. También encontramos experiencias como la realizada por la Universidad Católica de Manizales, dentro del proyecto Análisis de Espacios Democráticos en el Ámbito Escolar ( Díaz, Álvaro, 1999) donde se trabajó con veinticinco escuelas de básica primaria del sector urbano en al ciudad de Manizales, realizando procesos de reflexión acción con los niños y niñas de 4 y 5 año de primaria, así como sus respectivos maestros. La Universidad de Manizales y el CINDE, mediante el doctorado en ciencias sociales, niñez y juventud están realizando varias investigaciones y ha hecho públicas ponencias respecto a la formación de ciudadanía, lo público, la socialización política. . . En ésta misma ciudad el Instituto Caldense para el Liderazgo, viene realizando experiencias concretas de formación en democracia y ciudadanía, una de ellas dentro del proyecto «Escuela de Liderazgo y participación ciudadana Circasia -Salento» realizado entre Enero y Mayo del 2001; la otra es una experiencia con jóvenes, denominada: «Juventud y participación ciudadana: prácticas, formación y acciones» proyectada desde el 2001 hasta el 2003 y que se realizará simultáneamente con Brasil, Perú, Francia y Bélgica. Está también la experiencia realizada por la Universidad de los Andes, mediante su programa de formación en educación, donde se han formado docentes y se ha interactuado con niños y niñas en la formación ciudadana. La Fundación Presencia, en Bogotá, igual ha trabajado y producido un material didáctico y una propuesta pedagógica interesante para la formación ciudadana, a la fecha realizan conjuntamente con el periódico El Espectador, el proyecto «PRENSA Y FUTURO PROYECTO CIUDADANO», en Once establecimientos educativos públicos y privados de la ciudad de Bogotá, «En el Heladia Mejía, por ejemplo, el diagnóstico que hicieron los alumnos fue fruto de encuestas, entrevistas y análisis de medios hechos por ellos mismos... se busca que los niños aprendan que la solución de los problemas de sus comunidades no dependen sólo del gobierno, sino que requieren su concurso como ciudadanos» (El espectador, Sábado 25 de Agosto del 2001; pg 10a). El Instituto para la Investigación educativa y el Desarrollo Pedagógico-IDEP, de Bogotá, tiene un material didáctico denominado «, Vida de Maestro. Caja de Herramientas « que contiene cinco cassettes en vídeo, de la serie Francisco el Matemático; tres cassettes en vídeo que muestra cotidianidades de la escuela para realizar su análisis y discusión, así como diez libros que ilustran sobre la vida escolar y la formación de valores.
  6. 6. También se tiene el trabajo realizado por el Instituto Luis Carlos Galán para el desarrollo de la democracia, concretado en libros y cartillas educativas, así como experiencias investigativas sobre la democracia, los valores y la formación ciudadana. Estas, y otras experiencias van conformando de manera formal y por adherencia o mediante sus acciones autónomas la «RED DE PACIFICADORES Y LIDERAZGO CIUDADANO» « La lista sería interminable, pero de ella forman parte organizaciones de derechos humanos como Codhes, Minga, Cinep, Comisión de Justicia y Paz, Programa de Desarrollo y Paz del Magdalena Medio, programa por la paz, Planeta Paz, Andas, Comisión Colombiana de Juristas, Fundación Social, Fundación dos mundos, Fundación país libre, Indepaz, casa de la mujer, Desepaz, Justapaz, ILSA, Gad. Ceda vida, Instituto Popular de Capacitación d Medellín, Comité permanente por la defensa de los Dh, Benpsota, Reiniciar, Progresar, Sembrar y la corporación región, entre otras» (El Espectador- BID, Separata 2001, pg 23) Por último, se encuentra el proceso formativo que desarrolla la Organización de Estados Iberoamericanos para la ciencia y la cultura (O.E.I) específicamente mediante su programa de formación en Valores que en su actual etapa realizará «la cátedra Andina de formación en Valores» coordinada en Colombia por las Universidades Pedagógica Nacional, Pontificia Javeriana y Nacional de Colombia y que busca cualificar a docentes e investigadores en formas de investigación y educación en valores, elementos constitutivos de la ciudadanía. Como se puede reconocer, el interés por la formación ciudadana, la educación para la democracia y la construcción de sociedades democráticas, está al orden del debate y la experiencia ciudadana, mostrándose diferentes y variadas experiencias, para que desde allí se pueda optar por seguir alguno de estos lineamientos o construir nuestra propia innovación, como se haga y cual camino se siga, será también una expresión de ciudadanía. Bibliografía BARRETO, Juanita y PUYANA, V. Yolanda. Sentí que se me desprendía el alma. Análisis de procesos y prácticas de socialización. Bogotá, Editorial Universidad Nacional de Colombia, 1996. CASTILLO, Elizabeth. Socialización Política e institución escolar. En memorias del simposio: . Educación para la Democracia y Socialización Política en la escuela. Bogotá, Universidad de los Andes, 2001 DÍAZ, GÓMEZ, Álvaro. Análisis de espacios democráticos en el Ámbito Escolar. Manizales, Editorial Universidad Católica de Manizales. 1999. DÍAZ, GÓMEZ, Álvaro. La participación de las niñas y los niños y la formación de ciudadanía. Revista SINCRONÍA, Volumen 3, (No. 16), 2000, páginas 34- 45. DÍAZ, GÓMEZ, Álvaro. La socialización política, una mirada psico-sociológica para la comprensión de la constitución de ciudadanía y de sujeto democrático. Ponencia presentada al 8o congreso colombiano de psicología. Santafé de Bogotá abril 30 a Mayo 3 de 1998. EL ESPECTADOR. Los ciudadanos salen del aula. Página 10a, Agosto 25 del 2001 EL ESPECTADOR- BID. El Plan Europeo. ¿Porqué invertir en la Paz de Colombia? Bogotá, Separata. Agosto 2001. GUTIÉRREZ, Martha Cecilia y otros. Desarrollo Humano. Compromiso de todos. , Manizales, Editorial Universidad de Manizales, 2000. HERRERA, Martha Cecilia y DlAZ Carlos Jilmar (compiladores) Educación y Cultura Política: Una mirada multidisciplinaria. Bogotá, Coedición Universidad Pedagógica Nacional, Plaza y Janes editores, 2001.

×