UNIVERSIDAD NACIONAL PEDRO RUIZ GALLO PROGRAMA LEMM – SECCIÓN JAÉN
TUTORIA Y OREINTACIÓN EDUCATIVA PROFESOR Mg WUILMER MAR...
UNIVERSIDAD NACIONAL PEDRO RUIZ GALLO PROGRAMA LEMM – SECCIÓN JAÉN
TUTORIA Y OREINTACIÓN EDUCATIVA PROFESOR Mg WUILMER MAR...
UNIVERSIDAD NACIONAL PEDRO RUIZ GALLO PROGRAMA LEMM – SECCIÓN JAÉN
TUTORIA Y OREINTACIÓN EDUCATIVA PROFESOR Mg WUILMER MAR...
UNIVERSIDAD NACIONAL PEDRO RUIZ GALLO PROGRAMA LEMM – SECCIÓN JAÉN
TUTORIA Y OREINTACIÓN EDUCATIVA PROFESOR Mg WUILMER MAR...
UNIVERSIDAD NACIONAL PEDRO RUIZ GALLO PROGRAMA LEMM – SECCIÓN JAÉN
TUTORIA Y OREINTACIÓN EDUCATIVA PROFESOR Mg WUILMER MAR...
UNIVERSIDAD NACIONAL PEDRO RUIZ GALLO PROGRAMA LEMM – SECCIÓN JAÉN
TUTORIA Y OREINTACIÓN EDUCATIVA PROFESOR Mg WUILMER MAR...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Qué es un trastorno depresivo

323 visualizaciones

Publicado el

ensayo

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
323
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
5
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Qué es un trastorno depresivo

  1. 1. UNIVERSIDAD NACIONAL PEDRO RUIZ GALLO PROGRAMA LEMM – SECCIÓN JAÉN TUTORIA Y OREINTACIÓN EDUCATIVA PROFESOR Mg WUILMER MARLÓN ALBERCA CÓRDOVA ¿Qué es un trastorno depresivo? Todo el mundo atraviesa períodos de tristeza, de soledad o de infelicidad. Los acontecimientos cotidianos, y nuestras reacciones ante ellos, afectan a veces a nuestra paz interior. Así es la vida. Pero cuando estos sentimientos duran semanas o incluso meses, impidiendo que volvamos a adoptar una visión sana de la realidad, es posible que nos hallemos ante una depresión. El trastorno depresivo es una enfermedad que afecta el organismo (cerebro), el ánimo, y la manera de pensar. Afecta la forma en que una persona come y duerme. Afecta cómo uno se valora a sí mismo (autoestima) y la forma en que uno piensa. Un trastorno depresivo no es lo mismo que un estado pasajero de tristeza. No indica debilidad personal. No es una condición de la cual uno puede liberarse a voluntad. El depresivo está enfermo de su voluntad. Los sujetos con un episodio depresivo mayor se presentan a menudo con llanto, irritabilidad, tristeza, rumiaciones obsesivas, ansiedad, fobias, preocupación excesiva por la salud física y quejas de dolor (p. Ej., cefaleas o dolores articulares, abdominales o de otro tipo). Durante un episodio depresivo mayor algunos sujetos presentan crisis de angustia con un patrón que cumple los criterios del trastorno de angustia. En los niños puede presentarse una ansiedad por separación. Algunos sujetos refieren problemas en las relaciones personales, interacciones sociales menos satisfactorias o problemas en la actividad sexual. La consecuencia más grave de un episodio depresivo mayor es la tentativa de suicidio o el suicidio consumado. Los síntomas de un episodio depresivo mayor suelen desarrollarse a lo largo de días o semanas. Antes de que comience puede haber un período prodrómico con síntomas ansiosos y síntomas depresivos leves, que puede durar semanas o meses. La duración de un episodio depresivo mayor también es variable. Lo habitual es que un episodio no tratado dure 6 meses o más, independientemente de la edad de inicio. Causas de la Depresión La depresión puede ser de tipo reactivo (de afuera) o endógeno (de adentro). En el primer caso, constituye la respuesta hacia un estímulo externo que ocasiona duelo -la muerte de un ser querido o la pérdida de un trabajo-; sin embargo, cuando éste no logra superarse, se transforma en depresión y pierde relación con el estímulo inicial. En el segundo caso, se trata de procesos que nada tienen que ver con la realidad, la persona simplemente se deprime sin existir una causa real. Una tercera postura es la que considera que en una depresión pueden estar implicados ambos factores, tanto endógenos comoexógenos, en distintas proporciones en los distintos pacientes. Realmente es difícil encontrar una alteración física que no afecte al estado de ánimo y viceversa. El estado de ánimo y el cuerpo solo se pueden desgajar teóricamente. La base bioquímica y neurofisiológica de ambos tipos, sin embargo, es la misma, siendo el tratamiento farmacológico similar para los dos casos. Aunque no existe ningún antidepresivo que logre efectos antes de tres semanas, y ello parece deberse a la plasticidad del cerebro. Es necesario que el fármaco actúe durante algún tiempo para que las neuronas modifiquen la actividad de los receptores de la membrana, y en ocasiones el enfermo no puede esperar. Al parecer, hay otros factores adicionales que contribuyen a que se desencadene la enfermedad: posiblemente tensiones en la vida, problemas de familia, trabajo o estudio.
  2. 2. UNIVERSIDAD NACIONAL PEDRO RUIZ GALLO PROGRAMA LEMM – SECCIÓN JAÉN TUTORIA Y OREINTACIÓN EDUCATIVA PROFESOR Mg WUILMER MARLÓN ALBERCA CÓRDOVA Sea hereditario o no, el trastorno depresivo severo está a menudo asociado con cambios en las estructuras o funciones cerebrales: Disminución del metabolismo del área pre frontal izquierda del Cerebro. Situación que se normaliza luego de los diferentes tratamientos. Las personas con poca autoestima se perciben a sí mismas y al mundo en forma pesimista. Las personas con poca autoestima y que se abruman fácilmente por el estrés están predispuestasa la depresión. No se sabe con certeza si esto representa una predisposición psicológica o una etapa temprana de la enfermedad. Signos y síntomas El síntoma más característico de la depresión es que el paciente se siente como hundido, con un peso agobiante sobre su existencia, sobre su vitalidad que cada vez lo entorpece más y más para vivir en plenitud. Los síntomas principales que la definen son: 1. Tristeza patológica: Se diferencia de la tristeza, que puede ser un estado de ánimo normal comola alegría, cuando alcanza un nivel tal que interfiere negativamente en la vida cotidiana, tanto en lo social comoen lo familiar y lo sexual. Aparece sin motivos o tras un acontecimiento significativo. Es una sensación muy profunda, arrasadora. Tanto, que el paciente se siente "en baja", tal como si hubiera perdido el sabor, el placer de vivir. Se considera incapaz de brindar amor o afecto, lo cual aumenta sus sentimientos de culpa. Un dato tremendo: el 15% de los deprimidos termina suicidándose. 2. Desgano y anhedonia: el sujeto se torna apático, no tiene ganas de nada (ni siquiera de vivir) y nada le procura placer. La anhedonia es la incapacidad para experimentar placer, la pérdida de interés o satisfacción en casi todas las actividades. 3. Ansiedad: es la acompañante habitual del deprimido, que experimenta una extraña desazón, como un trasfondo constante. Los que la padecen son personas aburridas, malhumoradas, irritables, agresivas. 4. Insomnio: al paciente le cuesta conciliar el sueño y, además, se despierta temprano y de mal talante. En algunos casos, que constituyen minoría, puede presentarse la hipersomnia (exceso de horas de sueño). 5. Alteraciones del pensamiento: imagina tener enfermedades de todo tipo; surgen ideas derrotistas, fuertes sentimientos de culpa, obsesiones. El pensamiento sigue un curso lento y monocorde, la memoria se debilita y la distracción se torna frecuente. 6. Alteraciones somáticas: por lo común surgen dolores crónicos o erráticos así como constipación y sudoración nocturna. Se experimenta una persistente sensación de fatiga o cansancio. 7. Alteraciones del comportamiento: el paciente tiene la sensación de vivir arrinconado, rumiando sus sinsabores. Puede estar quieto, de manos cruzadas, o explotar en violentas crisis de angustia o en ataques de llanto por motivos insignificantes. Le resulta difícil tomar decisiones y disminuye su rendimiento en el trabajo. 8. Modificaciones del apetito y del peso: la mayoría de los pacientes pierde el apetito y, en consecuencia, provoca la disminución de peso. 9. Pérdida del placer: en lo sexual, se llega a la impotencia en el hombre o a la frigidez en la mujer; también disminuye y tiende a desaparecer el contento en el trabajo, en el deporte y en los juegos y otras actividades que anteriormente le eran gratificantes. 10. Culpa excesiva: siente con exceso la carga de una culpa inexistente, lo cual puede desembocar en delirios.
  3. 3. UNIVERSIDAD NACIONAL PEDRO RUIZ GALLO PROGRAMA LEMM – SECCIÓN JAÉN TUTORIA Y OREINTACIÓN EDUCATIVA PROFESOR Mg WUILMER MARLÓN ALBERCA CÓRDOVA 11. Pensamiento suicida: los pacientes presentan una preocupación exagerada por la muerte y alimentan sentimientos autodestructivos. 12. Disminución de la energía: se produce un cansancio injustificado, a veces con variaciones durante el día, muy a menudo más acentuado por la mañana. Las personas afectadas suelen sentirse más fatigadas por la mañana que por la tarde. Niñez, Adolescencia y juventud En el 80 por ciento de los casos,la depresión surgede manera progresiva y gradual. De síntomas inespecíficos y silenciosos, con frecuencia pasa inadvertida incluso para el propio paciente. A veces la desencadena la muerte de una persona querida, el divorcio de los padres, la traición de un amigo, la pérdida del empleo o cualquier otro factor externo desagradable. Incluso, el acné juvenil es una causa frecuente de depresión (muy explicable, por otra parte, ya que a determinada edad la apariencia física es un factor esencial de la autoestima). De acuerdo con un estudio reciente publicado en el British Jornal of Dermatology, casi el 6 por ciento de quienes ven su rostro invadido por granos ha pensado en el suicidio. En otros casos, sin embargo, no hay un motivo aparente para sentirse deprimido: simplemente la persona no tiene ganas de hacer nada, ni de hablar con nadie; llora sin razón y se aísla. En los adolescentes, la depresión suele acompañar ciertos desórdenes de conducta, como anorexia, bulimia, drogadicción, violencia, promiscuidad sexual. La soledad, el egoísmo exacerbado, signo de la cultura moderna, la inseguridad afectiva y el miedo al fracaso disparan la enfermedad. A veces todos los adolescentes se sienten tristes o necesitados. Generalmente, estas emociones son reacciones lógicas a los altos y bajos que se tienen en la vida. Sin embargo, hay adolescentes que se ven envueltos rápidamente en la tristeza y la frustración. Estos adolescentes pueden vivir en un estado que sobrepasa a la tristeza. Cuando las emociones depresivas persisten e interfieren con la habilidad del adolescente de funcionar normalmente. Aproximadamente el 5% de los niños y los adolescentes de la población en general padecen de depresión en algún momento. Entre los adolescentes, las chicas son más propensas a sufrir de depresión que los chicos. Además, la depresión está relacionada estrechamente con el suicidio. En el caso de todos los adolescentes, los síntomas de la depresión tienden a interferir con su desarrollo normal, a interrumpir las interacciones con su familia y a afectar su desempeño escolar. En niños y adolescentes, los episodios de depresión duran de 7 a 9 meses Los niños y adolescentes deprimidos están tristes, pierden el interés en las actividades que les gustaban antes, se critican ellos mismos y creen que otros los critican. No se sienten amados, son pesimistas y se creen impotentes en lo que se refiere a su futuro; piensan que no vale la pena vivir y se podrían presentar ideas de suicidio. Los niños y adolescentes deprimidos frecuentemente se muestran irritables y esa irritabilidad puede generar un comportamiento agresivo. Son indecisos, tienen problemas para concentrarse y no tienen energía ni motivación. Podrían descuidar su apariencia e higiene y sus patrones normales de sueño podrían verse afectados. Perfil de un Niño Deprimido
  4. 4. UNIVERSIDAD NACIONAL PEDRO RUIZ GALLO PROGRAMA LEMM – SECCIÓN JAÉN TUTORIA Y OREINTACIÓN EDUCATIVA PROFESOR Mg WUILMER MARLÓN ALBERCA CÓRDOVA Un niño que jugaba a menudo con sus amigos empieza a pasarse la mayor parte del tiempo solo y pierde interés por todo. Las cosas de las que disfrutaba previamente ya no le dan placer al niño deprimido. Los niños y adolescentes deprimidos dicen a veces que quisieran estar muertos o pueden hablar del suicidio. Los adolescentes deprimidos pueden abusar del alcohol o de otras drogas tratando de sentirse mejor. Los niños y adolescentes que se portan mal en la casa y en la escuela pueden estar sufriendo de depresión sin que nadie se dé cuenta de ello. Los padres y los maestros no se dan cuenta de que la mala conducta es un síntoma de depresión porque estos niños no siempre dan la impresión de estar tristes. Sin embargo, si se les pregunta directamente, los niños algunas veces admiten que están tristes o que son infelices. Un tratamiento comprensivo a menudo incluye ambas terapias, individual y de familia. Puede también incluir el uso de medicamentos antidepresivos. Perfil de un adolescente deprimido La depresión en los adolescentes es más compleja, más fastidiosa y, crecientemente, ubica al paciente en situación de mayor riesgo. Síntomas equivalentes en los adultos: llanto, postura y semblante triste, trastornos somáticos, enlentecimiento de los movimientos, falta de deseo de realizar actividad constructiva. Variaciones en los adolescentes: negación de los sentimientos de tristeza o de desesperanza, actitud y conducta de desamparo pero negación de la misma, quejas de aburrimiento. Síntomas de la conducta: comportamiento agresivo, desobediencia, escaparse, comportamiento provocativo, mal humor, ataques temperamentales. Problemas escolares: deserción escolar, trastornos de la conducta y del aprendizaje, indiferencia al éxito, evitación de los pares y de las actividades grupales. Las pérdidas que más frecuentemente precipitan una depresión aguda en un adolescente son la muerte del padre o madre o de algún otro miembro familiar (importante), divorcio o separación, enfermedad grave u hospitalización de algún progenitor. El tratamiento, que apunta a evitar que la depresión se transforme en una variedad crónica, consiste en reconocer abiertamente el problema y en ayudar al adolescente a manejar su aflicción. En la entrevista, se debe proporcionar información y confianza: 1. El adolescente debe conocer y comprender los motivos –médicos o sociales- de la pérdida o separación. 2. El adolescente debe recibir seguridad de que su vida no continuará siendo una vida con pérdidas. 3. El adolescente deber recibir seguridad de que es amado y/o que merece ser amado y que no se quedará solo. Por supuesto serán necesarias las entrevistas familiares, y puede ser probable llegar a intervenir la vida familiar. A menudo la familia y el adolescente mismocreenque son más capaces de andar solos y de cuidarse a sí mismos, de lo que psicológicamente está probado durante una emergencia. Otras pérdidas, que los adultos con menor probabilidad reconocen como traumáticas, incluso importantes, pueden también precipitar una depresión aguda en un adolescente: rechazo de novio o novia, inicio de la pubertad (que causa pérdida de la imagen corporal), embarazo,
  5. 5. UNIVERSIDAD NACIONAL PEDRO RUIZ GALLO PROGRAMA LEMM – SECCIÓN JAÉN TUTORIA Y OREINTACIÓN EDUCATIVA PROFESOR Mg WUILMER MARLÓN ALBERCA CÓRDOVA sentimientos homosexuales, fracaso en actividades consideradas importantes por el adolescente, rechazo por un grupo de pares. Los sentimientos respecto a tales pérdidas pueden ser ignorados o ridiculizados por adultos a cargo,que tienden a subestimarlos problemas sociales y el alboroto emocional del adolescente. Inseguridad Afectiva Son muchos los jóvenes que son hijos de padres divorciados o separados. Este hecho a veces les infunde un miedo latente a enfrentar los conflictos, porque generalmente las peleas antecedieron al desmembramiento familiar. También podría incentivarle el miedo al fracaso, a no cumplir con las expectativas que ellos mismos (o los demás), se (les) han impuesto. En la raíz de ese temor se halla la sensación de no ser amados; la creencia de que sólo serán apreciados por lo que tienen, por su éxito; y de que serán amados siempre y cuando no defraudenal otro. Los muchachos de hoy se sientencomo en deuda,señalan algunos expertos. Esa actitud va acompañada por la falta de tolerancia hacia las propias debilidades y diferencias, y hacia las de los demás. Los mayores hemos transmitido un tremendo miedo al conflicto, un miedo a la diversidad, Los padres son responsables de todo esto sólo en parte; el fenómeno es cultural, algo que atraviesa a la sociedad entera. Nuestra cultura mide al hombre por lo que aparenta, no por lo que es. Aproximadamente el 5 por ciento de los niños y adolescentes de la población general padece de depresión en algún momento. Los niños que viven con mucha tensión, que han experimentado una pérdida o que tienen desórdenes de la atención, del aprendizaje o de la conducta corren mayor riesgo de sufrir depresión. La depresión tiende a repetirse en las familias. Los niños y adolescente pueden presentar formas enmascaradas de depresión. Fobia a la escuela y apego excesivo a los padres pueden ser síntomas precoces. Otros síntomas pueden tomar la forma de bajo rendimiento escolar, abuso de alcohol u otras sustancias, comportamiento antisocial, promiscuidad sexual, faltas injustificadas a la escuela y fugas del hogar. El comportamiento de los niños y adolescentes deprimidos es diferente al comportamiento de los adultos deprimidos. Los psiquiatras de niños y adolescentes les recomiendan a los padres que estén atentos a síntomas de depresión que puedan presentar sus hijos. TEST DE AUTOEVALUACIÓN PARA LA DEPRESION (TEST DE DEPRESION) Escribir SI o No en el cuadro según convenga a Ud. Por cada enunciado 1. ¿Está usted básicamente satisfecho con su vida? 2. ¿Ha reducido usted muchas de sus actividades y aficiones? 3. ¿Siente usted que su vida está vacía? 4. ¿Se siente aburrido a menudo? 5. ¿Contempla el futuro con esperanza? 6. ¿Le incomodan pensamientos que no puede quitarse de la cabeza?
  6. 6. UNIVERSIDAD NACIONAL PEDRO RUIZ GALLO PROGRAMA LEMM – SECCIÓN JAÉN TUTORIA Y OREINTACIÓN EDUCATIVA PROFESOR Mg WUILMER MARLÓN ALBERCA CÓRDOVA 7. ¿Se siente con buen ánimo la mayor parte del tiempo? 8. ¿Teme que le vaya a ocurrir algo malo? 9. ¿Está contento la mayor parte del tiempo? 10. ¿Se siente indeciso con frecuencia? 11. ¿Está a menudo inquieto y nervioso? 12. ¿Prefiere quedarse en casa antes que salir y hacer cosas nuevas? 13. ¿Está frecuentemente preocupado por su futuro? 14. ¿Nota que su principal problema es elde la mala memoria? 15. ¿Piensa usted que es maravilloso estar vivo en estos momentos? 16. ¿Está desanimado y triste muchas veces? 17. ¿Se siente bastante inútil en estos momentos? 18. ¿Se preocupa mucho por las cosas del pasado? 19. ¿Encuentra la vida muy interesante? 20. ¿Tiene cabeza para idear nuevos proyectos? 21. ¿Se siente lleno de energía? 22. ¿Siente que su situación es desesperada? 23. ¿Piensa que casi todos están mejor acomodados que usted? 24. ¿Se preocupa con frecuencia por pequeña cosas? 25. ¿Siente con frecuencia ganas de llorar? 26. ¿Tiene dificultades para concentrarse? 27. ¿Le resulta agradable levantarse por las mañanas? 28. ¿Prefiere evitar reuniones sociales? 29. ¿Le resulta fácil tomar decisiones? 30. ¿Está su mente tan despejada como de costumbre?

×