DECLARACIÓN DE GUADALAJARA  SOBRE EL DERECHO A LA CIUDAD DE LAS POBLACIONES CALLEJERASLas organizaciones sociales convocan...
4. El país atraviesa por un momento grave donde la seguridad seconvierte en un paradigma sobre el cual las poblaciones que...
en especial de los grupos vulnerables y desfavorecidos, que les confierelegitimidad de acción y de organización,…POR TODO ...
7. Es urgente impedir cualquier operativo actual y futuro de limpiezasocial hacia las poblaciones callejeras; por el contr...
familias; capacitación profesional y preparación para la vida; así comoadoptar medidas para prevenir la violencia contra l...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Declaración Guadalajara Alianza

430 visualizaciones

Publicado el

Declaratoria del 5to. Foro Nacional de Poblaciones Callejeras, organzado por la Alianza Mexicana de Poblaciones Callejeras.
Realizado en Guadalajara, Jalisco, el pasado 4 de noviembre.

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
430
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
40
Acciones
Compartido
0
Descargas
2
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Declaración Guadalajara Alianza

  1. 1. DECLARACIÓN DE GUADALAJARA SOBRE EL DERECHO A LA CIUDAD DE LAS POBLACIONES CALLEJERASLas organizaciones sociales convocantes: la Alianza Mexicana PoblacionesCallejeras, MAMA AC, CODENI AC, Programa Institucional de DerechosHumanos y Paz del ITESO, Departamento de Desarrollo Social de laUniversidad de Guadalajara, Matraca AC, la Red por los Derechos de laInfancia en México, El Centro Interdisciplinario para el Desarrollo SocialIAP, Programa Niños de la Calle IAP, Melel Xojobal AC, El Caracol AC,expertos investigadores y personas reunidas el 04 de Noviembre de 2011en la Ciudad de Guadalajara, en el marco del “5o. Foro Nacional Derechoa la Ciudad de las Poblaciones Callejeras”, expresamos nuestra voz:CONSIDERANDO QUE1. La participación de México en la economía mundial genera condicionespara que las grandes ciudades del país participen de la inversión pública yprivada a fin de competir por tener un lugar entre las mejores ciudadesdel mundo. Sin embargo, estos modernos modelos de ciudad, generanexclusión social entre amplias capas de la sociedad; uno de ellos son laspoblaciones callejeras: niños, niñas, jóvenes, adultos, mujeres, personasde la tercera edad y familias, los cuales carecen de condiciones para elejercicio pleno de sus derechos económicos, políticos, sociales yculturales, consagrados en el Pacto Internacional de los DerechosEconómicos, Sociales, Culturales y Ambientales (PIDESC).2. La reforma Constitucional en materia de derechos humanos incorporanuevas líneas. El Artículo 1º constitucional, menciona que “En los EstadosUnidos Mexicanos todas las personas gozarán de los derechos humanosreconocidos en esta Constitución y en los tratados internacionales de losque el Estado Mexicano sea parte…”. También menciona que “Quedaprohibida toda discriminación motivada por origen étnico o nacional, elgénero, la edad, las discapacidades, la condición social, las condiciones desalud, la religión, lasj opiniones, las preferencias sexuales, el estado civil ocualquier otra que atente contra la dignidad humana y tenga por objetoanular o menoscabar los derechos y libertades de las personas.” Por lotanto la Convención de los Derechos del Niño, la Declaración Universal delos Derechos Humanos, y el PIDESC, se convierten en ley suprema de lafederación; de esta forma las leyes, los actores políticos y sociales estánobligados a garantizar su cumplimiento.3. El Estado Mexicano recibió en junio de 2006 su tercer paquete derecomendaciones y observaciones realizadas por el Comité de losDerechos del Niño de la ONU (CRC)??, en el cual se incluyenconsideraciones particulares para las poblaciones callejeras, las cualesdeberán ser asumidas por los gobiernos en México para el diseño yaplicación de políticas públicas.
  2. 2. 4. El país atraviesa por un momento grave donde la seguridad seconvierte en un paradigma sobre el cual las poblaciones que viven en altaexclusión social son el primer foco de alerta para las autoridades, elresultado: discriminación y criminalización hacia estos gupos sociales.Resulta imperante que bajo la coyuntura actual, con nuevas candidaturaspolíticas –en lo federal y estatal— quienes se postulan, asuman laobligación de aplicar políticas públicas con enfoque de derechos humanos,derechos de la infancia y con perspectiva de género; se requierenpolíticas sociales específicas y de largo aliento para que estas poblacionespuedan gozar de sus derechos básicos, en ese sentido, de forma especialconsiderar a las poblaciones callejeras en el Plan Nacional de Desarrollo.5. Las acciones que los gobiernos han realizado en las tres últimasdécadas no han logrado constituirse en políticas públicas enfocadas a estapoblación; por el contrario, en distintas entidades del país se desarrollanplanes y operativos de “limpieza social,” los cuales tienen como finexpulsar a las poblaciones callejeras. Los programas destinados a laatención de estos grupos, son programas que responden a coyunturaspolíticas, sin presupuesto y carentes de continuidad. Sin considerar losderechos, las acciones gubernamentales se han limitado a la asistencia, lacriminalización o el olvido de los propios organismos responsables de suimplementación.6. Es preocupante la omisión y la invisibilidad de las poblaciones callejerasen el actual marco jurídico de protección a los derechos humanos y dederechos de la infancia, especialmente para el diseño e implementación delas políticas públicas para la infancia y juventud mexicana.7. Lo anterior se agrava porque a nivel nacional y estatal se carece deestudios actuales, sistemáticos y metodológicamente pertinentes, que dencuenta de las situaciones en las que viven las poblaciones callejeras,especialmente la primera infancia y los adultos mayores de nuestro país.8. Es deber del Estado mexicano, coadyuvar con los organismos de lasociedad civil para buscar y generar marcos de garantía de los derechoshumanos para las poblaciones callejeras. Resultan urgentes modelos deatención y prevención con enfoques metodológicos y científicos queprioricen el desarrollo, los derechos y el género.9. Es deber del Estado proporcionar los medios necesarios para que lascondiciones de vida de sus ciudadanos sean las adecuadas y cuenten conlos medios necesarios para una vida digna. Documentos internacionalescomo la Carta mundial por el derecho a la ciudad son esfuerzoscoordinados entre la sociedad civil y el Estado, este documento menciona:El Derecho a la Ciudad es definido como el usufructo equitativo de lasciudades dentro de los principios de sustentabilidad, democracia, equidady justicia social. Es un derecho colectivo de los habitantes de las ciudades,
  3. 3. en especial de los grupos vulnerables y desfavorecidos, que les confierelegitimidad de acción y de organización,…POR TODO ELLO, DECLARAMOS QUE1. El Estado Mexicano está obligado a respetar en el marco de ley, lostratados y convenios internacionales bajo los principios de igualdad y nodiscriminación, para de esta forma garantizar el cumplimiento de losderechos de grupos que históricamente han visto violentados susderechos humanos como las poblaciones callejeras.2. Los distintos niveles de gobierno, los ámbitos legislativo y judicialtienen que cumplir con el principio del Interés Superior del Niño,destinando presupuesto público con enfoque de derechos humanos yperspectiva de género, claramente diferenciado para las poblacionescallejeras, a fin de garantizar la restitución de los derechos de esta parteexcluida de la población.3. Ninguna acción pública que se realice buscando garantizar cualquierderecho humano puede vulnerar otros, es decir, para las poblacionescallejeras esto debe traducirse en políticas y programas que nocriminalicen la pobreza, y que observen los principios de Supervivencia yDesarrollo, fortaleciendo las redes comunitarias y familiares, en donde lainstitucionalización sea una medida de último recurso.4. La existencia de poblaciones callejeras demanda a las sociedadescontemporáneas reconocer que son expresiones de la desigualdadeconómica y social, en tanto las condiciones de exclusión social semantengan sin cambios sustanciales. Es por ello necesario desarrollarestrategias sustentadas en el principio rector de la No Discriminación,para sensibilizar a la sociedad, a los líderes de opinión y funcionariospúblicos de todo nivel para el tratamiento adecuado de este fenómenosocial, superando las falsas creencias y estereotipos negativos quesustentan la discriminación, la violencia y las acciones de limpieza social.5. Resulta insoslayable garantizar el principio de la Participación, a travésde modelos educativos que lleguen a los espacios callejeros einstitucionales donde las poblaciones callejeras puedan expresar su vozlibremente en todos los asuntos que los afecten.6. Es imperativo realizar una evaluación desde el marco de derechoshumanos de todas las acciones de desarraigo y limpieza social contra laspoblaciones callejeras, a fin de evitarlas y generar propuestas derestitución de sus derechos, construyendo modelos nuevos con laparticipación de la sociadad civil que cuenten con indicadores sociales paraevaluar el impacto de los programas y lleven ante la justicia a quieneshayan violado los derechos humanos de quienes sobreviven en las calles.
  4. 4. 7. Es urgente impedir cualquier operativo actual y futuro de limpiezasocial hacia las poblaciones callejeras; por el contrario exigimos que elgobierno mexicano respete los derechos humanos de las poblacionescallejeras y adopte la Carta Mundial por el Derecho a la Ciudad como uninstrumento que aporta elementos para la inclusión de las poblacionescallejeras en los planes y programas de Ciudad.POR TODO LO ANTERIOR, DEMANDAMOS QUE1. Se reconozca a las Poblaciones Callejeras como sujetos de derechos einterlocutores indispensables para cualquier asunto que les afecte.2. Los gobiernos locales y federales promuevan procesos participativosque superen la mirada asistencial y criminalizante hacia las poblacionescallejeras para reconocerlos como sujetos de derechos.3. Cualquier iniciativa pública con poblaciones callejeras garanticeespacios de coordinación y concertación entre los programasgubernamentales y los de la sociedad civil, a fin de aprovechar losmodelos exitosos y con la clara intención de restituir los derechoshumanos de las poblaciones callejeras.4. Frenar medidas como las aplicadas por gobiernos estatales omunicipales de Jalisco, Chihuahua, Guerrero, Chiapas, San Luis Potosí,Veracruz y el Distrito Federal contra las poblaciones callejeras, pues éstassólo contribuyen a criminalizar más la pobreza y a generar una brechamayor de desigualdad e inequidad social, lejos de buscar realmente unmodelo que propicie la justicia social y una dignificación de las poblacionesque sobreviven en las calles.5. Se investigue las acciones de desarraigo y expulsión de las poblacionescallejeras para saber en qué medida los niños y niñas se ven afectadospor la implementación de estas políticas y programas.6. Se monitoree periódicamente la forma en que las poblaciones callejerasparticipan en la formulación y evaluación de leyes y políticas que losafectan, tanto en el plano nacional como en el local.7. Se revisen las leyes en los estados para asegurar que las poblacionesque viven en alta exclusión no sean criminalizadas y discriminadas.8. Se incorpore integralmente las recomendaciones realizadas por el CRCa México, en las cuales se hace mención particular de las poblacionescallejeras, entre las que destacan: redoblar esfuerzos para proporcionarasistencia a los niños en situación de la calle, en particular servicios deatención de la salud; servicios de reintegración a los niños víctimas demalos tratos, abuso sexual y uso indebido de sustancias, y a los niños conproblemas de salud mental; servicios para la reconciliación con las
  5. 5. familias; capacitación profesional y preparación para la vida; así comoadoptar medidas para prevenir la violencia contra los niños en situación decalle y proteger sus derechos, cooperar y coordinar sus esfuerzos con lasociedad civil y realizar periódicamente estudios comparativos sobre elcarácter y la magnitud del problema.9. Se realicen campañas nacionales, estatales y locales de promoción delos derechos humanos y la no discriminación hacia las poblacionescallejeras para facilitar el tránsito de las miradas tradicionales que limitanel derecho a la ciudad y a la participación, a fin de alcanzar elreconocimiento de estas poblaciones como ciudadanos con igualdad dederechos. ATENTAMENTE

×