La vocación de moisés

6.347 visualizaciones

Publicado el

Las vocaciones en la Biliba. Vocacion de Moises

0 comentarios
2 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
6.347
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
12
Acciones
Compartido
0
Descargas
39
Comentarios
0
Recomendaciones
2
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

La vocación de moisés

  1. 1. Día II: Ex 2, 24 - 4,18. La vocación de MoisésMoisés cuidaba las ovejas de Jetró, su suegro, sacerdote de Madián. Una vez llevó las ovejasmuy lejos en el desierto y llegó al cerro de Horeb, esto es, el Cerro de Dios. Entonces fue cuandoel Angel de Yavé se presentó a él, como una llama ardiente en medio de una zarza. Moisésestuvo observando: la zarza ardía, pero no se consumía. Y se dijo: “Voy a dar una vuelta paramirar esta cosa tan extraordinaria: ¿por qué la zarza no se consume?”Yavé vio que Moisés se acercaba para mirar; Dios lo llamó de en medio de la zarza: “¡Moisés,Moisés!”, y él respondió: “Aquí estoy.”Yavé le dijo: “No te acerques más. Sácate tus sandaliasporque el lugar que pisas es tierra sagrada.”Luego le dijo: “Yo soy el Dios de tus padres, el Diosde Abrahán, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob.” Al instante Moisés se tapó la cara, porque tuvomiedo de que su mirada se fi jara sobre Dios.Yavé dijo: “He visto la humillación de mi pueblo en Egipto, y he escuchado sus gritos cuando lomaltrataban sus mayordomos. Yo conozco sus sufrimientos, y por esta razón estoy bajando, paralibrarlo del poder de los egipcios y para hacerlo subir de aquí a un país grande y fértil, a unatierra que mana leche y miel, al territorio de los cananeos, de los heteos, de los amorreos, losfereceos, los jeveos y los jebuseos. El clamor de los hijos de Israel ha llegado hasta mí y he vistocómo los egipcios los oprimen. Ve, pues, yo te envío a Faraón para que saques de Egipto a mipueblo, los hijos de Israel.” Moisés dijo a Dios: “¿Quién soy yo para ir donde Faraón y sacar de
  2. 2. Egipto a los israelitas?” Dios respondió: “Yo estoy contigo, y ésta será para ti la señal de que yote he enviado: Cuando hayas sacado al pueblo de Egipto, ustedes vendrán a este cerro y me daránculto aquí.” Canción: Sal de tu tierra (CD En clave de Carisma) Parafraseando el texto: Un encuentro misterioso: ¿qué ese eso que estoy viendo, el fuego no consume ese arbusto!!!! “Voy a dar una vuelta para mirar esta cosa tan extraordinaria: ¿por quéla zarza no se consume?”El llamado de Dios: mi nombre sale de ese fuego, ¿quién eres, qué quieres?“Sácate tus sandalias… Yo soy el Dios de tus padres…”Envío: ¿por qué estás aquí?“He visto la humillación de mi pueblo… y por esta razón estoy bajando”Pero, ¿por qué me has llamado a mí? Yo no puedo hacer eso que me pides, mejor envía aotro. Yo no puedo…“yo te envío a Faraón para que saques de Egipto a mi pueblo… Yo estoy contigo”Constataciones (claves para reflexionar el texto) 1. Dios llamó a Moisés en el desierto del Sinaí, le llamó desde una zarza que aunque ardía en fuego, no se consumía, este fue un hecho extraordinario que le llamó mucho la atención a Moisés. De esto se valió Dios para llamarlo y enviarlo a liberar al pueblo de Israel que se encontraba esclavizado por Egipto. 2. La vocación de Moisés nos deja ver la unidad de la experiencia humana y la experiencia espiritual. Moisés ha visto la miseria en la que vive el pueblo de Israel en Egipto. Moisés deja de pensar en sus intereses y pasa a pensar en los demás, en los que necesitan de libertad. 3. Luego en el desierto Dios se le manifiesta y toma conciencia de sus limitaciones para cumplir la misión, esto lo hace descubrir a un Dios que todo lo puede y que es Cercano. El fuego de Dios, visto en la zarza es la fuente del ENCUENTRO, del RECONOCIMIENTO. Moisés descubre su misión en un encuentro personal con Dios, en el diálogo personal con Él.
  3. 3. 4. Dios llama a Moisés para liberar a su pueblo, esto nos muestra que toda vocación está ligada a una misión. Toda vocación es destinada a la liberación de nuestros hermanos y hermanas. Moisés, como nosotros, también tiene temores y limitaciones (Ex 4, 10-17), pero esto no impide a que él lleve a cabo el encargo que Yahveh le hace.Preguntas personales: 1. El fin de toda vocación es la liberación del pueblo, liberación de los sistemas opresores, de los vicios, del egoísmo, etc., y llevarlo a hasta el encuentro con. Liberar a los seres humanos hasta el punto de que éstos se sientan tan libres, que puedan hacer alianza con Dios. “¡Soy el que soy. Estando en la presencia de Dios es como se descubre la verdadera vocación, estando a los pies de Dios es que aprendemos nuestra verdadera identidad.  ¿Cómo me siento ante la posibilidad de que Dios me llame a una misión especial (temeroso, incrédulo, indiferente, alegre, en paz)?  ¿Me identifico con las negativas de Moisés? ¿Cuáles son mis propias negativas?  ¿Cuáles son las esclavitudes de las que quiero que Dios me libere?  ¿Qué capacidades tengo para ser instrumento de liberación para los demás? 2. Cuando Moisés duda de sus aptitudes para la misión encomendada, Dios le promete “yo estaré contigo…” ¿Descubro en mi experiencia de vida la acción maravillosa de Dios, que supera mis propias capacidades? Escribe algún hecho que te haya ocurrido en ese sentido “El creyente acepta la llamada, convencido de que es un instrumento salvador en las manos de Dios y no el sujeto protagonista de la salvación.”

×