El diablo de los números            Escuela Secundaria Técnica                                118                         ...
El diablo de los números                           ÍndiceIntroducción                            3Desarrollo              ...
El diablo de los númerosIntroducciónEl libro habla sobre un niño llamado Robert, el cual ya se encontraba siempreharto de ...
El diablo de los númerosTodo comenzó con un sueño en pradera muy alta, y de pronto se le acerco unviejo, de estatura baja ...
El diablo de los númerosY puso a Robert a hacer un ejercicio, lo puso a que armara el 1986, a multiplicar6x1, 8x10, 9x100 ...
El diablo de los númerosHubo un tiempo en el que el diablo de los números ya no apareció, a pesar de queRobert no esperaba...
El diablo de los númerosConclusiónLas matemáticas no son siempre como la cuentan o la enseñan, como decía ellibro muchos m...
El diablo de los númerosFuenteEl diablo de los númerosHans Magnus EnzensbergerSiruela1ª edición 1998Madrid, EspañaPág. 1- ...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Sintesis diablo de los numeros

269 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
269
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
1
Acciones
Compartido
0
Descargas
2
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Sintesis diablo de los numeros

  1. 1. El diablo de los números Escuela Secundaria Técnica 118 Matemáticas III Lizbed Marisol Camarillo García 3º “B” “El diablo de los números” 1ª parte 2012-2013 1
  2. 2. El diablo de los números ÍndiceIntroducción 3Desarrollo 4Conclusión 6Fuentes 7 2
  3. 3. El diablo de los númerosIntroducciónEl libro habla sobre un niño llamado Robert, el cual ya se encontraba siempreharto de soñar con lo mismo, uno de sus sueños recurrentes era ser comido porun pez. También sus sueños eran acerca de todo aquello que el ansiaba, pero enuna noche tendría un sueño totalmente fuera de lo común. Se le aparecería eldiablo de los números. Enseñándole que las matemáticas no son como se lasimagina. 3
  4. 4. El diablo de los númerosTodo comenzó con un sueño en pradera muy alta, y de pronto se le acerco unviejo, de estatura baja como la de un saltamontes y se mecía sobre una hoja, conunos ojos brillantes. Robert le pregunto que quien era, a lo que él respondiógritando “¡soy el diablo de los números!A Robert no le pareció su manera de responder y le dijo que mejor se fuera,además de que el odia todo lo que tenga que ver con las matemáticas, pues no leagradaban nada y tampoco le agradaba su profesor de matemáticas un maestrogordo y que todo lo relacionaba con comida.Pero el diablo de los números se propuso a demostrarle que no todo son cuentascon comidas, se propuso a mostrarle lo contrario y empezó hablando del numero 1y que a partir de ahí es posible llevar todos los demás números, además de quelos numero son infinitos, a través de una reflexión con los chicles.Luego prosiguió diciendo que no solo existen los números infinitamente grandes, yhablo de los chicles pero esta vez empezó a dividir un chicle hasta hacerloinfinitamente pequeño, invisible a la vista.Ya al final de la noche hablo de la calculadora, como nos pueden ayudar a hacercálculos y operaciones matemáticas en un tiempo muy breve y sin necesidad dequebrarnos la cabeza, puesto que los números son tan grandes o tan pequeñosque puede resultar difícil hacerlos mentalmente.El diablo de los números se empezó a molestar por todas las cosas que decíaRobert, entre ellas que él había adivinado, cosa a lo que el diablo de los númerosle respondió que en las matemáticas no se adivina sino que se procede conexactitud. Tanto fue su disgusto que empezó a inflarse su cuerpo más y más hastaque exploto y ahí termino el sueño.Después tuvo su segundo sueño donde apareció en un musgo y frente a él, eldiablo de los números. También había números que estaban a su alrededor comomosquitos. Pero el diablo de los números los ahuyento con un solo soplido.Después le dijo que de todos esos números faltaba uno, el cero. Le explico quefue el último número en ser inventado. Y de la importancia de este, pues en unarecta numérica, si hablamos de una escala de 1 en 1, sin el 0 existiría un huecoentre el 1 y el -1.También menciono su importancia para la escritura en los números decimales,como facilitan el trabajo, y de los “saltos”, que quiere decir que podemos saber elvalor de las cifras dependiendo del sitio en donde se encuentren, conocimientoque no tenían los romanos debido a que ellos desconocían el cero y tenían quehacer llevar la cuenta de 5 en 5. 4
  5. 5. El diablo de los númerosY puso a Robert a hacer un ejercicio, lo puso a que armara el 1986, a multiplicar6x1, 8x10, 9x100 y 1x1000. Para que así viera lo de los saltos en el 1, 10 y 100, ycomo se escribe el numero de una forma más fácil para nosotros, el 1986.Una vez resuelto el ejercicio, de la arrogancia de Robert el diablo comenzó ainflarse como la vez pasada, solo que esta vez se veía más terrorífico. Y entoncesRobert grito y despertó.Después tuvo su tercer sueño en una cueva, donde el diablo de los números leexplico la importancia de la división.Robert le explico porque odiaba las divisiones, dijo que no eran exactas y muycomplicadas, hablo de que no todos los números se pueden dividir, números queel diablo los menciono como “números de primera”. Y a continuación nos dio lafórmula para saber cuáles eran de primera y cuáles no. son todos aquellosnúmeros que no son divisibles entre dos, tres, cinco y siete. También dijo quetodos los números pares, se pueden descomponer en la suma de números deprimera.Esa noche no se fue enojado el diablo, pues Robert por fin iba entendiendo quelas matemáticas no son como su profesor se las enseñaba, son secretos y trucos,no solo cálculos.A la siguiente noche Robert apareció junto al mar. Donde le prestó unacalculadora, donde empezó por dividir 1/3. El cual resultaba un número inmenso,después multiplico 3x0.3, 3x0.03, 3x0.003, 3x0.0003 y así. De esos números lossumo, dando como resultado una serpiente inmensa de 9 la cual crecía y crecíamas y mas, que solo podía detenerse si el admitió que no tenia fin esa serpiente,cosa que Robert se negó a admitir, pero al final lo admitió.Hablo de otra cadena de números infinitas, y les llamo irracionales.Después hablo de los “rábanos” que era como dar saltos hacia atrás, en lugar demultiplicar o elevar un numero por sí mismo, era disminuirlo.Luego dijo que podemos encontrarnos con una cantidad infinita de númerosirracionales. Para eso explico la raíz de dos. Y dijo que los números irracionalesson muy comunes en las raíces o “rábanos”. Y que son infinitos estos números yestán por todas partes.Una vez terminada la lección de ese día el diablo de los números se fueamablemente y hasta de puntitas, pues su alumno estaba cansado y no queríainterrumpir su sueño, que se la había pedido muy amablemente. Quien al finaltérmino dormido sobre su calculadora. 5
  6. 6. El diablo de los númerosHubo un tiempo en el que el diablo de los números ya no apareció, a pesar de queRobert no esperaba con ansias, el simplemente ya no llegaba y justo cuando sehabía resignado apareció, esta vez en un desierto.El diablo de los números subió a una palmera y empezó a aventar cocos, uno trasotro, pero ocurría algo curioso, los cocos caían de manera ordenada, en forma detriángulos. El primer triangulo era de un coco, el segundo de tres, el cuarto de 6 yel quinto de 10. Robert casi de inmediato se dio cuenta de que la forma de sabercuál era la cantidad de cocos que tenia la siguiente pirámide, en este caso lasegunda, era sumar la cantidad cocos de la pirámide anterior mas dos, y en elcaso de la tercera sumar la cantidad de la segunda mas tres y así sucesivamente.En la noche siguiente el diablo de los números le hablo de que él no era el únicodiablo de los números, uno de ellos es Bonatschi y su pergamino. Pero másimportante hablo de sus liebres y como se reproducían de manera matemática. Ylos vio desde una forma de ramificaciones de árbol. 6
  7. 7. El diablo de los númerosConclusiónLas matemáticas no son siempre como la cuentan o la enseñan, como decía ellibro muchos matemáticos ni siquiera saben hacer cuentas.La mayoría de las cosas ya son trucos que podemos ver, analizar y aprenderfácilmente sin necesidad de quebrarnos la cabeza, y un instrumento muy útil paraeso es la calculadora.Todo tiene un truco, y ya sabiéndolos podemos ver más fáciles así comointeresantes y prácticas. Creo que todo depende de quién nos enseñen lasmatemáticas y como. 7
  8. 8. El diablo de los númerosFuenteEl diablo de los númerosHans Magnus EnzensbergerSiruela1ª edición 1998Madrid, EspañaPág. 1- 49PrincipeyAngelita4ever 8

×