Tengo una hermosa canción  para ti Amador Pérez Viñuela
<ul><li>Hoy hace justamente cincuenta años le dije a mi esposa, Sagrario,  ante el altar y unos cuantos invitados a la cer...
<ul><li>mucho esfuerzo. En el matrimonio no hay horas libres, ni vacaciones ni te puedes jubilar y estas obligado a compar...
<ul><li>años, nos hemos dado cuenta que en nuestra juventud iniciamos juntos la más hermosa de las aventuras humanas sin p...
<ul><li>Mi primer destino profesional, en la Guardia Civil fue la playa de la Malvarrosa, al Este del puerto de Valencia, ...
<ul><li>e ingeniero en Informática, y un par de hatillos que contenían todo nuestro ajuar. Después vinieron otros destinos...
<ul><li>veinticuatro años desde su muerte pero no hemos podido reponernos, ni creo que lo podamos hacer jamás. Son muchos ...
<ul><li>Civil en la Academia que había allí y tenemos un excelente recuerdo- nos deleitamos con la puesta en escena de obr...
<ul><li>de cualquier país, incluido el nuestro, es una sensualidad placentera, de ambas cosas tenemos recuerdos agradables...
<ul><li>que tradición señala que Juan el Bautista bautizó a Jesús, Jericó, y sobre todo; Caná de Galilea. En este lugar, e...
Amador Pérez Viñuela
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Tengo Una Hermosa Canción Para Ti

905 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
905
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
84
Acciones
Compartido
0
Descargas
4
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Tengo Una Hermosa Canción Para Ti

  1. 1. Tengo una hermosa canción para ti Amador Pérez Viñuela
  2. 2. <ul><li>Hoy hace justamente cincuenta años le dije a mi esposa, Sagrario, ante el altar y unos cuantos invitados a la ceremonia y más tarde en el Juzgado, que la quería. No era la primera vez, se lo había susurrado muchas antes. Durante estos cincuenta años he seguido diciéndole que cada día la quiero más. Es la única forma que sé de agradecerle, con toda la fuerza de mi corazón, el que me haya seguido a todas partes y les aseguro que no ha sido fácil. Soy errante por temperamento, nómada por educación y trashumante por oficio. Los equilibrios para llegar a fin de mes han sido oficio de ella. </li></ul><ul><li>El amor y el matrimonio son dos cosas muy diferentes. El amor es un sentimiento. El matrimonio es una tarea que debe durar toda una vida, esto significa que requiere </li></ul>
  3. 3. <ul><li>mucho esfuerzo. En el matrimonio no hay horas libres, ni vacaciones ni te puedes jubilar y estas obligado a compartirlo todo. Hay otro inconveniente serio, no existen escuelas de preparación para el matrimonio y llegas a él también sin experiencia. </li></ul><ul><li>De repente surge un altercado, aparecen las diferencias de opinión, los silencios y los enfados. Esto no lo tenías previsto, alguna vez piensas que todo se viene abajo. Es parte de la dinámica vital y del proceso de maduración. Para resolver estas diferencias hay una fórmula muy sencilla. Se llama amor. Los esposos viejos, poco dotados de talento poético, no sabemos definirlo, pero lo practicamos sin ningún esfuerzo. Los caminos del amor son siempre los que conducen a la unión con la amada y es una unión lo más plena posible. Después de muchos </li></ul>
  4. 4. <ul><li>años, nos hemos dado cuenta que en nuestra juventud iniciamos juntos la más hermosa de las aventuras humanas sin preocuparnos ni poco ni mucho de nuestra suerte. </li></ul><ul><li>¿CUÁL ES LA CONSIGNA PARA HACER QUE UN MATRIMONIO DURE CINCUENTA AÑOS? </li></ul><ul><li>Se me ocurre una expresión muy corta. Tener mala memoria. También ayuda, por supuesto, que el marido esté siempre dispuesto a cargar con la culpa de todo… Como debe ser. </li></ul><ul><li>Una de las pruebas más evidentes de que nuestro amor crece a medida que pasan los años es que resistes al desaliento, y aunque alguna vez los gruñidos incomoden a quien está a tu lado, estás dispuesto a ayudarla siempre en todo lo que necesite, confiando en ella y estando abiertos a la esperanza. </li></ul>
  5. 5. <ul><li>Mi primer destino profesional, en la Guardia Civil fue la playa de la Malvarrosa, al Este del puerto de Valencia, como pasaban los días y la maldita operación “Beatriz” se prolongaba, allá por el año 1962 surgían con frecuencia, bastaba que Radio España Independiente, “La Pirenaica” anunciara una operación en el territorio nacional de sus inexistentes comandos para que se cortaran toda clase de permisos, cuando se regresaba de servicio había que permanecer “acuartelado”. Era una prolongación del servicio que abarcaba 24 horas al día. Los solteros y los que estábamos en el mismo plan apenas podíamos salir para otra cosa que para comer. Como aquella situación se dilataba en el tiempo y nosotros nos necesitábamos uno al otro, dos meses después de mi llegada allí se presentó mi mujer con nuestro hijo José Amador, hoy un excelente matemático </li></ul>
  6. 6. <ul><li>e ingeniero en Informática, y un par de hatillos que contenían todo nuestro ajuar. Después vinieron otros destinos a Mallorca, Zamora, Salamanca, Navarra, otra vez Salamanca y otra vez Navarra, Madrid, Ávila y últimamente a la base de operaciones en León con continuas concentraciones a Galicia, Asturias, expo de Sevilla y cinco veranos seguidos en Mallorca en misiones de seguridad con la Familia Real. </li></ul><ul><li>Nuestros hijos son nuestro único tesoro, hemos tenido tres, uno se fue de entre nosotros cuando tenía veinte años pero sigue estando presente en nuestras oraciones, en nuestro pensamiento y en todos nuestros actos. </li></ul><ul><li>Francisco Miguel era alto, esbelto, jugaba bien a rugby y era un buen estudiante de matemáticas, se preparaba para ingreso en la Academia General Militar, han pasado </li></ul>
  7. 7. <ul><li>veinticuatro años desde su muerte pero no hemos podido reponernos, ni creo que lo podamos hacer jamás. Son muchos los padres que pierden a sus hijos en accidentes pero no conozco a ninguno que no le haya quedado alguna secuela psíquica. Creo que las madres después de un zarpazo tan brutal piensan que ya no hay lugar en este mundo para ellas. Cada día se le abren una infinidad de recuerdos que tratan desesperadamente de ahogar. </li></ul><ul><li>Mi mujer, Sagrario, y yo, pronto descubrimos que teníamos aficiones comunes, nos gustaba el cine, el teatro, los conciertos de música clásica y teníamos inclinación por la lectura. Valencia era entonces un sitio ideal para satisfacer esos placeres. Juntos admirábamos la grandiosidad de las películas –el Manantial de la Doncella, de Igmar Bergman, la vimos en el Escorial mientras yo trataba de sacar buenas notas para Guardia </li></ul>
  8. 8. <ul><li>Civil en la Academia que había allí y tenemos un excelente recuerdo- nos deleitamos con la puesta en escena de obras de teatro clásico y nos emocionábamos en los recitales musicales. En aquellas fechas, ya lejanas, hacíamos pocas distinciones entre lo que se anunciaba como concierto de música, después hemos ido seleccionando la oferta para quedarnos, definitivamente, con la música antigua y alguna ópera. Desde hace algunos años Salamanca nos ofrece buenos programas musicales que intentamos aprovechar. </li></ul><ul><li>SEGUNDA RENOVACIÓN DE NUESTRO MATRIMONIO </li></ul><ul><li>Otros de nuestros placeres, cuando nuestra mermada economía nos lo ha permitido, han sido los viajes y la buena mesa, probar los platos y caldos </li></ul>
  9. 9. <ul><li>de cualquier país, incluido el nuestro, es una sensualidad placentera, de ambas cosas tenemos recuerdos agradables. Nuestra hija, Inmaculada, que deben quedarle sólo una media docena de países que visitar, nos dice convencida: “soy lo que vosotros habéis hecho de mí” y a continuación empieza a preparar una nueva aventura por tierras desconocidas. Pero el viaje que hicimos hace pocos años a Israel y Palestina fue para nosotros una inmensa fiesta. Siempre habíamos soñado con poder visitar los Lugares Santos para los cristianos: Nazareth de Galilea, Belén de Judá, Jerusalén, contemplar el Huerto de los Olivos, las Mezquitas del al-Aksa, el Domo de la Roca, el Muro de las Lamentaciones, el Monte Tabor, Cafarnaún, donde Jesús dio de comer a 5.000 personas, el lago de Tiberiades haciendo la misma travesía del Señor. Contemplar la roca en que predicó el “Sermón del Monte”. Meternos descalzos en las aguas del río Jordán en el lugar en el </li></ul>
  10. 10. <ul><li>que tradición señala que Juan el Bautista bautizó a Jesús, Jericó, y sobre todo; Caná de Galilea. En este lugar, en el que dice el evangelista San Juan, que Jesús obró el milagro de convertir el agua en vino, se ha levantado una iglesia. Asistimos a la Eucaristía. Bebimos el vino de la misma copa y con el corazón palpitando aceleradamente y la misma emoción de la primera vez, le volví a decir a Sagrario. “Tú eres para mi antes que todas las cosas…” Renovamos nuestro compromiso matrimonial, dimos gracias a Dios por los hijos que nos ha dado y elevamos una oración por Francisco Miguel que desde Allá Arriba nos estaría mirando. Sentimos que había merecido la pena un viaje tan largo para un momento tan emocionante. </li></ul><ul><li>Ahora tengo una hermosa canción sólo para ti. “Te quiero, te quiero, te quiero, te quiero y siempre te querré”. </li></ul>
  11. 11. Amador Pérez Viñuela

×