La Celestina

508 visualizaciones

Publicado el

La celestina

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
508
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
298
Acciones
Compartido
0
Descargas
0
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

La Celestina

  1. 1. Fernando de Rojas
  2. 2. 1.  Sen/do e intención de las coplas iniciales. 2.  Diferencias entre la comedia y la tragicomedia. 3.  Carácter paródico de Calisto. Carácter trágico de Melibea. 4.  Antecedentes literarios y función de Celes/na. 5.  Los criados de Calisto: función y antecedentes. 6.  Tipos de amor. 7.  El tratado de Centurio. 8.  El “realismo” de la Celes/na: personajes, /empo y espacio. 9.  La lengua y el es/lo. Sen/do del llanto final de Pleberio. Índice
  3. 3. La Celes(na, sería la obra cumbre de la literatura española si no exis/era el Quijote.
  4. 4. 1.  Sen+do e intención de las coplas iniciales. q  La Celes(na se publicó en 1499 de forma anónima, pero a pesar de ser una obra anónima, aparecen citados en la obra cuatro nombres: Juan de Mena, Rodrigo Cota, Alonso de Proaza y Fernado de Rojas. q  Siempre ha sorprendido que no apareciese el nombre del autor. q  Desde la edición de 1500 ha aparecido el nombre de de Alonso de Proaza como corrector de la obra. Fernando de Rojas
  5. 5. 1499 – Burgos impresa por Fadrique de Basilea. No se conserva más que un ejemplar ( en el Bri/sh Museum) al que le falta la primera hoja con el `tulo 1500 - Salamanca y Toledo Se conserva un ejemplar de la toledana en la (Biblioteca Bodmer, de Ginebra), de la salman/na ninguno. 1502 se hicieron en Sevilla, Toledo y Salamanca nuevas ediciones. 1507 Zaragoza: ejemplar más an/guo conservado en lengua castellana de la Tragicomedia de Calisto y Melibea 1514 Valencia: versión más fiel de la tragicomedia de Calisto y Melibea (procede de una versión salman/na de 1500). Edición anónima Edición anónima Edición anónima No constan ni el /tulo ni su autor. Impreso en Burgos. Título: Comedia de Calisto y Melibea Impreso en Toledo Titulo: Tragicomedia de Calisto y Melibea Impreso en Zaragoza Preliminares: •  Carta “El autor a un amigo suyo”. •  Poema:” El autor, excusándose de su error en esta obra que escribió, argumenta y compara contra sí mismo”. En el poema se filtra el nombre del autor. Preliminares: •  Carta “El autor a un amigo suyo”. •  Poema:” El autor, excusándose de su error en esta obra que escribió, argumenta y compara contra sí mismo”. En el poema se filtra el nombre del autor. •  Prólogo: “Todas las cosas son criadas a la manera de con/enda o batalla…”. Posee XVI actos Posee XVI actos Posee XXI actos Correcciones que amplían el texto ya existente. Se introducen cinco nuevos actos entre el XIV, final de esc. V, y el acto XIX (antes XIV), esc. V. Finales: •  Poema: “Alonso de Proaza, corrector de la impresión, al lector”. Finales: •  Poema: ”Concluye el autor, aplicando la obra al propósito por que la acabó”
  6. 6. q  La Celes(na es una obra que se va completando ante los lectores, en sucesivas ediciones. q  La obra empezó siendo un manuscrito inacabado y anónimo. q  Fernando de Rojas aventura en “El autor a un amigo suyo” el nombre de dos autores. En el siglo XX los estudiosos y crí/cos dudaron de que fuese verdad. Creyeron que se trataba de una invención, siguiendo el mo/vo del manuscrito encontrado, con la intención de esquivar los problemas de la Inquisición. q  Hoy en día parece completamente demostrado que exis/ó efec/vamente este manuscrito, obra de un autor desconocido, desde que en 1990 Charles B. Faulhaber dio a conocer un manuscrito hallado en la Biblioteca de Palacio de Madrid en el que se copiaba parte de este acto I. Y se /tula : “Siguese la comedia de Calixto y Melibea”. Que será el mismo que le pondrá Rojas en un principio.
  7. 7. Alonso de Proaza En la edición de 1500 aparece el nombre de Alonso Proaza como corrector de la obra. El mismo informa a los lectores de cómo podían encontrar el nombre del autor en el poema inicial. DECLARA UN SECRETO QUE EL AUTOR ENCUBRIÓ EN LOS METROS QUE PUSO AL PRINCIPIO DEL LIBRO No quiere mi pluma, ni manda razón, que quede la fama de aqueste gran hombre, ni su digna gloria ni su claro nombre, cubierto de olvido por nuestra ocasión. Por ende, juntemos de cada renglón de sus once coplas la letra primera, las cuales descubren por sabia manera su nombre, su /erra, su clara nación. Alonso Proaza
  8. 8. Argumento: Entrando Calisto una huerta empos de un falcon suyo fallo y a Melibea de cuyo amor preso començole de hablar. De la qual rigorosamente despedido fue para su casa muy sangus/ado [...] La imagen corresponde a la de la edición de la Comedia de Calisto y Melibea de 1499, impresa en Burgos por Fadrique de Basilea. Cons/tuye una primera muestra de la iconograqa sobre la obra, que irá aumentando paula/namente
  9. 9. 1 hrps://burgospedia1.wordpress.com/2010/06/07/don-fadrique-de-basilea-impresor-en-burgos-de-la-primera-edicion-de-la-celes/na/
  10. 10. Si tomamos cada una de las letras iniciales de la primera palabra de cada verso podremos leer: Versos acrós/cos “El bachiller Fernando de Rojas acabó la comedia de Calisto y Melibea, y fue nascido en la Puebla de Montalbán”. Fernando de Rojas
  11. 11. Hasta 1902 no se sabía nada de él (se llegó incluso, a negar sus existencia) ; en este año fueron descubiertos documentos que lo mencionan; en uno de ellos , incluso , se le alude como autor de La Celes/na. Y nos informan o permiten deducir que: -  Nació en la Puebla de Montalban (Toledo), hacia 1475. -  Estudió Derecho y tal vez Humanidades en Salamanca. -  Se casó en Talavera de la Reina, y fue Alcalde Mayor de esta ciudad en 1538; -  Fue converso ( judío conver/do al cris/anismo, o , probablemente, descendiente de judíos conver/dos); -  Poseyó una notable biblioteca, con libros españoles y la/nos; en ella figuraban todas las obras en la`n de Petrarca ( siglo XIV), cuya huella es tan abundante en La Celes/na, a par/r del segundo acto.
  12. 12. En la carta “El autor a un amigo suyo” se atribuye el manuscrito an/guo encontrado a uno de estos dos poetas: Juan de Mena y Rodrigo Cota. El mismo Rojas cree que el acto I pudo ser obra de Juan de Mena o de Rodrigo Cota. “Vi que [el manuscrito del acto I] no tenía firma de autor, el cual según algunos dicen fue Juan de Mena y, según otros, Rodrigo Cota. Pero cualquiera que fuese, es digno de recordable memoria…” Juan de Mena
  13. 13. La Celes(na presenta una serie de caracterís/cas que han permi/do todo /po de teorías sobre la obra, su autor o sus autores, que pueden clasificarse de tres modos: a)  Teoría de la autoría única: La Celes(na es obra solo de Fernando de Rojas. b) Teoría de la doble autoría: Rojas con/nuó un manuscrito ajeno y lo concluyó en dos etapas, primero con XVI actos y finalmente con XXI. c) Teoría de la triple autoría: el manuscrito del acto primero fue encontrado por Rojas, que concluyó la versión de XVI actos, y, finalmente, un tercer autor, probablemente cercano a Rojas, añadió los cinco actos de la Tragicomedia.
  14. 14. Los par/darios de la teoría única han defendido la unidad que hay entre el acto I y el resto de la obra. Esta unidad hubiese resultado imposible en el caso de tratarse de diferentes autores. Una serie de estudios de diferente /po han intentado mostrar que esta unidad no es tal: Estudios lingüís7cos: que muestran un uso notablemente dis/nto del lenguaje en el primer acto y el resto de La Celes(na Estudio de fuentes: En el acto inicial se cita a Aristóteles, y nada a Petrarca, en el resto de la obra se cita abundantemente a Petrarca y sus obras la/nas, y nada o casi nada a Aristóteles. Estudio de los refranes: los refranes, proverbios y frases hechas /enen una importancia decisiva, y resultan caracterís/cos de su es/lo, pero apenas están presentes en el primer acto.
  15. 15. 2. Diferencias entre la comedia y la tragicomedia q  La obra se llamó primero Comedia de Calisto y Melibea, en 1499 y en 1500; y, a par/r de 1507, Tragicomedia de Calisto y Melibea. q  Otras ediciones posteriores llevaron diversos `tulos en los cuales se aludía a la vieja Celes/na, dada la importancia que /ene este personaje. q  La obra muy pronto fue conocida bajo el `tulo de La Celes7na.
  16. 16. q  Especial atención merece lo rela/vo al género literario. Para algunos, La Celes7na es una novela peculiar. Para otros, un diálogo des/nado a la lectura. q  La mayoría de los crí/cos, sin embargo, la adscriben al género dramá/co es claro su parentesco por su estructura interna y externa, su dinamismo, el agónico desarrollo de su argumento con la comedia humanís7ca (creado por Petrarca, de gran difusión en Italia durante los siglos XIV y XV). q  Está totalmente escrita en forma dialogada, pero debido a su extensión no resulta fácil su representación. Se ha dicho que su autor no la concibió exactamente como una obra de teatro, sino más bien como una novela dialogada. 2. Diferencias entre la comedia y la tragicomedia
  17. 17. 2. Diferencias entre la comedia y la tragicomedia La Celes7na Las comedias humanís7cas estaban escritas normalmente en la`n y se dis/nguían por los siguientes rasgos: - argumento simple y desarrollo lento; - deseo de reflejar ambientes y /pos contemporáneos; - interés por los sectores humildes de la sociedad y por lo pintoresco de la vida co/diana; - variedad de diálogo: enérgico y vivo reflejando la conversación normal, unas veces; y otras, oratorio, discursivo, cul`simo; - gusto por las frases sentenciosas y, al mismo /empo, por la obscenidad; - introducción en el diálogo de abundantes ecos de autores an/guos y alusiones mitológicas e históricas; - cambios “no lógicos” de lugar y de /empo, sin tener en cuenta la verosimilitud
  18. 18. 2. Diferencias entre la comedia y la tragicomedia La Celes(na difiere de la Comedia Humanís7ca: a. Está escrita en castellano, no en la`n b. Incorpora la lengua coloquial, popular. c. Incluye final trágico.
  19. 19. 3. Carácter paródico de Calisto. Carácter trágico de Melibea. q  Calisto parece un enamorado al modo de los poetas del Cancionero; su amor es exaltado (Melibea es su diosa), pero su comportamiento resulta insensato y amoral. Calisto es una parodia del amante cortés. Aunque el lector ignorase el mal uso de Andreas Capellanus en el De amore, en las palabras de Calisto, no puede ignorar la reacción sarcás/ca de Melibea: "Pues aún más igual galardón te daré yo, si perseveras” q  Calisto no en/ende bien esas palabras, pero Melibea le hunde con una clarificación calorosa del /po de galardón que él va a recibir: "la paga será tan fiera, cual la merece tu loco atrevimiento” q  Desde la primera página de La Celes/na, Calisto es el personaje más cómico de la Comedia primi/va. Esto no se le podía escapar al público del siglo xv después del éxito de la novela sen/mental impresa durante la úl/ma década del
  20. 20. q  El autor anónimo de La Celes/na comentada llama "bobo" a Calisto. Pero la crí/ca moderna pasaba por alto este hecho fundamental hasta hace pocos años; para ellos Calisto era un héroe problemá/co, indigno del amor de Melibea. En la crí/ca más reciente se ha notado que ambos, el autor primi/vo del primer auto y Rojas, subrayan la parodia repe/damente durante la obra. q  Calisto se comporta con la locura amorosa caracterís/ca del amante cortés. Sus criados le insultan y se burlan de él sin cesar en apartes y aun en su cara. Habla como hereje y se conduce como loco y bobo. Finalmente, aun Celes/na pierde la paciencia con sus caricias un tanto obscenas del cordón de Melibea en el auto sexto: "Cesa ya, señor, ese devanear, que me /enes cansada de escucharte y al cordón, roto de tratarlo” q  El autor primi/vo no /ene miramiento en su presentación de Calisto; su héroe es un mentecato empapado de amor, un tonto que se deja engañar por criados deshonestos, y un amante indigno para una chica buena, aunque de lengua mordaz, como Melibea. 3. Carácter paródico de Calisto. Carácter trágico de Melibea.
  21. 21. q  Calisto es un personaje cómico, no trágico. q  Calisto era una broma excelente que no debía perderse; ofrece el ímpetu cómico para los autos seis y once. Si el carácter de Calisto nos parece un poco mejor después del auto onceno, esto es quizás para hacer más plausible y trágica la muerte de Melibea. q  June Hall Mar/n, en su estudio excelente de Love’s Fools, ya ha analizado el papel de Calisto como parodia del amante cortés, y por eso se puede analizar a Calisto como el tonto, el blanco de las bromas de sus criados. q  El autor primi/vo nos muestra un Calisto que es el centro de los apartes y de los chistes de sus criados en el primer auto. q  La reacción de Sempronio a la música de Calisto es: "Destemplado está ese laúd”. Además comenta sobre la locura de Calisto: "No me engaño yo, que loco está este mi amo”, y sobre su herejía: "no basta loco, sino hereje”. 3. Carácter paródico de Calisto. Carácter trágico de Melibea.
  22. 22. q  Celes/na comienza con apartes despec/vos cuando encuentra a Calisto por primera vez: "Sempronio, ¡de aquéllas vivo yo! . . . Dile que cierre la boca y comience abrir la bolsa”. q  Rojas sigue las ideas del autor primi/vo pero las presenta de una manera más su/l. En el auto cuarto las descripciones que hace Celes/na de Calisto son a la vez paródicas e irónicas. Tenemos épica burlesca en la descripción: "en franqueza, Alejandre; en esfuerzo, Héctor; gesto, de un rey; ... De noble sangre, como sabes; gran justador, pues verle armado, un San Jorge. Fuerza y esfuerzo, no tuvo Hércules tanta”. 3. Carácter paródico de Calisto. Carácter trágico de Melibea.
  23. 23. q  Pasamos de lo ridículo a lo sublime con su descripción de sus dotes musicales que como ya hemos visto son muy deficientes: "Siendo éste nacido no alabaran a Orfeo”. q  Las descripciones son aun más cómicas puesto que Melibea no se da cuenta de la ironía. El desarrollo paródico de Calisto llega a la cumbre en el auto sexto cuando Sempronio, Pármeno y Celes/na expresan a la vez el aburrimiento y el disgusto con los extravíos de Calisto con el cordón, y el lector se divierte con las burlas que siguen. Aquí se olvidan los apartes y un Sempronio exasperado exclama finalmente: "Señor, por holgar con el cordón, no querrás gozar de Melibea”. 3. Carácter paródico de Calisto. Carácter trágico de Melibea.
  24. 24. q  La respuesta colérica de Calisto da lugar a una jus/ficación por parte de Sempronio: "que mucho hablando matas a / y a los que te oyen. Y así que perderás la vida o el seso”. q  Esta prefiguración irónica todavía no hace callar a Calisto; ahora dedica sus atenciones hiperbólicas a Celes/na. q  Son semejantes al retrato paródico de Calisto como amante cortés los papeles de Pármeno y Sempronio en una parodia cortés doble que desvaloriza aun más a Calisto. 3. Carácter paródico de Calisto. Carácter trágico de Melibea.
  25. 25. 3. Carácter paródico de Calisto. Carácter trágico de Melibea. q  Melibea es el personaje de mayor espiritualidad pero que evoluciona a medida que transcurre la obra, dejándose dominar por la pasión amorosa. P. Heugas ha afirmado que “no es una tentadora, sino una joven doncella tentada; pero no es la ingenua que a veces se ha querido creer” q  Rojas desarrolla el carácter de Melibea de una manera más simpá/ca y aun concede a Calisto un papel más simpá/co en los úl/mos autos, quizás para hacerle más creíble. Pero no hay empa`a en la presentación del héroe al lector. Es el blanco de muchos chistes. q  La muerte de Calisto abre paso a una tragedia verdadera, la muerte de Melibea.
  26. 26. q  Los padres de Melibea creen que ella vive en la inocencia: “¡Cómo! -dice la madre en una escena tardía-, ¿Y piensas que sabe ella qué cosa sean hombres, si se casan o qué es casar? ¿O que del ayuntamiento de marido y muger se procreen los hijos? ¿Piensas que su virginidad simple le acarrea torpe deseo de lo que no conosce ni ha entendido jamás? ¿Piensas que sabe errar aún con el pensamiento?”. (XVI). q  Melibea ha sido educada para la bea/tud del matrimonio y el des/no encamina sus pasos hacia la homogeneidad de la vida comunitaria. “... que si alto o baxo de sangre -dice la madre- o feo o gen/l de gesto le mandáremos tomar, aquello será su plazer, aquello avrá por bueno. Que yo se bien lo que tengo criado en mi guardada hija”(XVI). 3. Carácter paródico de Calisto. Carácter trágico de Melibea.
  27. 27. q  Melibea, sin embargo, se rebela: ¿Quién es el que me ha de quitar mi gloria ¿Quién apartarme de mis plazeres ? Calisto es mi ánima, mi vida, mi señor, en quien tengo toda mi esperança. (...) Déxenme mis padres gozar dél, si ellos quieren gozar de mí. No piensen en estas vanidades ni en estos casamientos(...) Déxenme gozar mi mocedad alegre si quieren gozar su vejez cansada(...) (XVI,). q  La intensidad del sen/miento liberador de Melibea, su entrega a la pasión, gloria absoluta, supremo fin, “Faltándome Calisto, me falte la vida, la qual, por que él de mí goze, me aplaze” (XVI,), engrandece al personaje, le dota de la aureola de la auten/cidad humana al /empo que la acerca a las fuentes de la tragedia. q  Las fuerzas que cercan a Melibea son poderosas, sociedad, /empo que todo lo estraga, amor inconstante, mundo rela/vo, el pecado, el azar maligno, el des/no adverso, el secreto amor. 3. Carácter paródico de Calisto. Carácter trágico de Melibea.
  28. 28. q  La pasión no la ciega ni aísla, como a Calisto, sino que la hace más lúcida y consciente, más voluntariosa, más ac/va. “No tengo otra lás/ma sino por el /empo que perdí de no gozarlo, de no conoscerlo, después que a mí sé conoscer” (XVI, ). q  El amor le da la medida de su ser, permite la conquista interior a través del conocimiento de lo que desea, espera y enfrenta. Sabe que la par/da del amor lanza al tablero su dicha y su perdición, los dados son inciertos, y hay que comprometerlo todo, honra y muerte, por el instante elegido. q  Melibea no sabe qué ha sucedido, no puede saberlo, por qué, y quién es el responsable, Fortuna o azar, tal vez ella misma “De todo esto fuy yo la causa (...) Yo fue ocasión (..) Yo fuy causa que la (erra goze sin (empo el más noble cuerpo y la más fresca juventud que al mundo era nuestra edad criada” (XX,), repite angus/ada. q  Y cómo es posible vivir en el horror, Cortaron las hadas sus hilos, cortáronle sin confessión su vida, cortaron mi esperança, cortaron mi compañía. Pues ¡qué crueldad sería, padre mío, muriendo él despeñado, que viviese yo penada! Su muerte combida a la mía, combídame y fuerza que sea presto, sin dilación; muéstrame que ha de ser despeñada, por seguille en todo. No digan por mí “a muertos y a ydos (XX,) 3. Carácter paródico de Calisto. Carácter trágico de Melibea.
  29. 29. q  El suicidio de Melibea ahonda la dimensión trágica de la obra de Fernando de Rojas y conmueve en nosotros, seres reales, preguntas y temores graves. q  El suicidio ocasiona, siempre lo ha hecho, un problema social y personal porque plantea lo que no podemos tolerar, poder darnos nosotros mismos, seres de un día, tan menesterosos de /empo, tan asustados por tener que dejar de ser, la muerte. La decisión úl/ma de Melibea nos hace considerar a la enemiga muerte instalada en el propio corazón del hombre. 3. Carácter paródico de Calisto. Carácter trágico de Melibea.
  30. 30. FUENTES LITERARIAS: q  Son muchas las fuentes literarias de las que se valió Fernando de Rojas para escribir La Celes/na que no hacen más que confirmar su vasta cultura: q  Teócrito o Safo. q  Ovidio y su Ars amandi ( de él tomo la figura de la tercera o alcahueta). q  Séneca, Paluto y Terencio. q  Aristóteles, del que extrajo la idea de la imperfección de la mujer. q  De remediis utriusque Fortunae, de Petrarca. q  Paulus (1390) de Pier Paolo Vergerio. q  La Commedia Poliscena de Leonardo Bruni. q  Historia duobus aman(bus, del cardenal Enea Silvio Boccaccio. q  Elegía di madona Fiammeta, de Giovanni Boccaccio. q  Pamphilus (anónima). q  El Corbacho, de Alfonso Mar`nez de Toledo. 4. Antecedentes literarios y función de Celes/na
  31. 31. 4. Antecedentes literarios y función de Celes/na RASGOS MEDIEVALES: q  Al principio de la obra el autor declara que persigue un propósito moral con su obra: [...] compuesta en reprehensión de los locos enamorados, que, vencidos en su desordenado ape/to, a sus amigas llaman e dicen ser su Dios. Assí mesmo fecha en aviso de los engaños de las alcahuetas e malos lisonjeros sirvientes. La muerte de los protagonistas y los criados al final de la obra se presenta así como un cas/go divino, siguiendo el espíritu religioso tradicional (indis/nción entre lo natural y lo sobrenatural).
  32. 32. 4. Antecedentes literarios y función de Celes/na RASGOS MEDIEVALES: q  La obra reproduce un viejo argumento medieval: una comedia elegíaca la/na anónima del siglo XII, el Panphilus, en la que se relataba el asedio de un galán a una dama, a la que conseguía rendir gracias a la mediación de una vieja. La obra es deudora de Terencio y de el Ars Amandi de Ovidio. q  El arcipreste de Hita hizo una versión personal de esa comedia la/na, y la introdujo en su Libro de Buen Amor (pasaje de los amores de don Melón y doña Endrina), en donde interviene Trotaconventos, como proto/po de las viejas alcahuetas que se ponían al servicio de los mancebos para vencer la virtud de las muchachas.
  33. 33. 4. Antecedentes literarios y función de Celes/na RASGOS MEDIEVALES: q  Rojas recibe el triángulo principal de personajes Calisto, Melibea, Celes/na de la tradición literaria. Juan Ruiz había dado un final sa/sfactorio a este pasaje, terminándolo con la boda de Melón y Endrina. Sin embargo, en La Celes7na se trata de una verdadera tragedia (Celes/na va fraguando, con su codicia, la ruina de todos). q  Rojas llama a la obra tragicomedia porque se mezclan personajes de la tragedia an/gua (los ricos enamorados) y de la comedia (criados, rufianes, pros/tutas). Celes/na Melibea Calisto
  34. 34. RASGOS RENACENTISTAS: q  La obra refleja una concepción del mundo en crisis: los valores tradicionales ya no sirven, los personajes buscan y actúan según otros valores. Al lado del episodio amoroso, se desarrolla la vida de los criados (que imitan, envidian o desprecian a los señores) y, sobre todo, la intervención de Celes/na que conduce a los demás personajes y se conduce a sí misma a la muerte por la avaricia. q  La fortuna ciega y la fatalidad gobiernan el mundo (monólogo de Pleberio), ya no existe orden. Los elementos fundamentales de la obra que contrastan con la visión medieval son: el aprecio de la libertad individual, la importancia de la vida en sí misma y del goce que ella puede aportar, la muerte como final de la vida. q  El suicidio por amor de Melibea y la sensualidad de muchas escenas responden plenamente a la ideología y al ambiente paganos del Renacimiento. 4. Antecedentes literarios y función de Celes/na
  35. 35. 5. Los criados de Calisto: función y antecedentes. Lo que el lector ve: q  Un anhelo de goce sexual, un deseo de riqueza, una apetencia de poder. Todo ello dominado por un individualismo egoísta. q  La corrupción de los criados, pros/tutas, alcahuetas, rufianes que quieren medrar por medio de la astucia y del engaño. q  Unas relaciones entre amos y criados que no responden a la confianza an/gua. Los criados sirven a sus señores con el propósito de sacar provecho material de sus amos. q  Una ceguera de los padres en la educación de sus hijos. q  Al final todo el mundo es destruido; y sus personajes acaban en la muerte o el fracaso. TODA PASIÓN AVASALLADORA CONDUCE A LA DESTRUCCIÓN O A LA MUERTE
  36. 36. hilo - cordón - cadena CALISTO MELIBEA PADRES PLEBERIO ALISA CELESTINA ------------------ Mediadora LUCRECIA ------------ Criada Criados SEMPRONIO ----------------- PÁRMENO TRISTÁN ----------------- SOSIA Criados ELICIA ------------ AREÚSA CRITO ------------ CENTURIO RELACIONES AMOROSAS Mundo de los señores Mundo de los ciados Relaciones amorosas y sociales de los personajes
  37. 37. Personajes de La Celes/na Hasta el Acto (XIII)
  38. 38. CALISTO Pasión amorosa Goce amoroso MELIBEA Rechazo amoroso (oposición) Proyecto material CELESTINA SEMPRONIO ---------------- Criado infiel PÁRMENO ---------------- Criado fiel TRIBUNAL DE JUSTICIA PÁRMENO ----------------- SEMPRONIO CELESTINA Conquista seducción Auxiliares Conquista seducción Ajus/cia a Avaricia ----------
  39. 39. Personajes de La Celes/na Acto (XIII-Final)
  40. 40. Auxiliares Protagonistas Antagonistas Ins/gadoras Ejecutores Calisto Melibea Tristán Sosia Calisto Elicia Areúsa Centurio Traso Melibea Planto de Pleberio Muerte accidental
  41. 41. 6. Tipos de amor. q  Calisto se define por se la contrafigura del perfecto amante cortés. q  Las caracterís/cas básicas del amor cortés pueden resumirse en los siguientes puntos: o  Exitesten varios /pos de amor: - Amor purus: es el amor de los ángeles, puramente espiritual, pues carecen de sexo. - Amor ferinus, de las bes/as y de los vasallos (campesinos, etc.) puramente sexual, solo ins/nto, sin capacidad de apreciar la belleza. - Amor mixtus, es el amor que par/cipa de los dos elementos: junto con la admiración de la belleza, busca la sa/sfacción del placer sexual.
  42. 42. 6. Tipos de amor. q  El Amor mixtus es pasional y, por tanto , no puede exis/r en el matrimonio, ya que este es el fruto de un pacto social entre familias nobles, reyes, etc., sujeto a cues/ones territoriales y polí/cas. q  El verdadero amor, por tanto es adúltero. q  El amante considera a la amada como algo muy superior a él normalmente la culminación de toda perfección y belleza. Por eso la considera su señor (midons) o, incluso, su dios. q  El amante no puede comunicar la emoción amorosa de buenas a primeras. Debe servir a la dama, estar en silencio junto a ella, sin comunicar sus verdaderas intenciones. q  En este momento, el amante debe sufrir su pasión amorosa como un autén/co sacrificio; y, sobre todo, debe guardar silencio, pues se considera una deshonra hacia la dama expresar sus verdaderos sen/mientos. En este /empo la ac/tud de la amada puede ser desdeñosa, o incluso cruel. q  El amante ha de aprovechar el /empo de servicio a la dama para hacerse merecedor de ella. Sin comunicar nada , solo a través de las ac/tudes, de las miradas, la dama ha de comprender la verdadera situación. q  Pasado un /empo, la dama permi/rá a su enamorado dirigirle la palabra , estar junto a ella. En algunos casos, muy aventajados, le concederá ciertos favores. q  Solo en contadas ocasiones, y tras un camino de perfeccionamiento, la dama accederá a los requerimientos de su enamorado. Estas atenciones pueden incluir , incluso , las relaciones sexuales, siempre y cuando sean secretas.
  43. 43. 6. Tipos de amor. q  Calisto par/cipa de las caracterís/cas de esta codificación amorosa, que era, por otra parte, la que reglamentaba los usos amorosos del siglo XV. De ahí nacen las palabras iniciales de a obra: “En eso veo Melibea la grandeza de Dios” Además para Calisto Melibea es la belleza personificada, y así se la describe a Sempronio en el acto inicial: “ Comienzo por los cabellos. ¿ Ves tú las madejas de oro delgado que hilan en Arabia? Más lindos son y no resplandecen menos, su longitud, hasta los talones; después peinados y atados en la delgada cuerda, como ella se los pone, que no se necesita nada más para conver/r a hombre en piedras. ( A, I Esc, IV)”. q  Siguiendo los pasos del amante cortés, Calisto goza cuando Celes/na le entrega el cordón de Melibea tras su primer entrevista, en el acto VI, simplemente por que se trata de una prenda de la amada con un alto componente eró/co, pues ha ceñido su cintura: “ ¡Oh bienaventurado cordón, que tanto poder y merecimiento tuviste de ceñir aquel cuerpo que yo no soy digno de servir! ¡Oh nudos de mi pasión, vosotros enlazasteis mis deseos! (A,VI, esc. II)
  44. 44. 6. Tipos de amor. q  Calisto no es un buen amante cortés. Los criados se burlan de él en el acto VI. q  Sempronio en el acto I, considera a su señor ridículo en la manera de sen/r su amor, y así lo dice a Sempronio en uno de sus primeros apartes: “¡Ja , ja, ja! ¿este es el fuego de Calisto, estas son sus congojas? Como si solamente el amor contra él asestara sus /ros… (A I, esc. II). q  El mal de Calisto es su impetuosidad.Cuando /ene su primer encuentro con Melibea ( 2en esto veo, Melibea , la grandeza de Dios”) , está incurriendo en un gravisimo error: el amante cortés debe guardar silencio y no comunicar su pasión amorosa hasta hacerse merecedor de la dama. Sin embargo, Calisto habla desmedidamente con Melibea. Y cuando esta le dice que persevere, sigue hablando, pese a que en el código cortés “perseverar” /en el significado de mantenerse constante, y en silencio, en su sen/miento amoroso. q  Es entonces cundo salta la ira de Melibea, ira, por otra parte, completamente normal en los usos sociales de la época ante lo que debe considerarse una ac/tud descarada.
  45. 45. 6. Tipos de amor. q  Calisto sufre la enfermedad del amor, heredera del Ars amatoria de Ovidio. Así se muestra Calisto cuando llega a casa tras ser rechazado por Melibea: se encierra en la oscuridad y pasa el rato cantando y tocando el laúd, y desvariando. q  Esta enfermedad de amor, que encontramos en el acto VIII, esc.vIV, produce la burla de sus criados, /ene su base en el desmedido deseo sexual, que el verdadero amante cortés debía saber contener. Pero no es el caso de Calisto, quien ya en la segunda entrevista nocturna no puede tener las manos quietas, y las desliza por el cuerpo de Melibea, a pesar de las quejas de la amada. q  Calisto es finalmente dominado por su sensualidad y el sexo, enloquecido y enajenado por la pasión que siente por su amada, es incapaz de controlar el desarrollo de los acontecimientos. Así no parece sen/r mucho la muerte de Celes/na, Pármeno y Sempronio, lo único que le interesa es con/nuar con Melibea y le resulta imposible afrontar la situación, asumiendo su responsabilidad. Simplemente se esconde.
  46. 46. 6. Tipos de amor. q  Calisto está absorbido por su propia pasión amorosa, que no le permite responsabilizarse de sus actos. Por ello, en el acto XIV, tras reflexionar largamente sobre el juez que ha ajus/ciado a sus criados, en vez de afrontar la situación, se complacerá recordando la visión de Melibea, con un fuerte componente eró/co ( acto XIV, esc, VII). q  La única ocasión el la que Calisto no piensa ególatramente es en el acto XIX, cuando, estando con Melibea, después de haber tenido relaciones sexuales, oye ruido en la calle y teme por la seguridad de sus criados, que son inexpertos, paradójicamente, la única ocasión en la que Calisto no piensa en sí mismo, acaba encontrando la muerte.
  47. 47. 7. El tratado de Centurio. q  María Rosa Linda creía que La Celes/na estaba compuesta por tres partes bien diferenciadas: A ) Acto I B ) Actos II-XVI C ) Actos XV-XIX q  Cada una escrita por un autor dis/nto, o incluso la parte final , el “Tratado de Centurio”, escrito por un responsable colec/vo, por un “taller”. q  La mo/vaciones (adicionales respecto de las anteriores) estarían en las inconsecuencias entre una parte y otra, como el trueque de caracteres entre Elicia y Areúsa. q  La postura de la crí/ca no es unánime, pues los que creen que el autor es el mismo Rojas lo defienden con argumentos completamente opuestos.
  48. 48. 7. El tratado de Centurio. q  Argumentos: o  Los actos añadidos son coherentes con el resto de la obra. o  Se prolongan los caracteres de los personajes, aunque con variaciones. o  Se man/ene un es/lo común. o  Se u/lizan las mismas fuentes que en los actos de la Comedia. o  Siguen usándose los refranes tan caracterís/cos. o  La correcciones clarifican o mejoran el texto anterior y aportan mayor valor es/lís/co. q  En las palabras finales del prólogo de La Celes(na. “Que aun los impresores han hecho su trabajo poniendo `tulos o resúmenes al principio de cada acto, narrando en breve lo que dentro contenía, una cosa innecesaria según lo que los an/guos escritores acostumbraban”. q  En este fragmento, el autor está advir/endo de que hay ciertos pasajes de la obra que no son suyos, sino de los correctores: los resúmenes iniciales. Pero no dice que no son suyos los tratados que se han añadido, por el contrario, lo que hace es jus/ficar por qué ha añadido los nuevos actos: solo por gusto y placer de los lectores, que deseaban ver cómo se desarrollaban los amores de Calisto y Melibea.
  49. 49. 7. El tratado de Centurio. q  Rojas jus/fica la ampliación: “…..hallé que [lod lectores] querían que se alargase el proceso de su deleite de estos amantes, sobre lo cual recibí mucha insistencia, de manera que acordé, aunque contra mi voluntad, meter segunda vez la pluma en tan extraña labor y tan ajena de mi facultad, robando algunos datos a mi principal dedicación , con otras horas dedicadas al descanso , aunque no han de faltar nuevos detractres a la nueva aduccción”.
  50. 50. 6. El “realismo” de la Celes/na: personajes, /empo y espacio. En la obra La Celes/na, predomina la creación de /pos de gran complejidad y valor humano en la obra de. Por eso son an/literarios. La relación entre ellos son un claro ejemplo de la lucha de clases; los señores explotan y desprecian a los criados. Sempronio dirá que “quien a otro sirve no es libre” Rasgos fundamentales: CELESTINA Es el personaje más pintoresco y vivo. En la obra se habla de su oficio, afición al vino, aspecto grotesco... Gran vitalidad, energía, elocuencia y astucia, para influir sobre los demás. Es hábil para engañar y seducir u/lizando el halago. Sus móviles principales: la avaricia, un ape/to sexual que ahora, fea y vieja, no puede sa/sfacer, por eso facilita a que sí lo hagan los jóvenes. La alcahuetería, oficio que en la época se toma muy en serio, no es sólo un medio de vida, sino una misión: se siente comprome/da a propagar el goce sexual. Cons/tuye, pues, un elemento subversivo dentro de la sociedad que se intensifica con la prác/ca de la brujería y la u/lización de la magia.
  51. 51. 6. El “realismo” de la Celes/na: personajes, /empo y espacio. CALISTO Carece de heroísmo. El autor le reserva una muerte sin grandeza dramá/ca. A veces, aparece grotesco ante sus criados que lo ridiculizan (sobre todo, cuando u/liza un lenguaje ampuloso y afectado porque se siente desamado). No es un joven román/co al que le guía la noble pasión del amor. El sen/miento que experimenta no es una fuerza benéfica, sino que le lleva a las mayores locuras. El autor presenta esta forma de amar poco atrac/va porque de ella extraerá su enseñanza moral. Es inseguro, indolente, egoísta y amoral (transgrede cualquier norma para sa/sfacer su ape/to eró/co). Posee rentas, situación de gran señor: Vive de la ostentación y de la apariencia. No hace nada cuando sus criados son ajus/ciados (acepta la jus/cia burguesa). Es el nuevo rico que ha accedido a la nobleza comprando privilegios y que representa el cambio de valores de la sociedad del siglo XV.
  52. 52. 6. El “realismo” de la Celes/na: personajes, /empo y espacio. MELIBEA La imagen tradicional es la de una muchacha ingenua, pero no lo es tanto. Una vez que ha experimentado el amor, se entrega a él apasionadamente, sin reservas ni escrúpulos. Ella es quien prepara los encuentros, las entradas y salidas de él. Es audaz, decidida y falsa en ocasiones. Engaña a sus padres y es arrogante con los criados y con Celes/na. Su cambio, sin embargo, es gradual con respecto a Calisto.
  53. 53. 6. El “realismo” de la Celes/na: personajes, /empo y espacio. LOS CRIADOS q  Los criados de Calisto actúan con su propia personalidad y aportan al drama sus propios conflictos. Sempronio es hábil y deshonesto desde el principio. En cambio, Pármeno ha ocupado más el interés de la crí/ca y del público. Es el criado leal, que intenta elevarse por encima de sus orígenes miserables (su madre fue maestra de Celes/na). Es el que más se resiste a los planes de Celes/na, pero va cediendo ante los halagos y los razonamientos de la vieja. Es quizás el personaje más trágico porque, al final, es derrotado. q  También en otros personajes menores, sabe Rojas apreciar detalles psicológicos: egoísmo, fanfarronería (Centurio), resen/miento (Areúsa y Elicia)...
  54. 54. 6. El “realismo” de la Celes/na: personajes, tiempo y espacio. La obra se desarrolla en cinco días. 1.er día 2º 3er 4º 5.º día un mes después A) por la mañana actos I-IV b) Por la mañana Actos VIII-IIX c) De día acto XIII d) Por la tarde : Acto XIV, esc. VIII- acto XV e) Durante el día actos XVI- XVIII 1.  Por la tarde y noche Actos V-VII 2. Por la tarde y noche. B Por la tarde y noche. (actos X-XII 3. De noche madrugada: Acto XIV, esc. I-VII 4. De noche mafrugada. Acto XIX, XXI.
  55. 55. 6. El “realismo” de la Celes/na: personajes, /empo y espacio. La obra se desarrolla en cinco días: o  Los dos primeros días se dividen en dos partes, mañana y tarde y su prolongación nocturna. o  El tercer día, en cambio, empieza a media mañana, cuando Calisto despierta por primera vez y vuelve a dormir: sigue por la noche , en su segunda cita con Melibea. o  El cuarto día es una prolongación de la jornada anterior que ha acabado muy de madrugada con el monólogo insomne de Calisto. o  El quinto día se desarrolla un mes después. Es el que con/ene mayor número de actos ( seis actos). Mientras se van desarrollando los acontecimientos, el desarrollo temporal de La celes/na es bastante ordenado y pausado, pues cada día presenta dos partes, con mañana y tarde-noche bien diferenciadas . Sin embargo, cuando los acontecimientos se precipitan, es decir, cuando se acercan los momentos climá/cos, las acciones se mul/plican, como puede verse en: o  El acto XII está compuesto por una mul/plicidad de escenas y escenarios que conducen desde el alboroto hasta la fatalidad, la muerte de Celes/na. o  El quinto día, donde cada acto supone un eslabón más en los elementos que componen la venganza urdida por Areúsa, con la combinación de múl/ples elementos en un mismo día , conduce a la fatalidad final, la muerte de Calisto y el suicidio de Melibea.
  56. 56. 6. El “realismo” de la Celes/na: personajes, /empo y espacio. q  La Celes(na está ambientada en una ciudad castellana del siglo XV, con un entramado social no solo reconocible para cualquier lector de la época, sino pintado de forma muy sencilla. q  Ha habido diferentes intentos de iden/ficar esta ciudad: Salamanca es la que siempre ha tenido más par/darios, especialmente por las alusiones en los preliminares (“Yo vi en Salamanca la obra presente”), así como ser la ciudad universitaria de Rojas. Sin embargo, una alusión de Melibea siempre ha resultado desconcertante. Tras la muerte de Calisto, Melibea dispuesta a suicidarse lanzándose desde lo alto de la torre, le dice a su padre: MELIBEA: Vamos donde mandes. Subamos, señor, al azotea alta, para que desde allí goce de la deleitosa vista de los navíos. Por ventura aflojará algo mi congoja ( acto XX, esc. I) q  La referencia supone trasladar la acción a una ciudad portuaria , ya sea marí/ma o fluvial. q  Cabe pensar si no es más una alusión simbólica que realista, un mo(vo recurrente.
  57. 57. q  La ciudad que que refleja la obra es el conglomerado urbano caracterís/co del siglo XV. q  Es un ciudad dominada por la Iglesia y sus ministros. La mayor parte de ellos clientes de Celes/na, o al menos la conocen perfectamente. q  La alusión a la iglesia de la Madalena donde va a rezar Calisto es constante a lo largo de la obra. ( Acto III esc. IV, acto IX esc. II acto XI, esc. II acto XII, esc. IV) q  Como todas las ciudades, posee una plaza mayor, cerca de la cual vive Calisto, pues Tristán oye la algarabía que allí se forma al ajus/ciar a Sempronio y Pármeno. q  Los cementerios cerca de las Iglesias son frecuentados por Claudina lugar en el que rondaba para profanar cadáveres ( acto VII, esc.I) q  Los pros`bulos, con la casa de Celes/na en primer lugar y la de Areúsa en segundo plano. Celes/na no vive en un buen barrio : “al final de la ciudad, allá cerca de las tenerías, en la cuesta del río, una casa apartada, medio caída, poco compuesta y muy pobre” (acto I, esc. VIII) q  Pleberio y Alisa habían sido vecinos de Celes/na, según la trata Alisa de vecina ( acto IV, esc. IV) aunque ahora viven alejados. q  Melibea vive alejada de la casa de Celes/na de la casa de Calisto. q  Para ir de casa de la celes/na a casa de Areúsa se pasa por delante de la de Calisto. Por eso Sosia ve, desde la ventana de casa de Calisto, a Elicia yendo a casa de Areúsa a comunicarle la muerte de Celes/na y los criados ( acto XIV, esc. VIII). 6. El “realismo” de la Celes/na: personajes, /empo y espacio.
  58. 58. q  En la obra los personajes se enfrentan, según Gilman, a tres núcleos de convivencia: o  La casa. De Calisto De Melibea De Celes/na q  La sociedad. Se muestra el desarme moral y la corrupción. q  El cosmos. Los personajes muestran su insignificancia. El pesimismo final es una consecuencia ín/ma de la obra. La propia tragicidad de la obra está en relación con el espacio. El espacio qsico es un factor determinante; puertas y muros se interponen a los personajes, casi podemos decir que los mata el espacio. 6. El “realismo” de la Celes/na: personajes, /empo y espacio. Reflejan el fracaso de la domes/cidad. El individuo se siente solo, aunque esté rodeado de gente. La vida en la casa es un entramado de pequeñas riñas, una convivencia formal y externa
  59. 59. 7. La lengua y el es/lo. Sen/do del llanto final de Pleberio. Los niveles de lengua que se dan en casi todos los personajes depende más del interlocutor al que se dirigen que a la clase social. En conjunto se dis/nguen dos niveles: q  Lengua popular, más frecuente en los criados y en la Celes/na, lengua viva y llena de refranes y giros. Rasgos de esta lengua: abundancia y expresividad en el léxico, reiteraciones, redundancia, refranes populares. Rojas se sirve de los refranes para mostrar la naturalidad. Se han encontrado más de 270. Es una lengua natural a la que, sin embargo, se le ha atribuido defectos, como el exceso de erudición (sentencias, citas, alusiones mitológicas...). Para un lector contemporáneo, puede resultar contradictorio este exceso de erudición y el realismo que pretende mostrar. Estudiosos, como Mª Rosa Lida, afirman que este lenguaje no era una convención ar`s/ca y que no ha de juzgarse desde la óp/ca de otra época. Esta retórica es un rasgos es/lís/co que demuestra que La Celes(na enlaza con la tradición medieval. Lapesa ha señalado, no obstante, que los párrafos de es/lo más elevado ofrecen cierto amaneramiento. Juan de Valdés señala en su obra Diálogo de la Lengua, por ejemplo, el uso innecesario de la/nismos (el castellano ya tenía la palabra equivalente).
  60. 60. 7. La lengua y el es/lo. Sen/do del llanto final de Pleberio. Los niveles de lengua que se dan en casi todos los personajes depende más del interlocutor al que se dirigen que a la clase social. En el segundo nivel: q  Lengua la7nizante y culta (incluso retórica en Calisto), como exige la tendencia humanista: verbo al final de la frase, par/cipio o infini/vo en lugar de oraciones de rela/vo, sentencias cultas. Figuras retóricas como la an`tesis, paradoja, enumeraciones, anáforas… Los largos parlamentos son ejemplos de oratoria (son convincentes porque acumulan pruebas y argumentos en apoyo de una sola proposición). Estos parlamentos aparecen entre los diálogos o amontonados.
  61. 61. 7. La lengua y el es/lo. Sen/do del llanto final de Pleberio. El hecho fundamental de La Celes/na es que se trata, en realidad, de diálogo puro: sin acotaciones propias de una obra teatral. Otro de los recursos que redundan el carácter dramá/co de la obra son el uso de los apartes. Los apartes son un recurso teatral de amplia tradición desde la comedia la/na y aún griega, suele aprovecharse para que el personaje se desmarque de la escena y se dirija al espectador. La función de los apartes es doble: por una parte, fomentan la comicidad y por otra muestran los dos lados del individuo: su aspecto público –con un discurso adecuado a la situación –y el pensamiento sincero, normalmente opuesto al anterior, en un mundo tejido de intereses y falsedades. (Acto VI)
  62. 62. 7. La lengua y el es/lo. Sen/do del llanto final de Pleberio. Por úl/mo, destacan los monólogos de los personajes, que `podemos dividir en dos /pos: q  Monólogos finales de Melibea ( acto XX) y (Pleberio XXI). Son monólogos de fuerte carga trágica y paté/ca, construidos sobre modelos retóricos. A pesar de su fuerza expresiva, no destacan, por su naturalidad. o  Así Melibea hace una larga lista de ejemplos de la An/güedad de personajes que mataron a sus padres o a sus hijos; o  Pleberio, en cambio, se basa en el apóstrofe a diferentes elementos (el mundo, el amor, la Fortuna) para construir un discurso. Ambos monólogos /ene un elemento en común, que es la presencia en la escena de un receptor: Melibea se dirige a su padre, que la escucha a los pies de la torre; Pleberio habla a los vecinos que se han acercado al oír la despedida desesperada de Melibea (“Oh gentes que venís a mi dolor! ¡Oh amigos y señores, ayudadme a sen/r mi pena!”, acto XXI). En este mismo grupo se puede incluir la invocación a Plutón de Celes/na (acto III, esc. III)
  63. 63. 7. La lengua y el es/lo. Sen/do del llanto final de Pleberio. q  Monólogos sin receptor: son meditaciones pensamientos, reflexiones que realizan los personajes y no van dirigidos a ningún receptor. Como el de la Celes/na en los (actos IV esc.I y V esc.I), de camino a casa de Melibea, expresando sus dudas y temores; el de Pármeno al final del acto II; el de Melibea en el (acto X esc.I), en el que descubre su verdadera pasión por Calisto; el de Elicia en el (acto XVII,esc.I), cuando decide acabar con el luto por las pasadas muertes , y el de Centurio en el (acto XVIII, esc. II), en el que se descubre como un fanfarrón men/roso y cobarde. Sin embargo, quizá el más sorprendente de todos sea el monólogo nocturno de Calisto en el (acto XIV, esc. VII), quien al paso que reflexiona sobre el presente y la situación que vive, en su divagar sin ningún tema concreto, y pasar de un tema a otro (la muerte de los criados, la injus/cia del juez, el recuerdo eró/co de Melibea), se adelanta muchos años a lo que el siglo XX conocerá como monólogo interior
  64. 64. 7. La lengua y el es/lo. Sen/do del llanto final de Pleberio. Llanto de Pleberio El padre de Melibea no aparece hasta el acto XII. Pleberio, según María Rosa Linda, no se muestra como un gran señor imperioso, rodeado de servidores, inflexible celador de su honra, sino padeciendo zozobra casi animal por la seguridad de su hija: Y no es menos paté/co que Pleberio conqe en su hija y no le haga reproches ni siquiera prevenciones, lo que , a su vez , provoca en la joven dolorida conciencia de la aflicción que reserva a sus padres. Pleberio respeta la libertad de Melibea, siente que su vida está ligada a la de ella y no vacila en confesar esta dependencia. Quedará destrozado cuando acaezca la catástrofe.

×