FORO CONCLUSIÓN TEMA 4              Desarrollo y el proceso de madurez ética                                          12 d...
Elizalde explica la actualidad, afirmando entonces que “el desarrollo de nuestras sociedades seubica al interior de una cr...
internacionalización del conocimiento, la división social del mismo es desigual y        desequilibrada, creando dependenc...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Foro conclusion tema_4

351 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
351
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
6
Acciones
Compartido
0
Descargas
2
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Foro conclusion tema_4

  1. 1. FORO CONCLUSIÓN TEMA 4 Desarrollo y el proceso de madurez ética 12 de noviembre de 2011; 5:50 am Por: Mónica Flórez Crisién La ciudad, anterior a la casa; la moral grupal, anterior a la moral individualLa dimensión moral recobra hoy, en los tiempos líquidos1, una urgencia perentoria. Hoy lassociedades han cambiado2, ya no son tradicionales, estáticas, religiosas, dogmáticas, verticalesy homogéneas. Hoy buscan ser democráticas y pluralistas, con grandes cambios que parecenno detenerse. Las normas existentes en la sociedad actual deben ser discutidas y pasar por eltamiz de la racionalidad, el diálogo, la reflexión, la toma de decisiones autónomas. Hoy, se haperdido la conectividad con otros humanos y con los no humanos como razón para la pérdidade la espiritualidad¿Qué implica entonces la democracia? Elizalde3 nos ayuda a responder:  Aceptación de la angustia de pensar por sí mismo  Reconocimiento de la pluralidad  Exigencia del respeto  Una conquista, un proceso de maduración  La verdad como resultado del debate  Modestia, disposición a cambiar, a oir al otro, reflexión autocrítica1 La expresión, acuñada por Zygmunt Bauman, da cuenta con precisión del tránsito de una modernidad «sólida» estable,repetitiva a una «líquida» flexible, voluble en la que las estructuras sociales ya no perduran el tiempo necesario para solidificarse yno sirven de marcos de referencia para los actos humanos. Vía internet: http://www.lecturalia.com/libro/17764/tiempos-liquidos2 PAUTASSI GROSSO, Jorge. El crecimiento ético: proceso de madurez ético. 2a. ed. Bogotá: Universidad de La Salle, 2004. 145 p.Capítulo 3.3 ELIZALDE, Antonio y DONOSO, Patricio. Formación en Cultura ciudadana. Primer Seminario Nacional de formación artística ycultural. Bogotá: Ministerio de Cultura, 1998. Vía internet. http://www.uc.cl/icp/eticapolitica/documentos/Elizalde.PDF
  2. 2. Elizalde explica la actualidad, afirmando entonces que “el desarrollo de nuestras sociedades seubica al interior de una crisis de situación, visible en todos los órdenes y en todos los ámbitosde la realidad social”.Es así como esta crisis se expresa de diferentes maneras: Crisis de identidad (pérdida del sentido de pertenencia, carencia de un proyecto común unificador de voluntades, donde no se salva ni el plano familiar). A su vez, “la pérdida de la identidad desemboca finalmente en la incapacidad de reconocerse a sí mismo como un ser comunicado con otros. Es la expresión máxima del hombre aislado, desencantado, frustrado, alienado. En consecuencia, la crisis de identidad desemboca finalmente en una crisis de crecimiento personal y social. Se podría decir que es el hombre sin contorno, inmerso en una sociedad sin fronteras”. Crisis de fe, es decir una incapacidad de creer y levantar utopías transcendentes o no transcendentes. Es una crisis de espiritualidad, de asumir desafíos, de desligarse del presentismo. Es la crisis de confianza en un futuro mejor, en la posibilidad de construir una sociedad más humana, de plantearse modelos de salvación, de progreso. Es la crisis que nos induce a no tomar ni asumir riesgos y enfrentar posibilidades y alternativas. Es el retorno a la creencia en la nada, en el vacío. Crisis de valores que se liga con el trastoque de valores, con la pérdida de valores, con la relativización de los valores. También se expresa esta crisis en un desencantamiento tanto con los valores tradicionales, como con los de la experiencia histórica de la modernidad. A los primeros, entre los que se incluyen muchos de los valores universales, occidentales, propios de la vida religiosa y familiar, se los tilda de anticuados, retrógrados e incapaces de adaptarse a los nuevos tiempos y espacios culturales diferentes. El desencantamiento con los valores propios de la modernización emanan del énfasis que se pone en el materialismo, el consumismo, el hedonismo. Todos los medios justifican el fin. No hay una ética que trascienda a la manipulación, al poder y al control. Crisis epistemológica, que se vincula con la supremacía de la racionalidad instrumental -administrativa - económica que gobierna y penetra al conocimiento en todos los planos de la existencia. En la crisis epistemológica, se constata que son nuevamente los centros del poder mundial los que monopolizan la producción y distribución del conocimiento. Pese a los intentos de globalización e
  3. 3. internacionalización del conocimiento, la división social del mismo es desigual y desequilibrada, creando dependencias, inequidades, sometimientos y sentimientos de gran frustración. El conocimiento es sinónimo de poder y faculta para el manejo del control y la manipulación. Entonces, emerge con fuerza y como resultado de la crisis epistemológica, la alienación, la negación de lo auténtico, el rechazo a lo propio. Hay que sumarse a lo ajeno, hay que dar cabida a la adquisición de una cultura que es todavía prestada, a la internalización de valores extraños. La pérdida de la identidad, el trastoque de valores, la incapacidad de creer en el cambio, no son sino expresiones muy visibles de la crisis epistemológica. El círculo de la crisis se ha cerrado.Por todo lo anterior, podemos inferir que el profesional de hoy, como expresión de unaformación integral que lidera el mundo, debe constituirse en un importante agente de cambiode ese proceso transformador que cada vez se vuelve más complejo. No podemos continuarcreyendo que basta con lo que nos dieron en casa hace 15 o 20 años. No podemos seguiridealizando un pasado que no volverá. No podemos continuar admirando lo que hacía laabuelita o el papá. A ellos les tocó un mundo distinto al del profesional de hoy, por tanto, sondistintas las exigencias. Tampoco podemos cortar con el pasado, son nuestras raíces,expresiones propias de nuestra identidad. Pero sí tenemos el deber de entretejer esostiempos, pasado, presente, futuro; ayudar a construir y entender esos nuevas constructossociales, como seres pensantes, participativos y respetuosos, en búsqueda de una secuenciaprogresiva universal hacia la madurez ética, donde el sujeto ético, hace de su proyecto de vidauna continua tensión entre el yo real y el yo ideal, proceso que va de la exterioridad a lainterioridad de la persona, de los premios y castigos a las propias convicciones, de ladependencia a la libertad interior, de lo legal y normativo a los principios éticos universales, delos sentimientos de miedo y culpabilidad al amor y la responsabilidad.

×