Wittgenstein

12.831 visualizaciones

Publicado el

3 comentarios
22 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Por favoor desbloqeenla :)
       Responder 
    ¿Estás seguro?    No
    Tu mensaje aparecerá aquí
  • muy buen material, me gustaría exponerlo en una sesión de filosofía Contemporánea pero para ello debo bajar las diapositivas. pero si debo decir de que es muy importante como usamos el lenguaje aveces sinsentido o aveces no. y eso es lo que nos crea problemas. el lenguaje tiene sus riquezas pero también puede crear problemas muy graves conflictos guerras ojala podamos usar bien nuestro lenguaje coherente con nuestra vida.
       Responder 
    ¿Estás seguro?    No
    Tu mensaje aparecerá aquí
  • Muy buen aporte. Te felicito. Gracias
       Responder 
    ¿Estás seguro?    No
    Tu mensaje aparecerá aquí
Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
12.831
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2.554
Acciones
Compartido
0
Descargas
0
Comentarios
3
Recomendaciones
22
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.
  • Wittgenstein

    1. 1. WITTGENSTEIN <ul><li>La filosofía es una batalla contra el encantamiento que el lenguaje ejerce en nuestra inteligencia. (Investigaciones Filosóficas, 109) </li></ul>
    2. 2. <ul><li>Primera Parte: El Tractatus </li></ul>
    3. 3. Objetivo del Tractatus <ul><li>El objetivo del T es mostrar que los problemas de la filosofía pueden resolverse si se entiende cómo funciona el lenguaje (prefacio). </li></ul><ul><li>Resolveremos todos los problemas de la filosofía cuando comprendamos “la lógica del lenguaje”. Este es el pensamiento dominante en TODA la filosofía de W. </li></ul>
    4. 4. Resolver los probemas de la filosofía <ul><li>Filosofía sería el intento de clarificar, y si es posible responder, un conjunto de problemas fundamentales que surgen cuando tratamos de comprendernos a nosotros mismos y al universo en que habitamos. </li></ul><ul><li>Ejemplos: ¿Qué es la realidad? ¿Qué cosas son las que en definitiva existen? ¿Qué es el conocimiento, y cómo lo adquirimos? ¿Cómo podemos estar seguros de que nuestras creencias no están equivocadas? ¿Cuáles son las reglas del razonamiento correcto? ¿Cuál es la forma correcta de vivir, y por qué? </li></ul>
    5. 5. Wittgenstein: “antifilósofo” <ul><li>W cree que la tarea propia de la filosofía no consiste en seguir discutiendo esos problemas (que son ilusorios, porque surgen de una mala comprensión de cómo funciona el lenguaje). </li></ul><ul><li>La función propia de la filosofía es clarificar la naturaleza de nuestro pensamiento y de nuestro lenguaje. Así, se verá que los problemas tradicionales son espúreos y se desvanecerán. </li></ul>
    6. 6. Lo fundamental en el Tractatus <ul><li>Clave en el T: el lenguaje tiene una estructura lógica subyacente. Si comprendemos esa estructura, podremos comprender los límites de lo que puede decirse con sentido. </li></ul><ul><li>Los problemas fílosóficos surgen al tratar de decir lo que no puede ser dicho (con sentido). Surgen de la transgresión de los límites. (T 7) </li></ul>
    7. 7. La tarea propia de la filosofía <ul><li>La tarea específica de la filosofía es “no decir nada, excepto lo que puede ser dicho, es decir, proposiciones de las ciencias naturales (algo que no tiene nada que ver con la filosofía), y luego, cuando alguien quiera decir algo metafísico, demostrarle que ha fallado en dar significado a algunos signos en sus proposiciones” </li></ul><ul><li>Pero esto no quiere decir que “los problemas de la vida” no tengan sentido. Es sólo el intento de decir algo sobre ellos lo que no tiene sentido (T 6.522). </li></ul>
    8. 8. La segunda parte más importante del Tractatus <ul><li>... Es la que no está escrita, pues se refiere a aquellas cosas sobre las que no se puede hablar. </li></ul>
    9. 9. El argumento principal del T <ul><li>Tanto el lenguaje como el mundo tienen una estructura. </li></ul><ul><li>El lenguaje consiste de proposiciones. Los constituyentes últimos del lenguaje son los nombres. </li></ul><ul><li>De manera similar, el mundo consiste de hechos; los hechos están compuestos de objetos. </li></ul><ul><li>Cada nivel de la estructura del lenguaje corresponde a un nivel de la estructura del mundo. </li></ul>
    10. 10. El paralelismo lenguaje-mundo <ul><li>Lenguaje  Mundo </li></ul><ul><li>Proposiciones   Hechos </li></ul><ul><li>Propo. Elementales   Estados de cosas </li></ul><ul><li>Nombres   Objetos </li></ul>
    11. 11. La teoría del espejo y la estructura del mundo <ul><li>En el fondo del T, encontramos una teoría del lenguaje como copia del mundo, o picture theory of meaning . </li></ul><ul><li>Las proposiciones elementales son lógicamente independientes unas de otras. </li></ul><ul><li>Porque esto es así, necesitamos decir cuáles de ellas son verdaderas y cuáles falsas para poder dar cuenta completa de la realidad. </li></ul>
    12. 12. El mundo como debe ser <ul><li>Esto equivale a decir que la realidad consiste de todos los posibles estados de cosas, existentes o no. </li></ul><ul><li>Con otras palabras, cómo son las cosas en la realidad depende de cuál sea o no el caso. Sólo determinando qué proposiciones son verdaderas podemos especificar cómo son las cosas “en realidad” en la realidad. </li></ul>
    13. 13. El sinsentido <ul><li>Cuando un signo o cadena de signos no expresa una proposición, es un sinsentido (no es falso, sino sinsentido). </li></ul><ul><li>W incluye la mayoría de los problemas de la filosofía en esta categoría. Por eso dice en T 6.54... </li></ul><ul><li>Los límites de lo que puede ser dicho y pensado viene impuesto, por tanto, por la estructura del lenguaje y del mundo, y por la forma en que se conectan entre sí. </li></ul>
    14. 14. Sinsentido con valor <ul><li>Lo que cae fuera de lo que puede ser dicho es un sinsentido; pero esto no significa que carezca de valor: la ética, la religión, el arte. Todo esto se muestra por sí mismo. </li></ul><ul><li>Algunos piensan que el verdadero propósito del T es revelar, vía el argumento acerca del lenguaje (pensamiento) y la manera en que conecta con el mundo, el estatus de los valores éticos y religiosos. </li></ul>
    15. 15. The picturing relation <ul><li>Está hecho el paralelismo lenguaje-mundo, pero falta justificar la relación de representación (picturing). </li></ul><ul><li>La pregunta aquí es: ¿qué hace que algo sea la copia o representación de algo? </li></ul>
    16. 16. Lo común: la estructura <ul><li>Lo que hace posible que las cosas en la realidad puedan ser representadas por figuras descansa en el hecho de que las figuras tienen algo en común con la realidad que representan; y eso es, por supuesto, la estructura. </li></ul>
    17. 17. Segundo paso: verdad o falsedad <ul><li>Si una figura muestra bien cómo son las cosas en la realidad –si corresponde a la realidad – decimos que es una representación correcta. </li></ul><ul><li>Donde la figura en cuestión es un pensamiento o proposición, llamamos a esta correspondencia “verdadera”. La distinción entre correspondencia o no correspondencia es absoluta: sólo cabe sí o no. </li></ul>
    18. 18. Pero hoy en día... <ul><li>Pero hoy en día sabemos que no existe una y sólo una forma en que las figuras (pensamientos, proposiciones, lenguaje) corresponda a la realidad. </li></ul><ul><li>Esto es lo que Putnam llama “la fantasía de imaginar que la forma de todo conocimiento posible está fijada por anticipado de una vez por todas”. </li></ul>
    19. 19. Si fuera única... <ul><li>Habría una, y sólo una, proposición correcta para cada hecho del mundo. </li></ul><ul><li>Al hecho “existe una silla que es azul” debería corresponderle una figura que correctamente represente el hecho. </li></ul><ul><li>¿Cuál sería esa figura? ¿La de la física? ¿La del sentido común? ¿La de la poesía? </li></ul>
    20. 20. En resumen <ul><li>Una proposición (un pensamiento) es verdadero sí y sólo sí representa correctamente el hecho al que se refiere. </li></ul><ul><li>Pero cada lenguaje tiene su propio conjunto de reglas de corrección. </li></ul><ul><li>Lo que es correcto en términos médicos puede ser incorrecto en términos éticos. Es decir, puede darse una operación “correcta” desde el punto de vista de la técnica quirúrgica (cortar un brazo), pero incorrecta desde el punto de vista ético (si estaba sano). </li></ul>
    21. 21. Es decir... <ul><li>Que el isomorfimo lógico no es suficiente para decidir si nuestros pensamientos corresponden (son correctos, por lo tanto verdaderos) a la realidad. </li></ul><ul><li>Existen muchas formas en que el pensamiento puede corresponder con la realidad (segundo Wittgenstein). </li></ul>
    22. 22. El realismo: la representación <ul><li>El problema que se discute es cómo nos ayuda el lenguaje a hacernos con el mundo; cómo se explica el éxito de nuestras elaboraciones simbólicas (teorías). </li></ul><ul><li>Para un realista, es esencial ver las teorías como una especie de mapas del mundo que guían nuestra conducta dentro de él. </li></ul>
    23. 23. Representación y uso <ul><li>La teoría del lenguaje como “copia” o representación del mundo del primer Wittgenstein responde a este desideratum . Pero la teoría del lenguaje como representación —como el propio Wittgenstein advirtió— no explica adecuadamente la forma en que comprendemos y nos hacemos con el lenguaje: un mapa nos sirve cuando comprendemos cómo usarlo. </li></ul><ul><li>Por eso, aprender un lenguaje es aprender un conjunto de prácticas, no un conjunto de correspondencias (segundo W.) </li></ul>
    24. 24. Evaluación crítica del Tractatus
    25. 25. Sobresimplificación <ul><li>Primera crítica: demasiado rigor y perfección lógica tiene un costo muy alto: la sobresimplificación de la materia de que trata. </li></ul><ul><li>W supone en el T que el lenguaje tiene una esencia única, que se puede descubrir al revelar su estructura lógica. </li></ul>
    26. 26. La esencia del lenguaje <ul><li>Lo que está aquí en juego son los conceptos de esencia y de forma lógica del lenguaje. </li></ul><ul><li>W nos pide que aceptemos la tesis de que el lenguaje tiene una naturaleza única, que puede ser capatada en una simple fórmula, la identificación de la cual provee la clave para resolver todos los problemas acerca del mundo, el pensamiento, el valor, la religión. </li></ul>
    27. 27. En cambio... <ul><li>En PI, W rechaza esta simplificación y argumenta justo lo opuesto: que el lenguaje es una basta colección de actividades, cada una con su propia lógica. </li></ul><ul><li>En realidad, el T ofrece una visión muy distorsionada del lenguaje. No es ésa su naturaleza. </li></ul><ul><li>Por ejemplo, deja afuera otros usos del lenguaje: preguntar, ordenar, suplicar, advertir, exhortar, prometer... Según el T, serían sinsentidos. </li></ul>
    28. 28. Lo que es un sinsentido es que eso sea sinsentido <ul><li>En resumen, el T le vuelve la espalda a la gran variedad de lenguajes sobre los cuales W, en su etapa posterior, reflexiona. </li></ul><ul><li>En el T se sostiene que la forma de conexión básica entre el mundo y el lenguaje (la más fundamental) es la relación de denotación: que el significado de un nombre es el objeto que denota. Pero esto tampoco se sostiene. (Así incia las PI). </li></ul><ul><li>Por eso hay que rechazar el T: por incompleto y distorsionador. </li></ul>
    29. 29. La influencia del primer Wittgenstein
    30. 30. La visión común <ul><li>Normalmente se sostiene que el T fue una fuente principal de inspiración para el positivismo lógico. </li></ul><ul><li>También se supone que fue W el que influenció al Círculo de Viena. </li></ul><ul><li>No cabe duda de que existió una conexión; sin embargo parece claro ahora que la influencia de W en el Círculo fue mucho menor de lo que se tiende a suponer (sobre todo, influyó en Schlick y Waisman). </li></ul>
    31. 31. En Russell <ul><li>En quien sí influyó de manera decisiva fue en B. Russell. W fue maestro de Russell, en el período 1912-13. La obra de R paralela al T es Lectures on Logical Atomism , de 1918 (en la introducción, R escribió que las tesis ahí contenidas ‘las aprendió de su amigo Wittgenstein’, aunque en realidad la mayor parte de lo que ahí sostiene procede de sus propios escritos, anteriores al T) </li></ul><ul><li>Una mayor influencia fue que Russell dejó sin acabar su Theory of Knowledge. </li></ul>
    32. 32. Waisman <ul><li>Frederich Waisman, miembro del Círculo, colaboró con W del 29 al 31. Tuvo la intención de escribir un libro que explicara la doctrina del T, bajo la guía de W, pero para principios de los 30, W había cambiado sus ideas. El libro salió en 1967, escrito por Waisman. </li></ul>
    33. 33. En cuanto al Círculo <ul><li>Neurath una vez observó que le período de visitas de W los distrajo de su principal preocupación. </li></ul><ul><li>Las fuentes auténticas de inspiración del Círculo fueron Russell, Frege, Ernst Mach y la tradición empirista de filosofía (Hume). </li></ul><ul><li>El positivismo lógico influyó en W, en sentido negativo: que eso era lo que no había que hacer. </li></ul><ul><li>De manera que el T no inspiró ningún movimiento. </li></ul>
    34. 34. <ul><li>El segundo Wittgenstein </li></ul>
    35. 35. Rechazo del Tractatus <ul><li>PI se construye para refutar T. Hay un rechazo explícito de la teoría de la representación y de la función denotativa del lenguaje. </li></ul><ul><li>No existe una lógica del lenguaje, sino muchas; el lenguaje no tiene una única esencia, sino que es una colección de diferentes prácticas, cada una con su lógica. </li></ul>
    36. 36. El significado <ul><li>El significado no consiste en la relación denotativa entre palabras y cosas, o en la relación de copia entre proposiciones y hechos; más bien, el significado de una expresión es su uso en la multiplicidad de prácticas que hacen el lenguaje en cuestión. </li></ul><ul><li>Tampoco es el lenguaje algo completo y autónomo que pueda ser investigado independientemente de otras consideraciones: el lenguaje está imbricado en todas las actividades humanas. </li></ul>
    37. 37. El método <ul><li>En el período de transición, el método que W considera apropiado en filosofía también cambia en un aspecto fundamental. </li></ul><ul><li>En el T, W creía que los problemas filosóficos surgen ‘por una mala comprensión de la lógica del lenguaje’. Esta convicción se mantiene a lo largo de todo su trabajo. </li></ul><ul><li>Lo que cambia es lo que entiende por la lógica del lenguaje. </li></ul>
    38. 38. Antisistemático <ul><li>Ahora piensa que los problemas que surgen por nuestra mala comprensión de la lógica o naturaleza del lenguaje no pueden resolverse construyendo una teoría, en forma sistemática, como había intentado hacen en el T. </li></ul><ul><li>En lugar de construir teorías para tratar con los problemas filosóficos, deberíamos disolver esos problemas. Se trata de una empresa terapéutica. (PI 255). Por eso PI tiene una forma caótica; es intencional. </li></ul>
    39. 39. Como moscas tratando de salir de la botella <ul><li>Hasta que los filósofos aprendan a mirar dentro de los lenguajes funcionando lograrán salir de la botella. P 309. </li></ul><ul><li>Para salir de la botella hace falta distinguir la gramática (lógica) superficial de la gramática (lógica) profunda de los lenguajes. </li></ul><ul><li>Por eso W llama a las PI una investigación gramatical (P 90). </li></ul>
    40. 40. Elucidar y describir <ul><li>Explicar la gramática suena a lo que había dicho en el T que era el objetivo de la filosofía: la elucidación de nuestro lenguaje. </li></ul><ul><li>Pero en las PI no presenta el método, sino que es el método en uso. La conclusión es, entonces, que en filosofía no debemos tratar de explicar nada, sino sólo describir (explicar equivale a construir más teorías). </li></ul>
    41. 41. El primer paso: criticar la visión del Tractatus <ul><li>El primer paso hacia una comprensión de cómo trabajan los lenguajes consiste en librarnos de la visión del T. Eso lo dice en el prefacio de las PI. </li></ul><ul><li>Este grave error en la manera de entender el lenguaje lo ilustra con un pasaje de las Confesiones (PI 1). Usa ese párrafo para mostrar que esa visión del lenguaje es antigua y muy difundida </li></ul>
    42. 42. Esencias ocultas tras fenómenos <ul><li>Tendemos a pensar que el lenguaje tiene una esencia oculta (PI 92 ), y por lo tanto nos sentimos tentados a penetrar los fenómenos (PI 90). </li></ul><ul><li>La visión incorrecta que el T y S. Agustín comparten es la que nos hace pensar que… P 91 </li></ul><ul><li>La respuesta de W es inequívoca: niega que haya ninguna necesidad de analizar, de ‘descubrir la esencia’ oculta en los discursos. </li></ul>
    43. 43. Lo patente <ul><li>Lo que es patente, dice W, es el hecho de que el lenguaje no es una cosa uniforme sino un conjunto de actividades. Usamos el lenguaje para describir, informar, afirmar, negar, especular, mandar, preguntar, contar historias, narrar, actuar, cantar, adivinar, hacer bromas, resolver problemas, traducir, agradecer, saludar, maldecir, bendecir, rezar, advertir, recordar, expresar emociones, etc. (PI 23, 654). </li></ul>
    44. 44. Juegos lingüísticos <ul><li>A todas estas actividades W las llama juegos de lenguaje. </li></ul><ul><li>De manera que para comprender el funcionamiento del lenguaje debemos en primer lugar reconocer su variedad y multiplicidad (65). </li></ul><ul><li>El significado de una palabra no es el objeto que denota, sino el uso que se le puede dar en uno de los muchos juegos lingüísticos (43) </li></ul>
    45. 45. <ul><li>La comprensión y “seguir una regla” </li></ul>
    46. 46. Seguir las reglas <ul><li>¿Cómo demuestro que sé el significado de una expresión? Si sé cómo usarla, en el contexto debido. Si sé usarla bien. </li></ul><ul><li>¿Qué quiere decir ‘usarla bien’? Seguir las reglas que gobiernan su uso; seguir las reglas del ‘juego’ (cada juego tiene sus propias reglas; por ejemplo, el juego de la definición ostensiva). </li></ul>
    47. 47. Una manera de entender el argumento de seguir una regla <ul><li>… es verlo a la luz del rechazo de T, y de la actitud hacia el lenguaje que contiene. </li></ul><ul><li>Para comenzar: el uso del lenguaje es una actividad normativa. </li></ul><ul><li>El modelo seguido por W en el T para explicar el uso del lenguaje es el del cálculo, es decir, un sistema estructurado de reglas estrictamente definidas que funciona automáticamente. Sería como una máquina. </li></ul>
    48. 48. Falso sentido de objetividad <ul><li>W señala que la aparente ‘independencia’ de las reglas soporta la falsa visión de que éstas reflejan un mundo objetivo, independiente del sujeto. Los estándares de corrección impuestos por las reglas parecen externos a nosotros, porque no dependen de que nosotros las apliquemos (ej: el resultado de ‘567+876’ está ahí , con independencia de que alguien realice la operación). </li></ul><ul><li>Esta característica de objetividad o externalidad da la impresión de son ellas las que gobiernan el proceso. </li></ul>
    49. 49. Como rieles <ul><li>Las reglas serían como rieles que nos llevan a una determinada dirección (218), o como una máquina que trabaja sola (193-4) </li></ul><ul><li>Esos modelos (rieles o máquina) convierten la guía en coerción, y el concepto de estándar de corrección en algo externo y objetivo. </li></ul>
    50. 50. Las reglas son creación humana <ul><li>Lo que W enfatiza aquí es el hecho crucial de que lo que constituye una regla es nuestro uso colectivo de la misma; seguir reglas es una práctica general establecida por acuerdo, costumbre y entrenamiento. </li></ul><ul><li>Por lo tanto, aunque las reglas nos guían, no son independientes de nosotros; no se encuentran fuera de las prácticas que les dan vida . </li></ul>
    51. 51. Como las señales <ul><li>Las reglas son como las señales en el camino, que nos guían precisamente porque existe la práctica de poner señales en el camino. (85, 198) </li></ul><ul><li>La clave aquí es que existe una costumbre. Las costumbres son externas y observables; no dependen de un proceso mental interno. </li></ul>
    52. 52. Seguir reglas: actividad externa y pública <ul><li>Seguir reglas no es una actividad mental interna; se muestra a sí misma en la práctica, es manifiesta. No es resultado causal de una actividad mental interna; como seguir un mapa: no lo hago hasta que realmente me muevo en la dirección señalada, de lo contrario, seguiré haciendo mapas (en mi cabeza) y eso no es como debe traducirse la regla (que dice haga esto o muévase en tal dirección). </li></ul>
    53. 53. Pública <ul><li>Además, es algo que se puede ver, es una práctica social, algo que existe en comunidad. Es el acuerdo establecido en comunidad, precisamente, lo que establece la regla que seguimos. No hay ‘observancia privada de reglas’. Saber si alguien está siguiendo una regla o no depende de la existencia de criterios externos (202). </li></ul>
    54. 54. Repetitiva <ul><li>Por otra parte, seguir reglas es una actividad repetitiva, como las costumbres. No tiene sentido decir que se siguió una regla sólo una vez. </li></ul>
    55. 55. La primacía de la práctica <ul><li>De manera que el único juez ante el cual tienen que responder las reglas son las prácticas humanas. No algo externo (los hechos, el mundo) e independiente de las prácticas humanas (no hay tal cosa; o mejor dicho: es una práctica humana –u n juego de lenguaje – imaginar referentes externos que nos eximan de la responsabilidad… ‘así son las cosas’, solemos decir). El T es un ejemplo de esa visión equivocada. </li></ul>
    56. 56. El final del camino <ul><li>On Certainty: ‘proporcionar fundamentos… llega a un punto fina; el final es nuestra actuación, que está al fondo del juego de lenguaje. </li></ul><ul><li>Por eso, seguir reglas se hace inconscientemente, o ciegamente (219). Ej del ajedrez: ¿por qué el rey se mueve sólo un cuadro a la vez? Porque así es el ajedrez. </li></ul>
    57. 57. Un problema: la noción de verdad <ul><li>Si las reglas son producto del acuerdo entre los miembros de una comunidad lingüística, ¿quiere decir que la verdad también es producto de nuestros acuerdos? </li></ul><ul><li>W responde, en P 241. </li></ul>
    58. 58. Cierto antifundacionalismo <ul><li>Para W, las preguntas acerca de la última justificación de los conceptos implicados en nuestro pensamiento llegan a su fin muy pronto: lo que justifica su uso es la forma de vida compartida, y eso es todo </li></ul><ul><li>La forma de vida es el marco de referencia dentro del que aprendemos a trabajar cuando aprendemos los lenguajes de nuestra comunidad; aprender ese lenguaje es aprender los puntos de vista, supuestos y prácticas inseparables del propio lenguaje, y desde los cuales nuestras expresiones adquieren su significado. Por eso, 217... </li></ul>
    59. 59. <ul><li>El conocimiento, la duda y la certeza </li></ul>
    60. 60. El problema del conocimiento <ul><li>Como corolario de su argumento contra el lenguaje privado, se sigue otra visión del problema tradicional del conocimiento. </li></ul>
    61. 61. La visión cartesiana <ul><li>En la visión tradicional, se sostiene que la especial relación que tenemos con nuestros propios estados psicológicos (‘yo pienso’) proporciona el fundamento de todo lo que podemos llegar a conocer o a creer con cierta justificación, pues estamos seguros de nuestros propios pensamientos y experiencias, pero podemos dudar de todo lo que esté fuera de nuestra propia mente (incluso, de nuestro propio cuerpo; sabemos que somos mentes, pero no sabemos si somos mentes con manos, diría Descartes). </li></ul>
    62. 62. Wittgenstein sostiene, en contra... <ul><li>Que la duda sólo es posible en el contexto de un juego de lenguaje. Si la duda sobre si tengo manos es inteligible, es porque sé que es lo que significa ‘manos’ y ‘tener manos’. </li></ul><ul><li>El juego de lenguaje dice que la creencia o certeza es anterior a la duda ; se duda de lo que tiene sentido dudarse. </li></ul><ul><li>‘ Si no está seguro de nada, tampoco puede estar seguro del significado de sus palabras’ (OC 114) </li></ul>
    63. 63. No la duda absoluta <ul><li>Dudar de lo obvio no tiene sentido dentro del juego del lenguaje. Tampoco tiene sentido dudar del propio juego del lenguaje (digamos, desde fuera). El juego del lenguaje, como forma de vida, es ‘lo dado’. </li></ul>
    64. 64. Dudas razonables, reales, no filosóficas <ul><li>W no está diciendo que no se pueda dudar de nada; a veces hay razones justificadas para hacerlo. </li></ul><ul><li>Lo que está diciendo es que la duda legítima sólo puede tener sentido en el contexto de un marco que en sí mismo no está sujeto a la duda: ‘El juego de la duda presupone la certeza’ (OC 115). </li></ul>
    65. 65. La justificación tiene que tocar fondo <ul><li>W sostiene que la tarea de dar razones o justificaciones tiene que terminar en algún punto. Terminan en la forma de vida que confiere inteligibilidad a lo que hacemos (incluyendo el mismo proceso de dudar y de conocer). </li></ul><ul><li>Poner a prueba nuestras creencias puede hacerse sólo en un contexto que no esté puesto a prueba. </li></ul><ul><li>OC 341: ‘las preguntas que hacemos y nuestras dudas dependen del hecho de que algunas de nuestras proposiciones están exentas de la duda, que son como las bisagras sobre las que giran esas dudas’. </li></ul>
    66. 66. Parte de nuestra naturaleza <ul><li>Nuestro ‘confiar’ en esos marcos de referencia, es parte de nuestra forma de vida. </li></ul><ul><li>Son el ‘fundamento’ de nuestros juegos de lenguaje, pero no ‘fundamento’ en el sentido de algo fijo y permanente </li></ul><ul><li>Algunos filósofos creen que existen nociones o principios que son lógicamente necesarios, de manera que ni los marcianos ni Dios se libran de ellas. </li></ul>
    67. 67. El fundamento <ul><li>W cree, en cambio, que las ‘creencias fundamentales’ son sólo relativamente fundamentales; son como el fondo de un río, que facilitan – y determinan – el curso del río, pero que con el tiempo se erosiona, o que puede cambiar. Pero este es un proceso lento, casi imperceptible; para efectos prácticos, nuestras creencias fundamentales son indudables, estables, casi inmutables. </li></ul><ul><li>‘ Pertenece a la lógica de nuestras investigaciones científicas que ciertas cosas de hecho son indudables’ (OC 342). </li></ul>

    ×