Una ciudad que recuerda el conflicto a través del arte 
Con 16 obras, en puntos estratégicos de Bogotá, artistas buscan re...
El proyecto, llamado ‘Memorias del futuro’, fue lanzado por el Instituto Distrital de las Artes (Idartes), con el apoyo de...
El jurado estuvo conformado por Ana Teresa Bernal, Alfredo Molano Bravo, Ignacio Gómez, Carlos Mario Lema, Joana Paola Ser...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Una ciudad que recuerda el conflicto a través del arte

319 visualizaciones

Publicado el

Articulo de arte

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
319
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
79
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Una ciudad que recuerda el conflicto a través del arte

  1. 1. Una ciudad que recuerda el conflicto a través del arte Con 16 obras, en puntos estratégicos de Bogotá, artistas buscan retratar memorias de la violencia. Por: EL TIEMPO | 10:45 p.m. | 9 de septiembre de 2014 Foto: Archivo particular El proyecto busca hacer visibles las posibles memorias del posconflicto en Colombia, desde una mirada de la realidad del futuro del país. Bogotá es una ciudad que habla en sus muros. Hablan las voces silenciadas, hablan, incluso, los que simplemente se dedican a rayarla. Pero, por primera vez, es testigo de una gran intervención organizada, que insiste en un mismo mensaje. Artistas, escritores urbanos, reporteros gráficos y fotógrafos empíricos y profesionales elaboran 16 obras de gran formato en puntos estratégicos para tejer de alguna forma la memoria del conflicto.
  2. 2. El proyecto, llamado ‘Memorias del futuro’, fue lanzado por el Instituto Distrital de las Artes (Idartes), con el apoyo de la Alta Consejería para las Víctimas, la Paz y la Reconciliación. Las obras pretenden construir, mediante la instalación en el espacio público de la ciudad de fotografías de gran formato (gigantografías) y murales, distintos relatos de la violencia en Colombia. Pero con un énfasis puntual: un imaginario de futuro, que ayude a pensar las formas de recordar el conflicto. Así mismo, buscan reconstruir la violencia sin permanecer en el odio; encontrar en los rostros de los millones de víctimas las huellas del dolor y la capacidad de superar ese dolor. Para Ana Teresa Bernal, alta consejera para los Derechos de las Víctimas, la Paz y la Reconciliación, “la iniciativa de la gigantografía es, de alguna manera, poner en escena pública y a través del arte, en este caso la fotografía, el arte y la escritura urbana, la realidad que nuestro país vive y la manera como nos impacta. Colombia está ante la posibilidad bastante probable de llegar a un acuerdo de paz con las organizaciones alzadas en armas de las Farc y el Eln, con quienes el Estado enfrenta un conflicto armado desde hace 60 años”. Todo está dentro de la posible solución negociada del conflicto colombiano y el eventual surgimiento de una sociedad de la paz en el país. Por eso, los artistas y escritores urbanos que participaron en la convocatoria debían enviar un boceto de intervención mural en el que se imaginaran sociedades del futuro con la suficiente sensibilidad social y artística como para construir una paz duradera. Una paz que sea capaz de convertir la indignación en fuerza creadora y la verdad del duelo en justicia y en memoria histórica. Una paz que incluya a las juventudes, al campesinado, a los movimientos de mujeres y a las personas sexualmente diversas. Las intervenciones reafirman una vez más la alta calidad que tiene el grafiti en Bogotá, una urbe que, con los años, se ha ido ubicando como uno de los referentes principales del arte callejero mundial y que, incluso, ya cuenta con un turismo especializado en este arte efímero. Así como la alcaldía de Chapinero convirtió, en el marco del proyecto ‘Lourdes corredor cultural Jorge Olave Sierra’, la carrera 13 en una galería urbana nocturna, que atraviesa el corredor entre las calles 63 y 53, ahora Idartes se ha dedicado a intervenir las fachadas de los grandes edificios para dejar un mensaje definitivo: que el espacio público también sirve para depositar un aviso no publicitario de reconciliación entre los caminantes. Con estas iniciativas, los artistas urbanos han ido ganando un espacio propio, legal, que le resta a su actividad esa etiqueta de vandalismo que los ciudadanos les suele imputar. Los jurados que participan
  3. 3. El jurado estuvo conformado por Ana Teresa Bernal, Alfredo Molano Bravo, Ignacio Gómez, Carlos Mario Lema, Joana Paola Serpa, Ana María Trujillo Coronado y Catalina Rodríguez, que evaluaron en total 401 propuestas y seleccionaron 16, que se expondrán en diversos puntos de la ciudad, como el cruce de la avenida Jiménez y la carrera 10.ª, la calle 26 con avenida Caracas, la plaza de Bolívar, la calle 46 con carrera 13, la calle 56 con Caracas y el parque Álamos Sur, y en cinco culatas ubicadas en la carrera 10.ª entre calles 13 y 23. Idartes ha entregado 64’000.000 de pesos, distribuidos entre 10 premios de 4’000.000 para cada una de las propuestas de fotografía de gran formato y 6 premios de 4’000.000 para las propuestas de intervención con arte y escritura urbana. EL TIEMPO

×