CANTO XXIV RESCATE DE HECTOR Por Arleen, Amarilys, Luisa y Rolando
Aquileo continua llorando por la muerte de Patroclo. No puede dormir la desesperación, dolor e ira lo hace arrastrar el ca...
El dios Apolo protegió el cuerpo de Héctor de que fuera lacerado. Los dioses querían que el vigilante Argifontes robara el...
<ul><li>Zeus envía a la diosa Iris de los pies rápidos a buscar a Tetis. La encontró en lo profundo del mar llorando por s...
Tetis baja del Olimpo y va a la tienda de su hijo y le dijo con mucho cariño lo que Zeus le había enviado a decir, que per...
Zeus envió a la diosa Iris, de los pies rápido, donde Príamo y le dijo lo que Zeus le indicó y que lo acompañara un herald...
<ul><li>Zeus envió al dios Hermes para que guiara a Príamo. Hermes, transfigurado en un joven príncipe, se presento a Pría...
<ul><li>Príamo entra y abrazando las rodillas y besando aquellas terribles manos que dio muerte a tantos hijos suyos. Comi...
<ul><li>Aquileo recoge el rescate y dejo dos palios y una túnica para envolver el cadáver. Aquileo le pide a Patroclo que ...
Príamo y Aquiles quedaron en doce días de tregua para que pudiera hacer los actos fúnebres que tardaban once días y el día...
<ul><li>Hermes nuevamente participa en la salida de Príamo y lo encamina hasta que estuvo fuera de peligro. Príamo entra l...
<ul><li>Andrómaca (esposa) comienza sus lamentaciones y predice el futuro que le espera, ella vivirá como esclava y a su h...
<ul><li>Buscaron  abundante leña y el décimo día, con lagrimas en los ojos pusieron en lo alto de la pira el cadáver de Hé...
Así fueron las honras fúnebres de Héctor.
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Canto Xxiv La Iliada[1]

15.741 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Educación
0 comentarios
3 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
15.741
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
1.163
Acciones
Compartido
0
Descargas
44
Comentarios
0
Recomendaciones
3
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Canto Xxiv La Iliada[1]

  1. 1. CANTO XXIV RESCATE DE HECTOR Por Arleen, Amarilys, Luisa y Rolando
  2. 2. Aquileo continua llorando por la muerte de Patroclo. No puede dormir la desesperación, dolor e ira lo hace arrastrar el cadáver de Héctor por el túmulo (sepulcro) de Patroclo repetidas veces. Esto les causa ira a los dioses por la falta de respeto al cadáver de Héctor ya que humilla el cadáver frente a todos.
  3. 3. El dios Apolo protegió el cuerpo de Héctor de que fuera lacerado. Los dioses querían que el vigilante Argifontes robara el cadáver pero, Hera, Poseidón y la virgen de los brillantes ojos se opusieron. Apolo indignado, pues Héctor era de los mortales el preferido. Les discutió a los dioses que Héctor merecía las honras fúnebres y que recordaran los honores que Héctor les ofrecía.
  4. 4. <ul><li>Zeus envía a la diosa Iris de los pies rápidos a buscar a Tetis. La encontró en lo profundo del mar llorando por su hijo y le dice que el dios Zeus la quiere ver. Tetis llega y Zeus la sienta a su lado, le dice que vaya a donde su hijo Aquileo y le diga que los dioses están muy molestos y él más que ninguno y que entregue el cadáver de Héctor a Príamo, su padre, para que se lleve la gloria de devolverlo. </li></ul>
  5. 5. Tetis baja del Olimpo y va a la tienda de su hijo y le dijo con mucho cariño lo que Zeus le había enviado a decir, que permitiera que Príamo recobrara el cuerpo de su. Aquileo acepto entregar el cadáver al que traiga el rescate.
  6. 6. Zeus envió a la diosa Iris, de los pies rápido, donde Príamo y le dijo lo que Zeus le indicó y que lo acompañara un heraldo más viejo que él. Príamo preparo el rescate que le va entregar a Aquileo. Príamo se molesto y reprendió a sus otros hijos diciendo, “ojala que en lugar de Héctor hubieseis muerto todos”. Luego salió en busca del cuerpo de su hijo aunque su esposa no estuviera de acuerdo por el temor que Aquileo lo matara.
  7. 7. <ul><li>Zeus envió al dios Hermes para que guiara a Príamo. Hermes, transfigurado en un joven príncipe, se presento a Príamo como un servidor de Aquileo. Príamo le pregunto por su hijo. Hermes dice “doce días lleva de estar tendido y ni el cuerpo se pudre, ni lo comen los gusanos”. Los dioses cuidan de tu hijo. Príamo se alegro. Hermes lo acompaño hasta la puerta de la tienda de Aquileo. </li></ul>
  8. 8. <ul><li>Príamo entra y abrazando las rodillas y besando aquellas terribles manos que dio muerte a tantos hijos suyos. Comienza suplicarle en nombre de su padre. Vengo ante ti con un cuantioso rescate con el fin de redimir el cadáver d mi hijo Héctor. Aquileo esta sorprendido . Aquileo y Príamo comienzan a llorar por sus muertos. El corazón de Aquileo deja de sollozar y levanta a Príamo. Aquileo dice todo lo que vive los mortales es por decisión de los dioses. Príamo clama una ves más por el cadáver de su hijo. </li></ul>
  9. 9. <ul><li>Aquileo recoge el rescate y dejo dos palios y una túnica para envolver el cadáver. Aquileo le pide a Patroclo que no se enoje por entregar el cadáver del divino Héctor al padre, le ha traído un rescate digno. </li></ul>
  10. 10. Príamo y Aquiles quedaron en doce días de tregua para que pudiera hacer los actos fúnebres que tardaban once días y el día doce continuaba la contienda.
  11. 11. <ul><li>Hermes nuevamente participa en la salida de Príamo y lo encamina hasta que estuvo fuera de peligro. Príamo entra la ciudad con el cadáver de su hijo y se escucha el llanto en todo el pueblo. Su madre se arrancaba los cabellos como símbolo de dolor. </li></ul>
  12. 12. <ul><li>Andrómaca (esposa) comienza sus lamentaciones y predice el futuro que le espera, ella vivirá como esclava y a su hijo lo mataran por venganza por todos los que murieron en mano de Héctor. Hécabe (madre) los dioses te han protegido hasta el transe fatal de tu muerte y ahora luces tan fresco como si acabaras de morir. Aquileo te arrastraba alrededor del sepulcro de Patroclo mas esto no lo resucito y lloraba. Helena (cuñada) cuñado querido, jamás escuché palabras ofensivas, eras tu el que con palabras suaves quitabas mis enojos. Con el corazón afligido lloro. </li></ul>
  13. 13. <ul><li>Buscaron abundante leña y el décimo día, con lagrimas en los ojos pusieron en lo alto de la pira el cadáver de Héctor y le prendieron fuego. Al otro día recogieron sus blancos huesos, lo colocaron en una horna de oro y lo depositaron en un hoyo y lo cubrieron con grandes piedras y construyeron un túmulo (sepulcro). Vigilaban por si los Aqueos lo atacaban. Se reunieron en el palacio y celebraron el banquete. </li></ul>
  14. 14. Así fueron las honras fúnebres de Héctor.

×