La guerra y la política: una mirada desde Michel Foucault
War and Politics:A Look from a Foucaultian Perspective
Resumen:E...
derecho.Una relaciónenmediode lacual emerge laguerracomo eje imprescindiblepara
entenderel devenirde lassociedadesmodernas...
- La concepcióndel podercomoacción,como práctica; y nocomo algoque se posee sinocomo
algoque se ejerce.
- La concepciónde ...
Aúnmás, si se tratara de escribirlahistoriade la paz,no podría hacerse cosa distintade escribirla
historiade laguerra.
Con...
de este conceptocrucial como losfilósofosylosjuristaslogranproduciresaalquimia,esamagia
que invisibilizaydisuelve el hecho...
sujetosquienesloejercen,esossujetosse moveríanenredesycircuitoscambiantesyturbulentos,
componiendoyrecomponiendolasrelacio...
poderosos,de laantigüedadde losreinos,de lasgestasgloriosasde losantepasados,loque
estarían logrando,segúnFoucault,seríaen...
lotanto, el de la soberanía,esun discursoque pacificalasociedad,justificael poderyfundael
ordenenla ley;el de la contrahis...
Lo que podría deducirse del discursode lacontrahistoria,esque el podernoempiezacuando
terminalaguerra (teoríadel contratos...
Lo que plantealacontrahistoriairía encontravía de lo que se ha consideradocomoundiscursode
verdad;esdecir,laneutralidad,la...
Lo que desarrollaFoucaultensusreflexionessobre laguerra –particularmente enel textocitado–
esuna propuestade genealogíade ...
28 Ibíd.,p. 108.
29 Ibíd.,pp.121-122.
30 Ibíd.,p. 121.
31 Michel Foucault.“La batalla de las naciones”.En:Genealogía del r...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

La guerra y la política foucault

211 visualizaciones

Publicado el

politica

Publicado en: Derecho
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
211
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
10
Acciones
Compartido
0
Descargas
2
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

La guerra y la política foucault

  1. 1. La guerra y la política: una mirada desde Michel Foucault War and Politics:A Look from a Foucaultian Perspective Resumen:El artículo analizael pensamientode Michel Foucaultenrelaciónconel temade la guerra,la políticay el derecho;esdecir,el problemade laguerracomofundadoray soporte del ordenpolíticoy del derecho.De sustrabajossobre el tema,particularmentede aquellostratados enun seminariodictadoenel Colegiode Franciaentre 1975 y 1976 y publicadosposteriormente, el textoseñalacómo,a juiciodel autorde La genealogíadel Racismo,noesposible entenderel poder,lapolíticay el derechodesde ellosmismosodesde lasabstraccionesygeneralizacionestan tranquilizadoras,tancómodasy tan segurasque ofrecenlafilosofíayel derecho. El llamadode Foucault,segúnlaautora,parecieraestarorientadoa incomodar,apreguntarpor loque no se ve, por loque no esevidente peroque preside,dirige yorientalavidade losque obedecen.Un llamadosegúnel cual si se tratara de escribirlahistoriade lapaz, no podría hacerse cosadistinta de escribirlahistoriade la guerra. Palabras clave: Poder;Política;Guerra;Michel Foucault;Derecho;Soberanía. Abstract: Thisarticle analyzesMichel Foucault’sthinkinginrelationwiththe subjectof war, politics,andlaw;thatis,the problemof war as a source andsupportof political orderandlaw. From hisworkson the subject,particularlythose discussedinthe course of a seminartaughtinthe College of France between1975 and 1976 and publishedafterwards,the textpointsouthow,in the opinionof the authorof The Genealogyof Racism, itisnot possible tounderstandpower, politics,andlawinand of themselves,orfromthe verycalming,comfortable,andsafe abstractionsandgeneralizationsofferedbyphilosophyandlaw.Accordingtothe author, Foucault’scall seemstobe directedtotake you out of yourcomfortzone,to ask aboutwhat cannot be seen,aboutthatwhichis notevidentbutthatnonethelesspresides,rules,anddirects the livesof those whoobey.A call accordingto whichif it were a matterof writingthe historyof peace,one coulddono otherthan write the historyof war. Key words: Power;Politic;War;Michel Foucault;Law;Sovereignty. MaríaTeresa Uribe de Hincapié: Socióloga.Masteren Planeación Urbano Regionaldela Universidad NacionaldeColombia,sedeMedellín.Profesora einvestigadora delInstituto de EstudiosPolíticos dela Universidad deAntioquia. Correoelectrónico:iepdir@quimbaya.udea.edu.co La guerra y la política: una mirada desde Michel Foucault* María Teresa Uribe de Hincapié En este textose discute untemaque,a mi juicio,escrucial para Foucaulty que adquiere relevanciaencontextosturbulentosyviolentoscomoel colombiano:larelaciónentreel poderyel
  2. 2. derecho.Una relaciónenmediode lacual emerge laguerracomo eje imprescindiblepara entenderel devenirde lassociedadesmodernas. Sería necesarioadvertirque muchosde lostextosenloscualesFoucaultabordalapreguntaporla política,el podery el derecho,nofueronescritosdirectamente porél;fueronmásbienel resultadode notasy grabacioneslogradasporsusalumnos,tomadasdurante el desarrollode un seminariodictadoporel autorenel Colegiode Franciaentre 1975 y1976, y publicadas posteriormente.Entre esostextosse encuentraLaGenealogíadel Racismo,que serviráde base para las reflexionesque se presentanacontinuación.1 El temade la relaciónentre el poder,lapolíticayel derecho,podríapensarse comouna continuaciónlógicadel itinerariointelectual de Foucault;comoundesplieguede suspreguntasen torno de lasgenealogíasde lossaberesylospoderes;comoundesarrollode susasertossobre la condiciónde losdiscursosylosrelatosenla configuraciónde losobjetosque analizaynocomo simplesdescripcionesoaproximacionesadichosobjetos.Peroademásde continuidades,enestos textosde suúltimaépocatambiénse evidencianrupturas,giroso –comoél lo afirma–virajesen relaciónconunas búsquedasque veníancentrándoseenladisciplinayque ahorapasabana nuclearse alrededorde laguerra.2 Para abordar esadifícil relaciónentre poder,políticayderecho,el autorempiezaponiendoen cuestiónloque laeconomíapolíticay la tradiciónjurídicahan tenidocomofundamentosdel poder.Y a pesar de susdiferencias, encuentraque ambosdiscursosposeenunreferentecomún que él no dudaen llamaruneconomisismoenlateoríadel poderque se traduciría,para la filosofía políticay para el derecho,enque allíse piensael podercomouna magnitud,comouncuantum que se poseeríacomo si se tratara de un biencualquierayportanto susceptiblede sertransferido, intercambiado,cedidoaotrostotal o parcialmente,mediante actosjurídicospreviamente establecidosynormativizados. De estamanera,el poderestaría fundadoenuncontrato originariomediante el cual los eventualesdetentadoresde lasoberaníalaentregaríana un terceropara que éste rigieralos destinosde uncolectivodeterminado,instituyendode estamanerael Estadomoderno. La tradiciónfilosóficayjurídicaestaríapuessustentadasobre algoasí como una economíapolítica del poder.La economíapolíticay más específicamente el marxismo,aunque nocompartiríalos enfoquesjurídicos,coincidiríaconestosenla nociónsegúnlacual el podertiene sufundamentoy su razónde seren lasrelaciones de producción,ysufunciónfundamental seríalade mantener, reproduciéndolas,lascondicionesde supropiaexistencia;esdecir,de supropiarazón histórica.3 Este economisismodel poderesprecisamente loque Fuocaultpretende criticar;supropósitoes construiruna aproximaciónanalíticaal poderque nose sustente enlaeconomía,enlos intercambios,enlastransferenciasylascirculaciones,yque permitadarcuentade la manera como untal poderse relacionaconla políticay con el derecho. Para desarrollarsutarea,el autor empiezaanotandoalgunospresupuestosteóricosque, desarrolladosyaenotrasobras,devienenimprescindiblesparaladiscusiónque ahorase pretende.Valelapenarecordarlos:
  3. 3. - La concepcióndel podercomoacción,como práctica; y nocomo algoque se posee sinocomo algoque se ejerce. - La concepciónde podercomoun principiorelacional:el poderse ejerce enuncampode fuerzas disparesycontradictorias,yestádeterminadoenciertomodoporlacorrelaciónque existaoque seaposible desplegarentre esasfuerzas. - La concepciónsobre el sentidooel propósitodel poder.El poderestaríaorientadoareprimir,a disciplinar,acontrolarya garantizarobedienciaysumisión.El poderhabríaque analizarloen términosde lucha,de confrontaciónyporsu puestode guerra.4 - Estos presupuestossonlosque le permitenaFoucaultformulartreshipótesiscentralesque guiaránsu trabajode indagaciónposterior;hipótesisenlascualeslaguerrapasaa ocupar el lugar estructurante de todala reflexión: - El ejerciciodel poder,sumecánica,suslógicasysusgramáticas tienencomoobjetolasumisióno, enotras palabras,el establecimientode unmandatode obediencia. - Desde estaperspectiva,el poderesguerra;unaguerraperpetuaycontinuadapor medios diferentes.Estoimplicaría–para el autor– una inversiónde lafórmulade Klausewitzsegúnlacual la guerraes lacontinuaciónde lapolíticapor otros medios. - La instauraciónde lapolítica,el derechoyla ley,noimplican lasuperaciónde laguerra,sinomás bien,lainscripciónmásomenospermanente de lasrelacionesde fuerzaenel contextode lo institucional;o,enotraspalabras,la políticay el derechoseríanlasancióny el mantenimientode lasfuerzasque se manifestaronenlaguerra;estoes,el mantenimientode larelaciónentre vencedoresyvencidos.5 - Estas hipótesisponende presente variascosas:a) que Foucaultha encontradounfundamentono económicoparael poder;b) que ese fundamentoeslaguerra;c) que él no piensalasórbitasde la guerray la políticacomo mundosseparadosydiferenciados,recíprocamente negadosoexcluidos –tal como lopensaraHannah Arendtporejemplo6–;yd) que la guerraes el eje estructurante de la políticay del derecho,lo cual explicaríasusmecánicas,suslógicas,susgramáticasysus formas de expresiónymanifestación. La guerra–en el pensamientode Foucault–noseríavisible enlosEstadosmodernos contemporáneos,que vivenloque él llamauna“seudopaz”.Porel contrario, laguerra será entoncesopaca,imperceptible,silenciosa;peroallíestá,palpitandodetrásde todoel discurso filosóficoque legitimael estadode derecho;existiendodetrásdel contratosocial;sustentando leyesycódigos;amenazandoconhacerse visible de nuevo,conregresaryhacerse presente enla sociedadcuandocambienlasrelacionesde fuerzasylastensionessocialesenunespacio determinado.7 Esto quiere decirque,paraFoucault,laguerrafundaordenpolíticoy fundaderecho;peronosólo losfunda:tambiénlosmantiene.A travésdel derechoyde lapolíticase garantizala sumisiónde losvencidosyla obedienciade losgobernados;solocambiaránloslugares,losprocedimientosy lasmanerasde ladominación–sujeción;cambiaránlosdiscursossobre el mandoylaobediencia.
  4. 4. Aúnmás, si se tratara de escribirlahistoriade la paz,no podría hacerse cosa distintade escribirla historiade laguerra. Con base enestospresupuestosanalíticos,Foucaultexaminaráloque podríamosllamarla tradicióno lahistoriaacumuladade todolo que se ha dichoentorno del poder,lapolíticay el derecho, yllegaráa una primerasíntesissegúnlacual existiríandosgrandessistemasde análisis del poder: El primeroseríael de la filosofíapolíticacuyo origensitúael autorenel sigloXVIII,oenla edadde oro; estosfilósofoshabríanpensadoel podercomoderechooriginarioque se cede porsus poseedoresparafundarlasoberaníay suscribirel contratosocial;contratoque sería la matrizo, si se quiere,el eje estructurantede todoel poderpolítico.Este poder,asífundado,nosería represivopuesprocederíade unacto voluntarioyracional de lossujetossociales. Ypodríaser opresivo,otornarse opresivo,cuandosupereydesborde suspropioslímites;cuandotrascienda lasfronterastrazadas porla leyy definidasenel contrato;esdecir,cuandoniegue el mandato soberanootorgadoporlos ciudadanos,cuandose conviertaentiranía;perode no ser así, el poder se confunde conel derechocuyopropósitoprincipal esel de evitarlaviolenciayconjurarla guerra.8 El otro gran sistemade análisisdel poderesel que Foucaultllamael de laguerra–represión.Éste sería el de la reapariciónde laguerraen laescenapública,contodossus desafíosal poder establecido,parainstaurarunanuevacorrelaciónde fuerzas,uncampode tensiones desequilibradoal cual se opondríala represióncomomanerade volveraunosmínimosnivelesde equilibrio. Foucaultse siente partícipe yde algunamaneratributario de este segundosistemade análisis.Sin embargo,loconsiderainsuficiente encuantonose ha logradodesentrañarlanaturalezade la guerra,sus ritmosy sustiempos;susgramáticas,susnarracionesydiscursos;losmecanismosde poderque pone enejercicio.Nosóloporloque significalaguerraensí mismacomo formalímite de expresióndel podersino,ante todo,porque laguerraprecede alapolíticay al derechoy porque losexplica,yporque esdesde allí,desdelaguerra,comose puedendescifrarlasordenes políticosylos jurídicos.Enotras palabras,ese segundosistemade análisisseráinsuficiente porque no entiendelaguerracomoun estadopermanente,comoguerraperpetua.9 De allíel giro que Foucaultpropone parasusindagaciones:girode lo disciplinarioalobélico.A su juicio,centrarse enel análisisde laguerrasí que permitiríadescifrarlanaturalezadel poder políticoy encontrarel principiode inteligibilidaddelderechoyde laley;peroaquel girotambién permitiríaexaminarcon otraluz y desde otrolugarloque él llamael discursode verdadsobre el poder;esdecir,losdiscursosde lafilosofíaydel derechoque se hantenidoporverdaderos. Ahorabien,centrarse enel entornode lasguerrasy las luchasnosignificaparael autor ocuparse de las batallas,de lasangre derramada,de la confrontacióndirectaentre hostiles. Porel contrario, Foucaulttomaun caminotransversal,situándoseenel nodode losdiscursostradicionalessobre el poderque,a su juicio,se encuentraconstituidoporel discursosobre lasoberanía:esa propósito
  5. 5. de este conceptocrucial como losfilósofosylosjuristaslogranproduciresaalquimia,esamagia que invisibilizaydisuelve el hechohistóricode laguerray la experienciade ladominación– sujeción,parasustituirlasporunanociónabstracta de soberaníadesde lacual se harán devenirlos derechosde losciudadanosy,sobre todo,laobligaciónde obedecer. (…) el problemapara mí esevitarla cuestióncentral parael derecho,el de lasoberanía y el de la obedienciade losindividuosaellayhaceraparecerenlugar de la soberaníay la obedienciael problemade ladominación–sujeción.10 Se trata puesde evitarel asuntode la soberanía,de hacerle unesguince;noporque Foucaultla niegue,sinoporque paraél lasnocionesfilosóficassobre lasoberaníaseríanuna suerte de obstáculoepistemológicoparaentenderladominación–sujeción.Laadopciónde estanueva perspectivaimplicael desarrollode algunospresupuestosanalíticos,entre loscualesestaríanlos siguientes: - Noempezarlasreflexionesporel centrodel poder,porsuscúpulas,porsus aspectosmás generalesycomprensivos,sino captaresarelaciónde dominación–sujecióndondeel poderse hace capilar,estoes,enlosmárgenes,enloslímites,enlasextremidades,donde losinstrumentos del poderpuedenllegaraser violentosose puedendistorsionarenrelaciónconlasnormas emanadasdesde lascúpulas.11 - Noformularse laspreguntascanónicasde todoslosestudiossobre el poder;lapreguntapor quiénlodetenta,qué se propone hacerycontra quiénse ejerce;esdecir,laspreguntasporlos dominadores,lasintencionesylasestrategias.Porel contrario,el autorpropone situarlamirada enotro lugar,en el lugarde los individuosyenlasmanerascomoellossonconstituidoso configuradosdesde el poder(entendidocomodominación–sujeción).Enotraspalabras,a Foucault le interesamásloque el poderleshace a lossujetos;cómolosmoldeaasu imagenysemejanzay cómo contribuye de estamaneraa invisibilizarladominaciónal hacerlaaparecercomoalgo normal,comoel resultadode algunaformade voluntadgeneral12.Loque Foucaultestaría proponiendoseríaotrainversiónde loslugares,losobjetosolasmiradas.Nosolamente laque implicaasumirque –al contrariode Klausewuitz13–“lapolíticaesla continuaciónde laguerrapor otros medios”,sinotambiénlaque significa que enlugarde examinarese granhombre artificial, ese gigante que representaal estadosoberanoyque reúne,representaoenguye –segúnse vea–a lossujetosque componenunasociedad(el Leviatánde Hobbes)14,el análisisse fije enesos pequeñoshombres,enesasfigurasdiminutascuyoconjuntoformael grancuerpoestatal (según la imagenque presentalaprimeraedicióndel Leviatán).Esenlossujetosque obedecendondese puedendescifrarlasformasmásespecíficasyefectivasdel ejerciciode ladominación.15 - Noconsiderarel podercomoun bloque homogéneo,sinfisuras,que se enfrentaríaaotro bloque de igual naturaleza,puesparaFocucaultel poderno esalgosusceptible de dividirse enbloques compactos.Por el contrario,se trataría más bien de redesreticulares,de circuitosinestablespor donde circulanlossujetosestableciendorelacionesasimétricasydiferencialesconlosotros,a vecesejerciendo,avecessometiéndoseal poder;olasdos cosasa la vez:sujeciónfrenteaunosy dominaciónenrelaciónconotros:“losindividuosnuncasonblancoinerte ocómplicesdel poder; son siempre loselementosde surecomposición.”16Así,si el poderes ante todoejercicio,ysi son
  6. 6. sujetosquienesloejercen,esossujetosse moveríanenredesycircuitoscambiantesyturbulentos, componiendoyrecomponiendolasrelacionesde poder. Ahorabien,si la soberaníaesel asuntonodal del discursofilosóficoyjurídicosobre el poder,es precisamente eseconceptoel que seríanecesariodebatiryvolverapensar.Para ello,Foucaultse sitúaenun campo que exigiríaunagenealogíadistintade lasoberanía;una genealogíaque es históricaypolíticay que se preguntaporla maneracomo se configuranlossujetosque obedecen. La miradahistóricale implicaal autorun proyectode largoaliento –ymuy dispendioso–que supondríareconstruira lolargo de lossigloslasmanerascomo se han desarrolladoendiferentes contextoslasrelacionesde dominación-sujeción;o,ensuspalabras,labúsquedade undiscurso alternativoque olvidándose de lasformasinstitucionalesdel poder,pongasumiradaenla guerra o enlas relacionesde fuerzayde contradiccióncapacesde desatarlosdemoniosde lasbatallas, losenfrentamientos,lasderrotasylasvictorias,lasconquistas,lasinvasionesylosarmisticios. Habrá que hacerle el esguince alainstitucionalidadyala soberaníapara reencontrarse conla guerra.17 Lo que hace el autor entonces,esvolvermuchomásexplícitoesoque llamóal principiogran sistemade explicacióndel poderporlavía de la dominación-sujeción,dondelaguerranoes algo que rompa el orden,sinoel ordenmismo. Los requerimientosparalaconstrucciónde aquellagenealogíalollevanabuscaren losrelatos históricosde lossiglosXVIIy XVIIIunatradicióndistintade laimperial;que notomaracomo base a Roma o al mundogriego –tal como hacenla mayorparte de filósofospolíticos–,yque se alejara del esplendorde aquelloque fascinóalosjuristas,el derechoromano,parabuscarrelatosque tuvierancomointerésprimordial laexplicaciónde lasguerrasysu devenir.Yenesa búsqueda, Foucaultencuentraalgunashistoriasescritasal final delmedioevo;esaépocaoscura,gótica,enla cual lopúblicohabríadeclinadoyla guerraregía las relacionesentrelospríncipesysusnobleso entre gruposétnicosde diversosespacios;esdecir,esaépocaenlacual se estaban protagonizandolasguerrasque él llama“de razas” y que podríanentenderse tambiéncomo guerrasentre etnias,entre pueblosonaciones,porel dominiode unterritorio.18 Así, Foucaultrecuperaalgunosautoresolvidadosyvilipendiadosporsuspredecesores.Entre ellos, toma de la tradiciónInglesaaEduardCoke y a JhonLilburne y,de lahistoriade Francia,a Boulanvillers yFuert,entre otros19.Lostextosde estosautoresresultande muchointeréspara una genealogíadistintade lassoberanías,entantoque le permitíana Foucaultsituarse enun momentode lahistoriadonde laguerrano se había estatalizadoni habíasido llevadaalas fronterasya losmárgenesde lavidasocial,comode hechoocurriócuandose instauróel Estado moderno,el Estadonacional. Perono se trata, como pudierapensarse,deldiscursohistóricoengeneral frente al discurso filosófico;noescualquiertipode historialaque interesaaFoucault,puesél ve enmuchasde ellas simplesgenealogíasdel derechoyde lasoberanía,así se ocupende guerras,invasionesy conquistas:cuandolashistoriasse dedicanahacer el relatode la sucesiónde los reyesyde los
  7. 7. poderosos,de laantigüedadde losreinos,de lasgestasgloriosasde losantepasados,loque estarían logrando,segúnFoucault,seríaenunciarlaantigüedaddelderechode losdominadoresa gobernar,lacontinuidaddel poder,lapermanencia de laley;o,enotras palabras;esashistorias canónicasestarían aludiendoauna soberaníaque habría existidodesde siempreyque él caracterizacomo “historiasrituales”,cuyafunciónpolíticaseríael reforzamientode la soberanía.20 El autor buscaentoncespara sufundamentacióndel poder,otragenealogía;ylaencuentraen algunosrelatosescritosentre lossiglosXVIIyXVIII,que yanosonlos de la soberaníay losde los príncipes,sinolosdel enfrentamientode razasynaciones;relatosque él consideracomo antitéticosalosde la filosofía,encuantoaquellosse ocupandel enfrentamientopermanente de lasrazas y en ellosdesaparecelaidentificaciónimplícitaentre el puebloysumonarca,entre la Nacióny su soberano,que lahistoriade lasoberaníahabía hechoemerger.Sóloquedaenescena la guerradesnuda,laguerrasinartificiosni ropajes,singlorias;laguerratal como es.21 En este nuevorelatode losautoresatrásmencionados,lasoberaníanoesunificación,continuidad y permanenciao,podríamosdecir,noesidentidad;lasoberaníaespuray simplemente sojuzgamiento,sometimientode unpuebloaotroo de un grupo a otros por lafuerzade las armas y por la imposiciónde suscondiciones.ParaFoucault,este discursoesimportante porque ponede presente unacosacentral:que la historianoesun patrimoniocomún;lahistoriade “losgrandes” no contiene lahistoriade “lospequeños”;lade lospoderososnoeslade los débiles.Este nuevo discursoenunciaunprincipiocentral:el de laheterogeneidad.Unaesla visiónylasituaciónde los vencedoresyotrabiendiferente lade losvencidos;loque parael vencedoresderecho,leyy obligación,parael derrotadoesabuso,violenciayextorsión.22 Este discursoextraño,diferente alos discursosdominantesperoolvidadoydesconocidoporestos, esun discursonuevoque él denominade lacontrahistoria.Undiscursoque noduda encalificar como el primerdiscursohistórico–políticosobre lasociedad,entantoque parte de otro lugar – distinto–ybusca lasoberanía porotros caminos:losde la guerra,entendidacomorelaciónsocial permanente yal mismotiempocomosustratoinsuprimible de todaslasrelacionesinstitucionales y de todoslos ordenespolíticosylegales.23 Ese discurso(que el llamanuevoperoque esobviamentemuyviejo) redescubiertoporFoucault despuésde siglosde olvidoyde desprecioporparte de losintelectualesde lailustración,tiene,al decirdel autor,una gran virtud:lade seruna historiatotalmente opuestaa lade la soberaníay sin relaciónalgunaconla historiaromana;esla historiade lasderrotas,esla crítica, el ataque,el rechazoal dominiodel contradictoryal mismotiempolareivindicacióndelpoderpropio.Según estosrelatos,el poderseríainjustonoporque carezcade valoreséticosoporque desborde los marcos jurídicosdel contrato,sinoporque nolespertenece alosderrotados;esundiscursoque reivindicaderechosnoreconocidosoconculcados(de familias,de grupos,de etnias) yque en nombre de ellos,yporellos,hace laguerra. El propósitode lahistoriade lassoberaníasesestablecerlacontinuidaddelpoder;señalarque el poderha estadoahí donde se encuentraahoray que siempre estuvoallídonde todavíaestá.Por
  8. 8. lotanto, el de la soberanía,esun discursoque pacificalasociedad,justificael poderyfundael ordenenla ley;el de la contrahistoriaporel contrario,esundiscursoque soloapelaa la leyyal derechojustopara poderdeclararlaguerra.24 Foucaultseñalaque el discursode lacontrahistorianose corresponde conladivisiónentre pueblo y aristocracia,entre ricosy pobreso entre modernidadytradición –comopudierapensarse–,sino que se corresponde conla divisiónentrevencedoresyvencidos.De hechounode losdiscursosde la contrahistoriaque le interesaronal autor,tuvosuorigenenFrancia y corriópor cuentade la aristocraciadecadente que perdíasusderechosyprivilegios,avasalladaporel ascensode la monarquíaabsoluta.Y otra fuente históricaes lade lasguerras de religiónenInglaterra,que escenificanlarebeliónde lossectorespopularesencontrade lanobleza.Se trata de losvencidosy sus relatos;esallídonde se puede establecerde qué maneralaguerrafundaderechoymantiene el orden.Ordenenel cual es posible descubrirlasangre de lasviejasbatallasperdidasyel sojuzgamientode pueblosyde territorios.25 Con estoselementosgenealógicosde crítica,Foucaultvuelve contralafilosofíapolíticaylohace precisamente contraaquel filósofoque pusocomofundamentodel Estadolaguerrade todos contra todos:Tomás Hobbes.Sinembargo,nodudaendecirque contrariamente alo que parece, Hobbesnofue el teóricode la guerrasinode lasoberaníadel Estado,y que en lapráctica lo que hizofue salvarel ordeninstitucionalydesdibujarlaguerra.26 Para Focuault,loque estaría enel fundamentodel podersegúnHobbesnoeslaguerra,es el miedo;este sentimientoseríael que habríallevadoalosciudadanosa crear el Estado.Para ello Foucaultdemuestra,primero,que el estadode guerramásque una guerrareal,con batallas, ciudadesdestruidas,incendiosysangre derramada,esunarepresentacióndonde cadaunode los actoresenfrentados,entantoiguales,se imaginanlafuerzade otro,suponenque vanaser atacados por éste,se previenenyse arman;peroque ensus desarrollosHobbeshabría prescindidode lahistoriareal yde loque podríamosllamarla guerra comoacción o la guerra desnuda. DespuésFocucaultdesarrollasuargumentocentral entornode lastres formasconsagradaspor Hobbespara la instauraciónde laRepública.Ydemuestracomo,inclusoenaquellaformade repúblicaque se instauraporun triunfomilitarque dejaclaramenteestablecidosavencedoresy vencidos,éstos,losvencidos,aceptanobedecer;yentantoque eligenlaobediencia –y principalmente poresto–,consagranlasoberaníade losvencedores;esdecir,transformanalos vencedoresensusrepresentantes,instalanunnuevosoberanoenlugardel que fue vencidoenla guerra.27 No esentoncesladerrotabrutal la que fundaordenyobligaa la obediencia,sinounadecisión racional de losvencidosque,parasalvarsus vidas,aceptaronsucondiciónde sometimientoy suscribiieronel contrato.Lasoberaníavendría siempre de losciudadanosque pormiedoalos otros aceptaríande buenagradola existenciadel Leviatán.Ladiatribacontra Hobbeseslaque le permite aFoucaultreivindicarlacontra-historiao,si se quiere,lavíade lasnarracioneshistórico- políticaspara descifrarde qué manerala guerrafundaderechoyhace ley.28
  9. 9. Lo que podría deducirse del discursode lacontrahistoria,esque el podernoempiezacuando terminalaguerra (teoríadel contratosocial).Porel contrario,lasestructurasjurídicas, la organizacióndel poderylasleyes,sonformasde continuaciónde laguerra,de esaguerra perpetuaypermanente enlacual se fundamentael mandoyla obediencia.Lapaz y lasleyeshan nacidoenla sangre y en el fangode lasbatallasy lasrivalidadesque noeran,comopensaban filósofosyjuristas,batallasyrivalidadesideales:laleynace de conflictosreales,de masacresy conquistas;de victoriasque tuvieronefectoenfechasysitiosprecisos,que fueronprotagonizadas por actoresde carne y hueso,yque no son merasabstracciones. La Ley,de acuerdocon estaperspectiva,noseríaun elementoparalainstauraciónde lapaz y la convivencia,puesdetrásde laley,laguerracontinúadesplegándose yexpresándose atravésde todoslosmecanismosy dispositivosde poder.Laguerra,dice Foucault,esel motorde las instituciones;laque hace moverel ordenpolíticoy,aunque de manerasordae invisible,ella continúalibrándose enmuydiversosescenariosenloscualesaparentementereinalapaz.Por ello nadie escaparíaa esarelaciónde dominación–sujeciónque laguerrafunda;nohabría ciudadanos neutrales,puescadaunode ellosseríael adversariode alguienmás.29 Para la contrahistorialaestructurade poderno espiramidal,tal comolapiensa lafilosofíapolítica y el derecho,sinoque tendríaunaforma binariaenlacual siempre esposible reconocerdos grupos,doscategorías de individuos,dosejércitosenfrentados.Lacontrahistorianiegade planola posibilidadde untercero,de laneutralidadde éste,ode algunaformade estructuraternaria donde unsoberanopondríaordenentre loshostiles:el soberano –oel tercero–estará enunode losbandosenfrentados;noporencimaopor fuerade ellos.30Este discursode lacontrahistoria niegalasoberaníaporque niegalaposibilidadde que existaalgúnquiebreentre laguerrayla política;y la soberaníanosería cosa distintade laimposiciónde laleysobre losvencidos:laley encarnaotra manerade hacer laguerra. Otra característica que rescata Foucaultde lacontrahistoria,esel lugardesde el cual se enuncia ese discursoque esprecisamenteloque le otorgael carácter de verdad.Comose trata de una estructurabinaria,el relatoesde una de laspartes enla contienda;sontextosque podríamos llamar“de parte” o de partido.Los narradoreshablanenprimerapersonadel singularodel plural: yo o nosotros,yno desde unaposiciónexternaal conflicto,aparentementeneutral yuniversal que examine todaslasaristasde losacontecimientos. Esto, aunque parezcaparadójicooequivocado,esloque le otorgael carácter de verdada la contrahistoria;allíse cuentala historiade loque le acontecióa unade laspartes,se recobran las memorias,se conjuranlosolvidos,se presentanlosadversariostal ycomoaparecena losojosde la contraparte;allíse reclamanderechosque se consideranconculcadosynoreconocidos.En suma,se trata de un discursoancladoenla realidadhistórica,enlosacontecimientosconcretos, ensituacionesvividasporlosprotagonistas;undiscursodescentrado,particular,específicoque no apelaa lo universal oala abstracción,que esprecisamente loque caracterizalosdiscursosde la filosofíapolíticaydel derecho.31
  10. 10. Lo que plantealacontrahistoriairía encontravía de lo que se ha consideradocomoundiscursode verdad;esdecir,laneutralidad,laobjetividadylauniversalidad.YprecisamenteFoucaultcalifica de verdaderoundiscursode parte,subjetivoyque incluye referentesmíticose imaginarios.Pero la verdada la que alude el autor,laque interesaenestaestrategiade recuperarunanueva genealogíade lasrelacionesde poder-dominación,eslaverdaddel sujeto,suverdad,lade su grupoo lade unade laspartesde estaestructurabinaria;yes desde allídonde se podrían descifrar,ajuiciodel autor,losaciertosy loserrorescometidos,losagraviosrecibidos,el tipode afrentaso de heridasmorales…Enfin,lanaturalezade la guerradesnuda.32 Además –segúnFoucault–enlamedidaenque ese sujetonarradorse aleje del centro,de la cúspide del poder,estaráenmejorescondicionesparaobservarlasmanerasylas formas mediante lascualesse despliegalaguerra:cómose percibe laderrota,cuálesestrategiasde supervivenciase ponenenaccióny cómo se resiste ose evade a lostriunfadores.Ensuma,el discursode la contrahistoriaesundiscursode laverdadporque se trata de desnudarlaguerra,de presentarlatal comoes,sinvelosni dobleces;yesoesprecisamente loque buscaFoucaultensu propósitode descifrarde qué maneralaguerra se esconde enlafiligranade lapaz. Se trataría entoncesde undiscursode verdad,porque el narradorno esel legislador,noesel filósofo,noesel maestroque se sitúaporencimade laspartes enuna condiciónde neutralidad, como unterceroentre losadversarios,conel ánimode imponerunaleygeneral aceptablepara todosy un ordenpolíticoque reconcilie alosciudadanos. La contrahistoriaesundiscursoasimétricoligadoconsituacionesde fuerza,que precisamente permite hacerlaspreguntaspertinentessobre larelaciónde laguerra,lapolíticay el derecho: desde lasombra,desde laotra cara de lamedalla,desde loque noesinstitucionalidad,ni ley,ni soberaníani estado;desde laguerradesnuda,ese eventooscuro,terrible,sangrientoycaótico peroque sería precisamente el que permitiríarealizarlosdesciframientosde estacompleja relaciónguerra/política,imposiblede analizardesdeel universode lasverdadescientíficas, jurídicasy filosóficas.33 A juiciode Foucault,noesposible entenderel poder,lapolíticayel derecho,desde ellosmismoso desde lasabstraccionesygeneralizacionestantranquilizadoras,tancómodasytan segurasque nos ofrecenlafilosofíayel derecho.Sullamadoparecieraestarorientadoaincomodar,a preguntarpor loque no se ve,por lo que noes evidenteperoque preside,dirige yorientalavida de losque obedecen. Peroa Foucaultno le interesaquedarse enlaguerrade lasrazas, de lospueblos,de las naciones, sinohacer unagenealogíadel racismo,mostrandocómoenlamodernidadse presentaungiro significativohaciaunasuerte de bioguerra:aquellaque yanose desarrollaentre pueblos diferentessinocontralosenemigosinternosyque ocurre cuando el enemigo,el hostil,yanoesun extranjeroque invade elterritoriosinoaquel capazde afectarel ordensocial yde desestabilizarel ordenpolítico...Enloscasos del loco,del enfermo,delcriminal,del adicto,del que nosigue la norma,del anormal,laguerra pasa a ser pensadaentérminosbiológicoscomolasupervivenciadel más apto,del más sano,del máscuerdoy, quizátambién,del másbanco.34
  11. 11. Lo que desarrollaFoucaultensusreflexionessobre laguerra –particularmente enel textocitado– esuna propuestade genealogíade laguerrapara entenderlamaneracomoellasoportala política y define laley.Este trabajo –infortunadamente truncadoporlamuerte del autor–abre perspectivasineludiblesparael análisisde lapolíticaypara la comprensiónde laguerray,sobre todo,ha logradoque quienesnosocupamosde estostemas –porlomenos–no olvidemosmás que detrásde la institucionalidadpalpitalaguerrayque enlos códigospodemosreencontrarla sangre seca de muchosderrotados. * El texto es una adaptación dela conferencia dictada en el foro “Michel Foucault,a diez y ocho añosde su muerte”,celebrado el día 24 de junio de 2002 y auspiciado porla Facultad de Derecho y el Instituto deEstudiosPolíticos dela Universidad deAntioquia. 1 Michel Foucault.Genealogía del racismo.Madrid,Edicionesde la Piqueta,1992. 2 Michel Foucault.“Erudición,saberesy objetos”.En:Genealogía del racismo.Op cit., pp.17-20. 3 Ibíd.,p.30. 4 Michel Foucault.“Poder,derecho y verdad”.En:Genealogía del racismo.Op.cit., p.39. 5 Michel Foucault.Genealogía del racismo.Op.cit., pp.35-49. 6 Hannah Arendt.La condición humana.Barcelona,Seix Barral,1994, p. 233 y ss. 7 Michel Foucault.“Poder,derecho y verdad”.Op.cit., p.45. 8 Michel Foucault.“La guerra en la filigrana de la paz”.En: Genealogía del racismo.Op.cit., pp.51- 56. 9 Ibíd.,pp.55-57. 10 Michel Foucault.“Poder,derecho y verdad”.Op.cit.,p. 37. 11 Michel Foucault.“La guerra en la filigrana de la paz”.Op.cit., p.53. 12 Ibíd.,p. 53; Michel Foucault.“Poder,derecho y verdad”.Op.cit., p.39. 13 Michel Foucault.“Erudición,saberesy objetos”.Op.cit.,31; “La guerra en la filigrana de la paz”. Op.cit., p. 56. 14 Sobreel grabado queacompaña la primera edición de El leviatán,ver: JoséMaría González. Metáforasdelpoder.Madrid,Alianza Editorial,1998, pp.27-42. 15 Idem. 16 Michel Foucault.“La Guerra en la filigrana de la paz”.Op.cit., p. 56. 17 Ibíd.,pp.57-58. 18 Ibíd.,p. 65 y ss. 19 Idem. 20 Michel Foucault. “La partede la sombra”.En:Genealogía del racismo.Op.cit., pp.74-78. 21 Ibíd.,p. 76. 22 Idem. 23 Ibíd.,p. 77 y ss. 24 Ibíd.,p. 79 y ss. 25 Ibíd.,p. 82. 26 Michel Foucault.“La guerra conjurada,la conquista,la sublevación”.En:Genealogía del racismo.Op.cit., pp.97-108. 27 Ibíd.,pp.105-108.
  12. 12. 28 Ibíd.,p. 108. 29 Ibíd.,pp.121-122. 30 Ibíd.,p. 121. 31 Michel Foucault.“La batalla de las naciones”.En:Genealogía del racismo.Op.cit., pp.177-185. 32 Michel Foucault.“La guerra en la filigrana de la paz”.Op.cit., pp.60-64. 33 Ibíd.,p. 67. 34 Ibíd.,pp.70-72.

×