PALABRA DE DIOS EN MI VIDA Para el creyente de todos los tiempos, la Biblia no es sólo un libro fundamental de la cultura ...
La Biblia es «palabra de Dios» porque tiene la autoridad de Dios, tiene autoridad para el creyente, porque Dios nos revela...
Historias humanas-historias divinas Abrahán ha pasado a ser modelo del creyente Primero porque creyó «contra toda esperanz...
La experiencia de Abrahán es que Dios ni se goza en el sufrimiento ni falla. Su camino es para buscadores, pero buscadores...
Las historias bíblicas son historia «reales» de personas que han amado y han pecado; que han creído y que han dado la espa...
El gran riesgo de todos los creyentes es hacernos un Dios según nuestros prejuicios o a nuestra imagen y semejanza. Puede ...
La palabra de Dios es la plenitud de la historia  humana es el surgir continuamente con fidelidad acompañando generación t...
El Dios bíblico da la felicidad, da la vida; su palabra es verdadera, está incesantemente constante y eterna a nuestros oí...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

la palbra de Dios en mi vida

3.264 visualizaciones

Publicado el

en esta diapositiva demostramos como desde las antiguas generaciones del pueblo de Dios, Dios ha estado presente hasta hoy

Publicado en: Meditación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
3.264
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
48
Acciones
Compartido
0
Descargas
36
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

la palbra de Dios en mi vida

  1. 1. PALABRA DE DIOS EN MI VIDA Para el creyente de todos los tiempos, la Biblia no es sólo un libro fundamental de la cultura occidental ni un monumento de espiritualidad del ser humano. El creyente se reconoce en las narraciones bíblicas; se lee a sí mismo en los persona. Cuando la persona religiosa lee con ojos de fe la historia de Abrahán y ve cómo dejó todo sólo por una promesa, o cuando grita a Dios como Jeremías, o cuando duda en medio de los sufrimientos como Job, dice:«esta historia es mi historia». Es buena noticia de Dios para nosotros. Buena noticia que se anuncia en el Antiguo Testamento y que llega a su plenitud en el Nuevo
  2. 2. La Biblia es «palabra de Dios» porque tiene la autoridad de Dios, tiene autoridad para el creyente, porque Dios nos revela salvación y porque es verdadero. Cuando decimos verdadero decimos que es así («amén») La palabra de la Biblia es palabra verdadera porque afecta a lo esencial del hombre y de su misterio, a su salvación La fe se transmite por la palabra y el testimonio; por la palabra se comunica, se ilumina, se anuncia; por el testimonio se hace vida y esperanza.
  3. 3. Historias humanas-historias divinas Abrahán ha pasado a ser modelo del creyente Primero porque creyó «contra toda esperanza» la promesa que le había hecho Dios. Después porque no dudó en hacer lo contrario a lo evidente (sacrificar al hijo de la promesa). El valor de Abrahán es la integridad de su vida y la fe en un Dios personal que se le comunica en mediaciones
  4. 4. La experiencia de Abrahán es que Dios ni se goza en el sufrimiento ni falla. Su camino es para buscadores, pero buscadores que saben acoger el misterio del más grande.
  5. 5. Las historias bíblicas son historia «reales» de personas que han amado y han pecado; que han creído y que han dado la espalda a Dios. Dios bíblico da la felicidad, da la vida ; su palabra es verdadera, pero esto El no quiere decir que sea siempre agradable a nuestros oídos o que coincida con nuestras apetencias en cada momento. La personas solemos tener unas ideas fundamentales en torno a las cuales organizamos nuestra vida: son nuestros principios. Principios éticos, principios religiosos, principios políticos. En la infancia recibimos de nuestros padres, profesores y entorno social.
  6. 6. El gran riesgo de todos los creyentes es hacernos un Dios según nuestros prejuicios o a nuestra imagen y semejanza. Puede ser que nos construyamos un Dios juez y severo, que no transige con el mal hasta el punto de que está siempre irritado y con mala cara
  7. 7. La palabra de Dios es la plenitud de la historia humana es el surgir continuamente con fidelidad acompañando generación trasgeración
  8. 8. El Dios bíblico da la felicidad, da la vida; su palabra es verdadera, está incesantemente constante y eterna a nuestros oídos o que coincida con nuestras apetencias en cada momento.

×