El futuro de la cultura

61 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
61
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
4
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

El futuro de la cultura

  1. 1. El futuro de la cultura    1. Introducción.  Para aquellos a quienes la palabra les intimida, “cultura” se traduce como aquellas cosas que  les gustan a los ricos, como la pintura y la ópera. Para los antropólogos y los sociólogos, todo  es cultura, desde el idioma y la cocina hasta el folclore de las sociedades más primitivas. Puede  significar también lo que hace la gente durante su tiempo libre. Pero independientemente de  cuáles sean las dificultades a las que se enfrenta la definición, destacan con claridad algunos  temas.    Lane Greene, Robert (2013). Revoluciones culturales. En: Franklin, Daniel y Andrews, John. El  mundo en 2050 (pp. 94­95). Barcelona: Gestión 2000.    2. Lectura    El primero es que la afinidad es importante. A menudo se ha dicho que la globalización y la  tecnología significan “la muerte de la distancia”. Y en términos físicos es cierto: un californiano y  un neoyorquino pueden hablar en un chat y en tiempo real sobre sus grupos musicales favoritos  y mediante un idioma común a través de una amplia variedad de medios (Twitter, Facebook y  Skype no son más que tres alternativas actualmente disponibles) que a buen seguro se  expandirá. Lo que no se ha producido, sin embargo, es la muerte de la distancia cultural. La  riqueza de los nuevos compradores de arte chinos y árabes se ha traducido en una explosión  de ventas pero, en gran parte, de arte chino e islámico. La tecnología de las comunicaciones  facilita que la gente conozca opiniones de todo el mundo…, y en especial opiniones similares a  las suyas, que es lo que muchos parecen querer.    Lane Greene, Robert (2013). Revoluciones culturales. En: Franklin, Daniel y Andrews, John. El  mundo en 2050 (pp. 95­96). Barcelona: Gestión 2000.    2.1. Comprensión.  1. ¿Qué se dice de la relación entre la globalización y la tecnología?  2. ¿Qué se mantiene a pesar de “la muerte de la distancia”?  3. ¿Qué facilita la tecnología de las comunicaciones?    2.2. Discusión.  1. ¿Por qué es importante la afinidad para la globalización?      3. Lectura    El segundo es que el dinero mueve tendencias, aunque no puede moverlo todo. El crecimiento  económico de China –el eje en torno al cual gira cualquier historia de los “próximos cuarenta 
  2. 2. años”– significa que el arte fluye cada vez más en esa dirección. Pero no significa que los  chinos vayan a ocupar el lugar de los ingleses en el mundo cultural o que las películas chinas  acaben con el fulgor de Hollywood. Mientras que el capital financiero tiene capacidad para  moverse a gran velocidad, con el capital humano no sucede lo mismo. Los idiomas se  aprenden con los años y se utilizan a lo largo de toda una vida, el rápido crecimiento de China  no implicará un crecimiento igual de rápido del idioma chino. Y la conjunción de unas  determinadas habilidades técnicas (como las habilidades necesarias para producir un éxito de  taquilla hollywoodiense), no es tampoco algo que se logre de la noche a la mañana.    Lane Greene, Robert (2013). Revoluciones culturales. En: Franklin, Daniel y Andrews, John. El  mundo en 2050 (p. 96). Barcelona: Gestión 2000.    3.1. Comprensión.  4. ¿Qué consecuencias tiene el crecimiento económico de China para la cultura?  5. ¿Qué ocurre con el capital humano en comparación al capital financiero?    3.2. Discusión.  2. ¿Cuál importante es el dinero para la generación de tendencias?      4. Lectura    Finalmente, los guardianes siguen teniendo importancia. La tecnología facilita que la gente  pueda escuchar el tipo de música que más le plazca, pero la disponibilidad digital y la  omnipresencia la dirigen cada vez más hacia grandes éxitos, no hacia los nichos. Los  blogueros, los “podcasters” y los “tuiteros” han zarandeado a los proveedores de noticias, pero  no los han sustituido. Los editores, los marchantes y los productores cinematográficos seguirán  jugando el papel más destacado en relación con lo que se compre, lea, contemple y escuche.    Lane Greene, Robert (2013). Revoluciones culturales. En: Franklin, Daniel y Andrews, John. El  mundo en 2050 (p. 96). Barcelona: Gestión 2000.    4.1. Comprensión.  6. ¿Quién determina lo que se compre, lea, contemple o escuche?    4.2. Discusión.  3. ¿De qué manera ha alterado la tecnología lo que se compre, lea, contemple o escuche?      8. Glosario  1. Industria cultural.  2. Mainstream. 
  3. 3. 3. Blockbuster.  4. Media conglomerate.  5. Industrias de contenidos.  6. Convergence.  7. Edutainment.  8. Entertainment industries.  9. Global media.  10. Infotainment.  11. Research and development.  12. Trendsetter.    @omarvite 

×