Recensión Crítica  “Historia de España en  el siglo XX”  Julián Casanova  Carlos Gil Andrés  2º edición. Diciembre de 2009...
Un paseo tranquilo y sosegado por el siglo XX español que nos ayude a entendernuestro presente. Esta es la interesante pro...
la historia de nuestro país: los nacionalismos y la guerra con Marruecos. Este es otro delos puntos destacables de este li...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Recensión historia de españa en el siglo xx

2.009 visualizaciones

Publicado el

Reseña crítica del libro Historia de España en el siglo XX, escrito por Julián Casanova y Carlos Gil Andrés

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
2.009
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
24
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Recensión historia de españa en el siglo xx

  1. 1. Recensión Crítica “Historia de España en el siglo XX” Julián Casanova Carlos Gil Andrés 2º edición. Diciembre de 2009. Páginas 417 Formato 16 x 24 cm Encuadernación Rústica Editorial Ariel, S.A. ISBN: 978 84-344-3491-2 Depósito Legal M. 258-2010 Francisco Gracia La España actual.Franquismo y transición a la democracia
  2. 2. Un paseo tranquilo y sosegado por el siglo XX español que nos ayude a entendernuestro presente. Esta es la interesante propuesta que nos hacen Julián Casanova yCarlos Gil, profesor y ex alumno brillante, ambos reputados historiadores, que se unenpara ofrecernos una historia de España del siglo XX. Julián Casanova (Valdealgorfa,1958) es un autor que no necesita presentación, historiador de prestigio, sus resultadosno defraudan ya sea cuando se ocupa de temas sobre Historia Social, Historiografía,Guerras civiles europeas, Europa de entreguerras, etc.; cuando abrimos un libro deCasanova sabemos que es garantía de erudición y rigor. Carlos Gil (Logroño, 1968)menos conocido por su juventud pero muy celebrado en el ámbito académico, es autorde obras muy valoradas, como Echarse a la calle. Amotinados, huelguistas yrevolucionarios. (La Rioja 1890-1936) y Piedralén. Historia de un campesino. De Cubaa la Guerra Civil1.Ambos comparten una preocupación por la divulgación, por ello ponen especial cuidadoen la narración, procurando unos textos limpios, bien escritos y fáciles de leer. Con estemonográfico sobre el pasado siglo pretenden “salir del ámbito del académico y llegar aun público más amplio”, algo que seguro van a conseguir ya que la lectura de este textorecuerda lo que Hobsbawm denominó “haute vulgarisation” cuyo “lector ideal será elformado teóricamente, el ciudadano inteligente y culto, que no siente una meracuriosidad por el pasado, sino que desea saber cómo y por qué el mundo [España en estecaso] ha llegado a ser lo que es hoy y hacia dónde va.”2Es revelador que la introducción del libro comience situando en primer plano la GuerraCivil, porque este hecho, además del más traumático del siglo XX, supone el comienzode la mayor excepcionalidad de la historia de España del s. XX con respecto a laeuropea: los cuarenta años de dictadura franquista. Porque una de la virtudes de estelibro es que encaja la historia de España en un contexto europeo que para nada le esajeno, rompe el mito del fracaso secular español y nos demuestra que los vectores porlos que discurre la historia española no difieren de lo que se vive en nuestra Europacontemporánea. Ya en el primer capítulo nos muestra como el tan cacareado retrasoespañol, que se vio agrandado por el “desastre” de 1898, no lo fue tanto, ni política nisocialmente, algo que el relato de Casanova y Gil nos señala sutilmente al mostrarnosla facilidad con la que el régimen de la restauración, nacido en 1876, se prolonga singrandes sobresaltos y supera con facilidad el “desastre”, el regeneracionismo y el atrasoespañol qué, como nos señalan los autores, se acerca más al mito que a la realidad.Así, con la facilidad que proporciona su narrativa limpia, vamos paseando por el sigloXX español, observamos el proceso de formación de la clase obrera, favorecido por lano participación bélica (que sí dialéctica) en la Gran Guerra, observamos cómo influyela revolución rusa y, sobre todo, nos pone sobre la mesa dos aspectos que han de marcar                                                            1 Del primero el propio Julián Casanova apuntó que “merece una lectura exhaustiva más allá del interés que unotenga Sobre La Rioja ya que ofrece un excelente ejemplo de cómo pueden conectarse las teorías con la investigaciónempírica”. Casanova, J. “La historia social y los historiadores” Crítica 2003. Pág. 20, nota. “Piedralén” fue celebradopor Elena Hernández-Sandoica en las IX JORNADAS DE HISTORIA Y FUENTES ORALES cómo ejemploparadigmático de cómo una biografía puede servir para el estudio y el relato de la Historia.2 Hobsbawm, E. J. “La era de la revolución. 1789-1848”. Labor Universitaria. 1991. Pág. 5 Prefacio.
  3. 3. la historia de nuestro país: los nacionalismos y la guerra con Marruecos. Este es otro delos puntos destacables de este libro, que no se limita a contar los hechos sino que losinterpreta, analiza sus causas y nos anticipa sus consecuencias, es capaz de conectar losproblemas para la construcción del Estado de las Autonomías con el surgimiento de losnacionalismos a principios de siglo, o de hacernos entender fácilmente por qué alejército español le costó tan poco recurrir a la violencia contra la República.Además del ejército y los nacionalismos, llama la atención la omnipresencia de laIglesia en el devenir histórico de nuestro país, tal vez la más duradera, capaz, como sedemuestra durante la Guerra y el Franquismo, de lo más reprobable por seguirmanteniendo sus prebendas y poderes. Algo que afortunadamente también se matizó alacercarse el final del franquismo, por la llegada de los vientos del concilio Vaticano IIque permitió cierta disidencia en la Iglesia y ver en la España de Franco algunos “curasy católicos que hablaban de democracia y socialismo”.La virtud de este libro es que a pesar de lo condensado, todo un siglo en apenas 400páginas, consigue, como apuntábamos, profundizar y atravesar la epidermis del propiorelato político de los acontecimientos del país. Así por ejemplo, nos explica con claridadpor qué la dictadura es capaz de sostenerse durante 40 años, algo que va más allá delsimple apoyo del ejército y la iglesia.Sobre el aspecto formal del libro, se puede afirmar que los autores consiguen convertirsu lectura en ese paseo tranquilo, sosegado, sin apasionamiento, del que se hablaba alcomienzo, un paseo construido mediante el análisis riguroso de las obras que lahistoriografía española ha producido desde los años 80, pero salpicado también de lostestimonios que nos dejaron los protagonistas de la época, ya sea desde la política odesde la literatura. En ocasiones podemos echar en falta notas al pie, algo quesuponemos es decisión de los autores para ayudar a una lectura fluida y sininterrupciones, lo que es de agradecer para el lector medio que quiere conocer mejor lahistoria de nuestro país pero al que le asustan farragosos manuales. Además, el prestigioy la profesionalidad que avala a los autores proporciona la confianza suficiente comopara no exigir continúas referencias al documento, a esto sumamos dos característicasque hacen especial a este libro: por un lado, una alusión permanente a las teorías yafirmaciones de los más prestigiosos profesionales de la historia (y también continuasreferencias a la cultura de la época) lo que nos ofrece un amplio abanico deposibilidades para ampliar, refutar y completar aquellos temas que más nos interesan.Por otro lado, los autores incluyen una magnífica bibliografía comentada, algo que seríade agradecer que se convirtiera en una costumbre entre el resto de historiadores, ya queayuda al neófito a saber dónde buscar y que es lo que cada autor le puede ofrecer.Para finalizar con el hilo histórico que sigue este libro, los autores hacen un relato de latransición y la democracia, llegando al presente que ha sido conformado por nuestropasado, presente que no estaba escrito ni predefinido, pero que no se puede entender sinmirar atrás. Por eso, tal vez para construir el futuro sea necesario parar, mirar, recordary agradecer los esfuerzos de todas las personas que nos han permitido disfrutar de estademocracia. Este libro es un buen comienzo para pensar en el futuro.

×