ISFD Nº 6006Profesorado de Educación EspecialSeminario Taller “Educación Sexual Integral y Discapacidad” – Clase 21Respons...
ISFD Nº 6006Profesorado de Educación EspecialSeminario Taller “Educación Sexual Integral y Discapacidad” – Clase 22Respons...
ISFD Nº 6006Profesorado de Educación EspecialSeminario Taller “Educación Sexual Integral y Discapacidad” – Clase 23Respons...
ISFD Nº 6006Profesorado de Educación EspecialSeminario Taller “Educación Sexual Integral y Discapacidad” – Clase 24Respons...
ISFD Nº 6006Profesorado de Educación EspecialSeminario Taller “Educación Sexual Integral y Discapacidad” – Clase 25Respons...
ISFD Nº 6006Profesorado de Educación EspecialSeminario Taller “Educación Sexual Integral y Discapacidad” – Clase 26Respons...
ISFD Nº 6006Profesorado de Educación EspecialSeminario Taller “Educación Sexual Integral y Discapacidad” – Clase 27Respons...
ISFD Nº 6006Profesorado de Educación EspecialSeminario Taller “Educación Sexual Integral y Discapacidad” – Clase 28Respons...
ISFD Nº 6006Profesorado de Educación EspecialSeminario Taller “Educación Sexual Integral y Discapacidad” – Clase 29Respons...
ISFD Nº 6006Profesorado de Educación EspecialSeminario Taller “Educación Sexual Integral y Discapacidad” – Clase 210Respon...
ISFD Nº 6006Profesorado de Educación EspecialSeminario Taller “Educación Sexual Integral y Discapacidad” – Clase 211Respon...
ISFD Nº 6006Profesorado de Educación EspecialSeminario Taller “Educación Sexual Integral y Discapacidad” – Clase 212Respon...
ISFD Nº 6006Profesorado de Educación EspecialSeminario Taller “Educación Sexual Integral y Discapacidad” – Clase 213Respon...
ISFD Nº 6006Profesorado de Educación EspecialSeminario Taller “Educación Sexual Integral y Discapacidad” – Clase 214Respon...
ISFD Nº 6006Profesorado de Educación EspecialSeminario Taller “Educación Sexual Integral y Discapacidad” – Clase 215Respon...
ISFD Nº 6006Profesorado de Educación EspecialSeminario Taller “Educación Sexual Integral y Discapacidad” – Clase 216Respon...
ISFD Nº 6006Profesorado de Educación EspecialSeminario Taller “Educación Sexual Integral y Discapacidad” – Clase 217Respon...
ISFD Nº 6006Profesorado de Educación EspecialSeminario Taller “Educación Sexual Integral y Discapacidad” – Clase 218Respon...
ISFD Nº 6006Profesorado de Educación EspecialSeminario Taller “Educación Sexual Integral y Discapacidad” – Clase 219Respon...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

02 construccion psicosexual

292 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
292
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
3
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

02 construccion psicosexual

  1. 1. ISFD Nº 6006Profesorado de Educación EspecialSeminario Taller “Educación Sexual Integral y Discapacidad” – Clase 21Responsable: Lic. Sergio RufinoCONSTRUCCIÓN PSICOSEXUAL EN LA VIDA DE LOS SUJETOSEducar PersonasComo necesidad fundamental, debemos aprender y entender que hay personas que son concretas eirrepetibles y para entender el mundo de hoy, sólo es posible si entendemos al hombre, y para entender alhombre es necesario entender la persona.Desde esta perspectiva, veremos como todo gira en torno al hombre. Esto no significa caer en una visiónantropocéntrica, sino más bien sostener que el hombre es centro de todas las cosas y que no se entiendecualquier tipo de acción sino esta presente el hombre mismo.La Antropología concibe a la Persona como un ser constituido por tres dimensiones: una psicológica, otrabiológica y por último, una espiritual, y ésta, es la que mantiene una relación interpersonal, ya seaprincipalmente con la familia o con la sociedad, en cuya relación deben prevalecer los valores (morales yreligiosos) y en la que no hay que perder de vista que su educación ha de considerarse a partir de susingularidad o individualidad.Al hablar de persona, no podemos dejar de ver a la misma como una unidad corpóreo‐espiritual,estructurada por un único principio vital: el alma, con la integridad de su triple dimensión vital (vidavegetativa, sensitiva y espiritual o intelectiva).Los caracteres específicos de las personas son:La capacidad de captar las cosas sin relacionarlas con su situación orgánica.La elección del modo de satisfacer las necesidades.El añadir a sus tendencias vegetativas finalidades más altas (técnica, cultural. religiosa).La adquisición de hábitos mediante un aprendizaje que desplaza al instinto, por eso es que lodecisivo es el aprendizaje y el hábito lo consiguiente.De esta manera entendemos que, en el caso del hombre no podemos decir que es igual al resto de losanimales. Está sujeto a las leyes de la naturaleza como el resto de los animales pero, no es un animal más.Ni siquiera es el animal más perfecto de todos, es más que el resto de los animales porque es capaz depensar por sí mismo y, por ser libre, puede no seguir su instinto.El hombre sabe que su cuerpo no es un trozo de materia orgánica, es su propia persona, o mejor entendidocomo, la parte visible y material de su propia persona. Lo que percibimos al mirar en los ojos de unapersona es el alma y un complejo de sentimientos, actitudes y deseos que asoman al mundo desde elinterior de la persona y que nuestra mirada puede traducir y entender sin palabras.El hombre es, en primer lugar, persona. El hombre es digno antes que útil o productivo, o rentable o bello oapetecible. El hombre es respetable por sí mismo. Este sí mismo de cada persona es lo que significa suintimidad personal, su propia existencia. Cuanto más rica es la personalidad más amplia y profunda es laintimidad de una persona y, por tanto, más profunda y más fuerte es la conciencia de su propio valor y lanecesidad de su protección.1Podríamos llegar a decir que en ocasiones el cuerpo oculta la persona cuando impide ver la personalidadque reside en él. El pudor o vergüenza, es la protección de la intimidad personal, se nos aparece como elacto por el cual la persona se hace presente en su propio cuerpo despojándole de todos los maticesanimales para presentarlo a los demás como una persona, es decir, digna.Llamamos pudor a esta conciencia personal que quiere proteger la esencia personal de cada uno, nuestradignidad de personas frente a las demás personas. Esta conciencia de sí mismo no se limita a lo interior dela persona, entendiendo lo interior como el mundo del espíritu o de los sentimientos. La percepción de unomismo abarca no sólo el espíritu, sino también el propio cuerpo porque se es consciente que la persona noreside en la mente, sino que el espíritu se une al cuerpo de tal forma que éste adquiere un nuevo modo deser, tan nuevo, que no cabe hablar de continuidad entre el cuerpo animal y el cuerpo del hombre.La manera quizá más grave de desposeer a las personas de su dignidad es violar su intimidad, es decir,forzarles a manifestar lo más íntimo de su persona contra su voluntad, es tanto como exponerlas a lavergüenza pública y privarlas de seguir siendo dueñas y señoras de aquello que es solo suyo: lo íntimo.1YEPES STORK, R. (2004) “Fundamentos de antropología. Un ideal de la excelencia humana.” Plaza edición. Pamplona.
  2. 2. ISFD Nº 6006Profesorado de Educación EspecialSeminario Taller “Educación Sexual Integral y Discapacidad” – Clase 22Responsable: Lic. Sergio RufinoTeniendo frente a nosotros esta integridad que describimos sobre la “Persona” y de acuerdo a lo planteadopor Yepes Stork, podemos decir que los aspectos, capacidades o notas que definen a la persona, son:a) “La intimidad que indica un dentro que sólo conoce uno mismo,” esto es el grado máximo deinmanencia.b) La manifestación de la intimidad: “sacar de sí lo que hay en su intimidad”. Lo que se manifiesta através de la creatividad, los planes, los proyectos etc.c) La libertad, que se ejerce en ser dueño de sí mismo, siendo capaz de mantener cosas en su interioro de manifestarlas según la propia voluntad.d) La capacidad de dar: aquí es donde la persona se muestra a sí misma o muestra lo que puedeocurrirle. Esta capacidad de dar se ve correspondida por la capacidad de aceptar. “Por eso no haydar sin aceptar y no hay aceptar sin dar”e) El diálogo, manifestado en darse y aceptarse con otra intimidad, ya que lo que se da, como dijimos,debe ser aceptado, recogido por alguien, de lo contrario el don se frustraría. Si no fuera así, nosería dar sino dejar.¿Qué significa la “intimidad”?La palabra ‘intimidad’, que viene del latín “intimus,” superlativo de interior, designa cierto ámbito que seabre en lo que ya es interior. Es un lenguaje simbólico para dar a entender la dimensión espiritual del almahumana, que va más allá de la vida puramente biológica. A ésta la llamamos simplemente interioridad, parasignificar que la vida de un animal o planta es aquello que “se le queda dentro”, resistiendo a los cambiosespaciotemporales sin disolverse ni convertirse en otra cosa. Y esto sólo es posible mediante el principioinmaterial que llamamos alma, o sencillamente vida. En el hombre sin embargo la interioridad esparticularmente desarrollada y compleja debido a su autoconciencia. Para referirnos a tal complejidadsolemos hablar de “lo psicológico”, ya que este es el objeto de la psicología y la psiquiatría. Pues bien, másallá de esta interioridad psicológica la vida humana presenta una dimensión única, que es inaccesible parala ciencia empírico‐positiva porque no es un “grado” más de interioridad, sino un nuevo orden: el espiritual.En virtud del espíritu el hombre sabe y dispone de sí y es capaz de auto‐poseerse y auto‐destinarse; en unapalabra, puede asumir la verdad última de su ser y decidir conforme a ella. La intimidad consisteprecisamente en el ejercicio de esta libertad radical por la cual el hombre se hace fiel a sí mismo, al tiempoque se descubre inagotable, inabarcable, irreductible a las cosas. Aquí radica la esencia de la autoestima,que no es otra cosa sino el recto amor de sí, premisa y fundamento de todos los demás amores.La intimidad crea una distancia irreductible entre lo que se es y lo que se aparenta. A diferencia del animal,el hombre nunca está completamente dado. Esta inadecuación entre ser y aparecer, entre dentro y fuera,es el fundamento antropológico del pudor.Intimidad corporalEn la medida en que el hombre es consciente de la expresividad constitutiva de su cuerpo, que lemanifiesta y le compromete incesantemente, en esa misma medida el cuerpo posee intimidad. Ésta se da,por tanto, según grados, de acuerdo a la madurez y la cultura. Un bebé, por ejemplo, no se puede decir quetenga intimidad corporal, aunque sin duda tiende naturalmente a desarrollarla.Apenas la intimidad comienza a interpretarse socialmente en términos de identidad, en ese momentoaflora la conciencia de la condición sexuada, que sitúa al individuo en el sistema social. A partir de ahí laintimidad corporal se despliega gracias al lenguaje de la pureza de corazón, que se resume en el axioma:“guardarse para darse.” La intimidad adquiere entonces los infinitos matices expresivos de lacomplementariedad, que es como la voz con que el hombre percibe su vocación al don de sí amoroso.Intimidad y comunidad no se contraponen, la primera se realiza en la segunda; la intimidad sana afloranaturalmente en el diálogo, y cuando no lo logra se enrarece y se atrofia. La mentalidad dominante hoy,por el contrario, entiende la intimidad en términos de privacidad individualista, es decir confunde laintimidad con sus condiciones externas y su manifestación social. A ello hay que objetar que el concepto deprivacidad pertenece a las cosas, no a las personas. Se llama “privado” al objeto que es poseído en
  3. 3. ISFD Nº 6006Profesorado de Educación EspecialSeminario Taller “Educación Sexual Integral y Discapacidad” – Clase 23Responsable: Lic. Sergio Rufinoexclusividad: la casa, el vestido, el utensilio, etc., pero nunca a una persona o a una dimensión intrínseca deella, como es su sexualidad. En este sentido caben dos extremos, éticamente erróneos:a) Supeditar la intimidad a la privacidad mediante un pudor excesivamente rígido. Con ello sepretende proteger la intimidad pero a costa de empobrecerla.b) El otro modo de cosificar la intimidad, aún más grave y extendido, consiste en interpretarla como“uso privado” de la sexualidad, es decir, como si la simple privacidad convirtiera la sexualidad enintimidad. En esta actitud late la mentalidad utilitarista y hedonista, que se manifiesta en milformas de conducta muy frívolas, no obstante juzgadas, como sociológicamente decentes.2Se olvida en ambos casos que el único modo de proteger la intimidad es expresándola.La persona, en efecto, sólo se presenta como tal en términos estéticos, La belleza humana no es sólo física,sino también moral. Y así como la belleza física cambia y con el tiempo pasa, la belleza moral tambiénpuede cambiar pero no está sujeta a las leyes de la materia. La belleza interior de la persona secorresponde con su elegancia que significa distinción de uno mismo. Esto es la compostura, la armoníaentre lo que una persona es y lo que una persona manifiesta por medio de su actuación, de sus gestos, desus maneras, de su cuerpo.Entonces, Ser persona exige cuidado, atención, dedicación. Obliga a cuidarse, a ocuparse de uno mismo yde la propia apariencia, porque la apariencia propia es una manifestación de la persona y, por tanto, no esindiferente, es personal y, por ser personal, la propia apariencia también es íntima.Cuando falta esta auto‐interpretación la persona abdica de sí, se hurta a la verdadera convivencia y se dejainvadir, como casa sin dueño, por todo tipo de vicios que desmantelan su intimidad. Ser uno mismo se viveentonces como un engorroso deber, del cual se rehuye adoptando un personaje inauténtico mediante ellenguaje, indumentaria, actitudes corporales, diversiones, etc., dando lugar así a una presencia equívoca yfraudulenta.La persona con relación a su familiaNo debemos olvidarnos que nuestros alumnos forman parte de una familia y que las familias a su vez estánformadas por “personas.”Es importante, desde el punto de vista de la educación de la persona, poder tener en claro cómo estasnotas se manifiestan en el vínculo alumno‐padre y alumno‐docente. Para poder abordar y ensamblar esteanálisis, no podemos dejar de citar a Paciano Fermoso Estébanez cuando en el apartado de Las relacionesfamiliares, en Pedagogía Familiar, expresa “El hombre no puede llegar a ser hombre por si solo. El ser sí‐mismo únicamente puede realizarse en comunicación con otro ser sí‐mismo; el ser sí‐mismo y ser en‐comunicación son inseparables3.Así también, el mismo autor manifiesta “La familia ejerce su acción educativa de manera informal,espontánea y natural. Y esto es así, porque la misma relación y comunicación de sus miembros entre sí,favorece o dificulta, según sea su signo, su óptimo desarrollo.”Partiendo de estas afirmaciones, podemos establecer que la comunicación familiar es importante, comovínculo, ya que a partir de ella los padres podemos llegar a la intimidad del otro, (los hijos), a que se abra ypueda manifestar esa intimidad a partir del diálogo, para darse mutuamente en el encuentro con el otro ycon la verdad. Así, de esta manera, los padres, conociendo a cada uno de sus hijos, intimidad que los haceúnicos e irrepetibles y a la que se puede tener acceso a partir del diálogo, podrá darle lo que necesita paraque pueda vivenciar un ambiente familiar positivo.Juntamente con los padres, muchas veces los docentes pueden, a partir de las tutorías y comoconsecuencia de llevar adelante una educación personalizada, aspectos de la cual desarrollaremos en elpróximo apartado, lograr que en este vínculo, alumno‐padre o alumno‐docente, cada intimidad logre sumanifestación, exponiendo al máximo sus potencialidades, brindándose a los demás y a su vezaceptándolos.2YEPES STORK, R. (2004) “Fundamentos de antropología. Un ideal de la excelencia humana.” Plaza edición.Pamplona.3PACIANO, F. E. (1997) “teoría de la educación” Trillas. Mexico.
  4. 4. ISFD Nº 6006Profesorado de Educación EspecialSeminario Taller “Educación Sexual Integral y Discapacidad” – Clase 24Responsable: Lic. Sergio RufinoSi los padres, al igual que los docentes, podemos ver frente a nosotros a la persona de esta manera: “comouna realidad en cierto modo absoluta, no condicionada por ninguna realidad inferior o del mismo rango”4,no podremos menos que respetarla, reconociendo así su dignidad.Esta condición es, fundamental en todo proceso educativo y de formación, en el que es necesario abarcartodas las dimensiones que hacen a la persona; si así se hiciera, será señal que estamos en camino de unasociedad más humanizada.Esto teniendo siempre presente, que el rendimiento escolar, implica no sólo lo académico sino todo aquelloque hace a la persona, aquellos aspectos que la caracterizan como tal, por lo que, consideramos a nuestrocriterio fundamental, el acompañamiento de la educación familiar desde la perspectiva antropológica.LA EVOLUCIÓN PSICOSEXUAL EN LA INFANCIAEl sujeto constituye una unidad, en la cual la sexualidad es una de las dimensiones de esta persona humanaque vive y convive en contextos, situaciones y circunstancias peculiares de vida familiar, social, educativa,laboral…¿Cómo se constituye psicológicamente el sujeto humano y su identidad sexual?Debemos tener en cuenta que el tratamiento de los enfoques y dimensiones es solo a modo de puntualizary caracterizar cada una de ellas, ya que la subjetividad humana, no puede entenderse por fuera de lacultura y del lazo social.Como punto de partida debemos tener en cuenta que “los niños fueron concebidos de diferentes maneras,en diferentes momentos y lugares de la historia de la humanidad”; son tantas las infancias5como fueronlas ideas, las prácticas, los discursos que se organizaron “en torno” a ella. Pero, ¿por qué “sobre” ella?Porque en cuanto objeto de estudio ha sido siempre el adulto quien estudia, organiza y decide por ella. Lanoción de infancia lleva consigo la idea de aquello que no habla y, por no hablar, los niños ocupan latercera persona en los discursos que de ellos hablan.Sigmund Freud fue el fundador del Psicoanálisis6, él es quien introduce dos conceptos básicos paracomprender la constitución del sujeto: “inconsciente” y “sexualidad infantil”.Los contenidos del inconsciente son deseos sexuales (o agresivos) reprimidos que Freud llamó pulsiones7,originados en las primeras etapas del desarrollo del niño/a. La sexualidad adulta es el resultado de uncomplejo proceso de desarrollo que comienza en la infancia y que se desarrolla en distintas etapas quedependen de su ligazón con distintas órganos corporales.A partir de estos desarrollos, podemos advertir que no es lo mismo sexualidad infantil y genitalidad.Sin embargo, por el desconocimiento de esta realidad de los niños aún hoy, cuando se observan algunasmanifestaciones de curiosidad o exploración en el niño, provocan temor y censuras en la escuela, porqueson interpretadas por los adultos como comportamientos de la genitalidad adulta. Inclusive las preguntasque hace un niño en sus primeros años sobre las diferencias sexuales anatómicas o acerca del origen de losniños, provocan inhibición en algunos padres, que interpretan que está preguntando sobre la sexualidad delos adultos.4YEPES STORK, R. (2004). “Fundamentos de antropología. Un ideal de la excelencia humana.” Plaza edición. Pamplona5DOLTO, F. (2006). “Infancias.” Libro del Zorzal. Buenos Aires.6El psicoanálisis es una disciplina fundada por S. Freud que pretende la investigación de las causas de ciertos trastornospsicológicos y su tratamiento basándose en la hipótesis de que muchos problemas psicológicos están alimentados porel residuo de impulsos y conflictos reprimidos en la niñez. Los psicoanalistas tratan de llevar estos sentimientosreprimidos al plano del conocimiento consciente, donde el paciente, en teoría, podría resolverlos, cf. “Psicoanálisis”, enJ.M. FARRÉ MARTÍ (dir.), Diccionario de psicología, Océano, Barcelona 1999, 280.7El concepto de pulsión, citado por Freud por primera vez en el texto sobre el caso Schreber, introduce la diferenciaentre lo instintivo, propio del mundo animal, de lo pulsional, propio del hombre. En el texto citado, Freud define a lapulsión como un concepto fronterizo de lo somático respecto a lo anímico y como el “representante psíquico depoderes orgánicos”. Y en Tres Ensayos para una Teoría Sexual (1905), en uno de los prólogos agregado en 1914, ladefine como la “agencia representante psíquica de una fuente de estímulos intrasomática”
  5. 5. ISFD Nº 6006Profesorado de Educación EspecialSeminario Taller “Educación Sexual Integral y Discapacidad” – Clase 25Responsable: Lic. Sergio RufinoEs importante señalar que existen grandes diferencias en el desarrollo sexual y el interés de los niños(Cavanagh Johnson 1999)8. Además, la curiosidad acerca de la sexualidad es sólo una parte de todo elcuadro, los niños también son curiosos acerca de otras partes del universo. Sin embargo, los niños debenexplorar las características de sus cuerpos y por lo tanto aprender acerca de la sexualidad y elfuncionamiento del cuerpo, más fácil puede ser para ellos entender la información perteneciente a lareproducción y el nacimiento (Schuhrke 2000)9. Siguiendo a este autor, nos dice que aunque la exploraciónde los niños de sus propios cuerpos y órganos de los demás puede parecer anormal, la exploración delcuerpo es natural, y la curiosidad es una parte importante del desarrollo sexual de cualquier niño y debe seraceptado.Como podemos advertir, la sexualidad humana no es “natural”, ni puramente instintiva como la delanimal, ya que está atravesada por diversos significados culturales o personales (casi siempreinconscientes); por lo que el psicoanálisis considera al cuerpo del humano como un “cuerpo simbólico”, enel que se expresan significaciones de orden inconsciente. Esto resulta evidente en los trastornospsicosomáticos. Es por esto que asumir las manifestaciones de la sexualidad humana, resulta difícil para laspersonas. Para diferenciar el campo de la sexualidad humana hablamos de pulsión sexual y no de instinto.Entonces, no es lo mismo instinto biológico que pulsión sexual.En general, se ha consensuado que la persona es una unidad bio‐psico‐social y espiritual. Ahora vamos aanalizar más detenidamente, y de la manera más simple posible la complejidad de: la constitución psíquicadel sujeto, para ello partiremos de algunas preguntas:¿Cómo se construye el psiquismo?¿Qué papel cumplen los roles parentales de la familia y la cultura, en esta construcción?Vamos a partir de la experiencia vivencial básica, el nacimiento de un niño en el seno de un grupo familiar.Cabe destacar que hoy, más que nunca, existen diferentes tipos o configuraciones de familias; pero hay dosfunciones siempre presentes en cualquiera de ellas, la función materna y la función paterna que, según lascircunstancias, pueden ser asumidas por los padres u otras personas que los sustituyan.¿Cómo es esto? Veamos: Un hogar donde falta el padre o la madre y en el que ambas funciones deban serasumidas por el que esté presente, cuando hablamos de función paterna o materna, no estamos hablandode las personas físicas sino de roles o funciones adultas. Dichas funciones tratan de cubrir las necesidadesbiológicas y afectivas que requiere un recién nacido para “humanizarse” e integrarse a su grupo social y sucultura.Las familias, los padres y las madres tienen un papel fundamental y una responsabilidad innegable en laformación de sus hijos, es decir en la constitución psíquica del sujeto.La función materna básicamente se vincula a los cuidados imprescindibles que requiere un recién nacidopara vivir (alimentos, protección, abrigo, etc.), pero también a la afectividad de la madre que lo aloja comoun ser único. La madre y el niño constituyen primeramente una unidad biológica y a posteriori una unidadpsicológica.La función paterna, así llamada porque refiere a lo esperable tradicionalmente por parte del padre(presentación de la norma o ley, del límite que favorezca cierta separación psicológica de la madre, y suproceso de maduración e independencia paulatina y su ingreso a la realidad).Este proceso es complejo, porque el ejercicio de estas funciones no sólo opera con ideas conscientes; sinoque todos hemos internalizado, de manera inconsciente, un modelo cultural y familiar que incluyesignificados diferentes sobre lo que es una madre o un padre, una mujer o un varón, un hijo varón o mujer,etc.Volvamos a plantearnos el nacimiento de un niño. Es esperado (o no), con distintos ideales, expectativas,deseos, temores, etc. Esto es lo que lleva al psicoanalista Jaques Lacan a sostener que “el deseo preexiste alsujeto” y que “el sujeto se constituye desde el deseo del otro”. Todo ello de manera inconsciente para el8JOHNSON CAVANAGH, T. (1999). “Niño su comprensión del comportamiento sexual es natural y saludable.” NuevoHeraldo.9SCHURKE, B. (2000). “La curiosidad los niños acerca de la genitalidad.” Revista de Psicología y Sexualidad Humana12.
  6. 6. ISFD Nº 6006Profesorado de Educación EspecialSeminario Taller “Educación Sexual Integral y Discapacidad” – Clase 26Responsable: Lic. Sergio Rufinosujeto. Con el concepto “otro” se alude a los ideales de la cultura, encarnados en el deseo de los padres,que mediatizan esos ideales para el sujeto, quien por ser un prematuro fisiológico al nacer, tiene unaradical dependencia del otro.Esta inmadurez lo hace vulnerable al mundo que lo rodea y dependiente del cuidado del otro.Los mismos dejaron huellas y significados en el inconsciente del sujeto. Sobre este basamento de laidentidad, se construyen otras experiencias de socialización posteriores, que también hacen al proceso deidentificación.Freud, nos dice el hombre ha sufrido un triple descentramiento. En primer lugar y como consecuencia delos descubrimientos en el campo de la Física y la Astronomía, la Tierra dejó de ser el Centro del Universo,con la Teoría de la Evolución de Darwin, el hombre paso a formar “nuevamente” parte del reino animal; ypor ultimo el descubrimiento del inconsciente resto a la conciencia su importancia como centro reguladosde la actividad psíquica10.El Psicoanálisis plantea fases en el desarrollo psicosexual, esas fases se asientan en un órgano corporal ypor eso las denominó fase oral, anal y fálica, agregando además el período de latencia y el de la pubertad.Pero lo fundamental aquí no es lo biológico sino que en las distintas fases el sujeto construye significadosen su relación con el otro, que hacen a su proceso de identificación.En la FASE ORAL, al nacer, la boca se constituye en una zona muy importante, no sólo por el placer delalimento que cubre una necesidad, sino porque en el acto de alimentar interviene otro que lo hace conafecto, con rechazo, etc. En este acto llevado a cabo normalmente por la madre, el niño es tambiénhablado por ella y así se va incorporando al mundo del lenguaje y los símbolos.La sexualidad en los primeros meses de vida está ligada a la relación con sus padres y a la actitud que ellostengan frente a la satisfacción de sus necesidades biológicas y de cuidado.Cuando el bebé vive a través de los cuidados de los padres, el amor y el contacto afectivo, necesario para suestimulación, el niño desarrollará una sensación de confianza básica que fomentará un buen desarrollo desu vida social y sexual. La actitud de los padres es fundamental en esta primera etapa, ya que determinarála seguridad de los niños, elemento básico para el desarrollo de su identidad.Por su parte, Erikson11expresa que “en la segunda parte de esta fase, la capacidad para asumir una actitudmás activa y el placer derivado de ella, se desarrollan y maduran (en el niño). Aparecen los dientes, y conellos el placer inherente a morder cosas duras, que no ceden a la presión, en morder objetos blandos y endestrozar otros con los dientes.”En la llamada FASE ANAL, alrededor del año y medio, se da la educación esfinteriana (diferente según lasmodalidades culturales), pero también aquí lo importante no es sólo el aprendizaje de la función biológica,sino los significados que construye el niño, desde su vínculo con el adulto que educa. En esta fase seconfiguran otros rasgos de la personalidad, por ejemplo obstinación, pulcritud, dudas obsesivas, etc.‐La segunda etapa está caracterizada por aprender a caminar, hablar y avisar sus necesidades. En esteperiodo el pensamiento del niño se enriquece enormemente y va construyendo su visión del mundo enrelación a su vínculo con su familia.Estas nuevas capacidades los hacen sentirse más capaces de desenvolverse en el mundo para explorarnuevas experiencias. En esta etapa se oponen a las normas y restricciones que los padres les fijan, comouna manera de afianzar su independencia e identidad como una persona distinta de los demás.Es un período de necesidades contradictorias: por una parte el niño requiere de independencia paraconocer el mundo y por otra tiene una enorme necesidad de protección y afecto por parte de la familia. Lospadres deben procurar aceptar y equilibrar estas dos tendencias en su relación con el niño.10DALMA, J. (1977) “El pensamiento esencial de Freud.” Centro Editor de América Latina. Buenos Aires.11ERIKSON, E. (1993). “Infancia y Sociedad.” Ediciones Hormé. Buenos Aires.Es decir, que la identidad personal y sexual, se construyen inconscientemente desde el deseode otros y por las experiencias vividas en los primeros vínculos con las figuras parentales.
  7. 7. ISFD Nº 6006Profesorado de Educación EspecialSeminario Taller “Educación Sexual Integral y Discapacidad” – Clase 27Responsable: Lic. Sergio RufinoEn esta etapa los niños experimentan sensaciones placenteras al retener y evacuar la orina y losexcrementos, así como en observar y tocar sus genitales y deposiciones. Todo esto constituye la forma enque los niños van aprendiendo a reconocer su cuerpo, sus necesidades y sensaciones de placer.En la Fase fálica12alrededor de los tres años adquiere gran importancia la zona genital. El niño descubre elplacer en esta zona erógena y las diferencias anatómicas, haciendo preguntas sobre las mismas y sobre elorigen de los niños. Cabe señalar que sus preguntas son puntuales, no pregunta sobre la genitalidad adulta.Freud es el que llama a esta etapa como “Fálica”. El interés está centrado en los genitales. Es el período delas relaciones edípicas y triangulares. El niño tiene interés en el progenitor del sexo contrario. (Sentimientosde rivalidad con el progenitor del mismo sexo). Buscar captar mucha atención, afecto y tiempo delprogenitor del mismo sexo, y también del sexo opuesto.Para Ericsson, el niño en esta etapa pasa por un período de desarrollo de la iniciativa o de la culpa si seenfoca mal. El niño aprende la conquista de las cosas, personas y habilidades. Aprenden la intrusión(característica masculina) y la receptividad (característica femenina). Durante este período es cuando seempieza a anticipar por primera vez el futuro. Aprende las consecuencias de la conducta.Por otra parte, Piaget, a este período lo llama preoperativo. Donde el contar cuentos, es una manera deaprendizaje para la resolución de problemas. Aprenden a simbolizar y a utilizar el lenguaje. Su mentalidades animista, atribuye a los objetos vida.¿Qué es el Complejo de Edipo?Freud utilizó el Nombre de “Complejo de Edipo” inspirado en la obra de Sófocles. Lo enmarca en unaetapa que debe transitar todo ser humano en su infancia. Dicha etapa no se da en todas las personas de lamisma manera, el desarrollo de este complejo dependerá de muchísimos factores pero fundamentalmentede las características de quienes cumplen las funciones parentales, (padre y madre), y de las característicasdel niño o niña en particular. Es bueno aclarar también que.Ahora bien, para expresarnos de manera simple y explicar de la manera más básica qué es el complejomencionado, podríamos decir que se trata de aquella etapa que debemos transitar todos en la primerainfancia (aproximadamente entre los cuatro y cinco años de edad), y que tiene características diferentes enel niño y en la niña.En el caso del niño, se observa que éste siente mayor apego por la madre, al punto de poder experimentaren ocasiones cierto rechazo por el padre. En la niña, en cambio, vemos que en principio también se sientemás apegada a la madre pero luego se distancia de ésta para apegarse al padre.Habiendo hasta ahora simplemente dado una explicación sencilla, apta para todo lector, pasaremos acontinuación a ser más minuciosos y para ello será necesario valernos de un lenguaje más técnico y másapto para quienes tienen contacto con la teoría psicoanalítica.12Fase fálica. Fase de organización infantil de la libido que sigue a las fases oral y anal y se caracteriza por unaunificación de las pulsiones parciales bajo la primacía de los órganos genitales; pero, a diferencia de la organizacióngenital puberal, el niño o la niña no reconocen en esta fase más que un solo órgano genital, el masculino, y laoposición de los sexos equivale a la oposición fálico‐castrado. La fase fálica corresponde al momento culminante y a ladeclinación del complejo de Edipo; en ella predomina el complejo de castración. El concepto de fase fálica(1) surgetardíamente en Freud, puesto que no aparece de modo explícito hasta 1923En una entrevista a Bioy Casares el mismo contó una anécdota para ejemplificar como lasmentiras a los niños traen más confusiones:“Siendo niño les preguntó a sus padres qué quería decir “fornicar.” Ellos le respondieron quesignificaba “decir malas palabras.” Entonces, cuando tuvo que confesarse para la primeracomunión, le dijo al cura que él fornicaba de vez en cuando. El sacerdote, sorprendido porque laconfesión venía de un niño, le preguntó si lo hacía con hombres o con mujeres. Como en aquellostiempos decir malas palabras frente a una mujer era considerado una terrible grosería, el niñoBioy respondió, orgulloso, que lo hacía con hombres, padre, sólo con hombres”.
  8. 8. ISFD Nº 6006Profesorado de Educación EspecialSeminario Taller “Educación Sexual Integral y Discapacidad” – Clase 28Responsable: Lic. Sergio RufinoEl complejo de Edipo se da exactamente en la llamada etapa fálica, que es una fase que se atraviesaaproximadamente a los 4 años de edad y en donde los genitales empiezan a cobrar para el niño un papelprincipal. Este complejo está íntimamente ligado además con el llamado complejo de castración (en el cualel niño teme perder sus genitales como castigo por recurrir a la masturbación). Será justamente gracias a laamenaza de castración que el niño entra en un período de latencia y se da origen al “Super yo13”. Esteperíodo de latencia se caracteriza por la amnesia infantil respecto a todo lo referente a su sexualidad yconcluye recién en la pubertad, donde se abre camino hacia la genitalidad propiamente dicha y propia de laadultez. Es de suma importancia que el niño no sea perturbado durante el período de latencia con escenasrelacionadas a la sexualidad adulta, pues de lo contrario podría el mismo tener serias consecuencias en eldesarrollo de su psiquismo. Por ello que los niños en esta fase no deben presenciar de ninguna manera elcoito entre sus padres ni deben tener acceso a imágenes de sexualidad adulta a las que puede acceder portelevisión, Internet, etc.A continuación veremos las distintas formas en que puede presentarse este complejo:Complejo de Edipo simple (en el varón)El niño varón se identifica con el padre y toma como objeto de deseo a su madre. Durante un tiempoambas relaciones corren paralelas. Luego, por intensificarse los deseos sexuales hacia su madre, empieza aver al padre como rival. Entonces la identificación con el padre se vuelve hostil y desea eliminar al padrepara sustituirlo en su lugar junto a la madre. A partir de aquí, la relación con el padre se vuelve ambivalente(amor ‐ odio).La aspiración sexual hacia la madre y la conducta ambivalente con respecto al padre, constituyen lo que seconoce como “Complejo de Edipo simple positivo (+)”.El Complejo de Edipo simple puede ser:Y todo en todo este proceso Freud dice que, sin embargo, en la mayoría de las veces se da la identificacióncon los dos progenitores (lo que se denomina “Edipo completo”), aunque advierte que una de las dosidentificaciones predomina.Se da en la mayoría de los casos y se debe a la bisexualidad originaria del infante. Es un complejo doble,positivo y negativo a la vez. El niño se identifica y toma como objeto de amor a ambos progenitores.Mantiene una relación ambivalente con ambos. (Muchas veces, desaparece luego uno de los componentesde dicho complejo, quedando solo huellas apenas visibles).La resolución del Complejo de Edipo en el niño ocurre cuando éste se da cuenta de que la satisfacciónamorosa en este terreno le costará el pene, en palabras de Freud: “... si la satisfacción amorosa en elterreno del Complejo de Edipo debe costar el pene, entonces por fuerza estallará el conflicto entre elinterés narcisista en esta parte del cuerpo y la investidura libidinosa de los objetos parentales. En esteconflicto triunfa normalmente el primero de esos poderes.Al ingresar en la etapa de latencia el complejo de Edipo está destinado a ser reprimido pero sigueejerciendo algunos efectos desde el inconsciente.13El Superyó: Instancia moral, enjuiciadora de la actividad yoica. El Superyó es para Freud una instancia que surgecomo resultado de la resolución del complejo de Edipo y constituye la internalización de las normas, reglas yprohibiciones parentales: LAPLANCHE, J. Y PONTALIS, j. (1971). “Diccionario de psicoanálisis,” Labor,Barcelona.Edipo simple positivo: Si la carga erótica es sobre el progenitor de distinto sexo y la hostilidadhacia el progenitor del mismo sexo.Edipo simple negativo: El progenitor del mismo sexo la madre en el caso de la niña y el padrepara el varón, se convierten en los depositarios del complejo edípico.
  9. 9. ISFD Nº 6006Profesorado de Educación EspecialSeminario Taller “Educación Sexual Integral y Discapacidad” – Clase 29Responsable: Lic. Sergio RufinoEn la niñaFreud desatendió el mecanismo de Edipo en el caso de las niñas, para limitarse a afirmar que así como elniño sale del Edipo por la amenaza de castración, en la niña ella entra al Edipo asumiéndose como castrada.Primero cree que todos tienen pene, que ya le va a crecer. Luego se da cuenta que no le crece, que quizá lotuvo y se lo quitaron (pero que solo se lo quitaron a las mujeres indignas). Cree que la madre lo conserva.Hasta último momento, cree que la madre tiene pene. Luego viene la culpa por haberla hecho así, sin falo,fallada, entonces la desviste a la madre y se orienta libidinalmente al padre (esperando que éste le dé unhijo, como sustituto del pene faltante desde el origen).El Complejo de Edipo es fundamental para la estructuración psíquica del sujeto, y a su vez dentro de este ladiferencia sexual juega un papel preponderante.La fase de desarrollo en la cual convergen fantasía y quehacer masturbatorio es la fase fálica, durante estafase los niños piensan que todas las personas e incluso las cosas inanimadas poseen un genital, elmasculino, para ser más explícitos el pene. La niña busca ese genital en todo lo que le rodea, este hecho, alpertenecer al registro de lo imaginario hace ascender al pene a la categoría de falo.En un primer momento, dentro del desarrollo sexual de la niña, y debido a los cuidados maternos, ocurreuna ligazón de ella con la madre, preexistente al complejo de Edipo, ya que igual que en el niño su primerobjeto sexual es la madre. La niña muestra una posición masculina frente a su sexualidad en las etapas pre‐edípicas de su vida debido a que toma como objeto a una mujer (su madre) y como zona erógena alclítoris. Para que se dé un desarrollo de su feminidad es necesario que la niña realice dos cambios: por unlado, tomar como zona erógena la vagina y no al clítoris, y por el otro hacer una transmutación de objetode la madre por el padre.Ahora bien ¿Cómo ocurre dicho cambio de objeto? El complejo de castración se activa debido a que al igualque en el niño, mediante su investigación sexual (manifestada en juegos, entre otras cosas) la niña observael genital masculino, asumiéndolo como el equivalente superior de su propio órgano, a partir de lo cualsurge la envidia de pene.De esta “envidia” de pene se pueden desarrollar tres posiciones que adopta la niña frente a la castración:la inhibición sexual o neurosis, el complejo de masculinidad en donde la niña se consuela con la expectativade que su órgano sexual crezca hasta ser tan grande como el del varón; y el desarrollo de la feminidadnormal.Complejo de Electra es el nombre que Jung14da a la manifestación de la fijación afectiva de la niña en lafigura del padre. Es decir que es similar al complejo de Edipo pero desde la niña al progenitor del sexoopuesto. El complejo de Electra es una concepción psiquiátrica confusa que procura explicar la maduraciónde la niña, quien se percata de la ausencia de pene en su cuerpo.¿Por qué se denomina Complejo de Electra?Según escritos griegos Electra vengó a su padre, quien fu asesinado por el amante de su madre. Convencióa u hermano Orestes para que diera muerte a su madre y a su amante.Freud, en realidad, nunca aceptó la idea de Jung acerca de lo que le sucede a la niña respecto a susexualidad.En realidad podemos afirmar que para la niña, el proceso es un poco más complejo, ya que la niña tienesentimientos de amor hacia la madre, pero al crecer debe transferirlos al padre.14JUNG, C. (1999). “Obras Completas.” Trotta. MadridResolución del complejo: (dos posibilidades)Al concluir el complejo de Edipo (por amenaza de castración), se abandona la carga de objetode la madre y se intensifica la identificación con el padre, lo que implica una correctaresolución del complejo de Edipo y se afirma así el carácter masculino del niño.Si en cambio ocurre que se produce una intensificación de la identificación con la madre,aquí se establecería un carácter femenino en el niño.
  10. 10. ISFD Nº 6006Profesorado de Educación EspecialSeminario Taller “Educación Sexual Integral y Discapacidad” – Clase 210Responsable: Lic. Sergio RufinoEntonces el triángulo edípico sería así, la niña desea tener el amor del padre y busca ser como su mama, seidentifica con ella. En la provincia de Salta son las madres las que comparten mayor tiempo con sus hijos enlos hogares. De este modo la niña vive más los sentimientos de romanticismo hacia el padre desde lafantasía. Se siente mal, ya que mama es quien la cuida y protege. Con el tiempo la niña entiende que papale pertenece a mama y comienza a renunciar a las fantasías con su padre y los dirige, los desplaza hacia otrafigura masculina de la fantasía, “el hombre con quien se casará algún día” y allí “ se reconcilia” con sumadre, de quien toma el modelo de mujer.La importancia de la ESI en esta etapa es trabajar para que el niño comience a descubrirse como un sersexuado y distinto del otro. En concordancia, la formación estará centrada en el conocimiento de su propiocuerpo y las funciones vitales, así como las características básicas de la morfología de los genitales, que lepermiten establecer diferencias entre ambos sexos. Esto formará parte de la construcción de la propiaidentidad y la aceptación de su corporeidad, fortaleciendo la confianza en sí mismo.Es en este momento cuando los chicos deben aprender a utilizar correctamente el vocabulario referente ala anatomía sexual, aunque sea compartido con otras palabras utilizadas familiarmente. Asimismo, sedeben trabajar aspectos relacionados con la higiene corporal y el cuidado del propio cuerpo, para fomentarla estima y el respeto por el mismo. Es relevante incorporar el valor del cuerpo humano como medio deexpresión de la persona y recepción de los demás. Esta edad es propicia para favorecer el desarrollo deroles flexibles, no discriminativos.Se deben trabajar los afectos. Para los chicos es importante no sólo experimentar diferentes sentimientos,sino también reconocerlos y diferenciarlos. También es la edad de conocer la amistad y entenderla comouna relación de afecto, distinguiendo entre compañeros y amigos. Además, es necesario enseñar conductasprotectoras de prevención de situaciones de abuso sexual infantil.En estas edades el niño manifiesta una curiosidad natural sobre cómo ha venido al mundo, el nacimiento,cómo se desarrolla, etc. Es importante otorgar respuestas con un lenguaje simple que satisfaga lasinquietudes infantiles sin una sobreabundancia de información que no responda a sus intereses ni encomplejas explicaciones científicas que estén más allá de su alcance.Período de latencia.En la publicación de “Tres ensayos de teoría sexual”, Freud detalla cada una de las etapas que venimosdesarrollando, por las que va atravesando el sujeto en la elección de objeto y el camino de la pulsión. En elprólogo comenta que “la sexualidad existe desde la infancia pero las mociones sexuales de los humanosdeben acumularse para ser liberados en la pubertad. La energía sexual es desviada de su uso y aplicada aotros fines. Mediante esa desviación de las fuerzas pulsionales sexuales de sus metas y su orientación haciametas nuevas y culturalmente reconocidas y aceptadas es lo que se denomina sublimación15”. Este es eltrabajo que se produce durante el período de latencia. Las urgencias fálico‐edípicas se vuelvenrelativamente tranquilas y latentes en esta etapa, hasta el estallido reforzado de la pulsión sexual en lapubertad.Durante el período de latencia el niño (a) sublima los impulsos que lo han hecho fantasear. Ahora aprendea ganar reconocimiento produciendo cosas. En este momento la sociedad global llega a ser significativapara el niño, enseñándole los roles que lo preparan para la realidad de la producción, del hacer, del ser. Loque está en juego es la posibilidad de que los niños desarrollen y conserven una identificación positiva conaquellos que saben cosas y saben cómo hacer cosas.15 La sublimación en psicoanálisis es un término descrito por Sigmund Freud como uno de los destinosposibles de la pulsión. Se trata de un proceso psíquico mediante el cual áreas de la actividad humana queaparentemente no guardan relación con la sexualidad se transforman en depositarias de energía libidinal(pulsional). El proceso consiste en un desvío hacia un nuevo fin. Entre los ejemplos de Freud como nuevosdestinos de la pulsión sexual está lo artístico y lo intelectual: Sublimar consistiría en mudar el fin pulsionalhacia una actividad desexualizada, intentando su realización, por ejemplo mediante tareas creativas o deprestigio social: arte, religión, ciencia, política, tecnología. Laplanche, Jean & Pontalis, Jean-Bertrand(1996). Diccionario de psicoanálisis. Barcelona: Editorial Paidós. p. 415.
  11. 11. ISFD Nº 6006Profesorado de Educación EspecialSeminario Taller “Educación Sexual Integral y Discapacidad” – Clase 211Responsable: Lic. Sergio RufinoCon la ampliación de las funciones del yo16con mayor autonomía y la neutralización de los impulsossexuales y agresivos, el niño comienza a modificarse, a cambiar y a integrarse a los valores de la familia y dela sociedad.Erikson percibió a la etapa de latencia como “la entrada a la vida. Experimenta un sentido de finalidad conrespecto al hecho de que no hay futuro útil dentro del seno de su familia, y así se alista a cumplir roles quela sociedad le enseña, le ofrece.” Las energías libidinosas son fortalecidas y canalizadas. Ellas encuentranexpresión efectiva en el aprendizaje, ya sea en la escuela, en la casa o en la comunidad. El horizonte delniño se expande desde la relación triangular de la etapa fálica a las relaciones múltiples con pares,docentes, y el entorno. El niño comienza a volverse un miembro potencialmente productivo del sistemaeconómico, del sistema social.El afecto y el acercamiento hacia los pares del mismo sexo y adultos fuera del hogar emergen y se vuelvenmuy importantes, se dan las afiliaciones de grupo y los valores influyen sobre la vida del niño. La amistad, laproximidad y la intimidad con personas del mismo sexo es un rasgo característico de esta etapa. La idea deamistad comienza a construirse y fortalecerse. Los amigos próximos del mismo sexo se convierten en lafuente del acercamiento libidinoso. Las bromas y las conversaciones con temáticas sexuales se vuelven máscodificadas a la manera de palabras secretas o lenguaje privado entre el grupo de pares.En esta etapa al niño adquiere habilidades básicas con tecnologías simples, utiliza instrumentos paraanticipar y observar resultados. Erikson habla del sentimiento de laboriosidad, y hace referencia a la clarainfluencia que durante estos años tiene el contacto con diferentes opciones ocupacionales. Se sienteentretenido haciendo con y como los adultos a quienes toma como referentes; de ahí que resulte tanimportante la presencia de adultos que ofrezcan modelos de actividades saludables con las cuales los niñospuedan identificarse. Durante este período aprende a ganar reconocimiento en lo que hace, y en cómo lohace; se compara y mide diferentes alcances porque también aquí surgen sentimientos de competencia,necesarios de canalizar por ejemplo promoviendo actitudes competentes respecto de sí mismo paramejorar sus condiciones existentes y complementar grupalmente las competencias de sus compañeros.Favorecer los juegos grupales y no individuales es una estrategia adecuada para ello.También en esta etapa se incorporan con mayor firmeza la restricción de ciertos impulsos y se incorporannormas; se habla del sentido del deber. La mayor organización de las tareas no tienen que limitar el normaldesarrollo de su capacidad imaginativa y creativa para que lo cotidiano no se transforme en una cargapesada y rutinaria.Veamos algunas diferenciaciones: Freud llama a esta etapa como período de latencia. En cambio, Eriksonhabla de período de Industria (hacer cosas, colaborar con los padres). Si recibe reconocimiento se sentirácapaz, y si no la recibe se sentirá inferior. Este período para Piaget se trata del paso del pensamientomágico (cuentos) a resolución de problemas. Aprende a asociarEs un período o etapa que coincide con el ingreso a la escolaridad primaria y el interés se orienta ahorahacia el conocimiento del mundo y hacia una mayor independencia personal y socialización. Salvo encasos de sobre‐estimulación del medio, se trata de una etapa donde se desexualizan los intereses delsujeto. Actualmente podemos observar cómo la cultura empuja a un ingreso temprano en cuestiones de lasexualidad adulta.Este período se inicia con el primer estirón, la caída de los dientes y la salida de los dientes definitivos. Esuna etapa en que el crecimiento físico va equilibrándose con el desarrollo afectivo, permitiendo en losniños que surja el interés por conocer y saber sobre el mundo y sus fenómenos. Esto favorece elaprendizaje escolar y el desarrollo de habilidades culturales.16El Yo: Instancia psíquica actuante y que aparece como mediadora entre las otras dos. Intenta conciliar las exigenciasnormativas y punitivas del Superyó, como asimismo las demandas de la realidad con los intereses del Ello porsatisfacer deseos inconscientes. Es la instancia encargada de desarrollar mecanismos que permitan obtener el mayorplacer posible, pero dentro de los marcos que la realidad permita. Es además la entidad psíquica encargada de ladefensa, siendo gran parte de su contenido inconsciente: LAPLACHE, J. y PONTAILS, j. (2007). “Diccionario dePsicoanálisis.” Paidos, Buenos Aires.
  12. 12. ISFD Nº 6006Profesorado de Educación EspecialSeminario Taller “Educación Sexual Integral y Discapacidad” – Clase 212Responsable: Lic. Sergio RufinoSon capaces de motivarse y concentrarse en el logro de tareas. Están constantemente modificando laimagen de sí mismo de acuerdo al reconocimiento o la descalificación que reciben de los adultos. En estemomento es fundamental la actitud de aceptación y apoyo de los adultos hacia ellos.Se trata de una etapa clave para el desarrollo de la identidad, ya que en la escuela y el barrio se van dandolas diferenciaciones y separaciones por sexo. Los niños se juntan con niños y las niñas con las otras niñas(Club de Tobi o de la pequeña Lulú), así se van diferenciando del otro sexo e identificando con susiguales.En esta nueva sociedad aparecen otras reglas, donde se ponen en juego las bases afectivas ycomunicacionales de la familia y se descubren diferentes formas de entender las cosas. Las obligacionesescolares están unidas a una socialización creciente, llegando a constituirse grupos con notable cohesión.El lenguaje se va convirtiendo en la herramienta de comunicación consigo mismo, elemento que le permiteplanificar y regular sus comportamientos.A través del lenguaje organiza, ordena y planifica las acciones antes de ejecutarlas.Se despliega la funcionalidad del lenguaje estimulado por la escuela que analiza la propia lengua.reflexiona sobre los productos lingüísticos que mejoran la comprensión y la expresión.El lenguaje no está restringido a la rapidez de las acciones físicas, sino que en un instante puederepresentar una cadena de acciones.El lenguaje libera al pensamiento de lo inmediato y le permite extenderse en el tiempo y en el espacio.Similares progresos se dan en el dominio intelectual. A partir de las capacidades cognitivas básicas(atención, memoria, compresión) cada vez más desarrolladas, el niño va descubriendo (siempre a través desus actividades y experiencias con la guía, apoyo y aliento de quienes los educan) las características delmundo que lo rodea.Su conocimiento se proyecta desde los objetos inmediatos o espacio‐temporales hasta la comprensión delas realidades físicas y sociales que lo rodean.En lo perceptivo motor se producen cambios cualitativos en aspectos básicos ligados al movimiento, laagilidad, la destreza, la precisión, el equilibrio y el desarrollo de las actividades motrices específicas,como por ejemplo el deporte, y la danza.Es fundamental el trabajo de exploración y de toma de conciencia de las posibilidades motrices, expresivasy lúdicas. El progreso en estos aspectos amplía la capacidad y calidad de la expresión y permite un mayorajuste en situaciones de comunicación. Se incrementan los juegos en grupo y al aire libre. A los varones lesagrada vanagloriarse de su aspecto físico y a las niñas les preocupa el cuidado de su físico, la vestimenta, elpeinado y a veces el maquillaje.Denotan interés por las características de ambos sexos y curiosidad por aspectos de la procreación. Pero alfinal de este periodo (diez años) comienza a producirse un cierto antagonismo entre los sexos.Si bien la meta de la acción educativa es el logro de la autonomía intelectual, social y moral del alumno, seencuentra recién en su inicio del dominio de habilidades metacognitivas, es decir, de conocimiento de lospropios procesos cognitivos (control de información, planificación de actividades, toma de decisionesargumentadas y comprobación sistemática de los resultados).En esta etapa va adquiriendo progresiva conciencia de sus capacidades y limitaciones, percibiendo susituación en el medio social. Acepta las normas, deseando agradar tanto a los adultos como a los pares.Pero por momentos hay una propensión al descontento y al aburrimiento.La progresiva aparición del pensamiento abstracto permite que el niño vea las cosas y se vea a sí mismodesde el punto de vista de los otros.Entre sus descubrimientos se encuentran el orden, las relaciones, las clases, las categorías, lasregularidades, los procesos de causa y efecto, realizando inferencias sobre la base de losconocimientos que ya posee. Su pensamiento avanza hacia la lógica, aunque en esta progresión seobservan vaivenes y se logran algunos dominios conceptuales antes que otros.
  13. 13. ISFD Nº 6006Profesorado de Educación EspecialSeminario Taller “Educación Sexual Integral y Discapacidad” – Clase 213Responsable: Lic. Sergio RufinoEsta capacidad de descentrarse (salir del egocentrismo)17le permite desarrollar actitudes ycomportamientos cooperativos, con respeto y tolerancia. Así la interacción entre los pares sirve deestímulo para el aprendizaje. En confrontación con los demás y con las exigencias del aprendizaje vaconformando su autoconcepto y autoestimaHacia los 9 años denota sentido del humor y por hacer reír a los demás no mide sus bromas y travesuras.Éstos y otros factores determinan que los procesos de desarrollo y aprendizaje sean únicos para cada niñono sólo en lo que se refiere a los logros conseguidos sino también a la heterogeneidad de lasmanifestaciones (capacidades, motivaciones, ritmos, estrategias).No aceptan las explicaciones simplistas y concretas. Los ¿por qué? que en el nivel inicial se satisfacían conuna explicación sobre el funcionamiento, se convierte ahora en un porqué que cuestiona la validez o elsentido. Tomemos como ejemplo la siguiente nota de humor:NOTA DE HUMORPapá…‐ ¿Hummmm?‐ ¿Cómo es el femenino de sexo?‐ ¿Qué?‐El femenino de sexo.‐ No tiene.‐ ¿Sexo no tiene femenino?‐ No.‐ ¿Sólo hay sexo masculino?‐ Sí. Es decir, no. Existen dos sexos. Masculino yfemenino.‐ ¿Y cómo es el femenino de sexo?‐ No tiene femenino. Sexo es siempre masculino.‐ Pero tú mismo dijiste que hay sexo masculino yfemenino.‐ El sexo puede ser masculino o femenino. Lapalabra “sexo” es masculina. El sexo masculino,el sexo femenino.‐ ¿No debería ser “la sexa”?‐ No.‐ ¿Por qué no?‐ ¡Porque no! Disculpa. Porque no. “Sexo” essiempre masculino.‐ ¿El sexo de la mujer es masculino?‐ Sí. ¡No! El sexo de la mujer es femenino.‐ ¿Y cómo es el femenino?‐ Sexo también. Igual al del hombre.‐ ¿El sexo de la mujer es igual al del hombre?‐ Sí. Es decir… Mira. Hay sexo masculino yfemenino. ¿No es cierto?‐ Sí.‐ Son dos cosas diferentes.‐ Entonces, ¿cómo es el femenino de sexo?‐ Es igual al masculino.‐ ¿Pero no son diferentes?‐ No. ¡O sí! Pero la palabra es la misma. Cambiael sexo, pero no cambia la palabra.‐ Pero entonces no cambia el sexo. Es siempremasculino.‐ La palabra es masculina.‐ No pa. “La palabra” es femenina. Si fueramasculino seria “el pala…”‐ ¡Basta! Anda a jugar.El muchacho sale y la madre entra. El padrecomenta:‐ Tenemos que vigilar a Seba…‐ ¿Por qué?‐ Sólo piensa en gramática.Tanto las niñas como los varones están inmersos en el mundo de la televisión y la informática que lepermiten tener acceso a todo tipo de información y los bombardea con un sexo distorsionado en novelas ycampañas publicitarias (aún en las horas de protección al menor). De allí la importancia que tanto en el17 El egocentrismo, concepto utilizado en el ámbito de las teorías del desarrollo, fue muy utilizado por JeanPiaget (1923) para referirse a la dificultad que tienen los niños para situarse en una perspectiva distinta a la suya.El Diccionario de psicoanálisis ni siquiera lo menciona, porque el término no fue utilizado por Sigmund Freud; pero serefiere a un fenómeno parecido al que llama narcisismo, en alusión al mito de al mito de Narciso, y lo define comoamor a sí mismo.o estarLa sexualidad abre preguntas que requieren cada vez más de una información amplia y profunda.
  14. 14. ISFD Nº 6006Profesorado de Educación EspecialSeminario Taller “Educación Sexual Integral y Discapacidad” – Clase 214Responsable: Lic. Sergio Rufinohogar como en la escuela, se ofrezcan una orientación adecuada y veraz que le permita ir desarrollando supropio criterio de análisis.Los niños y niñas se agrupan de acuerdo con sus finalidades (Fútbol, andar en bicicleta, investigar temas)que, a veces, terminan ritualizándose en peleas Desarrollan vívidamente la imaginación inventandohistorias de amor y desempeñando diversos roles que se despliegan desde el delincuente hasta alastronauta pasando por el campeón, la maestra o la bailarina.Es una etapa donde influyen enormemente los valores e imágenes que la familia y la sociedad lepresentan sobre cada sexo.El trabajo de la escuela y los padres en esta etapa debe apuntar en fortalecer la aceptación de la propiaimagen y la autoestima, comprendiendo que los cambios forman parte de un proceso natural y normal yque cada persona es un ser único y tiene un ritmo y tiempo particular de desarrollo humano.Es necesario continuar el proceso iniciado en la etapa anterior de consolidación de hábitos saludables enrelación a la higiene.Otro aspecto que debe ser afianzado es el de la no discriminación entre los sexos, valorando lasdimensiones comunes y diferenciales que existen entre varones y mujeres, como aspectos que ayudan a lacomprensión y comunicación. Esto incluye atender al sentido de la afectividad y al significado de losdiferentes vínculos que se establecen con otras personas y cómo estos dan origen a diversos tipos derelaciones: de pareja, de amistad, etc.Es necesario introducir el tema de los abusos sexuales preparándolos para prevenir estos hechos y saber lasacciones a realizar en estas situaciones.El sentido de pertenencia es otro contenido que agrega seguridad en sí mismos: es significativo saber quese pertenece a una familia, a una escuela, a un grupo de amigos, amigas. Es este sentido de pertenencia elque otorga la posibilidad de comenzar a trabajar por una progresiva autonomía personal.2.3. JUVENTUD Y ADULTEZA partir de los 20 años generalmente y dependiendo del contexto sociocultural, comienza el periodo dondese alcanza la madurez biológica, psicológica y social, que los sitúa en calidad de adultos. La familia puedeser determinante en la forma que el joven enfrente su nuevo rol frente a los otros.Es una etapa que abarca un largo período que se caracteriza por emociones contradictorias, y luchas de unpolo a otro. Por un lado el joven tiene características y conductas propias de los niños y vive a la vezsensaciones de adulto y demandas sociales acordes a su apariencia de adulto. Es así como el despertar a lasexualidad reproductiva y la necesidad de autocontrol, se contraponen a los momentos de soledad yaislamiento; el disgusto con sigo mismo y el resto del mundo coexiste con el desarrollo de ideales yproyectos futuros; etc.Durante la adolescencia la tarea central consiste en buscar una identidad propia, superando todas lasdificultades y conflictos que ello le trae. Los conflictos se dan de distinta manera y con diferente intensidaden cada joven. Cuando la familia lo apoya afectivamente y lo orienta, este proceso podría ser más armónicoy llevadero. Por el contrario si el joven se ve presionado y empujado a resolver los conflictos segúndefiniciones de sus padres y no las propias, es probable que la relación tienda a una lucha de poder entreambas partes (el típico caso del adolescente rebelde).Constance Kamii18, en una revisión de los aportes de Piaget, nos advierte que la habilidad para tomardecisiones, debe ser fomentada desde el inicio de la infancia, porque cuanta más autonomía adquiere unniño, mayores posibilidades tiene de llegar a ser aún más autónomo animándose poco a poco a tomardecisiones más importantes.18KAMII, C. (1995): “La Teoría de Piaget y la educación preescolar.” Madrid, Plaza Editorial.Es por ello un gran desafío para los padres y docentes el trabajar en esta etapa para afianzarcambios que tiendan hacia una mayor equidad entre los sexos, incentivar la autoestima yprevención del abuso.
  15. 15. ISFD Nº 6006Profesorado de Educación EspecialSeminario Taller “Educación Sexual Integral y Discapacidad” – Clase 215Responsable: Lic. Sergio RufinoAlgunos ejemplos podrían ser “qué ropa es la más adecuada para usar durante el día”, “si sería mejor hacerel mandado antes o después de salir a jugar”, “qué hacer con el dinero de bolsillo que recibe cada semana”.El contenido específico de estas decisiones, varía de país a país y de un grupo socioeconómico al otro. Elprincipio general, sin embargo, es el mismo. Los niños deben empezar con decisiones pequeñas, antes deser capaces de manejar otras más importantes.Es necesario resaltar que en los inicios de la adolescencia los jóvenes operan egocéntricamente, pero luegoirán resolviendo las etapas de su vida afectiva (a medida que van definiendo su identidad), tendiendo a lasolidaridad, y la construcción de proyectos futuros de vida en los cuales se involucra a otros.Es el momento en que los adolescentes comienzan a establecer relaciones de pareja. Es de fundamentalimportancia que los jóvenes tengan claras las expectativas que sus padres tienen respecto al inicio de suvida sexual (cuando, con quién o qué pareja, dónde, con qué prevención del embarazo o enfermedadesvenéreas, etc.) y que los padres sean capaces de acordar normas y reglas respecto a estos aspectos. En lamedida que las reglas están claras los jóvenes podrán hacer sus propias opciones respetando, mientrasvivan con los padres, los valores y normas que la familia posee.En la actualidad la juventud ha devenido una fase culminante para el desarrollo humano. Ha dejado de serun momento de pasaje, transición. Las crisis de las familias o la familia en crisis tienen serias consecuenciaspara los jóvenes. Algunas madres lucen como sus hijas y algunos padres intentan superar a sus hijos.En los adultos se observa un reciclaje permanente como forma, tal vez, de no quedar excluidos de lo socialy/o laboral. Se observa también escasa comunicación de los padres con sus hijos, lo cual genera un vacíocomunicacional que conlleva a carencias en el sostenimiento de fuertes valores que les permita transitarcon cierta seguridad este período de crisis adolescencial.Beatriz Sarlo19en “Escenas de la vida postmoderna” dice: “Hoy la juventud es más prestigiosa que nunca.No es sólo una edad, es… una estética de la vida”. ”La infancia casi ha desaparecido acorralada por unaadolescencia tempranísima. La primera juventud se prolonga hasta después de los 30 años. Un tercio dela vida, se desenvuelve bajo un rótulo convencional: juventud”.Las cuestiones preocupantes más frecuentes:‐ La iniciación cada vez más precoz de las relaciones sexualesentre adolescentes, con el correlato de consecuencias previsibles, como por ejemplo el incremento deembarazos adolescentes no deseados o abortos. Las infecciones de transmisión sexual, el acoso, abuso yviolencia infantil y adolescencial que con las nuevas tecnologías como SMS, Internet, correos electrónicosanónimos, páginas web, blogs y fotologs que se usan como herramientas para victimizar.Es importante hacer referencia al valor simbólico que adquiere en los últimos años el signo “Juventud”manifestado a través de la promoción de estereotipos psicosociales, culturales y económicos, los cuales sehan convertido en los referentes juveniles dominantes: modelos, conductores de TV., música, deportistas,jóvenes empresarios.Cabe destacar que las características de la etapa evolutiva que caracterizan a la juventud predispone lamanifestación y el desarrollo del vacío y/o frustración existencial, ( sentimiento de que la vida carece designificado, sentido, meta y/o contenido).El vacío existencial se expresa con sentimientos de apatía,aburrimiento, dispersión y desorientación y puede presentarse en conductas como manifestacionesdepresivas (incluso el suicidio), conductas agresivas (la agresión como una expresión primaria del instintode supervivencia asociada al miedo); las conductas adictivas (crearse una realidad virtual como medio deescape al sentimiento de vacío existencial), conductas antisociales como la delincuencia. También, el vacíoexistencial, puede derivar en una neurosis; la neurosis noógena: “la neurosis de la falta de sentido”.La sintomatología de la depresión en jóvenes se manifiesta en: irritabilidad, aburrimiento, abatimiento,asociabilidad, agresividad, aislamiento, rumiación de ideas, falta de concentración, mal rendimiento, humor19SARLO, B. (1994). “Escenas de la vida posmoderna.” Ariel. Buenos AiresEn los últimos años de adolescencia deben aprender a separarse de sus padres, construyendo redesde amistad sólidas que permitan suplir algunas necesidades que antes satisfacían los padres. Es elperíodo que se revisan los roles parentales. Es el tiempo que los jóvenes hacen duras críticas haciasus padres y hacia la sociedad.
  16. 16. ISFD Nº 6006Profesorado de Educación EspecialSeminario Taller “Educación Sexual Integral y Discapacidad” – Clase 216Responsable: Lic. Sergio Rufinodepresivo, impulsos suicidas, trastornos de apetito, cefaleas, imposibilidad de percibir y expresar su estadode ánimo disfórico (no muestran que están tristes). Muchas veces se confunde el diagnóstico contrastornos de la personalidad o de la conducta.También se manifiesta como “violencia juvenil organizada” (violencia organizada en delincuencia, pandillasy violencia callejera); una gran mayoría de jóvenes participan en actos violentos contra jóvenes (en generalson personas del mismo grupo de edad y género que sus víctimas). La asociatividad juvenil tiende adesarrollar expresiones de identidad grupal pero con dificultades para armonizar o articularseinstitucionalmente con otros sectores de la sociedad, dando origen a nuevas formas de violencia urbana. Lapertenencia a diferentes “bandas o grupos” opera como una “inclusión en la exclusión” constituyéndosecomo referentes de pertenencia en dónde concilian una función simbólica (sentirse parte de, serreconocidos por) así como una función material (obtener beneficios que no logran por otra vía). Las bandasjuveniles son para muchos jóvenes un espacio de participación social, un sistema de valores dóndeafirmarán identidades personales y grupales mediante nuevos códigos de comunicación y nuevas formas deautoridad.Podemos ver entonces que la identidad es el mayor logro psicológico en esta etapa evolutiva. Su desarrolloes complejo y necesita de acompañamiento, apoyo y límites por parte del mundo adulto. La identidadsurge de un proceso, se construye entre los factores biológicos, psicológicos y sociológicos heredadossumados a los testimonios de terceros significativos y las experiencias de vida vividas hasta ese momento.Distintos autores que han estudiado la etapa de la adolescencia y juventud coinciden en destacar laimportancia de los factores socioculturales en la determinación de la fenomenología expresiva en esta edadde la vida. Mauricio Knobel en el libro de su autoría junto a Arminda Aberastury20“La adolescencia Normalseñala “este período de la vida, como todo fenómeno humano, tiene su exteriorización característicadentro del marco cultural‐social en el cual se desarrolla. Así, debemos considerar la adolescencia como unfenómeno específico dentro de toda la historia del desarrollo del ser humano.Autoestima, asertividad y habilidades sociales.La autoestima está muy relacionada con la satisfacción que una persona tiene con respecto a sí misma y asu vida. Una persona con baja autoestima difícilmente se sentirá satisfecha y se sentirá incapaz deconseguir aquellos objetivos que la llevarían a sentirse a gusto con ella misma. La baja autoestima suelemanifestarse en una autocrítica constante de la persona a sí misma, autoevaluaciones negativas, culpa,sentimientos de inferioridad, predicciones de fracaso, alta frustración ante errores, inseguridad antesituaciones cotidianas y en las relaciones interpersonales y poca o ninguna autoafirmación ante los demás(problemas de asertividad).Las personas con déficit en habilidades sociales experimentan aislamiento social, rechazo y una bajaautoestima, como consecuencia de percibirse a sí mismas como incompetentes socialmente. Cuando lashabilidades sociales son apropiadas, el resultado es un mayor sentido de autoeficacia y un mayorreforzamiento social positivo, tanto a corto como a largo plazo. Las habilidades sociales son una serie deconductas (y también pensamientos y emociones), que aumentan nuestras posibilidades de mantenerrelaciones interpersonales satisfactorias y conseguir que los demás no nos impidan lograr nuestrosobjetivos. Una persona con habilidades sociales busca alcanzar sus propias metas pero también tiene encuenta los intereses de los demás, y cuando entran en conflicto trata de encontrar, en la medida de loposible, soluciones satisfactorias para ambos.Como sabemos, las relaciones interpersonales son una necesidad primordial en nuestra vida, ellas suponengran parte de nuestro bienestar, y como tal, también son un foco importante de estrés y conflicto si no sedesarrollan de manera adecuada. En este sentido, la asertividad es uno de los componentes fundamentalesde las habilidades sociales junto con la autoestima, la empatía y la inteligencia emocional. Una personaasertiva posee una actitud de autoafirmación y defensa de sus derechos personales, incluyendo como partede ellos la expresión de sus propios sentimientos, preferencias, opiniones y necesidades de una maneraadecuada, y respetando a su vez los derechos de los demás.20ABERASTURY, A. y KNOBEL, M. (1980). “La Adolescencia Normal” Paidos. Buenos Aires,
  17. 17. ISFD Nº 6006Profesorado de Educación EspecialSeminario Taller “Educación Sexual Integral y Discapacidad” – Clase 217Responsable: Lic. Sergio RufinoLa asertividad y la autoestima están muy relacionadas, siendo el objetivo de la asertividad ayudarnos a sernosotros mismos y a mejorar nuestra relación con los demás, haciéndola más directa y honesta. Podríamosdecir que la asertividad es la expresión de una sana autoestima en nuestra relación con los demás.LA IDENTIDAD SEXUAL Y DE GÉNEROTal como vinimos viendo, la sexualidad es una función humana que expresa todo lo que es un ser humano ycomo se presenta ante el mundo en su forma de pensar, de sentir, de mostrarse, y de actuar; e implica unaconcepción mucha más amplia que la genitalidad.Durante la etapa prenatal se inicia una progresión ordenada de acontecimientos biológicos que daránorigen a la diferenciación sexual. La genética sólo es el comienzo de un fenómeno en cascada (genes,gónadas, hormonas) donde cada uno puede independizarse entre sí, teniendo sus propias posibilidades deerror.La endocrinología del comportamiento sexual ha demostrado que durante la infancia las gónadas tambiénson activas y responsables de sueños eróticos, fantasías sexuales, erección y lubricación vaginal, y deseo demasturbación. Entre los dos y tres años los niños y niñas se dan cuenta que existen dos tipos de personas(varones y mujeres, niñas y niños) que tienen cuerpos diferentes, visten y actúan diferentes, y quepertenecen a uno de esos grupos. Aunque saben con certeza que son niñas o niños desde los 2 años, reciéna los 5 o 7 años adquieren la permanencia de su identidad sexual.En la adolescencia se reafirman los sentimientos hacia la propia sexualidad, aunque las sensaciones sevivencian desde la infancia. Esta identidad se consolida y se enriquece por los factores internos (cambioscorporales y emocionales propios del despertar hormonal), y externos (regulación social a través de losroles de género).Según la interacción que juegan nuestra biología y la cultura que nos rodea se va construyendo nuestrapersonalidad sexuada. Somos bio‐fisiológicamente sexuados, y nos diferenciamos físicamente comovarones y mujeres por tener un sexo somático determinado por genes, gónadas y hormonas, que nosmarca diferencias fisiológicas y estructurales en los genitales y en los cuerpos. Somos psico‐socialmentesexuados porque nuestra sexualidad no se reduce a biología, está impregnada de sociedad y cultura. Segúnlos modelos que nos muestre cada cultura para que copiemos y podamos ser aceptados, se irán formandolos patrones de conducta femenina y masculina y se codificarán con similitudes y diferencias los rolessexual.Según las creencias, costumbres y valores que hayan modelado el desarrollo de nuestra sexualidad, seránlos pensamientos, fantasías, y deseos que tengamos en la vida, la forma de expresar nuestro erotismo,nuestra vinculación afectiva y el amor, también el significado que le demos a conceptos y experiencias deconnotación sexual.La sexualidad como una esencial y compleja manifestación de nuestras vidas se desarrolla, se vivencia, y semanifiesta en todas las dimensiones vitales del ser humano: el individuo, la pareja, la familia, y la sociedad.El individuo siempre se define a sí mismo como ser sexuado. Se percibe desde adentro (identidad degénero), y se proyecta hacia fuera (rol de género) en su masculinidad y femineidad. Este carácterpersonalizado, único e irrepetible de la sexualidad de cada uno permite explicar la diversidad en la formade sentirla y vivirla. La pareja representa una forma de interacción social al concretarse el encuentro conotro ser sexuado mediante vinculaciones afectivas y eróticas.¿Que entendemos por género?El género “es el conjunto de prácticas, símbolos, representaciones, normas y valores sociales que lassociedades elaboran a partir de la diferencia sexual anátomo‐fisiológica, y que dan sentido a la satisfacciónde los impulsos sexuales, a la reproducción y en general a la relación entre personas” (Rubín, 199621; DeBarbieri, 199222). Al mismo tiempo el sistema de género define atributos, formas de relación,21RUBIN, G. (1996). “Taller de intercambio de Experiencias de Saluden ONG y Género.” Planeta. Barcelona.22DE BARBIERI, T (1996). Revista Electrónica “Razón y Palabra”. Edición especial.
  18. 18. ISFD Nº 6006Profesorado de Educación EspecialSeminario Taller “Educación Sexual Integral y Discapacidad” – Clase 218Responsable: Lic. Sergio Rufinoespecialización, valores, jerarquías, y espacios en que organiza a los individuos según asignatura de género.(Lagarde, 199423).La identidad es el sistema unitario de representaciones de sí, elaboradas a lo largo de la vida de laspersonas, a través de las cuales se reconocen a sí mismas y son reconocidas por los demás como individuosparticulares y miembros de categorías sociales distintivas. (Lagarde, 199224).Una de las dimensiones principales de la identidad es el género. Muy temprano en el desarrollo de laidentidad personal los sujetos se piensan en tanto mujeres u hombres. En este sentido la identidad degénero es la elaboración simbólica que cada cultura constituye a partir de la categorización de las personasen diferentes sexos. Dicha codificación implica que nuestro conocimiento sobre el sexo no correspondeexclusivamente a las características anatómicas, sino más bien, el género es el saber que asigna significadosa las diferencias corporales.La identidad de género remite al ser hombre y ser mujer y se encuentra en la base del sistema de sexo,construyéndose por referencia al otro. Este sistema asigna identidades y define la relación entre losgéneros, pero a su vez, cada sujeto asume los elementos de la identidad asignada y le va añadiendoelementos optados, de modo que la identidad del sujeto se construye a partir de la experiencia vivida, suidentidad está siempre en interacción con el mundo, situada en los espacios definidos por la cultura.Junto con la identidad de género, es necesario distinguir la identidad u orientación sexual, que se refiere ala preferencia del sexo que debe poseer el/la compañero/a sexual, lo que da pie a diversas orientacionescomo heterosexual, bisexual, homosexual.La identidad de género resulta de un proceso de socialización donde los sujetos no nacen miembros de unasociedad, sino con una predisposición hacia la sociabilidad para luego ser miembros. El punto de partida deeste proceso lo constituye la internalización, a través de la aprehensión e interpretación de unacontecimiento objetivo en cuanto expresa significado, en cuanto es una manifestación de los procesossubjetivos de otros que se vuelvan subjetivamente significativos. (Berger y Luckman, 196825).La identidad de género se adquiere en este proceso de socialización, la distinción sexo/género sugiere queexistan características, necesidades y posibilidades dentro del potencial humano que están conscientes einconscientemente suprimidas, reprimidas y canalizadas en el proceso de producir hombres y mujeres. Asímismo, dicho proceso es paulatino y transcurre ligado con el ciclo vital de los individuos. El aprendizaje degénero es muy temprano, lo vemos ya en la primera infancia. Los infantes van adquiriendo los estereotipossociales genéricos conforme van construyendo su noción de mundo y de sí mismos. Involucra, además, a latotalidad del medio social en que se encuentran insertos. El infante aprende el género a través de imágenesprimero, viendo, por ejemplo, las relaciones de sus padres y sus hermanos y otras personas.Tradicionalmente se consideraba que el sexo era el factor determinante de las diferencias observadas entrevarones y mujeres y que era el causante de las diferencias sociales existentes entre las personas sexuadasen masculino o femenino. Sin embargo, desde hace unas décadas, se reconoce que en la configuración dela identidad masculina o femenina intervienen no sólo factores genéticos sino estrategias de poder,elementos simbólicos, psicológicos, sociales, culturales etc., es decir, elementos que nada tienen que vercon la genética pero que son condicionantes muy importantes a la hora de la configuración de la identidadpersonal. En consecuencia hoy se afirma que en el sexo radican gran parte de las diferencias anatómicas yfisiológicas entre los hombres y las mujeres, pero que todas las demás pertenecen al dominio de losimbólico, de lo sociológico, de lo genérico y que, por lo tanto, los individuos no nacen hechospsicológicamente como hombres o mujeres sino que la constitución de la masculinidad o de la feminidad esel resultado de un largo proceso, de una construcción, de una urdimbre que se va tejiendo en interaccióncon el medio familiar y social.Vemos entonces que la configuración de la identidad personal es un fenómeno muy complejo en el queintervienen diversos factores, desde predisposiciones individuales hasta la adquisición de diversascapacidades suscitadas en el proceso de socialización y educación, pero sin duda un factor clave en la23LAGARDE, M. (1994). ”Taller de Género”. ISF‐A24LAGARDE, M. (1992) “Identidad de Género.” Centro Juvenil “Olaf Palme”. Centro para la Participación Democrática yel desarrollo; Cuadernos de Trabajo Nº 1.25BERGER, P. Y LUCKMAN, T (1968). “La construcción social de la realidad.” Amorrortu. Buenos Aires.
  19. 19. ISFD Nº 6006Profesorado de Educación EspecialSeminario Taller “Educación Sexual Integral y Discapacidad” – Clase 219Responsable: Lic. Sergio Rufinoconstitución de la subjetividad es la determinación de género, eje fundamental sobre el que se organiza laidentidad del sujeto.PARA FINALIZARLa ESI es impostergable para los docentes, quienes deben asumir que no es posible mantener actitudes denegación o silencio frente a las manifestaciones sexuales de los alumnos que requieren atención, a fin debrindarles enseñanzas significativas, para que siendo conocedores y más críticos, escapen a la manipulaciónde que pueden ser objeto.Para ello los docentes han de revisar y analizar sus ideas, actitudes, temores, prejuicios, inhibiciones ycomportamientos.Es necesaria una conciencia crítica y una práctica docente transformadora que conociendo la realidadbusque construir algunas respuestas institucionales, frente a las demandas actuales.Como es una tarea difícil de asumir, porque a veces hay que romper con pre‐conceptos, la misma se veráfacilitada si se abren espacios grupales intra o inter‐escuelas, que permitan compartir distintasconcepciones y experiencias culturales y personales.Con los alumnos, han de abrirse espacios institucionales, donde se brinde no sólo información adecuada asu edad, sino básicamente donde puedan ser escuchadas sus inquietudes, dificultades y experiencias, sintemor a hablar de las mismas en un lenguaje sencillo pero respetuoso.

×