PROPUESTA DE UN PROGRAMA DE MANEJO INTEGRADO DE MOSCA    BLANCA EN HABICHUELA EN FÓMEQUE CUNDINAMARCA             EDNA PAO...
PROPUESTA DE UN PROGRAMA DE MANEJO INTEGRADO DE MOSCA      BLANCA EN HABICHUELA EN FÓMEQUE CUNDINAMARCA                  E...
DedicatoriaA mis padres, gracias a ellos he terminado este proceso superando todas lasadversidades, gracias por darme la o...
AGRADECIMIENTOSAgradezco a los productores de habichuela del municipio de Fómeque,especialmente a la Señora Mercedes Suáre...
TABLA DE CONTENIDORESUMENINTRODUCCIÓN1.      REVISIÓN DE LITERATURA .........................................................
BIBLIOGRAFÍA ...................................................................................................... 46ANEX...
ÍNDICE DE TABLASTabla 1. Escala de daño para nivel de ataque de mosca blanca en habichuela ...... 8Tabla 2. Productos usad...
LISTA DE FIGURASFigura 1. Comparación de población de huevos y ninfas de mosca blanca en elciclo del cultivo ................
RESUMENLa mosca blanca (Trialeurodes vaporariorum) es el principal artrópodo plaga parala zona productora de habichuela en...
INTRODUCCIÓNLa economía del municipio de Fómeque se basa en la avicultura y la agricultura,la habichuela (Phaseolus vulgar...
Es importante identificar la plaga y conocer su biología, hábitos, daños y pérdidasque causa en el cultivo (Norris et al.,...
1. REVISIÓN DE LITERATURAEl Municipio de Fómeque está localizado en la provincia de oriente deCundinamarca, a 56 kilómetro...
El periodo vegetativo de la habichuela es de 45-70 días en zonas bajas de laregión (menos de 2000 msnm) y 90-120 días en z...
Rendón et al. (2001) calcularon pérdidas cercanas al 50% en el cultivo dehabichuela de las cuales el 20% son atribuidas a ...
El ciclo biológico de la mosca blanca comprende 6 estados, huevo, cuatro instaresninfales y adulto (Byrne, 1991).    Los h...
La escala visual para determinar el nivel de ataque de mosca blanca enhabichuela utilizada y adaptada de Cardona et al. (1...
Cardona et al. (1991) demostró que T. vaporariorum ha adquirido niveles deresistencia, de 17 productos evaluados bajo cond...
profundidad de penetración de 0 a 12 cm en el suelo. Su persistencia residual seestima en 30-40 días (Liñán, 1997)Diafenti...
Los parasitoides constituyen un grupo importante de controladores biológicos deplagas en gran diversidad de cultivos, la g...
pupa 7 días, por último el parasitoide sale por el dorso anterior del huésped(Hoddle et al., 1998; López et al., 2001).La ...
subtropicales, 19 especies de varios géneros entre los que sobresalen varioshypomycetes como Paecilomyces             fumo...
bassiana causa una mortalidad de 28%, 55% y 39% sobre las ninfas de primero,segundo y tercer instar de A. socialis, respec...
2. METODOLOGÍA    15
2.1 LocalizaciónEl trabajo se realizó en el municipio de Fómeque,          Cundinamarca,     que seencuentra a 73° 53 long...
La decisión de realizar los muestreos según el estrato de la planta se justificódebido a que la cantidad de individuos de ...
2.4 TratamientosT1 Testigo absoluto.T2 Testigo agricultor.T3 Umbral de Acción.T4 Manejo Integrado. Parasitoide-insecticida...
Los insecticidas de síntesis química evaluados fueron:Tabla 4. Insecticidas evaluados  Ingrediente                        ...
2.5 Identificación de técnicas de MIP para la zonaPara llevar a cabo el programa MIP se identificó el principal artrópodo ...
3. RESULTADOS Y DISCUSIÓNLos resultados se presentan analizando el comportamiento de la población deninfas y huevos de mos...
En ningún cultivo visitado se evidenciaron controles mecánicos como trampas yningún agricultor realizaba muestreo de plaga...
A                                              B   C                                              D   E                   ...
A                                               B      C                                               D                  ...
(2003) en otras zonas del país, se encontró también que se realizaban 10-15aplicaciones en promedio en el ciclo de tres me...
momento la población de ninfas aumentó, llegando a un máximo de 2 ninfas/cm2en toda la planta y 5,5 ninfas/cm2 en el terci...
A                                              B     C                                              D     E               ...
sin embargo, se encontró que la población principalmente en estado de huevoaumentó en todo el ciclo llegando a un máximo d...
msnm (López, et al., 2001), en este caso el municipio se encuentra entre 800-3200 msnm; en el ensayo se encontró presencia...
ninfas en la mayoría del ciclo, es decir hasta los 70 dds con un promedio de0,263 ninfas/cm2 en todo el ciclo; es decir qu...
control. Quesada et al. (2006) encontró que los aislamientos mas virulentosestuvieron en un rango de 1.8 x 105 and 8.6 x 1...
Lenteren, 2000) O porque esta especie según Netting y Hunter, (2000) alpresentar superparasitismo puede matar los huevos q...
a                                              b    c                                              dFigura 4. Diferencia m...
realizadas hasta esa fecha, que eran 5 aplicaciones de insecticidas en mezcla (T2)o rotados (T3), sin ningún otro tipo de ...
comportamiento y hábitos de este artrópodo en conjunto con el crecimiento de laplanta.Para la población de mosca blanca en...
inocuos; se presentó la participación de varios productores dispuestos a conoceracerca del Manejo Integrado de Plagas.En c...
3.5 Selección de técnicas de MIP para la zona a partir de los tratamientosevaluadosEl Manejo Integrado de Plagas, se basa ...
b. Uso racional de insecticidas de síntesis químicaEl control químico se debe usar racionalmente cuando los niveles de pob...
Es importante que el producto llegue al envés de las hojas, esto se logra pormedio de calibración y mantenimiento de boqui...
La rotación de cultivos que no sean hospederos de la plaga es importante en lazona, esto evita que el artrópodo plaga esté...
2. Liberación semanal de pupas de parasitoides de Amitus fuscipenis,              esimportante monitorear las poblaciones ...
10. Realizar seguimiento a todas las actividades propuestas y evaluarlas pararealizar posibles cambios metodológicos y est...
4. CONCLUSIONESSe logró una propuesta de un programa de Manejo Integrado de Plagas dirigidoprincipalmente a mosca blanca T...
5. RECOMENDACIONESSe recomienda el manejo de Umbrales de Acción ya establecidos, con el fin derealizar aplicaciones fundam...
Realizar crías de insectos benéficos como A. fuscipennis,    y depredadores demosca blanca para facilitar su implementació...
BIBLIOGRAFÍA• Angarita, G.M., F. A. Díaz y M. L. Escobar. 2002. Evaluación del efecto de   Beauveria bassiana, Lecanicilli...
investigaciones realizadas entre 1.988 y 1990. (Documento de trabajo No.   86) ICA, regional 1, CIAT Cali 78 p.• Cardona, ...
mosca blanca de los invernaderos Trialeurodes vaporariorum. Tesis    Universidad Nacional de Colombia. Facultad de Agronom...
• James, R.R., J.S. Buckner, and T.P. Freeman. 2003. Cuticular lipids and    silverleaf whitefly stage affect conidial ger...
y   Desarrollo   Rural.   Subgerencia       de   Protección   y     Regulación    Agrícola, Produmedios 60 p. : il. ( (Bol...
• Plan de gestión ambiental, município de Fomeque. 2006.• Quesada, E. M., E.A. Maranhao., P. Valverde-García, C. Santiago....
Propuesta mip mosca blanca
Propuesta mip mosca blanca
Propuesta mip mosca blanca
Propuesta mip mosca blanca
Propuesta mip mosca blanca
Propuesta mip mosca blanca
Propuesta mip mosca blanca
Propuesta mip mosca blanca
Propuesta mip mosca blanca
Propuesta mip mosca blanca
Propuesta mip mosca blanca
Propuesta mip mosca blanca
Propuesta mip mosca blanca
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Propuesta mip mosca blanca

4.910 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
2 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
4.910
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
1
Acciones
Compartido
0
Descargas
96
Comentarios
0
Recomendaciones
2
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Propuesta mip mosca blanca

  1. 1. PROPUESTA DE UN PROGRAMA DE MANEJO INTEGRADO DE MOSCA BLANCA EN HABICHUELA EN FÓMEQUE CUNDINAMARCA EDNA PAOLA BECERRA ESPAÑOL UNIVERSIDAD NACIONAL DE COLOMBIA FACULTAD DE AGRONOMÍA BOGOTÁ 2009
  2. 2. PROPUESTA DE UN PROGRAMA DE MANEJO INTEGRADO DE MOSCA BLANCA EN HABICHUELA EN FÓMEQUE CUNDINAMARCA EDNA PAOLA BECERRA ESPAÑOL Cod. 715804Trabajo de grado como requisito parcial para optar el título de Ingeniero Agrónomo DIRIGIDO POR: Augusto Ramírez Godoy Ingeniero Agrónomo. Docente área Entomología UNIVERSIDAD NACIONAL DE COLOMBIA FACULTAD DE AGRONOMÍA BOGOTÁ 2009 II
  3. 3. DedicatoriaA mis padres, gracias a ellos he terminado este proceso superando todas lasadversidades, gracias por darme la oportunidad de formarme como profesional enuna carrera que me concederá muchas satisfacciones personales y profesionalesy que con la aplicación de la misma podré contribuir al desarrollo de la sociedad. III
  4. 4. AGRADECIMIENTOSAgradezco a los productores de habichuela del municipio de Fómeque,especialmente a la Señora Mercedes Suárez por permitirme trabajar en conjuntocon ella y aprender de su experiencia.Al señor Medardo Trujillo Arévalo por el apoyo en el trabajo con los productores.Al profesor Augusto Ramírez por sus conocimientos, las enseñanzas y el apoyointelectual en el proyecto.A la Corporación PBA (Corporación para el desarrollo participativo y sostenible delos pequeños productores rurales) por el financiamiento y el interés de vincular laacademia con los productores de habichuela del municipio de Fómeque por mediodel Programa Andino de Innovación Participativa.A Omar Gutiérrez por el acompañamiento al proyecto y mediador entre laCorporación PBA y la Universidad Nacional de Colombia.A Héctor Camargo por la ayuda en el Análisis estadístico.A mi familia y amigos por el apoyo incondicional. IV
  5. 5. TABLA DE CONTENIDORESUMENINTRODUCCIÓN1. REVISIÓN DE LITERATURA ........................................................................... 4 1.1 Mosca blanca (Trialeurodes vaporariorum) ................................................... 5 1.2 Manejo Integrado de Plagas (MIP) ................................................................. 7 1.2.1 Control biológico de Mosca blanca ....................................................... 102. METODOLOGÍA ............................................................................................. 15 2.1 Localización.................................................................................................. 16 2.2 Diagnóstico de la zona productora de habichuela ........................................ 16 2.3 Montaje y seguimiento participativo de los tratamientos: ............................. 16 2.4 Tratamientos ................................................................................................ 18 2.5 Identificación de técnicas de MIP para la zona ............................................ 203. RESULTADOS Y DISCUSIÓN ....................................................................... 21 3.1 Diagnóstico de la zona productora de habichuela: ....................................... 21 3.2 Tratamientos ................................................................................................ 22 3.3 Comparación entre tratamientos .................................................................. 32 3.4 Seguimiento participativo de los tratamientos .............................................. 35 3.5 Selección de técnicas de MIP para la zona .................................................. 37 3.6 Propuesta de MIP ......................................................................................... 404. CONCLUSIONES ........................................................................................... 435. RECOMENDACIONES ................................................................................... 44 V
  6. 6. BIBLIOGRAFÍA ...................................................................................................... 46ANEXOS ................................................................................................................... i Anexo 1. Arreglo de tratamientos .......................................................................... i Anexo 2. Análisis estadístico ............................................................................... iii VI
  7. 7. ÍNDICE DE TABLASTabla 1. Escala de daño para nivel de ataque de mosca blanca en habichuela ...... 8Tabla 2. Productos usados para el control de mosca blanca................................... 8Tabla 3. Estrategias usadas por tratamientos ........................................................ 18Tabla 4. Insecticidas evaluados ............................................................................. 19Tabla 5. Agentes de Control Biológico usados ...................................................... 19 VII
  8. 8. LISTA DE FIGURASFigura 1. Comparación de población de huevos y ninfas de mosca blanca en elciclo del cultivo ....................................................................................................... 23Figura 2. Comparación de los tratamientos con el testigo absoluto y testigoagricultor ................................................................................................................ 24Figura 3. Comportamiento de la población de ninfas en el estrato alto, medio ybajo de la planta..................................................................................................... 27Figura 4. Diferencia mínima significativa a los 42 DDS y 70 DDS en ninfas en eltercio bajo y en toda la planta ................................................................................ 33 VIII
  9. 9. RESUMENLa mosca blanca (Trialeurodes vaporariorum) es el principal artrópodo plaga parala zona productora de habichuela en el municipio de Fómeque Cundinamarca,causando pérdidas significativas en producción. El objetivo principal fue proponerun programa de Manejo Integrado de Plagas para esta zona evaluando diferentesestrategias de manejo enfocadas al control de T. vaporariorum. Se analizó laefectividad de insecticidas de síntesis química, uso de Agentes de ControlBiológico (ACB) como parasitoides (Amitus fuscipennis y Encarsia formosa) yproductos a base de hongos entomopatógenos (Beauveria bassiana, Lecanicilliumlecanii y Paecilomyces fumosoroseus) y se tuvo en cuenta el umbral de accióndefinido para la plaga en este cultivo. Se realizó el ensayo de campo dentro delmodelo de innovación participativa con los productores. Se realizaron seismuestreos haciendo un conteo de huevos y ninfas en hojas del tercio bajo, medioy alto de la planta, se evaluó cada tratamiento según la dinámica de la poblaciónde la plaga, se realizó el análisis de datos por fecha de muestreo, se encontró quelos insecticidas de síntesis química mostraron un equilibrio de la población hasta lamitad del ciclo y se logró reducir a cuatro el número de aplicaciones, mientras quelos tratamientos biológicos mostraron bajas infestaciones al final del ciclo, elAgente de Control Biológico que presentó mejor adaptación fue A. fuscipennis.Finalmente se identificaron las medidas óptimas para la región generando lapropuesta de Manejo Integrado, y se recomendó el manejo con medidasmecánicas como complemento al MIP. 1
  10. 10. INTRODUCCIÓNLa economía del municipio de Fómeque se basa en la avicultura y la agricultura,la habichuela (Phaseolus vulgaris) es uno de los cultivos transitorios tradicionales.Anualmente se producen 2.550 toneladas en un área cultivada de 170 hectáreas(Trujillo, 2006), sin embargo, la producción en el municipio es deficiente por causade las prácticas de siembra inadecuadas, la falta de rotación de cultivos, elinapropiado uso de los suelos y la inexistencia de variedades de alto rendimientoadaptadas a la zona, sumado a problemas de plagas que causan pérdidaseconómicas no solo por los bajos rendimientos, sino por los costos de aplicaciónde productos para la protección de cultivos.De acuerdo con el Programa Andino de innovación participativa para la produccióndel cultivo de habichuela, se presenta como un objetivo especifico desarrollar,ajustar e intercambiar tecnologías de Manejo Integrado de Plagas (MIP) en elsistema productivo para contribuir al uso racional de insumos y para mejorar lacalidad del ambiente y la estructura de costos de producción. Este se justificadebido a la alta incidencia de plagas y enfermedades por lo que se realizan hasta12 aplicaciones para su manejo. La mayoría de los productores no conocen lastécnicas de control biológico de plagas, no planean actividades de diagnóstico dela incidencia de problemas fitosanitarios, ni seleccionan técnicas de manejoapropiadas para la zona. Por medio de la investigación participativa se logravincular la experiencia de los agricultores, con el conocimiento de especialistas(Prada et al., 1993).La plaga mas importante en el cultivo de habichuela en el municipio de Fómequees Mosca blanca Trialeurodes vaporariorum (Wetswood) (Hemíptera: Aleyrodidae)seguido por problemas de trips y de minadores sin tener un manejo integrado deestas plagas y usando principalmente manejo químico. 2
  11. 11. Es importante identificar la plaga y conocer su biología, hábitos, daños y pérdidasque causa en el cultivo (Norris et al., 2003) para proponer un Manejo Integrado dePlagas para que éste sea aceptado por los productores de la zona, por medio dela incorporación de nuevas tecnologías y medidas de control biológico de plagas.En el marco del programa, estos procesos de formación serán fundamentales paraque los pequeños productores se apropien de los proyectos y en conjunto con losinvestigadores y profesionales, construyan procesos de desarrollo tecnológico ysocial acordes con las condiciones ambientales de la región.El objetivo general de este trabajo de investigación fue proponer un programa deManejo Integrado de Plagas evaluando diferentes estrategias enfocadas al controlde T. vaporariorum en el cultivo de habichuela en el municipio de Fómeque. Parael cumplimiento de éste fue necesario evaluar insecticidas de diferenteingrediente activo y modo de acción, Agentes de Control Biológico como HongosEntomopatógenos (HE) y parasitoides; evaluar cual agente de control biológico seadapta mejor a las condiciones medioambientales de la zona; así mismo enfocarel proyecto dentro del marco de innovación participativa para la producciónagroecológica del cultivo, haciendo un seguimiento de las actividades en conjuntocon profesionales y productores. 3
  12. 12. 1. REVISIÓN DE LITERATURAEl Municipio de Fómeque está localizado en la provincia de oriente deCundinamarca, a 56 kilómetros de Bogotá D.C. Tiene una superficie de 48.797hectáreas, 250 agricultores del municipio se dedican a la producción dehabichuela, siendo uno de los mayores productores del departamento (Trujillo,2006). El municipio posee un relieve variado que va desde paisajes onduladoshasta terrenos escarpados con alturas que van desde los 800 hasta mas de 3.200m.s.n.m. se encuentran temperaturas medias desde 6ºC en las partes mas altas,hasta 24ºC en las partes bajas (Plan de gestión ambiental, 2006).La habichuela se cultiva en 27 de las 32 veredas del municipio de Fómeque,siendo mayor en las veredas de Hatoviejo, Ríoblanco, Ríonegro, Gramal, LaChorrera, San Lorenzo, La Pastora, La Margarita, El Tablón y Lavadero. Estasveredas corresponden a una zona de minifundio, caracterizada en su mayoría porcultivos en asocio como: habichuela – maíz, habichuela – tomate y habichuela –pepino. Este último es el más usual debido a que el productor pretende con estemecanismo disminuir los costos en fertilizantes, fungicidas y jornales (Trujillo,2006). En Corabastos la oferta del producto es alta durante los meses de Agosto aFebrero; media durante el mes de Marzo y baja durante los meses de Abril y Julio(Tofiño et al., 2003).La variedad más utilizada en la zona es la “chirosa” que se obtiene de un cruce dela variedad ferri y la variedad mantequilla. Los agricultores utilizan entre 10 y 12kg.ha-1, con la cual alcanzan la producción de 1.000 kilos por 1 kilo de semillasembrada (10.000 kg.ha-1). Los productores del municipio de Fómeque suelenutilizar semilla de la cosecha anterior. 4
  13. 13. El periodo vegetativo de la habichuela es de 45-70 días en zonas bajas de laregión (menos de 2000 msnm) y 90-120 días en zonas altas (más 2000 msnm); eltiempo de producción dura de 3-5 semanas después de la primera cosecha(Jiménez, 2002).En Fómeque las labores del cultivo están dirigidas al manejo de plagasprincipalmente mosca blanca y trips, y enfermedades como Ascochita sp y Roya,las cuales se manejan con mezclas de fungicidas sistémicos y protectantes conaplicaciones semanales. El manejo de arvenses se realiza antes de la siembra,para el control de gramíneas se usa un herbicida químico y se realiza undeshierbe manual a la mitad del ciclo. Para la fertilización se usan abonoscompuestos, la preparación del suelo es mecanizada, una arada y dos rastrilladas.1.1 Mosca blanca (Trialeurodes vaporariorum)La mosca blanca T. vaporariorum (Westwood) (Hemiptera: Aleyrodidae), es unade las plagas más importantes a nivel mundial (Quesada et al., 2006; Rodríguez etal., 2003), es originaria de América tropical o subtropical (Inbar y Gerling, 2008),presenta una amplia distribución geográfica y su rango de hospederos incluyeplantas de más de 250 géneros distribuidos en cerca de 85 familias comosolanáceas, cucurbitáceas, crucíferas, y leguminosas (van Lenteren et al., 1996;Román, 2006; Bueno et al., 2005; Rodríguez et al., 1996; Inbar y Gerling, 2008).En Colombia se menciona que en 1984 T. vaporariorum apareció en la zonaandina como plaga importante en frijol y otros cultivos (Bueno et al., 2005).Actualmente los registros mencionan la presencia de esta plaga en todo elterritorio nacional (García, 2003). T. vaporariorum es la especie más frecuente enel trópico alto y valles interandinos de Colombia y Ecuador, en alturascomprendidas entre los 700 y 3.000 metros de altura (Cardona, 2005). 5
  14. 14. Rendón et al. (2001) calcularon pérdidas cercanas al 50% en el cultivo dehabichuela de las cuales el 20% son atribuidas a T. vaporariorum y el restante aataques por trips. Aunque las perdidas por T. vaporariorum pueden llegar hastaun 50% (Byrne, 1991), frente a esta situación el control químico aparece como laprincipal estrategia de manejo por parte de los agricultores (Rodríguez el al.,2003).Las moscas blancas pertenecen al Orden Hemíptera, familia: Aleyrodidae, la cualse caracteriza por tener las alas en forma de “techo” sobre el cuerpo cuando elinsecto está en reposo, su cabeza es larga y comprimida al tórax y posee undesarrollado aparato bucal picador-chupador; las mandíbulas y maxilas estánenvueltas en la proboscis que es usada por el insecto para tomar la savia de lostejidos del floema de las plantas, esta proboscis es un tubo hueco que contiene uncanal de alimentación y un ducto de saliva que inyecta metabolitos a la planta para“ablandar” las paredes celulares (Román, 2006).La mosca blanca oviposita entre 150 y 500 huevos, la hembra pone los huevossobre la epidermis del envés de las hojas jóvenes de la parte superior de la planta,estos se adhieren a la hoja mediante un pedicelo que poseen en el extremo basal,el cual es una prolongación del corion (García, 1995; Rendón et al., 2001). Elperíodo de incubación es muy variable de 5-15 días, la duración de los instaresninfales fluctúa entre 20-44 días y la longevidad media de los adultos estáconsiderada entre 35-45 días, siendo la hembra mas longeva (García, 1995).T. vaporariorum se adapta muy bien a regiones con temperaturas promedio de 18a 22 ºC y humedades relativas superiores al 60%. Las lluvias fuertes son un factorimportante en la dinámica de población de moscas blancas, debido a quedisminuyen el número de adultos en campo y pueden desprender gran cantidad deninfas, lo cual ocasiona disminución de los niveles de infestación (Byrne, 1991;Cardona, 2005). 6
  15. 15. El ciclo biológico de la mosca blanca comprende 6 estados, huevo, cuatro instaresninfales y adulto (Byrne, 1991). Los huevos son de color amarillo verdoso amarrón oscuro cuando están próximos a eclosionar. (Sánchez, 1998).Las ninfas de primer instar son muy pequeñas (0,28-0,34mm de longitud y 0,15-0,17mm de ancho) son de forma oval, transparentes, poseen tres pares de patas yun par de antenas, las cuales están presentes solo en este instar (Cardona et al.,2005). Las ninfas de segundo instar son aplanadas y sedentarias, al finalizar elinstar el aspecto de la ninfa es mas globoso. Las ninfas de tercer instar sonsimilares al segundo, pero más gruesas (García, 1995), el adulto presenta ojoscolor rojo (Sánchez, 1998).1.2 Manejo Integrado de Plagas (MIP)El MIP es la selección y uso de técnicas combinadas dentro de una estrategia demanejo de plagas, se basa en el análisis beneficio-costo y tiene en cuenta elimpacto a los productores (Norris et al., 2003; Madrigal, 2001). En este programalos enemigos naturales de artrópodos plaga y otras medidas alternativas jueganun papel importante en la protección de cultivos, debido a que esto minimiza elimpacto negativo al medio ambiente (Lacey y Shapiro, 2008). El objetivo del MIPes reducir y mantener las poblaciones de plagas por debajo de los niveles de dañoeconómico (Cancelado, 1999).T. vaporariorum presenta una distribución altamente agregada en varios estratosdel cultivo (van Lenteren et al., 1996). Bueno et al. (2005) encontró que enhabichuela y frijol, todos los estados de desarrollo del insecto se distribuyen deforma agregada a través del ciclo del cultivo. Esto influye en los tamaños demuestra y en la escogencia de métodos para el recuento de poblaciones. Estafuerte agregación requiere un gran número de muestras deestimaciones confiables de la población (van Lenteren et al., 1996). 7
  16. 16. La escala visual para determinar el nivel de ataque de mosca blanca enhabichuela utilizada y adaptada de Cardona et al. (1993) es la siguiente:Tabla 1. Escala de daño para nivel de ataque de mosca blanca en habichuela Nivel de ataque Descripción Nivel de afección 1 Presencia de adultos o huevos 10% 3 Aparición de primeras ninfas en el tercio inferior de la planta 10-30% 5 Gotas de melaza ( brillo en hojas; 2/3 de la planta muestran melaza) 30-60% 7 Aparición de fumagina; daño severo 60-75% 9 Hojas y vainas cubiertas con fumagina; daño muy severo 75- 100%Cardona et al. (1993) al aplicar la formula de Mumford y Norton encontró que elUA fue de 3,41, lo cual significa que el control de la mosca blanca se debe iniciarcuando el nivel de ataque llegue a 3, es decir cuando aparezcan las primerasninfas en el tercio inferior (Tabla 1).En Colombia, estudios de diagnóstico sobre el uso de insecticidas usados para elmanejo de mosca blanca determinaron que, los agricultores utilizan gran variedadde productos químicos, muchos de los cuales no presentan ningún efecto sobre laplaga (Tabla 2) (García, 2003).Tabla 2. Productos usados para el control de mosca blancaIngrediente Activo Grupo Ingrediente Activo GrupoCarbaril Carbamato Deltrametrina PiretroideAldicarb Carbamato Cipermetrina PiretroideOxamil Carbamato Permetrina PiretroideMetomil Carbamato Resmetrina PiretroideBendiocarb Carbamato Endosulfan Hidrocarburo orgánicocarbofuran Carbamato Naled OrganofosforadoCarbosulfan Carbamato Sulfotepp OrganofosforadoPolo Thioureas Diclorvos OrganofosforadoAbamectina avermectina Clorpirifos OrganofosforadoTriflubenzuron Phosalone OrganofosforadoJabon insecticida Acefate OrganofosforadoBifentrin Piretroide Malation OrganofosforadoCiflutrin Piretroide Diazinon OrganofosforadoFenpropatrin Piretroide monocrotofos OrganofosforadoFuente: García (2003) 8
  17. 17. Cardona et al. (1991) demostró que T. vaporariorum ha adquirido niveles deresistencia, de 17 productos evaluados bajo condiciones favorables, solo dospresentaron buen control. Monocrotofos presento 90,1 y 88,6% de eficiencia en elcontrol de adultos y ninfas respectivamente, seguido de metamidafos, el cualmostro una eficiencia de 70% en el control de adultos.Rendón et al. (2001) concluyó que el monocrotofos utilizado para el control deadultos de mosca blanca, tiene efecto estimulante sobre las poblaciones de trips,fenómeno que ha sido observado por varios estudios con control deorganofosforados, este autor también obtuvo que monocrotofos en mezcla conbuprofezin disminuyó las poblaciones de mosca blanca significativamente.Rodríguez et al. (2003) también realizó una medición periódica de resistencia deadultos e inmaduros a insecticidas organofosforados (monocrotofos), uncarbamato (carbosulfan), dos piretroides (cialotrina y bifentrin), un neonicotinoide(Imidacloprid), y dos reguladores de crecimiento (buprofezin y diafentiuron)hallando resultados similares a los citados por los otros autores enconto que lamortalidad de ninfas con buprofezin fue mayor del 80%.Cardona et al. (2001) y Lacey y Shapiro, (2008) concuerdan en que el manejointegrado debe tener un componente químico con nuevos productos comoreguladores de crecimiento, nicotinoides y algunos carbamatos a los cuales lasmoscas blancas todavía son susceptibles.El ingrediente activo imidacloprid es un insecticida sistémico con actividad porcontacto e ingestión, absorbido por vía foliar y radicular. Los insectos tratadosmuestran síntomas de excitación y parálisis (Orozco et al., 1995).Carbofuran es un Insecticida sistémico de amplio espectro que actúa poringestión, contacto e inhalación. Puede ser aplicado al suelo, interfiere latransmisión de los impulsos nerviosos por inhibición de la colinesterasa. Tiene una 9
  18. 18. profundidad de penetración de 0 a 12 cm en el suelo. Su persistencia residual seestima en 30-40 días (Liñán, 1997)Diafentiuron es un acaricida e insecticida con actividad por ingestión y contacto,como insecticida actúa sobre áfidos y aleiródidos y sobre algunos lepidópterosdefoliadores. Posee también cierta actividad ovicida y larga persistencia (Liñán,1997).1.2.1 Control biológico de Mosca blancaEl concepto control biológico se define como el uso de poblaciones deparasitoides, patógenos, depredadores, antagonistas o competidores para reprimiruna población plaga promoviendo una menor abundancia de esta y menor daño(de Bach, 1974., Norris et al., 2003). La evaluación y la rápida introducción deenemigos naturales en los casos en que productos de control químico, seainsuficiente, imposible o indeseable, ha enseñado a los productores yespecialistas en protección de cultivos que el control biológico, en el marco deprogramas de MIP, es una importante opción en el control de plagas (vanLenteren, 2000)Los enemigos naturales más usados para el control de mosca blanca sonparasitoides, artrópodos depredadores y patógenos (van Lenteren et al., 1996).El estudio realizado por López, et al. (2001) constituyó el registro de cincoespecies de parasitoides, tres depredadores y una especie de entomopatógenoafectando la mosca blanca en Colombia, además de estos fueron encontradosotros enemigos naturales que ya estaban registrados en el país. Se encontrarongéneros como Encarsia sp., Metaphycus sp., Eretmocerus sp., y Amitus sp.dentro de los parasitoides. Los depredadores fueron Delphastus sp., Hyperaspissp., Nephaspis sp., Geocoris sp., y Chisopa sp. y los entomopatógenosencontrados fueron Verticillium lecanii (hoy Lecanicillium lecanii), Fusarium sp. yPaecylomices sp. 10
  19. 19. Los parasitoides constituyen un grupo importante de controladores biológicos deplagas en gran diversidad de cultivos, la gran mayoría de estos corresponden alorden Hymenoptera y son usados actualmente para el manejo de mosca blanca(Pennacchio y Srand, 2006). Los parasitoides viven dentro del hospedero yeventualmente causan la muerte, atacan diferentes estados del ciclo de vida delinsecto hospedero y son clasificados de acuerdo al estado atacado (Libersat et al.,2009; Norris et al., 2003). De los seis géneros reportados como parasitoides delas moscas blancas, Encarsia, Eretmocerus y Amitus, son los más promisorios enlos programas de control biológico de T. vaporariorum y B. tabaci, siendo EncarsiaFormosa Gahan, la especie mejor conocida y más estudiada (Hoddle et al., 1998;Netting y Hunter. 2000; Pennacchio and Srand, 2006; López, 2004).El control biológico de mosca blanca con E. formosa es aplicado en más de 20países de los 35 que tienen producción en invernaderos (van Lenteren et al.,1996). El género Encarsia comprende más de 150 especies que se desarrollancomo parasitoides de Diaspididae y Aleyrodidae, las hembras son sinovigenicas(Hoddle et al., 1998) y son capaces de discriminar entre huéspedes previamenteparasitados y no parasitados (van Lenteren et al., 1996; Sánchez, 1998). Lasninfas de mosca blanca sirven de alimento a las de Encarsia desde el momento enque éstas salen de los huevos. E. formosa necesita tomar proteínas para eldesarrollo de sus huevos, causando inicialmente daño sobre las ninfas de moscablanca con el ovipositor, alimentándose de los fluidos del cuerpo (Madrigal, 2001.,Sánchez, 1998). Su reproducción se da por partenogénesis, telitoquia (Hoddle etal., 1998)E. formosa coloca entre 150 a 200 huevos que duran 10 a 12 días. La hembrapresenta una longevidad de 3 a 27 días a 30 a 18 ºC respectivamente (Netting yHunter, 2000). Terminando el periodo larval, el parasitoide descarga el meconio alo largo de la piel vacía del hospedero, a los 10 días de parasitada la ninfa, seforma la pupa llenando toda la cavidad del hospedero durando en el estado de 11
  20. 20. pupa 7 días, por último el parasitoide sale por el dorso anterior del huésped(Hoddle et al., 1998; López et al., 2001).La otra especie importante Amitus fuscipennis ha sido registrado encontrándoseparasitando T. vaporariorum en diversos cultivos, y ha mostrado ser eficiente en elcontrol de la plaga en condiciones favorables (García, 1995). Esta se encuentracerca a cultivos donde no se han aplicado tratamientos químicos, y sigue activaincluso después del uso de plaguicidas (Manzano et al., 2000).Las especies parasitoides del género Amitus se reproducen por partenogénesistelitoquia (Pennacchio and Srand, 2006; Fuentes, 2000), atribuida a la presenciade la rickettsia Wolbachia. Este tipo de reproducción es una ventaja en programasMIP ya que se pueden usar liberaciones inundativas (Lacey y Shapiro, 2008;Manzano et al., 2000).A. fuscipennis es un parasitoide proovigenico que emerge con su carga dehuevos lista para ser ovipositada, no se alimenta de su hospedero, pero tomaalimento de la planta hospedera (Manzano et al., 2003), prefiere el primer ysegundo instar de T. vaporariorum para la oviposición (Manzano et al., 2000). Lahembra de Amitus deposita el huevo por debajo del cuerpo de la ninfa y la larva sedesarrolla como endoparasitoide, pasando por tres instares, empupa dentro de lapiel vacía del cuarto instar de la mosca blanca y la pupa esta envuelta en una pielde color negro, no melaniza la piel del huésped como lo hace E. formosa(Jiménez, 2000).El uso de control químico ha resultado en el desarrollo de resistencia, además desu impacto ambiental ha motivado el desarrollo de nuevas estrategias de ManejoIntegrado, entre las cuales el control microbiológico juega un papel importante(Quesada et al., 2006).Dentro de los hongos entomopatógenos se citan 23especies de Aschersonia que han sido encontradas en regiones tropicales y 12
  21. 21. subtropicales, 19 especies de varios géneros entre los que sobresalen varioshypomycetes como Paecilomyces fumosoroseus (Wize) Brown y Samith,Beauveria bassiana (Balsamo) Vuillemin y Lecanicillium lecanii (Zimmermann)Gams y Zare (López, 2005; Fargues et al., 2003). Los hongos como ACB sonpromisorios en el manejo de mosca blanca, solo estos pueden infectar el insectopor medio de la penetración a través del integumento (Lacey y Shapiro, 2008;Fargues et al., 2003).L. lecanii es un hongo imperfecto (Deuteromycete) que se reproduceasexualmente por conidias (Gómez, 2004). Lecanicillium spp. usa la fuerzamecánica y enzimas hidroliticas para penetrar directamente el integumento delinsecto (Goettel et al., 2008). Los adultos de T. vaporariorum afectados por L.lecanii presentan un punto de penetración del hongo, el cual tiene una aparienciade una quemazón. Posteriormente ocurre el crecimiento micelial dentro delinsecto, el cual pierde movimiento y muere momificado; en ese momento el hongoempieza a emerger por el integumento cubriendo a todo el insecto de micelioblanco (St. Leger, 1993). La esporulación es de color blanco, algodonosa (Angaritaet al., 2002). Las condiciones de alta humedad entre 90 -100% son consideradasun requerimiento esencial para el establecimiento de L. lecanii y la inducción de lainfección de la mosca blanca (Fargues et al., 2003).Las especies de Beauveria causan enfermedades en insectos conocidas comomuscardinas blancas. El género se caracteriza por presentar un micelio blanco,conidióforos sencillos; las conidias son hialinas, redondeadas a ovoides,unicelulares (Gallegos, 2004). P. fumosoroseus (Wize) Brown y Smith es unpatógeno de amplio rango de hospedantes ha sido aislado del suelo y de insectosde diversas familias (St. Leger, 1993).En condiciones de laboratorio se evaluaron tres hongos entomopatógenos (B.bassiana, Verticillium lecanii y Metarhyzium anisopliae). Se observó que B. 13
  22. 22. bassiana causa una mortalidad de 28%, 55% y 39% sobre las ninfas de primero,segundo y tercer instar de A. socialis, respectivamente. B. bassiana y M.anisopliaecausaron en la plaga una mortalidad de 18.1% y 18.8% respectivamente, cuandose aplicaron en la mañana y de 12.4% y 5.7% cuando se aplicaron en la tarde(Sánchez y Bellotti, 1997). Según Quesada et al. (2006), la hidratación puede serlimitante en la efectividad de tratamientos fúngicos para control de mosca blanca,porque parte de la población de ninfas puede alcanzar el estado adulto antes deque ocurra la infección.James et al. (2003) encontraron que el segundo y tercer instar de Bemisiaargentifolii eran los más sensibles tanto a B. bassiana como a P. fumosoroseus.Las conidias de B. bassiana germinaron más fácilmente en la cutícula del segundoinstar (54% germinado) y la germinación de P. fumosoroseus fue más alta en lacutícula del tercer instar (45%). En el cuarto instar hubo baja susceptibilidad aestos patógenos, y la germinación de las esporas sobre la cutícula fue muy baja.En cuanto a las prácticas culturales, se debe evitar dejar restos del cultivo, nohacer siembras escalonadas, ni siembras de dos o más hospederos en la mismafinca, ni rotar con cultivos que sean hospederos de T. vaporariorum, estas sonprácticas perjudiciales porque contribuyen a incrementar las poblaciones delinsecto (Vincent et al., 2003; Zehnder et al., 2007).La selección de plantas hospederos por la mosca blanca antes parecía un procesoaleatorio, sin embargo estas presentan preferencias de color, son atraídas acolores verde-amarillos (van Lenteren et al., 1996) es por esto que en el controletológico de la plaga se utilizan trampas amarillas, permitiendo un monitoreo de lapoblación y una técnica de manejo complementaria a medidas químicas ybiológicas. En habichuela es de gran importancia las podas bajeras, estaspermiten disminuir la plaga potencial por medio de la eliminación de individuospróximos a eclosionar que se encuentran en el tercio inferior de la planta. 14
  23. 23. 2. METODOLOGÍA 15
  24. 24. 2.1 LocalizaciónEl trabajo se realizó en el municipio de Fómeque, Cundinamarca, que seencuentra a 73° 53 longitud oeste y a 4° 29 latitud N, con un promedio detemperatura de 18 ºC. La evaluación de los tratamientos se realizó en la finca dela vereda Laderas, donde se seleccionaron los lotes para establecimiento de losensayos desde el día 12 de Junio hasta el 3 de Septiembre de 2008.2.2 Diagnóstico de la zona productora de habichuelaPrevio al establecimiento del cultivo, se realizaron muestreos y visitas a losagricultores del municipio de Fómeque para identificar las especies plagaspresentes y los daños al cultivo. Allí se evidenció, un alto número de aplicacionesde Productos para la Protección de Cultivos (PPC) por ciclo, sin tener un criteriose selección ni aplicación de los mismos.En las visitas se realizaron entrevistas a los agricultores con el fin de conocer laspracticas que llevan a cabo en el cultivo, cuáles técnicas se usan para el manejode plagas principalmente de mosca blanca, qué productos insecticidas usan, asímismo se identificó el problema que existe con el manejo de plagas.2.3 Montaje y seguimiento participativo de los tratamientos:Se tomaron dos lotes y se establecieron los tratamientos según el diseñopresentado en el Anexo 1. Las semillas se sembraron a distancias de 1m entresurcos x 0,3 m entre plantas, en surcos dobles a 10 cm de distancia. Seestablecieron dos lotes, el primero de 400m2 aprox. y el segundo de 300m2 aprox.Las unidades experimental fueron de 3 m x 3 m, y las unidades de muestreofueron el foliolo central del tercio alto, medio y bajo de cada planta muestreada. 16
  25. 25. La decisión de realizar los muestreos según el estrato de la planta se justificódebido a que la cantidad de individuos de la plaga varía según esto, como lasposturas se efectúan sobre las hojas mas jóvenes de la planta, se presenta unesquema de la planta de arriba hacia abajo donde se encuentran adultos yposturas en las hojas más jóvenes, en las siguientes hojas se observarían ninfasde primero, segundo tercer y cuarto instar, y en las hojas más viejas, (primeroinfestadas) se presentan ninfas de cuarto instar y adultos recién emergidos (vanLenteren et al., 1996; García, 1995; Román, 2006). La fase de dispersión seproduce pocos días después, en los cuales los patrones de distribución semantienen estables (van Lenteren et al., 1996)En el experimento se realizó un Diseño Completamente Aleatorizado con 7tratamientos, 3 repeticiones que corresponden a 3 plantas tomadas al azar, decada estrato de la planta se tomó un foliolo y se contó el número de huevos yninfas en un área de aproximada de 4cm2 por medio de un estereoscopio en ellaboratorio de Manejo Integrado de Plagas de la Facultad de Agronomía de laUniversidad Nacional de Colombia.La siembra de los lotes se realizó el 12 de Junio del 2008, con semilla certificadavariedad Blue Lake (Importada) adquirida en Semicol, lote: 031002-3437, tratadacon Thiram, registro ICA 01230.Todas las labores culturales, aplicación de Agentes de Control Biológico (ACB) einsecticidas fue llevada a cabo en conjunto por los productores y profesionalescon el fin de cumplir el objetivo de enfocar el proyecto dentro del marco deinnovación participativa para la producción agroecológica del cultivo.Se realizaron 6 muestreos a los 32, 42, 63, 70, 76, 82 días después de siembra(DDS). 17
  26. 26. 2.4 TratamientosT1 Testigo absoluto.T2 Testigo agricultor.T3 Umbral de Acción.T4 Manejo Integrado. Parasitoide-insecticidas.T5 Manejo Parasitoides.T6 Manejo integrado. Hongos entomopatógenos - Insecticidas.T7 Manejo integrado, Biológicos.Tabla 3. Estrategias usadas por tratamientosTratamie Práctic nto Insecticida Parasitoide Hongos as Muestreos Objetivo entomopatógenos cultura les T1 - - - - Monitoreos Conocer el ciclo natural de la plaga según la fenología del cultivo Mezclas - - - Monitoreos Evaluar el manejo T2 insecticidas amplio convencional y espectro compararlo con las (Aplicaciones nuevas técnicas calendario semanales) Carbofuran - - - Monitoreos Reducir el numero de T3 (granulado al y U.A ( aplicaciones por ciclo momento de la Nivel 3) siembra) Rotación de: Imidacloprid Diafentiuron Diafentiuron Encarsia Formosa - - Monitoreos Evaluar la compativilidad T4 Imidacloprid Amitus fuscipennis y U.A de insecticidas y (5pupas/m2) parasitoides - E. Formosa - - Monitoreos Evaluar la población de T5 A. fusipennis mosca blanca en presencia de parasitoides Carbofuran - Beauveria bassianna - Monitoreos Evaluar un Manejo T6 Imidacloprid Lecanicillium lecanii y U.A Integrado de Hongos Paecilomyces entomopatogenos con fumosoroseus insecticidas - E. Formosa B. bassianna - Monitoreos Evaluar control biológico T7 A. fusipennis L. lecanii P. fumosoroseus 18
  27. 27. Los insecticidas de síntesis química evaluados fueron:Tabla 4. Insecticidas evaluados Ingrediente Modo y mecanismo de acción Producto Dosis activo comercial ®Imidacloprid Sistémico, actividad por contacto e ingestión, absorbido por vía foliar y radicular. Los Imidacloprid 0,6-0,8 -1 insectos tratados muestran inmediatamente los síntomas de excitación y parálisis. l.ha Actúa como agonístico sobre el receptor acetilcolina nicotínico (nAChR) del sistema central ®carbofuran Sistémico. Acción rápida de ingestión. El efecto de control es prolongado. Furadan 20-30 Kg -1 3 gr .hadiafentiuron Actua por ingestión y contacto, posee también cierta actividad ovicida y larga Polo® 250 sc 1 persistencia l.ha-1Spinosad: Actúa tanto por ingestión como por contacto. Su modo de acción es a nivel del Tracer® 120 sc 0,4 l.ha-1 sistema nervioso central, con un mecanismo único, que no lo expone a resistencia cruzada con insecticidas de otros modos de acción. El efecto inicial del insecticida se manifiesta por temblores y falta de coordinación y al final parálisis y la muerte. Control de ThripsDimetoato Control de minador Lyriomisa huidobrensis Sistemin® 40 EC 0,4-0,75 l.ha-1Se evitó el uso de fungicidas protectantes como mancozeb y cimoxanil, estospueden afectar la efectividad de los hongos entomopatógenos. Para el manejo deenfermedades su uso el producto con i.a azoxystrobin rotado con i.a. tiabendazolpara manejar la principal enfermedad en esta región producida por el patógenoAscochyta sp.Agentes de Control Biológico:Tabla 5. Agentes de Control Biológico usados ACB Dosis Producto comercial Concentración Beauveria bassiana 2ml.l-1 Bioexpert® 4g i.a por 100g de producto DSM 12256: 5x1012 conidias por litroPaecilomyces fumosoroseus 2ml.l-1 Successor® 4g i.a por 100g de producto DSM 12256: 5x1012 conidias por litro Lecanicillium lecanii 2g.l-1 Vercanii® 1x108 esporas por gramo B. bassiana 2g.l-1 Bassar® 1x108 esporas por gramo Encarsia formosa 5 pupas/m2 Encarsia formosa 1 hoja de tomate con aprox 100 pupas Cría CIAA. U.J.T.L Amitus fuscipenis 5 pupas/m2 Amitus fuscipenis hoja de tomate con aprox 100 pupas Cría CIAA. U.J.T.L 19
  28. 28. 2.5 Identificación de técnicas de MIP para la zonaPara llevar a cabo el programa MIP se identificó el principal artrópodo plaga, eneste caso T. vaporariorum Westwood (Hemiptera: Aleyrodidae) seguido porFrankliniella occidentalis Pergande (Thysanoptera: Thripidae) y Liriomyzahuidobrensis Blanchard (Diptera, Agromyzidae).Por medio del trabajo realizado se pretendió identificar las técnicas de manejo queson útiles para proponer un programa de Manejo Integrado de Plagas para elcultivo de habichuela en el municipio de Fómeque, teniendo en cuenta la dinámicade la población de la principal plaga en el cultivo Trialeurodes vaporariorum.Se realizó el análisis de la población en cada tratamiento en todo el ciclo delcultivo, posteriormente se comparo entre tratamientos con el fin de determinar losque presentaron menor infestación en diferentes estados fenológicos de la planta.Se hizo el análisis estadístico, los datos tomados de número de huevos y ninfaspor foliolo del tercio alto, medio y bajo fueron analizados con el softwareestadístico S.A.S., con el cual se realizó pruebas de homogeneidad de varianzas,análisis de varianzas, análisis de diferencias en cada fecha de muestreo para cadavariable, para finalmente determinar el mejor tratamiento.En cada tratamiento se evaluaron las siguientes variables: Huevos en el estratoalto, medio, bajo y total de huevos en la planta y Ninfas en el estrato alto,medio, bajo y total de ninfas en la planta.Finalmente se realizó una compilación de las técnicas con mejores resultados enlas diferentes etapas del cultivo y se presentó la propuesta del programa deManejo Integrado Plagas según las condiciones del cultivo de habichuela en elmunicipio de Fómeque. 20
  29. 29. 3. RESULTADOS Y DISCUSIÓNLos resultados se presentan analizando el comportamiento de la población deninfas y huevos de mosca blanca en cada tratamiento, posteriormente se presentauna comparación entre tratamientos y entre fechas de muestreo.En el análisis estadístico se realizó la prueba de Levene para establecer lahomogeneidad de varianzas. Posteriormente se realizó el análisis de varianza encada fecha de muestreo para cada variable. Se tomó como nivel de significancia95% para determinar diferencia significativa entre tratamientos.En las variables que presentaron diferencia a través del tiempo, se realizó unanálisis de varianza por cada fecha de muestreo y se realizó la prueba dediferencia mínima significativa a los 42 y 70 Días Después de Siembra (DDS).En el Anexo 2 se presentan los procedimientos de análisis de varianza realizadosmediante el software SAS.3.1 Diagnóstico de la zona productora de habichuelaPor medio de entrevistas se encontró que el mayor problema fitosanitario enépoca seca es la mosca blanca T. vaporariorum, y en época de lluvias esAscochita sp.Para esto los agricultores usan mezclas de productos insecticidas y fungicidasrealizando aplicaciones semanales, en épocas críticas se realizan aplicacionesdos veces por semana, en toda la zona se encontró una tendencia al controlquímico y desconocimiento de otras técnicas de manejo de plagas. 21
  30. 30. En ningún cultivo visitado se evidenciaron controles mecánicos como trampas yningún agricultor realizaba muestreo de plagas antes de la aplicación nicalibración de equipos de aplicación. Se evidencio que los agricultores no llevanun registro técnico ni financiero de costos de insumos ni rentabilidad de lacosecha.3.2 TratamientosEn el testigo absoluto (T1) se encontró una baja infestación al comienzo del ciclocon un promedio de 0,66 ninfas/cm2 a los 42DDS. La población aumentó a medidaque el cultivo presentaba mayor área foliar, llegando a 2,16 ninfas/cm2 a los 82DDS. Se encontró mayor número de huevos (3,1 huevos/cm2) a los 63 DDS lo queindica que muchos huevos no son viables y mueren en el desarrollo (Figura 1A).La presencia de mosca blanca se inicio cuando comenzaron a desarrollarse lashojas cotiledonales y persistió hasta la cosecha, esto permitió deducir que unmanejo adecuado de los huevos en los primeros estados fenológicos de la plantapermite evitar altas infestaciones y por tanto reducir pérdidas en el rendimientofinal.Aunque no se realizó un análisis de rendimiento final, se conoce que alpresentarse el ataque del artrópodo plaga, la planta reacciona alterando sumetabolismo y generando reacciones bioquímicas como defensa, lo que alteratotalmente su fisiología y se ve reflejado en la producción (Inbar y Gerling, 2008).Debido a que el ciclo de vida de la mosca blanca tiene una duración de 21 a 45días y en un corto período de tiempo pueden coexistir generaciones traslapadasse recomienda un control ovicida debe ser acompañado del control de adultos yninfas como citan Cardona, (2005); Román, (2006). 22
  31. 31. A B C D E F GFigura 1. Comparación de población de huevos y ninfas de mosca blanca en el ciclo del cultivo 23
  32. 32. A B C D EFigura 2. Comparación de los tratamientos con el testigo absoluto y testigo agricultor En el testigo agricultor (T2) se encontró que el uso excesivo de insecticidas de síntesis química contra la plaga, ha ocasionado serios problemas, como incremento en los costos de producción, eliminación de enemigos naturales y posible resistencia a los insecticidas. Los agricultores utilizan con mucha frecuencia insecticidas del grupo de los organofosforados, carbamatos y piretroides lo que concuerda con otros estudios realizados por Rodríguez et al, 24
  33. 33. (2003) en otras zonas del país, se encontró también que se realizaban 10-15aplicaciones en promedio en el ciclo de tres meses que dura el cultivo.En este tratamiento se presento un buen control con ausencia de ninfas hasta los42DDS, sin embargo a partir de esta fecha se presentó un aumento de lapoblación, siendo uno de los tratamientos con mayor infestación de ninfas en lasetapas finales del ciclo del cultivo, con promedios de 1,33 ninfas/cm2 en toda laplanta y 2,25 ninfas/cm2 en el tercio bajo de la planta (Figura 3B), esto sugiereque algunos de los insecticidas usados comúnmente por los agricultores tienen unefecto en los primeros días en los que aparece la plaga, no obstante, después devarias aplicaciones semanales de estas mezclas se presenta un efecto negativo,pues no realiza un control efectivo, debido a que en este momento se cumple elprimer ciclo de la plaga y encuentran en el cultivo todos los estados de la plaga, apartir de ese momento se da un traslape de generaciones, y por tanto aumenta lainfestación.El tratamiento Umbral de acción (T3) fue un paso esencial para el desarrollo delMIP, este permitió hacer un uso correcto insecticidas y repensar las aplicacionescalendario. En este tratamiento se logró reducir a cuatro el número de aplicacionespara el manejo de plagas (Mosca blanca, minador y thrips) en el ciclo del cultivo.En el municipio de Fómeque, las altas poblaciones de mosca blanca, hanevidenciado la necesidad de hacer un manejo racional de plaguicidasacompañado con monitoreos, para que los agricultores tengan un criterio deutilización de Productos para la Producción de Cultivos, y su compatibilidad conACB.El ingrediente activo carbofuran granulado al momento de la siembra, permitiótener un control efectivo hasta los 42 DDS (Figura 1C), evitando la aplicación deotros insecticidas debido a que aun no alcanzaba el umbral de acción; a partir ese 25
  34. 34. momento la población de ninfas aumentó, llegando a un máximo de 2 ninfas/cm2en toda la planta y 5,5 ninfas/cm2 en el tercio bajo a los 76 DDS (Figura 3C) , estoconcuerda con Orozco et al. (1995) el cual concluye que el uso de productossistémico con un mecanismo de acción diferente y cuyo tratamiento se dirige a lasemilla o al suelo, resulta una herramienta útil en el MIP pues retarda la apariciónde niveles de infestación temprana y evita iniciar aspersiones al follaje en losprimeros estados de desarrollo del cultivo.Buitrago et al. (1994) también concuerda con otros autores y recomienda aplicareste producto al momento de la siembra con el fin de proteger el cultivo durantelos primeros 30 días, esta aplicación reduce costos debido a que con unaaplicación de carbofuran se puede remplazar 4 a 5 aplicaciones de insecticidafoliar, sin embargo cuando este umbral sobrepasa el límite, es necesariocomplementar con medidas culturales y un manejo integrado y preventivo desdeel comienzo del ciclo del cultivo. En este caso el umbral de acción se alcanzódespués de los 42 DDS cuando aparecieron las primeras ninfas en el tercio inferiorde la planta.Otro ingrediente utilizado fue imidacloprid al cual Rodríguez et al. (2003) reportóporcentajes de mortalidad superior al 84%, además no se ha reportado resistenciaen Colombia (Cardona et al., 2001), este mantuvo en niveles promedio de0,72 ninfas/cm2 en todo el ciclo del cultivo cuando se roto con Diafentiuron, 26
  35. 35. A B C D E F GFigura 3. Comportamiento de la población de ninfas en el estrato alto, medio y bajo de la planta 27
  36. 36. sin embargo, se encontró que la población principalmente en estado de huevoaumentó en todo el ciclo llegando a un máximo de 5,083 huevos/cm2 en toda laplanta a los 76DDS, lo que permite deducir que un manejo estrictamente químicoincluyendo evaluaciones y establecimiento de umbrales de acción no permitemantener la población controlada en todo el ciclo del cultivo.Se encontró que el uso de insecticidas selectivos, como algunos reguladores decrecimiento, no presentan impacto negativo sobre insectos benéficos. Además,el uso combinado de estos productos químicos con Agentes de Control Biológicoresultan en un aumento del control lo que concuerda con lo planteado por Laceyy Shapiro (2008). Además de esto el i.a. diafentiuron presenta cierta actividadovicida (Liñan, 1997)El tratamiento con liberación de parasitoides y aplicación de insecticidasteniendo en cuenta el UA, (T4) fue uno de los mejores en cuanto al manejo de T.vaporariorum, siempre mantuvo la población de ninfas en el tercio bajo en nivelesbajos 0,708 ninfas/cm2 en todo el ciclo, comparado con el resto de tratamientos ycon el testigo absoluto que presento 2,54 ninfas/cm2 (Figura 2B).En este se observó un cambio significativo en la población de huevos en el tercioalto, la cual a partir de los 65DDS tuvo un descenso importante (Figura 1D), estofue debido probablemente a que tras las liberaciones semanales la población delos parasitoides presentó una óptima adaptación al ambiente y permitió manteneren equilibrio la plaga.El parasitoide que se adaptó mejor a las condiciones de Fómeque y presentómejor control de la plaga fue A. fusipennis. Autores como Saldarriaga y Jaramillo(1.987) citado por Sánchez (1998) encontraron que Amitus sp. es más persistentey abundante como enemigo natural de mosca blanca, éste se encuentraparasitando moscas blancas en rangos altitudinales desde los 1.390 – 2.560 28
  37. 37. msnm (López, et al., 2001), en este caso el municipio se encuentra entre 800-3200 msnm; en el ensayo se encontró presencia de poblaciones nativas en lazona, lo cual es importante, debido a que tal como lo expresa Naranjo, (2001) elcontrol biológico de conservación representa una herramienta clave y muyimportante al implementar un MIP.En el tratamiento de manejo con parasitoides (T5) sin aplicación de insecticidasse evaluó si este control biológico era suficiente para tener la población de la plagacontrolada, y comparar con el tratamiento 4 para evaluar como afectan losinsecticidas a los parasitoides. En este lote se presentó una infestación alta desdela emergencia del cultivo con 1,33 ninfas/cm2 y 4 huevos/cm2 a los 42DDScomparado con el tratamiento 4, sin embargo, en todo el ciclo tuvo una tendenciaa disminuir teniendo la plaga controlada llegando al final del ciclo con un promediode 0,083 ninfas/cm2 a los 76 días (Figura 1E).Se presento una diferencia importante con respecto al tratamiento con aplicaciónde insecticidas, en el T5 la población promedio de ninfas en todo el ciclo fue de0,69 ninfas/cm2 mientras que en el T4 fue de 0,319 ninfas/cm2, lo que significaque el uso de insecticidas sistémicos usados no afecta la acción de losparasitoides, estos siguen realizando su papel como ACB, es importante resaltarque aunque se presento un buen control al final del ciclo, se deben implementarotras medidas en la primeras etapas fenológicas del cultivo.En las observaciones en campo se encontró una alta población de adultos de A.fuscipennis, en los tratamientos en los cuales se realizó la liberación de losmismos, y aumentó de la misma en el ciclo del cultivo, probablemente por lapresencia de poblaciones naturales.En el tratamiento de aplicación de hongos entomopatógenos complementadocon insecticidas de síntesis química (T6), se encontró un control efectivo de 29
  38. 38. ninfas en la mayoría del ciclo, es decir hasta los 70 dds con un promedio de0,263 ninfas/cm2 en todo el ciclo; es decir que la técnica de aplicación de hongosentomopatógenos rotado con insecticidas mostro resultados promisorios que juntocon otras técnicas mantendrían la población de mosca blanca en equilibrio y pordebajo de un U.A.La población de huevos aumentó en todo el ciclo, con un promedio de 2,611huevos/cm2 en todo el ciclo. Existen numerosos registros en los que se comenta laacción de L. lecanii sobre la mosca blanca T. vaporariorum indicando que ésteinfecta tanto a ninfas como a adultos, pero no sus huevos.En ensayos realizados por García y López, (1997) donde fue necesario aplicarfungicidas contra hongos fitopatogenos como carbendazim, propineb, captam yazufrados, y con la aplicación de L. lecanii para el manejo de mosca blanca, sepresentaron niveles de infección de éstas, lo que plantea que existe cierto gradode compatibilidad entre el entomopatógenos y algunos fungicidas. Sin embargo,los metabolitos secundarios de la planta pueden afectar la viabilidad y germinaciónde la conidia, el desarrollo de micelio de hongos entomopatógenos y lasusceptibilidad de la mosca blanca a la infección (Inbar y Gerling, 2008).Rodríguez y del Pozo, (2003) encontraron buenos resultados en el control deninfas y adultos de T. vaporariorum en condiciones de laboratorio y campo,afectando hasta un 90% la población de dicho insecto cuando se aplicaronconcentraciones de 1x106 conidios.ml-1. P. fumosoroseusPor el contrario, Angarita et al., (2002) evaluó una cepa de L. lecanii la cual mostróun porcentaje de mortalidad de 61.66% a una concentración de 2x108conidias.ml-1, alcanzando su concentración letal media a una concentración de8.12x107 conidias.ml-1. Este resultado plantea la necesidad de utilizarconcentraciones muy altas de hongo en campo para obtener niveles óptimos de 30
  39. 39. control. Quesada et al. (2006) encontró que los aislamientos mas virulentosestuvieron en un rango de 1.8 x 105 and 8.6 x 106 conidias/ml.En el tratamiento manejado biológicamente con liberación de parasitoides yaplicación de HE (T7), se encontró que la población de mosca blanca presentóuna alta infestación en los primeros días después de siembra con un promedio de0,9 ninfas/cm2 en toda la planta, sin embargo tuvo un descenso continuo llegandoa tener la menor cantidad de ninfas a los 70 DDS con 0,083 ninfas/cm2, (Figuras2E y 3G) este comportamiento es similar al del tratamiento en el que solo seliberaron parasitoides (T5), esto sugiere que el uso de parasitoides tuvo un papelimportante en la disminución de la población de mosca blanca, y que el uso deentomopatógenos fue complementaria, debido a que en todo el ciclo del cultivo seobservo menor infestación de ninfas con respecto al tratamiento 5. Según Lacey yShapiro, (2008) el aspecto mas importante a considerar en la integración depatógenos y parasitoides es el estado del hospedero al cual atacan.En el caso de la infestación huevos fue alta con un promedio de 2,01 huevos/cm2con respecto a los demás tratamientos, resultado que evidencia el manejo deninfas por parte de los parasitoides, y el manejo de ninfas y adultos por parte delos entomopatógenos ya que estos no infectan huevos (James et al., 2003), y nose realizo ningún tratamiento ovicida.En general se puede decir que la especie de parasitoide que presentó mejoradaptación fue A. fusipenis, esto puede ser a causa de que esta oviposita en losprimeros dos instares ninfales de la mosca blanca, mientras que E. formosaoviposita en los últimos, los cuales posiblemente hayan sido también infectadoscon los entomopatógenos (James et al., 2003) y por tanto este último parasitoideno tendría las condiciones óptimas para su reproducción. Otra razón por la cual E.Formosa presentó menos adaptación es probablemente porque esta hademostrado mejores resultados en invernadero que en campo abierto (van 31
  40. 40. Lenteren, 2000) O porque esta especie según Netting y Hunter, (2000) alpresentar superparasitismo puede matar los huevos que ya están puestos, asícomo los de las nuevas ovoposiciones no tendrán un óptimo desarrollo.3.3 Comparación entre tratamientosNinfas: las variables que presentaron diferencia significativa en cuanto a ninfas alos 42 y 70 DDS fueron las ninfas en el tercio inferior de la planta y ninfas en todala planta, lo que sugiere que la infestación de ninfas está determinada por lapresencia de estas en la parte baja de la planta ( figura 4ª y 4b).En el muestreo realizado a los 42 DDS los tratamientos 5 y 7 es decir lostratamientos biológicos con liberación de parasiotides, mostraron alta cantidad deninfas con promedios de 1,30 ninfas/cm2 y 0,9 ninfas/cm2 respectivamente, adiferencia de los tratamientos 4 y 6 correspondientes a la combinación de ACB einsecticidas que mostraron menor cantidad de ninfas (figura 4b) y los tratamientos2 y 3 en los cuales se realizó manejo con insecticidas de síntesis química, no hubopresencia de ninfas hasta esta fecha, el testigo absoluto mostró un nivel promediode ninfas de 0,4 ninfas/cm2, esto sugiere que el uso de insecticidas al comienzodel cultivo, especialmente el sistémico granulado al suelo realizó un buen control,y que los parasitoides necesitan adaptarse al medio antes de ver los resultados decontrol sobre la mosca blanca. Además de esto la alta infestación en lostratamientos biológicos a los 42 DDS coincide con el crecimiento vegetativo de laplanta en el cual la planta presenta tejido suficiente vegetal para que la plaga sealimente. 32
  41. 41. a b c dFigura 4. Diferencia mínima significativa a los 42 DDS y 70 DDS en ninfas en el tercio bajo y entoda la planta Posteriormente en el muestreo realizado a los 70 dds, la situación cambió y los tratamientos 3 y 1 mostraron una mayor cantidad de ninfas con 1,4 ninfas/cm2 y 1,3 ninfas/cm2 respectivamente ( Figura 4d) mientras que los tratamientos 5, 6, 7 y 4 los cuales tenían manejo con ACB mostraron la menor cantidad de ninfas. Esto ratifica que el manejo con Agentes de Control Biológico, es un manejo a mediano y largo plazo y la ventaja es que al adaptarse al medio esta es una herramienta sostenible en el tiempo. Los tratamientos 2 y 3 presentan altos niveles de infestación a los 70 DDS se debe posiblemente a que en éstos solo se realizó aplicación de insecticidas, sin ninguna estrategia de control biológico lo que puede resultar en que estos productos ya no actúen eficazmente en la plaga por el número de aplicaciones 33
  42. 42. realizadas hasta esa fecha, que eran 5 aplicaciones de insecticidas en mezcla (T2)o rotados (T3), sin ningún otro tipo de manejo, lo que permite deducir que unmanejo con productos insecticidas químicos puede ser efectivo al comienzo delcultivo, pero no es sostenible en el tiempo como el caso de los biológicos.La baja infestación en el T4 en los dos muestreos sugiere que la combinación dela estrategia biológica con liberación de Encarsia sp y Amitus sp., junto coninsecticidas sistémicos y compatibles con los parasitoides, puede ser unaestrategia para mantener en equilibrio la plaga y evitar daños de importanciaeconómica mientras que en el muestreo realizado a los 70 DDS donde eltratamiento 7 se diferencia por su baja infestación, sugiere que hubo un controleficaz por medio de los parasitoides en conjunto con los HE, después de 5aplicaciones de estos hongos y 5 liberaciones de parasitoides estas poblacionesde ACB ya se habían establecido en el lote y por tanto estaban realizando suefecto sobre la población de mosca blanca.En el tratamiento 5 solo se había realizado una aplicación de Hongosentomopatógenos HE a los 32 DDS, mientras que los tratamientos 2, 3,4 no sehabía realizado ninguna aplicación de insecticidas debido a que aun no seencontraba en el Umbral de acción de 3 que justificara esta aplicación, lo queexplica la baja población en esta fecha, debido también al poco tejido foliar quepresentaba, sin embargo en el tratamiento 6, se había realizado la aplicación deHE pero ninguna aplicación de insecticida por la misma razón.Para las variables de huevos la única fecha que presento diferencias significativasfue a los 42 DDS en las variables de huevos en el estrato bajo y en el total de laplanta, aunque es importante resaltar que en todos los tratamientos y muestreosse presentó la mayor infestación de huevos en el estrato alto con un promedio de5,8 huevos/cm2 en todo el ciclo, mientras que los huevos en el estrato bajopresentó un promedio de 1,22 ninfas/cm2 como era de esperarse debido al 34
  43. 43. comportamiento y hábitos de este artrópodo en conjunto con el crecimiento de laplanta.Para la población de mosca blanca en estado de huevo solo se evidenció que alos 42 dds los tratamientos 5, 7 y 4 que presentaron manejo con ACB, secaracterizaron por presentar los mayores índices de infestación con 1,8huevos/cm2, 1,5 huevos/cm2 y 1,3 huevos/cm2, mientras el tratamiento 3 no teníainfestación de huevos para esta fecha, los tratamientos 1, 2 y 6 presentaroninfestaciones medias. Por otra parte la variable de huevos totales, presentótambién los tratamientos 5 y 7 como los de mayor infestación al inicio del ciclo delcultivo, sin embargo en este caso solo el tratamiento 5 muestra diferenciassignificativas, los tratamientos 2 y 3 se caracterizan por presentar la menorcantidad de huevos. Esta cantidad de huevos es evidente ya que de todos losproductos aplicados, biológicos y de síntesis, así como los parasitoides no hanreportado ningún control sobre huevos de mosca blanca. Es importante integrar laestrategia de insecticidas ovicidas en la estrategia MIP, ya que la mosca blanca encondiciones favorables deposita entre 150 y 500 huevos (García, 1995).En los huevos del estrato alto se presentó una diferencia a través del tiempo, esdecir que la población varió en todo le ciclo del cultivo, en esta variable se -2encontró un promedio de 1,4 huevos/cm en el estrato alto. En el análisis de lavariable de huevos en el estrato alto no se encontró diferencia estadísticamentesignificativa.3.4 Seguimiento participativo de los tratamientosEn la comunidad que pertenece al programa de innovación participativa, seobservó motivación por el trabajo con nuevas técnicas de manejo más saludablespara ellos y para el medio ambiente, así como el consumo y venta de productos 35
  44. 44. inocuos; se presentó la participación de varios productores dispuestos a conoceracerca del Manejo Integrado de Plagas.En conjunto con los productores y por medio del seguimiento del cultivo y de lostratamientos se logro que ellos identificaran los diferentes estados de desarrollo dela mosca blanca, los parasitoides y el control que estos ejercen sobre la plaga.Por medio de esta metodología los productores se interesaron en utilizarproductos biológicos a base de hongos entomopatógenos y ACB comoparasitoides.Los productores tomaron conciencia que las mezclas de productos no eranefectivas contra la plaga, esta podría desarrollar resistencia. Aprendieron queexisten más opciones como uso de pocos productos rotados según la etapa delcultivo, la infestación de la plaga y las condiciones medioambientales.Diferenciaron entre el efecto que hace un insecticida sistémico y uno que actúapor contacto dependiendo el tipo de plaga. Los productores comprendieron laimportancia de los monitoreos, muestreos y manejo de umbrales de acción, asícomo los daños directos e indirectos que causa la mosca blanca.En cuanto al manejo de otras plagas, se encontró que la planta presenta unaetapa crítica al ataque de minadores aproximadamente de los 25 a los 40 díasdespués de la siembra y que éste se puede manejar con una o dos aplicacionesde un producto selectivo contra esta plaga. Así mismo, los trips que son una plagaimportante al comienzo de floración, debe ser manejada a tiempo para no ver unefecto negativo en los rendimientos del cultivo. Esta plaga se manejo con unproducto químico y se observó que los hongos entomopatógenos tambiénpresentaron un control efectivo de la misma. 36
  45. 45. 3.5 Selección de técnicas de MIP para la zona a partir de los tratamientosevaluadosEl Manejo Integrado de Plagas, se basa en la integración de diferentes técnicascompatibles para tener en equilibrio la población de la plaga en el cultivo, con el finde evitar pérdidas económicas en cuanto a rendimiento y calidad del producto acosechar.Las técnicas propuestas para el caso del MIP en el cultivo de habichuela en elmunicipio de Fómeque se basaron en cuatro aspectos principales: a. Muestreos, monitoreos y manejo de umbrales de acción b. Uso racional de insecticidas de síntesis química c. Uso de Agentes de Control Biológico (ACB) d. Complemento del manejo con prácticas culturales, mecánicas y etológicas. a. Muestreos y monitoreos, manejo de umbrales de acciónEn los resultados se encontró, que mediante el monitoreo de la plaga y el uso delumbral de acción como medida de decisión, se logro reducir el número deaplicaciones, pasando de 10 aplicaciones en el ciclo con manejo convencional enla zona, a 4-5 dependiendo del manejo.Se debe tener en cuenta la escala de daño de la plaga (Tabla 1) tomando comoUmbral el nivel de 3, es decir aparición de ninfas en el tercio inferior de la planta,este nivel se puede determinar realizando monitoreos recorriendo el lote en formaaleatoria evaluando el estado general de la plaga, si se ha alcanzado osobrepasado el umbral de acción y es necesario ejercer control de inmediato. 37
  46. 46. b. Uso racional de insecticidas de síntesis químicaEl control químico se debe usar racionalmente cuando los niveles de poblacióndel artrópodo plaga justifiquen su uso. Los resultados permitieron deducir que sedebe utilizar moléculas a las cuales Trialeurodes vaporariorum no ha presentadoresistencia. Se encontró también que existe compatibilidad parcial de losinsecticidas sistémicos con los insectos benéficos, principalmente la especieAmitus sp., la cual, se adapto al medio y se conservó la población nativa de lamisma.En la búsqueda de una producción más limpia el uso de insecticidas de categoríasIII y IV, menos tóxicos para los agricultores y para el ambiente. La aplicación deneonicotinoides y reguladores de crecimiento en los ensayos presentaron buenosresultados. Los insecticidas de síntesis química recomendados son Imidacloprid,Diafentiuron, y Buprofezin que aunque este último no se evaluó presenta una altaeficacia contra mosca blanca según estudios anteriores.Por otra parte, al reemplazar 5 aplicaciones por aspersión de insecticidas decontacto por un sistémico al momento de la siembra que se dio protección alcultivo por 35 – 40 días después de la siembra, se logró abolir las aplicacionessemanales o calendario que realizan los agricultores convencionalmente. En losresultados del presente trabajo se puede inferir que es necesario realizar unaaplicación con un producto ovicida como complemento al MIP.Para el manejo de otras plagas se recomienda i.a. dimetoato para el minador de lahoja Lyriomisa huidobrensis en la etapa vegetativa del cultivo (primeros 35 días).y el i.a. spinosad para el manejo de trips principalmente Frankliniella occidentalisuna semana antes de floración o al aparecer los primeros botones floralesaproximadamente 55 – 60 días después de la siembra como medida preventiva. 38
  47. 47. Es importante que el producto llegue al envés de las hojas, esto se logra pormedio de calibración y mantenimiento de boquillas, uso de dosis y boquillasapropiadas y hacer aplicaciones en horas cuando no exista demasiado viento y elproducto pueda llegar al objetivo (Bueno et al., 2005). c. Uso de Agentes de Control BiológicoEl empleo de parasitoides en los ensayos interrumpió el ciclo de vida de la moscablanca al depositar los huevos dentro de las ninfas e impidiendo su desarrollo.A. fuscipennis se adapto mejor a las condiciones medioambientales del cultivo dehabichuela en el município de FómequeDe las especies de hongos entomopatógenos estudiadas, L. lecanii, B.bassiana, P. fumosoroseus se encontró que en conjunto lograron reducir lapoblación de mosca blanca y que además han sido reportados como patógenosde F. occidentalis. d. Complemento del manejo con prácticas culturales, mecánicas y etológicasAunque no se evaluó en este caso el control cultural, practicas como eliminaciónde residuos de deshoje y de cosecha, así como la inmediata destrucción de socasy el control mecánico mediante el uso de trampas amarillas, son medidas quecontribuyen a la mortalidad de poblaciones de mosca blanca, y se deben incluir enlos programas de MIP (Vincent et al., 2003; Zehnder et al., 2007; Prada et al.,1993).El uso de trampas amarillas es una técnica de control etológico y mecanico, estasatraen la población de la plaga capturando adultos e impidiendo su reproducción,además, esta medida también sirve como técnica de muestreo de la población dela plaga. 39
  48. 48. La rotación de cultivos que no sean hospederos de la plaga es importante en lazona, esto evita que el artrópodo plaga esté permanentemente en el campo y seinterrumpe la fuente de alimentación del mismo.Aunque las técnicas de manejo integrado se han estado implementando en losúltimos años, aun hay fallas en el proceso cuando se quiere llevar a losagricultores estas nuevas formas de producción de cultivos.Los productores que están acostumbrados a usar técnicas convencionales deaplicación de productos para la protección de cultivos, sin un criterio propio yracional, presentan dificultad al adoptar nuevas técnicas de manejos. Es por estoque la metodología de investigación participativa fue fundamental, así como elseguimiento y asesoramiento del proceso productivo por profesionales, comoapoyo a los productores para trabajar en conjunto y generar la propuesta MIP concerteza que será adoptado por los agricultores de habichuela de este municipio.Dentro de las prácticas de MIP es de vital importancia que no solo una fincaadopte este plan de manejo, sino que toda la zona productora lo aplique para quelos agricultores en general se beneficien.3.6 Propuesta de MIPEn 10 puntos se logro resumir la propuesta para que los agricultores la tenganpresente fácilmente y se concentren en el objetivo central que es laimplementación de varias técnicas de manejo complementarias entre si.1. Aplicación de i.a carbofuran granulado al momento de la siembra, queproporciona una protección al cultivo de 30-50 días después, por ser un insecticidasistémico, no afecta los insectos benéficos por no ser asperjado a la planta y nopresenta residualidad en el producto final para consumo. 40
  49. 49. 2. Liberación semanal de pupas de parasitoides de Amitus fuscipenis, esimportante monitorear las poblaciones naturales de estos parasitoides en la zona,y si es posible realizar cría de los mismos para su posterior liberación en campo,existen además, centros de investigación dispuestos a proporcionarlos.3. Aplicación cada 10 días de productos a base de los Hongos entomopatógenos  P. fumosoroseus 2ml.L-1 agua  B. bassiana 2ml.L-1 agua  L. lecanii 2g.L-14. Monitoreo de población semanal a partir de los 20 DDS5. Instalación de trampas amarillas en las esquinas de los lotes, y limpieza de lasmismas cada 15 días, realizar podas bajeras cada 20 días, enterrar los residuospara evitar nuevas infestaciones.6. Cuando se cumpla el umbral de acción 3 (presencia de ninfas en el tercioinferior) aplicación de i.a. imidacloprid.7. Realizar evaluación de la aplicación a la semana, en caso de encontrar UAmayor de 3 o 30-60% de infestación rotar con diafentiuron y con buprofezin norealizar más de dos aplicaciones de cada producto en todo el ciclo del cultivo.8. Realizar la aplicación de un producto ovicida de mosca blanca compatible conACB.9. Realizar un manejo integrado del cultivo, no usar fungicidas protectantes queafecten la acción de los entomopatógenos, tener asesoramiento técnico en elmanejo integral del cultivo en cuanto a enfermedades, malezas y nutrición, sedebe tener una fertilización adecuada basada en el análisis de suelos y losrequerimientos del cultivo. 41
  50. 50. 10. Realizar seguimiento a todas las actividades propuestas y evaluarlas pararealizar posibles cambios metodológicos y estratégicos, con el fin de ser máseficientes en el Manejo Integrado de Plagas. 42
  51. 51. 4. CONCLUSIONESSe logró una propuesta de un programa de Manejo Integrado de Plagas dirigidoprincipalmente a mosca blanca T. vaporariorum por medio de la dinámicapoblacional de esta en el cultivo de habichuela en el municipio de Fómeque.Se logró reducir el número de aplicaciones de 10 a 4-5, la estrategia de manejoquímico se basó en insecticidas sistémicos compatibles con Agentes de ControlBiológico.La especie de parasitoide que presentó mejor adaptación a las condicionesmedioambientales de la zona fue Amitus fuscipennis, pero éste en conjunto conEncarsia formosa realizaron una reducción en la población de ninfas de moscablanca al final del ciclo del cultivo.El tratamiento de control biológico presentó una baja infestación de mosca blancadesde la mitad del ciclo del cultivo, comparado con el resto de tratamientos y conel testigo, mientras que los tratamientos con aplicación de insecticidas de síntesisquímica mostraron buen control en las primeras semanas del ciclo.Los tratamientos en los que se uso ACB presentaron menor infestación al final delciclo, por lo que se concluye que esta medida es sostenible en el tiempo ypresenta buenos resultados a mediano y largo plazo.Por medio del programa andino de investigación participativa se logró hacer unseguimiento al proyecto en conjunto con productores de la zona y profesionales,logrando superar las expectativas de los mismos y facilitando la adopción denuevas técnicas de manejo de plagas. 43
  52. 52. 5. RECOMENDACIONESSe recomienda el manejo de Umbrales de Acción ya establecidos, con el fin derealizar aplicaciones fundamentadas en datos de infestación y evitar aplicacionescalendario.Se recomienda el uso de parasitoides de las especies A. fuscipennis y E. formosa,estas en conjunto redujeron la población de ninfas de mosca blanca.Se recomienda el uso de Hongos entomopatógenos de las especies B. bassianaP. fumosoroseus y L. lecanii, como Agente de Control Biológico de mosca blancacomo principal plaga y trip.Aunque en el estudio no se evaluó el i.a buprofezin se recomienda su aplicacióncon rotación de imidacloprid y diafentiuron cuando se cumpla el U.A, ya que estei.a ha presentado mortalidad de ninfas de más del 80% en estudios anteriores(Rodríguez et al., 2003).Se recomienda la evaluación y aplicación de un producto ovicida en las primerasetapas del cultivo, o a los 40 DDS ya que en este momento se presenta untraslape de generaciones de la plaga.Se recomienda el uso de trampas amarillas como parte del monitoreo, controletológico y mecánico de T. vaporariorum, así como complementar con otrasmedidas de manejo cultural como podas y rotación de cultivos que no seanhospederos de la mosca blanca.Realizar muestreo de plagas antes de las aplicaciones y calibración de boquillas,así como llevar un registro técnico y financiero de costos de insumos para calcularla rentabilidad de la producción. 44
  53. 53. Realizar crías de insectos benéficos como A. fuscipennis, y depredadores demosca blanca para facilitar su implementación en la zona.Se recomienda realizar una evaluación de la compatibilidad en campo de Agentesde Control Biológico con productos para la protección de cultivos como fungicidase insecticidas usados en la zona.Realizar un análisis financiero para comparar el manejo convencional, con lapropuesta de MIP.Realizar un acompañamiento a los agricultores para implementar el manejopropuesto en toda la zona, por medio de programas de asistencia técnica ycapacitaciones con el fin de tener un manejo integrado del cultivo y hacerseguimiento al mismo.Seguir con el trabajo de innovación participativa con el fin de resolver otrosproblemas fitosanitarios, como enfermedades limitantes y manejo nutricional delcultivo. 45
  54. 54. BIBLIOGRAFÍA• Angarita, G.M., F. A. Díaz y M. L. Escobar. 2002. Evaluación del efecto de Beauveria bassiana, Lecanicillium lecanii y dos extractos (ajo-aji y ajo) sobre el control de mosca blanca Trialeurodes vaporariorum en el cultivo de la habichuela Phaseolus vulgaris en Piedecuesta y Santa Bárbara, Santander Trabajo de Tesis. Universidad Francisco de Paula Santander: Ingeniería de Producción Biotecnológica. San José de Cúcuta.• Bueno, J. M; C. Cardona y P. Chacón. 2005. Fenología, distribución espacial y desarrollo de métodos de muestreo para Trialeurodes vaporariorum (Westwood) (Hemiptera: Aleyrodidae) en habichuela y frijol (Phaseolus vulgaris L.).(Sección Agrícola) Revista Colombiana de Entomología. 31(2): 161-170• Buitrago, N.A., C.M. Cardona y A. Acosta. 1994. Niveles de resistencia a insecticidas en Trialeurodes vaporariorum (Westwood) (Homóptera: Aleyrodidae), plaga del frijol común. . Revista colombiana de entomología 20(2): 108-114.• Byrne, D. N.1991. Whitefly Biology. Annu. Rev. Entomol. 36: 431-57• Cancelado, S. R. 1999. Conceptos sobre manejo integrado de plagas y su aplicación en América Latina. ICA. Bases tecnológicas del MIP Produmedios. Bogotá, Colombia• Cardona, C. 2005. Biología y manejo de la mosca blanca Trialeurodes vaporariorum en habichuela y fríjol CIAT Cali: Centro internacional de agricultura tropical. 51 p.• Cardona, C., P. Prada, A. Rodríguez, J. Ashby y C. Quiros. 1991. Bases para establecer un programa de manejo integrado de plagas de habichuela en la provincia de Sumapaz (Colombia), Informe de progreso sobre las 46
  55. 55. investigaciones realizadas entre 1.988 y 1990. (Documento de trabajo No. 86) ICA, regional 1, CIAT Cali 78 p.• Cardona, C., A. Rodríguez y P.C. Prada. 1993. Umbral de acción para el control de la mosca blanca de los invernaderos Trialeurodes vaporariorum (Westwood) (Homóptera: Aleyrodidae), en habichuela. . Revista colombiana de entomología 19(1): 27-33• Cardona, C., F. Rendón, J. García, A.A. López, J.M. Bueno y J.D Ramírez. 2001. Resistencia a insecticidas en Bemisia tabaco y Trialeurodes vaporariorum (Homóptera: Aleyrodidae), en Colombia y Ecuador. . Revista colombiana de entomología 27(1-2): 33-38.• Cardona, C., I. V. Rodríguez, J. M. Bueno y X. Tapia. 2005. Biología y Manejo de la Mosca Blanca Trialeurodes vaporariorum en Habichuela y Fríjol• De Bach, Paul. 1974. Biological control by natural enemies. London, Cambridge University. 323p• Fargues, J., C. Vidal., N. Smits., M. Rougier., T. Boulard., M. Mermier., P. Nicot., P. Reich., B. Jeannequin., G. Ridray and J. Lagier. 2003. Climatic factors on entomopathogenic hyphomycetes infection of Trialeurodes vaporariorum (Homoptera: Aleyrodidae) in Mediterranean glasshouse tomato. Biological Control 28. 320–331• Fuentes, Q.L. 2000. Ciclo de vida de Amitus fuscipennis MacGown y nebeker, parasitoide de Trialeurodes vaporariorum (Westwood), a 15, 20, 25 y 30 Cº en tomate. Tesis Universidad Nacional de Colombia. Facultad de Agronomía. Santafé de Bogotá 2000. 54 h.• Gallegos, G., M. Cepeda y P. Olayo 2004. Entomopatógenos. Editorial Trillas. 148pp• García, P.J. 1995. Estudios para la cría masiva de Amitus fuscipennis (MacGown & Nebeker) (Hymenoptera: Platygastridae), parasitoide de la 47
  56. 56. mosca blanca de los invernaderos Trialeurodes vaporariorum. Tesis Universidad Nacional de Colombia. Facultad de Agronomía Santafé de Bogotá. 88 h.• García, G.J. y A.A López. 1997. Evaluación de cepas nativas de Verticillium lecanii (Zímm.) Viegas en el control de la mosca blanca de los invernaderos Trialeurodes vaporariorum (Westwood). . Revista colombiana de entomología 23(1-2): 25-30.• García, G. J. 2003. Estudio de componentes de depredación para el sistema Delphastus pusillus (Le Conte) (Coleóptera : Coccinellidae) y su presa la mosca blanca de los invernaderos Trialeurodes vaporariorum (Westwood) (Homóptera : Aleyrodidae). Tesis (Maestría en Entomología) -- Universidad Nacional de Colombia. Facultad de Agronomía, 110 h.• Goettel, M. S., M. Koike., J. J. Kim., D. Aiuchi, R. Shinya., J. Brodeur.2008. Potential of Lecanicillium spp. for management of insects, nematodes and plant diseases. Journal of Invertebrate Pathology 98. 256–261• Gómez, M. J. 2004. Caracterización de la resistencia a la mosca blanca Aleurotrachelus socialis Bondar (Homoptera: Aleyrodidae) en genotipos de yuca (Manihot esculenta Crantz) Universidad Nacional de Colombia .Sede Palmira .Trabajo de grado presentado como requisito parcial para optar el título de Ingeniero Agrónomo• Hoddle, M., R. G. van Driesche., J. P. Sanderson. 1998. Biology and use of the whitefly parasitoid Encarsia formosa . Annu. Rev. Entomol. 1998. 43:645–69• Inbar, M. and D. Gerling. 2008. Plant-Mediated Interactions Between Whiteflies, Herbivores, and Natural Enemies Moshe. Annu. Rev. Entomol. 53:431–48 48
  57. 57. • James, R.R., J.S. Buckner, and T.P. Freeman. 2003. Cuticular lipids and silverleaf whitefly stage affect conidial germination of Beauveria bassiana and Paecilomyces fumosoroseus. Journal of Invertebrate Pathology 84. 67– 74• Jiménez, M.O. 2000. Enemigos naturales de moscas blancas, Bemisia tabaci (Gennadius)- Aleurotrachelus sociales Bondar. Boletín divulgativo. ICA seccional Meta. Pronatta. 23p• Jiménez, M.L. 2002. Evaluación de técnicas de aplicación de un bioplaguicida a base de Verticillium lecanii, para el control de la mosca blanca de los invernaderos Trialeurodes vaporariorum en un cultivo de habichuela. Tesis Ingeniero Agrónomo, Universidad Nacional de Colombia. Facultad de Agronomía, Bogotá.• Lacey L. A. and D. I. Shapiro. 2008. Microbial Control of Insect Pests in Temperate Orchard Systems: Potential for Incorporation into IPM. Annu. Rev. Entomol. 2008. 53:121–44• Libersat, F., A. Delago and R. Gal. 2009.Manipulation of Host Behavior by Parasitic Insects and Insect Parasites. Annu. Rev. Entomol. 2009. 54:189– 207• Liñán, V. C. 1997. Farmacología vegetal. Compendium de las sustancias activas, insectos y ácaros utilizados en la prevención y control de plagas, enfermedades y plantas no deseadas así como en la regulación de la fisiología de los vegetales cultivados. Ediciones Agrotécnicas. Madrid• López, A.A., C.M. Cardona, J.G. García, F. Rendón y P. Hernández. 2001. Reconocimiento e identificación de enemigos naturales de moscas blancas (Homóptera: Aleyrodidae) en Colombia y Ecuador. Revista colombiana de entomología 2(3-4): 137-141.• López, A. A. 2004.. Manejo integrado de las moscas blancas Bemisia tabaci (Gennadius) Aleurotrachelus socialis Bondar. ICA, Ministerio de Agricultura 49
  58. 58. y Desarrollo Rural. Subgerencia de Protección y Regulación Agrícola, Produmedios 60 p. : il. ( (Boletín de sanidad vegetal).• López, A. A. 2005. Biología y control biológico de las moscas blancas. Programa de Investigación en Manejo Integrado de Plagas -MIP- Corpoica. Centro de Investigación Tibaitatá• Madrigal, C. A. 2001. Fundamentos de control biológico de plagas. Universidad Nacional de Colombia Sede Medellín. Facultad de ciencias.• Manzano, M., J.C. van Lenteren y C. Cardona. 2003. Comportamiento de búsqueda de Amitus fuscipenis (Hymenoptera: Platygasteridae): Tiempo de permanencia en la planta hospedera y actividad de búsqueda. . Revista colombiana de entomología 29(2): 221-226.• Manzano, M. R., J. C. van Lenteren., C. Cardona, and Y. C. Drost. 2000. Developmental Time, Sex Ratio, and Longevity of Amitus fuscipennis MacGown & Nebeker (Hymenoptera: Platygasteridae) on the Greenhouse Whitefly. Biological Control 18, 94–100• Netting, J. F. y M. S. Hunter. 2000. Ovicide in the whitefly parasitoid, Encarsia Formosa. Animal Behaviour, 2000, 60, 217–226• Norris, R.F. E.P. Caswell, -Chen and P.M. Kogan. 2003. Concepts in Integrated Pest Management. ISBN 0130870161Prentice Hall, New Jersey, 586 pp• Naranjo, S.E. 2001.Conservation and evaluation of natural enemies in IPM systems for Bemisia tabaci. Crop Protection 20 (2001) 835–852• Orozco, O.L., F. Avella y C. Pinzón. 1995. Imidacloprid, herramienta de la química del futuro dentro de un manejo integrado de la mosca blanca d los invernaderos. Revista colombiana de entomología 21(2): 87-90.• Pennacchio, F and M. R. Strand. 2006. Evolution of developmental strategies in parasitic hymenoptera Annu. Rev. Entomol. 2006. 51:233–58 50
  59. 59. • Plan de gestión ambiental, município de Fomeque. 2006.• Quesada, E. M., E.A. Maranhao., P. Valverde-García, C. Santiago. 2006. Selection of Beauveria bassiana isolates for control of the whiteflies Bemisia tabaci and Trialeurodes vaporariorum on the basis of their virulence, thermal requirements, and toxicogenic activity. Biological Control 36 274–287• Rendón, F., C. Cardona y J.M. Bueno. 2001. Pérdidas causadas por Trialeurodes vaporariorum (Homóptera: Aleyrodidae), y Thrips palmi (Thysanoptera: Thipidae) en habichuela en el Valle del Cauca. . Revista colombiana de entomología 27(1): 39-43.• Román, E. 2006. Mosca blanca. Fondo de fomento algodonero. Informe técnico.• Rodríguez, A., y Pozo N. E. 2003. Aislamiento de hongos entomopatógenos en Uruguay y su virulencia sobre Trialeurodes vaporariorum West .Universidad Agraria de La Habana (UNAH), Cuba. Agrociencia. Vol.VII N° 2 pág. 71 - 78• Rodríguez, I., H. Morales y C. Cardona. 2003. Líneas base, dosis diagnóstico y medición periódica de resistencia a insecticidas en poblaciones de adultos e inmaduros de Trialeurodes vaporariorum ( Homóptera: aleyrodiadae) en el Valle del Cauca, Colombia. Revista colombiana de entomología 29(1): 21-27.• Rodríguez, G.A., M. Hiller y E. Williams. 1996. Umbrales de acción para la mosca blanca de los invernaderos, Trialeurodes vaporariorum (Westwood) (Homóptera: Aleyrodidae),en tomate. . Revista colombiana de entomología 22(1): 87-92.• Sánchez, M. M. 1998. Evaluación de las fluctuaciones poblacionales de la mosca blanca Trialeurodes vaporariorum, Westwood al introducir el parasito Encarsia formosa, Gahan, como alternativa de manejo de la plaga, en 51

×