LA PASTORAL ENUN MUNDO POST –   MODERNO
Ahora que sabíamos todas las respuestas, cómo fue         que nos cambiaron las preguntas!No estamos en una época de cambi...
ANTE LA PERPLEJIDAD TRES POSTURAS SON POSIBLES1. Fundamentalismo: Revitalizar el pasado, haciendode el un refugio en una v...
Descuidar las nuevas preguntas es estar condenado a                 dar falsas respuestas.La Iglesia muchas veces usa un l...
Mas importante que conocer las respuestas es identificar las verdaderas preguntas. Las buenas respuestas dependen de la co...
En     segundo       lugar,        espreciso         reconocer           lacontribución de las ciencias,pues aún en la fe ...
Tercero, es preciso aceptar no solo la                   historia, sino también su radical                   ambigüedad.  ...
La Iglesia necesita descentrarse de sus problemas     internos y abrazar las grandes banderas de la humanidad que son band...
“Las grandes conquistas de la humanidad, en los últimos años,se dieron fuera de la Iglesia, en gran medida contra laIglesi...
2. El creciente mundo de la insignificancia, de loinvisible, con los nuevo rostros de los pobres: Elmundo insignificante n...
La primera tarea de una religión digna de Dios es “dejar aDios ser Dios”. Dios, muchas veces, viene en contravía.Llega cua...
CONCLUSIÓN El Concilio Vaticano II descentró laIglesia de sí misma y la centró en elReino de Dios... la Iglesia volvióa se...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

La pastoral en un mundo postmoderno

776 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
776
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
1
Acciones
Compartido
0
Descargas
13
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

La pastoral en un mundo postmoderno

  1. 1. LA PASTORAL ENUN MUNDO POST – MODERNO
  2. 2. Ahora que sabíamos todas las respuestas, cómo fue que nos cambiaron las preguntas!No estamos en una época de cambiossino en un CAMBIO DE ÉPOCA. En el siglo VII, se produce latransición de la antigüedad a laCristiandad. En el Siglo XVI se da el paso de la Cristiandad a lamodernidad. En la mitad del siglo XX empezamos a pasar de lamodernidad a la post-modernidad.Las nuevas preguntas desconciertan porque descartan lasviejas respuestas. Nos meten en la perplejidadporque es lo Nuevo lo que es necesario crear y nocontinuar dando respuestas a preguntas que nadie noshace.
  3. 3. ANTE LA PERPLEJIDAD TRES POSTURAS SON POSIBLES1. Fundamentalismo: Revitalizar el pasado, haciendode el un refugio en una visión retrospectiva de la historia.Son los que se empeñan en repetir el pasado de un mundoque ya no existe.2. Emocionalismo: Buscar sobrevivir enel inmediatismo del presente, creando unmundo virtual emotivo, por una visióncatastrófica de la realidad. Son los que serefugian en lo instantáneo de la experienciaemocional.3. Profetismo: Es la fidelidad al presente,revitalizar el pasado como fuente, proyectandoun futuro mejor en una visión prospectiva de lahistoria. Son los que proféticamente ensayannuevas respuestas a las nuevas preguntas.
  4. 4. Descuidar las nuevas preguntas es estar condenado a dar falsas respuestas.La Iglesia muchas veces usa un leguaje pre-moderno parahablar a personas post-modernas. Esto dificulta elentendimiento de las preguntas pues no se entra en elhorizonte de la razón hermenéutica. La razón esinterpretativa y el hecho de interpretar es un hecho cultural. El gran desafío es el de pertenecer siempre a sutiempo en el sentido de interpretar, comunicar y actuardentro de los paradigmas de la propia época. Sinhermenéutica, la Palabra de Dios deja de serVIDA para nosotros hoy.
  5. 5. Mas importante que conocer las respuestas es identificar las verdaderas preguntas. Las buenas respuestas dependen de la comprensión de las preguntas reales. Si no hacemos esto corremos el peligro de que nuestra acción pastoral sea una acción poco profesional: aplicación de determinadas recetas – ortodoxias preestablecidas- que llevan tiempo sin dar en el clavo. Las buenas ideas no caen del cielo, brotan de la realidad. Para eso es preciso saber leer la realidad, los signos de los tiempos, dejar que el Espíritu de Dios actúe a través de nosotros.Primero dejándose sorprender por ella, por una capacidadde admiración, de conversión a la realidad. No hayfidelidad al Evangelio sin fidelidad a la realidadya que Nuestro Dios, es el Dios de la historia, que serevela en la vida. El libro de la Biblia es el segundo libro, elprimero es el libro de la vida. el segundo nos fue dado para sabercomprender, descifrar, interpretar el primero.
  6. 6. En segundo lugar, espreciso reconocer lacontribución de las ciencias,pues aún en la fe la realidades opaca. Muchas vecesolvidamos que la pastoral esuna acción humana, sujeta a lasmismas contingencias de cualquieracción humana, aunque realizada enel Espíritu y atravesada por lagracia, Dios respeta nuestra libertady necesita de nuestra librecolaboración. Si no hacemos lo quedebemos hacer, Dios no hará loimposible.
  7. 7. Tercero, es preciso aceptar no solo la historia, sino también su radical ambigüedad. Es preciso un discernimiento, sereno y competente, respetuoso y prudente. Lo que solo es posible desde determinados lugares. Hay ciertos lugares o estado de vida que impiden ver la realidad. Sobre todo cuando no se quiere cambiar. Solo es posible conocer la realidad cuando se está dispuesto a cambiarse a sí mismo y cambiar el mundo.En una sociedad consumista, creadora de falsas necesidades,hay todo un mercado religioso que busca hacer de Dios unobjeto de deseos, muchas veces egoístas. Entonces, frente anuevas preguntas se ofrecen falsas respuestas.
  8. 8. La Iglesia necesita descentrarse de sus problemas internos y abrazar las grandes banderas de la humanidad que son banderas evangélicas ya que el ser humano es el camino de la Iglesia “El pueblo de Dios comparte el mismo destino de la humanidad”.La Iglesia no tiene otra misión que servir a su Dios, sirviendo ala persona humana a partir de los mas pobres.No podemos perder de vista lo siguiente:
  9. 9. “Las grandes conquistas de la humanidad, en los últimos años,se dieron fuera de la Iglesia, en gran medida contra laIglesia, pero fundadas en valores evangélicos” como: los derechos humanos, la democracia, la ecología, laemancipación de la mujer, la tolerancia, la auténticaglobalización y el diálogo en un mundo cada vez más plural. LaIglesia no pude continuar llegando siempre tarde. Nos falta elprofetismo.Los grandes desafíos para la Iglesia en este momento parecenser tres: 1. La nueva racionalidad: La crisis de la razón, la razón débil exige la recepción de nuevos tipos de razón: emocional, experimental, intuitiva, comunicativa, dialógica, interpretativa. Urge integrar, en la inteligencia de la fe, la alteridad como gratuidad y la dimensión sabática de la existencia. Es necesario superar el utilitarismo moderno.
  10. 10. 2. El creciente mundo de la insignificancia, de loinvisible, con los nuevo rostros de los pobres: Elmundo insignificante nos desafía para ampliar la idea depobre. Fuera de la pobreza económica cada día hay máspobres por razones de género, edad, cultura, etnia...El pobre no es solo el oprimido, sino también el gran grupode excluidos de los cuales la sociedad prescinde pues niproducen ni consumen. De la “Teoría de ladependencia” pasamos a “la teoría de la exclusión”.Dar respuestas a esto es “conditio sine qua non” para no darrazón a la crítica de la religión como alineación. Y no basta unacaridad despolitizada como decía Pablo VI, frente a una realidadde extrema injusticia se impone una realidad de extrema justiciaen sintonía con todos los hombres de buena voluntad.Cada vez tomamos más conciencia deque las cosas más importantes de lavida son aquellas que “no sirven paranada”. No podemos reducir a Dios aalgo útil, Dios no puede ser alguienútil.
  11. 11. La primera tarea de una religión digna de Dios es “dejar aDios ser Dios”. Dios, muchas veces, viene en contravía.Llega cuando la gente ya no lo esperaba.3. El pluralismo cultural y religioso: Debemosabrirnos a lo diferente como única garantía de continuar aser siempre el mismo, de preservar nuestra propiaidentidad. La Iglesia tiene que estar en continuo cambio paraser siempre la misma pues toda tradición arrastra consigo losefectos de su historia. LA TRADICIÓN con mayúsculas es lahistoria del Espíritu Santo en la historia del pueblo de Dios.Las nuevas preguntas nos llevan a la necesidad de re-programar la misión, de acuerdo a ella deber ser lainstitución, sus estructuras. El tipo de odre depende del tipo devino, de ahí la urgencia de una evangelizacióninculturada.
  12. 12. CONCLUSIÓN El Concilio Vaticano II descentró laIglesia de sí misma y la centró en elReino de Dios... la Iglesia volvióa ser sacramento del Reino,antes era el absoluto, todo estabacentrado en la Iglesia. La Iglesia sedescentró hacia la gracia deDios y se re-centró hacia elpueblo de Dios, antes centradaen la jerarquía. Ahora la comunidadcreyente se volvió a lo central. Sedescentró de sí misma para re-centrarse en el Reino de Dios,“Buscad el Reino de Dios y sujusticia y todo lo demás se os darápor añadidura” Mt6,33. Es elcriterio fundamental de todaacción pastoral.

×