"S e p u e d e criticar m u ch o a la Igle s ia.  Lo s ab e m os y e l S e ñor m is m o nos lo d ij E s u na re d d e p e ...
Los que vivimos la primavera conciliar del Vaticano II en la década de los60, no podemos menos de sorprendernos ante la ac...
Muchos afirman: “Jesús sí, Iglesia no”. Se ha hablado de la existencia delcisma silencioso de los miles que abandonan hoy ...
2.1. PROBLEMASINTRAECLESIALESEscandaliza más El centralismo eclesial, El creciente debilitamiento de las Iglesias locale...
   La búsqueda del poder y de la “seguridad eclesial”,   El freno a la teología de la liberación,   La forma actual del...
2.2. ¿CÓMO HEMOS LLEGADO A ESTA          SITUACIÓN?En primer lugar, el Vaticano II, aunque estableció los grandesprincipio...
Comenzó, entonces, una atmósfera de miedo, ya en tiempos de PabloVI, y que ha perdurado hasta el pontificado de Benedicto ...
2.3. CAUSAS EXTRAECLESIALESPero junto a estas causas más intraeclesiales hay otras extraeclesiales. Lacrisis eclesial actu...
En primer lugar, la toma de conciencia del pluralismoreligioso y de la posibilidad de salvación fuera de laIglesia, ya afi...
Todo esto cuestiona y parece relativizar el sentido de la unicidad ycentralidad de Cristo, de la necesidad y función de la...
Más aún, la Modernidad secular cuestiona el mismo concepto deDios, se habla de la muerte de Dios (Nietzsche), de eclipse d...
El Cardenal Walter Kasper ha expresado muybien esta nueva situación al afirmar que elVaticano     II    fue    excesivamen...
Todo esto nos hace ver que la crisis eclesial va mucho más allá de losproblemas de la sexualidad o del nombramiento de los...
3.1. DIOS ES MAYOR QUE LAIGLESIANo se puede comenzar hablando de la Iglesia, si antes no se habla de Dios.Si los santos y ...
Teresa de Jesús, que fue unagran mujer de la Iglesia en medio desus dificultades con la institucióneclesial, tiene la libe...
Tampoco Ignacio de Loyola propone   sus reglas para sentir en la Iglesia al comienzo de sus Ejercicios, sino al final,cuan...
La Iglesia es ciertamente unmisterio, es humana y divina, es unamediación hacia Dios, pero no es Dios,quien en su infinita...
   Necesidad de una Mistagogía                Sin una experiencia profunda de fe en                el misterio de Dios, a...
3.2. PRIORIDAD DEL REINO SOBRE LAIGLESIAEn estos últimos años la teologíacristiana    ha       redescubierto  laimportanci...
Esto significa que la Iglesia no puede estar centrada en símisma, no puede ser eclesiocéntrica, sino que su punto de mira ...
En el fondo no es más que seguir el camino de Jesús, que no vino a serservido sino a servir (Mc 10, 45). Y cuando Jesús la...
Por esto Jesús orienta su misión a dar vida, a liberar del sufrimiento y de la muerte,     a anunciar el perdón y la gr...
 Del Pueblo de Dios al pueblopobreEsto significa que a lo largo de la historia la Iglesia ha idocentrándose en sí misma (...
Otra consecuencia de que el Reino esmayor que la Iglesia es que ellano      es    la     poseedora        enexclusiva de l...
3.3. LA IGLESIA ES PECADORALa Iglesia que peregrina en la tierra no sólo contiene pecadoressino que ella misma es pecadora...
Todos                somospecadores                 ynecesitamos         de   lamisericordia de Dios.No                  p...
3.4. LA IGLESIA ESTÁ BAJO LA FUERZA DELESPÍRITU   El Olvido del Espíritu“Sin el Espíritu Santo, Dios está lejos, Cristo p...
De todo ello se deduce que el olvido del Espíritu reduce la vida delcristiano en la Iglesia a la sumisión y obediencia a l...
   Sin embargo, el Espíritu se mueveSin embargo, a pesar del olvido del Espíritu por parte de la teología, elEspíritu no ...
Todos los movimientos proféticos que hansurgido en la Iglesia son fruto del Espíritu: El martirio de los primeros siglos,...
 La santidad de la Iglesia, sus mártires, sus misioneros, sus místicos y místicas, sus artistas y pensadores, el her...
En conclusión, la cuestión que se le plantea alcreyente de hoy que vive en medio de esta fuerte crisiseclesial, es la sigu...
3.5. LA IGLESIA NO SE IDENTIFICA SIMPLEMENTE CON                  LA JERARQUIA   La Iglesia es ApostólicaPara evitar male...
Pero para el Nuevo Testamento la cabeza de la Iglesia no es el Papasino Cristo (Col 1, 18). La misma designación del Papa ...
   El riesgo de la JerarcologíaPero lo que ha sucedido al correr de los siglos,sobre todo desde el segundo milenio, es qu...
Hay un abismo entre clérigos y laicos, elsacramento del orden divide a la Iglesia en dossectores bien definidos y contrapu...
Pero, afortunadamente, la Iglesia es más amplia que la       jerarquía, es toda la comunidad de bautizados, el  Pueblo de ...
La historia nos confirma que en los momentos más difíciles ha sido elpolo profético de la Iglesia, laicos y laicas, religi...
No es casual que el Vaticano II haya admitido todo esto, luego de haberreconocido, como hemos ya visto, que la toda Iglesi...
¿Por qué no reconocer la santidad tantas veces oculta y anónima de lafe de los pobres, de las viejitas que van a misa a ve...
3.6. LA IGLESIA ES LA IGLESIA DEL JESÙS HISTÓRICO Y                 POBRE DE NAZARETH     Volver al EvangelioEl riesgo es...
La Iglesia tiende a olvidar continuamente que es la  Iglesia del Jesús pobre  de Nazaret, Iglesia del    crucificado, que ...
Se ha vuelto a la Iglesia del Jesúshistórico y pobre de Nazaret, lo cualimplica recuperar una serie decategorías: la cent...
3.7. CONCLUSIÓNEn conclusión de todo este largo recorrido por algunas verdades olvidadas,podemos afirmar que la Iglesia, c...
4.1. GRATITUD YAMORReconocer todo lo que hemos recibidode ella, aún en medio de todas suscontradicciones e incoherencias4....
4.3. ESPERAR CONTRA TODA ESPERANZA A muchos cristianos nos “duele la Iglesia”. Hoy la pertenencia a la Iglesia, el sentirs...
Hay que esperar contra toda esperanza. Esperamos que el desierto florezca y quedespués del invierno renacerá la primavera ...
Sentirse iglesia en el invierno eclesial
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Sentirse iglesia en el invierno eclesial

797 visualizaciones

Publicado el

Sentirse iglesia en el invierno eclesial
www.pastoraleducativa.com
carpeta espiritualidad urbana

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
797
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
27
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Sentirse iglesia en el invierno eclesial

  1. 1. "S e p u e d e criticar m u ch o a la Igle s ia. Lo s ab e m os y e l S e ñor m is m o nos lo d ij E s u na re d d e p e ce s b u e nos o: y m alos , u n cam p o con trigo y cizaña. E n e l fond o cons u e la qu e e xis ta la cizaña e n la Igle s ia”Benedicto XVI Agosto de 2005 – Jornada Mundial de la Juventud
  2. 2. Los que vivimos la primavera conciliar del Vaticano II en la década de los60, no podemos menos de sorprendernos ante la actualsituación eclesial, 40 años después del concilio. Al entusiasmo y euforiapostconciliar ha sucedido ahora una atmósfera de desconcierto, perplejidad, crítica, rechazo, desánimo, miedo, autocensura, disidencia respecto al magisterio jerárquico, Disminución de la práctica dominical y, en general, sacramental, el descenso vertiginoso de vocaciones al sacerdocio y a la vida religiosa, automarginación, abandono de la Iglesia, indiferencia.
  3. 3. Muchos afirman: “Jesús sí, Iglesia no”. Se ha hablado de la existencia delcisma silencioso de los miles que abandonan hoy la Iglesia católica.Hay cristianos sin Iglesia, hay creencia sin pertenenciaeclesial. Otros sectores eclesiales que no llegan a darse de baja de laIglesia, viven un sentimiento de impotencia, rabia, dolor, miedo, silencio y Tristeza eclesial.Las mujeres, en especial, se hallan en unasituación límite en la Iglesia, con el riesgo deque la Iglesia, que en siglos pasados perdió alos intelectuales y a los obreros, ahora pierda alas mujeres. Algunos afirman que “otraIglesia es posible” y hay quienes postulanun concilio Vaticano III. Otros creen que estasituación ya no es sostenible por más tiempo,es explosiva y algún día reventará …
  4. 4. 2.1. PROBLEMASINTRAECLESIALESEscandaliza más El centralismo eclesial, El creciente debilitamiento de las Iglesias locales y de sus Conferenciasepiscopales, El poco respeto a los derechos humanos dentro de la Iglesia, La doctrina del magisterio sobre sexualidad y moral sexual (celibato,matrimonio, anticonceptivos, homosexualidad..) y bioética, El alejamiento de la comunión eucarística a los divorciados vueltos a casar, El proceso para el nombramiento de los Obispos y para la elección delObispo de Roma, La exclusión de la mujer del ministerio y de muchos centros de decisióneclesial, El freno a las voces más proféticas (entre los teólogos, en la vida religiosa eincluso entre los obispos …), La obsesión por la ortodoxia y La falta de diálogo con el mundo de la ciencia.
  5. 5.  La búsqueda del poder y de la “seguridad eclesial”, El freno a la teología de la liberación, La forma actual del ejercicio del primado, El mantenimiento de estructuras de Cristiandad medieval (Estado, Vaticano, nuncios, cardenales...), El estancamiento del ecumenismo, El miedo al diálogo inter-religioso, La poca aceptación de la opinión pública y del “disenso”en la Iglesia, El escaso espacio concedido a los laicos, El cerrar el camino a otros tipos de ministerios, incluso ala ordenación de hombres maduros casados (viri probati), El alejamiento de la Iglesia de los pobres y elalineamiento de la jerarquía con gobiernos no sóloconservadores sino ultraconservadores y dictatoriales, El eclesiocentrismo de una Iglesia que se muestra máspreocupada de sus derechos e intereses eclesiales que delos del pueblo y de los pobres, etc.Notemos ya, desde ahora, que prácticamente todas estas dificultadestienen que ver con la jerarquía de la Iglesia, tanto romanacomo local.
  6. 6. 2.2. ¿CÓMO HEMOS LLEGADO A ESTA SITUACIÓN?En primer lugar, el Vaticano II, aunque estableció los grandesprincipios para una eclesiología de comunión, no logró en muchoscasos llegar a concretar las decisiones para llevar a la práctica estacomunión eclesial. Pero además de ello, en la euforia de la primaveraconciliar se cometieron excesos y abusos que asustaron a losdirigentes de la Iglesia. Era comprensible que tras siglos decerrazón eclesial, la apertura de las ventanas de la Iglesia al Espíritu,produjera desconcierto y exageraciones. Es semejante a lasavalanchas de nieve que suceden en la primavera en las cumbresmontañosas, luego del duro invierno.
  7. 7. Comenzó, entonces, una atmósfera de miedo, ya en tiempos de PabloVI, y que ha perdurado hasta el pontificado de Benedicto XVI. Esto ha llevadoa una postura de retraimiento que ha sido llamada involución eclesial(revista Concilium), restauración (GC Zízola), invierno eclesial(Rahner), vuelta a la gran disciplina (J.B. Libanio), noche oscura(J.I. González Faus)8. G. Alberigo, historiador del Vaticano II, afirma quepareciera como si la minoría que en el Vaticano II había quedado de algúnmodo marginada, ahora volviese a enarbolar las banderas de la tradiciónantimodernista, antiliberal, antiprotestante y anticomunista.
  8. 8. 2.3. CAUSAS EXTRAECLESIALESPero junto a estas causas más intraeclesiales hay otras extraeclesiales. Lacrisis eclesial actual debe situarse dentro del contextomás amplio de los profundos cambios socioculturales denuestro tiempo. La Iglesia, que en el Vaticano II, después de siglos derechazo, se abrió tímidamente a la Modernidad, se encuentra hoydesconcertada ante los avances de la técnica, de la globalización y de lanueva mentalidad postmoderna.
  9. 9. En primer lugar, la toma de conciencia del pluralismoreligioso y de la posibilidad de salvación fuera de laIglesia, ya afirmada por el Vaticano II (NA 1; LG 16; AG 9; GS22) ha creado una problemática nueva sobre el valorsalvífico de las religiones no cristianas, de susfundadores y de sus escrituras, sobre el concepto ysentido de la evangelización, sobre lanecesidad del diálogo inter-religioso, etc.
  10. 10. Todo esto cuestiona y parece relativizar el sentido de la unicidad ycentralidad de Cristo, de la necesidad y función de la Iglesia en la historia desalvación, su misión evangelizadora. Este es el punto más candente, elojo del huracán de la teología actual, que parece desplazarse de AméricaLatina a Asia, de la liberación al diálogo inter- religioso.
  11. 11. Más aún, la Modernidad secular cuestiona el mismo concepto deDios, se habla de la muerte de Dios (Nietzsche), de eclipse de Dios(Buber), de crisis de Dios (Metz), de crisis epocal (Küng), de final delperíodo axial que termina con 6.000 años de creencia religiosa (Jaspers,Pánikker), de religiones sin Dios (Metz), de ausencia y silenciode Dios en la cultura de la inmanencia (Martín Velasco).
  12. 12. El Cardenal Walter Kasper ha expresado muybien esta nueva situación al afirmar que elVaticano II fue excesivamenteeclesial, mientras que el problema dehoy es presentar los presupuestoshumanos de la fe y los accesos a lafe en Dios.
  13. 13. Todo esto nos hace ver que la crisis eclesial va mucho más allá de losproblemas de la sexualidad o del nombramiento de los obispos, sino quenace del cuestionamiento del mismo sentido y conceptode Dios. La crisis eclesial, que no sólo es de cambioestructuras sino de fundamentación teológica.
  14. 14. 3.1. DIOS ES MAYOR QUE LAIGLESIANo se puede comenzar hablando de la Iglesia, si antes no se habla de Dios.Si los santos y santas de la historia han sido hombres y mujeres de Iglesia,es porque ante todo eran hombres y mujeres de Dios, místicos que habíantenido una profunda experiencia de Dios.
  15. 15. Teresa de Jesús, que fue unagran mujer de la Iglesia en medio desus dificultades con la institucióneclesial, tiene la libertad de decir en suconocida estrofa que “sólo Diosbasta” Este “sólo Dios basta” es laexpresión de una experienciaprofunda, mística, fundante,del misterio de Dios, quedesborda todas lasmediaciones históricas, dealgún modo las relativiza, y es almismo tiempo la que las puede darsentido e integrar.
  16. 16. Tampoco Ignacio de Loyola propone sus reglas para sentir en la Iglesia al comienzo de sus Ejercicios, sino al final,cuando supone que el Creador y Señor se ha comunicado inmediatamente alejercitante, abrazando su alma en su amor y alabanza (EE 15). Sólo habla de la Iglesia después de la experiencia fundante del Principio y Fundamento (EE 23), después de haber contemplado toda la vida de Cristo y después de la Contemplación para alcanzar amor (EE 230-237). Ésta concluye con la oración “Tomad, Señor y recibid”, cuyo final “dadme vuestro amor y vuestra gracia, que ésta me basta” (EE 234) equivale al “sólo Dios basta” deTeresa. Sólo a partir de esta experiencia sepuede comprender a Ignacio como hombre de Iglesia.
  17. 17. La Iglesia es ciertamente unmisterio, es humana y divina, es unamediación hacia Dios, pero no es Dios,quien en su infinita soberanía y amordesborda todo límite humano. Dios esmayor que la Iglesia, que todas lasinstituciones y estructuras de la Iglesiaperegrina.El Vaticano II lo afirma claramente en untexto del capítulo VII de la Lumen Gentium: “Y mientras no haya nuevos cielos y nueva tierra (cf. 2 Petr 3, 13), la Iglesia peregrinante, en sus sacramentos e instituciones, que pertenecen a este tiempo, lleva consigo la imagen de este mundo que pasa, y ella misma vive entre las criaturas que gimen entre dolores de parto hasta el presente, en espera de la manifestación de los hijos de Dios (cf. Rm 8, 19-22)” (LG 48).
  18. 18.  Necesidad de una Mistagogía Sin una experiencia profunda de fe en el misterio de Dios, absoluto, inefable, inabarcable, abismo sin orillas, amor incondicionado, que se nos ha comunicado en Cristo como vida y salvación… sin esta experiencia fundante, no podremos acceder a la Iglesia. De ahí que la tarea más urgente de la Iglesia en nuestros días sea la de iniciar a esta experiencia personal e inmediata de Dios, facilitar el acceso a una mistagogía, sin la cual todas las demás mediaciones eclesiales carecen de base. No se pueden proponer dogmas o verdades de la Iglesia para creer, ni normas morales para cumplir, si no ha habido antes iniciación a una experiencia que nos lleve a “beber de nuestro propio pozo” (San Bernardo, retomado por Gustavo Gutiérrez), a encontrar dentro de nosotros una fuente de agua viva que
  19. 19. 3.2. PRIORIDAD DEL REINO SOBRE LAIGLESIAEn estos últimos años la teologíacristiana ha redescubierto laimportancia de la escatología ydentro de ella la centralidad delReino de Dios en la cristología. Elcentro de la predicación de Jesús deNazaret no fue la Iglesia sino el Reino(Mc 1, 15). El Reino es elproyecto trinitario de Dios decomunicar al mundo,misericordiosamente, supropia vida, comenzando porsalvar la vida humana de todosufrimiento y de todo mal. Susparábolas y milagros son signos delReino que ya comienza a hacersepresente (Lc 11, 20).
  20. 20. Esto significa que la Iglesia no puede estar centrada en símisma, no puede ser eclesiocéntrica, sino que su punto de mira ha de irmás allá de ella, hacia fuera. Consiguientemente, la Iglesia no puede quedarencerrada en sus miembros, su doctrina, su liturgia, sus sacramentos, susleyes, sino que debe ser una Iglesia servidora del mundo,preocupada no sólo de los derechos de sus hijos sino de todos losderechos humanos.
  21. 21. En el fondo no es más que seguir el camino de Jesús, que no vino a serservido sino a servir (Mc 10, 45). Y cuando Jesús lanza su programamisionero en Nazaret afirma que ha sido ungido por el Espíritu paraanunciar la buena noticia a los pobres, la liberación de los cautivos, la vistaa los ciegos y proclamar un año de gracia (Lc 4, 16-22). A susdiscípulos también les envía para anunciar el Reino, curarenfermos y liberar endemoniados (Lc 9, 1-6). El Reino no es unabella y lejana utopía, abstracta y genérica, sino algomuy concreto, liberar del sufrimiento y de todo mal.
  22. 22. Por esto Jesús orienta su misión a dar vida, a liberar del sufrimiento y de la muerte, a anunciar el perdón y la gracia,especialmente a los pobres, marginados yexcluidos de la sociedad: enfermos,pecadores, mujeres, niños, gente mal vistapor los dirigentes de Israel.Cuando surja la Iglesia después dePascua y la venida del Espíritu, deberáseguir la línea de Jesús. Por esto nose limita a anunciar la Palabra (kerigma) ni acelebrar la eucaristía (liturgia), sino a servira los pobres (diaconía), como harecordado Benedicto XVI en su encíclica Dioses amor (n 25).
  23. 23.  Del Pueblo de Dios al pueblopobreEsto significa que a lo largo de la historia la Iglesia ha idocentrándose en sí misma (laós) y relegando a un segundolugar su orientación más amplia al Reino de Dios y alos pobres (óchlos). Cuando Juan XXIII diga, poco antes del Concilio,que la Iglesia tiene que ser ante todo la Iglesia de los pobres, no hará másque ser fiel al mensaje y vida de Jesús.
  24. 24. Otra consecuencia de que el Reino esmayor que la Iglesia es que ellano es la poseedora enexclusiva de la salvación nidel Espíritu, que ha sido derramadosobre toda carne y actúa más allá de susfronteras, no sólo en las demás Iglesiascristianas sino en todas las religiones yculturas de la humanidad. La afirmaciónde que “fuera de la Iglesia no haysalvación” no es más que una expresiónde esta triste identificación quese ha dado entre la Iglesia y el Reino deDios.En el fondo, afirmar que el Reino es mayor que la Iglesia es unaconsecuencia de la afirmación anterior de que Dios es mayor que la Iglesia.
  25. 25. 3.3. LA IGLESIA ES PECADORALa Iglesia que peregrina en la tierra no sólo contiene pecadoressino que ella misma es pecadora, pues la Iglesia no es unideal abstracto, sino una realidad concreta.Dios ha escogido para realizar su misión a hombres ymujeres frágiles y pecadores, lo débil y despreciable delmundo, para que nadie se gloríe en la presencia de Dios (1 Cor 1, 26-29). Elpecado de la Iglesia está ligado a la dimensión humana dela Iglesia.
  26. 26. Todos somospecadores ynecesitamos de lamisericordia de Dios.No podemosescandalizarnos, como losfariseos, de que Jesús comacon pecadores y perdonepecados. El que esté limpiode pecado, que tire laprimera piedra …Rahner, comentando elepisodio de Jesús y laadúltera (Jn 8, 1-11), afirmaque esta adúltera es laIglesia, su esposa amada,la santa Iglesia.
  27. 27. 3.4. LA IGLESIA ESTÁ BAJO LA FUERZA DELESPÍRITU El Olvido del Espíritu“Sin el Espíritu Santo, Dios está lejos, Cristo permanece en el pasado, elevangelio es letra muerta, la Iglesia una simple organización, la autoridadun dominio, la misión una propaganda, el culto un evocación y el actuarcristiano una moral de esclavos.Pero en el Espíritu, y en una sinergia (ocolaboración) indisociable, el cosmos essostenido y gime en el alumbramiento delReino, el hombre está en lucha contra la carne,Cristo resucitado está aquí, elevangelio es fuerza de vida, la Iglesiasignifica la comunión trinitaria, la autoridades un servicio liberador, la misión esPentecostés, la liturgia es memorial yanticipación, el actuar humano quedadivinizado”.
  28. 28. De todo ello se deduce que el olvido del Espíritu reduce la vida delcristiano en la Iglesia a la sumisión y obediencia a la jerarquía, al ritualismoy al moralismo. ¿Es extraño que esta forma de entender y vivir la fe en laIglesia haya entrado hoy en crisis?
  29. 29.  Sin embargo, el Espíritu se mueveSin embargo, a pesar del olvido del Espíritu por parte de la teología, elEspíritu no ha dejado de actuar en la Iglesia. Toda lahistoria de la Iglesia está llena de esta presencia misteriosa,muchas veces anónima, incluso desconcertante, delEspíritu.
  30. 30. Todos los movimientos proféticos que hansurgido en la Iglesia son fruto del Espíritu: El martirio de los primeros siglos, El monacato cuando la Iglesia se vuelve oficial, Los movimientos laicales medievales a favor de lapobreza, La Reforma tanto protestante (Lutero, Calvino, T.Müntzer…) como católica (Ignacio, Teresa, Juan de laCruz…), Los movimientos sociales modernos quereivindicaban una sociedad más igualitaria, fraterna ylibre, Los movimientos teológicos que precedieron alVaticano II (movimientos bíblico, patristico, litúrgico,ecuménico, pastoral, social…), Los signos de los tiempos de nuestros días(feminismo, ecología, pacifismo, respeto a las culturasy religiones, movimientos de liberación…), etc.
  31. 31.  La santidad de la Iglesia, sus mártires, sus misioneros, sus místicos y místicas, sus artistas y pensadores, el heroísmo de tanta gente anónima que vive la feen el silencio de cada día, la fidelidad en el matrimonio y en la vida religiosa, la generosidad de tantas personas que trabajan porlos pobres, la entrega de las madres y su preocupación portransmitir la fe a sus hijos, el entusiasmo de tantos jóvenes en las formas másvariadas de voluntariado, la espiritualidad de las diversas Iglesias cristianas, la vitalidad de todas las religiones … son frutodel Espíritu.
  32. 32. En conclusión, la cuestión que se le plantea alcreyente de hoy que vive en medio de esta fuerte crisiseclesial, es la siguiente: ¿creemos que el Espíritu no sólohizo nacer la Iglesia en el pasado sino que continúaguiando y acompañando a la Iglesia hoy, en medio de estenuestro mundo moderno, secularizado, globalizado ypostmoderno …? Si no creemos en estapresencia del Espíritu en la Iglesia concretade hoy, nuestra pertenencia a la Iglesia y elsentirnos Iglesia, carecería de sentido.
  33. 33. 3.5. LA IGLESIA NO SE IDENTIFICA SIMPLEMENTE CON LA JERARQUIA La Iglesia es ApostólicaPara evitar malentendidos afirmemos claramente que la Iglesia es“apostólica”, está edificada sobre el cimiento de los apóstoles y profetas,siendo la piedra angular Cristo mismo “(Ef 2, 20). Esta apostolicidad de laIglesia que con el tiempo se estructurará en episcopado, presbiterado ydiaconado, constituye lo que se conoce como la jerarquía de la Iglesia,que preside el Papa como obispo de Roma.
  34. 34. Pero para el Nuevo Testamento la cabeza de la Iglesia no es el Papasino Cristo (Col 1, 18). La misma designación del Papa como Vicario deCristo es más medieval que primitiva, ya que para la Iglesia del tiempo delos Santos Padres, el Vicario de Cristo, es decir el que hace sus veces, es elEspíritu Santo (por ejemplo en Tertuliano) y los pobres son tambiénllamados vicarios de Cristo25. El Papa, para la Iglesia primitiva, es elVicario de Pedro, el que hace sus veces en la Iglesia: mantenerla unidaen la fe y en la comunión.
  35. 35.  El riesgo de la JerarcologíaPero lo que ha sucedido al correr de los siglos,sobre todo desde el segundo milenio, es que lallamada jerarquía se ha absolutizado ysacralizando de tal modo que ha llegado aidentificarse con la totalidad de laIglesia: la jerarquía “es” la Iglesia, la Iglesia“es” el Papa. Desaparecen las nocionesde Pueblo de Dios, de comunidad, no digamos delaicado.
  36. 36. Hay un abismo entre clérigos y laicos, elsacramento del orden divide a la Iglesia en dossectores bien definidos y contrapuestos: los quetienen poder para enseñar, administrar lossacramentos y mandar, y los que sólo tienen lamisión de obedecer, callar y dejarse conducircomo dócil rebaño. La Iglesia es una sociedad dedesiguales (Pío X). De este modo, como denuncióen su tiempo el futuro Cardenal Y. Congar, laeclesiología se convirtió en“jerarcología”.
  37. 37. Pero, afortunadamente, la Iglesia es más amplia que la jerarquía, es toda la comunidad de bautizados, el Pueblo de Dios, como expresó el Vaticano II anteponiendo en la LumenGentium el capítulo del Pueblo de Dios(LG II) a los de la de la jerarquía (LG III),los laicos (LG IV) y la vida religiosa (LG VI).
  38. 38. La historia nos confirma que en los momentos más difíciles ha sido elpolo profético de la Iglesia, laicos y laicas, religiosos y religiosas,quienes han salvado a la Iglesia de situaciones de crisis: el monacato, losmovimientos mendicantes medievales, la reforma de la época moderna, losmovimientos sociales católicos, los movimientos teológicos en torno alVaticano II, los que hoy propugnan que “otra Iglesia es posible”…
  39. 39. No es casual que el Vaticano II haya admitido todo esto, luego de haberreconocido, como hemos ya visto, que la toda Iglesia está bajo lafuerza y la inspiración del Espíritu Santo (LG 4). SinEspíritu Santo, la Iglesia se reduce a una meraorganización, una simple institución. La doctrina y praxis de la“recepción” implica que todo el cuerpo eclesial está animado por el Espíritu,es activo y participativo, no simplemente pasivo. Es el Espíritu el queconvierte a la Iglesia en comunión trinitaria y en dinamismo profético alservicio del Reino.
  40. 40. ¿Por qué no reconocer la santidad tantas veces oculta y anónima de lafe de los pobres, de las viejitas que van a misa a veces rezando solamenteel rosario, de los curas de pueblo que mantienen la fe en medio depenurias económicas, de los mártires inocentes del pasado y del presente,de las familias auténticamente cristianas, etc.? Las canonizacionesoficiales romanas no recubren ni reconocen toda la santidad ocultade la Iglesia del Pueblo de Dios.
  41. 41. 3.6. LA IGLESIA ES LA IGLESIA DEL JESÙS HISTÓRICO Y POBRE DE NAZARETH  Volver al EvangelioEl riesgo es olvidar el misterio de laencarnación de Jesús, su vaciamiento okénosis de la que nos habla San Pablo (Fil 2,1-11) y en general toda la vida del Jesúshistórico transmitida por los evangelios: su nacimiento pobre en Belén, su vida durante treinta años de carpintero humilde, su predicación contra la riqueza y el poder, su opción por los marginados, su preocupación por aliviar el sufrimiento del pueblo(óchlos) del que se compadecía profundamente, su oposición a los poderosos y a cuantos utilizaban lareligión para oprimir al pueblo, sus conflictos continuos con las autoridades religiosasde Israel, su muerte como blasfemo y malhechor desnudo en unacruz, entre dos subversivos.
  42. 42. La Iglesia tiende a olvidar continuamente que es la Iglesia del Jesús pobre de Nazaret, Iglesia del crucificado, que su mensaje no es el de lasabiduría de este mundo, sino el de la cruz (1 Cor 1,17-31). La misma resurrección deJesús no permite desvincularle desu cruz: el Resucitado es el crucificado, sus llagaspermanecen frescas en su cuerpo glorioso (Jn 20, 25-29).
  43. 43. Se ha vuelto a la Iglesia del Jesúshistórico y pobre de Nazaret, lo cualimplica recuperar una serie decategorías: la centralidad del Reino de Dios enla predicación de Jesús, su opción por los que tienen la vidaamenazada, su enfrentamiento con el sistemapolítico (Pax Romana) y religioso(Teocracia judía) que lo condenan amuerte.La resurrección de Jesússignifica que el Padre da larazón a las opciones deJesús y se pone de parte delas víctimas. También se harecuperado la importancia delseguimiento de Jesús, comocategoría central delcristianismo.
  44. 44. 3.7. CONCLUSIÓNEn conclusión de todo este largo recorrido por algunas verdades olvidadas,podemos afirmar que la Iglesia, ciertamente menor que Dios y que el Reino,humana y divina, santa y pecadora, que no se identifica sin más con lajerarquía, está bajo la fuerza del Espíritu y es la Iglesia del Jesús pobre deNazareth. Es un misterio, que forma parte del proyecto de la Trinidadpara con el mundo, (LG I), un sacramento de salvaciónuniversal (LG 1; 9; 48).
  45. 45. 4.1. GRATITUD YAMORReconocer todo lo que hemos recibidode ella, aún en medio de todas suscontradicciones e incoherencias4.2. FIDELIDADCRÍTICA Una fidelidad que debe ser madura, crítica, incluso conflictiva.
  46. 46. 4.3. ESPERAR CONTRA TODA ESPERANZA A muchos cristianos nos “duele la Iglesia”. Hoy la pertenencia a la Iglesia, el sentirse Iglesia, pasa por la cruz.  Ignacio de Loyola Henri de Lubac Karl Rahner  Pedro Arrupe Yves Congar  Teresa de Jesús  Bernard Häring
  47. 47. Hay que esperar contra toda esperanza. Esperamos que el desierto florezca y quedespués del invierno renacerá la primavera (Cant. 2, 11 – 13).

×