Salud eterna dejando la sal y el azúcar:
alternativas que rozan el milagro
Ya hemos hablado en despierten claramente de la...
ni vitaminas, ni proteínas. Además de sus malignos efectos ya conocidos que puedes
observar en esta noticia: el veneno más...
Adelgazar equilibrando el pH
Definición de pH: relación entre la concentración de iones hidrógeno (H+
) y oxhidrilos
(OH-
...
sangre se está autorregulando para no sobrepasar el PH de la franja anteriormente citada
y no entrar en acidez metabólica,...
Para mayor información descarga la Tabla del pH de los Alimentos (tabla alimentos
alcalinos y ácidos para regular el pH cl...
carbohidratos específicos de dicha planta. No sobra para otros carbohidratos añadidos.
Cuando un carbohidrato se mataboliz...
El sistema nervioso parasimpático se ve afectado y los órganos gobernados por él se
vuelven inactivos o se paralizan. (La ...
esperanza de que algún día dieran con algo favorable, aunque fuera pseudocientífico,
sobre el azúcar.
Lo que quedó probado...
campo, revisó alreddor de 200.000 documentos cientifícos publicados que registraban
experimentos con alimentos, sus propie...
"Vayamos hacia el salvaje ignorante, tengamos en cuenta su forma de alimentarse y
seamos inteligentes" dice el Profesor de...
Bueno, los traficantes de azúcar se despacharon con un nuevo enfoque sobre pureza.
"No hace falta que los selecciones como...
durante apenas unos pocos cientos de años) es demostrablemente malicioso.
Esta clase de confusión hace posible el fraude l...
recuperación de la salud. De forma que mucha gente ha equiparado la palabra "natural"
a "saludable". Los traficantes de az...
La mayoría de los descubrimientos modernos sobre combinación de alimentos son cosas
que la abuela daba por hecho.
Cualquie...
Coca-Cola se quedan ahí con la hamburguesa esperando a ser digeridos. Mientras el
estómago trabaja sobre las proteínas ani...
Cuando los almidones y los azúcares se toman juntos y sufren la fermentación, se
convierten en dióxido de carbono, ácido a...
Mientras tanto, cuando los consumidores de azúcar no manifestaban síntomas físicos
definitivos y los médicos estaban profe...
sangre o hipoglucemia funcional en los mismos chicos de las investigaciones clínicas, lo
que indica que sus organismos no ...
investiga el pasado del paciente con frecuencia se encontrarán indicios ya presentes en
el nacimiento, durante el primer a...
Los alergólogos tenían un buen chanchullo. Los espíritus alérgicos llevaban años
entreteniéndose mutuamente con historias ...
Pero no hay que despreciar la importancia de los alimentos en nuestro comportamiento
sólo porque no sabemos cómo funciona....
El azúcar no puede llamarse alimento. Es una sustancia química pura, extraída de
fuentes vegetales, más pura de hecho que ...
La actividad forma parte del Mes del Corazón, campaña impulsada por la Escuela de
Medicina de esta Casa de Estudios, para ...
EL AGUA DE MAR ES LA SOLUCIÓN DE MUCHAS PATOLOGÍAS
El agua de mar puede ser no sólo la solución al problema de desnutrició...
organismos que se desarrollan en ella, tiene pues una función análoga a la del
medio interno para las células humanas. Si ...
gran cantidad al día si se puede provocar un colapso. El Dr. Bombard, que
para hacer su tesis doctoral pidió que le soltar...
comerse una paella o un lomo aderezado para un ‘civilizado’ o un sabroso y
mantecoso gusano para un indígena del Amazonas”...
que hay que agregar agua destilada en un término vecino a la isotonía
orgánica -dos partes de agua de mar por cada cinco d...
reuma, ciática y tos ferina- nos autorizan a pensar que el ámbito de sus
aplicaciones se irá extendiendo y lo general de s...
por cierto, se deben a que permite.
...recargar hidroelectrolíticamente el organismo. Las sales, a través de los
mecanismo...
ser distribuida en los dispensarios entre la población. Así de simple, sencillo y
barato. “El agua de mar obtenida de un p...
métodos farmacológicos como cirrosis, rinitis alérgicas, psoriasis, etc.
“También uso el agua de mar para tratar problemas...
Otros usos del agua de mar
Quienes defienden el uso del agua del mar como recurso terapéutico y
nutricional no dudan tambi...
allí las primeras granjas de agua marina mediante una empresa conjunta entre
el gobierno y la compañía de Hodges A través ...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Salud eterna dejando la sal y el azúcar

1.962 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
3 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.962
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
4
Acciones
Compartido
0
Descargas
35
Comentarios
0
Recomendaciones
3
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Salud eterna dejando la sal y el azúcar

  1. 1. Salud eterna dejando la sal y el azúcar: alternativas que rozan el milagro Ya hemos hablado en despierten claramente de la alcalinidad, a la que si le prestáramos atención, nunca nos enfermaríamos. Este fue el descubrimiento de un premio nóbel en los años 40 y actualmente no es consejo de los médicos, pues muy poco necesitarías sus medicinas. Prestar atención a lo que comes no es complicado, echa un vistazo a: Adelgazar, Sanar y Rejuvenecer Equilibrando el pH…! También hemos planteado con honestidad la mafia que está detrás de la industria que cuida nuestras enfermedades, más no nuestra salud, visita: El oscurísimo negocio de la salud, al descubierto! Ahora queremos invitarte especialmente a cambiar tu vida, a desechar definitivamente los dos venenos principales que son los protagonistas de la mesa en todo el planeta y que actualmente garantizan que sean comunes enfermedades como la diabetes, la hipertensión, la hiperinsulinemia y pare Ud de contar. Enfermedades que hoy en día parecen una epidemia. Estos dos venenos son la sal y el azúcar. El Azúcar El azúcar no es un alimento, es un químico y puede calificarse como veneno en su definición, y no estamos exagerando. Carece de toda fuerza viva, no tiene minerales,
  2. 2. ni vitaminas, ni proteínas. Además de sus malignos efectos ya conocidos que puedes observar en esta noticia: el veneno más dulce de todos, el azúcar, también recientemente cada vez más estudios asocian el consumo de azúcar de los niños con la violencia del futuro adulto. No lo decimos nosotros, lo dice el diario El Mundo de España. ¿Qué alternativa tomar? pues busca en internet las hermosas propiedades de la miel, también se sabe que el papelón contiene una cantidad de hierro no despreciable y si prefieres algo aún más perfecto, pues visita este post Sé más delgado, más sano y más feliz: endulza con Stevia!. Se puede conseguir una marca en Venezuela llamada dulcevia, de excelente calidad. La stevia es 300 veces más dulce que el azúcar y más bien mejora la tolerancia a la glucosa del individuo, jamás causará diabetes. La Sal La sal refinada que es la invitada de nuestra mesa más frecuente, que es aquella que nos han asociado con lo más importante de la vida (recuerden aquella frase de “la sal de la vida” para calificar aquello vital, sin lo que no tendríamos vida). Pues aquí les traemos un estudio que plantea que “La sal es el principal acelerador del envejecimiento humano, su consumo rigidiza el corazón y en el fondo nos hace perder sobre 15 años de expectativa de vida” (ver noticia). ¿Qué hacer? pues es tan fácil: sala las comidas con agua de mar en tacitas. Poco se sabe de las propiedades casi milagrosas del consumo de agua de mar. Si te parece que el agua de mar está contaminada, te invitamos a ver al DrPh Angel Gracia, quien ha recibido premios de divulgación científica y explica con argumentos claros porqué el agua de mar se descontamina solita. ¿Las propiedades? innumerables, mira también este reportaje de Discovery Salud: el agua de mar es la solución para muchas patologías. El agua de mar contiene todos los elementos de la tabla periódica, por lo tanto contiene toda la información biológica que dio origen a la primera célula y que necesitamos para autorepararnos y sanar! Basta de venenos: endulza con stevia y sala con agua de mar. No creas todo lo que decimos, consulta los enlaces, investiga…. Es tu vida, tú estás a cargo! “a todos los gorilas les da cáncer, pero no mueren porque no escuchan los diagnósticos de los médicos”
  3. 3. Adelgazar equilibrando el pH Definición de pH: relación entre la concentración de iones hidrógeno (H+ ) y oxhidrilos (OH- ) que le confiere las características de alcalinidad o de acidez a una solución. El siguiente vídeo nos explica la importancia de consumir alimentos alcalinos y de eliminar alimentos ácidos para estabilizar y regular algo vital para la salud humana, el pH del organismo. Le recomendamos que vea este vídeo varias veces hasta comprenderlo perfectamente y después se lo ponga como recordatorio de vez en cuando. Si Ud. y su familia siguen estos simples consejos alimenticios reducirá drásticamente los riesgos de padecer cualquier enfermedad, especialmente el cáncer. Dietas acidas y alcalinas. from Activateya.com.ar on Vimeo. Alimentos Alcalinos: los efectos en el equilibrio del Ph en el cuerpo humano Repercusiones de los alimentos alcalinos y ácidos sobre nuestra salud. Con el paso del tiempo se nos está informando cada día más sobre la alimentación alcalina y cómo la acidez de los alimentos puede afectar nuestra salud. La alimentación propuesta por los naturistas cada vez da más importancia a los alimentos alcalinos y a estos dos conceptos, ya que la evolución que sufren los alimentos después de la digestión influyen de manera importante, en la correcta actividad del organismo. Ahora sería bueno adquirir nuevos conocimientos sobre los alimentos alcalinos o que alcalinizan y los que en contraposición pueden ser acidificantes naturales (alimentos ácidos). Después de haber terminado el proceso de digestión, todo aquello que hubiéramos ingerido se descompone en los nutrientes básicos de los cuales estaba formado; es decir que pasa a ser materia asimilable por nuestro organismo que dependiendo de la cantidad de proteínas, hidratos de carbono, grasas, minerales y vitaminas, fitonutrientes, trazas minerales etc. que posean determinarán la acidez o la alcalinidad residual. Es decir, dejan unas “cenizas” que pueden ser de naturaleza alcalina o ácida dependiendo de si los alimentos ingeridos fueron alimentos alcalinos o alimentos ácidos. Qué es alcalinidad y qué es acidez Cualquier componente biológico-orgánico que haya en la naturaleza sufre una reacción de forma ácida o alcalina, para comprobar dicho proceso la medición se realiza por medio de una escala que se denomina PH, cuyos valores oscilan entre los rangos de 0 a 14, siendo 7 de PH el valor que se ha determinado como neutro. Ahora deberíamos conocer cómo influyen en nuestro cuerpo los alimentos alcalinos y los alimentos ácidos, ya que para que nuestras células trabajen de forma correcta y apropiada su pH debe ser ligeramente alcalino. En una persona que esté en perfecto estado de salud el pH de la sangre debe estar entre 7,35 y 7,45. En todo momento la
  4. 4. sangre se está autorregulando para no sobrepasar el PH de la franja anteriormente citada y no entrar en acidez metabólica, garantizando así el buen funcionamiento de las células de nuestro cuerpo, para un óptimo metabolismo. Las células que componen nuestros órganos obtienen las bases que neutralizan la acidez de nuestra sangre sobre todo después de haberse efectuado la metabolización de los alimentos alcalinos ingeridos. Lo importante en resumen es que el Equilibrio del pH del cuerpo, debido a que nuestra forma de vida y hábitos alimenticios están pervertidos por décadas de publicidad e intereses creados de las industrias alimentarias y otras “cargas de estress”, nuestro pH tiene tendencia a ser ácido. El exceso de alimentos ácidos y la falta de alimentos alcalinos en nuestra dieta son clave en la tendencia del pH de nuestros sistemas. Alimentos Alcalinos y Ácidos Los alimentos al mismo tiempo que contribuyen con los macro y los micronutrientes necesarios para nuestro sustento y mantenimiento diario, también son los responsables de las aportaciones de acidez y alcalinidad a nuestro organismo, las cuales son imprescindibles para tener un organismo sano. Uno de los principales minerales para neutralizar la acidez en la sangre es el calcio,por lo cual si nuestra alimentación, que tiende a ser ácida, usará sabiamente éste mineral de los huesos, dientes y tejidos para neutralizar esta acidez, pudiendo ocasionar una desmineralización de nuestro organismo que contribuya a ocasionar problemas, apareciendo las enfermedades tales como: osteoporosis, caries, uñas frágiles y quebradizas, anemia, debilidad, problemas digestivos, etc. Aquí es donde se establece la dualidad entre la alimentación alcalina y la acidificante para lograr estar en perfectas condiciones de salud. Los alimentos provocan una reacción ácida o alcalina que se manifiesta en el PH de la sangre, indiferentemente del PH que posea cada alimento, por eso debemos clasificar los alimentos de la siguiente manera: los Alimentos Alcalinos se encuentran principalmente en: 1. El Agua. 2. Frutas. 3. Verduras. 4. Cereales integrales. 5. Miel. Alimentos Ácidos que producen la acidificación de la sangre: 1. Lácteos. 2. Quesos. 3. Carnes. 4. Cereales refinados. 5. Azúcar blanca. 6. Té.
  5. 5. Para mayor información descarga la Tabla del pH de los Alimentos (tabla alimentos alcalinos y ácidos para regular el pH clasificados por su influencia en el Ph). Con todo esto no queremos decir que elimine totalmente estos alimentos de su sistema de alimentación, sino que simplemente debe consumirlos con prudencia. Así que si posees una mayor información sobre los alimentos que producen acidez, los alimentos alcalinos y de qué manera afectarán tu organismo, podrás comprender mejor cual es la importancia que poseen dichos nutrientes en tu vida. © Desconocido Gran cantidad de enfermedades físicas y mentales habituales están relacionadas con el consumo del azúcar "blanca" refinada. ¿Por qué es tóxica para el organismo? En 1957, el Dr. William Coda Martin intentó contestar esta pregunta: ¿Cuándo una comida es alimento y cuándo veneno? Su definición de "veneno" fue: "... Médicamente: cualquier sustancia que aplicada al cuerpo, consumida o desarrollada dentro del mismo, causa o puede causar enfermedad. Físicamente: cualquier sustancia que inhiba la acción de un catalizador -sustancia, mensajero químico o enzima que activa una reacción-". El diccionario da una definición aún más amplia de "veneno": "tener una influencia perjudicial sobre algo, o pervertirlo". El doctor Martin clasificó al azúcar refinada como veneno porque carece de toda fuerza viva, vitaminas y minerales. "...Lo que queda [después del proceso de refinación] son carbohidratos refinados que el cuerpo no puede utilizar porque no contiene proteínas, vitaminas ni minerales. La naturaleza los provee en cada planta en cantidades suficientes para metabolizar los
  6. 6. carbohidratos específicos de dicha planta. No sobra para otros carbohidratos añadidos. Cuando un carbohidrato se mataboliza de forma incompleta da lugar a la formación de metabolitos tóxicos como el ácido pirúvico y azúcares anormales que contienen cinco átomos de carbono. El ácido pirúvico se acumula en el cerebro y el sistema nervioso y los azúcares anormales en las células rojas de la sangre, interfiriendo la respiración celular. Como no pueden obtener suficiente oxígeno para sobrevivir y funcionar normalmente, con el tiempo, algunas de las células mueren, lo que interfiere con el funcionamiento de una parte del organismo y es el comienzo de una enfermedad degenerativa..." El azúcar refinada es letal para el hombre porque suministra únicamente lo que los nutricionistas describen como calorías "vacías" o "desnudas". Carece de los minerales naturales presentes en el azúcar de caña. Además, el azúcar es peor porque para su digestión, purificación [a nivel hepático] y eliminación hace falta que el organismo utilice vitaminas y minerales de sus reservas. El equilibrio es tan esencial para nuestro organismo que contamos con varias maneras de contrarestar el shock producido por un consumo importante de azúcar. Algunos minerales como el sodio (de la sal), el potasio y el magnesio (de los vegetales, y el calcio (de los huesos) se movilizan y son utilizados por transformación química; el organismo, en un intento de restaurar el equilibrio ácido-alcalino de la sangre hacia un valor más normal produce sustancias neutralizantes. Cuando se consume azúcar a diario se produce un estado de continuo 'sobre-acidez' y cada vez hace falta más minerales de la reserva del cuerpo para rectificar el desequilibrio. Finalmente, para proteger la sangre, el organismo retira tanto calcio de los huesos y dientes que da lugar al inicio de un proceso de deterioro y debilitamiento generalizado. El exceso de azúcar acaba afectando cada órgano del cuerpo. Inicialmente, se almacena en el hígado en forma de glucosa, pero como su capacidad es limitada, el consumo diario de azúcar refinada (por encima de la cantidad necesaria de azúcar de fuente natural) pronto consigue que el hígado se hinche como un globo. Así, cuando alcanza su máxima capacidad, el exceso de glucosa es devuelta a la sangre en forma de ácidos grasos que son transportados a cada parte del cuerpo y almacenado en las áreas más inactivas: estómago, nalgas, pechos y caderas. Cuando estos sitios, comparativamente inofensivos, están llenos, los ácidos grasos se distribuyen entre los órganos activos como el corazón y los riñones. La actividad de estos órganos se enlentece, finalmente sus tejidos degeneran y se vuelven grasos. Todo el organismo se ve afectado por su funcionalidad disminuida y se produce una tensión sanguínea anormal.
  7. 7. El sistema nervioso parasimpático se ve afectado y los órganos gobernados por él se vuelven inactivos o se paralizan. (La función normal del cerebro raramente se piensa tan biológica como lo es la digestión). Los sistemas linfático y circulatorio se ven invadidos y la calidad de los corpúsculos rojos comienza a cambiar. Tiene lugar un exceso de células blancas y se ralentiza la creación de tejido. La tolerancia y capacidad inmunológica de nuestro cuerpo se vuelve más limitada, de manera que no podemos responder adecuadamente al ataque agudo, sea de frío, calor, mosquitos o microbios. Un exceso de azúcar tiene un notable efecto negativo sobre el funcionamiento del cerebro. La clave para una función cerebral adecuada es el ácido glutámico, un compuesto vital que se halla en muchos vegetales. La vitamina B juega un papel de primer orden en dividir el ácido glutámico en compuestos antagonistas- complementarios que producen la respuesta "acción-control" del cerebro. Esta vitamina también se fabrica en nuestros intestinos por las bacterias simbióticas que viven allí. Cuando se consume azúcar refinado a diario, estas bacterias se debilitan y mueren y nuestra reserva de vitamina B se reduce mucho. Demasiada azucar nos vuelve somnolientos y hace que perdamos nuestra capacidad de calcular y recordar. Azúcar: daniña para humanos y animales Los marineros que consumieron nada más que azúcar y ron durante nueve días durante un naufragio, seguramente pasaron por este trauma; las historias que tuvieron que contar crearon un problema importante a los partidarios del azúcar. Este incidente ocurrió cuando un buque que transportaba una carga de azúcar naugrafó en 1793. Los cinco marineros supervivientes fueron rescatados finalmente después de nueve días de estar abandonados. Estaban en condiciones terribles, practicamente muertos de hambre ya que habían consumido nada más que azúcar y ron. El eminente médico francés F. Magendie, basado en ese incidente, llevó a cabo una serie de experimentos con animales, cuyos resultados fueron publicados en 1816. En dichos experimentos, él alimentó perros con una dieta de azúcar y agua. Todos los perros murieron. Tanto los marineros supervivientes del naufragio como los perros usados en los experimentos por el medico francés, probaban la misma cuestión. Como dieta normal, el azúcar es peor que nada. El agua sola puede mantenerte con vida durante bastante tiempo; azúcar más agua, puede matarte. Los seres humanos (y los animales) "no pueden subsistir con una dieta de azúcar" 4 Los perros muertos en el laboratorio del Profesor Magendie alertaron a la industria azucarera sobre los peligros de la investigación científica independiente. Desde ese día, esta industria ha invertido millones de dólares en subvencionar ciencia, bajo cuerda. Contrataron los mejores nombres de la ciencia que el dinero puede comprar con la
  8. 8. esperanza de que algún día dieran con algo favorable, aunque fuera pseudocientífico, sobre el azúcar. Lo que quedó probado, no obstante, es que (1) el azúcar es el principal factor del deterioro dental; (2) el azúcar incluida en la dieta habitual de una persona causa sobrepeso; (3) la eliminación del azúcar de la dieta ha curado síntomas de cojera, enfermedades mundiales tales como la diabetes, el cáncer y afecciones cardíacas. Sir Frederick Banting, el co-descubridor de la insulina, observó en Panamá en 1929 que, entre los propietarios de plantaciones de azúcar que consumían grandes cantidades de su azúcar refinada, la diabetes era común. Entre los que comían el azúcar de caña (sin refinar), no vio casos de diabetes. No obstante, la historia de los intentos diplomáticos por parte de la industria azucarera comenzó en Gran Bretaña en 1808 cuando el Comité de las Indias Occidentales informó al Parlamento que había ofrecido un premio de veinticinco guineas a cualquiera que pudiera realizar los experimentos "más satisfactorios" que probaran que el azúcar sin refinar era buena para alimentar y engordar bueyes, vacas, cerdos y ovejas 5 El alimento para animales es por lo general estacional, siempre caro. El azúcar, para entonces, era escandalosamente barata. La gente no la consumía lo suficientemente rápido. Naturalmente, el intento de alimentar ganado con azúcar en Inglaterra en 1808 fue un desastre. Cuando el Comité de las Indias Occidentales realizó su cuarto informe al Parlamento, uno de sus miembros, John Curwin, informó que él había intentado alimentar a sus terneros con azúcar, sin éxito. Sugirió que tal vez alguien debería intentarlo de nuevo metiendo inadvertidamente azúcar en leche desnatada. Si algo hubiera resultado de eso, puedes estar segura que los comerciantes de azúcar de las Indias Occidentales habrían hecho correr la noticia alrededor del mundo. Después de este singular fracaso en llevar el azúcar a los pastizales de las vacas, los comerciantes azucareros de las Indias Occidentales se dieron por vencidos. Con celo incombustible por aumentar la demanda del mercado para el producto agrícola más importante de las Indias Occidentales, su Comité se vio reducido a una táctica que ha servido a los empresarios azucareros durante casi 200 años: testimonios irrelevantes claramente tontos, provenientes de personas lejanas, inaccesibles, con alguna clase de credeciales científicas, que algún comentarista denominó "conciencias alquiladas". El comité del Parlamento era tan pobre en animadores locales del tema del azúcar, que quedó reducido a citar a un doctor de la lejana Filadelfia, un líder de la reciente rebelión colonial norteamericana: el gran Dr. Rush de Filadelfia ha dicho que "el azúcar contiene más nutrientes en una misma ración que cualquier otra sustancia conocida". Si tuvieron que citar esta declaración de palabras engañosas, podemos estar seguros que es porque no pudieron encontrar ningún veterinario en Gran Bretaña que recomendara azúcar para el cuidado y la alimentación de vacas, cerdos u ovejas. Mientras preparaba su volumen "Una historia sobre nutrición", publicado en 1957, el Profesor E.V. McCollum (John Hopkins University), al cual a veces se han referido como el nutricionaista más famoso de Norteamérica y sin duda un pionero en ese
  9. 9. campo, revisó alreddor de 200.000 documentos cientifícos publicados que registraban experimentos con alimentos, sus propiedades así como su utilización y efectos en animales y hombres. El material cubría un período que iba desde la mitad del siglo 18 hasta el año 1940. De esta gran colección científica, McCollum eligió aquellos experimentos que se consideraron como "importantes a la hora de relacionar la evolución en el descubrimiento de errores humanos en este segmento de la ciencia (de la nutrición)". No logró encontrar ni un solo experimento científico controlado, con azúcar entre 1816 y 1940. Lamentablemente, debemos tener presente que los cientifícos en la actualidad, y siempre, consiguen poco sin alguien que los subvencione. Los protocolos de la ciencia moderna han agravado los costos de la investigación científica. No debemos sorprendernos pues, cuando el leer la introducción del libro de McCollum nos encontramos que "el autor y los editores están en deuda con The Nutrition Foundation, Inc., por la beca otorgada para sufragar una porción de los costes de publicación de este libro". ¿Qué es The Nutrition Foundation, Inc?, podrías preguntarte. Ni el autor ni los editores lo dicen. Se trata de una organización tapadera del conglomerado de las principales empresas comercializadoras del azúcar dentro del negocio alimentario, incluyendo la American Sugar Refining Company, Coca-Cola, Pepsi-Cola, Curtis Candy Co., General Foods, General Mills, Nestlé Co., Pet Milk Co. and Sunshine Biscuits. En total son 45 compañías. Posiblemente, lo más significativo de la historia de McCollum fue precisamente lo que omitió: un trabajo monumental anterior descrito por un eminente profesor de Harvard como "una de esas piezas de investigación que hace que todo investigador desee darse una patada por no habérsele ocurrido a él". En los años treinta (1930), un dentista investigador de Cleveland, Ohio, el Dr Weston A Price, viajó por todo el mundo -desde la tierra de los esquimales a las islas del Mar del Sur, desde Africa a Nueva Zelanda. Su obra "Nutrición y degeneración física: una comparación de las dietas primitivas y modernas y sus efectos 6, ilustrada con cientos de fotografías, se publicó por primera vez en 1939. El Dr. Price hizo de todo el mundo su laboratorio. Su conclusión devastadora, registrada con horrendo detalle área por área, fue sencilla: los pueblos que vivían en las denominadas "condiciones primitivas" contaban con una dentadura excelente y una salud general excepcional. Se alimentaban de alimentos naturales, no refinados, provenientes de su propia región. A medida que como consecuencia del contacto con la "civilización", empezaron a importarse alimentos refinados y azucarados, tuvo lugar un deterioro físico de tal manera que fue evidente en tan solo una generación. Cualquier credibilidad que los traficantes de azúcar puedan tener se basa en nuestra ignorancia sobre investigaciones como la del Dr. Price. Los industriales azucareros lo siguen intentando, contribuyendo con becas generosas a la investigación de escuelas y universidades mientras esperan, pero los laboratorios de investigación nunca averiguan nada sólido que los industriales puedan usar. Invariablemente, los resultados de las investigaciones son malas noticias.
  10. 10. "Vayamos hacia el salvaje ignorante, tengamos en cuenta su forma de alimentarse y seamos inteligentes" dice el Profesor de Harvard Ernest Hooten en "Simios, hombres e idiotas" 7 "Dejemos de pretender que los cepillos de dientes y el dentífrico son más importantes que los cepillos para zapatos y la pomada. Son los alimentos de súper los que nos han dado dentaduras de súper". Cuando los investigadores muerden la mano que los alimenta y la noticia sale a la luz, resulta especialmente embarazoso. En 1958, la revista Time informó que un bioquímico de Harvard y sus asistentes habían trabajado con miríadas de ratones durante más de diez años, subvencionados por la Sugar Research Foundation, Inc. con alrededor de cincuenta y siete mil dólares, en un intento de descubrir cómo el azúcar causaba caries dentales y cómo envitarlo. Les tomó diez años descubrir que no hay manera de prevenir el deterioro dental causado por el azúcar. Cuando los investigadores publicaron su descubrimiento en el Dental Association Journal, su fuente de dinero se secó. La Sugar Research Foundation retiró su apoyo. Cuanto más decepcionados por la ciencia, más dependían los traficantes de azúcar de la publicidad. Sacarosa: Energía "pura" a un precio Cuando las calorías se volvieron importantes en los años veinte (1920) y todo el mundo aprendía a contarlas, los traficantes de azúcar encontraron una nueva cuña. Alardearon de que había 2.500 calorías en una libra de azúcar. Poco más que un cuarto de libra de azúcar era capaz de producir el veinte por ciento del total diario necesario. "Si pudieras comprar toda la energía de tus alimentos tan barato como compras las calorías del azúcar", nos decían, "la gasto anual en comida sería muy bajo. Si el azúcar costara siete centavos por libra, gastarías menos de $35 al año". Una forma muy barata de matarte. "Por supuesto no podríamos vivir con una dieta tan poco balanceada", admitían más tarde, "pero estas cifras sirven para señalar que barata es el azúcar como alimento que aporta energía. Lo que antes era un lujo solo disponible para unos pocos privilegiados ahora es asequible hasta para los más pobres". Más adelante, los traficantes de azúcar hacían propaganda diciendo que el azúcar era químicamente pura, por encima del jabón de marfil en esa categoría, ya que tenía una pureza del 99.9% contra el jabón de marfil que era del 99.44%. "Ningún producto de nuestra dieta diaria es tan puro", nos aseguraban. ¿A que se referían por pureza, además del hecho irrebatible de que todas las vitaminas, minerales, sales, fibras y proteínas habían sido eliminadas mediante el proceso de refinación?
  11. 11. Bueno, los traficantes de azúcar se despacharon con un nuevo enfoque sobre pureza. "No hace falta que los selecciones como las legumbres, ni que la laves como el arroz. Cada grano es como cualquier otro. No hay residuos cuando lo usas. Ni huesos como en la carne, ni pozos como en el café". "Pura" es un adjetivo favorito para los traficantes de azúcar porque significa una cosa para los químicos y otra para los mortales ordinarios. Cuando una miel se etiqueta como pura, significa que está en su estado natural (extraída directamente del panal de las abejas que la libaron), sin adulteración con sucrosa para estirar su contenido ni residuos químicos dañinos que pudieran haberse rociado sobre las flores. No significa que la miel está libre de minerales como el yodo, el hierro, el calcio, el fósforo o múltiples vitaminas. El proceso de purificación por la que pasan la caña de azúcar y la remolacha en las refinerías es tan efectivo que el azúcar termina químicamente tan pura como la morfina o la heroína que un químico tiene en los estantes de su laboratorio. Lo que estos comerciantes del azúcar no nos dicen es qué valor nutricional representa esta pureza química abstracta. Al comienzo de la Primera Guerra Mundial, disfrazaron su propaganda con un tiro preparado. "Los dietistas conocen desde hace mucho tiempo el alto valor alimentario del azúcar" dijeron en un tratado industrial allá por los años veinte. Pero fue la Primera Guerra Mundial la que lo puso de relieve. El poder energético del azúcar llega a los músculos en minutos y esto fue de gran valor para los soldados a los que se suministró una ración justo antes de un ataque". Los comerciantes del azúcar han estado insistiendo sobre el poder creador de energía de la sacarosa durante años porque es lo único que contiene. Energía calórica y sabor que crea hábito: es todo lo que la sacarosa tiene y nada más. Todos los demás alimentos contienen energía y más cosas como nutrientes en forma de proteínas, carbohidratos, vitaminas o minerales, o todos al tiempo. La sacarosa tiene energía calórica, punto. El reclamo de energía "rápida" de la que estos comerciantes hablan, que lleva a los soldados de infantería poco dispuestos a lanzarse al combate y hace que los niños se suban por las paredes, se basa en el hecho de que la sacarosa refinada no se digiere en la boca o en el estómago sino que pasa directamente a los intestinos y de ahí a la sangre. La rapidéz con que la sacarosa entra en el caudal sanguíneo hace más mal que bien. La mayor parte de la confusión de la gente en cuanto al azúcar refinada se debe al lenguaje. Los químicos clasifican a los azúcares como carbohidratos. Esta palabra significa "sustancia que contiene carbono con oxígeno e hidrógeno". Si los químicos desean utilizar estos términos hermético en sus laboratorios cuando hablan entre ellos, de acuerdo. Utilizarla fuera del laboratorio, especialmente en el etiquetado y en la publicidad para describir tanto granos de cereal completos y naturales (que durante miles de años han sido el alimento principal de la raza humana) como azúcar refinada por el hombre (que es una droga fabricada y el principal veneno de la raza humana
  12. 12. durante apenas unos pocos cientos de años) es demostrablemente malicioso. Esta clase de confusión hace posible el fraude llevado a cabo por los comerciantes del azúcar para hacerles creer a las madres que sus pequeños necesitan azúcar para sobrevivir. El uso de la palabra "carbohidrato" para describir el azúcar es deliberadamente engañoso. Desde que el etiquetado de latas y envases debe incluir las propiedades nutricionales, carbohidratos refinados como el azúcar se entremezclan con otros carbohidratos que pueden o no ser refinados. Así las distintas clases de carbohidratos se totalizan juntan para obtener una cantidad total lo que conlleva que se oculta al comprador inadvertido la cantidad de azúcar. Los químicos contribuyen a la confusión usando la palabra "azúcar" para describir un grupo completo de sustancias que son similares que no idénticas. La glucosa es un azúcar que se encuentra normalmente junto con otros azúcares en frutas y vegetales. Es una sustancia clave en el metabolismo de todas las plantas y animales. Nuestro organismo convierte muchos de nuestros alimentos principales en glucosa, que está siempre presente en nuestro caudal sanguíneo y a la que frecuentemente se la denomina "azúcar de la sangre". La dextrosa, también llamada "azúcar del maíz" es un derivado sintético del almidón. La fructosa es el azúcar de la fruta, maltosa, el azúcar de la malta, lactosa la de la leche, sacarosa es azúcar refinada que se obtiene de la caña de azúcar y de la remolacha azucarera. La glucosa ha sido siempre un elemento esencial de la sangre humana. La adicción a la sacarosa es algo nuevo en la historia de los seres humanos. Utilizar la palabra "azúcar" para describir dos sustancias que distan mucho de ser iguales, que tienen estructuras químicas distintas y que tienen un efecto profundo en el organismo de manera completamente diferente es complicar la confusión. Hace posible más fraude por parte de los comerciantes de azúcar que nos dicen qué importante es el azúcar como componente esencial del cuerpo humano, cómo se oxida para producir energía, cómo se metaliza para producir calor, etcétera. Hablan de la glucosa, por supuesto, que es fabricada en nuestro organismo. No obstante, nos llevan a creer que de lo que hablan es de la sacarosa que producen en sus refinerías. Cuando una misma palabra "azúcar" puede designar a la glucosa de tu sangre y también a la sacarosa de tu Coca-Cola, es fenomenal para los traficantes de azúcar y terrible para todos los demás. Se ha manipulado a la agente para que piense en sus cuerpos de la misma forma que piensa en sus cuentas corrientes. Si sospechan que tienen bajo el nivel de azúcar en sangre, automáticamente toman golosinas o gaseosas para elevar el nivel, lo que en realidad, es lo peor que pueden hacer. El nivel de glucosa en sangre es bajo porque son adictos a la sacarosa. Los que han superado su adicción y dejan el azúcar observan que el nivel de glucosa en sangre vuelve a la normalidad y se mantiene allí. Desde finales de los sesenta, millones de norteamericanos han vuelto a consumir alimentos naturales. Un nuevo tipo de tienda, la de productos naturales, ha animado a muchos a olvidarse del supermercado. Los productos naturales pueden facilitar la
  13. 13. recuperación de la salud. De forma que mucha gente ha equiparado la palabra "natural" a "saludable". Los traficantes de azúcar comenzaron entonces a "pervertir" la palabra "natural" de forma de confundir al público. "Hecho a partir de ingredientes naturales" nos dicen los anuncios. Las palabras "a partir" no se enfatizan lo suficiente y deberían. Hasta el azúcar refinada está hecha a partir de ingredientes naturales. Esto no es nada nuevo: los ingredientes naturales son la caña de azúcar y las remolachas". Pero al decir "a partir de" no se implica que el 90% de la caña de azúcar y la remolacha se han eliminado. La heroína también podría publicitarse como producida a partir de ingredientes naturales. La amapola es tan natural como la remolacha azucarera. Es lo que el hombre hace con ella lo que nos cuenta la historia. Si quieres evitar el azúcar cuando vas al supermercado, sola hay una forma segura. No compres nada a menos que la etiqueta diga de forma visible y con total claridad: sin azúcar añadida. Utilizar la palabra carbohidrato como denominación científica para el azúcar se ha convertido en la estrategia defensiva habitual entre los comerciantes del azúcar y varios de sus apologistas médicos. Es su carta segura. Combinar correctamente los alimentos Sean cereales azucarados, pastelería y café negro para desayunar; hamburguesas y Coca-Cola para comer o una cena completa por la noche, químicamente la dieta tipo americana es una fórmula que garantiza problemas estomacales. A menos que hayas tomado mucha insulina o estés en shock diabético, o necesites usar el azúcar como antídoto, practicamente nadie tiene una causa justificada para consumir azúcar sola. Los seres humanos necesitamos tanto el azúcar como la nicotina del tabaco. La adicción es una cosa, la necesidad otra. Desde los tiempos del imperio persa hasta nuestros días, el azúcar se ha utilizado habitualmente para incrementar el sabor de otro alimento o bebida, como ingrediente en la cocina o como condimento en la mesa. Dejemos a un lado de momento los efectos conocidos del azúcar (a largo y corto plazo) y concentrémonos en el efecto del azúcar combinada con otros alimentos diarios. Cuando la abuela advertía que tomar galletas dulces antes de comer "estropearía el almuerzo" sabía lo que decía. Puede que su explicación no satisficiera a un químico pero como ocurre con otros axiomas tradicionales provenientes de la cocina, tales reglas se basan en años de prueba y error y cualifican para dar en el clavo.
  14. 14. La mayoría de los descubrimientos modernos sobre combinación de alimentos son cosas que la abuela daba por hecho. Cualquier dieta o régimen que se siga por el sencillo propósito de perder peso es peligroso por definición. La obesidad se trata como una enfermedad en los Estados Unidos del siglo XX. Pero no lo es. La obesidad es solamente un síntoma, un signo, una advertencia de que tu cuerpo está funcionando mal. Hacer dieta para bajar de peso es tan tonto y peligroso como tomar aspirinas para aliviar un dolor de cabeza antes de saber cuál es la causa del dolor. Quitar de en medio el síntoma es como apagar la alarma. Deja la causa primaria tal como estaba. Cualquier dieta o régimen que sigas si no persigue el restablecimiento total de la salud, es peligrosa. Mucha gente con sobrepeso está desnutrida. (El Dr. H. Curtis Wood enfatiza este extremo en su libro de 1971, Sobrealimentados pero desnutridos). Comer menos, puede agravar esta condición a menos que nos ocupemos de la calidad de lo que comemos, en vez de sólo en la cantidad. Mucha gente, incluidos médicos, asume que si perdemos peso, perdemos grasa. No es necesariamente así. Cualquier dieta que pone todos los carbohidratos juntos es peligrosa. Cualquier dieta que no considera la calidad de los carbohidratos y efectúa la distinción esencial entre carbohidratos naturales, no refinados como los granos ecológicos completos y los vegetales, y los carbohidratos refinados por el hombre como azúcar y harina blanca, es peligrosa. Cualquier dieta que incluya azúcar y harinas refinadas, no importa el nombre "científico" que le den, es peligrosa. Sustituir el azúcar refinado y la harina blanca por granos completos, vegetales y frutas naturales dentro de su estación, es la base de cualquier dieta razonable. Cambiar la calidad de los carbohidratos que consumes puede cambiar tu calidad de vida y de salud. Si consumes alimentos naturales de buena calidad, la cantidad tiende a regularse por sí sola. Nadie va a comerse media docena de remolachas o un paquete de azúcar de caña. Y aunque lo hicieran, aún así será menos peligroso que unas pocas onzas de azúcar. Los azúcares de todas las clases -azúcares naturales como los que hay en la miel y en la fruta, o refinados como la sucrosa- tienden a frenar la secreción de jugos gástricos y poseen un efecto inhibidor sobre la habilidad natural del estómago de moverse. Los azúcares no empiezan a digerirse en la boca, como los cereales, o en el estómago, como la carne animal. Cuando se toman solas, pasan rápidamente a través del estómago al intestino delgado. Cuando los azúcares se toman junto con otros alimentos -quizás carne y pan en un sándwich- son retenidos en el estómago durante un tiempo. El azúcar del pan y de la
  15. 15. Coca-Cola se quedan ahí con la hamburguesa esperando a ser digeridos. Mientras el estómago trabaja sobre las proteínas animales y el almidón refinado del pan, el azúcar añadido prácticamente garantiza una fermentación ácida rápida en las condiciones existentes de calor y humedad del estómago. Basta el terrón de azúcar de tu café después del sándwich para convertir tu estómago en un fermentador. Basta un refresco con una hamburguesa para convertir tu estómago en un alambique. El azúcar de tus cereales -sea que lo añadas tú o los compres azucarados- prácticamente garantiza una fermentación ácida. Desde el principio de los tiempos, se han observado las leyes naturales en los dos sentidos de la palabra, en cuanto a combinación de los alimentos que se consumían. Se sabe que los pájaros comen insectos en un momento del día y semillas, en otro. Otros animales tienden a comer un tipo de alimento cada vez. Los animales carnívoros consumen sus proteínas crudas y solas (sin mezclarlas). En Oriente, es tradicional comer alimentos yang antes que alimentos yin. Sopa de miso (proteínas fermentadas de soja, o sea yang) en el desayuno; pescado crudo (proteína yang) al comenzar la comida; luego viene el arroz (que es menos yang que el miso y el pescado) y luego los vegetales que son yin. Si alguna vez comes en compañía de una familia japonesa tradicional y alteras este orden, ellos te corregirán con cortesía pero con firmeza. Las leyes que siguen muchos judíos ortodoxos prohíben hacer varias combinaciones en una misma comida, especialmente carne y productos lácteos. La existencia de utensilios especiales para las comidas derivadas de lácteos y otros diferentes para las comidas de carne, refuerzan este tabú en la misma cocina. El hombre aprendió muy pronto cuáles eran las consecuencias de una combinación inapropiada de los alimentos en la comida. Cuando tenía dolor de estómago producido por la combinación de fruta cruda con cereales, o de miel con avena, no iba a buscar tabletas antiácidas. Aprendió que no debía hacer esa combinación de alimentos. Cuando el exceso y la glotonería empezó a extenderse, los códigos y mandatos religiosos se invocaron en contra de tales acciones. La glotonería es un pecado capital en la mayoría de las religiones, no obstante lo cual no existen advertencias o mandatos religiosos contra el azúcar refinada porque el abuso del azúcar, al igual que el abuso de las drogas, no apareció en la escena mundial hasta varios siglos después que los libros sagrados entraran en imprenta. "¿Por qué tenemos que dar por bueno lo que encontramos en una competición de seres humanos debilitados y enfermos? preguntaba el Dr. Herbert M. Shelton "¿Debemos dar por hecho que las prácticas alimenticias actuales del hombre civilizado son normales? Heces fétidas, sueltas, como piedras, gases fétidos, colitis, hemorroides, sangre en las heces, la necesidad de usar papel higiénico, todo se barre junto en la órbita de lo normal..."
  16. 16. Cuando los almidones y los azúcares se toman juntos y sufren la fermentación, se convierten en dióxido de carbono, ácido acético, alcohol y agua. Excepto el agua, todo lo demás son sustancias venenosas inutilizables. La digestión enzimática de los alimentos, los prepara para que el cuerpo pueda utilizarlos. La descomposición bacteriana los vuelve no aptos para el uso. El primer proceso nos da nutrientes; el segundo, tóxicos. Mucho de lo que pasa como nutrición moderna está obsesionada con la manía del recuento calórico. Se trata al cuerpo como si fuera una cuenta bancaria en la que depositamos calorías, igual que dinero y retiramos energía. Deposita proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas y minerales cuantitativamente equilibrados y el resultado, teóricamente, es un cuerpo sano. Hoy en día, la gente cualifica como sana si puede reptar fuera de la cama, llegar a la oficina y fichar. Si no pueden hacerlo, llaman al doctor para cualificar como baja laboral, hospitalización, cura de descanso, cualquier cosa que les proporcione la paga diaria sin llegar al riñón artificial, cortesía de los que pagan impuestos. Pero ¿dónde está el beneficio si esas calorías y nutrientes que teóricamente son necesarias consumir diariamente, si fermentan y se pudren en el tracto digestivo? Los hidratos de carbono que fermentan en el tracto digestivo se convierten en alcohol y ácido acético, monosacáridos no digeribles. "Para que un alimento consumido sostenga la vida del organismo, primero es necesario digerirlo", advirtió Shelton hace años, "no deben pudrirse". Por supuesto, el organismo puede librarse de los tóxicos a través de la orina y de los poros; el nivel de tóxicos en la orina se toma como medida para saber cómo está el intestino. El cuerpo establece una tolerancia para estos tóxicos, del mismo modo que se ajusta gradualmente al consumo de heroína. Pero, dice Shelton, "la incomodidad debida a la acumulación de gases, el mal aliento, los olores fétidos son tan indeseables como lo son los tóxicos". Azúcar y salud mental En las épocas oscuras, raramente se encerraba a las almas sufrientes para que liberaran su locura. Esa clase de confinamiento comenzó en la época de la iluminación, después que el azúcar pasara de ser recetada por el boticario a convertirse en ingrediente imprescindible de los caramelos. "La gran confinación de los locos", como lo denominó un historiador (10) empezó a finales del siglo XVII, después de que el consumo del azúcar se disparara en Reino Unido de un terrón o dos en la cerveza, a más de dos millones de libras por año. Para entonces los médicos en Londres comenzaron a observar y registrar signos y síntomas físicos terminales de la enfermedad del azúcar ("sugar blues").
  17. 17. Mientras tanto, cuando los consumidores de azúcar no manifestaban síntomas físicos definitivos y los médicos estaban profesionalmente desconcertados, ya no se los diagnosticaba como "hechizados", sino como locos, insanos, emocionalmente perturbados. Pereza, fatiga, desenfreno, desagrado paterno, cualquier problema era causa suficiente para encerrar a menores de veinticinco años en los primeros hospitales mentales parisinos. Bastaba una queja de los padres, familiares o del omnipotente cura del pueblo. Nodrizas con sus bebés, adolescentes embarazadas, chicos retrasados o discapacitados, ancianos, paralíticos, epilépticos, prostitutas o locos de atar, cualquiera que se quisiera echar de las calles y poner fuera de la vista, fue encerrado. El hospital mental sucedió a la caza de brujas y acoso de herejes como una forma más civilizada y humana de control social. Los médicos y los curas se encargaron del trabajo sucio de barrer las calles a cambio de favores reales. Al principio, cuando se estableció en París el Hospital General por decreto real, se encerró a un uno por ciento de la población de la ciudad. Desde entonces y hasta el siglo XX, a medida que se incrementaba el consumo del azúcar, especialmente en las ciudades, también se incrementaba el número de gente confinada en el Hospital General. Trescientos años más tarde, las personas "emocionalmente perturbadas" se convierten en autómatas andantes y sus cerebros están bajo control gracias a las drogas psicoactivas. En la actualidad, los pioneros de la psiquiatría ortomolecular, como el Dr. Abram Hoffer, el Dr. Allan Cott, el Dr. A. Cherkin así como el Dr. Linus Pauling, han confirmado que la enfermedad mental es un mito y que la perturbación emocional puede ser nada más que el primer síntoma de la evidente incapacidad del sistema humano de controlar el stress de la dependencia al azúcar. En Psiquiatría Ortomolecular, el Dr.Pauling escribe: "el funcionamiento del cerebro y de los tejidos nerviosos depende de forma más sensible del ritmo de las reacciones químicas que el funcionamiento de otros órganos y tejidos. "Pienso que la enfermedad mental es en su mayor parte causada por índices de reacción anormales derivadas de la constitución genética y la dieta, y por concentraciones anormales de moléculas de sustancias esenciales. La elección de los alimentos (y los fármacos) en un mundo que pasa por cambios científicos y tecnólogicos rápidos, la mayoría de las veces dista mucho de ser la mejor".(11) En su artículo "Terapia Megavitamínica B3 para la esquizofrenia", el Dr. Abram Hoffer destaca: "se aconseja a los pacientes que sigan un buen programa nutricional con restricción de sacarosa y alimentos ricos en ella." (12) Investigaciones clínicas realizadas con chicos hiperactivos y psicóticos así como con lesiones cerebrales y retraso en el aprendizaje han demostrado: "Un historial familiar de diabetes anormalmente alto, es decir, padres y abuelos que no podían manejar el azúcar; un índice anormalmente alto de bajo nivel de glucosa en
  18. 18. sangre o hipoglucemia funcional en los mismos chicos de las investigaciones clínicas, lo que indica que sus organismos no pueden manejar el azúcar; dependencia de un nivel alto de azúcar en las dietas de estos mismos chicos cuyos organismos no pueden manejar el azúcar. Las averiguaciones realizadas sobre el historial dietético de pacientes diagnosticados con esquizofrenia revelan que sus dietas son ricas en dulces, caramelos, tartas, café, bebidas descafeinadas y alimentos que contienen azúcar. Estos alimentos, que estimulan las gládulas adrenales, deberían eliminarse o restringirse drásticamente". (13) La vanguardia de la medicina moderna ha redescubierto lo que el modesto hechicero aprendió hace mucho a través de un concienzudo estudio de la naturaleza. "En más de veinte años de trabajo psiquiátrico", escribe el Dr. Thomas Szasz, "nunca he conocido a un psicólogo clínico que informara, durante un exámen proyectivo, que un sujeto es mentalmente saludable. Mientras que es posible que algunas brujas se hayan librado, ningún "loco" sobrevive a un exámen psicológico. No existe persona o comportamiento que para un psiquiatra moderno no sea plausible diagnosticar como anormal o enfermo". (14) De la misma manera era en el siglo XVII. Una vez que se llamaba al doctor o al exorcista, éstos tenían que hacer algo. Si fallaban en su intento, había que encerrar al pobre paciente. Se dice habitualmente que los médicos entierran sus errores. Los médicos y psiquiatras apartan a los pacientes, los encierran. En los cuarenta (1940) el Dr. John Tintera redescubrió la importancia vital del sistema endocrino, en especial de las glándulas adrenales, en "la actividad mental patológica, o "cerebro alucinado". En doscientos casos en tratamiento por hipoadrenocorticismo (falta de de producción adecuada de hormona corticoadrenal, o desequilibrio entre estas hormonas), descubrió que las principales quejas de sus pacientes eran con frecuencia similiar a aquellas de personas cuyos sistemas no eran capaces de manejar el azúcar: fatiga, nerviosismo, depresión, aprehensión, necesidad de dulces, incapacidad para metabolizar el alcohol, incapacidad de concentrarse, alergias, baja presión, enfermedad del azúcar (sugar blues). El Dr. Tintera insistió que todos sus pacientes pasaran por un examen de cuatro horas de tolerancia a la glucosa (ETG) para ver si sus organismos eran capaces de manejar el azúcar o no. Los resultados fueron tan sorprendentes que los laboratorios los verificaron dos veces y se disculparon por lo que creyeron que eran lecturas incorrectas. Lo que los dejó atónitos fueron las curvas bajas, chatas procedentes de los pacientes más jóvenes. Este procedimiento de laboratorio solamente se había llevado a cabo antes en pacientes con síntomas que hacían presuponer la existencia de diabetes. La definición de esquizofrenia según Dorland (Dementia praecox según Bleuler) incluye la frase "frecuentemente reconocida durante la adolescencia o poco después", y en referencia a la hebefrenia y catatonia, "que aparecen pronto después del inicio de la pubertad". Estas condiciones podría parecer que comienzan o se agravan con la pubertad, pero si se
  19. 19. investiga el pasado del paciente con frecuencia se encontrarán indicios ya presentes en el nacimiento, durante el primer año de vida y también durante los años de guardería y colegio. Cada uno de estos períodos tiene su cuadro clínico característico, que se hace más marcado en la pubertad y es frecuentemente causa de quejas de delincuencia juvenil o bajo rendimiento por parte de los profesores y tutores. Una prueba de tolerancia a la glucosa en cualquiera de estos períodos podría advertir a los padres y a los médicos, ahorrando inumerables horas y pequeñas fortunas empleadas en estudiar la psique y el entorno de un niño en busca de desajustes de relevancia cuestionable en su desarrollo emocional. La negatividad, la hiperactividad y una resistencia obstinada a la disciplina, son indicaciones definitivas para por lo menos, un mínímo de análisis clínicos: orina, sangre completa, determinación del PBI y prueba de tolerancia de glucosa de cinco horas. Una ETG puede realizarse a un chico jóven con el micro-método sin trauma para el paciente. Es más, personalmente creo que estos cuatro análisis deberían ser rutinarios para todos los pacientes, incluso antes de pasar al exámen físico y de antedentes. En todos los debates sobre adicción a las drogas, alcoholismo y esquizofrenia se sostiene que no hay un tipo constitucional que sea más proclive a estos problemas. Casi universalmente, se sostiene que todos estos individuos son emocionalmente inmaduros. Nuestro objetivo desde hace tiempo es persuadir a los médicos, estén orientados a la psiquiatría, la genética o la fisiología, que admitan que un tipo de individuo a nivel endocrino está involucrado en la mayoría de estos casos: el individuo hipoadrenocortical. Tintera publicó varios artículos médicos. Una y otra vez, enfatizó que la mejoría, el alivio , la paliación o la cura "dependía de la restauración del funcionamiento normal de todo el organismo". Su primera prescripción de tratamiento era la dieta. Una y otra vez Tintera dijo que "la importancia de la dieta nunca podía enfatizarse en exceso". Estableció un dramático mandato permanente contra el azúcar en todas sus formas. Mientras Egas Moz de Portugal recibía un Premio Nobel por diseñar la operación de lobotomía para el tratamiento de la esquizofrenia, el premio de Tintera fue el acoso y la persecusión por parte de los "expertos" de la medicina organizada. En tanto que la implicación dramática que hizo Tintera del azúcar como causa de lo que se llamó "esquizofrenia" pudo confinarse a las revistas médicas, se lo dejó en paz, se lo ignoró. Mientras se mantuviera confinado a su territorio, la endocrinología, lo toleraron. Aún cuando sugirió que el alcoholismo estaba relacionado con adrenales castigadas por el abuso del azúcar, lo dejaron tranquilo simplemente porque los médicos habían decidido que no tenían nada que hacer en los casos de alcoholismo hasta que los pacientes empeoraran. Estaban conformes con dejarlos en Alcohólicos Anónimos. Pero cuando Tintera tuvo el atrevimiento de sugerir en una revista de circulación general que "es ridículo hablar de tipos de alergia porque existe solamente un tipo: glándulas adrenales dañadas por el azúcar", ya no pudo seguir siendo ignorado.
  20. 20. Los alergólogos tenían un buen chanchullo. Los espíritus alérgicos llevaban años entreteniéndose mutuamente con historias de alergias exóticas -cualquier cosa desde plumas de caballo a colas de langosta, y entonces aparece uno que dice que nada de esto es importante: quítenles el azúcar a sus pacientes y manténgalos alejados de ella. Quizás, la muerte prematura de Tintera, en 1969 a la edad de cincuenta y siete años facilitó que la profesión médica aceptara descubrimientos que una vez les parecieron tan lejanos como la sencilla tesis médica oriental para la genética y la alimentación, el yin y el yang. En la actualidad, médicos de todo el mundo repiten lo que Tintera anunció hace años: a nadie, absolutamente a nadie, debería permitírsele iniciar lo que se conoce como "tratamiento psiquiátrico", en ningún lugar, jamás, a menos que, y hasta que, se les haya hecho una prueba de glucosa para determinar si pueden manejar el azúcar. La medicina preventiva va más lejos y sostiene que como normalmente pensamos que somos capaces de manejar el azúcar porque de partida tenemos glándulas adrenales en buenas condiciones, por qué esperar hasta que den signos de estar agotadas. Quitemos la sobrecarga ahora mismo, eliminado el azúcar en todas sus formas, empezando por el refresco que tienes en la mano. Te quedas alucinado cuando echas un vistazo a lo que ha pasado por historia médica. A través de los siglos, a las almas agitadas se las asó por estar encantadas, se las exorcizó por estar poseídas, se las encerró por locura, se las torturó por locura masturbatoria, se las puso en tratamiento psiquiátrico por psicosis y se las lobotomizó por esquizofrenia. ¿Cuántos pacientes habrían escuchado si sus sanadores locales les hubieran dicho que lo único que los tenía achacosos era la enfermedad del azúcar (sugar blues)? 14 de octubre.- El criminal, ¿nace o se hace? Es un debate que dura siglos y ahora unos científicos de Cardiff nos proponen otra pieza del puzle. Según un estudio realizado en Gran Bretaña, los niños de diez años que toman dulces regularmente tienen más posibilidades de volverse violentos cuando crecen. Se analizaron 7.000 personas nacidas en 1970 y se encontró que entre los que habían cometido delitos violentos había más proporción de golosos que entre los ciudadanos pacíficos. Son análisis estadísticos, y ya hemos alertado en otras ocasiones que hay que valorarlos con precaución. En este caso, el número de participantes en el estudio es pequeño (sólo 38 fueron clasificados como violentos) y, sobre todo, aún no hay una teoría lógica que pueda explicar las posibles diferencias. Se habla de la importancia de los aditivos químicos que se asocian con los que consumen golosinas y comida basura, que según algunos estudios puede afectar el comportamiento. También puede ser que los niños que toman mucho azúcar se conviertan en adultos impulsivos porque aprenden a buscar recompensas inmediatas. De momento son teorías.
  21. 21. Pero no hay que despreciar la importancia de los alimentos en nuestro comportamiento sólo porque no sabemos cómo funciona. Por ejemplo, hay datos que parecen demostrar que los suplementos vitamínicos pueden reducir la agresividad de los presos. Actualmente se está llevando a cabo un estudio importante en el Reino Unido para confirmar que una dieta equilibrada puede ser efectiva contra la violencia en las prisiones, con una inversión de 2,3 millones de libras y la participación de 1.000 voluntarios. Aún si se puede demostrar una relación, lo más importante será entender qué mecanismos están implicados en estos efectos, lo que va a ser mucho más complejo. Las implicaciones de culpar a la dieta de nuestros actos pueden ser interesantes. ¿Será a partir de ahora un atenuante comer un donut antes de cometer un asesinato? Y, ya más en serio, ¿se puede 'curar' la violencia? ¿Hasta qué punto somos capaces de decidir nuestras propias acciones? Si elementos externos como los alimentos pueden influir de una forma tan evidente en nuestro comportamiento quizás habría que redefinir los límites del libre albedrío. Al fin y al cabo, conocemos hace tiempo las bases moleculares que se esconde detrás de trastornos como las depresiones o ciertas psicosis, y disponemos de tratamientos bastante efectivos para solucionar algunos de ellos. ¿Es el criminal puramente una víctima inocente de sus neurotransmisores y los factores del entorno o le queda aún un rincón de su cerebro donde es amo y señor de su futuro? ¿Es un enfermo o un sociópata por elección? En pleno siglo XXI, el funcionamiento de nuestro cerebro sigue siendo uno de los misterios más oscuros de este planeta. Sé más delgado, más sano y más feliz: endulza con Stevia!
  22. 22. El azúcar no puede llamarse alimento. Es una sustancia química pura, extraída de fuentes vegetales, más pura de hecho que la cocaína a la cual se parece en muchos aspectos. No tiene vitaminas, no tiene minerales útiles, no tiene enzimas, no tiene microelementos, no tiene fibra, no tiene proteínas, no tiene grasas y no es de ningún beneficio en la alimentación humana. La Stevia es un pequeño arbusto nativo del Norte del Paraguay y de las zonas adjacentes de Brasil. Las hojas de la planta han sido utilizadas por la tribu de Indios Guaraní desde los tiempos pre-colombinos, para endulzar los alimentos. Tiene CERO calorías y efectos beneficiosos en la absorción de la grasa y la presión arterial. Contiene carbohidratos, proteínas, vitaminas y minerales. Estudios anotan su actividad antibiótica, especialmente contra las bacterias e.Coli, stafilococos aureus, y Corynebacterium difteriae así como también contra el hongo Cándida Albicans productor frecuente de vaginitis en la mujer. En forma natural es 15 veces más dulce que el azúcar de mesa (sucrosa), y el extracto es de 100 a 300 veces más dulce. No afecta los niveles de azúcar sanguíneo, por el contrario, estudios han demostrado su propiedades hipoglucémicas, mejora la tolerancia a la glucosa y es por eso que es recomendado para los pacientes diabéticos. A la Stevia también se le confieren propiedades para el control de la presión arterial, ya que tiene efecto vasodilatador, diurético y cardiotónico (regula la presión y los latidos del corazón). Esta planta casi milagrosa, ha sido echada al olvido por una sencilla razón que puedes deducir si reflexionas un poco: los tratamientos para la diabetes y sus males previos son una industria mil millonaria y otra industria tal vez más grande son los tratamientos estéticos y médicos para la obesidad. Esa es la verdad. A la Stevia, se le ha acusado tendenciosamente de producir infertilidad: sólo un estudio publicado en la “Science” lo dice, pero estos estudios no fueron ratificados por la comunidad científica Estudios posteriores Japoneses comprueban la absoluta inocuidad del producto y repiten los experimentos exactamente como lo publicó al revista “science” al momento, obteniendo que los animales se reproducían de forma normal, incluso aumentó la fertilidad de las vacas que no estaba en celo¿sería un truco publicitario en favor del azúcar y de la splenda que juntas aglutinan miles de efectos secundarios a mediano plazo? (muy rentables, por cierto). La sal es el principal acelerador del envejecimiento humano “La sal es el principal acelerador del envejecimiento humano, su consumo rigidiza el corazón y en el fondo nos hace perder sobre 15 años de expectativa de vida”. Así lo aseguró el presidente de la Fundación Chilena de Hipertensión Arterial, doctor Luis Zárate, quien dictó un seminario sobre las causas de este creciente padecimiento, en el salón Abate Molina de la Universidad de Talca.
  23. 23. La actividad forma parte del Mes del Corazón, campaña impulsada por la Escuela de Medicina de esta Casa de Estudios, para incentivar hábitos de vida saludable y evitar las enfermedades cardiovasculares. Se trata de la primera causa de muerte en la Región del Maule, el país y el mundo. Chanco es la comuna con la mayor tasa nacional de muertes en este ámbito con 204,2 casos por cada 100 mil habitantes. Mientras que el promedio nacional de 103,9 fallecimientos, es superado por Molina, Linares, Parral y San Javier, según datos del Atlas de Mortalidad por Enfermedades Cardiovasculares de Chile elaborado por la UTALCA. Alimentos procesados “La ingesta de sal en nuestro país es el doble de lo recomendado. La sal es causa de cáncer gástrico y su exceso produce una pérdida de calcio de nuestros huesos que se elimina por el riñón, produciendo cálculos renales”, explicó el experto ante estudiantes de medicina, académicos y comunidad en el salón Abate Molina de la casa de estudios. Sostuvo que las autoridades de Salud deben exigir a las industrias disminuir el máximo de sal en los alimentos procesados. Luis Zárate expresó que el exceso de sodio (sal) se puede contrarrestar con la ingesta de potasio, que está presente en las frutas y verduras. “Pero sólo un 10% de la población consume las cinco porciones diarias recomendadas. O sea nos falta potasio y tenemos exceso de sal. Tomemos conciencia que todo alimentos procesado tiene exceso de sal”, dijo el presidente de la Fundación Chilena de Hipertensión Arterial, doctor Luis Zárate. Prevención Enfatizó que en nuestro país faltan medidas de prevención, educación y estilos de vida saludables. Afirmó que el 75% de las enfermedades cardiovasculares se pueden prevenir con ejercicio, dieta sana, sin fumar ni ingerir alcohol. Como parte del Mes del Corazón, la Escuela de Medicina de la UTALCA ha organizado para el 14 de este mes el stand universitario saludable en el auditorio de dicha escuela, además operativos con recomendaciones saludables en San Javier, los días 21 y 22, y un operativo en San Rafael el 28 y 29. Mientras que el 30, se realizará la Corrida de Salud Cardiovascular en Talca. “El Mes del Corazón es una instancia de extensión de la Escuela de Medicina. Su objetivo es hacer un aporte a la promoción de la salud y particularmente a la patología cardiaca. Esto a través de clases magistrales, instancias educativas para la comunidad, intervenciones y promotores de salud en terreno con las actividades que realizaremos en San Rafael y San Javier”, afirmó el director de la Escuela de Medicina UTALCA, Franco Amaya. ES OS REPORTAJES NÚMERO 117 / JUNIO / 2009
  24. 24. EL AGUA DE MAR ES LA SOLUCIÓN DE MUCHAS PATOLOGÍAS El agua de mar puede ser no sólo la solución al problema de desnutrición de millones de personas sino la de numerosas patologías. Así lo defienden ya diversas organizaciones entre las que se encuentran la Fundación Seawater -dedicada a la investigación y difusión tanto de sus características como del uso que se le puede dar en agricultura, ganadería y nutrición y que preside Ángel Gracia, autor entre otros libros de El poder curativo del agua de mar. Nutrición orgánica y Cómo beneficiarse con el agua de mar- y la Fundación Aqua Maris. Hay hasta quien asegura que una vez depurada puede beberse directamente y que ingerida periódicamente alcaliniza el organismo previniendo todo tipo de patologías. “¿Tiene la mayoría de los científicos y profesionales universitarios de las ciencias biológicas la suficiente humildad como para admitir que un ciudadano común carente de los privilegios universitarios que otorga un título académico, caso de René Quinton, venga a decirles que el 70% de su volumen corporal es agua de mar? Parece que la gran mayoría de esos científicos y responsables de la salud pública no pueden soportar la verdad de este hecho tan fácil de comprobar en la naturaleza. Esa mayoría científica no tiene la suficiente humildad como para aceptar su desconocimiento de lo que contiene el agua de mar que conforma el 70% del contenido del planeta Tierra y también, repetimos, de su volumen corporal. Y por ello no les importa seguir ignorando que el agua de mar es el nutriente orgánico más completo de la naturaleza”. Con palabras tan rotundas como éstas -extraídas de su libro El poder curativo del agua de mar. Nutrición orgánica-se expresael español Ángel Gracia, presidente de la Fundación Seawater -con sede en Florida (EEUU)- que a diario trata de convencer a la gente de la posibilidad de solucionar las deficiencias nutricionales y sanitarias de gran parte de la población menos favorecida -sobre todo de la infantil- utilizando agua de mar como recurso natural, biodisponible, orgánico y gratuito. Un objetivo que igualmente mantiene la Fundación Aqua Maris que preside Francisco Sánchez cuyo fin es dar a conocer sus posibilidades terapéuticas y dietéticas y, a tal fin, promover la creación de dispensarios marinos en todo el mundo para que en ellos se suministre agua de mar de forma gratuita y los seis millones de niños que mueren en el mundo cada año por desnutrición, los cuatro millones que mueren por la mala calidad del agua que beben y los 1,7 millones que fallecen por enfermedades diarreicas puedan evitarse. Pero, ¿realmente es eso posible? ¿Tienen razón? EL MAR, CUNA DE LA VIDA El medio marino es el ecosistema más importante de la Tierra. Sólo por su masa térmica y el poder calorífico del agua constituye el regulador de la temperatura del planeta. Sin él las noches serían polares, los días un horno y la vida imposible. Es un elemento vital que asegura la conservación de nuestro medio en unos límites tolerables para la vida. El agua de los océanos, para los
  25. 25. organismos que se desarrollan en ella, tiene pues una función análoga a la del medio interno para las células humanas. Si se estudia la composición de las diferentes sales y oligoelementos que constituyen la matriz salina marina se observa que la proporción y la forma en que está presente cada uno de esos elementos no es accidental y que cualquiera que sea la naturaleza de los aluviones fluviales, del polvo transportado por el viento o de los fondos marinos removidos por corrientes oceánicas la concentración relativa de minerales en el océano es siempre sorprendentemente estable. El mar, al igual que un organismo, posee su propia homeostasis, su propia regulación interna y su comportamiento presenta una analogía impresionante con la del medio interno del organismo humano. “Los mismos elementos –señala el investigador francés Philippe Goeb en su trabajo Plasma marino y plasma humano- desempeñan funciones análogas por medio de reacciones o cadenas de reacciones vecinas con el fin de asegurar las mismas funciones y en concentraciones similares. Por ejemplo, en el interior del cuerpo humano el tampón principal es carbonato-bicarbonato, cuyo ciclo, ligado al mecanismo respiratorio, permite compensar la aportación constante de subproductos metabólicos ácidos a fin de mantener un pH orgánico ligeramente alcalino. Regula igualmente la presión parcial del CO2 y del oxígeno disuelto en los líquidos fisiológicos. Pues bien, en el medio marino ese mismo tampón carbonato-bicarbonato permite, en sus intercambios con la atmósfera a través de la epifase marina, regular por una parte la presión parcial del CO2 y oxígeno disueltos y, por otra, el pH alcalino del agua de mar”. El medio interno de nuestro organismo y el agua de mar cumplen en suma las mismas funciones, uno en relación con las células, otro en relación con los microorganismos del ecosistema marino. Y uno y otro precisan de un adecuado equilibrio capaz de mantener las condiciones físico-químicas acordes con el desarrollo de la vida. Los dos son por tanto medios minerales cuya homeostasis y estructura química son el fruto de una precisa regulación biológica. Es más, todos los análisis muestran que sus composiciones respectivas son casi idénticas. Y es que el agua de mar no es agua con sal. Es agua que contiene los 118 elementos de la tabla periódica en su forma orgánica y biodisponible. Los iones de sodio y cloro se encuentran por separado en disolución. El cloro y el sodio constituyen el 85% de los minerales del agua de mar hipertónica. El 15% restante lo componen los otros elementos de la tabla periódica. La matriz salina de las aguas marinas constituye un medio natural único que es prácticamente imposible de reproducir de modo artificial. Su composición se acerca a la del líquido extracelular. Se trata por tanto de un auténtico suero fisiológico capaz de satisfacer totalmente las necesidades minerales de las células en todos los seres vivos. Por eso organizaciones como las antes citadas y multitud de investigadores que han dedicado su vida a estudiar las propiedades del agua del mar sostienen que la sopa marina debe ser considerada un recurso hidratante y el nutriente más completo de la naturaleza. Es más, niegan que un consumo razonable de agua de mar pueda provocar un colapso de los riñones y la locura como se dice. Y tratan de acabar, congreso tras congreso, con mitos como los de que un náufrago se volvería loco o incluso moriría si bebiera agua de mar. Antes bien, sostienen que bebiéndola aumentarían sus posibilidades de sobrevivir durante decenas de días y así salvarse siempre que sean cantidades pequeñas. Bebiendo grandes sorbos y
  26. 26. gran cantidad al día si se puede provocar un colapso. El Dr. Bombard, que para hacer su tesis doctoral pidió que le soltaran en medio del océano para vivir como un náufrago en 1953, bebió durante tres meses agua de mar –que cogía sólo cuando veía cerca placton- y al ser rescatado presentaba un inicio de colapso renal. Valga un simple ejemplo: en diciembre del 2004 un grupo de seis personas permaneció en la isla de Fuerteventura una semana bebiendo únicamente agua de mar. No ingirió ni alimentos ni agua dulce. Sólo agua de mar tal como la recogían del lugar donde se realizó la experiencia. Pues bien, el control médico y las analíticas realizadas después no detectaron ninguna alteración en sus organismos salvo una ligera y saludable pérdida de peso. “Lo único que consumimos durante la experiencia –nos diría Francisco Sánchez que participó en ella-fue agua de mar. Cada uno la ingirió a su propio ritmo. Yo, como soy una persona sistemática, cada tres horas porque es cuando el organismo necesita reponer nutrientes. Bebía en cada ocasión medio vaso de agua. Bueno, pues al finalizar la experiencia pudimos comprobar que nadie había sufrido ningún trastorno fisiológico ni se había vuelto loco. Hoy bebo medio litro al día de agua de mar mezclada con otro medio litro de agua dulce y el zumo de un limón”. Pues bien, ese experimento se dio a conocer en el II Congreso Internacional Agua de Mar, Fuente de Salud y Vida que se celebró en Fuerteventura con la participación de miembros de 22 universidades, cuatro de ellas españolas y el resto europeas y americanas. Cabe agregar que las conclusiones sobre las propiedades del agua de mar se sintetizaron en el Encuentro Internacional del Agua celebrado en México en el 2008 y, de forma resumida, son éstas: -El agua de mar es un tratamiento eficaz en casos de desnutrición pero también de gastroenteritis, cólera, atrepsia, tuberculosis, etc. Es más, es un tratamiento que sería especialmente útil en el caso de los niños desnutridos del Tercer Mundo. -El agua de mar mejora el medio orgánico interno y es eficaz para prevenir patologías. -El agua de mar puede utilizarse para reforestar zonas desérticas creando manglares y piscifactorías que eleven el nivel de vida de las zonas pobres y marginales y, por ende, generando puestos de trabajo y haciendo innecesaria la emigración por hambre. -El agua de mar, llevada a los hogares y hoteles y utilizada para higiene, limpieza y ornamentación, produciría un ahorro de agua dulce de un 75% limitando enormemente la necesidad de trasvases de ríos y la construcción de plantas desalinizadoras. Según Seawater las experiencias recientemente llevadas a cabo en Colombia, Nicaragua y otros países de Iberoamérica han permitido demostrar que cuando un niño desnutrido toma tres vasos de agua de mar al día su salud mejora rápidamente. Beber agua de mar no parece pues tener otro problema que acostumbrarse a su sabor. “¿Recuerdan sus reacciones la primera vez que probaron un cigarrillo o un sorbo de coñac o whisky? –explica Ángel Gracia-. Pues un indígena del Amazonas come gusanos, culebras y monos y alguien ‘civilizado’ espaguetis, paella y helados. A cualquiera de los dos le repugnaría la comida del otro pero cada uno aprendió a comer lo que tenía a su alrededor. Bueno, pues aprender a beber agua de mar no es más difícil que
  27. 27. comerse una paella o un lomo aderezado para un ‘civilizado’ o un sabroso y mantecoso gusano para un indígena del Amazonas”. RENÉ QUINTON La verdad es que la utilización del agua de mar con fines terapéuticos se remonta a unos 500 años antes de Cristo. De hecho sus propiedades curativas fueron conocidas muy pronto por los griegos. El historiador Herodoto, por ejemplo, escribió que “la cura de sol y de agua de mar se impone en la mayoría de las enfermedades y, sobre todo, en las afecciones de la mujer”. Eurípides, por su parte, diría que “el mar cura las enfermedades de los hombres”. E Hipócrates que es útil “en las afecciones pruriginosas y mordicantes”. Pero la gran revolución que nos ha conducido a lo que hoy sabemos sobre las posibilidades del agua de mar se produce a finales del siglo XIX de la mano del investigador francés René Quinton (vea en nuestra web – www.dsalud.com- el reportaje que ya dedicamos a este mismo asunto en el nº 30) pues fue quien dio un auténtico giro científico a lo que se sabía de la terapia marina al demostrar la analogía fisiológica entre el agua de mar y el medio vital de los vertebrados. Gracias a sus investigaciones pudieron de hecho extraerse dos leyes importantes que identifican el agua de mar con nuestro medio celular interno: -La Ley de la constancia marina según la cual por elevado que se halle en la escala animal todo ser vivo se mantiene gracias a un entorno marino interno en el que las células que lo constituyen siguen viviendo en las condiciones acuáticas en que se encontraba la célula primitiva. Y, -La Ley de la constancia osmótica según la cual los mecanismos de regulación interna del agua de mar permiten la constancia de una fórmula mineral propia que engloba también a los llamados elementos “traza” y que está contenida a la vez en el agua de mar y en el organismo. Quinton llegaría con el tiempo a la conclusión de que las enfermedades no son en realidad sino manifestaciones del ensuciamiento del medio interno a nivel celular. Y así lo explicaría en su libro El agua de mar, medio orgánico -publicado en 1904- donde planteó su famosa metáfora del acuario. Para Quinton las condiciones internas de nuestro estanque acuoso interno deben mantenerse en equilibrio porque cada vez que éste se altera las células sufren, las funciones no se desarrollan adecuadamente y los órganos se terminan deteriorando. Y al igual que al renovarse el agua de un acuario la vivacidad de los peces se nota casi inmediatamente renovar con agua de mar el medio extracelular debería ser útil siempre que éste se halle sucio por cualquier causa: envenenamiento químico, infección microbiana, insuficiencia de los órganos eliminadores, defectos de ciertos aportes alimentarios, etc. Por lo que decidió demostrarlo. ¿Cómo? Pues intentando regenerar células y tejidos inyectando agua de mar pura en seres vivos. Para ello idearía un procedimiento que permite convertir el agua hipertónica del mar –que concentra en 35 gramos por litro todos los minerales existentes- en agua isotónica –cuya concentración es de sólo 9 gramos por litro-. Y eligió ese porcentaje, esa concentración, porque es la del medio interno de todos los vertebrados, incluidos los peces. “En definitiva -escribió Quinton-, el líquido que se debe inyectar es un agua de mar muy pura -captada mar adentro en condiciones que asegure esa pureza- a la
  28. 28. que hay que agregar agua destilada en un término vecino a la isotonía orgánica -dos partes de agua de mar por cada cinco de agua destilada-, cuidadosamente verificada. Hecha la mezcla debe finalmente esterilizarse mediante filtrado”. Bueno, pues tan sencilla fórmula -salvo que Quinton se dio cuenta luego de que no podía usarse agua destilada sino de manantial-es lo que hoy conocemos como plasma de quinton. René Quinton, para demostrar la similitud de nuestro fluido orgánico y el agua de mar, experimentaría con perros a los que sustituiría la práctica totalidad de su sangre enferma por plasma marino. Demostraría así -¡en 1897!- que es posible extraer totalmente la sangre de un perro y reemplazarla por agua de mar isotónica porque en apenas unos días el organismo vuelve a producir los glóbulos y plaquetas que convierten ese agua marina en sangre. Es más, además de curarse los animales mostraban luego una vitalidad notablemente mayor. Y es que el agua de mar y la sangre tienen una composición casi idéntica aunque sea en concentraciones distintas. Tuvieron que pasar sin embargo décadas para que algunos médicos le escuchasen. Fue el caso de un grupo de investigadores del departamento de Fisiología de la Facultad de Medicina de la Universidad de La Laguna que en 1975 se animó a llevar a cabo experiencias similares con varios perros a los que se les extrajo sangre y a continuación se les inyectó por vía intravenosa una cantidad equivalente de agua de mar. Sin problemas. Claro que ese procedimiento ya había sido utilizado durante la II Guerra Mundial para compensar la pérdida de sangre de los heridos en combate. Lo lamentable es que luego decidió no volver a tenerse en cuenta tal posibilidad, siquiera como recurso en casos de emergencia. ¿La razón? Se hubiera visto en peligro el negocio de la compra-venta de sangre. Así que hoy se sigue infundiendo sangre a quien lo necesita en lugar de plasma de quinton a pesar de que la sangre puede transmitir muchas patologías. DISPENSARIOS MARINOS En 1905 Quinton, convencido de las posibilidades terapéuticas del agua de mar isotónica, comenzaría a inyectarla incluso en lactantes. Creando al poco tiempo dispensarios marinos para tratar en ellos a las personas enfermas. Un redactor de la revista francesa Intransigeant escribiría sobre ello en 1907: “Los trabajos de Pasteur nos aportan una concepción de la enfermedad, los de Quinton una concepción de la salud. ¿Qué es el agua de mar? Es un suero que no ataca a ningún microbio en particular sino que da a la célula orgánica la fuerza para luchar contra todos ellos”. Quinton demostraría luego ampliamente que el agua de mar isotónica es eficaz hasta en casos de cólera, tifus, tuberculosis, anorexia, enfermedades de la piel, distrofias infantiles y déficits nutricionales graves así como en cualquier patología que implique desequilibrios hídricos. Sus éxitos terapéuticos se sucedieron. De hecho no hay más que rastrear la literatura de la época para darse cuenta del impacto de su trabajo. El doctor Robert Simon, por ejemplo, hizo en su obra Applications thérapeutiques de l'eau de mer un inventario de las primeras indicaciones del método -muy usado por él mismo- concluyendo lo siguiente: “Tras sólo tres años de experimentos nadie puede prever los límites que el futuro concederá a este método. Los últimos ensayos -gota,
  29. 29. reuma, ciática y tos ferina- nos autorizan a pensar que el ámbito de sus aplicaciones se irá extendiendo y lo general de su acción le valdrá un lugar muy importante, quizás preponderante, entre los agentes curativos de que dispone la medicina”. En 1943 el plasma de quinton sería presentado en el Laboratorio Nacional de Control de Medicamentos de Francia e inscrito como fármaco bebible, inyectable y de uso tópico a una concentración de 9 gramos de sales minerales por litro. Lamentablemente el poder de los laboratorios farmacéuticos tras la II Guerra Mundial fue creciendo y las experiencias de Quinton pasarían a un segundo plano. A pesar de lo cual en la década de los setenta se otorgó elAMM -el equivalente al Registro Sanitario Español- al plasma de quinton y también a un preparado con una concentración de 21 gramos de sales por litro). Sin embargo, en 1982 ambos preparados dejaron de ser reembolsados por la Seguridad Social y luego perderían el AMM al no poder adecuarse el laboratorio fabricante a las nuevas normas exigidas por la Comunidad Europea en 1993. Con lo que desde entonces el preparado isotónico de Quinton se comercializa como complemento alimenticio y no puede administrarse por vía intravenosa ni subcutánea a pesar de haber demostrado clínicamente en el pasado su eficacia terapéutica. Había que proteger a los fabricantes de fármacos aunque éstos sean en general peligrosos y no curen nada. Agregaremos que en la actualidad son los Laboratorios Quinton de Alicante los que en España mantienen íntegros los protocolos del investigador francés para la producción del plasma-isotonico o hipertónico- como complemento revitalizante. “El año 2005 –nos diría Marco Paya, Director de Investigación de Laboratorios Quinton y miembro del Consejo Asesor de Discovery DSALUDdesde su creación- los norteamericanos encontraron 98 minerales y elementos ’traza’ así como 206 isótopos en el agua de mar midiendo grandes cantidades de agua del pacífico.. Hoy, según un trabajo hecho por la Universidad de Alicante, se ha demostrado que en una ampolla de plasma de quinton de 10 militros pueden encontrarse 78 minerales y elementos ‘traza’ con lo que podemos decir que en el agua de mar está todo lo que existe sobre la Tierra”. ¿Y de dónde obtienen los Laboratorios Quinton el agua de mar que usan sus preparados? Pues se sigue extrayendo de los mismos sectores marinos indicados por René Quinton en 1904, a 10 metros del fondo y 30 de la superficie (evitando pues la zona a la que llega la luz del sol). “Recogemos el agua de mar –nos diría Marco Paya-en los mismos puntos que determinó Quinton usando un péndulo en el Canal de la Mancha. Lo singular es que hoy puede constatarse con fotos de satélite que en ellos hay vórtices, torbellinos donde se reproduce la vida. De allí la obtenemos”. Bueno, pues los trabajos de la Université Internationale de la Mer de Cagnes sur Mer (Francia) han demostrado la importancia de esta elección, tanto por la seguridad como por la pureza del producto pero sobre todo tras los 40 años de investigaciones del profesor Maurice Aubert -fundador de esa universidad- porque permitieron explicar por qué las sales minerales se transforman en orgánicas en esos torbellinos, fenómeno que describió como Biocenosis: Así como que desde un punto de vista terapéutico el llamado plasma de quinton tiene las mismas posibilidades que el plasma humano para servir de soporte mineral a la vida celular. Por eso se explican sus sorprendentes propiedades terapéuticas que,
  30. 30. por cierto, se deben a que permite. ...recargar hidroelectrolíticamente el organismo. Las sales, a través de los mecanismos de presión osmótica y de la regulación renal, aseguran el balance hídrico del organismo con lo que se asegura una adecuada aportación hidroelectrolítica en patologías agudas como deshidratación, diarreas agudas, shocks hipovolémicos, quemaduras y reanimación pre y postoperatoria así como regular patologías crónicas graves con carencias, desmineralización y espasmos. …reequilibrar las funciones a nivel enzimático. Los minerales marinos en forma de plasma marino tienen una biodisponibilidad excepcional y afectan al conjunto de ciclos metabólicos, generales y específicos; por ejemplo, modificando las estructuras, las secreciones hormonales y la producción de anticuerpos. Esto se aplicaría particularmente para las enfermedades graves en las que el tratamiento de terreno mineral se impone como un complemento a menudo inevitable. ...regenerar las células. El plasma marino no actúa contra un síntoma concreto sino que contribuye al buen funcionamiento global del metabolismo. Regenera el medio interno favoreciendo de este modo la actividad celular y, con ella, toda la actividad orgánica. El ya mencionado Philippe Goeb defiende por ello en su trabajo Plasma marino y plasma humano la necesidad de reexaminar el conjunto de las experiencias terapéuticas obtenidas en la primera mitad de siglo XX y explorar el uso del plasma de mar en nuevas patologías donde podría ser muy útil. Según apunta especialmente en las… …patologías de terreno: enfermedades autoinmunes, problemas de reumatismo, alergias, etc. …patologías infecciosas: otorrinolaringológicas y broncopulmonares. …carencias masivas: deshidratación, diarreas, vómitos, hemorragias y desequilibrio mineral agudo. Y, desde luego, podría utilizarse como tratamiento complementario en patologías como el cáncer que entrañan una severa intoxicación del medio interno. LOS DISPENSARIOS MARINOS En suma, nadie que entienda los datos aquí reflejados puede dudar de los beneficios para la salud del plasma de Quinton aunque ya no pueda comercializarse bajo ese nombre sino como complemento alimenticio. Así que lo que resulta más novedoso es el uso de agua de mar de forma directa. De hecho su consumo directo está en la base de los llamados Dispensarios Marinos, proyecto propuesto por organizaciones como Aquamaris, Seawater o Prodimar para tratar de paliar el problema del hambre en el mundo. Se trata ni más ni menos que de distribuir agua de mar de la manera más barata posible. De momento es en Colombia y Nicaragua donde estas instalaciones han tenido mayor arraigo. El procedimiento es similar en todos los casos. Se comienza recogiendo agua de mar de sitios alejados de las playas -a más de 5 kms- y en profundidades de entre 10 y 20 metros, en playas que cumplan todas las garantías de limpieza o en pozos cercanos al mar. Y después, tras los análisis pertinentes, se transporta en recipientes de plástico mediante voluntarios para
  31. 31. ser distribuida en los dispensarios entre la población. Así de simple, sencillo y barato. “El agua de mar obtenida de un pozo cercano a la orilla del mar –nos diría Ángel Gracia-suele estar esterilizada dentro de los parámetros sanitarios exigidos y aceptados por todos los países del mundo. Y es que el agua de esos pozos se filtra a través del cuarzo de las arenas subterráneas dando una calidad equivalente a la que se obtendría con un filtro de porcelana”. Afirmación ésta que sin embargo el doctor Marco Payá no comparte porque “bastantes dificultades tuvimos para adaptar los protocolos de Quinton a la farmacopea europea como para creerme que eso sea así. Un simple envase de plástico no estéril de 5 litros o más ya se contamina en menos de 24 horas. No es pues creíble”. En cuanto a la posible toxicidad del agua de mar cuando se ingiere de manera directa Wilmer Soler, bioquímico y profesor de la Universidad de Antioquía (Colombia), efectuó una de las escasas investigaciones realizadas con ella, obtenida en su caso en las aguas de Coveñas. Y aseguraría que era segura para el consumo humano, afirmación que otros investigadores ponen sin embargo en entredicho. “Nuestra recomendación para aprender a beber el agua de mar–explica Ángel Gracia- es que se haga poco a poco. Si se añade limón -al gusto- el sabor resultante, con algo de imaginación, puede recordar al de las ostras. Luego, cuando uno se acostumbra, puede beberla directamente con o sin limón”. Y puede tener razón porque las personas que la beben en dispensarios como el de La Ceja en Colombia no tienen problema para ingerirla. “A la entrada de muchas tiendas, cafés, restaurantes, escuelas y escenarios deportivos de La Ceja –puede leerse al inicio de un reportaje publicado en El Colombiano- se repite una placa azul con una leyenda que advierte: ‘El agua de mar cura todos los males de los hombres (Eurípides)’. No más al pasar al lugar el visitante se encuentra con un botellón y con vasos dispuestos para servir lo deseado, previa certeza de que es gratuita. Un rato de observación, a media tarde, permite apreciar que la cita con la bebida es casi un hábito para los parroquianos mayores, amas de casa y estudiantes. Pero la sola leyenda no es lo que cautiva. Lo es el convencimiento de adultos y jóvenes que saben de los pequeños milagros obrados por las dosis rutinarias del agua marina”. Debemos agregar que en los dispensarios marinos el agua de mar se usa principalmente como suplemento nutricional pero también como parte del tratamiento de enfermedades respiratorias, hiperlipidemias, diabetes, úlceras, gastritis, etc. Según informes recogidos por Soler del funcionamiento de dispensarios marinos como el de la Ceja el 90% de las personas que utilizaban agua de mar manifestaron haber obtenido beneficios. Y el 10% restante, que dijeron no haberlos tenido, no empeoraron. Por regla general los tratamientos pasan por el consumo de tres vasos de agua de mar al día (500 centímetros cúbicos) durante varios meses. Y como ejemplo de lo que se puede conseguir la doctora Teresa Ilari, directora de los Dispensarios Marinos en Nicaragua y miembro activo deSeawater, asegura que los resultados obtenidos tanto en la Clínica Santo Domingo como en el resto de dispensarios marinos son llamativos: recuperación total de la salud en muchos pacientes, disminución del consumo de medicamentos en las enfermedades crónicas -hipertensión arterial, diabetes, cirrosis hepática, cardiopatías, reumatismo, artrosis, etc- y la resolución de patologías no curables por
  32. 32. métodos farmacológicos como cirrosis, rinitis alérgicas, psoriasis, etc. “También uso el agua de mar para tratar problemas del hígado y los riñones – declaró Ilari a la revista nicaragüense Enlace- porque regenera las células. Aquí atiendo por ejemplo pacientes con cirrosis, algo común entre los varones que han tomado mucho licor. El primer paciente que entró en el programa para tomar agua de mar padecía de cirrosis. Le sacábamos más de 32 litros de líquido de la barriga cada mes. Pero desde que está tomando el agua de mar ya lleva más de tres meses que no se le saca líquido y tiene la barriga bajita. Él, con 52 años, estaba desahuciado, no iba a trabajar nunca más y ahora ya está pensando en volver a él. El otro caso es el de un paciente norteamericano que tenía insuficiencia renal. Con el agua de mar ya no tiene aquella dejadez, aquellos mareos y vómitos, y la creatinina le bajó casi a lo normal. Ahora se ha quedado y está muy bien”. Indudablemente queda aún mucho por investigar sobre las posibilidades del agua de mar, sobre su consumo y sobre quiénes pueden o no beneficiarse pero parece claro, tras los trabajos de Quinton y las experiencias que se van acumulando en diversas partes del mundo, que es necesario prestar mucha más atención a las posibilidades del elemento más abundante del planeta: el agua de mar. Sobre todo desde el punto de vista de su aportación nutricional. Ya en 1911 el doctor Plantier, comentando el trabajo de René Quinton, concluía así un artículo: “Por todas estas razones les invito vivamente a que recurran al método de Quinton cada vez que puedan. Ahí el médico tiene un campo de exploración inmenso donde todavía hay mucho que rebuscar y una terapia sencilla, sin peligro, verdaderamente racional y eficaz cuyas aplicaciones no harán más que desarrollarse cada vez más. Nuestras observaciones actuales permiten únicamente entrever cuán amplio campo de aplicación abre a la actividad terapéutica el descubrimiento genial de Quinton”. Pronto hará 100 años de esas palabras así que con un poco de suerte igual no pasan otros cien antes de que la sociedad valore las posibilidades nutricionales y terapéuticas del agua de mar. Terminamos agregando que el Dr. Marco Payá no comparte en absoluto la convicción de quienes afirman que el agua de mar puede beberse sin haber sido tratada según el protocolo que explicó René Quinton. Para que realmente sea útil terapéuticamente debe a su juicio obtenerse en las zonas donde se hallan los ya mencionados torbellinos, a la profundidad descrita -donde no llegan los rayos solares pero tampoco está demasiado cerca el fondo-, diluida en la proporción adecuada con agua de manantial –y no con agua destilada como el propio Quinton pensó que sería mejor al principio aunque luego rectificó- y convenientemente depurada porque hoy día la contaminación de nuestros mares y océanos impide su ingesta directa –con mucho mayor motivo en nuestras contaminadas costas- ya que quien así lo haga se arriesga a caer enfermo. De ahí que lamente que su entusiasmo por ella lleve a otras personas a hacer afirmaciones discutibles cuando no peligrosas. El debate está abierto. Antonio F. Muro
  33. 33. Otros usos del agua de mar Quienes defienden el uso del agua del mar como recurso terapéutico y nutricional no dudan también en sostener que es igualmente buena para usos ganaderos y agrícolas. Y así se ha puesto de manifiesto en los distintos encuentros internacionales sobre ella que ha habido en los últimos años. En agosto del 2006, por ejemplo, se celebró en La Ceja (Colombia) el VII Encuentro del agua de mar -organizado por la Universidad de Antioquia, Proyectos Dispensarios Marinos (Prodimar) y la Fundación Aqua Maris- y en él se explicó cómo en numerosos países de distintos continentes se ha demostrado ya que puede regarse con agua de mar salicornia, pimientos, berenjenas y tomates y otras hortalizas. “Con agua de mar –se explicaría- se ha logrado reforestar parte de los desiertos de Eritrea, la India y México. Utilizando, eso sí, variedades ya adaptadas a la salinidad como el mangle, lo que permite impactar favorablemente en el medio ambiente y el calentamiento local”. Hay muchos ejemplos. Cerca de la Bahía de Kino -en Sonora (México)- casi 242 hectáreas de tierra árida y costera han sido transformadas en exuberantes campos verdes utilizando agua de irrigación del Mar de Cortés mediante el cultivo de Salicornia, una planta halófita –capaz de sobrevivir en condiciones de salinidad muy alta- de la que existen 250 especies en costas, estuarios y suelos salinos que se usa para la producción de aceites comestibles y cosméticos, alimento para el ganado y fabricación de biocombustible. Han bastado una serie de canales para llevar el agua del océano hasta el desierto. El impulsor de la iniciativa –bautizada como Proyecto Agro-Forestal con Agua de Mar- es Carl Hodges, catedrático del Departamento del Suelo, Agua y Medioambiente de la Universidad de Arizona e impulsor de Seawater. Y no sólo en México la salicornia es una posibilidad de desarrollo económico. En Argentina hay en marcha un proyecto en la costa atlántica de Tierra Del Fuegopara cultivar especies vegetales halófilas con agua de mar en más de 30.000 hectáreas. “Se trata – se explica en el proyecto- de una alternativa a los cultivos tradicionales de una especie con contenidos nutricionales interesantes para la alimentación humana según análisis proximales realizados por el INTI, con un 14% de proteínas, calcio, magnesio, potasio y sodio y un 40% de ácidos grasos esenciales. Su alto contenido en ácido linolénico posibilita una reducción del contenido de colesterol del 50% en corderos alimentados sobre pastizales salinos con dominancia de salicornia”. Ahora bien, las posibilidades en el ámbito agrícola del agua de mar no se limitan a las zonas costeras. Actualmente la empresa norteamericana OceanGrow traslada agua de mar desde Florida hasta Dakota del Sur y Nebraska -a más de 2.000 kilómetros de distancia- para regar 15.000 Ha. de cultivos de trigo, maíz y soja. Y más sorprendente resulta aún el proyecto que se está llevando a cabo en Eritrea, en el Cuerno de África. En 1999 Ned Daugherty y sus socios crearon
  34. 34. allí las primeras granjas de agua marina mediante una empresa conjunta entre el gobierno y la compañía de Hodges A través de tuberías bombean agua de mar para regar 1.482 hectáreas de desierto. El agua se aprovecha primero para criar camarón en piscinas de agua salada y después pasa a tres lagos artificiales donde se cría la tilapia, un pez tropical criado para la exportación. Y posteriormente ese agua se aprovecha para regar cultivos de salicornia y más 200.000 árboles de manglar –un ecosistema formado por árboles muy tolerantes a la sal- y otros cultivos marinos, algunos de ellos experimentales. A partir de ahí la tubería vuelca el agua -para entonces rica en residuos- en un humedal artificial que ya ha atraído a más de 154 especies de aves -123 de ellas en la lista de especies en peligro de extinción-, antes de volver de nuevo, una vez filtrada, al mar. También puede utilizarse agua de mar en cultivos ornamentales. En Badalona Francisco Sánchez presidente deAqua Maris, inició el pasado mes de agosto el cultivo de un jardín experimental regado con agua de mar pero mediante el sistema de goteo lo que le permite utilizar aguas salinas o al menos con un contenido en sales superior a las que pueden emplearse con cualquier otro sistema de riego sin que disminuya el rendimiento. Y según sus propias palabras, el jardín es “exhuberante”. Terminamos indicando que por si todo lo dicho fuera poco recientemente se ha sabido que el agua de mar ¡arde a altas temperaturas! desprendiendo hidrógeno y, por tanto, podría ser utilizada como fuente de energía. John Kanzius, un investigador norteamericano que trabajaba en un generador de frecuencias de radio para tratar el cáncer, bombardeaba con él un día agua de mar para ver si así lograba desalinizarla y comprobó asombrado que cuando la expuso a sus frecuencias de radio ésta ¡se puso a arder! Al parecer la razón es que las frecuencias de radio permiten la liberación de hidrógeno siendo éste el que, una vez desprendido, arde al estar expuesto a las frecuencias. Los científicos quieren averiguar ahora si la producción de energía a partir de la quema de hidrógeno –la temperatura llegó a más de 3.000 grados Fahrenheit- es suficiente para mover un automóvil o maquinaria pesada. Rustum Roy, un químico de la Penn State University que observó directamente el procedimiento, afirmaría que a su juicio se trataba “del descubrimiento más notable en la ciencia del agua en 100 años”.

×