Un león dormía la siesta cuando pasó por allí una ratita.  Confundiendo la melena del león con hierba, la ratita trató de ...
<ul><li>¡Vaya! ¿No es más que un ratón? Justo lo que me apetece comer  </li></ul><ul><li>hoy. La ratita gritó y pidió clem...
<ul><li>¡Ja, ja! ¿Dices que me devolverás el favor si te perdono </li></ul><ul><li>la vida? ¿Y cómo puede un animal tan pe...
<ul><li>Varios días después, el león, despertándose de </li></ul><ul><li>una siesta, salió de cacería muy hambriento. </li...
<ul><li>El león rugió y luchó con desesperación, pero no pudo salir de la red. </li></ul><ul><li>¡Qué vergüenza! Por culpa...
<ul><li>¡León! Déjame devolverte el favor que te debo. Ahora me toca a mí </li></ul><ul><li>salvarte la vida. La ratita ag...
<ul><li>¡Daos prisa! Los cazadores se acercan-dijo </li></ul><ul><li>la madre. Los cazadores, con armas en la </li></ul><u...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

La gratitud de una ratita

3.108 visualizaciones

Publicado el

Cuento en dibujos para el Primer ciclo de Primaria

0 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
3.108
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
53
Acciones
Compartido
0
Descargas
0
Comentarios
0
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

La gratitud de una ratita

  1. 2. Un león dormía la siesta cuando pasó por allí una ratita. Confundiendo la melena del león con hierba, la ratita trató de abrirse paso entre ella. - ¿Quién interrumpe mi siesta? – rugió el león, agarrando a la ratita con una de sus enormes zarpas .
  2. 3. <ul><li>¡Vaya! ¿No es más que un ratón? Justo lo que me apetece comer </li></ul><ul><li>hoy. La ratita gritó y pidió clemencia de rodillas: </li></ul><ul><li>León, por favor, perdóname la vida. Mis siete hijos esperan mi </li></ul><ul><li>regreso. Una ratita diminuta como yo no satisfará tu hambre. Si </li></ul><ul><li>me perdonas la vida, prometo devolverte el favor. </li></ul>
  3. 4. <ul><li>¡Ja, ja! ¿Dices que me devolverás el favor si te perdono </li></ul><ul><li>la vida? ¿Y cómo puede un animal tan pequeño como </li></ul><ul><li>Tú devolverme el favor?- preguntó el león. Finalmente </li></ul><ul><li>Dejó libre a la ratita pensando en sus hijos. </li></ul><ul><li>Gracias león. Te compensaré por esto, te lo aseguro – </li></ul><ul><li>exclamó la ratita agradecida. </li></ul>
  4. 5. <ul><li>Varios días después, el león, despertándose de </li></ul><ul><li>una siesta, salió de cacería muy hambriento. </li></ul><ul><li>Huelo a algo bueno- se relamió. Siguió el </li></ul><ul><li>Rastro del olor y encontró un trozo de carne en </li></ul><ul><li>el suelo. “¡Vaya golpe de suerte!”, pensó el león. </li></ul><ul><li>Cuando fue a coger la carne, le cayó una red </li></ul><ul><li>encima. ¡Era una trampa ! </li></ul>
  5. 6. <ul><li>El león rugió y luchó con desesperación, pero no pudo salir de la red. </li></ul><ul><li>¡Qué vergüenza! Por culpa de mi glotonería al tratar de comerme la </li></ul><ul><li>comida de alguien, ahora estoy atrapado. Por mucho que lo intentaba </li></ul><ul><li>no podía escapar. Entonces, la ratita a la que había perdonado la </li></ul><ul><li>vida unos días antes, se acercó a él con sus hijos. </li></ul>
  6. 7. <ul><li>¡León! Déjame devolverte el favor que te debo. Ahora me toca a mí </li></ul><ul><li>salvarte la vida. La ratita agarró la red y empezó a roerla con sus </li></ul><ul><li>fuertes dientes. Pidió a sus hijos que hiciesen lo mismo. </li></ul><ul><li>Los ratoncillos, que miraban al león aterrorizados, cogieron la red </li></ul><ul><li>enseguida y comenzaron a roerla ellos también. </li></ul>
  7. 8. <ul><li>¡Daos prisa! Los cazadores se acercan-dijo </li></ul><ul><li>la madre. Los cazadores, con armas en la </li></ul><ul><li>mano, ya se veían a lo lejos cuando la red </li></ul><ul><li>se abrió y el león cayó libre al suelo. </li></ul><ul><li>Gracias ratita. No esperaba que un animal </li></ul><ul><li>tan pequeño como tú me devolvería el favor. </li></ul><ul><li>Siento mucho haberte menospreciado – dijo </li></ul><ul><li>el león, y se marchó a toda prisa . </li></ul>

×