Torres, Tornay-Mejías y Gómez-Milan                                                 “Procesos Psicológicos Básicos”       ...
términos como capacidad, esfuerzo, alerta, orientación y control. Se trata de unconjunto de problemas heterogéneo s para l...
La idea de la atención como filtro de protección de sobrecargas se veapoyada por la existencia de limitaciones de procesam...
al sujeto dónde está la letra A con otra condición donde no hay flecha, el sujetoserá más exacto y rápido en la condición ...
relacionadas jerárquicamente (Posner y RaicWe, 1994): la atención espacial(Posner, 1980), también llamada atención visual,...
de la atención indica a los centros oculomotores el punto de destino paraprogramar un movimiento ocular.    Para estudiar ...
Estos efectos se deberían a algo más rápido que el ojo, a algo que no esperiférico sino central: al movimiento de la atenc...
atención visual para alcanzar la localización del objetivo o el tamaño del áreadonde se presenta éste, permite valorar car...
no sería más que la manifestación descubierta de un movimiento encubierto dela atención espacial exógena.    Por tanto, gr...
es activo (conducta voluntaria) sino también reactivo. Los estímulos pueden porsí mismos evocar tendencias a ejecutar acci...
entendemos, cuando uno se despierta tras haber dormido, un estado alteradode conciencia, uno sabe que sigue siendo la mism...
«limpieza de conciencia» por este lazo inhibitorio, de manera que la mentequeda en blanco a la expectativa del evento temi...
conciencia de la reacción corporal, de la activación fisiológica: del dolorcorporal, del esfuerzo muscular... Pero la expe...
selectividad atencional como algo independiente de los límites de capacidaddel cerebro, está basado en Posner (1980), Tude...
20. ¿Puede la atención controlar a la emoción? ¿Cómo?Página 15 de 15
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Atención, procesamiento de la información

4.993 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
3 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
4.993
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
10
Acciones
Compartido
0
Descargas
51
Comentarios
0
Recomendaciones
3
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Atención, procesamiento de la información

  1. 1. Torres, Tornay-Mejías y Gómez-Milan “Procesos Psicológicos Básicos” Ed: Mc Graw Hill España, 1999 Capítulo 10 “La Atención” pp. 197-214 La atención¿Qué es la atención? Desde el punto de vista del hombre de la calle, atenderpuede significar concentración en la realización de una tarea, orientar lossentidos (movimientos de cabeza y oculares...) hacia un lugar, objeto o partede un objeto. El diccionario de la Real Academia define atender como aplicar elentendimiento a algo, esperar o aguardar. Actividades asociadas a laaplicación de la atención son: la distracción, el ensimismamiento, la meditación,la concentración, la consciencia o el aprendizaje explícito. William James (1890) definió a la atención del siguiente modo: «Todo elmundo sabe lo que es la atención. Es la toma de posesión por la mente, de unmodo claro y vívido, de uno de entre varios objetos o cadenas de pensamientosimultáneamente posibles». Su máxima atencional más conocida es «miexperiencia consciente es aquello a lo que yo decido atender». Por ejemplo,cuando tratamos de comprender un texto no somos conscientes ni de losmovimientos oculares de izquierda a derecha sobre el papel escrito ni de lasletras que componen las palabras, pero sí del significado de las frases. Noobstante, si ante una frase escrita alguien nos pregunta «¿cuántas vocaleshay?», responder nos llevaría a ser conscientes de las letras constituyentes delas palabras de esa frase pero no del significado de la frase. La atención ocupa un lugar especial en el estudio de la mente funcional.Todas las escuelas psicológicas pueden ser clasificadas por el estudio quehicieron de la atención: desde abolirla a considerarla central (Tudela, 1992). Enrealidad, ha sido considerada el organizador de la mente. Ésta se puede dividirde manera didáctica en dos grandes partes: el sistema de procesamiento deinformación y el sistema atencional. El sistema de procesamiento de lainformación (sistema visual, lingüístico, sistemas de memoria, sistemas derespuesta...) se encargaría de procesar la información: detectar, identificar,recordar, programar la acción... La atención actuaría seleccionandoinformación para controlar el procesamiento de la información, mediante laactivación e inhibición de los procesos en curso, para alcanzar las metas delorganismo. El tráfico podría ser una metáfora para entender esta división, laatención sería equivalente a un semáforo, el sistema de procesamiento a lasvías y a los vehículos en circulación. No obstante, esta metáfora no es muyadecuada, pues la atención parece un semáforo inteligente, siempre al serviciode las metas del sistema, del municipio. A continuación trataremos con másdetalle esta problemática. A lo largo del capítulo, discutiremos la naturaleza no unitaria de la atención, mediante la discusión de su relación con la observación frente a su relación con la introspección y el control de la acción. También se discutirán las relaciones entre atención y conciencia, atención y emoción y atención e inteligencia.LA ATENCIÓN COMO CONSTRUCTO PSICOLÓGICOPara la psicología, la atención es un constructo, es decir, una etiqueta paradenominar a un conjunto de problemas relacionados, en alguna medida, con ladefinición de sentido común de atención. Este concepto ha sido asociado aPágina 1 de 15
  2. 2. términos como capacidad, esfuerzo, alerta, orientación y control. Se trata de unconjunto de problemas heterogéneo s para los que no existe una explicaciónunitaria, a pesar de estar todos ellos englobados bajo el mismo término. Sinembargo, todos poseen en común reconocer la voluntad del sujeto humano, esdecir, que éste no es meramente reactivo ante la estimulación sensorial, sinoque actúa sobre ella de modo activo, buscando, seleccionando informaciónpara dirigir su conducta, en función de su experiencia previa, su dotacióngenética, sus objetivos actuales, su estado de activación fisiológica... Laatención es, en consecuencia, una actividad interna, en relación directa con laintencionalidad, la toma de decisiones y la planificación de acciones, siendofácil caer en la tentación de identificarla con el concepto de yo o sujeto. Es elproblema del homúnculo.El problema del homúnculoConcebir a la atención como ese algo más tras el procesamientodesencadenado por la estimulación sensorial implica para algunos dotarla deun carácter mágico y, de este modo, caricaturizan a la atención como unpequeño hombrecito en el interior de nuestras cabezas que nos susurra lainformación que debemos seleccionar y las prioridades que hemos deestablecer para alcanzar nuestras metas. El problema estriba en que a su vez,este hombrecito precisaría de otro hombrecito en el interior de su cabeza parapoder cumplir su función y así sucesivamente. Sin embargo, es posible elestudio de la conducta voluntaria del sujeto sin caer en el problema delhomúnculo.PROBLEMÁTICA ATENCIONAL y TEORÍA ATENCIONALTudela (1992) distingue entre problemática atencional y teoría de la atención.La primera denota un uso descriptivo del concepto atención, para designar elconjunto de problemas a los cuales el término ha sido aplicado. La «teoría de laatención» denota, en cambio, un uso explicativo del concepto, como unhipotético mecanismo subyacente a parte de la problemática atencional. Por supuesto, en este capítulo breve no cabe toda la problemáticaatencional, pero sí es posible esbozar el estudio del mecanismo atencional. Esdecir, el estudio de la atención como un mecanismo con unas característicasestructurales y funcionales concretas, anatómicamente localizable en elcerebro, que nos puede explicar parte de la problemática atencional.SELECTIVIDAD ATENCIONAL, LIMITACIÓN DE CAPACIDAD Y PRIORIDADDE PROCESAMIENTOHoy día aún son muchos los autores que continúan definiendo a la atención delsiguiente modo: La atención es el proceso mental que, cuando nosenfrentamos a una situación con múltiples estímulos equipotenciales, permiteseleccionar uno de ellos para guiar la conducta (Eriksen, 1990; Laberge, 1995).Es decir, definen a la atención bajo el supuesto de limitación de capacidad dela mente. La mente sería un sistema de capacidad limitada, como un conjuntode canales de comunicación que pueden sufrir sobrecargas. Por ejemplo, laslíneas telefónicas son un canal de comunicación y a todos nos es familiar elmensaje de «espere, la línea se encuentra sobrecargada». Por tanto, la mentenecesitaría de un filtro que la protegiese de las sobrecargas. Es decir, algo quedetermine qué parte de la información pasa a etapas posteriores delprocesamiento y qué parte de la información estimular es rechazada. Laatención sería ese filtro (Broadbent, 1958; Deutsch y Deutsch, 1963).Página 2 de 15
  3. 3. La idea de la atención como filtro de protección de sobrecargas se veapoyada por la existencia de limitaciones de procesamiento a distintos niveles.A nivel perceptual, se afirma que sólo podemos construir la identidad de unobjeto de la escena visual cada vez, y que la atención es necesaria para ello(Treisman y Gelade, 1980). Los objetos son el resultado de unir un conjunto derasgos básicos como color, tamaño, forma... por ocupar una misma ubicaciónespacial. La atención actuaría como el «pegamento» de los rasgos básicos.Nuestro sistema visual nos permite detectar estos rasgos o primitivas visualespreatencionalmente, es decir, de manera inconsciente. Pero sin atenciónestarían como «flotando» por la escena visual, sin formar parte de un objetoespecífico. Imagina la siguiente situación: te encuentras charlando con unamigo de algo muy interesante, por lo que estás prestando gran atención a laspalabras y al rostro de tu amigo. Detrás de él, como fondo de la escena visual,un coche rojo cruza a gran velocidad y una mujer, inmediatamente después,cruza la carretera. ¿De que color es el vestido de la mujer? Es posible que turespuesta sea «rojo», aunque el vestido fuese de otro color. De ser así, habríasrecombinado de manera errónea dos rasgos básicos que pertenecen a objetosdistintos: el color del coche con la figura de la mujer. Notar que la mujer erarubia, delgada y con un traje negro, esto es, construir su identidad como objeto,te habría exigido atender a la mujer. A nivel de los sistemas de memoria, por ejemplo, nuestra memoria detrabajo o conciencia también es de capacidad limitada, puede contener a la vezen tomo a unos siete elementos o tiene capacidad para retener información porunos cuantos segundos sin repasarla, de lo contrario ésta decae (véase elCapítulo 5). Por ejemplo, cuando nos dan un número de teléfono nuevo ytratamos de retenerlo mediante repaso mental hasta llegar a la cabinatelefónica. Si alguien nos distrae, el número desaparece de nuestra conciencia.Otro ejemplo: trata de recordar los rostros de todos tus compañeros de clase.¿Puedes llegar a ver todos sus rostros en tu mente a la vez? La respuesta esnegativa. Ahora imagina que los tienes a todos delante, como para una foto defin de carrera, ¿puedes ser consciente a la vez del rostro y la sonrisa de tusamigos? Probablemente puedes ser consciente de toda la escena global sinserIo de ningún detalle particular (atención global, difusa o dividida), pero serconsciente de algún detalle (rostros, sonrisas, color del pelo, traje o tipo dezapatos...) obliga a dejar de ser consciente del resto de la escena (atenciónfocalizada). La atención, debido a las limitaciones de capacidad de laconciencia, seleccionaría la escala de análisis del estímulo. Los sistemas de respuesta también son de capacidad limitada. Rara vezpodemos hacer dos cosas a la vez sin detrimentos en su ejecución, a pesar deque nuestro sistema motor esté capacitado para ello. Por ejemplo, aunquetenemos dos manos nos es muy difícil frotar nuestro estómago en la direcciónde las agujas del reloj y nuestra cabeza con la otra mano en la direccióncontraria, o girar un brazo hacia adelante y el otro hacia detrás a la par. Pareceque, en general, sólo podemos dar salida a una respuesta cada vez. Si haymás de una respuesta disponible ante una misma tarea se producirá unconflicto de respuesta. La atención es necesaria para resolver este conflictomediante la priorización de una de las alternativas. Pero hay aspectos del funcionamiento del mecanismo atencional queescapan a las ideas de limitación de capacidad. ¿Qué ocurriría si el organismose enfrentase a una situación con un único estimulo presente, por ejemplo,identificar una letra que pudiera aparecer a la izquierda o a la derecha en lapantalla de un ordenador? Si sólo aparece un estimulo en la presentación, nohay riesgo de sobrecargas. El filtro no debería actuar y, en consecuencia, nodeberíamos obtener efectos atencionales en una tarea como ésta. Van der Heijden (1992) define operacionalmente la atención comobeneficios (mayor exactitud o mayor velocidad de respuesta) en la ejecución detareas bajo instrucciones de prioridad o énfasis, comparadas con condicionesexperimentales sin tales instrucciones. Es decir, si debemos buscar en unasopa de letras la letra A, y comparamos una condición donde una flecha indicaPágina 3 de 15
  4. 4. al sujeto dónde está la letra A con otra condición donde no hay flecha, el sujetoserá más exacto y rápido en la condición con flecha. A la diferencia enexactitud y/o rapidez entre ambas condiciones se le llama efecto atencional(una vez controladas una serie de posibles explicaciones alternativas). En lasituación anterior, los teóricos del filtro predicen ventajas para la condición conflecha, pues ésta favorece la selección espacial de la letra A de un conjuntoestimular que supera la capacidad del sistema. Pero no predicen beneficiosdebidos la flecha para la identificación de la letra A cuando ésta es la únicaletra en la pantalla. Sin embargo, estos beneficios se obtienenexperimentalmente. Es decir, hay selectividad atencional en ausencia deproblemas de limitación de capacidad, lo cual indica que la selectividadatencional puede ser independiente de si la capacidad del sistema es limitada oilimitada. Imagina la siguiente situación. Te encuentras en un jardín donde hay unmanzano y deseas coger una manzana. Si el manzano estuviese repleto demanzanas y hubieras decidido coger la más colorada, necesitarías de tuatención para seleccionarla. Te encontrarías realizando una tarea de búsquedavisual, con riesgo de superar los límites de capacidad del sistema, por lo quetendrías que explorar el manzano por partes: primero las ramas altas, luego lasbajas... Pero si sólo hubiera una manzana, ¿necesitarías de la atención paracogerIa? La respuesta es sí. En ambas situaciones, una vez decidido elobjetivo, la manzana a coger, puedes alargar tu brazo y tomarla con la manocon gran precisión. No actúas por ensayo y error, dirigiendo tu mano primero ala proximidad de la manzana y luego tanteando. De alguna manera, tu sistemamotor conoce la localización espacial de la manzana antes de realizar elmovimiento. Es posible que sea la atención espacial quien proporcione a losprogramas motores la información sobre la dirección y amplitud del movimientopara alcanzar el objetivo (véase el Capítulo 8). Esta función es independientedel número de manzanas del árbol, es decir, es ajena a si la escena visual y lasrespuestas a la misma sobrepasan o no los límites de capacidad del sistema. En consecuencia, parece que la atención es una fuerza interna queestablece prioridad en el procesamiento de la información (Van der Heijden,1992), pero ¿prioridad para qué, si no es para proteger al sistema de unasobrecarga? Según Allport (1989; 1993), una función primordial de la atenciónsería el control de la acción. Con independencia de si hay una única fuenteestimular o muchas, programar una acción (mover el brazo hacia un objeto,mover los ojos hacia un lugar) exige la selección de la fuente estimular destinopara dotar al programa motor de los parámetros de dirección y amplitud de laacción (movimiento hacia la izquierda o derecha, a X grados de ángulorespecto al punto donde estamos mirando) con anterioridad a la programacióny ejecución de la misma. En términos más generales, Tudela (1992) caracteriza a la atención comoun mecanismo central (cognitivo, no sensorial o motor) cuya función principales controlar y orientar la actividad consciente del organismo de acuerdo a unobjetivo determinado. Este autor insiste: «no se trata de un filtro situado máspronto o más tarde en la secuencia horizontal de procesamiento deinformación. Como estructura de control habría que representarlaverticalmente, activando e inhibiendo desde arriba, de acuerdo con lasdemandas de la situación, aquellas estructuras propiamente encargadas deprocesar la información. No se trata tampoco de un homúnculo dotado de minisistemas de procesamiento de información. Más bien, el papel de la atenciónen el procesamiento de información es indirecto, actuando sobre los procesosmismos» (Tudela, 1992, p. 37).NATURALEZA NO UNITARIA DEL SISTEMA ATENCIONALLas investigaciones de Michael Posner han permitido encontrar evidencianeuropsicológica de la existencia de al menos dos redes atencionalesPágina 4 de 15
  5. 5. relacionadas jerárquicamente (Posner y RaicWe, 1994): la atención espacial(Posner, 1980), también llamada atención visual, atención sensorial o atenciónexterior, y el ejecutivo central (Norman y Shallice, 1986; véase el Capítulo 5), elcual englobaría a los términos expectativa e intención o, en general, a laatención dirigida al mundo de las ideas o atención interior. La atención espacialactuaría en situaciones como «mira a tu izquierda», o « ¿hay una araña sobrela mesa?». El ejecutivo central sería necesario en situaciones como «imaginael rostro de tu padre con una peluca rubia» o para el cálculo mental sin papel nilápiz. En resumen, podríamos hablar de atención para la observación y deatención para la introspección.La atención espacialLa atención espacial se describe mediante la comparación con un foco delinterna, a partir de los resultados con la tarea experimental de costos ybeneficios de Posner (1980). Esta metáfora de la atención la asocia con la ideade orientación visual. La tarea de costos y beneficios (Posner, 1980) consiste en detectar el únicoestímulo visual que aparece en la presentación, a izquierda o derecha en lapantalla. Mediante una respuesta arbitraria, como presionar una tecla, elparticipante debe indicar que ha visto el estímulo. Este estímulo puede ser unpunto luminoso o un carácter (una letra o un dígito), y se le llama el «objetivo». En cada ensayo, se presenta un punto de fijación ocular en el centro de lapantalla. Los sujetos experimentales reciben la indicación expresa de no moverlos ojos de ese punto. A continuación, una señal visual proporciona informaciónespacial sobre la posición más probable de aparición del objetivo. Por ejemplo,se presenta una flecha sobre el punto de fijación, apuntando hacia la izquierdao hacia la derecha. Transcurrido un intervalo de tiempo del orden demilisegundos desde la aparición de la flecha, se presenta el objetivo a detectar.Si el objetivo aparece en la posición señalada por la flecha, el ensayo esválido. Si aparece en el lado opuesto, el ensayo es inválido. Mediante unaseñal neutra, como una flecha de doble punta, obtenemos la línea base decomparación para el cálculo de los efectos atencionales. Una señal es conside-rada neutra cuando no proporciona información espacial alguna, no dice nadasobre el lugar de próxima aparición del objetivo, pero sí nos permite separar unposible efecto de alerta general del organismo del efecto específico de la señalespacial (véase la Figura 10.1). Los efectos atencionales en esta tarea pueden ser: beneficios en el caso delos ensayos válidos, consistentes en un menor tiempo de reacción (o errores)frente a la condición neutra y costos en el caso de los ensayos inválidos,consistentes en un mayor tiempo de reacción (o errores) que en la condiciónneutra (Posner, Nissen y Ogden, 1978; véase la Figura 10.2). Hablamos de atención abierta en las situaciones donde la orientación delos receptores sensoriales (ojos) y la orientación de la atención espacialcoinciden, de manera que el sujeto fija su vista sobre el lugar que atiende. Estoes, en una situación de atención abierta el sujeto puede mover los ojos hacia ellugar donde apunta la flecha. Esta es la situación más habitual en condicionesnormales. No obstante, mirar y atender pueden disociarse. En una escena visualestática, sin movimientos oculares, el sujeto puede tener el punto de fijaciónocular en un punto de la escena y su atención en otro punto de la escenavisual. Llamamos a esta situación de disociación atención encubierta, comocuando un jugador de baloncesto simula mirar hacia la canasta, pero estávigilando por el <<rabillo» del ojo a un oponente situado a un lado. Estadisociación es posible (mirar a un punto mientras se atiende a otro) debido aque la atención se mueve más rápida que el ojo. En realidad, entre orientaciónatencional y programación sacádica hay una relación funcional: la localizaciónPágina 5 de 15
  6. 6. de la atención indica a los centros oculomotores el punto de destino paraprogramar un movimiento ocular. Para estudiar la atención nos interesan las características de los efectosatencionales (costos y beneficios) sin confusión con las consecuencias de losmovimientos oculares sobre el tiempo de reacción, es decir, la condición deatención encubierta, y la posibilidad de estudiar objetivamente la atenciónencubierta es una de las grandes contribuciones de la tarea de costos ybeneficios. A continuación veremos cómo se puede hacer esto, y qué ideassobre el mecanismo atencional se han derivado de ello. Se conoce como asincronía de comienzo de los estímulos (SOA)1.elintervalo temporal que transcurre desde el momento de aparición de la señalespacial hasta la aparición del objetivo. Mediante la manipulación de estavariable independiente podemos estudiar el curso temporal del cambioatencional. Para garantizar condiciones de atención encubierta, la suma delvalor de SOA y la duración de la presentación del objetivo debe ser inferior altiempo de reacción medio de un movimiento ocular, es decir, menor de 250milisegundos. Si obtenemos costos y beneficios bajo estas condiciones, en lasque no hay tiempo suficiente para generar un movimiento ocular, los efectosatencionales no podrían explicarse por razones sensoriales (p. ej., cambios enla agudeza visual producidos por el movimiento ocular). 1 Empleo la denominación inglesa, SOA, procedente de Stimulus Onset Asincrony, por ser de utilización universal.Página 6 de 15
  7. 7. Estos efectos se deberían a algo más rápido que el ojo, a algo que no esperiférico sino central: al movimiento de la atención. La señal espacial que orienta la atención puede ser central o periférica. Porseñal central entendemos todo símbolo presentado en la fóvea, cuyainterpretación nos proporciona información sobre el lugar a atender, porejemplo, una flecha sobre el punto de fijación que apunta al lugar dondeaparecerá el objetivo. La flecha en sí misma no atrae la atención a unadeterminada posición, sino que es un signo que debe ser interpretado para ello:las convenciones a las que estamos acostumbrados nos permiten saber que laposición señalizada es a donde apunta el pico de la flecha y no, digamos, ellado opuesto a él. Por señal periférica, entendemos cualquier estímulo queocurra en la periferia visual, por ejemplo, un movimiento o un cambio deintensidad de luz que sucede en la localización donde aparecerá el objetivo, aizquierda o derecha del punto de fijación ocular. La detección de este cambiode estimulación periférico en una localización espacial determinada indica ellugar a atender sin que sea necesario interpretar su significado. Estos dos tipos de señales se asocian a dos modos de control de laorientación atencional diferentes: endógeno o bajo control del sujeto y exógenoo bajo control del estímulo, respectivamente. La señal periférica parececapturar a la atención, atrayéndola hacia su posición espacial, conindependencia de la voluntad del sujeto, mientras que la señal central parecerequerir la decisión voluntaria de mover la atención a un determinado punto. Latarea de costos y beneficios también permite establecer criterios que nosindican cuándo está funcionando un tipo u otro de atención. Fundamentalmen-te, habrá que demostrar efectos atencionales (costos y beneficios)independientemente de la voluntad del sujeto. La motivación del sujeto para obedecer a la señal nos la da la validez de laseñal, es decir, la probabilidad con la que el objetivo aparece en la posiciónapuntada o marcada por la señal. Si suponemos dos posiciones posibles delobjetivo, a izquierda y derecha del punto de fijación, y la señal posee unavalidez del 50 por 100, significa que el objetivo tiene la misma probabilidad deaparecer en la posición señalada que en la posición no señalada. Es decir, enestas condiciones la señal no posee valor predictivo alguno sobre el lugar deaparición del objetivo, siendo irrelevante para resolver con más eficacia latarea. Sólo podemos hablar de orientación atencional exógena o involuntariacuando obtenemos costos y beneficios con una señal periférica de validez del50 por 100. Esto es, cuando una señal periférica captura la atención aúncuando la probabilidad de que el objetivo aparezca en esa localización es lamisma que la de que lo haga en otra. La tarea de costos y beneficios se ha mostrado como una fructíferaherramienta de análisis experimental. Primero, permite tener un índiceconductual del mecanismo atencional que es independiente de los movimientosoculares; segundo, permite disociar la atención endógena de la atenciónexógena; por último, variando aspectos como la distancia que debe recorrer laPágina 7 de 15
  8. 8. atención visual para alcanzar la localización del objetivo o el tamaño del áreadonde se presenta éste, permite valorar características como la velocidad y eltamaño de la atención visual. De este conjunto de estudios, se va configurandola concepción de la atención espacial como un foco de linterna, cuyas ideascentrales son las siguientes: l. Se atribuye un estatus especial a la información sobre localizaciónespacial. La atención visual selecciona una región del campo visual (Posner,1980; Posner, Snyder y Davidson, 1980; Treisman y Gelade, 1980). 2. La región espacial atendida es de tamaño fijo, con un diámetro en tomoa 10 de ángulo visual (Eriksen y Eriksen, 1974). 3. Cualquier estímulo dentro de esta región «iluminada» verá facilitado suprocesamiento, con independencia de su probabilidad de ocurrir (Posner,Snyder y Davidson, 1980), es decir, no importa si el participante aguarda o nosu aparición, el estímulo dentro del foco será detectado, discriminado,reconocido, etc., con mayor eficacia. 4. No es posible atender, a la vez, a dos regiones espaciales no contiguas.Es decir, sólo existe un único foco no divisible (Posner, Snyder y Davidson,1980). 5. De estas características principales se deriva la necesidad del cambioatencional. Es decir, si el foco es único y de tamaño fijo, sólo hay un modo deatender a dos posiciones espaciales no contiguas: en sucesión, mediante undesplazamiento del foco desde su posición actual a la nueva (Posner, 1980). La operación de movimiento tiene una importancia fundamental al permitirexplicar los efectos atencionales de costos y beneficios. Los beneficios surgendel movimiento del foco hacia la posición válida, antes de la aparición delobjetivo. Cuando éste aparece, el foco ya ha recorrido la distancia entre elpunto de fijación y la posición válida. En los ensayos neutros, el foco semantiene sobre el punto de fijación hasta la aparición del objetivo. Los costossurgen por haber dirigido el foco hacia la posición válida, cuando el objetivohace su aparición sobre la posición inválida. Esta aparición del objetivo haceuna «llamada» al foco, que debe relocalizarse sobre la posición inválida,recorriendo una distancia doble a la que separa el punto de fijación de laposición válida (Shulman y col., 1979; Tsal, 1983; Egly Y Homa, 1991). Enotras palabras, son las distancias entre punto de fijación, posición válida yposición inválida los determinantes fundamentales de los efectos atencionales,si la atención actúa como un foco de linterna. La velocidad de la atención visualha sido estimada en aproximadamente unos 8 milisegundos por grado deángulo visual, aunque puede variar según las demandas de la tarea (Tsal,1983; Milán, 1997). Las operaciones cognitivas elementales que realiza el foco son:movimiento hacia la posición señalada, enganche en la citada posición ydesenganche para cambiar de posición. Estas operaciones han sidolocalizadas anatómicamente en un conjunto de áreas cerebrales que se hadenominado red atencional posterior, cuya actuación coordinada refleja laacción del foco de linterna. Esta red está implicada en dirigir la atención a laslocalizaciones relevantes en la búsqueda visual, en «pegar» información alocalizaciones espaciales para producir la percepción de objetos y enseleccionar la escala relevante para examinar el input visual (Posner yRothbart, 1992). Esta red también mantiene una relación especial (funcional) con el sistema ocular para la producción de movimientos sacádicos, proporcionando los parámetros de dirección y amplitud a la programación ocular sacádica (Posner, 1980; Rizzolatti y col., 1987). En resumen, la atención visual se asocia a la idea de orientación espacial. Esto nos lleva a contactar con los estudios del aprendizaje animal sobre el Reflejo de Orientación (Sokolov, 1963). Este reflejo consiste en la orientación corporal involuntaria hacia una fuente de estimulación novedosa y abrupta, que nos sorprende, como un fuerte ruido o los faros de un coche. Desde la visión del mecanismo atencional que acabamos de esbozar, el reflejo de orientaciónPágina 8 de 15
  9. 9. no sería más que la manifestación descubierta de un movimiento encubierto dela atención espacial exógena. Por tanto, gracias a la tarea de costos y beneficios es posible estudiar deuna manera muy precisa el primer desencadenante del reflejo de orientación,la captura de la atención espacial por un estímulo abrupto en la periferia visual,previamente a los movimientos oculares y de cabeza hacia la fuente estimular.Tomar como índice de la orientación atencional los efectos atencionalesobtenidos con la tarea de costos y beneficios en humanos, frente a losmovimientos de cabeza en las ratas de laboratorio del período conductista,supone un gran avance técnico, metodológico y teórico. Este avance permiteusar la tarea de costos y beneficios como un marcador de la orientación, paraestudiar sus componentes centrales o cognitivos y no sólo los periférico s, ytrazar sus líneas evolutivas, sus bases anatómicas y fisiológicas en conciertocon técnicas como la tomografía por emisión de positrones (TEP) y lospotenciales evocados masivos (ERP), así como hacer un uso aplicado de estemarcador en los campos clínicos y de estudio de las diferencias individuales(esquizofrenia, drogodependencias, heminegligencia, etc.; Posner y RaichIe,1994).El Ejecutivo CentralEl Ejecutivo Central, llamado también supervisor general, se localiza en áreascerebrales anteriores. En general, la acción de este mecanismo se asocia asituaciones donde es necesario sobreimponerse a tendencias automáticas odominantes de respuesta (a los hábitos adquiridos y a los programas con losque hemos nacido; véase el Capítulo 5). También se asocia a tareas querequieren la generación de respuestas nuevas, a los momentos en quedetectamos que hemos cometido un error, a la planificación de acciones y latoma de decisiones... (Posner y Girolamo, en prensa). Por lo demás, se sabe poco sobre él. Se piensa que posee una íntimarelación con la conciencia focal (aquello de lo que soy consciente en estemomento) y el aprendizaje explícito (entender una explicación, memorizar untexto o una cara, etc.; Posner y Raichle, 1994). Sobre sus características seafirma que es de capacidad limitada y de acción unitaria, es decir, no puedellevar a la vez más de una de sus funciones sin deterioros en la ejecución delas mismas. Con respecto a las funciones atribuidas a esta red, la lista esabierta: atención voluntaria, memoria prospectiva (recordar cosas que tengoque hacer, por ejemplo, que a las cinco tengo que ir al dentista),establecimiento y cambio de la preparación mental para una tarea (pasar dehacer una tarea a hacer otra inmediatamente, por ejemplo, de estar jugando alajedrez a cocinar una nueva receta. Haz una prueba: trata de alternar el hacerambas cosas: una jugada de ajedrez, un paso de la receta, una nueva jugadade ajedrez, otro paso de la receta. Sentirás un mayor esfuerzo, un costo porcambiar de tarea, frente a hacerlas por separado) y otras. El recurso de atribuir toda función que implique un papel activo del sujeto aesta red lleva a identificarla con el concepto de sujeto y a concederle un poderexplicativo ilimitado. Es el problema del homúnculo de nuevo. Para evitar esto,la psicología actual está tomando una a una todas las funciones que le hansido atribuidas por defecto y las somete a experimentación.Ejecutivo Central y controlYa sabemos qué es el procesamiento controlado o bajo la acción atencional,pero también existe el procesamiento automático (véase el Capítulo 5). Lafamosa frase de BIas Pascal «el problema del hombre es que no puede estarsequieto», resulta cierta con respecto a los automatismos. El ser humano no sóloPágina 9 de 15
  10. 10. es activo (conducta voluntaria) sino también reactivo. Los estímulos pueden porsí mismos evocar tendencias a ejecutar acciones habitualmente asociadas conellos, como es el caso de los deslices de la acción. Es conocida la anécdotaatribuida unas veces a W. James y otras a Freud. Freud era un hombre decostumbres, metódico, levantarse a las ocho, trabajar hasta las dos, comer alas tres, volver a casa y entrar en la habitación para acostarse a las nueve. Unamañana, camino de su despacho se percató de haber olvidado unos papelesen casa, volvió y entró en su habitación a buscarlos mientras pensaba en elcaso de la señora Heidi Jon, su paciente de las diez, a cuya cita llegaría tarde.Mientras tanto, se quitaba la ropa y destapaba la cama. Cuando reparó en ello,estaba acostado en la cama y con el pijama puesto. Puesto que su atenciónestaba en el mundo de sus ideas sobre la paciente, el control de su acciónquedó a merced de los estímulos y los automatismos, de manera que sedesencadenaron los programas de conducta asociados a la habitación:acostarse. Es decir, el procesamiento automático está bajo control del estímulo,no del sujeto. También es un ejemplo de procesamiento automático la incapacidad de loslectores para inhibir la lectura de una palabra que se ponga delante de susojos. La lectura es en los que saben leer una actividad mental o procesamientodesencadenado por la presencia del estímulo adecuado, una palabra escrita ensu idioma. Haz la prueba. Toma el título (breve) de una página de periódico,cúbrelo con la mano. A continuación, retira la mano y míralo fijamente tratandode no leerlo, esfuérzate en no leerlo sin retirar la vista. ¿Te es posible hacerlo?Este fenómeno se conoce como el efecto Stroop. La tarea de Stroop consisteen decir en voz alta el color de la tinta en que está escrita una palabra. Cuandoesta palabra es un nombre de un color, por ejemplo, la palabra «azul», escritaen una tinta incongruente, digamos en verde, se produce interferencia, esdecir, el sujeto tarda más tiempo en nombrar la tinta (decir «verde»), debido alconflicto de respuesta entre el color de la tinta y el color denotado por lapalabra. Es decir, el sujeto no puede evitar leer la palabra. Es un ejemplo deprocesamiento automático, inconsciente o preatencional, pues ocurre adespecho de la voluntad del sujeto. Se puede entender ahora la activación delEjecutivo Central en la tarea de Stroop incongruente, para sobreimponerse alprocesamiento automático del significado de la palabra y guiar de este modo laconducta del sujeto, resolviendo el conflicto de respuesta: nombrar la tinta y noel significado de la palabra. Es decir, para ejercer el control del procesamientode acuerdo con la meta a lograr. Otro ejemplo de automatismos es la incapacidad para inhibir las accionesasociadas a objetos de la vida diaria que muestran los pacientes con lesionesen los lóbulos frontales cuando encuentran uno de estos estímulos en suentorno. Por ejemplo, algunos pacientes frontales son acusados de conductadesinhibida en general, debido a que encuentran un estímulo adecuado parasu comportamiento sexual en cualquier mujer y no poseen control alguno sobresu conducta (capacidad de evaluar lo adecuado del momento, lugar ocircunstancias sociales). Dado que en términos gruesos se considera a loslóbulos frontales como el asiento del Ejecutivo Central (Norman y Shallice,1986), se deduce que los pacientes frontales han perdido el control voluntariosobre su conducta. No obstante, debo hacer notar al lector que los lóbulosfrontales son una estructura enorme con multitud de funciones (muchasdesconocidas) y que hay muchas clases y tipos de pacientes frontales.Ejecutivo Central y concienciaPara James la conciencia, el darse cuenta, podría ser descrita como un río, tanimposible de atrapar como una gota de nieve. Hacer introspección, mirar dentrode nosotros, sería como encender la luz para ver en la oscuridad. SegúnJames de nuevo, toda conciencia es personal, es decir, pertenece a alguien, seencuentra siempre en cambio continuo de estado, y es continua. ParaPágina 10 de 15
  11. 11. entendemos, cuando uno se despierta tras haber dormido, un estado alteradode conciencia, uno sabe que sigue siendo la misma persona, y no retorna laconciencia de su pareja sino la suya propia. La función de la conciencia es serun luchador por fines, un dispositivo para incrementar la probabilidad desupervivencia del organismo, para ello la conciencia selecciona y es decapacidad limitada, para inducimos a la acción, como veremos. Subjetivamente somos conscientes en un momento dado solamente de unaporción de los estímulos que están actuando sobre nuestros órganos de lossentidos. Por otra parte, sin duda hay límites a lo que puede hacerse yaprenderse en ausencia de atención consciente. Así, es posible el acceso alsignificado de las palabras sin atención, pero probablemente no lo es laintegración de frases en sus significados constituyentes (Posner y Raichle,1994). Respecto a las relaciones entre atención y conciencia, hay pocas razonespara conectar la operación de la atención espacial a la conciencia. Tenemospoca conciencia de guiar nuestros ojos a las localizaciones de los objetos, o delos movimientos oculares cuando, al leer, nos concentramos en la informaciónverbal o semántica. Sin embargo, sí hay una relación directa entre conciencia(directa, focal, inmediata) y Ejecutivo Central. En resumen, atención yconciencia no deben identificarse, ya que no son lo mismo. Sólo una de lasredes atencionales, la anterior, mantiene una relación directa con la conciencia,y ésta no debe confundirse con aquella, igual que no son lo mismo la puerta deentrada y la habitación a la que se entra.Atención y emoción: la inteligencia emocionalLa limitación de capacidad de nuestra conciencia tiene que ver con nuestracapacidad/incapacidad para ser racionales, como veremos a continuación. Durante mucho tiempo los psicólogos han afirmado que la inteligencia es loque miden los tests de inteligencia. Hunt fue el primer investigador que trató derelacionar las puntuaciones en tests de inteligencia con procesos psicológicosbásicos (Tudela, 1981). Las principales diferencias entre los sujetos quepuntúan alto y bajo en los tests de inteligencia tienen que ver con la memoriade trabajo o manipulación consciente de la información. Las diferenciasindividuales en inteligencia producen diferencias individuales en las tareasmarcadoras de la memoria de trabajo. En concreto, las diferencias eninteligencia se relacionan con el componente principal de la memoria de traba-jo, con el Ejecutivo Central. Pero la mente es más que un ordenador que manipula objetivamentesímbolos, pues posee emociones. Esto explica que los tests de inteligencia depapel y lápiz sean muy buenos predictores del éxito académico, pero enabsoluto del éxito social, personal y laboral, conjunto de factores que se handado en llamar inteligencia emocional. Ésta incluye el conocimiento de laspropias emociones, la capacidad de controlar las emociones, la capacidad demotivarse a uno mismo, el reconocimiento de las emociones ajenas y el controlde las relaciones (Goleman, 1996). Si el principal componente de la inteligencia es el Ejecutivo Central,¿cuáles son sus relaciones con la emoción? Los estudios de Posner indicanque los niños pequeños son incapaces de llorar y atender a la vez. Si un niñoestá llorando y se captura su atención mediante un sonajero, deja de llorar,pero en el momento en que desaparece el sonajero vuelve a llorar con elmismo nivel de intensidad de antes. En general, se ha descubierto que existeun lazo excitatorio entre el sistema de activación central que está a la base delas emociones (aportando energía para la acción, luchar o huir) y la atenciónespacial, y un lazo inhibitorio entre el sistema de activación y el EjecutivoCentral. En una situación de alerta, se produce el fenómeno llamado dePágina 11 de 15
  12. 12. «limpieza de conciencia» por este lazo inhibitorio, de manera que la mentequeda en blanco a la expectativa del evento temido o esperado. El estado psicológico descrito podría estar muy relacionado con la creaciónde estados de flujo. Alguien se encuentra en un estado de flujo cuando estárealizando una tarea con gran eficacia y muy a gusto, llegando incluso a perderla noción del tiempo. En el estado de «vacío o limpieza de conciencia», se estáproduciendo la inhibición de operaciones cognitivas irrelevantes mediante lasupresión de la actividad de las áreas encargadas de actividades ejecutivas yde control, evitándose al mismo tiempo sesgar al sistema hacia una nuevatarea, la preocupación por el rendimiento y la interferencia de emocionesnegativas, debido a los límites de capacidad de la conciencia. Respecto a estos límites, la conciencia sólo puede retener unos cuantoselementos por un período de tiempo limitado, y tiende a retener a los últimoselementos presentados (Tudela, 1981), características que afectan a nuestracapacidad para tomar decisiones sin ayuda de papel y lápiz, sesgandonuestras decisiones. Sin embargo, esto a su vez nos permite actuar, pues si laconciencia fuese de capacidad ilimitada el sistema no tendría una ponderaciónde los elementos de decisión, y jamás actuaría. En este sentido es mejordecidir de una manera no perfecta que no decidir. Además, se ha descubiertoque las emociones negativas dificultan el funcionamiento de la memoria detrabajo o conciencia, y que por el contrario, las emociones positivas estimulanla mente, aumentando la capacidad de pensar con flexibilidad cognitiva(Goleman, 1996). En el laboratorio, las relaciones entre atención y emoción se estudian contareas semejantes a la tarea de Stroop, aplicadas a sujetos con problemas deansiedad. En lugar de utilizar palabras que indican un color, se utilizan palabrasrelevantes e irrelevantes para el miedo de los sujetos experimentales, porejemplo, la palabra «araña»para un sujeto con fobia a las arañas, frente apalabras neutras como «coche» y a palabras que denotan colores. La tarea delsujeto es indicar el color de la tinta en que está escrita la palabra. El resultadoindica que el sujeto tarda tanto en nombrar el color de la tinta para las palabrasrelevantes a su miedo, como para nombrar el color de la tinta de una palabraque denota un color incongruente con la tinta. Es decir, el sujeto fóbico nopuede evitar atender a aquello que le da miedo, lo que produce interferenciacon la tarea de nombrar la tinta. En el caso anterior el miedo controla la atención, lo cual afecta a la eficaciapara realizar una tarea. La sensación de eficacia depende de nuestra habilidadpara realizar algo. La concentración (la atención) es necesaria para unrendimiento óptimo. Pero hace falta algo más. Es necesario el controlemocional para conseguir una ejecución eficaz. El control emocional sería locontrario a que la emoción dirija a la atención. Por ejemplo, un adulto trata deaprender a montar en bicicleta pero tiene mucho miedo a caerse o a chocar. Seencuentra en una gran avenida despejada donde sólo hay una farola en el ladoizquierdo. Tiene miedo a chocar con la farola. Se ordena evitar chocar. Elresultado es que el miedo dirige a la atención y ésta controla el procesamiento,es decir, que el sujeto hace lo que teme, dirigirse directo hacia la farola. Seríaun caso de hiperatención. ¿Cómo evitarlo? ¿Cómo conseguir el controlemocional? La intención paradójica puede ser una de las soluciones. Consisteen pretender aquello que tememos. Así un tartamudo que se empeña entartamudear no lo consigue. Un insomne que se empeña en no dormir acabacayendo rendido. En esta dirección, un buen predictor del éxito social futuro esla capacidad para diferir la gratificación, es decir, para esperar aquello quequeremos, en lugar de exigirlo en el momento en el que el deseo o lanecesidad aparecen, aquí y ahora. Tras haber descrito el caso de los pacientesfrontales, sin Ejecutivo Central, se puede afirmar que son incapaces de diferirla gratificación. Esta habilidad depende de la acción de control del ejecutivo yes parte de lo que se llama inteligencia emocional. Para terminar en compañía de James, subrayamos la importancia de lasrelaciones entre atención y emoción para la vida. Las emociones podrían ser laPágina 12 de 15
  13. 13. conciencia de la reacción corporal, de la activación fisiológica: del dolorcorporal, del esfuerzo muscular... Pero la experiencia consciente sería tambiénaquello a lo que yo decido atender. De la lucha de estas dos fuerzas surgiría ellibre albedrío: a través de esfuerzos repetidos de atención voluntaria se puedevencer el dominio que sobre los contenidos de conciencia ejercería el estadocorporal. Así, si la reunión es importante nos levantamos temprano a pesar delsueño y del frío, si el libro nos gusta lo leemos a pesar del dolor de cabeza... Laatención voluntaria también nos permitiría sobreimponemos al hábito, alprocesamiento automático. Los hábitos adquiridos con la práctica permitenliberar la atención para otros aprendizajes (Capítulo 9), como en el caso deaprender a conducir. Al principio no podemos hablar y conducir a la par, perocuando somos expertos podemos participar en una conversación y conducir.Sin embargo, los hábitos también nos esclavizan: si a diario hacemos el mismorecorrido en coche, podemos llegar a hacerlo sin apenas monitorizaciónconsciente. Sin embargo, si un día decidimos alterar la ruta e ir a otro sitio, esmuy probable que a poco que nos distraigamos de nuestro propósito acabemosen el sitio de siempre. La selectividad atencional también se hace rutinaria, demanera que con el ejercicio adquiere sesgos hacia ciertas partes de losobjetos. En una misma situación, mirando la misma escena visual, un biólogo,un aborigen australiano, un psicólogo y un albañil adultos ven cosas distintas eignoran otras. Por eso, James afirma que la atención determina el universo quehabitamos, y que la libertad no es hacer lo que queremos, sino más bien nohacer lo que no queremos.CONCLUSIONESEn resumen, la atención no es unitaria, podemos hablar al menos de atenciónespacial y de Ejecutivo Central. La atención espacial nos permite observar el entorno, y su actuación hasido relacionada con la construcción de la identidad de los objetos y laprogramación de movimientos oculares dirigidos a puntos del espacio. Estecomponente atencional se estudia mediante la tarea experimental de costos ybeneficios (Posner, 1980), entre otras, y la metáfora que mejor describe sufuncionamiento es la del foco de linterna. La atención espacial da prioridad alprocesamiento de la información contenida dentro del foco de linterna. Lasoperaciones cognitivas elementales del foco (enganche, movimiento ydesenganche) han sido localizadas anatómicamente. La manifestación másobservable de la acción del foco sería el reflejo de orientación de los órganosreceptores sensoriales hacia los estímulos novedosos. Hoy día, la tarea decostos y beneficios se utiliza como un marcador de atención espacial paraestudiar ciertas poblaciones clínicas (hiperactivos, esquizofrénicos,heminegligentes) y localizar su daño en alguna de las operaciones cognitivaselementales. El Ejecutivo Central nos permite la introspección y el control de la acción.Ha sido localizado anatómicamente en los lóbulos frontales y se sabe queposee una relación directa con la conciencia y el aprendizaje. Está implicadoen el enfrentamiento con situaciones nuevas y para sobreimponerse a loshábitos de pensamiento, conducta e incluso emocionales. Es un determinanteprincipal de las diferencias individuales en inteligencia académica, y susrelaciones con la emoción podrían constituir el núcleo de la inteligenciaemocional.PLANTEAMIENTO DEL CAPÍTULOLa introducción al capítulo, hasta llegar al estudio del mecanismo atencional,procede de Tudela (1981) y Tudela (1992). El planteamiento de la función de laPágina 13 de 15
  14. 14. selectividad atencional como algo independiente de los límites de capacidaddel cerebro, está basado en Posner (1980), Tudela (1992), Van der Heijden(1992) y Allport (1989, 1993). La dicotomía atención espacial versus Ejecutivo Central integra la divisiónneuropsicológica de Posner y RaicWe (1994) entre red atencional posterior yanterior con las investigaciones de Posner (1980) y Van der Heijden (1992)sobre la atención espacial y las de Norman y Shallice (1986) sobre el EjecutivoCentral. Las relaciones de la atención con la emoción y la inteligencia combinan lateoría atencional de Posner y RaicWe (1994) con los estudios de Hunt sobrelas relaciones entre atención e inteligencia (Tudela, 1981) y los estudiosexperimentales sobre las relaciones entre atención y emoción de la psicologíade las emociones.PARA SABER MÁSEn castellano, para conocer la historia del estudio atencional y una descripciónde la teoría atencional compatible con el capítulo se puede leer Tudela (1992).Su lectura es muy recomendable. Para conocer las relaciones entre atención einteligencia medida por los tests de inteligencia se puede leer Tudela (1981).Para saber más sobre inteligencia emocional, se recomienda leer Goleman(1996).PREGUNTAS DE ESTUDIO 1. ¿A qué se refiere el término atención en sus dos acepciones de «problemática atencional» y «teoría atencional»? 2. ¿Qué es el problema del homúnculo? 3. Describe la visión de la atención como un filtro de prevención de sobrecargas. 4. ¿Es posible sobrecargar realmente el sistema de Procesamiento de la Información? ¿A qué niveles? 5. ¿Cuál es el principal argumento empírico que indica que la visión de la atención como filtro no nos da una visión completa de los procesos atencionales? 6. ¿Qué función/es puede cumplir el mecanismo atencional aparte (y quizá de forma más básica y característica) de la protección contra sobrecargas? 7. Define las dos redes o mecanismos atencionales descritos por Posner: atención externa o exógena e interna o endógena. 8. Describe la tarea de costos y beneficios en un experimento típico, con señal central, validez de la flecha del 100 por 100 y SOA de 100 ms. ¿Qué resultados se obtienen en estas condiciones? Indica con detalle cómo se miden los costos y beneficios (el efecto atencional).9. ¿Cómo se consigue disociar la actuación de la atención del movimiento delos ojos mediante la tarea de costos y beneficios?10. ¿Cómo se consigue disociar la atención exógena (automática) de laatención endógena (voluntaria) en la tarea de costos y beneficios?11. Describe las ideas centrales de la visión de la atención visual como un focode linterna.12. ¿Cómo se explican los costos y beneficios en la tarea de Posner desde elmodelo del foco de linterna?13. ¿Cuáles son las operaciones cognitivas elementales del foco atencional?14. ¿Cuáles son las funciones del Ejecutivo Central? ¿Y sus característicasprincipales? 15. ¿En qué consiste el efecto Stroop? ¿Con qué procesosmentales cotidianos está relacionado?16. Explica qué sucede en los deslices de la acción, el efecto Stroop y ladesinhibición de los pacientes frontales, que hace que se entiendan estos tresfenómenos como casos de procesamiento automático.17. ¿Qué relación existe entre la atención y la consciencia subjetiva?18. ¿Qué es la inteligencia emocional?19. ¿Cómo controla la emoción a la atención?Página 14 de 15
  15. 15. 20. ¿Puede la atención controlar a la emoción? ¿Cómo?Página 15 de 15

×