Ideología de Género Una
Herramienta de Poder
(NOTAS)
La mal llamada "teoría" (enfoque, mirada, etc.) de género es en reali...
Es una táctica aplicada en movimiento de tenaza, usando para ello los medios de propaganda:
1º.- mass media: el principal ...
biológico, con el que nacemos, y por ende, resulta definitivo, pero toda persona podría
CONSTRUIR LIBREMENTE su sexo psico...
Ese ejercicio sin límites y los medios se denominan: "derechos sexuales y reproductivos". Mientras
que la "salud sexual y ...
afirmaciones pero es una señal más de como el bombardeo constante hace que se acepten como
normales y usuales las cosas má...
a todos los niveles, en todos los países y con dinero de los contribuyentes.
La ideología de género por falsa y antinatura...
C.S.J.N. a través de la “Oficina de la Mujer” (O.M.), que depende directamente de la jueza Carmen
Argibay.
Desimoni se vio...
defiende que las diferencias entre el hombre y la mujer, a pesar de las obvias diferencias
anatómicas, no corresponden a u...
Déjenme pensar distinto”.
fuente: NOTIVIDA
FUENTE: http://blogsdelagente.com/actitud-jovenesprovida/tag/ideologia-de-gener...
El matrimonio une a un hombre y una mujer como marido y esposa para
ser padre y madre de los niños que su unión produzca (...
Redefinir el matrimonio elimina la visión tradicional de la familia, lo que
lleva a la erosión de la libertad religiosa. L...
responsables de la elaboración de políticas deben trazar líneas claras en base a
estos principios. Por ejemplo, las políti...
(4) Jennifer Roback Morse, "Privatizing Marriage Will Expand the Role of the State,"
Public Discourse, Abril 3, 2012.
(5) ...
Alfa y Omega nº 816
Juan Luis Vázquez Díaz-Mayordomo
(17/1/2013)
¿Está su familia a salvo de la ideología de género?
El gé...
reivindicaciones de feministas o de homosexuales, sino que afecta de lleno a la relación hombre-
mujer, a nuestros matrimo...
Otro de los postulados de la ideología de género, que ya se ha filtrado en la concepción que las
mujeres tienen de sí mism...
Hacia el corazón de los niños:
Un joven educado sin la autoridad
fundada en el amor de su padre
y de su madre desarrolla c...
solteros casados, la reivindicación excesiva de espacios y tiempos propios, el anteponer un
proyecto personal al del matri...
instauraría así el delito de opinión, por el que ya han sido arrestados y multados periodistas y
clérigos en distintos paí...
aprobando van en contra suya. No se atreven a actuar de una forma masculina por miedo a ser
tachados de agresivos o autori...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Ideología de género, una herramienta de poder (NOTAS)

1.055 visualizaciones

Publicado el

La mal llamada "teoría" (enfoque, mirada, etc.) de género es en realidad una IDEOLOGÍA. Probablemente la más radical de la historia pues de imponerse destruiría al ser humano en su núcleo más íntimo y simultáneamente acabaría con la sociedad.
También es la más sutil porque no busca imponerse por la fuerza sino usando la propaganda para cambiar las mentes y los corazones de los hombres.

Pero como toda ideología desparecerá sin dejar rastro, especialmente por su intrínseca falsedad aunque dejará tras sí un tendal de víctimas, personas y sociedades frustradas e infelices.

Como cualquier ideología NO busca la verdad ni el bien sino solamente la conquista de las voluntades para usarlas en sus fines espúreos. Por eso es deliberadamente ambigua, usa el engaño como medio imprescindible para alcanzar su finalidad. La razón es obvia: quien pretende usar a los demás en su provecho no puede hacerlo ni decirlo abiertamente.
El ideólogo usa el engaño como una herramienta diaria de trabajo.

El cuerpo ideológico, por sus limitaciones intelectuales, no podría aspirar a salir fuera de pequeños círculos esotéricos sino fuera por la MANIPULACIÓN del lenguaje usada para LAVAR CEREBROS de forma similar al sectario, pero con dimensión global.

Publicado en: Educación
0 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.055
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
7
Acciones
Compartido
0
Descargas
23
Comentarios
0
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Ideología de género, una herramienta de poder (NOTAS)

  1. 1. Ideología de Género Una Herramienta de Poder (NOTAS) La mal llamada "teoría" (enfoque, mirada, etc.) de género es en realidad una IDEOLOGÍA. Probablemente la más radical de la historia pues de imponerse destruiría al ser humano en su núcleo más íntimo y simultáneamente acabaría con la sociedad. También es la más sutil porque no busca imponerse por la fuerza sino usando la propaganda para cambiar las mentes y los corazones de los hombres. Pero como toda ideología desparecerá sin dejar rastro, especialmente por su intrínseca falsedad aunque dejará tras sí un tendal de víctimas, personas y sociedades frustradas e infelices. Como cualquier ideología NO busca la verdad ni el bien sino solamente la conquista de las voluntades para usarlas en sus fines espúreos. Por eso es deliberadamente ambigua, usa el engaño como medio imprescindible para alcanzar su finalidad. La razón es obvia: quien pretende usar a los demás en su provecho no puede hacerlo ni decirlo abiertamente. El ideólogo usa el engaño como una herramienta diaria de trabajo. El cuerpo ideológico, por sus limitaciones intelectuales, no podría aspirar a salir fuera de pequeños círculos esotéricos sino fuera por la MANIPULACIÓN del lenguaje usada para LAVAR CEREBROS de forma similar al sectario, pero con dimensión global.
  2. 2. Es una táctica aplicada en movimiento de tenaza, usando para ello los medios de propaganda: 1º.- mass media: el principal éxito de esos medios es hacer creer que son medios de "comunicación". Un medio de comunicación es el teléfono que interconecta personas. La Radio, la Prensa, el Cine, la TV son UNIDIRECCIONALES, no permiten comunicación alguna entre seres humanos sino sólo propagación de ideas (PROPAGANDA y publicidad de bienes y servicios), lo correcto es llamarlos medios de propaganda o de masas: mass media). 2º.- el sistema educativo formal. La estrategia sigue 3 etapas: 1ª.- usar una palabra del lenguaje común pero cambiando su contenido de forma súbita. 2ª.- bombardear la opinión pública mediante los mass media y educación formal. Usan el antiguo vocablo pero girando progresivamente hacia el nuevo significado que se le quiere dar. 3ª.- la gente acaba aceptando el término antiguo pero con el contenido nuevo prefijado. Esta ideología tiene varias locuciones que usa para manipular hábilmente el lenguaje. la principal es la palabra que la denomina, el vocablo: GÉNERO. Además en una compleja articulación usa otros que le son convenientes para completar su argumentación ideológica. Entre ellos: - opción sexual. - igualdad sexual. - derechos sexuales y reproductivos. - salud sexual y reproductiva. - igualdad y desigualdad de género. - "empoderamiento" de la mujer. - patriarcado. - sexismo. - ciudadanía. - "derecho" al aborto. - embarazo no deseado. - "tipos" de familia. - "androcentrismo". - "matrimonio" homosexual. - sexualidad polimorfa. - "parentalidad". - heterosexualidad obligatoria. - homofobia, etc. Se trata de un NEOLENGUAJE de características esotéricas cuya función es confundir. En el lenguaje se define género masculino, femenino y neutro de las palabras, de manera arbitraria (por convenio), sin que tenga relación alguna con la sexualidad. La mesa es femenino y el vaso masculino, pero en ninguno de los dos casos hay connotación sexual alguna. Los ideólogos extrapolan esto a los seres humanos pretendiendo sostener que hay un sexo
  3. 3. biológico, con el que nacemos, y por ende, resulta definitivo, pero toda persona podría CONSTRUIR LIBREMENTE su sexo psicológico o género. Inicialmente se usan los términos sexo y género de forma intercambiable, como sinónimos. Luego cuando la gente se acostumbró al uso de la palabra género se le añade, sutilmente, el nuevo significado de "sexo construido socialmente" y se contrapone al sexo biológico. Al final las personas hablan de género como una autoconstrucción libre de la propia sexualidad, aún cuando es algo imposible. Y la afirmación de que es posible lo imposible, exterioriza el "lavado de cerebro" de buena parte de la sociedad. Según esta ideología, la libertad para "construir" el propio género, debe interpretarse como siónimo de una autonomía absoluta. Y en dos sentidos simultáneos: 1º.- cada uno interpreta como se le antoja, qué es ser varón y qué ser mujer. Interpretación que el sujeto podrá variar siempre que quiera. 2º.- cada persona puede elegir hoy y ahora, si quiere ser varón o mujer (con el contenido subjetivo que ella misma haya dado a esos términos) y cambiar de decisión cuantas veces le plazca. Y además de poder definir cada uno, sin límite alguno, el contenido de la masculinidad y feminidad, también podrá ponerlo en práctica sin límite. A esta elección absolutamente autónoma la denominan "opción sexual". Pero como en la "construcción" del género interviene la percepción del resto de la sociedad sobre lo que es ser varón o mujer, se genera una doble interacción. Por un lado cada uno con su concepción de género influye en la sociedad, por el otro, la sociedad influye en lo que percibe cada uno como contenido de género. Por eso se afirma que el género seria el "sexo construido socialmente". Un juego de palabras para nada inocente, porque primero se le ofrece a la gente la ilusión de la autonomía absoluta en materia sexual; pero, luego quienes detentan el poder real son los que eligen (a su conveniencia) el modo en que podrán ejercer la sexualidad, los carentes de poder. Si se analiza un poco se concluye que si el género se construyera autónomamente, no tendría sentido, es más serían ideas perniciosas las concepciones de complementariedad de los sexos, y por ende, la norma de la heterosexualidad para contraer nupcias. El matrimonio sería una opción más, de igual valor que la cohabitación sin compromisos, las relaciones ocasionales, la prostitución, la homosexualidad, la pederastia, el bestialismo, etc. Cada uno elegiría autonómamente lo que quiere y gusta. Y nadie debería impedirlo sino que el Estado debería facilitarle los medios a cada persona, para satisfacer sus instintos sexuales a su gusto, minimizando los riesgos de un embarazo no deseado, o de contraer una enfermedad de transmisión sexual. El único límite tolerable sería laprohibición de las relaciones sexuales no consentidas (todo adolescente estaría facultado para presta un consentimiento válido a cualquier forma de trato genital).
  4. 4. Ese ejercicio sin límites y los medios se denominan: "derechos sexuales y reproductivos". Mientras que la "salud sexual y reproductiva" es el ejercicio sin límites de la sexualidad apetecida por cada quien, sin contraer ninguna enfermedad. "La igualdad de género" sería cuando los varones están a cargo de la vida pública, el poder político y el trabajo; y las mujeres de la privada (procreacion y educación de los hijos). La función doméstica (especialmente concebir) impide a las mujeres participar en la vida pública y, por ende, compartir el poder. Por ello la maternidad es vista como un mal intrínseco por el feminismo radical, que reivindica el derecho al aborto. El "empoderamiento de la mujer" superaría la desigualdad de género al hacerla partícipe del poder político, el trabajo y la vida pública. Si bien el rechazo de esta visión ideologizada, por tanto falsa, de las relaciones entre los sexos no debe conducir al extremo opuesto, negando que hubo y perduran discriminaciones injustas contra algunas mujeres, especialmente en culturas no cristianas. Por contraposición la igualdad de género, no es la igualdad de dignidad y derechos entre mujeres y varones. La "igualdad de género" significa que mujeres y varones seríamos iguales, pero en el sentido de idénticos, esto es, absolutamente intercambiables. Es una consecuencia del presupuesto antropológico según el cual todo ser humano podría (con autonomía absoluta) elegir su propio género, aplicable a varones y mujeres. Así la diferencia biológica sexual se percibe casi como una provocación a la confrontación, no como un llamado a la complementariedad. Otros vocablos ideológicos son "sexismo" y "homofobia". El sexismo sería cualquier límite puesto a la conducta sexual (prohibir la prostitución, la pornografía, la esterilización voluntaria, la homosexualidad, etc.) serían leyes sexistas. Si cada unos construye su género autónomamente, sin restricción, es tan válido ser heterosexual*, homosexual, bisexual, transexual, travestido, transgénero y todo lo que se le ocurra a las mentes más calenturientas. *Nota: el autor no es "hetesexual" pues en realidad los "heterosexuales" no existen. El autor es varón, a secas, sin aditamento porque cualquiera es innecesario. Todos los seres humanos con respecto a la sexualidad, pueden ser solamente varones o mujeres. No hay un tercer sexo, cierto que algunas personas tienen anomalías sexuales de muchos tipos, algunas de tipo biológico como el hermafroditismo, y otras psíquicas como la homosexualidad o lesbianismo, travestismo, etc. Ahora bien el que usa el término "heterosexual" para contraponerlo a "homosexual" implícitamente está igualando ambas categorías y opciones, así unos elegirán ser homosexuales y otros heteresuales. Pero la realidad es la contraria. La normalidad física y psíquica en materia sexual tiene únicamente dos versiones: varón y mujer. La "heterosexualidad" no existe. Del mismo modo que a nadie se le ocurre llamar persona "no leproso" o "no diabética" por contraposición a leproso y diabético. Por eso es tan absurdo como incorrecto hablar de "heterosexuales". Muchos se sorprenden ante estas
  5. 5. afirmaciones pero es una señal más de como el bombardeo constante hace que se acepten como normales y usuales las cosas más inverosímiles y absurdas. Precisamente con vocablos como éste, nada inocentes, aunque la mayoría lo usa sin percibir conscientemente la manipulación semántica de que es objeto. Finalmente la "homofobia" sería considerar que las relaciones naturales entre los humanos son las heterosexuales pues esto implicaría tener fobia a la igualdad (entendida como identidad) entre los géneros ... Por último no debe escaparse que "el apoyo a la Agenda de Género" viene de grupos activistas, todos interrelacionados con intereses comunes, pero distinguibles: 1º.- controladores de la población. 2º.- libertarios sexuales. 3º.- activistas pro homosexuales. 4º.- partidarios del multiculturalismo y lo políticamente correcto. 5º.- ambientalistas extremistas. 6º.- progresistas (neo-marxistas). 7º.- posmodernistas o deconstruccionistas. También está apoyada esta Agenda de Género por liberales influyentes en los gobiernos y multinacionales. Se dice que "a menudo me solicitan que en 30 segundos explique que ví en El Cairo y Pekín. Simplificando en la ONU habitan personas que creen que la solución para el mundo es: 1º.- menos personas. 2º.- más placer sexual. 3º.- la eliminación de las diferencias entre hombres y mujeres. 4º.- que no haya madres a tiempo completo. Estas mismas personas reconocen que aumentar el placer sexual conlleva aumento de bebés y madres, por tanto, exigen (para salvar el mundo, claro está): 1º.- anticonceptivos gratis y aborto legal. 2º.- promoción de la homosexualidad (sexo sin bebés). 3º.- cursos de educación sexual promoviendo experiencias sexuales entre los niños, para enseñarles a obtener anticonceptivos, abortos, fomentar la homosexualidad, que hombres y mujeres son la misma "cosa", etc. 4º.- eliminación de los derechos de los padres para que no les puedan impedir a los niños que tengan sexo, educación sexual, anticonceptivos y abortos. 5º.- cuotas por igual para varones y mujeres. 6º.- todas las mujeres en la fuerza laboral. 7º.- desacreditar todas las religiones que se opongan a esta agenda. Esta es en síntesis la "perspectiva de género" que se está implementando en todos los programas,
  6. 6. a todos los niveles, en todos los países y con dinero de los contribuyentes. La ideología de género por falsa y antinatural no convence, por lo tanto sólo puede implantarse de forma totalitaria y engañosa. Se trata del intento de imponer una nueva antropología que origine una nueva cosmología y que provoque un cambio total en las pautas morales de la sociedad. FUENTE: http://www.burbuja.info/inmobiliaria/temas-calientes/442743-ideologia-de-genero- herramienta-de.html DÉJENME PENSAR DISTINTO 31 Oct 2011 | Por actitud-jovenesprovida | Claves: carmen argibay, Desimoni, fondo de pobracion, ideologia de genero, onu, Perspectiva de género | # Enlace permanente Es el pedido de una jueza correntina que rehúsa ser adoctrinada en la “ideología de género” porque contraviene sus convicciones personales. Médicos, docentes, jueces… nadie escapa de las garras de un régimen autoritario que ha emprendido la revolución cultural. Por Mónica del Río La Dra. María Eugenia Sierra de Desimoni, Vocal de la Sala IV de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial elevó un petitorio al Superior Tribunal de Justicia de Corrientes formulando objeción de conciencia a fin de que se la exima de la obligación de asistir a los Talleres para Magistrados, del “Plan para incorporar la perspectiva de género en la Justicia”, impulsado por la
  7. 7. C.S.J.N. a través de la “Oficina de la Mujer” (O.M.), que depende directamente de la jueza Carmen Argibay. Desimoni se vio obligada a hacer este pedido porque la Cámara Federal de Apelaciones de Corrientes dispuso, mediante acordada, que los talleres fueran de “asistencia obligatoria para quienes cumplen tareas en los juzgados y tribunales colegiados” de la provincia. En el petitorio sostiene: “No invoco la objeción de conciencia para excusarme de resolver un caso sometido a mi decisión jurisdiccional, sino que la invoco porque desde la Superintendencia se me impone un adoctrinamiento en la perspectiva de género a través de la asistencia obligatoria a talleres que son parte de un programa que tiende a convencerme de la ideología que lo alienta. Dicho programa contraviene mis íntimas convicciones personales”. El Plan para incorporar la perspectiva de género en la Justicia argentina El “Plan para incorporar la perspectiva de género en la Justicia argentina” afirma en su presentación que “El concepto de género es una construcción social que se genera, se mantiene y se reproduce, fundamentalmente, en los ámbitos simbólicos del lenguaje y de la cultura. Sin embargo, mientras esos cambios culturales se producen, a la justicia le compete impulsar estas modificaciones, reproduciendo los nuevos roles y lugares para el quehacer de varones y mujeres en consonancia con los paradigmas internacionales ya modificados para aplicarlos a las relaciones entre los justiciables”. El Programa diseñado por la O.M. de la Corte tiene como uno de sus objetivos “permitir la comprensión de que el concepto de género es una construcción social de la que todos participamos y que, por lo tanto, podemos transformar” (punto 2.b Objetivos parciales). Para llevar adelante el Plan, la O.M. elaboró el “Protocolo de trabajo en talleres para una justicia con perspectiva de género” (hay protocolos para magistrados, funcionarios y personal administrativo de la justicia, validados por el Sistema de Naciones Unidas en Argentina). El proyecto ha sido respaldado por diversas agencias (ONU-Mujeres, UNICEF, PNUD, UNPFA, OPS) que prestarán ayuda financiera para su realización. El Protocolo tiene en la ETAPA 1: un módulo de compromiso y transformación, previéndose que este compromiso pueda implicar, en algunos niveles, enviar periódicamente las resoluciones, proveídos y/o fallos, o completar encuestas, en las que la persona que haya asistido al taller considere que se ha aplicado la perspectiva de género en la dependencia en la que preste funciones a su cargo. La ETAPA 4 consiste en A) el monitoreo por parte de miembros de la O.M. como de auditores externos, y B) Transcurrido un año de iniciada la réplica se realizará un encuentro de todos los actores involucrados a fin de evaluar la efectividad del programa … “El proceso se reiniciará una y otra vez” (www.csjn.gov.ar). Los fundamentos de la objeción de conciencia de la jueza Desimoni Reconocemos que nos cuesta extractar sólo unos párrafos de un petitorio, valiente e ilustrativo, que amerita su lectura completa. Dice la Dra. Desimoni: “La perspectiva de género es una ideología (es decir, es un sistema de pensamiento cerrado) que
  8. 8. defiende que las diferencias entre el hombre y la mujer, a pesar de las obvias diferencias anatómicas, no corresponden a una naturaleza fija, sino que son unas construcciones meramente culturales y convencionales, hechas según los roles y estereotipos que cada sociedad asigna a los sexos”. (.) “Esta ideología propone la búsqueda de la “liberación total” del hombre en todos los órdenes, tras la de-construcción del lenguaje, de las relaciones familiares, de la reproducción, de la sexualidad, de la educación, de la religión, de la cultura, etc. Cuando el hombre se libere de todo eso -dicen- será libre”. (.) “La ideología de género se plantea destruir una serie de realidades que denominan “roles”. Roles de la masculinidad y feminidad. Los ideólogos de género defienden que el ser humano nace sexualmente neutral y que luego es socializado en hombre o mujer”. (.) “La ideología de género no batalla por la equiparación de la mujer” -afirma- “sino que lucha para que no haya distinción de sexos, que es algo distinto.” (.) “Todo ordenamiento positivo está basado en unos principios éticos, en una determinada visión antropológica y, en última instancia, en concepciones morales y sobre el hombre. Esta afirmación es válida aún manteniendo el correspondiente ámbito de autonomía y distinción entre derecho y moral. (.) Ni a nivel legal, ni a nivel personal, existen posiciones moralmente ‘neutrales’”. “El esquema de valores, al que adhiero, se asienta sobre la convicción precisamente contraria a la que se me pretende impartir en los talleres de perspectiva de género, con asistencia obligatoria”: “Desde la religión que profeso (católica apostólica romana) se sostiene que ‘La ideología de género es la última rebelión de la creatura contra su condición de creatura. Con el ateísmo, el hombre moderno pretendió negar la existencia de una instancia exterior que le dice algo sobre la verdad de sí mismo, sobre lo bueno y sobre lo malo. Con el materialismo, el hombre moderno intentó negar sus propias exigencias y su propia libertad, que nacen de su condición espiritual. Ahora, con la ideología de género el hombre moderno pretende librarse incluso de las exigencias de su propio cuerpo: se considera un ser autónomo que se construye a sí mismo; una pura voluntad que se autocrea y se convierte en un dios para sí mismo’ (Cardenal Joseph Ratzinger)”. “Entiendo que la diferencia entre hombre y mujer es natural, el sexo biológico viene determinado por los cromosomas XX en la mujer y XY en el varón. Es una misma naturaleza humana que se posee de modo distinto. Eso significa que la unidad y la igualdad entre el varón y la mujer no anula las diferencias entre ellos”. “Para demostrar la sinceridad de la creencia, basta con referirme a que he jurado ‘por Dios, la Patria y los Santos Evangelios’ porque profeso la religión católica, apostólica, romana y como la postura de la Iglesia Católica frente a la ideología de género es de conocimiento público (.) constituye suficiente prueba de mis convicciones personales”. “Adjunto libreta de familia cristiana, donde consta mi casamiento religioso y el bautismo de mis tres hijos”. Sostiene Desimoni que el Plan, tal como fue diseñado por la Oficina de la Mujer de la C.S.J.N., contraviene el derecho a profesar libremente sus ideas y afecta su libertad de conciencia, porque “va más allá de simples exposiciones o sugerencias, clases magistrales informativas, porque está elaborado en etapas”, e incluye el monitoreo y la evaluación, tras los cuales se realizarán los ajustes necesarios y “el proceso se reiniciará una y otra vez!!!!!”. Finalmente clama: “Solo pido:
  9. 9. Déjenme pensar distinto”. fuente: NOTIVIDA FUENTE: http://blogsdelagente.com/actitud-jovenesprovida/tag/ideologia-de-genero/ A 3 años de la desnaturalización del matrimonio en Argentina En el "matrimonio igualitario" se anteponen los deseos emocionales de los adultos a las reales necesidades de los niños, violentando su derecho a tener un padre y una madre. La unión estable y fiel de un hombre y una mujer para ser padre y madre de los niños que surjan constituye un bien para la sociedad. El "matrimonio igualitario" no aporta nada a la sociedad. (ArgentinosAlerta.org) En base a preguntas y respuestas sencillas te explicamos por qué el "matrimonio igualitario" daña a la sociedad mientras que el matrimonio entre un hombre y una mujer es un gran bien para la sociedad que debe ser promovido y protegido. ¿Qué es el matrimonio?
  10. 10. El matrimonio une a un hombre y una mujer como marido y esposa para ser padre y madre de los niños que su unión produzca (1). El matrimonio se funda en el hecho de que la reproducción biológica depende de un hombre y una mujer, y de la realidad de que los niños necesitan un padre y una madre. El matrimonio es la piedra angular de toda la civilización humana. El matrimonio tiene fines públicos, no tan sólo privados. ¿Por qué el gobierno se involucra con el matrimonio? Gobierno reconoce el matrimonio, ya que es una institución que beneficia a la sociedad de una manera que ninguna otra relación puede hacer (2). El matrimonio asegura el bienestar de los niños. Cuando el gobierno reconoce el matrimonio, protege a los niños alentando a hombres y mujeres a comprometerse con los demás y a asumir la responsabilidad de sus hijos. El gobierno reconoce, protege y promueve el matrimonio como la institución ideal para tener y criar hijos. Promover el matrimonio no prohíbe nada. Los adultos siguen siendo libres para tomar decisiones acerca de sus relaciones, y no necesitan permiso del gobierno para hacerlo. Todos tienen la libertad de vivir como quieran, pero nadie tiene el derecho de redefinir el matrimonio para todos nosotros. VIDEO: http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=GKBFbhvuxYM ¿Cuáles son las consecuencias de redefinir el matrimonio? Redefinir el matrimonio daña a los niños. Décadas de investigación en las ciencias sociales, incluyendo estudios muy recientes y robustos, demuestran que a los niños les va mejor cuando son criados por una madre y un padre casados (3). La redefinición del matrimonio separara las necesidades de los niños del matrimonio. Implica negar, por una cuestión de política, el ideal de que un niño necesita de un padre y una madre. Esto obliga a un gobierno a intervenir con mayor frecuencia y a aumentar los programas de ayuda social para esos niños que han quedado desprotegidos (4).
  11. 11. Redefinir el matrimonio elimina la visión tradicional de la familia, lo que lleva a la erosión de la libertad religiosa. Los ciudadanos de Canadá y otros lugares del mundo han podido comprobar las violaciones a la libertad religiosa. ¿Qué dice la investigación? Las últimas y más completas investigaciones siguen confirmando lo que la ciencia social ha demostrado durante décadas: a los niños les va mejor cuando son criados por una madre y un padre casados. El estudio sobre las nuevas estructuras familiares de Mark Regnerus (5) de la Universidad de Texas en Austin y un informe basado en los datos estadísticos recientemente publicados en la prestigiosa revista Demography (6) apoyan esta idea. Si el matrimonio gira en torno a los hijos, ¿qué pasa con las parejas que no pueden o no tienen hijos? Las Políticas públicas serias se basan en la regla, no en la excepción, y la mayoría de los matrimonios tienen hijos. Si bien no todas las parejas casadas tendrán hijos, cada niño necesita un padre y una madre. Los matrimonios sin hijos cumplen un rol social más amplio, por ejemplo, satisfaciendo la necesidad de los niños de tener un padre y una madre a través de la adopción. ¿Qué podría ser más pro-familia que ampliar las reglas sobre quienes pueden casarse? La redefinición del matrimonio envía el mensaje de que el matrimonio gira al rededor de los deseos de los adultos y no sobre las necesidades de los niños, sobre la satisfacción emocional de los adultos y no sobre una unión sexual- reproductiva permanente y exclusiva del hombre y de la mujer para tener y criar hijos. Declarar por ley algo que el matrimonio no es, socava toda la institución y debilita la sociedad. La política más favorable a la familia que un gobierno puede promover es la que refleja la verdad sobre el matrimonio y pone las necesidades de los niños primero, no los deseos emocionales de los adultos. ¿Por qué no dejar que cualquiera se case con un ser querido? Cada uno es libre de amar lo que quiera, pero nadie tiene el derecho de redefinir el matrimonio para todos nosotros. Cada política sobre matrimonio debe trazar una línea separando lo que constituye un matrimonio y lo que no. Los
  12. 12. responsables de la elaboración de políticas deben trazar líneas claras en base a estos principios. Por ejemplo, las políticas sobre matrimonio en muchos países dicen que una persona no puede casarse con alguien que ya está casado, o con un familiar cercano pariente de sangre, independientemente del amor que le tenga. Las políticas sobre matrimonio siempre se han apoyado en la idea de que el matrimonio está fundamentalmente enraizada en la unión de un hombre y una mujer. Si se elimina este principio, no hay ningún argumento coherente para evitar que cualquier persona quiera redefinir el matrimonio. Debemos defender el principio de que el matrimonio une a un hombre y una mujer, como esposo y esposa, para ser padre y madre de los hijos de su unión produzca. ¿Por qué es negativo para el matrimonio que se permita a las parejas del mismo sexo casarse? Redefinir el matrimonio implica negar por una cuestión de política el ideal de que un niño necesita un padre y una madre. Redefinir el matrimonio implica negar el hecho cultural de que los niños son más propensos a ser criados por el hombre y la mujer responsables de traerlos al mundo. Redefinir el matrimonio como una relación consentida entre dos adultos pretende ser presentado como un cambio menor. Pero cuando la ley adopta este principio - que el matrimonio puede ser cualquier vínculo emocional que un gobierno decida- ¿qué lo detiene entonces de redefinir el matrimonio de cualquier otra manera, como por ejemplo la poligamia o la poliandria? Referencias: (1) Sherif Girgis, Ryan T. Anderson, and Robert P. George, "What Is Marriage?" Harvard Journal of Law and Public Policy, Vol. 34, No. 1 (Winter 2010) y What is Marriage? por los mismos autores (New York, NY: Encounter Books, 2012). (2) Patrick Fagan, "The Wealth of Nations Depends on the Health of Families," Public Discourse, February 6, 2013. (3) Mark Regnerus, "How Different Are the Adult Children of Parents Who Have Same-Sex Relationships? Findings from the New Family Structures Study," Social Science Research, Vol. 41, No. 4 (2012), y Loren Marks, "Same-Sex Parenting and Children's Outcomes: A Closer Examination of the American Psychological Association's Brief on Lesbian and Gay Parenting," Social Science Research, Vol. 41, No 4, (2012), 735–751.
  13. 13. (4) Jennifer Roback Morse, "Privatizing Marriage Will Expand the Role of the State," Public Discourse, Abril 3, 2012. (5) Regnerus, FamilyStructureStudies.com. (6) Douglas W. Allen et al., "Nontraditional Families and Childhood Progress Through School: A Comment on Rosenfeld," Demography, Vol. 50, No. 3, (2013), 955-961 Puede descargar el artículo completo en inglés aquí (What you need to know about marriage). http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=Z7-YvabNC94 Video realizado por Coalition for Marriage (Inglaterra) explicando porqué el matrimonio no debe ser redefinido (http://c4m.org.uk) FUENTE: http://argentinosalerta.org/content/3-a%C3%B1os-de-la- desnaturalizaci%C3%B3n-del-matrimonio-en-argentina Ideología de Género: La "ideología" de la Soledad. Hacia la Dictadura del Relativismo. El Hombre Feminizado (725)
  14. 14. Alfa y Omega nº 816 Juan Luis Vázquez Díaz-Mayordomo (17/1/2013) ¿Está su familia a salvo de la ideología de género? El género de la soledad La ideología de género es una gotera que se filtra por las paredes de los dormitorios de nuestras casas, a través de la televisión, de las opiniones bienpensantes de nuestras amistades, de programas de educación sexual en las escuelas de nuestros hijos, de nuestro entorno cultural políticamente correcto... En nombre de los nuevos derechos sexuales, se quiere una sociedad atomizada, de radicales libres...: una sociedad de personas solas, sin amor y sin familia La revolución sexual y la ideología de género, que nacieron como un proceso de liberación de la mujer, han acabado por someterla. Al final, sólo le espera la soledad... Un tarde, una niña de diez años llega a su casa, después de una charla en el colegio y le entrega a su padre un pequeño frasco con un lubricante sexual de color rosa: «Papá, ¿qué tengo que hacer con esto que nos han dado en el cole?» En otra casa, un niño de 9 años le dice a su madre: «Mamá, mi amigo Antonio y yo nos hemos hecho novios». En el tablón de avisos de una comunidad de vecinos, un anuncio ofrece juguetes sexuales a mujeres, para despedidas de soltera y celebraciones de divorcio (sic). En un colegio religioso concertado, un grupo activista gay obtiene permiso para repartir condones entre los niños en el recreo, con instrucciones sobre cómo colocarlo en el pene y en la boca para obtener otras sensaciones... Son sólo algunos episodios sobre cómo la ideología de género -la última fase de la revolución sexual que nació en los 60- está llegando ya a los hogares españoles. Ya no se trata de las
  15. 15. reivindicaciones de feministas o de homosexuales, sino que afecta de lleno a la relación hombre- mujer, a nuestros matrimonios, a nuestras relaciones familiares y a la educación de nuestros hijos. En las últimas semanas y meses, se han alzado varias voces contra los pronunciamientos del Papa y de los obispos en contra de la llamada ideología de género. Benedicto XVI, en su discurso a la Curia romana, la ha definido como «una nueva filosofía de la sexualidad», por la que «el hombre niega su propia naturaleza»; asimismo, en su Mensaje para la Jornada Mundial de la Paz, defendió que «la estructura natural del matrimonio debe ser reconocida y promovida como la unión de un hombre y una mujer, frente a los intentos de equipararla desde un punto de vista jurídico con formas radicalmente distintas de unión». Por estas palabras, el lobby gay en Estados Unidos ha pedido que la Casa Blanca considere a la Iglesia católica como un grupo de odio. En nuestro país, el obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández, ha sido el objetivo de la última campaña de acoso, por afirmar que la ideología de género «intenta destruir la familia» y que «está haciendo un daño tremendo en la conciencia de niños, adolescentes y jóvenes». Objetivo: La mujer que no ama ¿Es realmente así? ¿La ideología de género destruye a la familia? ¿Son nuestros hogares inmunes a los postulados de esta forma de pensamiento, o más bien se está colando sibilinamente en nuestros dormitorios? ¿Cómo afecta la ideología de género a nuestras relaciones con nuestro cónyuge y con nuestros hijos? Los riesgos son más altos de lo que podríamos pensar; y, paradójicamente, las primeras víctimas son las propias mujeres: lo que nació como un proceso de liberación de la mujer, ha acabado por someterla. María Lacalle, Directora del Centro de Estudios de la Familia, de la Universidad Francisco de Vitoria, denuncia que la ideología de género tiene para la mujer «una influencia demoledora». Para Lacalle, el modelo de mujer que propone esta ideología es «una mujer autosuficiente, que no depende de nadie, y nadie depende de ella», pero eso es «un ataque a la propia estructura natural de la mujer y a la maternidad, algo que pertenece a nuestro propio ser; lamentablemente, este rechazo de la maternidad afecta a la propia mujer y destruye su feminidad». El origen es una visión de la Historia que se percibe como una lucha entre hombres y mujeres, en la que «la mujer habría estado sometida, y el hombre habría sido el explotador y maltratador». Eso tiene consecuencias, pues, para igualarlos en derechos, «se quiere eliminar toda diferencia, incluida la maternidad; por eso, el aborto es la principal reivindicación de las feministas de género». Junto a ello, «la consigna de las feministas de género es abolir la familia, porque ahí se vive la masculinidad y la feminidad, la paternidad y la maternidad. El amor en la familia conlleva dependencia, y eso es lo que las feministas rechazan. El feminismo de género desprecia a la madre que lo da todo por su familia». En definitiva, «la mujer que quieren conseguir las feministas es la mujer que no ama», explica María Lacalle.
  16. 16. Otro de los postulados de la ideología de género, que ya se ha filtrado en la concepción que las mujeres tienen de sí mismas, algo que reflejan las revistas femeninas y las series de televisión, es «el cuerpo entendido como pura libertad, y el sexo concebido exclusivamente como búsqueda de placer». Por eso, se extiende entre las mujeres solteras la búsqueda de relaciones sin un compromiso afectivo, por un lado, así como la anticoncepción y las relaciones infecundas entre las mujeres con pareja estable, por otro; no es difícil comprobar que una de las causas del suicidio demográfico que padece Occidente tiene que ver con los postulados de género. «Se destruye la familia incluso antes de que pueda haber nacido -constata María Lacalle-. Aún hay más: la ideología de género, incluso, no concibe la fidelidad, y llegan a pedir hasta el llamado poliamor, una especie de matrimonio en grupo». Por supuesto, sin hijos... Acoso a la infancia En realidad, al final del camino, a la mujer sólo le espera la soledad: «Todo desemboca en la destrucción de la propia mujer, porque nos hacen renunciar a lo más femenino: el amor, la maternidad y la preocupación por el otro», señala Lacalle. Esta ideología destruye a la familia porque extirpa la naturaleza de la mujer y la intenta dotar de una falsa autonomía que, en realidad, la cierra al amor y a la vida, y la imposibilita para ser esposa, madre y, en definitiva, mujer. Los impulsores de la ideología de género no dudan en manchar la sagrada inocencia de los niños para introducir en su conciencia una visión de la sexualidad y de la familia ajena a la naturaleza. También es grave que, muchas veces, esto se hace a espaldas de los padres; en nuestro país se han editado, por ejemplo, Guías para chicas para repartir en los colegios, con las siguientes recomendaciones: «Si tienes la posibilidad de que alguien de tu confianza te dé masajes, relájate y abandónate..., seguramente te sentirás estar en otra galaxia»; o también: «Seguramente habrás oído que lo normal es que te gusten los chicos, pero, si te informas bien y piensas por tu cuenta, descubrirás que lo natural es que se dé el amor y la expresión sexual entre las personas, sean de distinto sexo o del mismo». Hace unos años, la Generalidad de Cataluña promovió dos campañas para regalar muñecas a los niños, y coches y balones a las niñas. Y el último episodio, en este sentido, es un acuerdo entre un centro cultural de Madrid, un grupo gay y CajaMadrid para «proporcionar recursos educativos y los conocimientos necesarios para tratar la diversidad afectivo-sexual y familiar en el entorno de la escuela». Doña María Menéndez, portavoz de la plataforma de padres Madrid Educa en Libertad, denuncia que este tipo de propaganda «se da, sobre todo, en los colegios públicos, y a los padres no se les avisa ni se les dice nada». El contenido de estos programas educativos se basa siempre en «respetar la diferente orientación sexual, señalar que hay distintos tipos de familia, fomentar la promiscuidad sexual, el uso de anticonceptivos y el sexo sin freno ni límite...; también se anima a la masturbación y a experimentar con el cuerpo, diciendo a los niños que es algo tan saludable como comer fruta o verdura; se quiere crear empatía con la gente que tiene atracción por el mismo sexo; y se suelen dar a los niños preservativos e instrucciones sobre cómo ponerlos».
  17. 17. Hacia el corazón de los niños: Un joven educado sin la autoridad fundada en el amor de su padre y de su madre desarrolla con mayor frecuencia una gran inseguridad para vivir en sociedad. Otros fenómenos asociados a la imposición de género son, por ejemplo, la hiper-sexualización de las niñas y de la ropa que se diseña para ellas, la cada vez más temprana edad de iniciación sexual, la normalización del consumo de pornografía por los niños varones, o la confusión sobre la propia identidad sexual..., que no dejan de acarrear graves consecuencias en el corazón de los niños. El doctor Jokin de Irala, de la Universidad de Navarra, afirma que «los niños necesitan pautas y modelos fijos sobre lo que son y lo que deben ser. Sin esas pautas, determinadas experiencias pueden confundirles y determinar su desarrollo. Algunos piensan que las pautas quitan la libertad del niño; pero, si las quitamos, lo que sucede es que el niño pasa a depender del ambiente, de ciertas películas, del comportamiento de ciertos jóvenes... Se puede afirmar que un joven educado sin pautas y sin la autoridad fundada en el amor de su padre y de su madre desarrolla con mayor frecuencia una gran inseguridad para vivir en sociedad». Por eso, «si les decimos que aún no son niños ni niñas, sino que serán lo que ellos quieran, no harán una decisión libre, porque no están preparados, sino que su desarrollo dependerá del capricho de un momento, de sus amistades, de una experiencia concreta con niños o niñas de su entorno... La ideología de género es en realidad un pensamiento que ni siquiera se puede describir como científico: no tiene mucho sentido ignorar el hecho biológico de que existen dos sexos bien definidos», abunda el doctor De Irala. Más tarde, al llegar a la adolescencia, este adoctrinamiento puede condicionar incluso su vocación al amor: «Un chico con referencias claras distingue sin problemas el apego que siente por sus amigos chicos, de la atracción que siente por las chicas. En cambio, otro educado en la ideología de género puede interpretar mal lo que siente. Por ejemplo, si con las chicas está incómodo, pero tiene un amigo con el que se entiende perfectamente, puede pensar que eso es estar enamorado», concluye el doctor De Irala. La realidad, en los COF Si hay un lugar en el que se pueden comprobar los nefastos efectos que la ideología de género tiene para toda la familia son los Centros de Orientación Familiar (COF). Don José María Viñas, Director del COF Regina Familiae, de Alcalá de Henares, señala que «muchas de las crisis que vemos en las familias y matrimonios que acuden a los Centros de Orientación Familiar tienen su caldo de cultivo en la ideología de género: problemas de infidelidad, inmadurez afectiva, incapacidad para donarse, dificultad para estar abiertos a la vida, postergar o limitar los nacimientos, todos los temas relacionados con las técnicas de reproducción asistida, el vivir como
  18. 18. solteros casados, la reivindicación excesiva de espacios y tiempos propios, el anteponer un proyecto personal al del matrimonio, la redefinición de los roles familiares, la disparidad de criterios en la educación de los hijos...» Y alerta del riesgo de que todos estos problemas contribuyen a crear el entorno cultural en el que nos movemos todos los días: «Lo curioso es que, si hacemos una encuesta entre las familias, pocos saben lo que es la ideología de género, pero la gran mayoría sufre sus consecuencias», destaca Viñas. Una batalla cultural Pocos saben qué es la ideología de género..., pero forma parte de nuestro día a día. De hecho, está calando poco a poco, hasta en el lenguaje que utilizamos en nuestra vida cotidiana: nuevos derechos, salud sexual y reproductiva, opción sexual, tipos de familia... ¿Y quién no ha utilizado ya alguna vez la expresión matrimonio homosexual, como si eso fuera posible? Don José María Viñas reconoce que «los promotores y defensores de la ideología de género han tenido la habilidad de ganar la batalla de los medios de comunicación. Esto lo han conseguido presentando sus derechos desde un planteamiento victimista, para mover a la compasión del otro, atendiendo a aspectos puramente emotivistas, sin tener en cuenta la naturaleza y la verdad que hay detrás de cada persona, de sus relaciones y de los acontecimientos que vive. Los estereotipos que presentan los medios de comunicación -de forma concreta, las series de televisión- han ido calando en la población, de tal manera que condicionan su forma de ser y actuar». Un ejemplo: la serie más vista en Estados Unidos durante la temporada 2011-2012 ha sido Modern Family, una comedia sobre un hombre y una mujer casados en segundas nupcias, con hijos conflictivos, uno de los cuales es homosexual y ha adoptado a una niña, junto con su pareja. «La familia tradicional ya no es el único modelo a seguir», señala una descripción de la serie en Internet. En nuestro país, ya estamos acostumbrados a la cuota que parece obligar a que en cada serie de televisión aparezca un personaje abiertamente homosexual; hace poco, en estas mismas páginas, una familia natural, de padre y madre con tres hijos, se lamentaba: «Familias como la nuestra nunca aparecen en los medios de comunicación...» Hay esperanza Los efectos de la ausencia del padre son tremendos, y se hacen patentes en desequilibrios psicológicos e, incluso, físicos, de los hijos. En esta deriva cultural, cada vez resulta más complicado oponerse a la dictadura de lo políticamente correcto. En la pasada legislatura, estuvo a punto de aprobarse en España unaLey de Igualdad de Trato y No Discriminación, al estilo de las que ya existen en otros países de Europa, que perseguiría cualquier opinión disidente de lo políticamente correcto en materia de moral. Se
  19. 19. instauraría así el delito de opinión, por el que ya han sido arrestados y multados periodistas y clérigos en distintos países europeos, tal como ha denunciado recientemente el informe Censored, del Observatorio sobre la Intolerancia hacia los cristianos en Europa. ¿Libertad de expresión? Depende de lo que se diga: son ya numerosos los ataques sufridos por nuestros obispos por defender que el matrimonio está formado por un hombre y una mujer. Precisamente, el último caballo de batalla de la ideología de género es el mal llamado matrimonio gay. En 1994, el escritor y activista homosexual Michael Signorile reconocía abiertamente en Out Magazine: «Pedimos el derecho a casarnos no como una forma de adherirnos a los códigos morales de la sociedad, sino de desbancar un mito y alterar radicalmente una institución arcaica [la familia]. La acción más subversiva que pueden emprender los gays y lesbianas es transformar por completo la noción de familia». En éstas están..., y éste es el ambiente que se respira nada más pisar la calle, y nada más encender la televisión. Sería muy inocente pensar que la ideología de género nos queda lejos, o que es un asunto exclusivo de homosexuales y feministas radicales. Sin duda, el objetivo de la ideología de género y de todos los que la apoyan -lobby gay, feministas de género, izquierda sociológica, derecha liberal, hombres y mujeres sin formación- es destruir la familia; concretamente, una familia: la nuestra. Sin embargo, hay esperanza. En palabras de Benedicto XVI: «La verdad no envejece. Se puede olvidar durante algún tiempo, es posible encontrar otras cosas; pero la verdad como tal no desaparece. Las ideologías tienen un tiempo determinado. Parecen fuertes, irresistibles, pero después de un determinado período se consumen; pierden su fuerza porque carecen de una verdad profunda». Es la verdad profunda de la familia lo que hay que cuidar para sobrevivir a la dictadura ideológica de género. No se trata de ir contra nadie, sino de cuidar lo mejor que tenemos: nuestro cónyuge, nuestros hijos, nuestra familia. El hombre, feminizado El nuevo modelo de mujer que propone la ideología de género también trae consigo un nuevo modelo de hombre. La profesora María Calvo, autora de La masculinidad robada (ed. Almuzara), señala que, en el origen de la ideología de género, está la revolución sexual del 68, «que fue, en realidad, una revuelta contra el padre y contra el varón. ¿Cómo ha afectado, en nuestros días, la ideología de género al hombre? Simplemente, suprimiéndolo», afirma con rotundidad. Y continúa en este sentido: «Los valores que se ensalzan hoy son los femeninos, y las políticas administrativas y culturales están destinadas a favorecer todo lo que tiene que ver con la mujer; ante ello, el hombre ha pasado a ser el enemigo a batir, o un estorbo. El hombre con sus actitudes clásicas - competitivo, valiente, racional, con autoestima, conquistador...- ha sido defenestrado. A ese tipo de hombre se le presume como un problema, como un sospechoso. Por el contrario, se ensalza un hombre con atributos femeninos: suave, delicado, con una afectividad muy feminizada... El hombre masculino es hoy profundamente incomprendido. Los hombres están hoy más desubicados que nunca, porque los medios de comunicación y las leyes que se están
  20. 20. aprobando van en contra suya. No se atreven a actuar de una forma masculina por miedo a ser tachados de agresivos o autoritarios. Esto lo único que genera es frustración y desencanto». Así como la ideología de género fabrica mujeres que no pueden amar, también favorece la creación de hombres incapacitados para querer más allá de sí mismos: «Al admitir las relaciones homosexuales y separar la sexualidad de la afectividad y de la procreación, la ideología de género a lo que único que conduce es a un individualismo atroz y a un egoísmo y un narcisismo exacerbados. Produce hombres y mujeres atomizados, ajenos a las necesidades de los demás -y, por supuesto, del cónyuge-. Estamos creando personas profundamente narcisistas y, por tanto, autodestructivos: el yo-me-mí-conmigo sólo conduce a la infelicidad personal más absoluta», señala María Calvo. A los cada vez menos hombres que llegan a formar una familia, «se les exige que sean una mamá bis. El papel del padre, en la familia, ha acabado por considerarse perfectamente prescindible, pues no habría diferencias entre los sexos. Además, estamos asistiendo a las sustitución del patriarcado por un filiarcado. Todo ello produce un desequilibrio en los hijos. Los efectos de la ausencia del padre son tremendos, y se hacen patentes en desequilibrios psicológicos e, incluso, físicos. El padre es necesario para dar libertad y autonomía a los hijos; en definitiva, para darles felicidad. En nuestros días, el gran aventurero del siglo XXI es el padre». Concluye la profesora Calvo que hoy «estamos en un momento histórico de la historia de la Humanidad, en el que se están negando las diferencias sexuales; sin embargo, en el ámbito científico se está demostrando que esas diferencias existen y que son maravillosas para llevarnos a una igualdad y una complementariedad plenas» Publicado por Clavijo España FUENTE: http://pildorasantimasoneria.blogspot.com.ar/2013/01/ideologia-de-genero-la- ideologia-de-la.html

×