Siglo XIV hasta la actualidad La Educación de las Mujeres en la Historia
La Querella de las Mujeres (i) <ul><li>La querella es un encuentro dialéctico en textos escritos </li></ul><ul><li>en los ...
<ul><li>«Me preguntaba por qué tantos hombres llegan a vituperar a las mujeres, criticándolas bien de palabra bien en escr...
Cristina de Pizán (1364-1430) <ul><li>Decidió dedicarse a la escritura pese a la oposición recibida. </li></ul><ul><li>Se ...
«La Ciudad de las Damas» (ii) <ul><li>En el Libro I se presentan las tres Damas (Razón, Derechura y Justicia) que encomien...
La Celestina (Fernando de Rojas) <ul><li>CALISTO Ya creo lo que dizes, que el género flaco de las hembras es más apto para...
Luis Vives (1492-1540) <ul><li>Física y moralmente la mujer es inferior al varón.  </li></ul><ul><li>Su cuerpo implica un ...
María de Gournay (1565-1645 ) (i) <ul><li>Se inició de forma autodidacta.  </li></ul><ul><li>Tradujo obras clásicas. </li>...
«Agravio de Damas» (ii) <ul><li>Feliz  tú, lector, si no perteneces a ese sexo al que se le niegan todos los bienes al pri...
«Igualdad de hombres y Mujeres»(iii) <ul><li>Hace una crítica amarga de la condición femenina de su tiempo. </li></ul><ul>...
Siglo XVII <ul><li>La calidad de la educación femenina era muy deficiente: bordar, cantar, bailar y tocar un instrumento. ...
Poulain de la Barre (1647-1723) <ul><li>Las educaciones especificas para varones y mujeres son consecuencia de la propia d...
Benito Feijoo (1676-1784) <ul><li>Su obra “Teatro Crítico Universal” la escribió en defensa de las mujeres, describiendo b...
Siglo XVIII <ul><li>Hombres y mujeres tienen destinos sociales distintos, por tanto la educación ha de ser diferenciada. <...
“ El Emilio o la Educación» Rousseau <ul><li>El hombre depende de la mujer en relación a sus deseos; la mujer del hombre e...
Josefa Amar y Borbón (1749-1803) <ul><li>“ Memorial literario. Discurso en defensa del talento de las mujeres y de su apti...
Siglo XIX <ul><li>Se defiende la necesidad de instruir a las mujeres ya que ellas son las primeras educadoras. </li></ul><...
La escuela en la Segunda República <ul><li>[...] El hombre y la mujer no son diferentes por la inteligencia ni la habilida...
Escuela Segregada (1939-1970) <ul><li>Se prohíbe la escolarización conjunta de niños y niñas. </li></ul><ul><li>La función...
Escuela Segregada: La Sección Femenina <ul><li>Pilar Primo de Ribera, fundadora de la Sección Femenina: </li></ul><ul><li>...
Ley General de Educación 1970 <ul><li>Anula la prohibición de la escuela mixta. </li></ul><ul><li>Legitima el sistema educ...
Crítica de la escuela mixta <ul><li>La escuela transmite valores y pautas diferentes según el sexo (Currículum oculto). </...
La Coeducación <ul><li>Proceso educativo intencionado que tiene como objetivo el desarrollo integral de las personas, form...
Autora <ul><li>María Rosa Candel Tárraga </li></ul>Agradecimientos <ul><li>Redacción. Juana Parra Pueblas </li></ul><ul><l...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

La educación de las mujeres en la historia

6.739 visualizaciones

Publicado el

educacion

0 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
6.739
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3.834
Acciones
Compartido
0
Descargas
0
Comentarios
0
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.
  • Jean de Meun en el Roman de la Rose critica constantemente a las mujeres y como respuesta a eso Y que no se me reproche como locura, arrogancia o presunción el haberme atrevido yo, una mujer, a reprehender y criticar a una autor tan sutil y a regatear elogios a su obra, cuando él, un hombre sólo, se atrevió a difamar y censurar a todo el sexo femenino sin excepción
  • Jean de Meun en el Roman de la Rose critica constantemente a las mujeres y como respuesta a eso Y que no se me reproche como locura, arrogancia o presunción el haberme atrevido yo, una mujer, a reprehender y criticar a una autor tan sutil y a regatear elogios a su obra, cuando él, un hombre sólo, se atrevió a difamar y censurar a todo el sexo femenino sin excepción
  • Jean de Meun en el Roman de la Rose critica constantemente a las mujeres y como respuesta a eso Y que no se me reproche como locura, arrogancia o presunción el haberme atrevido yo, una mujer, a reprehender y criticar a una autor tan sutil y a regatear elogios a su obra, cuando él, un hombre sólo, se atrevió a difamar y censurar a todo el sexo femenino sin excepción
  • Jean de Meun en el Roman de la Rose critica constantemente a las mujeres y como respuesta a eso Y que no se me reproche como locura, arrogancia o presunción el haberme atrevido yo, una mujer, a reprehender y criticar a una autor tan sutil y a regatear elogios a su obra, cuando él, un hombre sólo, se atrevió a difamar y censurar a todo el sexo femenino sin excepción
  • Jean de Meun en el Roman de la Rose critica constantemente a las mujeres y como respuesta a eso Y que no se me reproche como locura, arrogancia o presunción el haberme atrevido yo, una mujer, a reprehender y criticar a una autor tan sutil y a regatear elogios a su obra, cuando él, un hombre sólo, se atrevió a difamar y censurar a todo el sexo femenino sin excepción
  • Jean de Meun en el Roman de la Rose critica constantemente a las mujeres y como respuesta a eso Y que no se me reproche como locura, arrogancia o presunción el haberme atrevido yo, una mujer, a reprehender y criticar a una autor tan sutil y a regatear elogios a su obra, cuando él, un hombre sólo, se atrevió a difamar y censurar a todo el sexo femenino sin excepción
  • Jean de Meun en el Roman de la Rose critica constantemente a las mujeres y como respuesta a eso Y que no se me reproche como locura, arrogancia o presunción el haberme atrevido yo, una mujer, a reprehender y criticar a una autor tan sutil y a regatear elogios a su obra, cuando él, un hombre sólo, se atrevió a difamar y censurar a todo el sexo femenino sin excepción
  • Jean de Meun en el Roman de la Rose critica constantemente a las mujeres y como respuesta a eso Y que no se me reproche como locura, arrogancia o presunción el haberme atrevido yo, una mujer, a reprehender y criticar a una autor tan sutil y a regatear elogios a su obra, cuando él, un hombre sólo, se atrevió a difamar y censurar a todo el sexo femenino sin excepción
  • Jean de Meun en el Roman de la Rose critica constantemente a las mujeres y como respuesta a eso Y que no se me reproche como locura, arrogancia o presunción el haberme atrevido yo, una mujer, a reprehender y criticar a una autor tan sutil y a regatear elogios a su obra, cuando él, un hombre sólo, se atrevió a difamar y censurar a todo el sexo femenino sin excepción
  • Jean de Meun en el Roman de la Rose critica constantemente a las mujeres y como respuesta a eso Y que no se me reproche como locura, arrogancia o presunción el haberme atrevido yo, una mujer, a reprehender y criticar a una autor tan sutil y a regatear elogios a su obra, cuando él, un hombre sólo, se atrevió a difamar y censurar a todo el sexo femenino sin excepción
  • Jean de Meun en el Roman de la Rose critica constantemente a las mujeres y como respuesta a eso Y que no se me reproche como locura, arrogancia o presunción el haberme atrevido yo, una mujer, a reprehender y criticar a una autor tan sutil y a regatear elogios a su obra, cuando él, un hombre sólo, se atrevió a difamar y censurar a todo el sexo femenino sin excepción
  • Jean de Meun en el Roman de la Rose critica constantemente a las mujeres y como respuesta a eso Y que no se me reproche como locura, arrogancia o presunción el haberme atrevido yo, una mujer, a reprehender y criticar a una autor tan sutil y a regatear elogios a su obra, cuando él, un hombre sólo, se atrevió a difamar y censurar a todo el sexo femenino sin excepción
  • Jean de Meun en el Roman de la Rose critica constantemente a las mujeres y como respuesta a eso Y que no se me reproche como locura, arrogancia o presunción el haberme atrevido yo, una mujer, a reprehender y criticar a una autor tan sutil y a regatear elogios a su obra, cuando él, un hombre sólo, se atrevió a difamar y censurar a todo el sexo femenino sin excepción
  • Jean de Meun en el Roman de la Rose critica constantemente a las mujeres y como respuesta a eso Y que no se me reproche como locura, arrogancia o presunción el haberme atrevido yo, una mujer, a reprehender y criticar a una autor tan sutil y a regatear elogios a su obra, cuando él, un hombre sólo, se atrevió a difamar y censurar a todo el sexo femenino sin excepción
  • Jean de Meun en el Roman de la Rose critica constantemente a las mujeres y como respuesta a eso Y que no se me reproche como locura, arrogancia o presunción el haberme atrevido yo, una mujer, a reprehender y criticar a una autor tan sutil y a regatear elogios a su obra, cuando él, un hombre sólo, se atrevió a difamar y censurar a todo el sexo femenino sin excepción
  • Jean de Meun en el Roman de la Rose critica constantemente a las mujeres y como respuesta a eso Y que no se me reproche como locura, arrogancia o presunción el haberme atrevido yo, una mujer, a reprehender y criticar a una autor tan sutil y a regatear elogios a su obra, cuando él, un hombre sólo, se atrevió a difamar y censurar a todo el sexo femenino sin excepción
  • Jean de Meun en el Roman de la Rose critica constantemente a las mujeres y como respuesta a eso Y que no se me reproche como locura, arrogancia o presunción el haberme atrevido yo, una mujer, a reprehender y criticar a una autor tan sutil y a regatear elogios a su obra, cuando él, un hombre sólo, se atrevió a difamar y censurar a todo el sexo femenino sin excepción
  • Jean de Meun en el Roman de la Rose critica constantemente a las mujeres y como respuesta a eso Y que no se me reproche como locura, arrogancia o presunción el haberme atrevido yo, una mujer, a reprehender y criticar a una autor tan sutil y a regatear elogios a su obra, cuando él, un hombre sólo, se atrevió a difamar y censurar a todo el sexo femenino sin excepción
  • La educación de las mujeres en la historia

    1. 1. Siglo XIV hasta la actualidad La Educación de las Mujeres en la Historia
    2. 2. La Querella de las Mujeres (i) <ul><li>La querella es un encuentro dialéctico en textos escritos </li></ul><ul><li>en los que se dirimieron cuestiones trascendentales para </li></ul><ul><li>el ser humano. </li></ul><ul><li>Se desarrolló entre los siglos XV al XVIII. </li></ul><ul><li>Respuesta a la misoginia de la Edad Media y Moderna de Europa. </li></ul><ul><li>Se afirmaba la inferioridad intelectual de las mujeres. </li></ul><ul><li>Se las relegaba a las tareas domésticas. </li></ul><ul><li>Se las acusaba de volubles y poco fiables. </li></ul><ul><li>Se les negó la voz y la palabra. </li></ul>
    3. 3. <ul><li>«Me preguntaba por qué tantos hombres llegan a vituperar a las mujeres, criticándolas bien de palabra bien en escritos. </li></ul><ul><li>«No hay texto que esté exento de misoginia» </li></ul><ul><li>«Hombres ilustres consideran que la mujer es mala por naturaleza, se inclina al vicio. Me propuse decidir si el testimonio podía estar equivocado» </li></ul><ul><li>«y que no se me reproche como arrogancia el haberme atrevido, yo, una mujer, a reprehender y criticar a un autor tan sutil y a no elogiar su obra, cuando él, un hombre solo, se atrevió a difamar a todo el sexo femenino. </li></ul>La Querella de las Mujeres (ii)
    4. 4. Cristina de Pizán (1364-1430) <ul><li>Decidió dedicarse a la escritura pese a la oposición recibida. </li></ul><ul><li>Se la ha calificado como la primera escritora profesional de la literatura francesa. </li></ul><ul><li>«La Ciudad de las Damas» permite considerarla una precursora del feminismo moderno. </li></ul>
    5. 5. «La Ciudad de las Damas» (ii) <ul><li>En el Libro I se presentan las tres Damas (Razón, Derechura y Justicia) que encomiendan la creación de una Ciudad habitada sólo por damas. Mientras se inicia su construcción, Razón y Cristina de Pizán conversan sobre el desprecio de los hombres hacia las mujeres. </li></ul><ul><li>En el Libro II, Derechura refuta a los hombres que afirman que a las mujeres les gusta ser violadas o que son inconstantes. </li></ul><ul><li>En el Libro III, Justicia culmina la construcción de la Ciudad. </li></ul>
    6. 6. La Celestina (Fernando de Rojas) <ul><li>CALISTO Ya creo lo que dizes, que el género flaco de las hembras es más apto para las prestas cautelas, que el de los varones. </li></ul><ul><li>MELIBEA (…) ¡Oh género femíneo encogido y frágile¡ ¿Por qué no fue a las hembras concedido poder descubrir su congojoso y ardiente amor, como a los varones? </li></ul>
    7. 7. Luis Vives (1492-1540) <ul><li>Física y moralmente la mujer es inferior al varón. </li></ul><ul><li>Su cuerpo implica un temperamento flaco y voluble. </li></ul><ul><li>La mujer sabrá hilar, coser y cocinar </li></ul><ul><li>Que solo lea textos religiosos. </li></ul><ul><li>Educada para vencer los placeres corporales. </li></ul><ul><li>Solo puede salir acompañada, guardará compostura en la risa, mirada y andar. </li></ul><ul><li>Su espacio es la casa y su marido el rey de su hogar. </li></ul>
    8. 8. María de Gournay (1565-1645 ) (i) <ul><li>Se inició de forma autodidacta. </li></ul><ul><li>Tradujo obras clásicas. </li></ul><ul><li>Frecuentó los círculos intelectuales de la época. </li></ul><ul><li>Tuvo el reconocimiento y la estima en el plano del pensamiento (Hija espiritual de Montaigne) </li></ul><ul><li>Fue a menudo, objeto de ataques personales y de crítica infundada de su trabajo. </li></ul>
    9. 9. «Agravio de Damas» (ii) <ul><li>Feliz tú, lector, si no perteneces a ese sexo al que se le niegan todos los bienes al privarle de libertad, de la misma manera que se le niegan también las virtudes. </li></ul><ul><li>Tu condición de hombre te concede, por la misma razón que se les priva a las mujeres, cualquier acción de alto destino, cualquier juicio sublime y cualquier juicio de exquisita especulación </li></ul>
    10. 10. «Igualdad de hombres y Mujeres»(iii) <ul><li>Hace una crítica amarga de la condición femenina de su tiempo. </li></ul><ul><li>Marca un hito en el humanismo femenino entonces naciente. </li></ul><ul><li>Como mujer, María fue a menudo objeto de ataques personales y de crítica infundada de su trabajo. </li></ul>
    11. 11. Siglo XVII <ul><li>La calidad de la educación femenina era muy deficiente: bordar, cantar, bailar y tocar un instrumento. </li></ul><ul><li>Los hombres debatían si las mujeres tenían derecho a la instrucción, al saber, a la verdad. </li></ul><ul><li>Se concebía el acceso al conocimiento como un peligro o una pérdida de la feminidad. </li></ul><ul><li>«Las Preciosas Ridículas» (Moliére) </li></ul><ul><li>«La Culta Latiniparla» (Quevedo) </li></ul>
    12. 12. Poulain de la Barre (1647-1723) <ul><li>Las educaciones especificas para varones y mujeres son consecuencia de la propia desigualdad cultural. </li></ul><ul><li>El método de aprendizaje y el contenido deben ser iguales para ambos sexos. </li></ul><ul><li>Reclama el acceso de las mujeres a todas las profesiones y funciones sociales. </li></ul>
    13. 13. Benito Feijoo (1676-1784) <ul><li>Su obra “Teatro Crítico Universal” la escribió en defensa de las mujeres, describiendo brevemente la vida y obra de muchas mujeres significativas.  </li></ul><ul><li>[..] Defender a todas las mujeres viene a ser lo mismo que ofender a casi todos los hombres […] </li></ul><ul><li>[..] Después de defenderlas discurriré sobre su aptitud para todo género de ciencias y conocimientos sublimes. </li></ul>
    14. 14. Siglo XVIII <ul><li>Hombres y mujeres tienen destinos sociales distintos, por tanto la educación ha de ser diferenciada. </li></ul><ul><li>Todos los ciudadanos deben recibir educación, pero las niñas ¿también? </li></ul><ul><li>Educación de niñas dirigidas a cumplir los roles de esposa y madre. </li></ul><ul><li>Niñas: instrucción básica, rezos, labores domésticas… </li></ul><ul><li>Acceso estudios medios y superiores prohibido. </li></ul>
    15. 15. “ El Emilio o la Educación» Rousseau <ul><li>El hombre depende de la mujer en relación a sus deseos; la mujer del hombre en cuanto a sus deseos y necesidades. </li></ul><ul><li>Las muchachas se divierten con los espejos, las muñecas…[…] su gusto se encuentra totalmente adaptado a su destino. </li></ul><ul><li>Casi todas aprenden con desgana a leer y escribir pero se manejan muy pronto con las agujas… </li></ul><ul><li>Las mujeres desean tener muy poca libertad. </li></ul><ul><li>Deben aprender con tiempo a sufrir las injusticias y aguantar los insultos de su marido sin rechista. </li></ul>
    16. 16. Josefa Amar y Borbón (1749-1803) <ul><li>“ Memorial literario. Discurso en defensa del talento de las mujeres y de su aptitud para el gobierno y otros cargos en los que se emplean los hombres”. </li></ul><ul><li>[…] Saben ellas que no pueden aspirar a ningún empleo, ni recompensa pública. </li></ul><ul><li>[..] Si alguna mujer se dedica al estudio, es preciso que lo haga por ella misma, pues sabe que no puede aspirar a ninguna recompensa [..] solo la complacencia de ilustrar el entendimiento. </li></ul>
    17. 17. Siglo XIX <ul><li>Se defiende la necesidad de instruir a las mujeres ya que ellas son las primeras educadoras. </li></ul><ul><li>Niños y niñas deben educarse en escuelas distintas y recibir enseñanzas distintas. </li></ul><ul><li>Informe Quintana (1813). </li></ul><ul><li>Ley Moyano(1871). </li></ul><ul><li>Se avanza en la formación de las maestras. </li></ul><ul><li>La escolarización de las niñas. </li></ul><ul><li>El derecho de las mujeres a realizar estudios superiores. </li></ul><ul><li>La obligatoriedad de la educación de las niñas en escuelas separadas. </li></ul>
    18. 18. La escuela en la Segunda República <ul><li>[...] El hombre y la mujer no son diferentes por la inteligencia ni la habilidad sino por la fisiología. La fuerza física es una cosa, les expliqué. Pero hay otra fuerza que es la que nos hace discurrir y resolver situaciones difíciles.[…] </li></ul><ul><li>[...]Las niñas ponían más atención, eran más constantes; trabajaban con paciencia y remataban con finura sus trabajos, pero eran más pasivas.   </li></ul><ul><li>[...] No son diferentes. Las preparan desde la cuna para ser mujeres Les da vergüenza intervenir, creen que no van a saber, ni poder… [...]   </li></ul><ul><li>“ Historia de una Maestra”, Josefina Aldecoa.  </li></ul>
    19. 19. Escuela Segregada (1939-1970) <ul><li>Se prohíbe la escolarización conjunta de niños y niñas. </li></ul><ul><li>La función de la educación es conseguir que las niñas sean madres y responsables del hogar. </li></ul><ul><li>Diferentes currículum relacionados con los roles que estaban destinados a cumplir. </li></ul>
    20. 20. Escuela Segregada: La Sección Femenina <ul><li>Pilar Primo de Ribera, fundadora de la Sección Femenina: </li></ul><ul><li>&quot; A las mujeres les falta talento creador, reservado por Dios para inteligencias varoniles; no podemos más que interpretar lo que los hombres nos dan hecho &quot; </li></ul><ul><li>&quot; El trabajo doméstico es más conforme a la naturaleza y al destino de la mujer &quot; </li></ul><ul><li>&quot; Su destino es ser esposa y compañera del hombre, formar con él una familia y educar y cuidar bien a sus hijos &quot; </li></ul><ul><li>&quot; Debe prepararse, moral y materialmente para ser capaz de lo que de ella se espera &quot; </li></ul>
    21. 21. Ley General de Educación 1970 <ul><li>Anula la prohibición de la escuela mixta. </li></ul><ul><li>Legitima el sistema educativo en el que formalmente desaparecen las diferencias de trato a los individuos. </li></ul><ul><li>La escolarización de las niñas ha ido aumentando. </li></ul><ul><li>Generaliza el mismo tipo de currículum. </li></ul><ul><li>Establece la enseñanza obligatoria hasta los trece años. </li></ul><ul><li>Los movimientos de renovación pedagógica plantean la educación conjunta como un logro. </li></ul>
    22. 22. Crítica de la escuela mixta <ul><li>La escuela transmite valores y pautas diferentes según el sexo (Currículum oculto). </li></ul><ul><li>Las mujeres acceden muy poco a los estudios de tipo técnico. </li></ul><ul><li>La escuela prepara para mantener roles distintos y diferenciados. </li></ul><ul><li>En el mercado de trabajo se valoran de diferente manera los títulos según correspondan a chicos o chicas. </li></ul><ul><li>Valor medio de ingresos profesionales se sitúa en un 30% menos para las mujeres a pesar de tener misma titulación. </li></ul>
    23. 23. La Coeducación <ul><li>Proceso educativo intencionado que tiene como objetivo el desarrollo integral de las personas, formándolas para una convivencia social igualitaria. </li></ul><ul><li>El término coeducación se aplica a la educación conjunta de niños y niñas. </li></ul><ul><li>Hace visible las aportaciones de las mujeres en todos los campos del saber, muestra sus valores. </li></ul>
    24. 24. Autora <ul><li>María Rosa Candel Tárraga </li></ul>Agradecimientos <ul><li>Redacción. Juana Parra Pueblas </li></ul><ul><li>Diseño. Miguel Ángel Cruzado Manzanero </li></ul>

    ×