El ideal ético del cristiano
como un individuo
19/05/2014Ismael Rojo
No desea desordenadamente la
riqueza material, no es
codicioso (Mt. 6:32-24).
Emplea sus riquezas, si las
posee, como mayo...
Sirve a Dios, no con la
mitad de su corazón, sino
con todo el corazón (Mt.
22:37).
No procura servir a dos
amos (Mt. 6:24)...
Su vida no es triste y
melancólica, sino que es
triunfante en Cristo (Fil.
2:18).
Es diligente en los negocios
(Ro. 12:11)...
Se purifica, así como Cristo
es puro (1 Jn. 3:3).
Se regocija en la esperanza
de la gloria de Dios, porque
el Espíritu San...
El ideal ético del cristiano como un individuo
El ideal ético del cristiano como un individuo
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

El ideal ético del cristiano como un individuo

319 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Meditación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
319
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

El ideal ético del cristiano como un individuo

  1. 1. El ideal ético del cristiano como un individuo 19/05/2014Ismael Rojo
  2. 2. No desea desordenadamente la riqueza material, no es codicioso (Mt. 6:32-24). Emplea sus riquezas, si las posee, como mayordomo de la gracia de Dios (Lc. 16:2; 1 Pedro 4:10). Cultiva el espíritu de contentamiento con las condiciones y posesiones exteriores (Mt. 6:31). Está descontento con sus actuales adquisiciones morales y espirituales (Fil. 3:12,13).
  3. 3. Sirve a Dios, no con la mitad de su corazón, sino con todo el corazón (Mt. 22:37). No procura servir a dos amos (Mt. 6:24). Es fiel en las cosas pequeñas, así como en las grandes (Mt. 5:19; Lc. 16:10). Está gozoso en espíritu, abundando en acciones de gracias (Col. 2:7). 19/05/2014Ismael Rojo
  4. 4. Su vida no es triste y melancólica, sino que es triunfante en Cristo (Fil. 2:18). Es diligente en los negocios (Ro. 12:11). Su vida es limpia: no se entrega a pecados ocultos ni a ocupaciones dudosas de clase alguna (Ro. 13:13). Es firme en su propósito cristiano (Ef. 6:18). 19/05/2014Ismael Rojo
  5. 5. Se purifica, así como Cristo es puro (1 Jn. 3:3). Se regocija en la esperanza de la gloria de Dios, porque el Espíritu Santo está derramado en su corazón (Ro. 5:3-5). Es imitador de Dios como hijo amado, y anda en amor (Ef. 5:1,2). Así, el ideal y la meta de la vida del individuo cristiano es ser hijo de Dios, como Cristo, quien es el modelo de los hijos de Dios (Ef. 5:2). 19/05/2014Ismael Rojo

×