DEL OBJETO OBSERVADO AL SUJETO OBSERVADOR
La pregunta por la cosa no se puederesponder sin incluir a quien la observa
LOS INICIOS“En la década del sesenta, loque yo tenía que estudiar eracómo uno ve, o cómo unanimal ve los colores; y lohací...
LOS INICIOSYo era un investigador en elcampo de la neurofisiología de lavisión de los colores, conabsoluta               i...
Yo decía “lo que tengo que encontrar es una correlación entre la actividad del sistema nervioso y el color como realidad ...
Cuando planteé esto a miscolegas todos pensaron queestaba loco. Sabían que elnombre del color es arbitrario,que se puede l...
NO TENEMOS NECESIDAD DE HABLAR      DE OBJETOS EXTERNOSLo que yo estaba planteando era algo muyradical: que nosotros les d...
El sistema nervioso escerrado en su operar, nopodemos           hacercorrelaciones entre losestados del sistemanervioso y ...
“Poner la objetividad entre paréntesis”significa que cuando uno explica, laexperiencia que se explica no desaparece.Nosotr...
Nosotros pertenecemos a unahistoria cultural en la cual estamosacostumbrados a preguntarnos¿qué es? Y al escuchar estapreg...
Estos dos caminos de la objetividad conducen por su parte a distintosmodos de relacionarse no sólo con el explicar sino co...
Desde el momento en que uno toma el primer camino y se conduce como si tuviera la capacidad de hacer referencia a una rea...
 Al poner la objetividad entre paréntesis y  darnos cuenta de que no podemos hacer  referencia a algo real independiente ...
Mientras que el camino de laobjetividad entre paréntesises el camino de lasafirmaciones    cognoscitivasque nos invitan a ...
 Desde el momento en que uno acepta vivir en el camino explicativo de la  objetividad entre paréntesis, uno sabe que no e...
Esto     nos    permite      asimismo reflexionar sobre el poder. Es interesante cómo desde este camino, al preguntarse p...
DEL OBJETO OBSERVADO AL SUJETO OBSERVADOR
DEL OBJETO OBSERVADO AL SUJETO OBSERVADOR
DEL OBJETO OBSERVADO AL SUJETO OBSERVADOR
DEL OBJETO OBSERVADO AL SUJETO OBSERVADOR
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

DEL OBJETO OBSERVADO AL SUJETO OBSERVADOR

793 visualizaciones

Publicado el

SOBRE LA NOCION DE OBJETIVIDAD EN H. MATURANA

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
793
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3
Acciones
Compartido
0
Descargas
6
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

DEL OBJETO OBSERVADO AL SUJETO OBSERVADOR

  1. 1. DEL OBJETO OBSERVADO AL SUJETO OBSERVADOR
  2. 2. La pregunta por la cosa no se puederesponder sin incluir a quien la observa
  3. 3. LOS INICIOS“En la década del sesenta, loque yo tenía que estudiar eracómo uno ve, o cómo unanimal ve los colores; y lohacía dentro de lo quepodríamos llamar el“pensamiento epistemológicotradicional” implícito en elquehacer científico, queconsidera que uno ve unmundo exterior, que elsistema nervioso operaobteniendo informaciónsobre un mundo exterior.
  4. 4. LOS INICIOSYo era un investigador en elcampo de la neurofisiología de lavisión de los colores, conabsoluta impecabilidadexperimental, es decir, haciendoexperimentos rigurosos quepensaba que me permitiránmostrar cómo uno ve el color queestá allí, afuera de mí, en elmundo exterior, expresado entérminos físicos (energíasespectrales, longitudes de onda,etc.), de tal manera que pueda serreconocido por cualquier otroobservador”.
  5. 5. Yo decía “lo que tengo que encontrar es una correlación entre la actividad del sistema nervioso y el color como realidad externa”Pero en un momento determinado se produjo un cambio radical y dije: “Tal vez lo que pasa es que la actividad del sistema nervioso no se correlaciona con el color como yo lo he especificado hasta ahora (es decir, en términos físicos), sino que se correlaciona con el nombre del color”.
  6. 6. Cuando planteé esto a miscolegas todos pensaron queestaba loco. Sabían que elnombre del color es arbitrario,que se puede llamar a esto verdeo rojo o cualquier otra cosa (elnombre del color es unaconvención). Entonces ¿qué estoydiciendo cuando digo que laactividad del sistema nervioso secorrelaciona con el nombre delcolor? Lo que estoy diciendo esque se correlaciona con laexperiencia que yo distingocuando doy tal nombre, cuandodigo que lo que veo es tal color.
  7. 7. NO TENEMOS NECESIDAD DE HABLAR DE OBJETOS EXTERNOSLo que yo estaba planteando era algo muyradical: que nosotros les damos el mismonombre, quiere decir que las vivimos ennosotros como iguales. Por lo tanto,debería ser posible demostrar cómo secorrelaciona la actividad de la retina con elnombre del color. De modo que si damos elmismo nombre a situaciones que desde unpunto de vista físico son distintas, quieredecir que desde el punto de vistaexperiencial, uno las ve iguales. Al haceresto lo que estamos correlacionando es laactividad del sistema nervioso con… laactividad del sistema nervioso. Entonces loque estamos afirmando es que el sistemanervioso opera haciendo correlacionesinternas y no captando dimensiones delmundo externo: el sistema nervioso operacomo una red cerrada. Y, por tanto, ya notenemos necesidad de hablar de “objetos
  8. 8. El sistema nervioso escerrado en su operar, nopodemos hacercorrelaciones entre losestados del sistemanervioso y el mundoexternoNo tiene sentido hablarde un mundoindependiente delobservador
  9. 9. “Poner la objetividad entre paréntesis”significa que cuando uno explica, laexperiencia que se explica no desaparece.Nosotros vivimos en un mundo quedistinguimos como un mundo de objetos ,en el que tenemos la experiencia de losobjetos; y por tanto, no podemos hacerdesaparecer esa experiencia, no podemossimplemente hacer desaparecer los objetos.Por el contrario, lo que tenemos que hacercomo científicos es explicar los objetos, esproponer un procedimiento o un mecanismoa partir del cual podamos mostrar cómosurge la experiencia de esos objetos.Entonces, una de las formas de explicar estoes diciendo que el objeto está allí conindependencia de lo que yo hago. Esta seríala postura de la objetividad tradicional, sinparéntesis, que asume por un lado laexistencia real de los objetos y, por otro,confiere al sujeto la posibilidad de conocerlos objetos prescindiendo de su subjetividad.
  10. 10. Nosotros pertenecemos a unahistoria cultural en la cual estamosacostumbrados a preguntarnos¿qué es? Y al escuchar estapregunta hay un tipo de respuestaque deseamos oír: la respuesta quenos dice algo sobre el “ser” de lacosa por la que se preguntó. Seespera una descripción de algo queestá allí, con independencia delobservador y de lo que elobservador hace. Yo sostengo quepara responder a esta pregunta sepueden seguir dos caminos: uno, eltradicional, es haciendo referenciaa algo independiente de lo que elobservador hace; el otro implicatransformar la pregunta “¿qué es?”en “¿qué criterio uso yo paraafirmar que algo es lo que yo digoque es?”.
  11. 11. Estos dos caminos de la objetividad conducen por su parte a distintosmodos de relacionarse no sólo con el explicar sino con las personas.Al analizar las condiciones de posibilidad del conocimiento estamos en el marco de la epistemología; pero al transcurrir ese análisis, al hacerlo, al mirarlo, descubrimos que en verdad lo que estamos haciendo no es otra cosa que un análisis de las relaciones humanas. En este sentido, la epistemología es un modo de relación interpersonal, y entonces tiene razón Gregory Bateson cuando dice que hay distintas epistemologías.
  12. 12. Desde el momento en que uno toma el primer camino y se conduce como si tuviera la capacidad de hacer referencia a una realidad independiente, cada vez que se hace una afirmación cognoscitiva, se hace al mismo tiempo una petición de obediencia, se le dice al otro que tiene que hacer lo que uno dice porque uno sabe que la cosa “es” así, no porque uno lo dice. De esta forma, cada vez que nos relacionamos desde el realismo, desde la objetividad sin paréntesis, lo hacemos también a través de exigencias de obediencia.
  13. 13.  Al poner la objetividad entre paréntesis y darnos cuenta de que no podemos hacer referencia a algo real independiente de nosotros para validar nuestro explicar, toda afirmación cognoscitiva se transforma en una invitación a participar en un cierto dominio de experiencias. Las relaciones interpersonales que se ponen en juego son totalmente distintas en uno y en otro caso. Es por esto que digo que el camino explicativo de la objetividad sin paréntesis es el camino de las exigencias de obediencia y de la irresponsabilidad; porque lo que uno hace no se valida desde lo que uno hace, sino desde algo que está fuera de uno mismo.
  14. 14. Mientras que el camino de laobjetividad entre paréntesises el camino de lasafirmaciones cognoscitivasque nos invitan a participaren un cierto dominio decoherencias experienciales. Yen este camino uno no puedesino ser responsable por loque hace, pues lo que validalo que uno dice es lo que unohace en ese dominio decoherencias experienciales.
  15. 15.  Desde el momento en que uno acepta vivir en el camino explicativo de la objetividad entre paréntesis, uno sabe que no es dueño de la verdad y por lo tanto, sabe que no puede colocarse en el lugar de la exigencia, a menos que se haga cargo de esa exigencia.Uno puederesponsablementeexigir al otro que hagalo que uno dice porqueuno quiere que el otrohaga eso. Este caminoconduce a laresponsabilidad. Y yano sirve escudarse enargumentos externoscomo “quiero que elotro haga esto porqueesto es la verdad” o“porque así es larealidad de las cosas”.
  16. 16. Esto nos permite asimismo reflexionar sobre el poder. Es interesante cómo desde este camino, al preguntarse por el poder, descubrimos que el poder está en la obediencia. En el momento en que uno sale del espacio de la exigencia y se coloca en el espacio de la invitación, toda la dinámica del poder desaparece o adquiere un carácter completamente distinto. Las relaciones de poder pasan a ser circunstanciales y ligadas a acuerdos, pero en tanto son acuerdos ya no son relaciones de poder porque no hay obediencia, y aparece la colaboración.

×