Pensadores de la independencia
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Like this? Share it with your network

Share

Pensadores de la independencia

el

  • 13,200 reproducciones

 

Estadísticas

reproducciones

reproducciones totales
13,200
reproducciones en SlideShare
13,200
reproducciones incrustadas
0

Actions

Me gusta
1
Descargas
35
Comentarios
0

0 insertados 0

No embeds

Accesibilidad

Categorias

Detalles de carga

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Derechos de uso

© Todos los derechos reservados

Report content

Marcada como inapropiada Marcar como inapropiada
Marcar como inapropiada

Seleccione la razón para marcar esta presentación como inapropiada.

Cancelar
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    ¿Está seguro?
    Tu mensaje aparecerá aquí
    Processing...
Publicar comentario
Edite su comentario

Pensadores de la independencia Presentation Transcript

  • 1. PENSADORES DE LA INDEPENDENCIA
  • 2. Eugenio Espejo
    Espejo es el precursor de la independencia, ya que a través de sus escritos y publicaciones procuró reformar las estructuras sociales y políticas de esa época.
    Considerado como uno de los mayores agitadores de los planteamientos de la independencia y crítico de la Colonia
  • 3. Simón RODRIGUEZ
    Pedagogo y escritor venezolano, nacido en Caracas en 1771 y fallecido en Amotape, Perú, en 1854. Maestro de Simón Bolívar, sus inquietudes e ideas reformadoras influyeron poderosamente en la formación de El Libertador, según él mismo reconoció.
    Rodríguez vivió en varios países entre ellos el nuestro y fue director de un colegio en Latacunga.
  • 4. JOSÉ MEJÍA LEQUERICA
    Discípulo de Eugenio Espejo, quien le dijo: “Escucha mis lecciones. Yo te guiaré por el camino de la verdad” y empezó a dirigir su formación, hombre de gran formación intelectual y formidable capacidad oratoria.
    Fue nombrado diputado ante las Cortes de Cádiz y viajo a España donde se transformó en el más destacado de los delegados americanos y una de las cabezas del constitucionalismo, así como una de las figuras de la política española de su época.
    Se casó a los 24 años con Manuela Espejo, 23 años mayor que él (hermana de Eugenio Espejo).
    Publicó La Abeja, uno de los periódicos liberales más influyentes.
  • 5. JOSÉ JOAQUÍN DE OLMEDO
    Fue enviado a las Cortes de Cádiz, donde pronunció su famoso discurso "Sobre la supresión de las Mitas", por medio del cual logró que se aboliera esa institución .
    Entre los cargos públicos y el deseo de dedicarse a las letras. Olmedo fue nombrado miembro de la Junta de Gobierno, redactó una constitución para Guayaquil, reorganizó el ejército y colaboró con Sucre en el triunfo de Pichincha. Sin embargo, después de esta batalla, cuando Bolívar llegó a Guayaquil y anexionó esta ciudad a Colombia, Olmedo protestó y se fue con otros guayaquileños a Perú, donde fue electo diputado por el Departamento del Puno y ayudó a redactar la primera constitución de aquel país.
    En 1823, viendo en peligro la libertad del Perú, pidió ayuda a Simón Bolívar; tras el triunfo de éste en la batalla de Junín, Olmedo escribió en su honor el famoso Canto a Bolívar
    Trabajó junto a los grandes hombres de la independencia: Simón Bolívar, José de San Martín, Vicente Rocafuerte y el general Flores, pero lo hizo con libertad, y con criterios de propia responsabilidad, primero hacia su ciudad, Guayaquil, cuya independencia propugnaba tanto frente a Ecuador como frente a Perú; luego frente a la autonomía del Ecuador y, finalmente, por la dignidad de los indígenas.
  • 6. CANTO A BOLÍVAR
    El trueno horrendo que en fragor revienta
    y sordo retumbando se dilata
    por la inflamada esfera,
    al Dios anuncia que en el cielo impera.
    Y el rayo que en Junín rompe y ahuyenta
    la hispana muchedumbre
    que, más feroz que nunca, amenazaba,
    a sangre y fuego, eterna servidumbre,
    y el canto de victoria
    que en ecos mil discurre,
    ensordeciendo el hondo valle y enriscada cumbre,
    proclaman a Bolívar en la tierra
    árbitro de la paz y de la guerra.
    Las soberbias pirámides que al cielo
    el arte humano osado levantaba
    para hablar a los siglos y naciones,
    - templos do esclavas manos
    deificaban en pompa a sus tiranos -
    ludibrio son del tiempo, que con su ala
    débil las toca y las derriba al suelo,
    después que en fácil juego el fugaz viento
    borró sus mentirosas inscripciones;
    y bajo los escombros, confundido
    entre la sombra del eterno olvido,
    -¡oh de ambición y de miseria ejemplo!
    el sacerdote yace, el dios y el templo.