8/4/2015 EI Medio Oriente en las profecías del Ubro de Daniel (Tercera Parte) |  Enlace Judío México |  EI sitio de expres...
8/4/2015 El Medio Oriente en las profecías del Libro de Daniel (Tercera Parte) |  Enlace Judío México |  EI sitio de expre...
8/4/2015 El Medio Oriente en las profecías del Libro de Daniel (Tercera Parte) |  Enlace Judío México |  EI sitio de expre...
8/4/2015 El Medio Oriente en las profecías del Ubro de Daniel (Tercera Parte) |  Enlace Judío México l El sitio de expresi...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

El medio oriente en las .. 3

176 visualizaciones

Publicado el

Biblia

Publicado en: Meditación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
176
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
1
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

El medio oriente en las .. 3

  1. 1. 8/4/2015 EI Medio Oriente en las profecías del Ubro de Daniel (Tercera Parte) | Enlace Judío México | EI sitio de expresiónjudía e , ;:—iii1:iw: i:: .r. i . '.llliíï. ll. .llíillii 1 gti: ¿Iilflílavill-Ïi o Quiénes Somos v Jewish Princess o Entérate o Reflexiona - Qbserva o Entre nosotros o L ,4 1., I t o Diviértete o la. u O a : 1 . ' 7 - — — q w I» Í . I. -— — e EI sitio de expresión judía en México Busca aqul cualquier tema 8 DE ABRIL DE 2015 19 DE NISAN DE 5775 www/ n nieva ‘n 10*: n“- s. El Medio Oriente en las profecías del Libro de Daniel (Tercera Parte) Por Irving Gatell el 08 April 2015 en Historia, ReflexionaO Comentarios IRVING GATELL PARA AGENCIA DE NOTICIAS ENLACE JUDÍO MÉXICO - Los sabios de la era talmúdica desterraron por completo del Judaísmo la especulación apocalíptica, tan irracional como fallida. Sin embargo, conservaron el libro de Daniel, con todo y sus oráculos fallidos. ¿Por qué? Porque de algún modo intuyeron que en ese extravagante libro está la clave para conocer la ruta de los acontecimientos futuros. Naturalmente, la clave para descifrarlos no está en interpretar o reinterpretar los oráculos que ya fallaron, sino en algo distinto, más sutil. En la nota anterior explicamos por que’ los capítulos 8 y ll de Daniel están íntimamente vinculados a la Guerra Macabea, y por que la única explicación razonable sobre la identidad del “cuemo pequeño” del capitulo 7, o el último “rey del norte" del capítulo ll, es que se trata de Antioco IV Epífanes, el emperador seléucida que intentó exterminar al Judaismo. Desde la segunda nota venimos diciendo que al libro de Daniel se le agregaron tres secciones, por lo menos, hacia el año 73, en el marco de la última resistencia contra el Imperio Romano. Dichas secciones son los capitulos 2 (la visión de la Estatua de Nabucodonosor), 7 (la visión de las Cuatro Bestias) y los versículos 9:20-27 (el oráculo de las Setenta Semanas). Muchos especialistas se resisten a admitir esta posibilidad, e insisten en que estos capítulos también se refieren a la Guerra Macabea. Sin embargo, la realidad es que dicha opinion es insustentable. Vamos por partes. Los capitulos 2 y 7 tienen en común que la supuesta visión habla de “cuatro reinos por venir”. En Daniel 2, están representados por las cuatro diferentes partes que tiene 1a estatua que sueña Nabucodonosor (cabeza de oro, torso y brazos de plata, vientre y muslos de bronces, http: /IwiNw. enlacejudio. comI2015I04/08/eI-medio-oriente-en-las-profecias-del-Iibrode-danieI-tercera-partel 1/15
  2. 2. 8/4/2015 El Medio Oriente en las profecías del Libro de Daniel (Tercera Parte) | Enlace Judío México | EI sitio de expresiónjudía y piemas y pies de hierro mezclado con barro cocido); en Daniel 7, por cuatro “bestias” (un leon con alas de águila, un oso que devora tres costillas, un leopardo con cuatro alas, y una bestia final terrible e indescriptible). Las pistas que da el propio libro es que son cuatro reinos: en los versículos 2z37-4l, Daniel explica que Nabucodonosor es la cabeza de oro, y que las otras tres partes de la estatua son “reinos” que “vendrán después” de Babilonia. Y en 7: 17, un ángel le explica a Daniel que “estas cuatro grandes bestias son cuatro reyes que se levantarán en Ia tierra”. ¿Quiénes son, entonces, cada uno de estos reinos o reyes? Sobre el primero no cabe la menor duda: Daniel le explica a Nabucodonosor que él -y con él, Babilonia- es la cabeza de oro. Es decir, el primer reino. Tiene coherencia con la visión del capítulo 7, donde la primera bestia es un león con alas de aguila, una figura muy usada en la iconografía y la mitología babilónica. Por lo tanto, queda claro que el primer reino es Babilonia. Para muchos especialistas los problemas empiezan con la identificación del segundo reino. En su afán por cerrar el ciclo en el período de la Guerra Macabea, intentan relacionar los siguientes tres reinos con el período que va desde la caída de Babilonia (539 AEC) hasta la Guerra Macabea (167-158 AEC) o un poco después. Se ha propuesto que el segundo sería Persia, el tercero Media, y el cuarto el Reino Seléucída contra el que peleó J udea. O que el segundo es Medo-Persia, el tercero es Grecia y el cuarto es el Seléucida. 0 que el segundo es Medo-Persia, el tercero es la Siria Seléucida y el cuarto es el Reino de Lidia o el Reino de los Hasmoneos. Son explicaciones inútiles. Empecemos por dejar algo que, en realidad, no debería dudarse: el segundo reino es Media-Persia y el tercero es Grecia y su continuidad en la Siria Seléucida. Las razones para establecerlo así de tajante son simples: hay una similitud entre la segunda bestia de Daniel 7 (el oso) y la primera bestia de Daniel 8 (un carnero): el oso del capítulo 7 “se levanta más de un lado que del otro” y el Carnero del capítulo 8 “tiene un cuemo más grande que el otro”. En ambos casos se refleja que un parte de ese reino es mas fuerte o grande que la otra, No hay duda posible: se refiere al reparto de poder que, a partir de Darío el Grande, se dio en el Imperio Aqueménida: los Medos “son mas altos” o “se levantaron más” que los Persas, Y sabemos que no hay duda posible porque el versículo 8:20 dice específicamente que el carnero es el reino de Media y Persia. Luego entonces, la segunda bestia de Daniel 7 también lo es. Sucede lo mismo con la tercera bestia del capítulo 7 y la segunda bestia del capítulo 8: una es un leopardo con “cuatro alas” y la otra tiene un cuerno que es quebrado, y en cuyo lugar aparecen otros “cuatro cuernos”. Se trata de una unidad original (el leopardo o el primer cuerno) que deja su lugar a una entidad dividida en cuatro (las alas o los cuatro nuevos cuernos). Son claras alusiones a que el reino de Alejandro Magno (el leopardo en el capítulo 7 y el primer cuerno en el capítulo 8) se dividió en cuatro tras su muerte. Tampoco al respecto pueden quedar dudas porque el versículo 8:21 señala explícitamente que la segunda bestia con un cuemo es “el rey de Grecia”. Entonces, la tercera bestia de Daniel 7 también es el Imperio Macedónico dividido, eventualmente, en cuatro, Pero aquí viene la diferencia importante: en el versículo 8:9 dice que de “uno de los cuatro cuernos" que habían aparecido en la segunda bestia surgió “otro cuerno”, pequeño, que luego es identificado como el gran enemigo de Israel. Es decir: de uno de los cuatro elementos que surgen de la unidad rota del “reino de Grecia” aparece el gran enemigo. No hay dudas: se refiere a que Antíoco IV Eplfanes fue parte de la dinastía Seléucida, una de las que surgieron después de la muerte de Alejandro. Si Daniel 7 y su visión de las cuatro bestias quisiera exponer LO MISMO que el capítulo 8 (es decir, al pueblo _iudío en conflicto con Antíoco Epífanes y los seleucidas), entonces el “gran enemigo” (otra vez, un “cuerno pequeño”) tendría que aparecer EN UNA DE LAS CUATRO ALAS de la tercera bestia, porque en el capítulo 8 aparece EN UNO DE LOS CUATRO CUERNOS de la bestia equivalente. Pero no sucede así. Las cuatro alas pasan sin pena ni gloria en la visión del capítulo 7, y el “cuerno pequeño” surge, en realidad, en la cuarta bestia. Por lo tanto, NO HAY DUDA POSIBLE: Daniel 7 no está enfocado en el Imperio Seléucida ni en Antíoco IV Epifanes, sino en alguien posterior. ¿Por qué una visión similar (basada en “bestias” y “cuernos”) pero con un objetivo diferente‘? Ya lo explicamos en la nota anterior: porque el oráculo de Daniel 8 (y con ello el, de Daniel ll), según el cua] Antíoco IV Epifanes habría de ser el último rey pagano que oprimiese a Israel, simple y sencillamente FALLO. inevitablemente, se tuvo que plantear una corrección, y Daniel 7 es justamente eso: la nueva propuesta en relación a las “bestias”. La cuarta bestia es “espantosa, terrible y en gran manera fuerte, la cual tenía unos dientes grandes de hierro; devoraba y despedazaba, y las sobras hollaba con sus pies, y era muy diferente de todas las bestias que vi antes de ella, y tenía diez cuernos. Mientras yo contemplaba los cuemos, he aquí que otro cuemo pequeño salía entre ellos, y delante de el fueron arrancados tres cuernos de los primeros” (Daniel 7:7-8). Y más adelante se agrega: “la cuarta bestia será un cuarto reino en la tierra, el cual será diferente de todos los otros reinos, y a toda la tierra devorará, trillará y despedazara. Y los diez cuernos significan que de aquel reino se levantarán diez reyes, y tras ellos se levantara otro, el cual será diferente de los primeros, y a tres reyes derribara. Y hablará palabras contra el Altísimo, y a los santos del Altísimo quebrantara’. .. y seran entregados en su mano hasta tiempo, y tiempos, y medio tiempo. Pero se sentará el Juez y le quitarán su dominio para que sea destruido y arruinado hasta el fin” (Daniel 723-26). No cabe duda que la cuarta bestia es la peor de todas. Su fuerza es indescriptible y su crueldad es absoluta. Por ello, simplemente no puede relacionarse con el Reino de Lidia (que ni siquiera tuvo injerencia en J udea) o con el Reino Hasmoneo (que es la propia Judea, y que ni en su momento de mayor esplendor llegó a tanto como lo que aquí se describe). Pero se nos da una pista: esta bestia tendria “diez cuernos” (según la propia lógica de Daniel, “diez reyes”), y al final aparecería uno que provocaría la caida de tres. Este ultimo cuerno, al igual que Antíoco IV Epífanes en el capitulo 8, es el gran enemigo del pueblo judio, y se prevé que su derrota marcará el fin del dominio de los paganos sobre Judea. No hay altemativa: la cuarta bestia tiene que ser Roma, el único imperio que tuvo dominio sobre Judea y que cuadra perfectamente con esta descripción (aunque le moleste a muchos especialistas casados con la idea monolitica de que todo tiene que referirse a Antíoco Epífanes). httpz/ Iwiuw. enlacejudio. comI2015I04/08IeI-med¡o-oriente-en-las-profecias-del-Iibro-de-danieI-tercerapartel 2/15
  3. 3. 8/4/2015 El Medio Oriente en las profecías del Libro de Daniel (Tercera Parte) | Enlace Judío México | EI sitio de expresiónjudía La prueba está en los “diez cuernos”. Tal y como está redactada la visión, la idea que se propone es que este último reino sólo habría de tener once reyes: diez primero, y luego uno mas -el peor- que habría de derribar a tres anteriores. Judea fue conquistada por Roma en el año 63 AEC, en un momento donde todavía estaba en funciones la estructura de la antigua República, Justo en ese año nació César Augusto, que habría de ser el primer emperador romano, si bien su gobierno lo comenzó en el año 43 AEC como parte de un triunvirato, compartiendo el poder con Lepido y Marco Antonio. En ese mismo año fue que Judea quedó bajo la tutela de Augusto. Por lo tanto, cuando el primer emperador romano comenzó su dominio sobre los judíos, Roma tenía tres reyes. A partir del año 27 AEC el poder quedó en las manos exclusivas de Augusto, y tras su muerte gobemaron Tiberio, Calígula, Claudio y Nerón. Sumando a Lépido, Marco Antonio y Augusto, hasta este punto van siete reyes o “cuernos” de la “cuarta bestia”. Nerón se vio obligado a suicidarse en el año 68 EC, y eso hundió a Roma en su peor crisis política hasta ese momento. Apenas en el lapso de un poco más de seis meses, tres emperadores ocuparon el poder, cayendo uno detrás del otro: Galba, Otón y Vitelio. Tras la caida de este último en el año 69, el poder quedó en manos de Vespasiano, que para ese momento llevaba dos años haciéndose cargo de la guerra en J udea, donde ya era conocido como un feroz militar que estaba infringiendo severas derrotas a las tropasjudias. Todo cuadra a la perfección: el último cuemo -Vespasiano- se levanta tras la caída de los tres anteriores -Galba, Otón y Vitelioa Es el onceavo después de los ya mencionados además de Lépido, Marco Antonio, Augusto, Tiberio, Calícula, Claudio y Nerón, y es un feroz rey que dominara a los _iudíos durante “tiempo, tiempos y la mitad de un tiempo" según Daniel 7:25. Es decir, tres años y medio. Si tomamos en cuenta que Vespasiano ocupó el trono en el año 69, entonces la expectativa era que su dominio se extendiese hasta el año 72 o 73, Justamente -y no es coincidencía- el último reducto de resistenciajudía sobrevivió hasta el año 73 en la fortaleza de Masada. Entonces, Daniel 7 está intentando corregir los errores de cálculo de Daniel 8. En la visión de las dos bestias y el “cuemo” surgido de “uno de los cuatro cuernos” de la segunda bestia, la idea es que después de la muerte del “rey de Grecia”, se levantarían cuatro dinastías distintas, y de una de ellas saldría el gran enemigo de Israel que seria derrotado por intervención divina: Antíoco IV Epífanes. El oráculo falló, y los partidarios de estas creencias lógicamente tuvieron que tragarse sus palabras. Pero es evidente que no renunciaron a su convicción de que había “señales” y “oráculos” que indicaban cómo sería el “fin de los tiempos”, y esperaron pacientemente hasta que tuvieron una posibilidad de corregir su error. En pocas palabras, elaborar lo que hoy es el capítulo 7 de Daniel fue algo así como decir “nuestros ancestros de hace dos siglos se equivocaron al identificar al gran enemigo del pueblo judío; nosotros ya lo hemos hecho correctamente, y es Vespasiano”, Por ello, apareció en escena una nueva “bestia” que para entonces ya habia tenido siete reyes, que en ese lapso vio caer a otros tres uno detrás de otro, después de los cuales ocupó el poder el general que estaba derrotando a las tropas judías. La mejor prueba de que estos autores tenían esto en mente esta en Daniel 9:26h y 27, donde se nos ofrece una descripción muy precisa de los acontecimientos principales del primer levantamiento armado contra Roma (años 66-73): “. .. y el pueblo de un príncipe que ha de venir destruirá la ciudad y el santuario; y su fin será con inundación, y hasta el fin de la guerra durarán las devastaciones. Y por otra semana confirmará el pacto con muchos; a la mitad de la semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda. Después con la muchedumbre de las abominaciones vendrá el desolador, hasta que venga la consumación, y lo que está determinado se derrame sobre el desolador”. Nuevamente, los especialistas casados con relacionar todo Daniel con la Guerra Macabea intentan ver aquí una descripción de los eventos ocurrido entre los años [67-158 AEC. Pero no funciona: en esa guerra ni Jerusalén ni su Templo fueron destruidos, y aquí se habla muy específicamente de eso: destrucción. Los eventos señalados son los siguientes: a) El ataque estará a cargo de un “príncipe”: es correcto; el sitio de Jerusalén no fue dirigido ya por Vespasiano, sino por su hijo Tito. b) Dicho ataque resultará en la destrucción de la ciudad y el santuario: es correcto; Tito estuvo a cargo del sitio que significó la ruina de Jerusalén y su Templo en el año 70. c) La expresión “y hasta el fin de la perra. ..” refleja que la destrucción de la ciudad y el santuario no significaran el final de las hostilidades: es correcto; la resistencia judía se mantuvo hasta el año 73, en las fortalezas de Herodio, Maqueronte y Masada. d) La expresion “por otra semana confinnará el pacto con muchos” indica que durante siete años (una “semana”) Roma apoyaría a alguien: es correcto; el sistema politico del rey Agripa ll estuvo todo el tiempo a favor de Roma y gozó de su apoyo y protección. Ademas, la guerra duró exactamente siete años (desde 66 hasta 73). e) La expresión “a la mitad de la semana hara cesar el sacrificio y la ofrenda” habla del fin de las practicas litúrgicas en el Templo: es correcto; los sacrificios cesaron en el año 70, justo a la mitad de una guerra que se extendió entre los años 66 y 73. Ninguna de estas caracteristicas se ajustan a lo que sucedió en la Guerra Macabea. ¿Qué es lo que tenemos hasta aquí? Que después del fracaso de los oráculos de los capítulos 8 y ll, enfocados en Antíoco lV Epífanes, durante la guerra contra Roma alguien se propuso “actualizar” o “corregir” las predicciones del libro de Daniel, y replanteó las mismas ideas sólo que ahora enfocadas a Vespasiano y el Imperio Romano. Para ello, escribió (o más bien, reelaboró) tres pasajes que finalmente quedaron integrados al libro. Dichos pasajes son los capítulos 2, 7 (que ya hemos analizado) y los versículos 9220-27. Aqui’ se podría poner una objeción técnica: se han encontrado copias del libro de Daniel entre los Rollos del Mar Muerto, y estas ya incluyen los capitulos 2 y 7, por lo menos. El análisis espectográfico y las pruebas de Carbono 14 han corroborado que los fragmentos de los manuscritos datan del siglo I AEC, por lo que no se puede afirmar que estos capitulos se elaboraron hasta el año 73. Además -dicen los defensores de esta idea- la paleografía (el tipo de escritura) corresponde al siglo J AEC. Por lo tanto, no hay duda alguna: los capitulos 2, 7 y 9 de Daniel también se habrían escrito a mas tardar en el siglo I AEC. Error. httpz/ Iwruw. enlace]udio. comI2015I04/08IeI-med¡o-oriente-en-las-profecias-del-Iibro-de-daniel-tercerepartel 3/15
  4. 4. 8/4/2015 El Medio Oriente en las profecías del Ubro de Daniel (Tercera Parte) | Enlace Judío México l El sitio de expresiónjudia De hecho, semejante criterio es un error casi infantil. El análisis espectografico y la prueba de Carbono l4 SÓLO NOS OFRECEN LA EDAD DEL MATERIAL. Por decirlo de un modo rudimentario, nos aclaran en qué siglo vivió la vaca de donde se obtuvo, eventualmente, el pergamino. Pero eso no significa que el texto como tal haya sido escrito EN ESE MOMENTO. Afirmar lo tal sería equivalente a decir que todos los documentos escritos con maquinas Remington construidas en 1940, fueron hechos en i940. Y eso es obvio que no es exacto, ¿Qué se puede decir sobre el asunto de la paleografia? Se han encontrado documentos entre los Rollos del Mar Muerto donde la paleografia es del siglo V AEC, pero el Carbono 14 ha demostrado que el material es del siglo II AEC. Entonces, es obvio que el documento no pudo haberse escrito en el siglo V AEC, porque faltaban unos 300 años para que naciera la vaca con la cual se hizo el pergamino. Sucede algo muy sencillo: a veces, los qumranitas tenian la mania de usar un modo de escritura antiguo y en desuso. ¿Por que? No lo sabemos, pero las pruebas de que tenían esa práctica allí están. Entonces, el hecho de que un documento tenga paleografía del siglo l AEC no significa necesariamente que fue escrito en el siglo I AEC. Sólo significa que el autor hizo uso de ese tipo de escritura. Lo que pudo suceder es esto: hacia el año 73, en el último suspiro de la resistencia anti-romana, un autor tomó un pergamino que para entonces tenía unos dos siglos de antigüedad, lo raspó para borrar su contenido, y haciendo uso del mismo tipo de letra (la de dos siglos de antigüedad que habia borrado), elaboró una serie de correcciones al libro de Daniel y sus oraculos fallidos. Y es perfectamente lógico que lo haya hecho. Ese autor no podia llegar con sus compañeros simplemente diciendo “oigan, acabo de reescribir las profecías de Daniel. ..”. En cambio, resultaba más lógico intentar convencerlos de que existia “otra versión” de Daniel en donde los oráculos no se referían a Antíoco IV Epífanes, sino a Vespasiano. Y, por supuesto, los documentos que mostró no podian estar elaborados en papel nuevo con letras actuales. Tenía que ser papel antiguo con letras antiguas. ¿Se trataba de un vulgar fraude, una rudimentaria falsificación? No lo creo. Me atrevo a pensar que ello fue hecho en el marco de una tradición muy arraigada en la apocalíptica judía: reescribir y reescribir siempre los textos, Seguramente, este autor anónimo si tuvo a la mano un texto donde había algo muy similar a lo que vino ser su “corrección”. Tal vez lo único que el hizo fue ajustar los detalles para que fuesen claramente relacionables con lo que estaba sucediendo en el marco de la guerra contra Roma. De uno u otro modo, el resultado fue una nueva interpretación de los “antiguos oráculos” que se preservaban sobre Daniel. Oráculos que, al final de cuentas, también fallaron. Dos siglos atras, Antíoco -el gran enemigo del pueblo judío- fue derrotado, pero no vino el “fin de los tiempos”, Al contrario: la guerra reinició, el gran heroe Judas Macabea murió en batalla, y cuando los judíos lograron derrotar de manera definitiva a los sirios el trono de David no fue restaurado. En su lugar, el poder fue tomado por una familia “ilegítima”: los Hasmoneos, Pero en esta ocasión ni siquiera se logró algo similar: los judíos fueron aplastados por la maquinaria de guerra romana. Por ello, los posteriores sabios de la era talmúdica desterraron por completo del Judaísmo la especulación apocaliptica, tan irracional como fallida. Sin embargo, conservaron el libro de Daniel, con todo y sus oráculos fallidos. ¿Por que’? Porque de algún modo intuyeron que si, que en ese extravagante libro si esta la clave para conocer la ruta de los acontecimientos futuros. Naturalmente, la clave para descifrarlos no está en interpretar o reinterpretar los oráculos que ya fallaron, sino en algo distinto, más sutil. Y eso lo Vamos a empezar a explicar dentro de dos semanas. Por lo pronto, en la próxima nota analizaremos el otro oráculo enfocado en la guerra contra Roma que nos falta revisar: la fascinante “profecía de las Setenta Semanas”, el pasaje que muchos creen que nos da la pauta para saber cuando vendrá el Mesías (o, desde la perspectiva cristiana, para saber que ya vino). (Ilustración de David Rods) No dejes de leerlos siguientes artículos: 2014, Oriente Medio: 7 formas de conectarte En Facebook, Texto completo de las año turbulento (1) | con Hashem: Consejo Netanyahu expresa su declaraciones de Enlace Judío México. .. 5: | Enlace Judío. .. sentir después de su Obama sobre el marco comunicación. .. de. .. EYGAGEYA Visitado 2044 veces / 1164 visitantes Compartir. E ILI tritp: /IwiNw. enlacejtidio. comI2015l04/D8IeImedioorienle-en-las-profecias-del-Iibrode-danieI-tercera-partel 4/15

×