Cambio de polaridad en la tierra

Nuestro planeta esta
compuesto por varias capas concéntricas, la mas externa de ellas, l...
La inclinación del eje de rotación terrestre permite, al aumentar su ángulo, temperaturas
más extremas en ambos hemisferio...
El eje de rotación puede variar. Puede hacerse más vertical o inclinarse más. No mucho,
porque la Luna no le deja (¡por su...
En estos días tenemos un desequilibrio evidente, por la mayor intensidad del invierno en
el hemisferio norte, donde se dep...
Cambio de polaridad en la tierra
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Cambio de polaridad en la tierra

249 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
249
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
1
Acciones
Compartido
0
Descargas
2
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Cambio de polaridad en la tierra

  1. 1. Cambio de polaridad en la tierra Nuestro planeta esta compuesto por varias capas concéntricas, la mas externa de ellas, la atmósfera está constituida por gases. La capa inmediatamente inferior, la litosfera constituye el material sólido que pisamos o sea la corteza y la parte superior y sólida del manto. Tiene un espesor de unos 100 kilómetros. Mas hacia el interior, encontramos el manto, líquido en su mayor parte y compuesto de elementos como sílice y aluminio. Es el magma que aflora en los volcanes. En el centro encontramos el núcleo que se divide en externo de carácter líquido y la parte mas interna sólida, constituida principalmente por hierro y níquel. Esta parte es fuertemente magnética y es la que origina el campo magnético de la tierra. Puede observarse que por ser líquido el espacio entre la corteza y el núcleo existe la posibilidad de desplazamientos relativos entre uno y otro. Nuevos descubrimientos (Ver New York Times Julio 18 de 1996 Artículo del Dr William Broad) indican que el núcleo gira libremente y en forma independiente de la corteza, y por razones desconocidas, con una inclinación de algunos grados con respecto al eje de la corteza. Es importante anotar que los fenómenos geomagnéticos tienen asiento físico en el núcleo y no en la corteza. Así, una tormenta magnética tratará de mover mas bien el núcleo, por lo cual hay una fuerza diferencial entre uno y otro, que puede llevar a movimientos diferentes de ambos ejes.
  2. 2. La inclinación del eje de rotación terrestre permite, al aumentar su ángulo, temperaturas más extremas en ambos hemisferios (veranos más cálidos e inviernos más fríos). Actualmente, el eje de la Tierra está desviado 23,44 grados con respecto a la vertical; esta desviación fluctúa entre 21,5 y 24,5 grados a lo largo de un periodo de 41.000 años. La tierra posee tres tipos principales de movimiento; El de rotación (cada 24 horas) y el de traslación (cada 365 días) son bien conocidos. El de Nutación o balanceo de Chandler no es tan conocido y se define como el movimiento de “cabeceo” que realiza el eje de rotación de la tierra. Este movimiento consta de 6 círculos armónicos cuyo conjunto se repite cada 7 años, cada ciclo tiene una duración de 14 meses siendo los tres primeros o externos mayores en diámetro y los tres restantes o internos de diámetro menor. En la gráfica siguiente puede observarse el desplazamiento del polo desde el año 1900 hasta mediados de 1996. Se ve un movimiento claro en la dirección del eje Y acompañada de una pequeña variación del eje X. Los círculos punteados corresponden a los tres primeros ciclos de 14 meses del ciclo mayor de 7 años que debería terminar en diciembre del año 2000. Como podrán observar a lo largo de este estudio, el último ciclo menor se ha comportado en forma completamente anormal y a la fecha no ha terminado, habiendo de hacerlo, si lo hace, probablemente entre marzo y agosto del 2001. Movimientos o variaciones en la órbita terrestre La Tierra tiene una órbita casi circular (poca excentricidad). Pero esa forma puede variar. Ahora, entre el momento de más cercanía al Sol (perihelio, 4 de enero, 147,5 millones de kilómetros) y el de más lejanía (afelio, 4 de julio, 152,6 millones de kilómetros). En un período de unos 100.000 años, la órbita se alarga y acorta, lo que provoca que su elipse sea más excéntrica y luego retorne a una forma más circular. Este movimiento eliptico es el que se conoce como excentricidad.
  3. 3. El eje de rotación puede variar. Puede hacerse más vertical o inclinarse más. No mucho, porque la Luna no le deja (¡por suerte!). Pero puede variar entre 22,1º a 24,5º. A este movimiento se le llama nutación. Ahora imagina la Tierra como un círculo. Píntale mentalmente el eje de rotación. Recuerda ponerlo algo inclinado, arriba hacia la derecha y abajo hacia la izquierda. Ahora imagina la Tierra como una esfera. Dejando quieta la esfera, haz mentalmente que el eje siga igual de inclinado, pero ahora arriba está hacia atrás y abajo hacia delante. Sigue y pasa arriba hacia la izquierda y abajo hacia la derecha. Sigue un poco más. Recuerda mover mentalmente sólo el eje, no la Tierra. ¿Hacia dónde apunta arriba? Hacia delante. Y abajo hacia atrás. Si continúas has llegado a la posición inicial. Pues cada 23.000 años eso es lo que hace el eje. Se llama precesión. . Desplazamientos del polo Cuando hablamos de un desplazamiento del polo, en realidad, estamos expresando mal el asunto. No es que el polo o lugar geográfico donde se interceptan la corteza y el eje de giro vaya a cambiar de lugar en el espacio. Lo que sucede es que como se dijo anteriormente, la corteza de la tierra puede desplazarse libremente con respecto al núcleo y desplazarse a un nuevo lugar donde las fuerzas en equilibrio produzcan una situación más estable. Las fuerzas que intervienen en este proceso son calculables en cierta forma. Dependen principalmente del equilibrio de las masas de hielo en ambos polos. .
  4. 4. En estos días tenemos un desequilibrio evidente, por la mayor intensidad del invierno en el hemisferio norte, donde se deposita en la actualidad una gran cantidad de hielo contra un verano intenso en el hemisferio sur, que reforzado por el agujero en la capa de ozono ha permitido el deshielo de grandes zonas de la Antártida. Este fenómeno se ha dado ya varias veces en la anterioridad y es estudiado por una ciencia que se denomina paleomagnetismo. Mediante el estudio de muestras de lava de volcanes que se encuentran en erupción en el momento del desplazamiento del polo, es posible determinar mediante la dirección de cristalización de las partículas magnéticas, donde se encontraba el polo magnético antes, en y después de la erupción. El último cambio del polo se dio hace 12500 años, y existen huellas palpables del mismo en uno de los volcanes de Norte América, (Steen Mountain, Oregon USA. Ver NATURE, Vol. 374 20 Abril de 1995 pag. 687-692) que coincidencialmente se hallaba en erupción. En esta ocasión, el polo se desplazó 27.5 grados o sea unos 3000 Km. en un espacio de 7 días, para una velocidad promedia de desplazamiento de 17.8 km./hr, habiéndose registrado cambios tan altos como de 6.2º por día. Durante los pasados 100.000 años, han habido cuatro desplazamientos grandes del polo sembrado leyendas de todo tipo en las culturas ancestrales.

×