La vocación

916 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
916
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3
Acciones
Compartido
0
Descargas
6
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

La vocación

  1. 1. La Vocación ¡¡ Un llamado a ser feliz !!
  2. 2. Tipos de Llamados • Existen dos tipos de Llamado • General • Particular
  3. 3. Llamado General Todos queremos ser felices y son muchas las ofertas de felicidad que recibimos. Hemos de aprender a distinguir cuáles son las que verdaderamente nos harán ser felices. ¿Cómo dice la gente que se consigue la felicidad? ¿Cómo se plantean y cómo consiguen ser felices los personajes de tus series favoritas?
  4. 4. Llamado General ¿Qué caminos te muestran tus padres, tus abuelos, tus profesores y tus educadores para que seas feliz en esta vida? ¿Qué te suelen aconsejar? ¿Qué se dice entre tus amigos y conocidos? ¿Y tú qué dices? Conseguir ser feliz no es algo que se pueda lograr desde un planteamiento egoísta. Al contrario, he de convencerme de que para ser verdaderamente feliz tendré que hacer felices a cuantos me rodean; y he de trabajar y esforzarme para que lo sean.
  5. 5. Llamado General El deseo de felicidad que todos llevamos dentro ha sido puesto por Dios para que le busquemos. Por tanto, necesitamos de Dios para poder ser felices. A lo largo de la historia de la salvación, desde la creación hasta la venida de Jesucristo, Dios nos ha querido mostrar el camino que conduce a la felicidad y a la vida; hemos de escucharle, fiarnos de lo que nos dice y ponerlo por obra. El resultado es que seremos realmente felices y para siempre.
  6. 6. Llamado General Dios creó al hombre para que viva y sea feliz «El Señor Dios formó al hombre del polvo de la tierra, sopló en su nariz un hálito de vida, y el hombre se convirtió en un ser viviente.» (Gn 2,7) «El Señor Dios plantó un huerto en Edén, al oriente, y en él puso al hombre que había formado... para que lo cultivara y lo guardara.» (Gn 2,7.15)
  7. 7. Llamado Particular La Vocación no es sólo lo que tú quieres ser y hacer, es ante todo lo que Dios quiere que tú seas y hagas; no es algo que tú inventas, es algo que encuentras; no es el proyecto que tú tienes sobre ti mismo, es el proyecto que Dios tiene sobre ti y que tú debes realizar.
  8. 8. Llamado Particular Por eso, para descubrir tu vocación, lo primero que debes hacer es dialogar con Dios: orar. Sólo mediante la oración podrás encontrar lo que Dios quiere de ti. En la oración, el Espíritu Santo afina tu oído para que puedas escuchar: "Habla, que tu siervo escucha" (I S 3,10). Sólo en el diálogo con Jesús podrás oír su voz que te llama: "ven y sígueme"(Lc 18,22); o bien, escucharás que te dice: "vuelve a tu casa y refiere lo que Dios ha hecho por ti" (Lc. 8,38).
  9. 9. Llamado Particular Para poder descubrir lo que Dios quiere de ti, tienes que aprender a escuchar, estar atento, experimentar. Para esto, necesitas saber hacer silencio en torno a ti y en tu interior. El ruido te impedirá percibir. Está atento a todo, a tus deseos, a tus miedos, a tus inquietudes, a tus proyectos. Escucha a todos: a los que aprueban tu inquietud, a los que la critican. Dios se vale de diversos intermediarios para hacerte oír su voz. Escúchate a ti mismo: ¿A qué se inclina tu corazón ? ¿Qué es lo que anhelas? Aprende a mirar a los hombres que te rodean, ¿qué te está diciendo Dios a través de su pobreza, de su ignorancia, de su dolor, de su esperanza, de su necesidad de Dios... ? Escucha al Padre que, a través de la historia concreta de los hombres, te revela manera como quiere que colabores en la instauración del Reino.
  10. 10. Llamado Particular Los caminos para realizar la vocación consagrada son múltiples. No es suficiente querer entregar tu vida a Dios y desear dedicarte al servicio de tus hermanos. Es necesario saber dónde quiere Dios que tú lo sirvas. Tal vez quiere que lo sirvas como sacerdote diocesano, o como miembro de una congregación religiosa, etc.
  11. 11. Llamado Particular Vocación Marianista Nos mueve el deseo de seguir más de cerca a Jesús de Nazaret. Su persona nos atrae, y queremos vivir su estilo de vida. Unidos a él, nos comprometemos a vivir como él vivió: pobre, casto y obediente. Hacemos públicamente estos tres votos que expresan estas tres características de la vida de Jesús. La pobreza es la entrega gratuita de todo lo que somos y tenemos, poniéndolo en común y renunciando a la propiedad privada. Jesús no se guardo para sí mismo ni la propia vida
  12. 12. Llamado Particular Vocación Marianista La castidad nos lleva a amar a Dios y a las personas, pero sobre todo a los más necesitados. La castidad es la llamada a amar con todo el corazón, sin reclamar para nosotros el amor exclusivo de nadie. Queremos amar como ama Jesús, esto nos lleva a renunciar a fundar una familia o vivir en pareja. La obediencia es la búsqueda constante de la Voluntad de Dios. Nos lleva a buscar el bien sobre todo, incluso por encima de de nuestros intereses personales.
  13. 13. Llamado Particular Vocación Marianista La vida común es una gran experiencia humana. Una fuente de riqueza y también muchas veces de dificultades. Nosotros vivimos así, compartiendo bienes, éxitos, fracasos, logros y dificultades. En algunos casos nuestro techo es amplio; un gran colegio, por ejemplo. Otras veces es más reducido y frágil; una casa de vecinos en un barrio. Tenemos comunidades numerosas y otras, en cambio, formadas por tres o cuatro marianistas.
  14. 14. Llamado Particular Vocación Marianista • ¿Cómo se llega a ser religioso marianista? • 1. El primer momento es percibir de alguna manera la llamada de Dios y expresar el deseo y la ilusión de ser religioso. • 2. El segundo es cuando, con la orientación de un religioso se estudia con serenidad si efectivamente Dios te llama por ese camino. • 3. Tercer momento: el prenoviciado. Es una año en el que se vive en una comunidad marianista para conocer por dentro este tipo de vida y de poder tomar una decisión más madura.
  15. 15. Llamado Particular Vocación Marianista • ¿Cómo se llega a ser religioso marianista? • 4. El cuarto paso, el más importante, se llama noviciado. Los que están en esta etapa viven en una comunidad especial durante dos años. Al frente de la misma hay un religioso que ayuda a los jóvenes a prepararse con total decisión y profundidad a ser marianistas. Al terminar los dos años, si uno está convencido de que esa es su vida, hace los primeros votos. • 5. La siguiente etapa es la que va desde los primeros votos a los votos perpetuos y suele durar cinco o seis años. Incluye la realización de estudios civiles y religiosos, así como, en el caso de los varones, el discernimiento para orientarse hacia el sacerdocio o hacia la vida religiosa laical. Los que van a ser sacerdotes harán después los correspondientes estudios en el seminario.
  16. 16. Llamado Particular Los religosos vamos descubriendo que Dios nos ha llamado a vivir un amor radical, y que entregándonos a esa llamada, encontramos la felicidad. Éste es nuestro tesoro. Y, como dijo Jesús, "donde está tu tesoro, está también tu corazón"

×