MARÍA EN LOS TEXTOS EVANGÉLICOS
ANUNCIO DE LA ENCARNACIÓN.
• María era una de esas personas
que llamamos: pobres de Yavé.
• Oraba insistentemente para que
Dios enviara un Salvador p...
• María recibe “una visita” o
una revelación muy especial
en la profundidad de su
oración, en la intimidad de su
alma.(El
...
• Lo más probable es que recibiera este mensaje en su
insistente oración por su Pueblo, rogando a Yavé que
cumpliera su pr...
Con esta actitud de María, la humanidad
entera recibía “la plenitud de Dios”, Jesús,
que ya habitaba en María.
Su embarazo...
• Isabel es quien siente que
Dios ha llegado a su casa:
• “Bendita entre las mujeres
y bendito el fruto de tu
vientre.”
• ...
• Tu presencia es la Dios
encarnado, humanizado.
• La Madre de mi Señor (Dios)
viene a visitarme. Dios se
solidariza con l...
• María ha peregrinado llevando el
misterio en su vientre y ha
quedado llena de Dios:
• “Mi alma glorifica al Señor y mi
e...
• El Hijo de Dios “ha sido enviado para hacer un juicio:
que los que ven, sigan ciegos y los ciegos, vean.” Un
juicio a lo...
NACIMIENTO DE JESÚS
• Lc. 2, 1-21
• El poderoso Emperador ordena y
todos deberán peregrinar a su
ciudad
de
origen
para
empadronarse.
• Quiere conocer cuánto...
• El Dios “todopoderoso” que nos
enseñan los rabinos,
• ¿ no podría hacer las cosas de otra
manera más brillante?
• María ...
• Y se derramó el misterio de Dios en una
pesebrera de animales. No había
palacios ni templos para Dios.
• Algunos creyent...
• María y José están cubiertos por
el misterio de Dios.
• Ello se hace evidente cuando
llegan los pastores: Los que no
pue...
• “María conservaba todos estos recuerdos y los meditaba
en su corazón”.
• Y nosotros los olvidamos y miramos al Emperador...
RESCATE DEL PRIMOGÉNITO
• Lc. 2, 22-39
• La ley se lo imponía: Todo primogénito será ofrecido a
Dios.
• Para rescatarlo, los pobres ofrecían un par de
pichoncito...
• María y José, no terminan de
admirarse de lo que sucede con su
hijo. Van descubriendo un camino
misterioso por donde Dio...
PRIMERA PASCUA DE JESÚS
• Lc. 2, 41-52
• “Sus padres iban cada año a
Jerusalén a la fiesta de
Pascua. Cuando el Niño
cumplió doce años, subieron a
celebrar la fi...
• María y José regresan a
buscarlo, angustiados.
• Y lo encuentran en el Templo,
en la catequesis, entre los
maestros de l...
• María no entiende la respuesta porque está ante el
misterio de Dios. Pero “conservaba cuidadosamente
todos estos recuerd...
• Luego vienen días de vida sencilla en
Nazaret.
• Jesús, que tuvo que ser cuidado,
educado con cariño maternal, va
crecie...
• “Jesús crecía en sabiduría, en estatura y gracia ante los
hombres.”
• Y María recibiría las preguntas, los mensajes y la...
MADRE Y HERMANOS
• Lc. 8, 19-21 y Lc. 11, 27-28
• Jesús, ha sentido el llamado
del Padre y se convierte en un
profeta y misionero itinerante.
• En Lucas 8, 19 avisan a Je...
• María, presionada por sus parientes, temerosa de que
algo malo pudiera ocurrir a su hijo, los acompaña.
• Ciertamente, M...
• En el texto de Lc. 11,27, una mujer entusiasmada ante
sus palabras y el testimonio de su vida, exclama:
• “Dichoso el se...
• En el Reino de Dios que ha venido a anunciar y crear
Jesucristo, todos seremos hermanos.
• No tiene importancia la carne...
EL PRIMER SIGNO: UNA BODA.
• Jn. 2, 1-12
• Cuando escribe Juan su evangelio, la Iglesia vive ya
sesenta años haciendo memoria de Jesús. Juan
aprovecha algunas de l...
• Estas bodas, donde está María y son invitados Jesús y
sus discípulos, son aún bodas del Antiguo Testamento.
• Aún no ha ...
• Ella sabe que Jesús es el buen
vino que, haciendo lo que Él nos
diga, ya ha llegado el Reino y la
alegría. Ella, acogien...
JESÚS, MARÍA Y LA
IGLESIA.
• Jn. 19, 25-27.
• El segundo texto mariano de Juan, con
María asistiendo a su muerte, es el
signo del testamento de Jesús.
• “Jesús al ver...
• Jesús no deja sola a su Madre. Le
encomienda al cuidado de muchos
hijos, simbolizados en Juan.
• A estos hijos, les pide...
María en los textos evangélicos
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

María en los textos evangélicos

290 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
290
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
1
Acciones
Compartido
0
Descargas
7
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

María en los textos evangélicos

  1. 1. MARÍA EN LOS TEXTOS EVANGÉLICOS ANUNCIO DE LA ENCARNACIÓN.
  2. 2. • María era una de esas personas que llamamos: pobres de Yavé. • Oraba insistentemente para que Dios enviara un Salvador para los pobres de su pueblo.
  3. 3. • María recibe “una visita” o una revelación muy especial en la profundidad de su oración, en la intimidad de su alma.(El ángel Gabriel anunció a María) • Será madre sin cooperación de varón. Será Dios el padre de su Hijo. • No debió entender mucho.
  4. 4. • Lo más probable es que recibiera este mensaje en su insistente oración por su Pueblo, rogando a Yavé que cumpliera su promesa de liberación. • ¿Cómo será esto? • Para Dios no hay nada imposible, le dijo el ángel. • María creyó: “ Yo soy la servidora del Señor. Hágase en mi según tu palabra.”
  5. 5. Con esta actitud de María, la humanidad entera recibía “la plenitud de Dios”, Jesús, que ya habitaba en María. Su embarazo era algo altamente misterioso. Pero el ángel le había anunciado, otro embarazo, largamente esperado, el de su prima Isabel. Allá fue a comunicar su alegría y su misterio, a conocer y afirmar que, para Dios nada hay imposible. Los grandes acontecimientos salvadores, son obra de Dios, no del hombre.
  6. 6. • Isabel es quien siente que Dios ha llegado a su casa: • “Bendita entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre.” • Mi niño ha saltado de alegría al sentir tu presencia.
  7. 7. • Tu presencia es la Dios encarnado, humanizado. • La Madre de mi Señor (Dios) viene a visitarme. Dios se solidariza con la alegría de los pobres, Dios escucha los gemidos de los sufrientes. • Dios escucha los lamentos de quienes ponen en Él su esperanza.
  8. 8. • María ha peregrinado llevando el misterio en su vientre y ha quedado llena de Dios: • “Mi alma glorifica al Señor y mi espíritu se alegra en Dios, mi Salvador.” • Dios, al fijarse en mi, ha manifestado el amor por los pobres. • Ha cambiado el pensamiento sobre Dios: los pobres, los que sufren, los misericordiosos, son amados por Dios. • Los necesitados han sido satisfechos. • Los satisfechos han quedado vacíos.
  9. 9. • El Hijo de Dios “ha sido enviado para hacer un juicio: que los que ven, sigan ciegos y los ciegos, vean.” Un juicio a los soberbios, a quienes lo saben todo. Seguirán sin conocer a Dios. Jn.9, 39. • Ese es el Mesías que se ha encarnado en María. El Salvador es pobre y humilde, como retoño en el desierto. El poder de Dios es misericordia. • María sabe que nada ha cambiado en su status social. Se quedó sirviendo hasta que llegó el Precursor. • Luego, regresó a Nazaret, a la casa pobre.
  10. 10. NACIMIENTO DE JESÚS • Lc. 2, 1-21
  11. 11. • El poderoso Emperador ordena y todos deberán peregrinar a su ciudad de origen para empadronarse. • Quiere conocer cuántos son los que deberán pagar impuestos. • Los Zelotes se rebelan contra el imperio. • María y José caminan humildemente como pobres y oprimidos de su pueblo. • María es un sagrario, portadora de Dios, de la salvación, también para el Emperador. • Nos salvarán los pobres: dice el silencio de Dios en María.
  12. 12. • El Dios “todopoderoso” que nos enseñan los rabinos, • ¿ no podría hacer las cosas de otra manera más brillante? • María y José aceptan el misterio de Dios. • Belén está repleto de gente. Otros parientes habrían llegado antes y ocuparían la casa que podría pertenecer a algún pariente de José. • Por eso eligen algunas de esa cuevas donde los pastores se refugian y pasan el frío de la noche.
  13. 13. • Y se derramó el misterio de Dios en una pesebrera de animales. No había palacios ni templos para Dios. • Algunos creyentes seguimos intentando cambiar el pensamiento de Dios y nos gustaría una gran catedral o una confortable vivienda. • Jesús nos dirá: el Templo soy yo. En mi habita Dios. • María fue el primer templo de Dios. María la mujer humilde, la que amasa el pan con sus manos y va a buscar agua a la fuente, es portadora de Dios.. • El llanto y la alegría, reciben al Salvador.
  14. 14. • María y José están cubiertos por el misterio de Dios. • Ello se hace evidente cuando llegan los pastores: Los que no pueden ingresar al templo por su condición de impuros, son los primeros en reconocerlo y acogerlo. • El Mesías es un niño envuelto en pañales, que vive en nuestra casa, la de los pastores y los pobres. • “Encontraron a María, a José y al Niño acostado en un pesebre.” • Es verdad lo que cantó María: “Ha derribado de su trono a los poderosos”.
  15. 15. • “María conservaba todos estos recuerdos y los meditaba en su corazón”. • Y nosotros los olvidamos y miramos al Emperador y construimos palacios para Dios y nos vestimos como reyes y no creemos que el camino de los pobres es el camino de Dios. • Los pastores regresaron a cuidar sus ganados, glorificando y alabando a Dios. • Nada ha cambiado en su status. Su vida ha sido salvada.
  16. 16. RESCATE DEL PRIMOGÉNITO • Lc. 2, 22-39
  17. 17. • La ley se lo imponía: Todo primogénito será ofrecido a Dios. • Para rescatarlo, los pobres ofrecían un par de pichoncitos. • María y José son fieles judíos y cumplen las leyes. • Un anciano, un pobre de Yavé, esperaba la liberación del pueblo. No la de un general, sino de un creyente fiel. • Al ver al niño exclama Simeón: Mis ojos han visto al liberador de mi pueblo. Ya puedo morir en paz. Dios fiel, cumple sus promesas.
  18. 18. • María y José, no terminan de admirarse de lo que sucede con su hijo. Van descubriendo un camino misterioso por donde Dios los lleva. • Es sólo el comienzo del camino: Simeón continúa: • “Mira, este niño hará que muchos caigan y se levanten en Israel, Será signo de contradicción y a ti misma, una espada te atravesará el corazón; así quedarán al descubierto las intenciones de muchos.” • Misterio tras misterio. El Salvador será ocasión de ruina. ¿Cómo? ¿Por qué? • María guardaba estas cosas en su corazón.
  19. 19. PRIMERA PASCUA DE JESÚS • Lc. 2, 41-52
  20. 20. • “Sus padres iban cada año a Jerusalén a la fiesta de Pascua. Cuando el Niño cumplió doce años, subieron a celebrar la fiesta, según la costumbre.” • Aquí está el modelo de una familia pobre que hace el esfuerzo de fidelidad a Dios, recordando y agradeciendo su liberación. • Jesús se queda en Jerusalén. • Otro acto misterioso de este niño. Todo llega al corazón de María sin sentido, escondido en el misterio de Dios presente en su Hijo.
  21. 21. • María y José regresan a buscarlo, angustiados. • Y lo encuentran en el Templo, en la catequesis, entre los maestros de la ley. • Hay que suponer las preguntas que Jesús se haría en aquellos diálogos con los doctores. • Los padres se asombraron. ¿Por qué has hecho esto? Te hemos buscado angustiados. • ¿Por qué me buscaban? ¿No sabían que tengo que ocuparme de las cosas de mi Padre? • Esta es la clave: Jesús ya se siente todo de Dios.
  22. 22. • María no entiende la respuesta porque está ante el misterio de Dios. Pero “conservaba cuidadosamente todos estos recuerdos en su corazón.” • Así vive María el misterio de Dios, en la fe y en la fidelidad. • Lo va a necesitar durante toda su vida. • “Jesús bajó a Nazaret y siguió obedeciéndolos.” • Y ejerciendo el oficio de trabajador pobre en un pueblo ocupado, oprimido y explotado.
  23. 23. • Luego vienen días de vida sencilla en Nazaret. • Jesús, que tuvo que ser cuidado, educado con cariño maternal, va creciendo en sabiduría y gracia. • Muchas serán las preguntas de su Hijo que María no sabría responder. Le enseña a orar, le conduce a la Sinagoga, pero Jesús se hace cada día más preguntón sobre las formas raras de vivir la fe de su pueblo. • Mi Padre diría: no es así. • ¿Por qué abandonan a los pobres? • ¿Por qué el ayuno, las normas del sábado, los castigos a la mujer?
  24. 24. • “Jesús crecía en sabiduría, en estatura y gracia ante los hombres.” • Y María recibiría las preguntas, los mensajes y las extrañezas de Jesús ante la situación de su pueblo y de una forma de religiosidad tan lejos del corazón misericordioso del Padre. • Todo estaba listo para responder al grito de alerta de Juan Bautista: • “Ha llegado el momento de la justicia de Dios. El hacha está a punto de cortar los árboles que no dan fruto.”
  25. 25. MADRE Y HERMANOS • Lc. 8, 19-21 y Lc. 11, 27-28
  26. 26. • Jesús, ha sentido el llamado del Padre y se convierte en un profeta y misionero itinerante. • En Lucas 8, 19 avisan a Jesús, que estaba rodeado de una multitud: • “Tu madre y tus hermanos (no dice hijos de María) te buscan” • Jesús responde: • “Estos, los que escuchan la Palabra, son mi madre y mis hermanos.” • En otro lugar dice que lo buscaban porque decían: se ha vuelto loco.
  27. 27. • María, presionada por sus parientes, temerosa de que algo malo pudiera ocurrir a su hijo, los acompaña. • Ciertamente, María es quien escucha la palabra y es fiel a ella. • La que guardaba todas las palabras y acciones de su hijo en su corazón. • Pero es un corazón de madre que presiente el dolor y el final trágico para su amado Hijo. • Por eso, lo seguirá en silencio. • Jesús ha tomado el camino de “los locos”, los que encuentran a Dios y lo dejan todo por Él.
  28. 28. • En el texto de Lc. 11,27, una mujer entusiasmada ante sus palabras y el testimonio de su vida, exclama: • “Dichoso el seno que te llevó y los pechos que te amamantaron.” • A lo que Jesús responde: • “Dichosos los que escuchan la Palabra y la practican.” • Es como decir: María no es dichosa por ser madre, sino porque ha sido fiel a la vocación de Dios. • Dichosa por decir SÍ a Dios.
  29. 29. • En el Reino de Dios que ha venido a anunciar y crear Jesucristo, todos seremos hermanos. • No tiene importancia la carne ni la sangre y menos las grandezas y los poderes o sabiduría humana. • Todo ha cambiado. Ahora son dichosos los pobres, los marginados, los débiles, pero fieles a Dios y hermanos de los hombres. • Hay que cambiar el modo de pensar y ver la vida. • Nadie es padre, nadie es señor. María es hermana. • Un nuevo valor, lo trascendente, ha ingresado a la vida del hombre.
  30. 30. EL PRIMER SIGNO: UNA BODA. • Jn. 2, 1-12
  31. 31. • Cuando escribe Juan su evangelio, la Iglesia vive ya sesenta años haciendo memoria de Jesús. Juan aprovecha algunas de las acciones de Jesús para convertirlas en un signo, un signo que sea enseñanza de una realidad nueva. • La Iglesia ha visto a María durante siglos, en las bodas de Cana, como la mujer preocupada de los demás, afligida con la aflicción de los esposos, sirviendo como la servidora que ha sido siempre. • Además, podemos descubrir en estas bodas, el signo del Banquete del Reino.
  32. 32. • Estas bodas, donde está María y son invitados Jesús y sus discípulos, son aún bodas del Antiguo Testamento. • Aún no ha llegado la boda, la Pascua liberadora de Jesús. La Hora de Jesús. • En esas bodas falta el vino de la alegría y la esperanza. • Así lo siente María y le pide a su Hijo que acelere ese día, el día de la alegría y la felicidad. • Jesús responde: “No ha llegado mi hora.” • María es siempre humilde y acepta a Dios. Por eso dice solamente: “Lo que Él les diga, háganlo.”
  33. 33. • Ella sabe que Jesús es el buen vino que, haciendo lo que Él nos diga, ya ha llegado el Reino y la alegría. Ella, acogiendo a Dios con humilde fe, ya está en el Reino de la Alegría. • Y se realiza el signo. • Esas bodas, con bueno y abundante vino, son el signo del Reino, que ya ha llegado con los signos y las palabras de Jesús: sanando, liberando, perdonando, anunciando la misericordia de Dios. • Nosotros, solamente necesitamos poner el agua de nuestra buena voluntad y deseo sincero de ser hermanos. Así realizamos la presencia del Reino.
  34. 34. JESÚS, MARÍA Y LA IGLESIA. • Jn. 19, 25-27.
  35. 35. • El segundo texto mariano de Juan, con María asistiendo a su muerte, es el signo del testamento de Jesús. • “Jesús al ver a su madre y junto a ella al discípulo a quien tanto amaba, dijo a su madre”: • • • • “Mujer, ahí tienes a tu hijo. “Después dijo al discípulo”: “Ahí tienes a tu madre,” “Y desde aquel momento el discípulo la recibió como suya.”
  36. 36. • Jesús no deja sola a su Madre. Le encomienda al cuidado de muchos hijos, simbolizados en Juan. • A estos hijos, les pide que la reciban como madre. • Desde aquel momento María pasa a ser la Madre de la Iglesia. • Desde aquel momento la Iglesia cuida de María, porque es la memoria viviente de Jesús. • En María se halla Jesús presente en el Iglesia de una manera especial. Mirando a María, conocemos mejor a Jesús. • Cuidando a María, llegamos al Jesús misericordioso y fiel, cuidamos a Jesús y cuidamos a la Iglesia.

×