• Save
Tolerancia al irrespeto de las normas de tránsito (christian reyes)
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Tolerancia al irrespeto de las normas de tránsito (christian reyes)

on

  • 983 reproducciones

 

Statistics

reproducciones

Total Views
983
Views on SlideShare
982
Embed Views
1

Actions

Likes
1
Downloads
0
Comments
0

1 insertado 1

https://si0.twimg.com 1

Accesibilidad

Detalles de carga

Uploaded via as Adobe PDF

Derechos de uso

© Todos los derechos reservados

Report content

Marcada como inapropiada Marcar como inapropiada
Marcar como inapropiada

Seleccione la razón para marcar esta presentación como inapropiada.

Cancelar
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Tu mensaje aparecerá aquí
    Processing...
Publicar comentario
Edite su comentario

Tolerancia al irrespeto de las normas de tránsito (christian reyes) Tolerancia al irrespeto de las normas de tránsito (christian reyes) Document Transcript

  • Christian Andrés ReyesSeguridad Vial: Tolerancia al irrespeto de las normas de tránsito, principal causa de accidentes Av. Cevallos (Ambato), principal arteria vial de la ciudadJorge Guevara, padre de familia, profesor y catedrático, jamás imagino que un díafuese víctima de un accidente de tránsito, causado por el irrespeto a una luz desemáforo roja, un vehículo lo impactó fuertemente mientras circulaba por laintersección. Hoy, tras casi un año de aquel desafortunado incidente, relata suexperiencia y sus secuelas, describiéndolas como de: “pánico y terror”.“Una experiencia muy amarga, queda grabado en la mente secuelas de dolor,pero deja lecciones en la vida, que se aprenden en estas circunstancias”. “Lollevan a cada uno, a manejar cuidándose, a la defensiva, porque no sabemoscómo actúa el otro, y no sabemos su estado emocional”. “Mi accidente fue unirrespeto a una norma de tránsito, causado por otro individuo”.Como Jorge, existen miles de casos en los que los accidentes de tránsitoprovocados por violaciones a las normas, han sido causantes de trauma y dolor,
  • así como en otros casos más desafortunados, han sido causantes de muerte yresignación en las familias.Se atribuye como causa de accidentes el desconocimiento de las normas detránsito. Pero ¿Dónde se aprenden esas leyes o normas? ¿Dónde recae laresponsabilidad de formar conductores concientes? ¿La emisión de una licenciagarantiza la calidad de un chofer? Tránsito en Ambato (Av.Cevallos)En la actual Ley Orgánica de Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial, ensu artículo 126, menciona que los títulos de conductor no profesional y profesionalson otorgados por las Escuelas de Conducción, Institutos Técnicos de EducaciónSuperior, Universidades y Escuelas Politécnicas, autorizados por el Directorio dela Agencia Nacional de Tránsito. Además sin este título, ningún individuo puedeaplicar por una licencia.En el caso de los títulos de conductor no profesional, quienes pueden expedirloson las Escuelas de Conducción. En Ambato, las empresas dedicadas como
  • Automovil Club del Ecuador ANETA y SafeDrive, ofrecen cursos para obtenerlas,previo al pago de una cuota.En SafeDrive, el plan de estudio contempla 15 horas de práctica y 10 horas deeducación vial, cuenta además de horas especializadas para Mecánica Básica,Psicología del Conductor y Primeros Auxilios. Todo con una duración de 17 días,con 3 fines de semana.“Nuestra misión es la formación y capacitación de la ciudadanía, generandoconductores con alta conciencia”, “crear en ellos una responsabilidad para serrespetuosos con las vidas ajenas” comentó uno de los instructores de la empresa.Además manifestó que se promueve en sus estudiantes una cultura en seguridadvial, calificándola como cualidad indispensable para sus graduados. Vehículo de entrenamiento de la Escuela de Conducción “SafeDrive”La formación y los aspectos teóricos – prácticos, están presentes en las entidadesdesignadas para conceder los títulos de conducción. Quienes se gradúan, rindenexámenes para determinar su idoneidad para conducir. Manejan conceptos ydefiniciones básicos y están aptos para conducir. Para el trámite de licencia,incluso rinden un nuevo examen teórico, previo a la obtención del documento.
  • Entonces cabe preguntarse. ¿Es en realidad un desconocimiento de las normasde tránsito, la que causa accidentes?, ¿Si rindiendo un examen previo para laobtención de una licencia para conducir, donde se evalúan aspectos básicos deseguridad vial, puedan seguir existiendo contravenciones?Ya no hablamos de desconocimiento, ni de “no sabía”, nos encontramos con unanegligencia al respeto de normas y leyes, que fueron aprendidas, pero sinembargo no están siendo aplicadas conscientemente. Hablamos entonces, de unasociedad del irrespeto en seguridad vial. Grupo de personas cruzando la vía publica sin usar los cruces peatonales (Paso Cebra)Mall de los Andes, sitio de reunión y de compras para muchos ambateños fue ellugar elegido para realizar una pequeña encuesta. Se preguntaría a variaspersonas sobre si conocen las normas de tránsito, y tras conocer su respuesta, deser afirmativa, preguntar si, precisamente, las aplican.De 20 personas consultadas, todas afirmaron conocer las normas y leyes detránsito. ”Si, para el curso de la licencia, enseñaron todo eso”, comentó JoséPeralta, quien coincidió con la mayoría de entrevistados.
  • En el momento de preguntarles si aplicaban las leyes de transito correctamente,existieron respuestas diversas.“Si, bueno la mayoría del tiempo”, “Muchas veces, aunque depende si los demáscumplen también”, “A veces por el apuro, se incumplen a veces”, fueron algunasde las reacciones de quienes fueron consultados, que admitieron además habersepasado una luz roja alguna vez y cruzar las calles sin usar los conocidos “pasoscebra”.“Es algo que se ha hecho tan común, lo hacen todos, no hay respeto por nada,aquí cada quien piensa en sí mismo y no en las demás personas. Eso es unproblema porque nadie cambia de actitud, así ni una persona le reclame”. “Por esosuceden tantas desgracias en las vías”, dijo con cierta molestia un padre, queacompañado por su hijo salía al estacionamiento del centro comercial.Para intentar mejorar esta realidad, el Gobierno Nacional, mediante entidadescomo la Agencia Nacional de Tránsito, el Ministerio de Transporte y ObrasPúblicas, y la Dirección Nacional de Control de Tránsito y Seguridad Vial de laPolicía Nacional, lanzaron en agosto de 2012, la campaña permanente deconcientización en seguridad vial denominada: “Párale el Carro”. Estación “Salvavidas” de la campaña permanente de concientización “Párale el Carro”
  • Esta campaña maneja 4 ejes de conciencia: el exceso de velocidad, el mal uso delcelular, irrespeto al ciclista, y manejar en estado etílico. Además incentiva a laciudadanía a denunciar unidades de transporte público que incumplan la ley, conuna llamada al 911 o al 101.Con esta campaña, se busca hacer que la ciudadanía cumpla las leyes, no solopor las sanciones, sino que se las respeten para salvar vidas.Para el Arq. Trajano Sánchez, director de la Unidad Municipal de Transito deAmbato, la problemática no pasa por la concientización de las personas sobreseguridad vial. El sostiene que la educación vial debería de enseñarse desde laeducación básica o incluso en la secundaria. “Es una educación mínima quedeberíamos tener”.“En las escuelas de conducción, lo primero que nos enseñan es a ponernos elcinturón de seguridad, y vemos aquí en Ambato que muchas de las personas no lousan”. “Esto se debe a que hemos crecido en una cultura de irrespeto a las leyes”. Automóvil siendo remolcado por estacionarse en lugares no permitidos
  • Jorge, víctima de estos irrespetos, manifiesta que lo que se necesita para cambiaresta cultura de desobediencia a las leyes es la sanción, y mientras más fuerte sea,mejor. “Si no hay presión, la gente no actúa. Si no hay una fuerza coercitiva, lagente no actúa con respeto”. “Se requiere que, como política de estado se inviertamuchísimo dinero para cámaras, para que los conductores sientan que seencuentran observados y tomen conciencia, para que al momento de renovar sulicencia o matricula sean multados, así la gente va a entender”. “Es la fuerzacoercitiva” –finalizó.Es esta fuerza y la coerción en las sanciones la que brinda resultados hoy en día.Ejemplo de ello son las restricciones del límite de velocidad en carreteras urbanasy perimetrales. “Las personas están tomando conciencia, y ya respetan la ley,aunque no todos todavía, pero ya se ha conseguido reducir en gran número lascifras de accidentabilidad en el país” –sostuvo Trajano Sánchez, director del UMT.Las sanciones severas como medida para superar el irrespeto a las normas, es lamanera más viable de conseguir una armonía ideal en esta sociedad toleranteante las violaciones de la ley. Hacer que la conciencia prime ante todo es el ideal aconseguir, pero mientras tanto, las medidas tomadas, sean estrictas o no, buscanprecautelar la vida humana, y dependerá de las personas hacer que semantengan o que puedan desaparecer. Tener en cuenta que nuestras libertadesterminan cuando la de los demás empieza, harán que paren y se erradiquen parabien el irrespeto a las normas y leyes de tránsito. Dependerá de la autoconciencia.La mejor regulación es la que se hace a uno mismo.