Concilio de trento

7.218 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
3 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
7.218
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
6
Acciones
Compartido
0
Descargas
184
Comentarios
0
Recomendaciones
3
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Concilio de trento

  1. 1. Concilio de Trento Frente a las horribles calamidades que afligían a la Iglesia del Siglo XVI, se produjo pronto una reacción saludable, que condujo a la verdadera reforma eclesiástica. De este modo lo que no habían podido conseguir anteriormente concilios, papas y religiosos, se obtuvo ahora por obra especial de la Providencia. Uno de los más eficaces medios de los que se valió la Providencia para la realización de la verdadera reforma y la reconstrucción interna de la Iglesia fue el Concilio de Trento, en el cual se tomaron una serie de decisiones disciplinares y doctrinales, que sirvieron de base para toda la actividad futura de la Iglesia
  2. 2. Trento abrió una nueva era a la iglesia y sus decretos empezaron a practicarse por toda la cristiandad. Todos deseaban un concilio tanto por parte de católicos como de protestantes. El concilio además de abocarse a la reforma de las costumbres, se centró sobre todo en aclarar la doctrina católica, negada por Lutero.
  3. 3. Dónde y Cuándo se realizó el Concilio? Lugar TRENTO Actual ITALIA Entre los años 1545 y 1563 Fecha:
  4. 4. Adriano VI (1521-1523) Sucesor de Leon X, es un probo y sencillo holandés, antiguo profesor de teología y sacerdote ejemplar. Pronto comprendió por qué la reforma se hallaba tan dilatada desde hacía tanto tiempo. Los hábitos perniciosos de tantas generaciones habían creado, para esas fechas, un especial interés en el mantenimiento de los abusos, y él decide cortar con ello. Adriano VI puso en seguida manos a la obra, y lo primero que hizo fue desmontar la estructura financiera de la Iglesia. De diez mil solicitudes de favores concedió una sola. "Aquí tiembla todo el mundo, escribía el embajador de Venecia a los suyos; los cardenales ya han puesto sus barbas a remojar". De la corte que le había legado su predecesor — una corrompida masa de parásitos, libertinos, pendencieros y rufianes — surgieron rugidos de rabia contra el papa "tacaño", e incluso calumnias y complots para asesinarle.
  5. 5. Dieta de Nüremberg (1522) Adriano VI había hecho prometer a su legado en la Dieta de Nüremberg de 1522 la convocación de un concilio. Pero a su muerte (septiembre de 1523), Clemente VII (Julián de Médicis primo de León X) su sucesor , no se decidió por miedo a que volviese a levantar la cabeza la teoría conciliar. Perduraba aun el mal recuerdo de los tiempos conciliaristas, ya que, al igual que los reformadores, se había considerado el concilio como instrumento para castigar al papado.
  6. 6. Pablo III , Un nuevo Papa 11años después En 1536 Pablo III mediante una bula de convocación anuncia el tan deseado concilio a celebrarse en mayo de 1537, en Mantua (al norte de la actual Italia). Los protestantes , puestos en aprieto por esta innegable demostración de la voluntad de reforma, se rebelan mediante el “Articulo de Esmalcalda” Y resuelven devolver sin abrir, las cartas en las que se les invitaba al Concilio.
  7. 7. Por la fuerte guarnición de la asamblea y el estallido del conflicto entre Francisco I y Carlos V, el duque de Mantua rechazó a último momento dar la ciudad como sede para el Concilio. Los franceses eligieron este momento para reanudar su guerra con el emperador alemán, y alegaron, como razón para no tomar parte del concilio, los riesgos de viajar en tiempo de guerra.
  8. 8. Todo se conjugaba así para detener al papa, más él perseveró tenazmente en su propósito. Buscó otro punto de reunión, y al cabo de meses de negociaciones consiguió de la Republica de Venecia la ciudad de Vicenza para este fin. El concilio debería reunirse allí en mayo de 1538. Vicenza otra posibilidad Pero a Vicenza no acudieron, aparte de los delegados, más de 5 obispos. Del resto del episcopado católico no se tuvo ni una señal, ni un delegado, ni una justificación. El papa, aparentemente, se encontraba solo en su afán reformador.
  9. 9. Finalmente llega Trento Paulo III, sin acobardarse por los sucesivos fracasos a lo largo de tantos años, emprendió una vez más la tarea de convocar el concilio. El concilio pudo reunirse al fin, en diciembre de 1545, y no en Mantua o en Vicenza, sino en Trento, ciudad imperial situada justamente fuera de la frontera italiana. La reunión, además, no se debió a ningún rey o emperador. Era verdaderamente el concilio del papa
  10. 10. Se eligió Trento como sede de la asamblea, suponiendo que el emperador y los protestantes la aceptarían, ya que la ciudad era feudo imperial y podía, por tanto, considerársele territorio alemán, mientras que por otra parte podían llegar a ella fácilmente los obispos italianos y, al encontrarse en Italia, quedaba más protegido de las injerencias de los Austrias y podía el papa controlar mucho mejor el desarrollo de la asamblea. En septiembre de 1544 fue firmado un acuerdo entre Carlos y Francisco (una tregua). En noviembre de 1544 la bula LAETARE JERUSALEM intimaba la apertura del concilio para el 15 de marzo de 1545. La ausencia de muchos obispos y otras dificultades retrasaron todavía la apertura que por fin, se celebró en la tercera dominica de adviento, el 13 de diciembre de 1545 en presencia de 25 obispos y cinco generales de órdenes religiosas
  11. 11. Un Concilio en tres fases Podemos decir que el Concilio de Trento se desarrolló en tres etapas o fases a saber. 1ra Etapa: 1545 - 1547. Paulo III (1534 – 1549) 2da Etapa 1551 - 1552. Julio III (1550 – 1555) 3ra Etapa 1561 – 1563. Pio IV (1555 – 1559)
  12. 12. Primera etapa del Concilio de Trento (13 diciembre 1545 -11 marzo 1547) En la primera fase del concilio, siendo papa Paulo III, se reconoció el valor de la Tradición Apostólica, igual al de la Escritura como fuente de fe; Se definió el canon de los libros inspirados; Se señaló la Vulgata como edición auténtica, no en el sentido filológico (ausencia de errores de traducción), sino en el dogmático ; Se proclamó como norma de interpretación de la Escritura la opinión común de los santos padres y el juicio de la Iglesia; Vencidas innumerables dificultades, se convino en alternar las cuestiones Dogmaticas y las de reforma.
  13. 13. Primera etapa del Concilio (continuación) Se publicaron los decretos dogmáticos sobre el pecado original y sobre la justificación ; se llevó a examen y se definió la doctrina sobre los sacramentos en general y del bautismo y de la confirmación en particular, y se dio una serie de decretos de reforma respecto a la predicación, la obligación de residencia y el cúmulo de beneficios.
  14. 14. (1547-1549) El 11 de marzo de 1547 en la VIII sesión Pablo III sintiéndose fuerte, y cuando sus relaciones con Carlos V estaban mas tensas que de costumbre, le ordenó a la asamblea que se trasladase a los estados pontificios, a la ciudad de Bolonia, alegando una epidemia ( la peste) . Pero el emperador Carlos V les prohibió a sus obispos que se movieran de Trento y en enero de 1548 , presentó una solemne protesta formal que provocó la inmediata interrupción de las sesiones conciliares en Bolonia y la suspensión del concilio en el mes de septiembre de 1549
  15. 15. Segunda fase del Concilio de Trento (1º mayo 1551- 28 abril 1552) Siendo Papa Julio III, convoca en diciembre de 1550 la segunda etapa en la cual se prosiguieron los decretos relativos a la eucaristía proclamándose la presencia real de Cristo en ella. Se proclamó también todo lo referente a la penitencia y a la extrema unción, además de los concernientes al ejercicio de la autoridad episcopal, las costumbres del clero y la colación regular de los beneficios eclesiásticos. A principios de 1552 se conoció la noticia de que Mauricio de Sajonia había traicionado a Carlos V y avanzaba con sus tropas contra éste, haciendo inevitable la suspensión por segunda vez del Concilio de Trento el 28 de abril de 1552.
  16. 16. Tercera fase del Concilio de Trento (18 enero 1562 – 4 diciembre 1563) En la tercera etapa (1561-1563), siendo Papa Pío IV, se promulgaron los decretos sobre la comunión bajo las dos especies, que declararon no necesaria, ya que con una sola se recibe a Cristo entero y todas sus gracias necesarias; sobre el carácter sacrificial de la misa y de acción de gracias ; sobre los sacramentos del orden y del matrimonio; sobre el purgatorio, la veneración de los santos, de las imágenes y reliquias.
  17. 17. Simultáneamente se dieron artículos, considerados como la esencia de la reforma tridentina. acerca de la residencia de los obispos, y las condiciones para la colación de las órdenes por parte de los obispos, el uso del latín en la celebración de la misa y administración de sacramentos, sobre la disciplina del clero, la formación eclesiástica, etc. Tercera fase del Concilio de Trento ( Continuación…)
  18. 18. Fin del Concilio de Trento La tercera etapa tridentina duró 2 años escasos y sirvió para llevar a feliz término la gran empresa reformadora. El 4 de diciembre de 1563 fue clausurado el Concilio de Trento y el papa confirmó todos sus decretos con la Bula “ Benedictus Deus” del 26 de enero de 1564.
  19. 19. Conclusión Trento no pudo ser un concilio para unir católicos y protestantes, pero fue el gran concilio de la Reforma Católica, y su obra fue extraordinaria tanto en el campo doctrinal como en el disciplinar.

×