Mitos peruanos
Próxima SlideShare
Cargando en...5
×

¿Le gusta esto? Compártalo con su red

Compartir
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    ¿Está seguro?
    Tu mensaje aparecerá aquí
    Be the first to comment
No Downloads

reproducciones

reproducciones totales
32,498
En SlideShare
32,497
De insertados
1
Número de insertados
1

Acciones

Compartido
Descargas
43
Comentarios
0
Me gusta
1

Insertados 1

http://www.slideshare.net 1

Denunciar contenido

Marcada como inapropiada Marcar como inapropiada
Marcar como inapropiada

Seleccione la razón para marcar esta presentación como inapropiada.

Cancelar
    No notes for slide

Transcript

  • 1. Mito de Pachacamac
    Según una leyenda, en el principio del mundo no había alimentos para el primer hombre y la primera mujer y el hombre murió de inanición. Por su parte, el Sol fecundó a la mujer, pero Pachacamac, celoso, mató al hijo que ella dio a luz. Lo despedazó y lo enterró y de sus partes nacieron los alimentos esenciales: de los dientes el maíz, de los huesos las yucas, entre otros frutos y vegetales.
  • 2. Mito de Pachamama-Pachacamac
    Pachacamac, dios del cielo, se unió a Pachamama y de esta unión nacieron los gemelos llamados Wilka, varón y hembra. Quedose viuda la diosa Tierra, sola con sus hijos y reinaba la oscuridad en la soledad de la noche pasó por muchos peligros y en su intento de protegerse llegan a la cueva de Waconpahuin, habitada por un hombre semidesnudo llamado Wakon quien engaña a los pequeños e intenta seducir a Pachamama y, al no lograrlo, la mató y devoró parte de su cuerpo, guardando los restos en una olla. Pero Huaychau, ave que anuncia la salida del sol, les contó la suerte de su madre y el peligro que corrían. Les aconsejó ir a la cueva de Yagamachay. En su huida los hermanos encontraron a Añas, la zorra que les preguntó donde corrían y al enterarse de sus cuitas les escondió en su madriguera. Mientras tanto Wakon los buscaba desesperadamente , por el camino topó con un puma, un cóndor y una serpiente o amaru, que no supieron decirle donde se hallaban los niños. Después se cruzó con Añas, la zorra, que astutamente le aconsejó subir a un empinado cerro y desde allí cantar imitando la voz de la madre para que los pequeños fuesen hacia el cerro. Este fue el fin de Wakon pues al pisar una piedra cayó al abismo. Los mellizos permanecieron con Añas y en una de tantas ocasiones se quedaron dormidos. Al despertar la niña contó su sueño a su hermano y como ella lanzaba su sombrero al aire y allí quedaba, y lo mismo sucedía con su ropa. Mientras los niños se preguntaban por el significado, vieron bajar del cielo una larga soga. Sorprendidos, consultaron entre ellos y decidieron trepar por la cuerda y ver donde les conducía. Subieron y subieron y llegaron al cielo donde hallaron a Pachacamac que se había apiadado por sus desventuras. Reunidos con su padre, fueron convertidos el niño en el Sol y la niña en la Luna. En cuanto a Pachamama quedó para siempre bajo la forma de un imponente nevado llamado hasta hoy día La Viuda. Adaptado de Villar Córdoba, 1933 - Rostworoski 1991