El viaje de Anthea

3.785 visualizaciones

Publicado el

Un cuento lleno de ternura y amor a la Naturaleza.

Publicado en: Medio ambiente
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
3.785
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3.530
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

El viaje de Anthea

  1. 1. Por : Tendales de poesía. Colegio La Corollla. Liceo
  2. 2. Un homenaje a todo lo pequeño que hay en este “enorme” Mundo. Tendales 2013-2014 Colegio La Corolla. Liceo
  3. 3. Tendales de Poesía. La Corolla 4º primaria. Día del Libro 2014
  4. 4. Anthea era tan pequeña que nadie reparaba en ella. 1
  5. 5. 2
  6. 6. Mientras sus hermanas se extendían con valentía hacia los vientos: Noto, Bóreas, Argestes, Céfiro … haciendo planes sobre sus lugares de destino, ella permanecía en la planta madre tenue y paciente. 3
  7. 7. 4
  8. 8. No pensaba en grandes viajes ni en exóticos destinos. Le gustaban el jardín, las risas de los niños en el patio del colegio, la curiosidad de sus caras al asomarse … 5
  9. 9. 6
  10. 10. Aunque temía a algunos de sus juegos, como a esa cosa redonda como un fruto y con escamas de alcachofa. Esa cosa había aplastado a más de una planta y despeinado a alguna que otra flor. 7
  11. 11. 8
  12. 12. Y llegó el día. Sus hermanas cogieron el primer soplo del Nordeste … 9
  13. 13. 10
  14. 14. y ella se quedó sola. 11
  15. 15. 12
  16. 16. Anthea no llevaba en su nombre la esencia de los vientos aunque sí la serenidad que aportan la sabiduría y la paciencia. Su momento llegaría estaba completamente segura de ello. Y así fue. 13
  17. 17. 14
  18. 18. Era tan pequeña que un simple soplo fue suficiente para elevarla por los aires junto a un maravilloso DESEO. 15
  19. 19. 16
  20. 20. Y sobrevoló las escaleras, el campo de fútbol y los parterres ajardinados. Dejó de lado el huerto y los frutales…. 17
  21. 21. 18
  22. 22. No sabía muy bien a dónde la conduciría aquel deseo, pero sí que los deseos nunca son malos y menos si son de un niño. 19
  23. 23. 20
  24. 24. Y voló y voló. 21
  25. 25. 22
  26. 26. Hasta llegar a su destino. El aterrizaje no estuvo mal, todo lo contrario ¿cómo explicarlo? resultó… mullido, sí, eso…. suave. 23
  27. 27. 24
  28. 28. Al despertar le maravillaron las vistas. Estaba en lo alto y veía el mundo desde una perspectiva distinta ¿se habría convertido en un arbusto? ¡Imposible! Ella era una hierba. 25
  29. 29. 26
  30. 30. Una hierba que nacería en el muro, ¡Eso era, estaba en uno de los agujeros del muro del colegio!. Tenía todo lo necesario para crecer un poco de tierra, humedad y unos maravillosos rayos de Sol. 27
  31. 31. 28
  32. 32. Y Anthea creció y floreció para sorpresa de todos y todas. 29
  33. 33. 30
  34. 34. Y lo hizo con la fuerza de una leona y la sabiduría de una diosa, Atenea. 31
  35. 35. 32
  36. 36. Quizá fuera éste el deseo de aquel soplo… que fuéramos capaces de dejar crecer las semillas, incluso en el asfalto. 33
  37. 37. 34
  38. 38. 1
  39. 39. El viaje de Anthea ha sido objeto de trabajo durante las sesiones de Tendales de Poesía de 4º de primaria. Bajo el título : “Seres encontrados” , y acompañados de poemas de Antonio Machado, Paco Abril y Wisława Szymborska, hemos descubierto la belleza de lo pequeño en nuestro día a día. La naturaleza es un diccionario. Uno dibuja palabras de ella. Eugène Delacroix
  40. 40. Observar y respetar “lo pequeño”…
  41. 41. … aprender a ver más allá de lo evidente …
  42. 42. … o sorprendernos ante la capacidad de la Naturaleza para seguir adelante, incluso en las situaciones más difíciles.
  43. 43. Han sido algunas de nuestras reflexiones a tenor de Anthea y su viaje.
  44. 44. Un viaje que puede no parecer exótico ni arriesgado, pero que, en realidad, es UN VIAJE POR LA VIDA, que sucede en nuestro pequeño jardín.
  45. 45. Tendales de Poesía. La Corolla Día del Libro 2014
  46. 46. 1

×