Trabajo de informática

141 visualizaciones

Publicado el

stefany correa

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
141
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Trabajo de informática

  1. 1. Trabajo de informáticaDerecho del autorStefany CorreaNinfa Astrid Solano11 aColegio Emilio Sotomayor2013
  2. 2. IntroducciónEn las últimas dos décadas todos los países de la comunidadinternacional sin excepción han empezado a dimensionar laimportancia estratégica que tiene las obras del ingenio y del talentohumano como aportantes al desarrollo económico, social y culturalesta el derecho del autor el cual nos muestra que su desarrollo,evolución y perfeccionamiento siempre ha estado condicionado a loscambios en las formas de producción, difusión y aprovechamiento delas obras .Su esencia es que está constituido por un conjunto de normas yprincipios que regulan, por un lado, los derechos morales y, por otro,los patrimoniales que la ley concede a los autores por el simple hechode la creación de una obra literaria, artística o científica.
  3. 3. Derecho de autor¿Qué es el derecho del autor?Es la protección que le otorga el Estado al creador de las obrasliterarias o artísticas desde el momento de su creación y por un tiempodeterminado.Básicamente un conjunto de normas encaminado a proteger a losautores y los titulares de obras concede a esto la facultad de controlartodo lo relativo al uso o explotación de su obra .Está reconocido como uno de los derechos humanos fundamentalesen la declaración universal de los derechos humanosEn el derecho anglosajón se utiliza la noción de copyright (traducidoliteralmente como "derecho de copia") que —por lo general—comprende la parte patrimonial de los derechos de autor , derechospatrimonialesUna obra pasa al dominio público cuando los derechos patrimonialeshan expirado. Esto sucede habitualmente trascurrido un plazo desdela muerte del autor .Los derechos de autor constituyen uno de los principales derechos depropiedad intelectual, cuyo objetivo es dar solución a una serie deconflictos de intereses que nacen entre los autores de las creacionesintelectuales, los editores y demás intermediarios que las distribuyen yel público que las consume (Bondía, 1988).Junto a los derechos de autor se encuentran los denominadosderechos afines, conexos o vecinos, entre los que podemos mencionarlos de los artistas intérpretes o ejecutantes sobre sus interpretacioneso ejecuciones, los derechos de los productores de fonogramas sobresus grabaciones y los derechos de los organismos de radiodifusiónsobre sus programas de radio y de televisión. Si utilizamos el términoen inglés, su sentido es todavía más amplio, ya que también incluye lo
  4. 4. que en España se denomina propiedad industrial, esto es, patentes,marcas, diseños industriales, etc.La importancia de los Derechos de AutorSin duda, en la actualidad el tema de los Derechos de Autor ha sidoobjeto de múltiples controversias. Unos buscan su protección legítimay otros están a favor de compartir los contenidos sin que haya castigospor hacerlo.Por ello es importante primero antes que nada entender qué sonlos Derechos de Autor y en donde se lleva a cabo el registro dederechos de autor. Sin duda, estos son fundamentales para todos losautores de obras. Las obras son el objeto de protección delos Derechos de Autor.De igual forma, es importante saber que los Derechos de Autor estánreconocidos como uno de los derechos humanos fundamentales enla Declaración Universal de los Derechos Humanos y los entendemoscomo ese “conjunto de normas jurídicas y principios que regulanlos derechos morales y patrimoniales que la ley concede a los autores,por el solo hecho de la creación de una obra original”.Por ejemplo, en caso de una obra de varios autores, como es el casode una antología, el registro de derechos de autor aplicará de lasiguiente manera: los cien años se contarán a partir de la muerte delúltimo de los autores.Recuerde también que los Derechos de Autor sólo le ofrecenprotección a las personas físicas, por lo que se sobreentiende que laLey no posibilita que las personas morales sean autoras de obras.Esto es, porque sólo los seres humanos somos capaces de laactividad intelectual y de las actividades de creación. Pensar,componer, crear músicas, libros, obras de teatro sólo actividadesexclusivas de las personas físicas.
  5. 5. Requisitos de obras o derechos reservadosAunque la mayoría de las personas creen que para tener los derechosde una obra es necesario cumplir algún tipo de requisito formal, ya seala inscripción en un registro, el depósito legal o poner el símbolo delcopyright, lo cierto es que tales derechos corresponden al autor por elsolo hecho de su creación, como deja perfectamente claro el artículo 1de la LPI.No obstante, hay una serie de formalidades que son de utilidad y quepueden ser recomendables en determinadas situaciones. Losejemplos más claros son la inscripción en el Registro General de laPropiedad Intelectual (regulado en los artículos 144 y 145 de la LPI) yla mención de reserva de derechos (artículo 146).El Registro General de la Propiedad Intelectual permite la presentaciónin situ o vía telemática, mediante firma electrónica, de las solicitudesde inscripción de creaciones originales literarias, artísticas ocientíficas. Este registro es un medio de protección de los derechos,ya que constituye una prueba cualificada, pero, como ya se hacomentado, no es obligatorio para adquirir los derechos ni obtener laprotección que otorga la LPI.Historia del derecho de autorA mediados del Siglo XV, y a partir del perfeccionamiento de laimprenta de tipos móviles por Johannes Gutenberg, el costo dedistribuir la palabra escrita decreció sensiblemente. Una anécdotasirve para ilustrar este punto: no bien Gutenberg terminó de imprimirlos primeros ejemplares de su famosa biblia, su socio capitalista, JohnFust, se dirigió a París, que por ese entonces era la capital culturalindiscutida de Europa, con el objeto de vender esos ejemplares entrelos estudiantes y profesores de su Universidad. Allí se encontró conque el mercado editorial estaba monopolizado por la “Confriere desLibrarires, Relieurs, Enluminiers, Ecrivains et Parcheminiers”, unaasociación o gremio fundada en 1401. Cuando está entidad detectóque un extranjero contaba con tal cantidad de biblias concluyó que la
  6. 6. única explicación posible era que Fust había hecho un pacto con eldemonio y lo denunció a la Inquisición. Fust habría tenido que huir porsu vida. La anécdota bien puede ser falsa pero ilustra una realidad, loscostos de distribución de la palabra escrita disminuyeronsensiblemente, a partir de la invención de la imprenta de tipos móviles.Este alto costo de reproducción de obras literarias también se vereflejado en el enorme número de obras que se han perdido parasiempre. De la antiguedad clásica, por ejemplo, se perdieron 107 deun total de 142 tomos de la célebre historia de Roma de Tito Livio;hemos perdido todas las obras de divulgación de Aristoteles (soloquedan sus “científicas”) y todas las obras científicas de Platon (soloquedan sus obras de divulgación). También perdimos la autobiografía,“De Vita Sua” de Octaviano Cesar Augusto, fundador y primeremperador romano. Esquilo compuso unas 90 obras de teatro de lasque solo quedan 6 y Sófocles escribió 123, de los que quedan 7. Ellibro “The Swerve” trata de como un anticuario italiano del siglo XVencontró la única copia completa del poema “De la Naturaleza de lasCosas”, de Tito Lucrecio, obra que tuvo una gran influencia en lasIlustración y que había permanecido perdida, hasta entonces, por másde un milenio. Junto a tan importantes obras, elegidas entre miles,desaparecieron documentos públicos y privados que nos podríanilustrar de un mundo ya perdido para siempre. No solo hemos perdidodocumentos de la antiguedad clásica; hay millones de documentosescritos o audiovisuales, muy recientes, que también handesaparecido para siempre. Es que venimos de un mundo donde lainformación era perecedera y había que realizar un enorme esfuerzopara protegerla y legarla a futuras generaciones.La imprenta vino a cambiar este escenario, por lo menos para lasobras escritas, pero no lo cambió totalmente. Esto porque si bien elcosto de distribución de las obras literarias bajó, siguió siendo alto.Una imprenta, como empresa comercial, requiere un lugar físico dondeoperar, una fuerte inversión en capital, obreros especializados y unared de distribución, propia o de terceros.Esto finalmente sucedió cuando en 1710 se dictó el Estatuto de laReina Ana, la primera ley de derechos de autor del mundo. Esta leyotorgaba a los autores, y no a los imprenteros, un derecho exclusivosobre sus obras por un plazo de 14 años, extendibles por otro tanto si
  7. 7. al finalizar el primer lapso, el autor seguía vivo. Era obligatorio elregistro de la obra para gozar de este derecho. En 1743 se extendió elderecho de autor, que solo regía para obras literarias, a los dibujos.En Francia, origen de nuestra legislación autoral, la legislación autoralsiguió el mismo camino que en Inglaterra pero más tardío, lo que escomprensible, los privilegios, como medio de censura fueron bienvalorados por una monarquía que se calificaba así misma comoabsoluta. Solo luego de su amargo final (la Revolución Francesa), lalegislación autoral comenzó a evolucionar. Curiosamente, el teatro yno las obras literarias, fue el primero que gozó de protección enFrancia, con una ley dictada en 1791. En 1793 se dictó una leyconocida como Chenier, el apellido de su propulsor, que otorgaba alautor de una obra derechos exclusivos sobre ella por el término de suvida más 10 después, contados desde su fallecimiento para susherederos.Clases de derechos de autorDentro de la tradición jurídica del Derecho continental, Derechointernacional, y Derecho mercantil, se suelen distinguir los siguientestipos de derechos de autor:- Derechos patrimoniales: son aquellos que permiten de maneraexclusiva la explotación de la obra hasta un plazo contado a partir dela muerte del último de los autores, posteriormente pasan a formarparte del dominio público pudiendo cualquier persona explotar la obra.- Derechos morales: son aquellos ligados al autor de manerapermanente y son irrenunciables e imprescriptibles.- Derechos conexos: son aquellos que protegen a personas distintas alautor, como pueden ser los artistas, intérpretes, traductores, editores,productores, etc.- Derechos de reproducción: es un fundamento legal que permite alautor de la obra impedir a terceros efectuar copias o reproduccionesde sus obras.
  8. 8. - Derecho de comunicación pública: derecho en virtud del cual el autoro cualquier otro titular de los derechos puede autorizar unarepresentación o ejecución viva o en directo de su obra, como larepresentación de una pieza teatral o la ejecución de una sinfonía poruna orquesta en una sala de concierto. Cuando los fonogramas sedifunden por medio de un equipo amplificador en un lugar público,como una discoteca, un avión o un centro comercial, también estánsujetos a este derecho.- Derechos de traducción: para reproducir y publicar una obratraducida se debe solicitar un permiso del titular de la obra en elidioma original.Obras protegidasLas obras protegidas por el derecho de autor son muy variadas. Entérminos generales, cualquier creación original artística, literaria ocientífica expresada por cualquier medio o soporte, tangible ointangible, actualmente conocido o que se invente en el futuro, tal ycomo establece el artículo 10 de nuestra Ley de propiedad intelectual.Esta declaración genérica es completada por una lista de obrasprotegidas, que aun siendo bastante completa, tiene caráctermeramente ilustrativo, es decir, estará protegida también cualquierotra obra, aunque no esté en esta lista, si se trata de una creaciónoriginal artística, literaria o científica:- Los libros, folletos, impresos, epistolarios, escritos, discursos yalocuciones, conferencias, informes forenses, explicaciones decátedra y cualesquiera otras obras de la misma naturaleza.- Las composiciones musicales, con o sin letra.- Las obras dramáticas y dramático-musicales, las coreografías, laspantomimas y, en general, las obras teatrales.- Las obras cinematográficas y cualesquiera otras obras audiovisuales.
  9. 9. - Las esculturas y las obras de pintura, dibujo, grabado, litografía y lashistorietas gráficas, tebeos o comics, así como sus ensayos o bocetosy las demás obras plásticas, sean o no aplicadas.- Los proyectos, planos, maquetas y diseños de obras arquitectónicasy de ingeniería.- Los gráficos, mapas y diseños relativos a la topografía, la geografíay, en general, a la ciencia.- Las obras fotográficas y las expresadas por procedimiento análogo ala fotografía.- Los programas de ordenador.Por otra parte, el título de una obra, cuando sea original, quedaráprotegido como parte de ella.Características del derecho del autorPrincipalmente se consideran dos posiciones que hacen parte de lascaracterísticas de los derechos de autor:o En primer lugar su carácter esencialmente individualista sobre lapersona que tiene el derecho de producción de la obra, ligandolapermanentemente a su vida y a su personalidad.o Por otra parte contempla los derechos económicos o patrimoniales(lucro) y morales ej. (La Patente). es necesario aclarar que en nuestropaís solo puede ser autor un individuo y no en una institución oempresa en particular.
  10. 10. Tecnología y derechos de autorLa tecnología que nos permite crear, publicar y acceder a lainformación parece ir continuamente por delante de las leyes que noconsiguen estar a la altura de la situación, aunque se han producidoalgunos avances significativos. La historia de los derechos de autor esuna continua adaptación según se van produciendo los cambioscomerciales y técnicos. Las TIC crean continuamente nuevos retos yla ley trata de ir respondiéndolos, pero esto no significa que el uso ygestión de la tecnología no esté regulada, o está más allá de la ley. Encualquier caso, todos los aspectos de los derechos de autor expuestoshasta el momento son igualmente aplicables a las obras y materialesdispuestos en Internet, que pueden ser de usoprivado, shareware, freeware, etc. Algunos tienen licencias de usodonde se declara qué se puede hacer con ese material según lodecidido por el propietario de los derechos. En ningún caso se puedepresumir que si una obra está accesible en Internet es que carece dederechos de autor, independientemente de la facilidad con la quepodamos acceder a ella, copiarla, modificarla o distribuirla.Los cambios en los derechos de autor provocados por el desarrollo delas TIC, podemos resumirlos como sigue (Riera, 2002):- Derecho de reproducción: la copia digital, que ha revolucionado lafacilidad, fiabilidad y rapidez para realizar copias de obras originales,es la causante también de una serie de conflictos por el dañoeconómico que las reproducciones provocan en la explotacióncomercial de los originales, con el problema añadido de que las copiasson idénticas a los originales.- Derecho de distribución: en el ámbito digital, no se realiza unadistribución de ejemplares, pues en concepto de distribución estáindisolublemente ligado al soporte físico. Lo que se produce es lacomunicación pública de copias intangibles- Derecho de comunicación pública: ahora adquiere una mayorrelevancia y dimensión que en su concepto tradicional. Internet y lasredes permiten que el acto de comunicación de una obra se realice a
  11. 11. escalas antes impensables, posibilitando que los usuarios accedan aobras protegidas en el lugar y momento que estimen oportuno.- Derecho de transformación: el entorno digital facilita la modificaciónde obras, por ejemplo en obras multimedia, en las que la unión deimágenes, texto y sonido pueden dar lugar a obras nuevas, que enocasiones tendrán poco que ver con el original.Protección InternacionalEn su origen el derecho de autor era un derecho de carácter territorial,esto es, cada país lo aplicaba dentro de sus fronteras. Pero a medidaque se abría el mercado hacia el exterior, fuera de esos países, estaley carecía de la efectividad necesaria para seguir cumpliéndose. Poreste motivo comenzaron a firmarse tratados bilaterales, acuerdosentre dos países estableciendo la reciprocidad en la protección de losderechos de autor de sus nacionales, para más adelante pasar atratados multilaterales, mucho más prácticos. La ALAI (Associationlittéraire et artistique internationale), fundada por Víctor Hugo en Parísen 1878, promovió un fallida “ley internacional del derecho de autor”con el objetivo de promover un acuerdo internacional que protegiera elderecho de autor de obras artísticas y literarias (Xalabarder, 2005).El primer tratado internacional sobre la materia fue el Convenio deBerna (OMPI, 1971) y se firmó en 1886. Su revisión más reciente esde 1971, aunque se introdujeron algunas modificaciones en 1979. Aligual que los acuerdos bilaterales, se basaba en el principio del“tratamiento nacional” o “trato nacional”, es decir, todos los paísesfirmantes se comprometían a proteger a los nacionales de los otrospaíses como si fueran suyos. Evidentemente, para que no hubieraperjudicados, al haber países que proporcionan una protección fuertefrentes a otros débil, se establecían unos mínimos que todos debíancumplir. Aunque en un principio los países que firmaron este acuerdofueron muy pocos (siete), en la actualidad son 164, de manera quehay tiene miembros de todos los continentes, tamaño y nivel deriqueza.
  12. 12. Imágenes
  13. 13. ConclusiónDefinitivamente, una persona capaz de crear obras merece elreconocimiento por parte del Estado para gozar de ciertos privilegios.Así que cualquiera que sea el tipo de obra a proteger la Ley dederecho de autor le otorgará al creador protección durante toda suvida y a partir de su muerte, cien años adicionales.Los derechos de autor sólo le ofrecen protección a las personasfísicas, por lo que se sobreentiende que la Ley no posibilita que laspersonas morales sean autoras de obras. Esto es, porque sólo losseres humanos somos capaces de la actividad intelectual y de lasactividades de creación. Pensar, componer, crear músicas, libros,obras de teatro sólo actividades exclusivas de las personas físicas.

×