LA CRISIS ECONÓMICA EN ESPAÑA (Una visión muy personal de algunas de las causas que la explican) Nadie con un mínimo de se...
El poder ejecutivo ha de subordinarse a la Ley (I) <ul><li>No debe llamarse  democracia al sistema que  tan sólo  llama ca...
El poder ejecutivo ha de subordinarse a la Ley (II) <ul><li>No es serio acusar de la grave situación por la que atraviesa ...
El poder ejecutivo ha de subordinarse a la Ley (III) <ul><li>Si el Ejecutivo de turno es sorprendido por una situación de ...
El poder ejecutivo ha de subordinarse a la Ley (IV) <ul><li>Depositar una vez cada cuatro años un voto por ciudadano en la...
Propuestas (I) <ul><li>Si la respuesta es positiva,  entonces el Jefe del Ejecutivo obtendrá el respaldo y gozará de la co...
Propuestas (II) <ul><li>Reviste una urgencia capital la  reforma de la Ley Electoral  para evitar un fraude a los electore...
Propuestas (III) <ul><li>Es urgente, a la vista de las líneas precedentes, reformar en profundidad (o formatear y arrancar...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

LA CRISIS ECONÓMICA EN ESPAÑA. Una visión muy personal de alguna de las causas que la explican

696 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Educación
0 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
696
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
8
Acciones
Compartido
0
Descargas
5
Comentarios
0
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

LA CRISIS ECONÓMICA EN ESPAÑA. Una visión muy personal de alguna de las causas que la explican

  1. 1. LA CRISIS ECONÓMICA EN ESPAÑA (Una visión muy personal de algunas de las causas que la explican) Nadie con un mínimo de sentido común puede negar que la actual situación de crisis económica que vive España está estrechamente ligada a factores de índole política y de configuración del actual sistema democrático de derechos y libertades de que goza nuestro país desde la restauración de la Democracia en 1978, con la ratificación por referéndum de nuestra Norma Suprema que rige nuestra convivencia y nuestro Estado de Derecho.
  2. 2. El poder ejecutivo ha de subordinarse a la Ley (I) <ul><li>No debe llamarse democracia al sistema que tan sólo llama cada cuatro años a sus ciudadanos a votar en las urnas por un/a candidato/a a Presidente/a del Gobierno. El vocablo adecuado para referirse a ello bien pudiera ser el de democracia imperfecta. </li></ul><ul><li>Se debe exigir la superación de un riguroso, exhaustivo y completo examen a modo de oposición al candidato elegido por los ciudadanos a Presidente del Gobierno. </li></ul><ul><li>Uno de los pilares o principios que sostiene el edificio jurídico del Estado de Derecho es la formulación de que “todos los ciudadanos somos iguales ante la Ley”. Que sea así efectivamente. Una responsabilidad de tal calibre como la de pilotar un país bien merece la superación de unas rigurosas oposiciones. </li></ul><ul><li>¿Existe la soberanía popular en nuestro país? La Constitución establece en uno de sus primeros artículos que la soberanía nacional reside en el pueblo español. Es ésta una mera declaración de intenciones, dibuja un paisaje idílico que no se da de ningún modo en la actualidad, en mi opinión. </li></ul>
  3. 3. El poder ejecutivo ha de subordinarse a la Ley (II) <ul><li>No es serio acusar de la grave situación por la que atraviesa España a otras naciones. Con una jovencísima historia democrática de tan sólo 30 años de existencia, ha quedado visto, probado y certificado que tenemos al enemigo en nuestra propia casa , esto es, un precario Estado de Derecho que ha generado lo que ha generado: una serie de políticos que finalizan sus mandatos creyéndose absolutamente imprescindibles para gobernar España. Tan sólo existen dos felices excepciones. No se darán pues ni nombres ni apellidos, no es ni pretende ser esta presentación una pseudo-especie de charla política o similar, a pesar de que a más de uno pudiera parecerle así. Se trata de proporcionar algunas causas que nos han conducido a donde estamos, y no existe otro camino –al menos a la opinión de quien ahora escribe- que relacionar aquéllas con el sistema político y constitucional vigente en el Estado español. </li></ul>
  4. 4. El poder ejecutivo ha de subordinarse a la Ley (III) <ul><li>Si el Ejecutivo de turno es sorprendido por una situación de la magnitud como la que ahora estamos viviendo y no puede o tal vez no sabe aplicar medidas coherentes con que dar solución a la misma, habrá entonces que pensar en limitar el poder de uno de los tres del Estado, esto es, el poder del Ejecutivo. ¿Cómo? </li></ul><ul><li>Tal vez una respuesta de elemental higiene democrática sea la de mirar la vista a una nación como Norteamérica donde la duración de los mandatos presidenciales está limitada por imperio de la Ley a un máximo consecutivo de ocho años. </li></ul><ul><li>Es plausible dicha medida y conviene trasladarla a nuestro sistema. Por sí misma….. ¿es suficiente? No. En absoluto. </li></ul>
  5. 5. El poder ejecutivo ha de subordinarse a la Ley (IV) <ul><li>Depositar una vez cada cuatro años un voto por ciudadano en las urnas para decidir sobre asuntos y tareas de la dimensión tan enorme como la que supone la construcción del futuro de un país no parece dar cumplimiento tal y como sería deseable al texto constitucional de que la soberanía nacional reside en el pueblo español. </li></ul><ul><li>Una interesante propuesta que surge del pensamiento del alumno quien en estos momentos redacta esta presentación es la de hacer un parón en la marcha del país y preguntar a sus ciudadanos tal vez en el ecuador del mandato o legislatura de cuatro años a través de referéndum vinculante , esto es importante subrayarlo, dicha figura existe y está prevista en nuestra Ley de leyes sobre qué opinión tiene del Presidente del Gobierno de turno (positiva o negativa), especialmente, sobre su forma de gobernar España. </li></ul>
  6. 6. Propuestas (I) <ul><li>Si la respuesta es positiva, entonces el Jefe del Ejecutivo obtendrá el respaldo y gozará de la confianza de los ciudadanos para finalizar su mandato de cuatro años, con más ilusión si cabe para realizar su gestión hasta agotar la legislatura. </li></ul><ul><li>Si los ciudadanos dan un NO por respuesta, es evidente que se hace necesario obedecer –de ahí la importancia de celebrar un referéndum de carácter vinculante- el veredicto de los españoles manifestado en referéndum (de nuevo, se insiste en la idea) vinculante . A tal fin, entiendo que será menester la inmediata disolución de las Cortes (Congreso y Senado) y posterior convocatoria de elecciones generales. </li></ul><ul><li>No escapa a la inteligencia de nadie que la propuesta no será del interés –al menos hoy por hoy, a juzgar por cómo respiran los partidos políticos en España- de nadie. Sin perjuicio de ello, es urgente pensar en ella o en otras propuestas similares o no tanto. El resultado final ha de ser una Ley emanada del Parlamento (el poder legislativo), donde conste por escrito ésa o parecidas propuestas. </li></ul>
  7. 7. Propuestas (II) <ul><li>Reviste una urgencia capital la reforma de la Ley Electoral para evitar un fraude a los electores, para que nada ni nadie aproveche las lagunas de nuestro actual sistema de convivencia, permitiendo –hemos sido testigos de ello en más de un comicio en el ámbito autonómico, de las Comunidades Autónomas me refiero- que los perdedores unan sus fuerzas y consigan en definitiva (como así ha resultado ser en la realidad) gobernar Autonomías, por la malentendida superioridad que otorga la simple y lamentable aritmética de escaños, llegando hasta el punto de dejar sin efecto el veredicto que los ciudadanos, basten dos ejemplos tan sólo, baleares y canarios han llevado a cabo en las urnas. </li></ul><ul><li>¿Soberanía popular, soberanía del pueblo? No cabe hablar de tal tipo de soberanía. Tal vez mejor del poder o de la soberanía de unos pocos. </li></ul>
  8. 8. Propuestas (III) <ul><li>Es urgente, a la vista de las líneas precedentes, reformar en profundidad (o formatear y arrancar el ordenador desde cero –permítaseme el símil, dado que estamos en una tarea de la asignatura Aprendizaje y Tecnologías de la Información y la Comunicación -) la legislación electoral de nuestro país para que fraudes tan cotidianos como los comentados no se lleven a la práctica bajo ningún concepto o forma de actuación. </li></ul><ul><li>La crisis económica necesita de un gobierno fuerte, de unos servidores públicos, de unas mujeres y unos hombres de Estado –y no tanto de políticos- para resolverla, atenuar sus efectos, atajarla o poner en marcha paquetes de medidas realmente efectivos y eficaces. De ahí que la gestión económica no pueda desvincularse en modo alguno de la gestión política. Es por ello que me reitero en todo lo apuntado aquí. Muchas gracias. </li></ul>

×