Libro el juego com estrategia educativa
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Like this? Share it with your network

Share

Libro el juego com estrategia educativa

on

  • 969 reproducciones

 

Estadísticas

reproducciones

reproducciones totales
969
reproducciones en SlideShare
969
reproducciones incrustadas
0

Actions

Me gusta
0
Descargas
21
Comentarios
0

0 insertados 0

No embeds

Accesibilidad

Categorias

Detalles de carga

Uploaded via as Adobe PDF

Derechos de uso

© Todos los derechos reservados

Report content

Marcada como inapropiada Marcar como inapropiada
Marcar como inapropiada

Seleccione la razón para marcar esta presentación como inapropiada.

Cancelar
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    ¿Está seguro?
    Tu mensaje aparecerá aquí
    Processing...
Publicar comentario
Edite su comentario

Libro el juego com estrategia educativa Document Transcript

  • 1. El juego como estrategia didáctica Claves para la innovación educativaPORDomènec Bañeres, Alan J. Bishop, Mª. Claustre Cardona, Oriol Comas IComa, Escuela Infantil Platero y Yo, Maite Garaigordobil, TeresaHernández, Elena Lobo, María jesús Marrón, Joan Ortí, Biel Pubill, AngeRuiz de Velasco, Mª. Pilar Soler y Tere Vida Editorial Laberinto Educativo Caracas (Venezuela) Primera edición: mayo de 2008 Editorial Graó Barcelona (España) Primera edición: mayo de 2008 Este material es de uso exclusivamente didáctico.
  • 2. índiceIntroducción, F. López Rodríguez | 91. Importancia del juego infantil en el desarrollo humano, M. Caraigordobil | 13 El juego es una necesidad vital y un motor del desarrollo humano | 13 El juego desarrolla el cuerpo y los sentidos | 14 El juego estimula las capacidades del pensamiento y la creatividad | 14 El juego favorece la comunicación y la socialización | 16 El juego es un instrumento de expresión y control emocional | 18 Conclusiones e implicaciones para el contexto escolar y familiar | 18 Referencias bibliográficas | 202. El papel de los juegos en educación matemática, A.J. Bishop | 23 Los juegos en la historia de la cultura | 26 Las matemáticas y la cultura | 27 • Contar | 29 • Localizar | 29 • Medir | 29 • Dibujar | 30 • Jugar | 30 • Explicar | 30 Los juegos y los conceptos matemáticos | 30 Juego, razonamiento matemático y representación social | 31 Juegos y juego en la educación matemática | 32 Referencias bibliográficas | 333. Jugar en la clase de lengua, O. Comas I Coma | 35 Hablemos en serio | 35 • «Homo ludens» | 35 • Los juegos de sociedad, un gran negocio | 37 • Jugar con las palabras | 37 La lengua, ¡qué juego! | 39 • Juego de letras | 39 • Juegos de vocabulario | 41 • Juegos de palabras | 42 • Juegos narrativos | 42 • Juegos ortográficos | 43 Notas | 43 Referencias bibliográficas | 444. El juego como estrategia didáctica para favorecer el aprendizaje de la geografía, M.aJ. Marrón | 47 Juego, aprendizaje y geografía | 47 Los juegos de simulación en didáctica de la geografía | 51 • Ventajas didácticas de los juegos de simulación geográficos | 54 Algunos juegos de simulación para la enseñanza de contenidos geográficos en educación primaria y secundaria obligatoria | 57 Referencias bibliográficas | 61Educación infantil y primaria 2
  • 3. 5. Jugar con la creación simbólica, A. Ruiz de Velasco | 65 El sentido de los símbolos | 65 La simbología del juego presimbólico | 66 Realidad y fantasía en el juego simbólico | 67 Referencias bibliográficas | 686. Cómo vemos a los niños y niñas a través del juego, E. Lobo, Escuela Infantil Platero y Yo | 71 Los bebés | 72 Los medianos de la escuela | 73 Somos los mayores | 77 A modo de epílogo | 777. Los juegos de representación, una herramienta para favorecer el desarrollo del lenguaje, M.aC. Cardona | 79 ¿Qué son los juegos de representación? | 80 Cómo inciden los juegos de representación en el desarrollo del lenguaje | 81 Los juegos de representación en la intervención en el lenguaje | 83 Referencias bibliográficas | 848. Jornadas sobre juegos sensibilizadores para la integración en la escuela de niños con problemas de disminución, M.P. Soler I Gordolis | 85 Metodología | 86 «Hogares Mundet: un lugar para todos» | 87 • Objetivos | 87 • Actividades | 88 • Recursos básicos | 89 • Técnicas de estudio | 89 • Evaluación | 899. Los videojuegos, T. Vida, T. Hernández | 91 Introducción | 91 Los videojuegos | 91 Jugar con videojuegos | 93 El valor educativo de los videojuegos | 95 • Uso de videojuegos en las aulas | 97 Conclusiones | 98 Referencias bibliográficas | 99Educación secundaria10. El juego de tablero de todo el mundo, J. Ortí | 103 Introducción | 103 El juego como herramienta para trabajar la interculturalidad | 104 • El juego de tablero de todo el mundo | 105 • El juego del «aualé» | 106 • El juego del «go» o «wei-ch’i» | 108Referencias bibliográficas | 112 • Direcciones de Internet con referencias al «go» y al «aualé» | 11311. Los juegos de nuestros abuelos. Vehículo para la integración, B.Pubill | 115 Justificación y contextualización de la experiencia | 115 Dinámica y presentación del crédito variable Los juegos de nuestros abuelos | 116 3
  • 4. Las culturas populares, ¿son vehículos para la integración? | 117 Materiales que pueden emplearse | 121 Conclusiones | 121 Notas | 122 Bibliografía | 12212. Adolescentes y juegos de rol, D. Bañeres | 125 Características del juego de rol | 126 Juego de rol: k-1000 | 127 Juego de rol: Lidia | 128Glosario | 131 4
  • 5. 1 Importancia del juego infantil en el desarrollo humano Maite Garaigordobil Universidad del País Vasco El juego es una necesidad vital y un motor del desarrollo humano El juego es una pieza clave en el desarrollo integral del niño ya que guarda conexionessistemáticas con lo que no es juego, es decir, con el desarrollo del ser humano en otros planos comoson la creatividad, la solución de problemas, el aprendizaje de papeles sociales... El juego no es sólouna posibilidad de autoexpresión para los niños, sino también de autodescubrimiento, exploración yexperimentación con sensaciones, movimientos, relaciones, a través de las cuales llegan a conocerse así mismos y a formar conceptos sobre el mundo. Los trabajos que han analizado las contribuciones del juego al desarrollo infantil permitenconcluir que el juego, esa actividad por excelencia de la infancia, es vital e indispensable para eldesarrollo humano. El juego temprano y variado contribuye de un modo muy positivo a todos losaspectos del crecimiento. Estructuralmente el juego está estrechamente vinculado a las cuatro dimensiones básicas deldesarrollo infantil: psicomotor, intelectual, social y afectivo-emocional. El juego desarrolla el cuerpo y los sentidosDesde el punto de vista del progreso psicomotor, el juego potencia el desarrollo del cuerpo y de lossentidos. La fuerza, el control muscular, el equilibrio, la percepción y la confianza en el uso delcuerpo, se sirven para su desenvolvimiento de las actividades lúdicas. Los juegos de movimiento quelos niños y niñas realizan a lo largo de la infancia, juegos de movimiento con su cuerpo, con objetos ycon los compañeros, fomentan el desarrollo de las funciones psicomotrices, es decir, de lacoordinación motriz y la estructuración perceptiva. En estos juegos, los niños: • Descubren sensaciones nuevas. • Coordinan los movimientos de su cuerpo, que se tornan progresivamente más precisos y eficaces (coordinación dinámica global, equilibrio...). • Desarrollan su capacidad perceptiva (percepción viso-espacial, auditiva, rítmico- temporal...). • Estructuran la representación mental del esquema corporal, el esquema de su cuerpo. • Exploran sus posibilidades sensoriales y motoras, y amplían estas capacidades. • Se descubren a sí mismos en el origen de las modificaciones materiales que provocan cuando modelan, construyen... • Van conquistando su cuerpo y el mundo exterior. E1 juego estimula las capacidades del pensamiento y la creatividad 5
  • 6. Desde el punto de vista del desarrollo intelectual, jugando los niños aprenden, porque obtienennuevas experiencias, porque es una oportunidad para cometer aciertos y errores, para aplicar susconocimientos y para solucionar problemas. El juego crea y desarrolla estructuras de pensamiento,origina y favorece la creatividad infantil; es un instrumento de investigación cognoscitiva del entorno.Los estudios que han analizado las conexiones entre el juego y el desarrollo intelectual permiten llegara diversas conclusiones (véase cuadro 1). Los trabajos que han evaluado los efectos de programas dejuego aplicados de forma sistemática han confirmado que los niños que han disfrutado de estasexperiencias de juego han tenido incrementos en la inteligencia, en concreto, mejoras en el coeficienteintelectual, la capacidad de toma de perspectiva, las aptitudes de madurez para el aprendizaje, lacreatividad (verbal, gráfica, motriz...), el lenguaje (aptitudes lingüísticas, diálogo creativo, capacidadde contar historias...) y las matemáticas (soltura en matemáticas, aptitud numérica...). El juego favorece la comunicación y la socialización Desde el punto de vista de la sociabilidad, mediante el juego entra en contacto con sus iguales, loque le ayuda a ir conociendo a las personas que le rodean, a aprender normas de comportamiento yadescubrirse a sí mismo en el marco de estos intercambios. Las relaciones que existen entre el juego yla socialización infantil se podrían resumir en una frase: «el juego llama a la relación y sólo puedellegar a ser juego por la relación». Esta premisa contiene dos ideas. La primera, «el juego llama a la relación», subraya que es un 6
  • 7. importante instrumento de socialización, porque estimula que los niños y niñas busquen a otraspersonas, interactúen con ellas para llevar a cabo diversas actividades y se socialicen en este proceso.Por las investigaciones que han analizado las contribuciones del juego al desarrollo social infantilsabemos que en los juegos de representación, que los niños realizan desde una temprana edad y en losque representan el mundo social que les rodea, descubren la vida social de los adultos y las reglas querigen estas relaciones. Jugando se comunican e interactúan con sus iguales, ampliando su capacidad decomunicación; desarrollan de forma espontánea la capacidad de cooperación (dar y recibir ayuda paracontribuir a un fin común); evolucionan moralmente, ya que aprenden normas de comportamiento; yse conocen a sí mismos, formando su «yo social» a través de las imágenes que reciben de sí mismospor parte de sus compañeros de juego. Se han realizado diversos trabajos que analizan las conexiones entre juego y desarrollo social(véase cuadro 2). Por lo tanto, el juego es un importante instrumento de socialización y comunicación, es uno delos caminos por los cuales los niños y niñas se incorporan orgánicamente a la sociedad a la quepertenecen. Sin embargo, el juego no es sólo un instrumento de socialización con los iguales, ya quees una actividad de inestimable valor en las relaciones entre padres e hijos, un importante instrumentode comunicación e interacción entre los adultos y los niños. Y aquí entroncamos con la segunda partede la premisa inicial, «el juego sólo puede llegar a ser juego por la relación», que subraya la naturalezasocial del juego. En este sentido, algunos investigadores del juego han destacado que los niñosdesarrollan su capacidad lúdica en gran medida gracias a los tempranos juegos que los padres realizancon ellos desde los primeros meses de la vida, juegos en los que la madre juega a ocultarse y aparecer,juegos como los cinco lobitos, juegos en los que una cuchara con puré se convierte en un avión quevuela y se dirige a la boca del niño... Así, muchos estudiosos del tema consideran que el origen del 7
  • 8. juego infantil está en el contacto lúdico del niño con sus padres. De este modo, se resalta la granimportancia que tienen para el desarrollo infantil los juegos entre padres e hijos desde los primerosmeses de la vida. El juego es un instrumento de expresión y control emocional Desde el punto de vista del desarrollo afectivo-emocional, el juego es una actividad que leprocura placer, entretenimiento y alegría de vivir, que le permite expresarse libremente, encauzar susenergías positivamente y descargar sus tensiones. Es refugio frente a las dificultades que el niño seencuentra en la vida, le ayuda a reelaborar su experiencia acomodándola a sus necesidades,constituyendo así un importante factor de equilibrio psíquico y de dominio de sí mismo. Diversos estudios que han analizado las conexiones entre juego y desarrollo afectivo-emocionalconcluyen que el juego es un instrumento de expresión y control emocional que promueve eldesarrollo de la personalidad, el equilibrio afectivo y la salud mental (véase cuadro 3). Los trabajos que han evaluado los efectos de programas de juego en la esfera afectivo-emocionalconfirman que el juego aumenta los sentimientos de autoaceptación, el autoconcepto-autoestima, laempatía, la emocionalidad positiva... Conclusiones e implicaciones para el contexto escolar y familiar Las conclusiones de la investigación sobre el juego han puesto de relieve que las actividadeslúdicas que los niños realizan a lo largo de la infancia les permiten desarrollar su pensamiento,satisfacer necesidades, elaborar experiencias traumáticas, descargar tensiones, explorar y descubrir elgoce de crear, colmar su fantasía, reproducir sus adquisiciones asimilándolas, relacionarse con los 8
  • 9. demás, ensanchar sus horizontes... Por ello, se puede afirmar que estimular la actividad lúdicapositiva, simbólica, constructiva, creativa y cooperativa es sinónimo de potenciar el desarrollo infantil,además de tener una función preventiva y terapéutica. De estas conclusiones se desprenden dos direcciones de actuación. En primer lugar, laimportancia de emplear el juego como una metodología educativa tanto en educación infantil(estructurando el aula en espacios de juego, potenciando variadas experiencias lúdicas dentro y fueradel recinto de la escuela...), como en educación primaria (realizando programas de juego cooperativoy creativo para el desarrollo socio-emocional). Y en segundo lugar, la importancia de utilizar el juegocomo un medio de interacción y comunicación entre padres e hijos, ya que puede ser un privilegiadovehículo de comunicación y relación familiar no sólo con los niños más pequeños, sino también conlos mayores y con los adolescentes. Juegos deportivos (pelota, goma, cuerda, bicicletas...), juegos dehabilidad y reflejos (diábolo, antón pirulero, canicas, tabas, peonza), juegos de representación osimulacro (muñecas, médicos, marionetas, películas, circo...), juegos de mesa (dominó, tres en raya,parchís...), juegos con el lenguaje (veo-veo, adivina las mentiras...), juegos creativos (construcción,dibujo, pintura...), etc., todos ellos tienen cabida en este contexto de interacción familiar. Estimular el juego de los niños es aceptar sus propuestas y también proponerles juegos nuevos.Los profesores y profesoras y los padres pueden recordar los juegos que jugaron en la infancia yenseñarlos a sus alumnos e hijos. Los niños y niñas a su vez enseñarán estos juegos a sus compañerosy, de este modo, el conocimiento implícito en los juegos se transmitirá de generación en generación.Respecto al tipo de juego que se pretende fomentar, la idea general sería proponer juegos variados quepotencien experiencias de distintos tipos: que fomenten el desarrollo del cuerpo, de los sentidos, lainteligencia, la capacidad de comunicación, la expresión de emociones... Proponer juegos que notipifiquen roles sexistas, ya que si jugar con las muñecas enseña a las niñas conductas asociadas con lamaternidad, a los niños les enseñará conductas relacionadas con la paternidad. Potenciar juegoscooperativos, en los que todos participan, juegos que fomenten la comunicación y tengan en su base laidea de aceptarse, cooperar y compartir. Compartir un espacio de libertad y arbitrariedad que es elespacio del juego...Referencias bibliográficasGARAIGORDOBIL, M. (1990): Juego y desarrollo infantil. Madrid. Seco-Olea.— (1993): Juego cooperativo y socialización en el aula. Programa para fomentar el desarrollo socio-afectivo de niños de 6 a 8 años. Madrid. Seco-Olea.— (2003a): Intervención psicológica para desarrollar la personalidad infantil. Juego, conducta prosocial ycreatividad. Madrid. Pirámide.— (20036): Programa Juego 8-10 años. Juegos cooperativos y creativos para grupos de niños de 8 a 10 años.Madrid. Pirámide.— (2004): Programa Juego 10-12 años. Juegos cooperativos y creativos para grupos de niños de 10 a 12 años.Madrid. Pirámide. GUITART, R.M. (1998): Juegos no competitivos. Barcelona. Grao, 1990.— (1999): Jugar y divertirse sin excluir. Barcelona. Grao.ORTEGA, R. (1991): «El juego socio-dramático y el desarrollo de la comprensión y el aprendizaje social». Infancia y Aprendizaje, 55, pp. 103-120.PIAGET, J. (1979): La formación del símbolo en el niño. México. Fondo de cultura económica, 1945.PIAGET, L.; INHELDER, H. (1984): La psicología del niño. Madrid. Morata, 1969.VYGOTSKY, L.S. (1982): «El juego y su función en el desarrollo psíquico del niño». Versión castellana de la conferencia dada por Vygotsky en el Instituto Pedagógico Estatal de Hertzsn en 1933. Leningrado. Cua- dernos de Pedagogía, 85, pp. 39-49.WINNICOTT, D. (1982): Realidad y juego. Barcelona. Gedisa, 1971. 9