Capitulo i.terminado

6.496 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Educación
0 comentarios
2 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
6.496
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
89
Comentarios
0
Recomendaciones
2
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Capitulo i.terminado

  1. 1. -642620-713105<br />“AÑO DE LA CONSOLIDACION ECONOMICA Y SOCIAL EN EL PERU”<br />UNIVERSIDAD PRIVADA ADA A BYRON<br />176657069850<br /> <br />PROYECTO DE INVESTIGACION<br />FACTORES SOCIOECONOMICOS QUE INFLUYEN EN LA DESNUTRICION EN NIÑOS MENORES DE 5 AÑOS EN EL CENTRO DE SALUD DE PUEBLO NUEVO EN EL AÑO 2010<br />Alumna: Chico Avalos Patricia Maribel<br />Docente: Mag. Erlinda Holmos <br />2010<br />FACTORES SOCIOECONOMICOS QUE INFLUYEN EN LA DESNUTRICION EN NIÑOS MENORES DE 5 AÑOS EN EL CENTRO DE SALUD DE PUEBLO NUEVO EN EL AÑO 2010<br />DEDICATORIA<br />Este trabajo está dedicado especialmente a mi hijita ya que ella es la luz que ilumina mi camino en mi desarrollo como estudiante .<br /> <br /> <br />CAPITULO I<br />EL PROBLEMA<br />1.1.- Origen del problema<br />A NIVEL MUNDIAL:<br />La desnutrición en los niños menores de 5 años de edad es un problema de salud pública de gran magnitud a nivel de Latinoamérica registrándose una población de 53 millones de niños con algún grado de desnutrición , situación que caracteriza a los países en vía de desarrollo , entre ellos se encuentra El Salvador que tiene una población de niños menores de 5 años con desnutrición igual al 19%,es importante mencionar que el porcentaje aceptable según las normas de salud es del 2.6% en las áreas rurales de el salvador ,uno de cada 4 niños padece de desnutrición según los datos encontrados en una encuesta nacional de ese país que el 18.9% de los niños menores de 5 años padecen de retardo en el crecimiento o desnutrición crónica en el área rural de país donde el 25.6% de los niños presentan algún grado de desnutrición. Este es un problema que trae consigo consecuencias graves e irreversibles, y que pone en riesgo el desarrollo del país.<br />En lo niños pequeños ocasiona una disminución en el coeficiente intelectual ,problemas de aprendizaje ,disminución de la memoria , escaso desarrollo muscular y baja estatura y los niños están más propensos a contraer enfermedades infectocontagiosas .A medida que el niño crece puede presentar un menor rendimiento escolar e intelectual ,menor desempeño en el trabajo físico y mayor riesgo de padecer enfermedades crónicas en la edad adulta , un niño que ha sufrido desnutrición estará en desventaja frente a las oportunidades que la vida les ofrece .La causa de la desnutrición es multifactorial entre estas la poca disponibilidad de alimentos ,la deficiente educación nutricional y sanitaria ,el difícil acceso a la salud y las deficientes condiciones de saneamiento ambiental crean un circulo vicioso entre la dieta inadecuada y una mayor propensión a contraer enfermedades contagiosas<br />A nivel nacional <br />Unos 490 mil niños menores de dos años padecen desnutrición crónica en Perú, informó el representante en esta nación del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), Andrés Franco. El funcionario apuntó en declaraciones a la prensa que un millón 100 mil pequeños de esa edad sufren de anemia por deficiencias de hierro en su alimentación.<br />Citando el Informe Anual de la Unicef, Franco apuntó que aunque la mortalidad infantil ha descendido en el país, se ubica en 33 por cada mil niños nacidos vivos, una de las más alta del continente sudamericano. Indicó también que el 28% de los nacimientos en Perú no es registrado, con lo cual cada año 21 0 mil niños se quedan sin partida de nacimiento y no serán considerados en los programas gubernamentales de salud y educación.<br />Otros datos de la Unicef sobre la situación de la niñez peruana señalan que 600 mil pequeños de 12 a 17 años no asisten a la escuela, mientras el 20% de los de cinco a siete años no está matriculado en el grado escolar correspondiente a su edad. Precisa que sólo el 33 % de los estudiantes concluye la educación básica con la edad correspondiente, mientras el número de escuelas en las zonas rurales es insuficiente en comparación con la demanda. <br />Datos son el relejo de la violencia creciente en sus hogares<br />Los casos de violencia familiar se incrementaron notoriamente durante el primer semestre del presente año en las ciudades peruanas Lima y Callao, reveló el presidente de la ONG Acción por los Niños, Jaime Jesús Pérez. Indicó que este hecho se evidenció desde enero a julio de 2005 en las Defensorías del Niño y del Adolescente (De munas) que atendieron 25 mil 338 denuncias, casi la misma cifra (26.979) de las recibida s durante los doce meses del año pasado. <br />Sorprendido por la alarmante cifra Jesús Pérez explicó que las denuncias por alimentos ocupan el primer lugar en el cuadro de atenciones con un total de nueve mil 569 casos, siendo los distritos de San Juan de Lurigancho (1700 casos), Ate Vitarte (993), Villa El Salvador (698) y Comas (678) los que presentan mayor número de reclamos por este problema.<br />Dentro del cuadro se encuentran mil 312 casos de violencia en el hogar y de ellos 354 son denuncias por indocumentación, es decir de hijos cuyos padres no cumplieron con su deber de registrarlos y darles sus apellidos. " La violencia familiar no sólo es física, un padre que no brinda ayuda económica, ni alimentación y que le niega el apellido a su hijo, lo está afectando física y emocionalmente" , agregó. <br />Refirió que las Demunas atendieron también 286 casos de maltrato infantil y 36 denuncias respecto a atentados contra la libertad sexual, los mismos que, a diferencia de las demandas relacionadas con la alimentación, tenencia y filiación, son irreconciliables con el agresor.<br />Jesús Pérez sostuvo que en lugar de que los casos de violencia disminuyan, se están incrementando. " Eso tiene un poco de bueno, porque indica que más mujeres deciden no callar sus penas, pero también tiene más de malo porque indica que algo no está bien" .<br />Señal ó que pese a los esfuerzos que hacen las De munas, aún éstas no pueden realizar una atención adecuada a todos los casos. Esto se debe, agregó, a la falta de capacitación de las personas encargadas de las oficinas instaladas en los municipios. En su opinión es necesario n o sólo capacitar a los especialistas, sino también contar con un registro actualizado de casos, acreditar a las defensorías, monitorear su accionar y descentralizar el monitoreo. <br />" Es responsabilidad del Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social (Mimdes), como ente recto, promover políticas preventivas en materia de violencia familiar" dijo. Agregó que el Mimdes autorizó hace un mes la instalación de una mesa de trabajo para proponer soluciones a estas dificultades y siguen esperando.<br />1.2.- Formulación del Problema <br />¿De qué manera influyen los factores socioeconómicos en la desnutrición en niños menores de 5 años en el centro de salud del Pueblo Nuevo en el año 2010?<br />1.3.- Objetivos de la Investigación <br />Objetivo general:<br />Determinar los factores socioeconómicos que influyen en la desnutrición en niños menores de 5 años en el Centro de Salud del Pueblo Nuevo en el año 2010.<br />Objetivos Específico:<br />Identificar adecuadamente los signos de desnutrición en niños menores de 5 años del Centro de Salud del Distrito de Pueblo Nuevo <br />Identificar como influyen los factores sociales y económicos en la desnutrición de niños menores de 5 años en el Centro de Salud del Distrito de Pueblo Nuevo<br />Proponer alternativas nuevas de alimentación para los niños menores de 5 años del Centro de Salud de Pueblo Nuevo.<br />1.4.- JUSTIFICACION E IMPORTANCIA <br />La justificación para la realización de presente proyecto de investigación esta basada en que la desnutrición infantil es un fenómeno derivado de las estructuras sociales, económicas y culturales que involucran a todos los sectores, por otra parte la situación económica afecta la canasta básica familiar y por otra razón la inadecuada utilización que se da a los alimentos, las personas mal nutridas se desarrollan con mucha dificultad ya sea en sus pesos o en su talla.<br />1.5.- Viabilidad de la Investigación y limitaciones<br />La investigación se realiza en el Centro de Salud de Pueblo Nuevo, con todo la ayuda correspondiente, dentro de las posibilidades del personal encargado, además de facilitarnos los datos estadísticos que serán de utilidad para la investigación. No se encuentran limitaciones.<br /> <br /> CAPITULO II <br /> MARCO TEORICO<br />2.1.- Antecedentes del problema<br />Titulo: Factores que influyen en la desnutrición proteico en menores de cinco años en la Parroquia Guanayen del municipio Urdaneta en el periodo enero-diciembre de 2007. <br />Autor: Dr. Julio César Díaz González, Especialista en Medicina General Integral.<br />Dra. Tâmara Rosa Mendoza Torres, Especialista de 1er Grado en Medicina General Integral.<br />Objetivos:<br />General:<br />Determinar los factores que influyen en la desnutrición proteico-energética en menores de 5 años en la Parroquia Guanayen del municipio Urdaneta en el periodo enero-diciembre de 2007. <br />Específicos<br />1. Identificar factores de riesgo tales como: lactancia materna no exclusiva hasta los 4 meses de vida, insuficiente oferta de alimentos, poca variedad de alimentos en la dieta y enfermedades asociadas.<br />2. Determinar la relación que existe entre factores socioeconómicos como: per cápita familiar, y edad y nivel escolar de la madre.<br />Diseño Metodológico<br />Se realizó un estudio descriptivo, observacional, y retrospectivo de casos-control para determinar los factores que influyeron en la desnutrición proteico-energética en menores de 5 años en la Parroquia Guanayen ,del municipio Urdaneta en el periodo comprendido entre enero y diciembre de 2007.<br /> El universo quedó constituido por los niños menores de 5 años de esta Parroquia. La muestra quedó constituida por los 52 niños de menores de 5 años con desnutrición proteico-energética (grupo caso) de esta Parroquia hasta este momento y 52 niños normopesos (grupo control) seleccionados del total de niños normopesos menores de 5 años de la Parroquia Guanayen, a través de un muestreo aleatorio simple. <br />Para ello se realizó una encuesta a cada una de las madres de los niños objeto de estudio teniendo en cuenta variables como: tipo de lactancia materna brindada durante los primeros 4 meses de vida, insuficiente cantidad de los alimentos ofertados, variedad de alimentos en la dieta, padecimiento de otras enfermedades, per cápita familiar, y edad y nivel escolar de la madre.<br />Resultado<br />Los resultados fueron: el 65,3 % de los niños del grupo de casos no recibió lactancia materna exclusiva; solo 3 no recibieron los alimentos en cantidad suficiente; del grupo de casos al 94,2 % se le ofreció una dieta variada, por otra parte de este mismo grupo 23 niños han padecido de enfermedades como diarreas, enfermedades respiratorias, parasitismo intestinal y anemia, representando. El 69,2% de las madres encuestadas tenían baja per cápita familiar; no fue significativo el bajo nivel cultural de las madres ya que de las madres de los niños control solo 2 no habían cursado el 9no grado. En cuanto a la edad materna el 23,1 % de los niños bajo peso eran de madres adolescentes. <br />Conclusiones<br />En relación a los posibles factores estudiados resultan factores de riesgo para la desnutrición proteico-energética la lactancia materna no exclusiva hasta los 4 meses y los antecedentes personales de enfermedad diarreica aguda e infecciones respiratorias agudas. Mientras que cantidad de alimentos y la variedad de estos en la dieta, así como un nivel escolar de la madre superior al 9no grado (Liceo) actuaron como factores protectores.<br />También pudimos determinar que existe una relación perjudicial entre baja per cápita familiar, y edad de la madre menor de 19 años (Adolescente) y la malnutrición proteico-energética. <br />Titulo: Prevalencia de desnutrición infantil y su asociación a<br />enfermedades infecciosas en el Hospital del Niño Jesús<br />Autor: Dr. Ferre Contreras, Miguel E.; Lic. González, Mónica M.;<br />Objetivos:<br />General:<br />Describir el estado nutricional de los niños internados en las salas 1, 2 y 7 del Hospital del Niño Jesús en los meses de abril, mayo y junio del año 2006.<br />Específicos<br />Relacionar las variables estado nutricional y enfermedades infecciosas en la población estudiada.<br />Determinar la prevalencia de desnutrición en dicha población según edad y sexo.<br />Diseño Metodológico<br />Se realizó un estudio descriptivo de corte transversal en el que se estudiaron todos los pacientes internados desde el primero de Abril hasta el 30 de Junio del año 2003, en las salas N° 1 y 2 de Clínica<br />Médica y en la N° 7 de Enfermedades Infecciosas del Hospital del Niño Jesús. Dichas salas son el lugar de destino de los niños internados por desnutrición y por enfermedad infecciosa.<br />Previa autorización del director del hospital y de los jefes de cada sala, se recolectaron los datos de las historias clínicas, diariamente, manteniéndose en total reserva la identidad del paciente. Se elaboróuna planilla para cada paciente en la que se registraron fechas de ingreso y de egreso a la sala, edad, sexo, peso de nacimiento, peso en el momento de la internación, motivo de la internación, enfermedad infecciosa (EI) y día de realización de su diagnóstico. En los niños de hasta 5 años el PT se obtuvo multiplicando la edad en años por 2 y sumando 8 a este producto.<br />Para calcular el estado nutricional de los niños se multiplicó el PT por el peso al momento de la internación por 100 y se dividió este producto en el PT. <br />Resultado<br />Se estudiaron 932 niños. El 59 % (554) de los niños se clasificaron como eutróficos mientras que el 27 % (247)correspondió a los desnutridos G I, el 10 % (93) a los G II y el 4 % (38) a los G III, totalizando un 41 %(378), IC95% = [37 % - 44 %], de niños desnutridos.<br />Se observó un porcentaje mayor de pacientes desexo masculino (53 %) en relación a los de sexofemenino (47 %). <br />En los grupos etáreos hubo un 49 % (458) de lactantes menores, un 27% (246) de lactantes mayores, un 6 % (58) de preescolares y un 18 %<br />(170) de escolares. <br />En cuanto a las enfermedades infecciosas , la infección respiratoria aguda baja (IRAB) tuvo una frecuencia del 65 % (469), seguida por otras <br />(enteroparasitosis, hepatitis, conjuntivitis, , meningitis, catarro de vías aéreas superiores, varicela, laringitis, dermatitis candidiásica, erisipela, herpes, pediculosis, síndrome general infeccioso) con el 26% (188) y la otitis media aguda (OMA) con el 22 % (159);diarrea aguda 10 % (70), infección urinaria (IU) 6 %(46). <br />No se encontró evidencia suficiente para afirmar que las variables estado nutricional y enfermedad infecciosa están significativamente relacionadas <br />El 34 % (168) de los pacientes de sexo masculino presentó desnutrición, mientras que la misma se observó en el 48 % (210) de los de sexo femenino, siendo estas proporciones significativamente diferentes<br />A mayor edad la proporción de desnutridos fue significativamente superior (Test ÷2 con tendencia lineal, p < 0,0001). <br />Titulo: Prevalencia de desnutrición en menores de cinco años en las zonas con alto y muy alto grado de marginación de la delegación Iztapalapa, Ciudad de México<br />Autor: Dra. M. Elena Palafox , Dr. César López Díaz , Dirección de Asistencia Alimentaria. Sistema para el desarrollo integral de la familia del Distrito Federal (DIF-DF)<br />Objetivos:<br />General:<br />Determinar la prevalencia de desnutrición en los menores de cinco años que habitan en las zonas con alto y muy alto grado de marginación de la<br />delegación Iztapalapa, Ciudad de México.<br />Diseño Metodológico<br />Se realizó un estudio de cohorte transversal que incluye a 24.373 menores de 5 años pertenecientes a las zonas con alto y muy alto grado de marginación en Iztapalapa, se les tomaron medidas de peso y longitud o talla. <br />Para cada uno de los índices antropométricos (peso/ edad, peso/talla y talla/edad) se calculó la desviación en puntuación Z de cada observación de la mediana de la población de referencia (NCHS). Se presentan medias y desviaciones estándar de las mediciones realizadas, así<br />como la prevalencia de bajo peso para la edad, desmedro y emaciación, estratificadas por edad y sexo.<br />Resultados<br />La prevalencia de bajo peso que presentaron los menores evaluados fue 4,98%, la prevalencia de desmedro 6,35% y emaciación 0,19%. Los niños de 12 a 23 meses presentaron mayor prevalencia de bajo peso<br />y desmedro que los otros grupos de edad; en cuanto a la emaciación, los grupos de 12 a 23 y de 24 a 35 meses<br />fueron los de mayor prevalencia. Las niñas presentaron mejor estado de nutrición que los niños de su misma edad (p<0,05).<br />Conclusiones<br /> El grupo de edad más afectado por la desnutrición corresponde a los niños de 12 a 23 meses de edad, mostrando mayor incidencia los hombres que las mujeres.<br /> Esta información es útil para la planeación de programas de intervención nutricional dirigidas a este grupo de niños o grupos de menores de cinco años con condiciones socioeconómicas similares<br />Titulo: Efecto del nivel socioeconómico sobre algunos indicadores de salud y nutrición en la niñez, Perú 2003 - 2004<br />Autor: Henry Trujillo Aspilcueta, Rosa Salvatierra Ruiz<br />Centro Nacional de Alimentación y Nutrición, Instituto Nacional de Salud<br />Objetivos:<br />General:<br />Explorar la importancia, en el aspecto micro y macroeconómico, del efecto del nivel socioeconómico (NSE) de las familias en algunos indicadores de la salud y la nutrición de la niñez<br />Específicos<br />Identificar alternativas de política social que permitan romper el círculo vicioso pobreza – desnutrición crónica (DC). <br />Identificar los factores que permitan explicar el “equilibrio a un nivel alto” de prevalencia de la DC, a fin de acelerar los cambios, en esta, que han respondido a las variaciones en la economía y en la pobreza extrema a nivel regional.<br />Diseño Metodológico<br />El estudio utiliza dos tipos de información para lograr sus objetivos.<br />Por un lado, información agregada a nivel internacional, nacional y<br />Regional sobre indicadores de crecimiento económico, pobreza y<br />Nutrición.<br />La encuesta MONIN 2004 proporciona datos antropométricos en<br />niños menores de cinco años y mujeres en edad fértil. Para obtener<br />estos datos se utilizó la técnica de medición del peso y la talla, la cual<br />fue estandarizada entre el personal que iba a estar a cargo de realizar<br />dichas mediciones cumpliendo para ello con lo propuesto en el Módulo<br />de medidas antropométricas, registro y estandarización1 elaborado<br />por el Centro Nacional de Alimentación y Nutrición<br />Para la obtención del peso se utilizó una balanza electrónica<br />digital de 100 gramos de precisión y 150 kg de capacidad; del mismo<br />modo, para realizar la medición de talla se empleó un tallímetro portátil<br />de madera, el cual fue diseñado siguiendo ciertas pautas técnicas dada<br />la precisión del dato.<br />Conclusiones<br />El crecimiento económico sostenido es una condición necesaria pero no suficiente para acabar con la pobreza y el hambre, requiere estar acompañado por otros instrumentos que contribuyan a acelerar la reducción de la pobreza extrema y la desnutrición crónica.<br />La lucha por acabar con la desnutrición crónica pasa en primer lugar por acabar con la pobreza extrema. Esto significa que la familia tiene que tener garantizado una alimentación regular sostenida, en este caso el crecimiento económico puede generar oportunidades que contribuyen a la reducción de pobreza extrema.<br />Titulo: Efectividad del programa educativo “niño sano y bien nutrido” para mejorar los conocimientos, actitudes y prácticas en seguridad nutricional aplicado a madres con niños menores de 1 año del centro de salud Moyopampa, Chosica-Lima<br />Autor: Lic. Rut Ester Mamani Limachi<br />Objetivos:<br />General:<br />Determinar la efectividad del Programa Educativo “Niño sano y bien nutrido” respecto a conocimientos, actitudes y prácticas en seguridad nutricional aplicado a madres con niños menores de 1 año en el Centro de Salud Moyopampa, Chosica-Lima, 2008.<br />Diseño Metodológico<br />El diseño empleado fue de carácter cuasi-experimental con dos grupos: Grupo experimental (n: 22, quienes recibieron la intervención llevando a la modificación de conocimientos, actitudes y prácticas de las madres sobre seguridad nutricional) y el Grupo Control (n: 22, sin intervención). A ambos grupos se les aplicó el pretest simultáneamente, ya que las condiciones ambientales y demás factores como (nivel educativo de madres con niños menores de 1 año) fueron equivalentes en los grupos. De esa misma forma se aplicó los postes al finalizar el programa. Asimismo, se aplicó la guía de observación al grupo experimental al inicio y final del programa educativo.<br />La muestra estuvo conformada por 44 madres dividida en dos grupos: grupo control y grupo experimental, para ambos el criterio de inclusión fue madres con niños menores de 1 año, que asistan al programa<br />CRED y madres que residan permanentemente en la jurisdicción del Centro de Salud Moyo pampa, y el criterio de exclusión fue madres que no deseen participar voluntariamente, con niños mayores de 1 año y que no tengan residencia permanente. La primera parte considera: edad de la madre, grado de instrucción de la madre y edad del niño. La segunda<br />parte estuvo compuesta por 20 ítems, que consideró<br />a) Conocimientos sobre: lactancia materna exclusiva, beneficios de la lactancia materna exclusiva en el bebé, la madre, familia y sociedad, conocimiento sobre la posición correcta de la madre y el niño para una mejor lactancia materna exclusiva; <br />b) Actitudes de las madres respecto a una lactancia materna exclusiva<br />y alimentación complementaria<br /> c) Prácticas de las madres respecto a la seguridad nutricional.<br />Resultados<br />El grupo experimental logró incrementar el nivel de conocimiento de un promedio de 7.1 a 16.4, en comparación al grupo control que tuvo un promedio de 7.2 a 7.6 (P< 0.05). En cuanto al nivel de actitud el grupo experimental presentó un promedio de 4.9 a 8.3, respectivamente el grupo control de 5.8 disminuyendo a 0.7, (P< 0.05), las prácticas sobre seguridad nutricional del grupo experimental muestran un promedio de 4.6 a 14.0, mientras que el grupo control tiene un promedio de 4.6 a 6.0.<br />Titulo: Desnutrición en Preescolares de Familias Migrantes en Santiago De Chile .<br />Autor: Dra. Georgina Máyela Núñez-Rocha, M.S.P y colaboradores<br />Objetivos:<br />General:<br />Comparar la prevalencia de desnutrición entre preescolares migrantes y no migrantes<br />Diseño Metodológico<br />Se seleccionaron al azar 160 infantes de 1-6 años de edad, de parvularios de muy alta marginación. Se excluyeron aquellos con malformaciones congénitas o bajo alguna intervención nutricional. La migración se definió como el desplazamiento geográfico <6 años, y la desnutrición, a partir de los indicadores peso / talla y talla / edad recomendados por la Organización Mundial de la Salud. <br />Resultados<br />El 59.4% de los niños provenía de familias cuyo jefe tenía una ocupación no calificada; 27.5% de los mismos contaba con primaria incompleta, y 52.8% refirió migración. La prevalencia de desnutrición fue de 51.3% en migrantes y de 28.8% en no migrantes (RP= 2.6, IC95%= 1.2,5.2, p= 0.006)<br />Los infantes migrantes presentaron una media de puntaje Z de -2.4±.40, mientras que en los no migrantes fue de -2.3±.33, según el indicador talla / edad.<br />Conclusiones<br />La desnutrición crónica en este grupo de riesgo justifica la prioridad de implantar estrategias de intervención alimentaría. Se recomienda considerar la migración en la planeación en salud<br />2.2.- BASE TEORICA<br />Nutrición<br />Conjunto de procesos biológicos, mediante los cuales determinadas formas de materia y de energía del medio externo son captadas, transformadas y utilizadas por el organismo viviente a través de una incesante actividad, en virtud de la cual el organismo puede crecer, mantenerse, reproducirse y reponer las perdidas materiales y energéticas ligadas al desarrollo de sus diversas actividades funcionales.<br />Desnutrición<br />Significa que el cuerpo de una persona no está obteniendo los nutrientes suficientes. Esta condición puede resultar del consumo de una dieta inadecuada o mal balanceada, por trastornos digestivos, problemas de absorción u otras condiciones médicas <br />La desnutrición es la enfermedad provocada por el insuficiente aporte de combustibles (hidratos de carbono - grasas) y proteínas. Según la UNICEF, la desnutrición es la principal causa de muerte de lactantes y niños pequeños en países en desarrollo. <br />Sus causas se deben en general a deficientes recursos económicos o a enfermedades que comprometen el buen estado nutricional. Según el manual internacional de clasificación de enfermedades es una complicación médica posible pero que puede prevenirse y que tiene impacto muy importante sobre el resultado de los tratamientos. <br />Hoy en día la desnutrición es aceptada como un factor común en la práctica clínica que tiene como consecuencias un aumento en el tiempo de estancia hospitalaria, morbilidad y mortalidad en los pacientes hospitalizados, debido al alto riesgo de complicaciones como infecciones, flebitis, embolismo pulmonar, falla respiratoria, baja cicatrización de heridas y fístula que estos sufren. Como consecuencia, la estancia hospitalaria y los costos de la terapia se incrementan significativamente. <br />El estado nutricional en condiciones normales es la resultante del balance entre lo consumido y lo requerido, lo cual está determinado por la calidad y cantidad de nutrientes de la dieta y por su utilización completa en el organismo. En los últimos años se le había restado importancia a la valoración nutricional de los pacientes, ya que los parámetros hasta ahora desarrollados no han sido son aprobados debido a que en algunos casos se ven afectados por la respuesta a la enfermedad per se, además de representar una relación costo-beneficio importante para el paciente. Pero ahora debido al impacto que tiene la nutrición en la evolución clínica, se ha acrecentado el interés por encontrar un marcador preciso de mal nutrición. <br />La valoración nutricional debe formar parte integral de toda evaluación clínica con el fin de identificar pacientes que requieren un soporte nutricional agresivo y temprano con el fin de disminuir los riesgos de morbimortalidad secundarios a la desnutrición preexistente en los pacientes hospitalizados. <br />Causas<br />Dentro de las posibles causas de la desnutrición infantil tenemos:<br />Disminución de la ingesta dietética.<br />La desnutrición se puede presentar debido a la carencia de una sola vitamina en la dieta o debido a que la persona no está recibiendo suficiente alimento<br />Mala absorción.<br />La desnutrición también puede ocurrir cuando se consumen los nutrientes adecuadamente en la dieta, pero uno o más de estos nutrientes no es/son digerido(s) o absorbido(s) apropiadamente.<br />Aumento de los requerimientos, como ocurre por ejemplo en los lactantes prematuros, en infecciones, traumatismo importante o cirugía.<br />Psicológica; por ejemplo, depresión o anorexia nerviosa.<br />La desnutrición puede ser lo suficientemente leve como para no presentar síntomas o tan grave que el daño ocasionado sea irreversible, a pesar de que se pueda mantener a la persona con vida. <br />Diagnostico<br />Se realiza a través de la evaluación nutricional usando los siguientes procedimientos:<br />Examen físico y antropometría<br />Historia Clínica<br />Historia dietética<br />Análisis de laboratorio<br />Clasificación clínica<br />Se manifiesta en 3 enfermedades:<br />Marasmo:<br /> Déficit de proteínas y energía<br />Malnutrición energética proteica severa acompañada de emaciación (flaqueza exagerada). Su peso puede reducirse menos 80% del peso normal/talla. Incidencia < 1 año.<br />Características del Marasmo:<br /> Apariencia muy delgada, emaciada<br /> Debilitamiento muscular evidente y pérdida de grasa corporal<br /> Habitualmente se manifiesta en menores de 18 meses de edad<br />Piel arrugada, caída del cabello, apatía <br />Sin edemas<br />Complicaciones<br />Infecciones<br />Deshidratación<br />Trastornos circulatorios letales y provocan alta mortalidad<br />Tratamiento<br />Preventivo, el objetivo es revertirlo progresivamente. <br />Apoyo nutricional, la replicación agresiva puede provocar desbalances metabólicos.<br />El tratamiento debe ser establecido poco a poco para lograr la readaptación de las funciones metabólicas e intestinales.<br />Alimentación debe ser vía oral. <br />Kwashiorkor: <br />Sólo falta de proteínas, aporte energético adecuado<br />Desnutrición por consumo inadecuado de proteínas y mayor ingesta de energía (calorías totales). <br />Características del Kwashiorkor:<br />Edema: " esconde" la importante emaciación de los tejidos subyacentes<br />Habitualmente se da entre los 2-4 años de edad<br />Descamación de la piel<br />Despigmentación del cabello<br />Abdomen distendido<br />Apatía<br />Consecuencias:<br />Nunca se alcanza el crecimiento ideal.<br />Discapacidades mentales y físicas permanentes.<br />Disminuye de forma permanente el Coeficiente Intelectual. <br />Tratamiento:<br />Varía según la gravedad de la afección. Shock requiere tratamiento inmediato para restaurar el volumen de sangre.<br />Primero administrar calorías (carbohidratos, azúcares simples y grasas). <br />Proteínas <br />Suplementos de vitaminas y minerales.<br />Desnutridos desarrollan intolerancia a la lactosa y hay que suplementos con la enzima lactasa.<br />Kwashiorkor marás mico: mixta<br />Este tipo de desnutrición engloba los dos tipos antes mencionados , se da generalmente por carencia global, calórica proteica (desnutrición por hambre). <br />Es una desnutrición de 3er. grado con características clínicas de los dos tipos de desnutrición. <br />Es la prevalente en nuestro medio. Hay signos de marasmo y de emaciación, con hipoalbuminemia y, además, en caso de dificultad para establecer la forma clínica de la DPC de 3er. grado utilizar la tabla de Mc. Laven o criterio simplificado por Marcondes<br />Signos y exámenes   <br />Los exámenes dependen del trastorno específico y en la mayoría de las intervenciones se incluye una evaluación nutricional y un análisis de sangre.<br /> Tratamiento    <br />Generalmente, el tratamiento consiste en la reposición de los nutrientes que faltan, tratar los síntomas en la medida de lo necesario y cualquier condición médica subyacente.<br />Expectativas (pronóstico)   <br />El pronóstico depende de la causa de la desnutrición. La mayoría de las deficiencias nutricionales se pueden corregir; sin embargo, si la causa es una condición médica, hay que tratar dicha condición con el fin de contrarrestar la deficiencia nutricional.<br /> Complicaciones   <br />Si la desnutrición no se trata, puede ocasionar discapacidad mental y física, enfermedades y posiblemente la muerte.<br />Situaciones que requieren asistencia médica   <br />Se recomienda discutir con el médico el riesgo de presentar desnutrición. Sin embargo, se debe buscar tratamiento si se experimenta cualquier cambio importante en el funcionamiento corporal. Los síntomas son, entre otros: desmayos, ausencia de la menstruación, deficiencia de crecimiento en los niños, caída rápida del cabello.<br />Prevención   <br />Ingerir una dieta bien balanceada y de buena calidad ayuda a prevenir la mayoría de la formas de desnutrición.<br />Alimentación Balanceada<br />La clave de una nutrición adecuada no es comer mucho sino, combinar adecuadamente los alimentos asegurándonos de que contengan la cantidad suficiente de nutrientes para el desarrollo físico y mental del individuo<br />Lácteos: <br />leche entera. Si se toma con infusiones, prepararla en la misma leche. También yogures enteros saborizados, con frutas o con cereales.<br />Quesos: <br />se preferirán untables con crema, cremosos, semiduros y duros. Preferentemente no deben ser sometidos a calentamiento. <br />Huevo: <br />puede consumirse una unidad diariamente. La clara se puede consumir con mayor frecuencia. Es preferible comerlo formando parte de preparaciones y no solo.<br />Carnes:<br /> preferentemente blancas, de ave, sin piel ni grasa, o de pescado. También vacuna. Pueden prepararse azadas, al horno o a la cacerola.<br />Hortalizas: <br />todas pueden consumirse sin inconvenientes, prefiriendo siempre el consumo cocido. En preparaciones como tortillas, budines y tartas.<br />Frutas: <br />al igual que las hortalizas, todas pueden consumirse. Preferentemente cocidas y picadas, en compotas, asadas y en purés.<br />Cereales y derivados: <br />se aconseja consumir una porción diaria. Se seleccionarán aquellos de laminado fino, como espaguetis y cabello de ángel; también harinas de sémola y maíz, arroz blanco y pastas rellenas. Todas las pastas deben estar muy bien cocidas. Son también indicados postres a base de cereales y leche. <br />Pan: <br />lacteado, francés, vainillas y bizcochos.<br />Azúcares y dulces: mermeladas de frutas, dulces compactos de membrillo y miel. Azúcar blanca o negra, para endulzar preparaciones.<br />Cuerpos grasos:<br /> aceites de maíz, girasol, canola y oliva. No deben ser sometidos a calentamiento. También crema para enriquecer preparaciones y manteca. <br />Bebidas: <br />sin gas. Agua, jugos y bebidas a base de hierbas..<br />CAPITULO III<br />HIPOTESIS Y VARIABLES<br />3.1.- HIPOTESIS<br />Los factores socioeconómicos que influyen en la desnutrición de niños menores de 5 años son básicamente la pobreza, desconocimiento de la alimentación balanceada, <br />3.2.- VARIABLES<br />Tenemos las siguientes variables:<br />Factores socioeconómicos<br />Desnutrición<br />VARIABLEDEFINICION CONCEPTUALDIMENSIONESINDICADORESFactores socioeconomicosSe refiere a elementos propios de la sociedad y de la economía.PobrezaDesconocimiento de la alimentación balanceadaSueldo por debajo del mínimo vital.HacinamientoFalta de recursos básicosAlimentación inadecuada (chatarra).Sobrealimentación.Poca utilización delos recursos propios de la zona<br />VARIABLEDEFINICION CONCEPTUALDIMENSIONESINDICADORESDesnutriciónSignifica que el cuerpo de una persona no está obteniendo los nutrientes suficientes. Esta condición puede resultar del consumo de una dieta inadecuada o mal balanceada, por trastornos digestivos, problemas de absorción u otras condiciones médicas MarasmoKwashorkiorApariencia muy delgada, emaciadaDebilitamiento muscular evidente y pérdida de grasa corporalHabitualmente se manifiesta en menores de 18 meses de edadPiel arrugada, caída del cabello, apatía Sin edemasEdema: " esconde" la importante emaciación de los tejidos subyacentesHabitualmente se da entre los 2-4 años de edadDescamación de la pielDespigmentación del cabelloAbdomen distendidoApatía<br />CAPITULO IV<br />METODOLOGIA<br />4.1.- Tipo de Estudio<br />En el presente estudio se ha utilizado el método descriptivo, ya que intenta describir e interpretar sistemáticamente un conjunto de hechos relacionados con otros fenómenos , que se dan en los niños investigados. <br />4.2.- Descripción del área de estudio<br />El estudio fue realizado en el Centro de Salud de Pueblo Nuevo , que se encuentra ubicado en el mencionado distrito de la Provincia de Chincha Alta.<br />4.3.- Diseño muestral<br />Población o Universo<br />La población elegida consta de 90 niños menores de 5 años que son atendidos en el Centro de Salud de Pueblo Nuevo.<br />Muestra<br />La muestra consta de 30 niños seleccionados al azar del listado de atención del mencionado Centro de Salud.<br />Criterios de inclusión y exclusión<br />Dentro de los criterios de inclusión consideramos a los niños menores de 5 años, de ambos sexos, que son atendidos en el Centro de Salud de Pueblo Nuevo<br />Como criterios de exclusión consideramos a los niños mayores de 5 años, que no sean atendidos en el Centro de Salud de Pueblo Nuevo<br />ANEXOS<br />901065-3810<br />1305560378460<br />7296152567305<br />

×