678775-649354Universidad Nacional Autónoma de México                                            5⁰ semestre   Grupo: 1004F...
IDENTIDAD Y FORMACIÓN UNIVERSITARIA EN LA FES-ACATLÁN.
IDENTIDAD Y FORMACIÓN UNIVERSITARIA EN LA FES-ACATLÁN.
IDENTIDAD Y FORMACIÓN UNIVERSITARIA EN LA FES-ACATLÁN.
IDENTIDAD Y FORMACIÓN UNIVERSITARIA EN LA FES-ACATLÁN.
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

IDENTIDAD Y FORMACIÓN UNIVERSITARIA EN LA FES-ACATLÁN.

1.104 visualizaciones

Publicado el

Problematización de la realidad universitaria que se vive en la FES-ACATLÁN a través del investigador-observador con el fin de dar un giro endémico dentro del choque de culturas tanto burguesas como de masas.

Publicado en: Educación
0 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.104
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
6
Acciones
Compartido
0
Descargas
9
Comentarios
0
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

IDENTIDAD Y FORMACIÓN UNIVERSITARIA EN LA FES-ACATLÁN.

  1. 1. 678775-649354Universidad Nacional Autónoma de México 5⁰ semestre Grupo: 1004Facultad de Estudios Superiores AcatlánLicenciatura en Pedagogía.Asignatura: Investigación Educativa.Alumno: Tecocuatzi Altamirano David.Título del trabajo: IDENTIDAD Y FORMACIÓN UNIVERSITARIA ACATLÉNSE.Fecha de entrega: Noviembre, 2010. 00Universidad Nacional Autónoma de México 5⁰ semestre Grupo: 1004Facultad de Estudios Superiores AcatlánLicenciatura en Pedagogía.Asignatura: Investigación Educativa.Alumno: Tecocuatzi Altamirano David.Título del trabajo: IDENTIDAD Y FORMACIÓN UNIVERSITARIA ACATLÉNSE.Fecha de entrega: Noviembre, 2010. <br />PROBLEMATIZACIÓN.<br />Vivir la universidad implica observarla, estudiarla, experimentarla, aprender del entorno, cuestionarlo todo: lo establecido, lo inexplorado… si es que se quiere tener alguna certeza personal de nuestro ciclo de vida ya sea de dónde venimos y para donde vamos, ya que este periodo universitario en zona acatlénse nos impulsa a inquietar al espíritu ya sea por la existencia de alguna tendencia ideológica de moda o alguna corriente extraña de convivencia que nos excluya o simplemente proponiendo una mejor actitud ante vida.<br />Adentrándonos en la psicología de Erick Erickson proponemos estudiar las verticalidades del sujeto, esto es su “identidad o identidades”, su desarrollo en la horizontalidad buscando sustentar la autonomía de los sujetos en el origen genético, autóctono, a su vez sustentado en un pensamiento mestizo autónomo para el caso mexicano.<br />Se pretende una operatividad identificable con los estudiantes junto a los profesores, administrativos, etc. ya que una movilidad intelectual que comunique a las generaciones a través de las políticas básicas como la libertad de expresión basada en el entendimiento y el bien común, parece haber desaparecido, desactivada directamente por la ingenuidad y falsa participación en la vida académica por medio de la represión simbólica y el trabajo mal pagado por parte de los empresarios, causa de origen para el desinterés general por falta de cohesión en la construcción compartida de una identidad colectiva, esto con el fin de reconstituir subjetividades emergentes en contra de la hostilidad urbana de la apresurada vida cotidiana. <br />Esto demuestra la constitución de una dimensión de tipo cultural y apolítica, determinada sobre las experiencias de vida de las personas, tipificada por el lenguaje y la casta social (incluso la historia y la determinación geográfica de los pueblos) que son factores importantes en la gestación de una identidad (Dahrendorf, 1959) pero evidentemente no son los únicos factores para que todos se desarrollen plenamente en esta vida ya que hay muchos caminos por recorrer en el cuidado de sí y el de los demás (Foucault, 1979). <br />Pensar en los propios pensamientos (inner most privacy), desenmascarando a las creencias que alimentan mis propias mentiras, ya que no me identifico conmigo mismo: solo, por tal motivo las conductas que se observan dentro de nuestro contexto universitario, ya sean intelectuales, desinteresadas u despersonalizadas, que en el poder del discernimiento nos desvela la sobre valoración de acciones y sus consecuentes efectos que constituyen la toma de conciencia del Yo junto a los otros (que problematizan igualmente las relaciones sociales) en el proceso de complejizar la auto-imagen-socio-personal que sencillamente ignoramos, excluimos, aminorando aquellas conductas y personas que se inmiscuyen dentro de la trama social universitaria, por tal motivo propongo y formulo el binomio sintético de la “identidad”: por una parte desarrollaremos la idea de subjetividad o identidad negativa versus su opuesto, la formación de identidad o subjetividad positiva, dialéctica que según se maneje y entienda potencializa a una, subsume o auto-regula a la otra, según el contexto de la mediación consciente de su uso psicosocial, mirada más reflexivamente en la formación de auto-retratos que percibimos de nosotros mismos que es sin duda el primer gran paso para adentrarse al mundo social, por tal motivo me pregunto: ¿Cómo debo de cuidar y responsabilizarme de mí mismo para luego socializarme, manejando mi conducta y mis actitudes para los demás para mostrarme y manifestarme como el sujeto complejo que soy (edad, sexo, experiencias, interacción e introspección, Erick Erickson.)? ¿Qué busca en sí misma la subjetividad para participar de forma más coherente con el pasado el presente y el futuro esto es la ubicación espacio-temporal del sujeto?; Recordemos una famosa cita de Paulo Freire: “Nadie educa a nadie, todos se educan entre sí mismos mediados por el contexto sociocultural; ya que aquellos para quienes el presente lo constituyen las cosas presentes, no conocen nada del tiempo en que viven, nos complementa Oscar Wilde.<br />Oscilar sobre las propuestas que pretenden aproximarse a la conformación de identidades a través de las ideologías históricamente formadas y arrojadas en el tiempo para la postre ser interpretadas, difundidas y amalgamadas en estratagemas políticas, discursos que pretendan combatir el actual déficit pedagógico que sufre la sociedad mexicana actual en la apropiación del propio sujeto en sus roles, costumbres, creencias, comunicaciones aceptando de facto la subjetivación del orden establecido, que pretende dar prestigio no a los sujetos sino al propio gobierno tanto de las instituciones públicas como privadas (divergente a la cósmosis: “orden del caos propuesto por Deleuze”) fracturando y descomponiendo a las agrupaciones de intelectuales de todo rango resintiéndolo nosotros en la conformación de la identidad universitaria que debe de nacer con los estudiantes estableciendo la propia identificación inter-universitaria e institucional que refleje la realidad del trabajo académico socializando los conocimientos , las actitudes, sin miedo al rechazo ya que las realidades al ser atomizadas, individualizadas, reducen la conciencia de los sujetos (Lavrov Mirtov) limitándose al lenguaje especializado como conductual “no verbal” por parte de los doctos alienando la cultura al cierre del universo socio-político y al hombre en un plano unidimensional (Herbert Marcuse), oponiendo a la crisis, la duda de lo que realmente sabemos y queremos creer tomando como verdades las preguntas que todo penetran, así reflexiono : ¿Qué es lo que nos hace auténticamente identificables como universitarios a partir de las actividades socio-culturales, políticas donde participan directamente tanto civiles como instituciones públicas y privadas, partiendo de las raíces históricas de la identidad nacional configuradas en la concepción antropológica del concepto de mexicano ya sea indígena, mestizo, criollo, aplicado a las teorías pedagógicas modernas que manejan los Estados Nacionales occidentales dentro de la educación universitaria?.<br />Apelando al ejercicio inteligente que nace, hace y des-hace en los sujetos el uso del insight social (Bertrand Lonergan) giro endémico, vuelco hacía uno mismo en su colectividad, proceso de “despertar colectivo” que es lo que en el coloquio de inter-subjetividades e inter-subjetivaciones hace para des-hacer en el sujeto los significados manipulados, enajenados por tanto mal usados por los sujeto y estos a su vez despersonalizan a los hombres decodificando la auto-estima en baja, la comunicación indiscernible, la convivencia prejuiciada y estereotipada ya que de manera alterada nos entrelaza hacia un pensamiento simbólico mediático por la cultura nacional, aprehendida para la interacción psicosocial de masas estancada en el impasse moderno dominado por el paradigma burgués de la economía, que genera: pobreza, discriminación, injusticia, drogadicción, prostitución, amoralidad, conformismo-comodidad, publicidad, mercadotecnia, la irracionalidad económica-política, a-politización de los sujetos que revientan contra la gente misma en una catarsis colectiva que repercute en la educación directamente, deformando las relaciones sociales como ya se comentaba, devolviéndole a la sociedad la falta de identidad que suele ser el resultado más notorio que sufre la noción de similitud de clase social, haciendo de unos más iguales a otros pero de otros más desiguales entre sí (George Orwell).<br />Todo esto como chivo expiatorio del deterioro de la comunicación de masas por la desinformación o híper-información que recibimos por parte de los mass-media, la promoción exagerada del individualismo, las competencias, el consumismo desacelerado, la legalidad de la corrupción manifiesta en las actividades profesionales, socio-club-culturales-elitistas, como consecuencia de la irrupción del proceso de cohesión e identidad social, enalteciendo más la figura del exitoso empresario emprendedor en el actual capitalismo crudo que embelese al sujeto sujetándolo a la producción industrial avanzado convirtiéndolo en objeto (sujeto disfuncional-intelectual) en detrimento de sus escasas relaciones comunicacionales, políticas e íntimas dentro de sus núcleos sociales: familia, la comunidad, grupos de amigos que hacen de este un fetiche del imperialismo y concupiscencia amoral, en este sin sentido históricamente vivido por las independencia nacional mexicana, el español como la lengua vernácula oficial, el espíritu de las leyes constituidas, el bien común, valores humanísticos y mil razones extintas por la puesta en marcha de las des-igualdades clasicistas promotores de la discriminación, la des-humanización en contraste a la vez de la deliberada participación, inclusiva, desinteresada de los actos humanos de los hombre y las mujeres conjunta y acordada en el cooperativismo, no separados y enajenadas cómo funcionan actualmente las relaciones de género… malinterpretando la inclusión por un solipsismo fantasma de los sujetos indeseables: las masas como sujetos sociales. <br />“Es menester de cada uno de nosotros el reconstituir la sinapsis social que nos envuelve, haciendo de la sociedad una fuerza inteligente,” cuidando el conocimiento de causa esto es la subjetividad positiva o formación de identidad, generativo-sumativo-propositiva que subjetiviza el quehacer sobre cualquier objeto de estudio hasta corroborar la falsa identidad o subjetividad negativa que despoja al individuo de sí mismo, a-moralizándolo vulgarmente, acusándolo de enfermo mental, desadaptado, enfermedades que no tiene cura, pero combate recetándose placebos impuestos, artificialmente aceptados contra la violencia, la droga, los falsos ídolos patrios como el presidente diputados, senadores, servidores públicos, los representantes de la nación que representar solo sus propios intereses ya que su “intellectus malignos, las subjetividades e identidades negativas que de ellos proceden son los paradigmas de la calamidad, anfitriona de la ignorancia del otro, herramienta política que promueve al peón desarticulado de identidad y de derechos al canibalismo político y económico (Homini Lopus Hominem, Lucrecio) que detenta única y exclusivamente la identidad burguesa, las pedagogías elite y de príncipes (Maquiavelo)” hábitat donde nos incluimos como los peones ciegos que participantes acríticamente sin voz ni voto dentro del mediático juego de la sujeción-sugestión-enajenación = subjetivación negativa que adoptamos del AMO PRINCIPE ante nuestra nuestras vida diarias, como ESCLAVOS ciegos y sin fe según la dialéctica del mismo nombre (amo y del esclavo) en Hegel.<br /> MARCO TEÓRICO.<br />Erick Erickson en su teoría de la identificación psicosocial la cual se adecua a la preferencia en el desarrollo problemático de la identidad universitaria que propongo desde una visión psico-socio-analítica en el desenvolvimiento de la subjetividad como condición sine quan non puede existir un ciclo de vida humano propio de cada sujeto dentro de la salud mental que exigen las circunstancias actuales de vida en un mundo de excesivo stress y falsa identidad me remitiré para comenzar mi disertación al capítulo 3 del libro de Richard Stevens: “Erick Erickson Explore of Identity & the Life Cicle” el cual arroja luz en el tema “Triple Book Keeping” donde Erickson argumenta tres factores de órdenes que coligados procesan al compás la constitución somática, contexto social y ego u identidad, relacionando cada tópico a una ciencia específica sean estas por un lado la biología (el cuerpo humano como organismo sencillo) la psicología (mente del individuo) y el agregado social.<br />La aproximación clínica de Erickson esencialmente radica en la interacción, ya que intenta tomar cuenta de esta a partir de los tres momentos antes citados para remarcar el comportamiento y las experiencias de los sujetos.<br />Desarrollo del Ego: El proceso de síntesis otorga cohesión y continuidad en nuestras experiencias particulares en relación al mundo ya que en la tradición psicoanalítica la función sintética de la personalidad es el Ego; Freud utiliza este término para referirse a la síntesis interior la cual organiza las experiencias y guía la acción.<br />En la jungla social de la existencia humana no hay sentimiento de estar de estar vivo sin el sentido de identidad del Ego. En la calidad de funcionamiento del ego descansa también nuestro sentido de competencia y auto-estima.<br />Identidad Psicosocial: La identidad es la integración de integraciones y en ese sentido puede ser considerada como el espíritu de funcionamiento del ego, por lo tanto la identidad es vital para el bien estar psicológico.<br />La identidad se experimenta como una sensación subjetiva de una identidad vigorizante y continua.<br />La identidad se basa en una síntesis de todos los diferentes seres que experimentamos a los largo de nuestras vidas.<br />Lo que Erickson llama identidad del ego es a la conciencia del Yo.<br />Desde un punto de vista genético, entonces, el proceso de formación de la identidad emerge como una configuración en desarrollo, que gradualmente se establece por el éxito sucesivo del ego a través de la niñez. Esta es una configuración que gradualmente integra idiosincráticas necesidades libidinales, habilidades personales, identificaciones significativas, defensa efectiva, exitosas sublimaciones y roles consistentes.<br />“Erickson concibe la identidad como psicosocial”. Nosotros negociamos con procesos locales en el corazón del individuo y aún también en el corazón de su comunidad cultural.<br />Una efectiva aserción de la identidad requiere re-cognición y responsabilidad de otros en una relación amplia entre sociedad e individuos.<br />Naciones, sub-culturas y actitudes ofrecen clases, símbolos y personajes históricos para identificar con ápice, en la creación del sustrato de gran alcance de los sentimientos inconscientes de lo que es bueno y es malo y formar de esta manera la identidad construida por sus miembros individuales.<br />La intrínseca naturaleza psicosocial de la identidad significa que esta solo pueden ser estudiada efectivamente si es vista desde lo social y la individual personalidad cada una en relación con la otra.<br />En suma el concepto identidad en Erickson cubre cuatro aspectos primarios de la personalidad:<br />Un sentido consciente de la identidad individual.<br />Un esfuerzo inconsciente por la continuidad personal del sujeto.<br />El silencio haciendo síntesis del ego.<br />Una muy íntima solidaridad con el grupo en sus ideales de identidad.<br />Desde este punto de vista, la identidad nunca esta finalmente establecida como un logro, pero es dinámica y evoluciona durante el curso de vida del sujeto a través de sus experiencias directas con el mundo, y al ser consciente de la forma de como los otros reaccionan a mí y yo a ellos, esto es la reciprocidad del yo psicosocial.<br />Por ello el desarrollo de la identidad descansa en tres procesos: Introyección, identificación y formación de la identificación, el cual el ego crece en un inter-juego más maduro con los modelos disponibles. La base es proporcionada por la introyección del período infantil, es decir, cuando el niño internaliza órdenes y demandas de los padres y otras figuras clave, por lo tanto, por así decirlo, establece una representación interna de ellos. Esto se ve más el desarrollo del niño, a medida que crece, a través de las identificaciones ápice que asumen de las personas con importancia en su vida.<br />

×