Isabel	
  Bibiane	
  Martínez	
  
Universidad	
  Militar	
  Nueva	
  Granada	
  
1	
  
	
  
Esmalte de uñas, de la cuna a ...
otros y no puedo hacer mas que morderme los laterales de mis uñas mientras me
siento culpable, ademas, por comprar mas de ...
Isabel	
  Bibiane	
  Martínez	
  
Universidad	
  Militar	
  Nueva	
  Granada	
  
3	
  
	
  
signo de moda, elegancia, tecn...
disminución de la lucidez mental o estado de coma. El contacto e inhalación,
practicas que comunmente van asociadas, tiene...
Isabel	
  Bibiane	
  Martínez	
  
Universidad	
  Militar	
  Nueva	
  Granada	
  
5	
  
	
  
nuestra salud fisica, necesari...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

De la cuna a la tumba

191 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
191
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

De la cuna a la tumba

  1. 1. Isabel  Bibiane  Martínez   Universidad  Militar  Nueva  Granada   1     Esmalte de uñas, de la cuna a la tumba. En uno de mis intentos por darle un toque informal a la relación maestro – estudiante, exprese en forma sarcastica el sentimiento de culpa que experimento cada vez que me pinto las uñas tras haber cumplido con dos terceras partes de la catedra gerencia ambiental. Entre lo predecibles que pueden ser las reacciones de los docentes ante ciertos comentarios, éste, despues de corresponder visualmente mi aporte humoristico, agrego que “por mi bien” no deberia utilizar ese tipo de productos cosmeticos. Para mi fortuna, los compormisos academicos interrumpieron aquel momento que empezaba a parecerme bochornoso, mi intención de hacer una critica “consumista” a los derivados del petroleo se tornaron en un cuestionamiento sobre mi salud fisica, ¡que oso!. ¿Pero que habia de malo? No solo para mi, para casi todas las mujeres es un accesorio indispensable que define o proyecta ante los demas el cuidado de nuestra presentación personal. Dias despues, me encuentro en el aula virtual de la asignatura un documento cuya lectura es de caracter obligatorio, un ladrillazo de 41 paginas titulado “de la cuna a la tumba”. Éste pequeño parrafo quiza les sirva de introducción al tema: “De la cuna a la tumba. Se extraen los recursos, se transforman en productos, se venden, y , al final, se los arroja a algun tipo de “tumba”, normalmente un basurero o una planta incineradora.” Aproximadamente dos horas me toma la lectura de aquel archivo pdf, en las cuales el remordimiento mencionado se extiende a cada lugar que observo: el computador portatil, la mesa del escritorio, la botella de agua, la pintura de las paredes, el aire acondicionado que deje encendido en la habitación contigua, la resma de papel que utilizo en impresiones que carecen de real importancia, entre
  2. 2. otros y no puedo hacer mas que morderme los laterales de mis uñas mientras me siento culpable, ademas, por comprar mas de 5 tonos de esmalte rosa, en lugar de usar uno hasta que se termine por completo. Asi es como aquel chascarrillo toma un sentido academico sujeto a calificación. En algunas paginas de internet se hace referencia al uso del esmalte, barniz o pinta uñas desde hace miles de años, en diferentes culturas, bajo una connotación que identificaba el estatus social. Hace menos de cien años, despues del desarrollo de las pinturas para vehiculos, los esmaltes se comercializan con las caracteristicas que se conocen actualmente, donde el segmento o mercado objetivo del producto responde al juicio colectivo del buen gusto o moda. Charles Revson, socio fundador de Revlon, para 1937 ofrecia en grandes almacenes y farmacias diferentes tonalidades de esmalte que, como estrategia de marketing, se usaban de acuerdo a la vestimenta, estado de ánimo u ocasión. Para mi sorpresa, la practica consumista de comprar un color en varios tonos responde a la estrategia de gerencia de mercados de la obsolecencia planeada, que grosso modo es, la persuacion de adquirir una nueva botella sin esperar que se termine la anterior. De esta forma no solo Revlon, sino toda la industria dedicada a la producción y comercialización de productos cosmeticos, evidencia año tras año tendencias crecientes de sus estados financieros. No muy lejos de los intereses economicos de los fabricantes o productores de bienes en la revolución industrial, en 1750, actualmente se pretende la maximización del beneficio bajo la misma premisa. El catedratico Unruh define los intereses economicos de antaño como: “hacer llegar la mayor cantidad de bienes a la mayor cantidad de personas”, ademas, sin una preocupación realista de la vulnaberabilidad del medio ambiente y la limitacion de sus recursos. Fantastic Neón es el nombre de mi tono de esmalte preferido, observando su presentación de 10 ml, solo se menciona el modo de uso, el lugar de origen, el nombre del laboratorio fabricante y un numero de lote. Opino que Jolie de Vogue,
  3. 3. Isabel  Bibiane  Martínez   Universidad  Militar  Nueva  Granada   3     signo de moda, elegancia, tecnología y ante todo, innovación constante, como se autodenomina en su pagina web, no esta obligada bajo ninguna normatividad a dar más detalles del producto y me atrevo a considerar que en un envase de tan diminuta proporción es poco atractivo mencionar los hidrocarburos aromaticos, la acetona, el acetato, el etanol, el alcohol isopropilico o metanol, los plastificantes, el acetato de celulosa o nitrocelulosa, las resinas, los agentes perlificantes, los colorantes, los espesantes y demás productos quimicos utilizados en la fabricación de tan anhelada y necesaria herramienta facilitadora de belleza femenina. Sin embargo esos, al igual que los temas de impacto ambiental, parecen ser terminos relativamente ajenos a mis preocupaciones y los de mis colegas de genero. ¿Acaso necesito ser una experta en quimica y toxicologia para entender la respuesta de mi maestro? ¿en qué puede afectar, tan inofensiva practica, mi salud?. El medico y quimico suizo Paracelso, en el siglo XV, sostuvo que: “toda sustancia es tóxica, no hay nada que no sea tóxico. Sólo la dosis diferencía un tóxico de un medicamento.” Asi mismo, el Manual de Toxicologia Basica, de Mencias y Mayero, afirman que el volumen tan pequeño que ocupa el envase del esmalte representa un bajo riesgo de toxicidad. Aquí tomare un respiro, según lo consultado, aun ni bebiendo el contenido de éste corro el riesgo de perder la vida. Pero, a la altura de una catedra univeristaria, son pocas las probabilidades que la advertencia hiciera referencia a un tipo de consumo inadecuado. Pues bien, por otra parte la Unión Europea hace una clasificación de mas de cincuenta frases de riesgos asociadas al uso de elementos aparentemente inofensivos, entre ellos el esmalte, pasando no solo por toxicidad, sino ademas, flamabilidad, nocividad por contacto, inhalacion e ingestion, y efectos negativos en el medio ambiente a largo plazo. Aunque el riesgo por ingestion, no solo en mi caso, es poco probable los efectos asociados pueden ir desde mediana significancia como irritación en los ojos, vomito y dolor abdominal, hasta muy significantes daños a la cornea y estado de
  4. 4. disminución de la lucidez mental o estado de coma. El contacto e inhalación, practicas que comunmente van asociadas, tienen efectos secundarios que si bien no de forma aguda e inmediata, con el paso del tiempo pueden causar alteraciones en sistemas como el nervioso y hormonal. Luis Domínguez-Boada, profesor de toxicología de la facultad de Medicina de la Universidad Las Palmas de Gran Canaria, en España, explica que las sustancias quimicas que se añaden a los plasticos para dotarlos de flexibilidad entra a nuestro cuerpo por contacto, inalacion o ingesta, pasando al sistema circulatorio quien se encarga de distribuir las sustancias en mencion a todos nuestros organos. Asi es como, detrás de una pretencion cómica y una respuesta sarcastica, se encuentra casi el marco teorico de un tema de investigación, alimentado por el uso domestico del esmalte para uñas. Algunas lecturas cortas sobre el tema, concluyen en dos aspectos importantes que van de la cuna a la tumba. El primero, asociado a la genialidad de la mercadotecnia, donde los productos son enviados al mercado con el unico objeto de ser vendidos, bajo un diseño que limita el ciclo de vida en gran porcentaje a un solo uso o fase minima de consumo, aumentando el volumen de desechos y perpetuando su degradación; un sistema de produccion lineal, y para mi modo de ver de una linea muy corta, donde se estan transformando materias primas directamente en basuras. El segundo, tambien asociado a las estrategias de venta, evidencia que desde nuestra concepcion, aun más en el genero femenino, representamos a la industria una gran cantidad de productos que han sido programados para nuestro consumo incluso despues de perder la vida, arrendamientos de mausoleos son un ejemplo. Somos objeto de la necesidad de productos que previenen y combaten enfermedades, ademas de otros que contarrestan los efectos secundarios causados por los productos que combaten enfermedades. El mercado tiene para nosotras, las mujeres, un infinito portafolio de instrumentos de higiene corporal o de mejora de apariencia fisica, para la muestra el esmalte de uñas que no obstante a las desventajas expuestas, va ligado al uso de otros productos, con otras caracteristicas de riesgo para
  5. 5. Isabel  Bibiane  Martínez   Universidad  Militar  Nueva  Granada   5     nuestra salud fisica, necesarios para dejar las uñas en su estado natural e iniciar una nueva aplicación. 21 de mayo de 2014 Bogotá, Colombia Referencias Durand Alegria, Jesus. Fernandez Hernando, Pilar. Garcinuño Martinez, Rosa Maria. Toxicologia Analitica. España. 2008. Facultad de Ciencias UNED. Paginas 16 a 23. Ftalatos, los tóxicos que no desaparecen. Recuperado el 16 de mayo de 2014 de http://www.elmundo.es/salud/2014/01/16/52d80d7922601dbc498b456b.html Mencias M, Emilio. Mayero F, Luis Manuel. Manual de toxicologia basica. España. 2000. Ediciones Dias de Santos SA. Paginas 325 y 326 Schiffman, Leon G. Kanuk, Leeslie L. Comportamiento del consumidor. Mexico. 1999. Editorial Prentice Hall. Octava edición. Paginas 85 y 86. Vallejo Gonzalez, Jorge C. Manual de Toxicologia. Recuperado el 14 de mayo de 2014 de http://www.fcn.unp.edu.ar/sitio/tysa/images/libros/libro%20Manual%20de%20Toxic ologa.pdf

×