¿Cómo vivía una familia formada por los esposos y ocho hijos, en un ambiente de clase media?Ya que los hermanos vivían en ...
En las comidas todos recibían elmismo guisado, a veces el queles gustaba, a veces el que legustaba a otro hermano; perosie...
Aprendieron a opinar sobre los diversos temas delos programas, a descubrir los engaños y sobretodo a dialogar en familia. ...
Era imposible que los papás les compraran todo loque se les antojaba: juguetes caros o ropa demarca.                   Jue...
Los papás casi siempre les                                compraban ropa y zapatos de                                talla...
¿Qué hacen hoy los padres con sus hijos? ¿Les ofrecen un cuarto individual, para que se sientan a gusto.          Les comp...
Colocan una televisión encada cuarto, para evitar lasdiscusiones.                 Les compran los juguetes que            ...
Los padres de familia “quieren lo mejor para sushijos”, pero al darles todo no los están ayudando a madurarpara hacer fren...
Es en la vida de cada día, donde las familiastrasmiten     eficazmente    los     valores.Aprovechemos todas las oportunid...
Valores de la familia, ayer y hoy
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Valores de la familia, ayer y hoy

497 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
497
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
106
Acciones
Compartido
0
Descargas
2
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Valores de la familia, ayer y hoy

  1. 1. ¿Cómo vivía una familia formada por los esposos y ocho hijos, en un ambiente de clase media?Ya que los hermanos vivían en cuartos compartidos, ahíaprendían:• A aceptarse mutuamente, tal como eran• A resolver sus conflictos mediante el diálogo• A dormir con la luz encendida, cuando algunose quedaba estudiando o con el sonido de latos de un hermano enfermo
  2. 2. En las comidas todos recibían elmismo guisado, a veces el queles gustaba, a veces el que legustaba a otro hermano; perosiempre en agradecimiento ybendiciendo a Dios. Había una sola tele para todos. Como no todos querían ver el mismo canal, aprendieron a discutir, a hacer votaciones; a alegrarse cuando veían su canal preferido o a quedarse un poco enojados cuando no les tocaba.
  3. 3. Aprendieron a opinar sobre los diversos temas delos programas, a descubrir los engaños y sobretodo a dialogar en familia. La familia era lo másimportante, no la tele. Una bicicleta o dos eran para todos los hermanos. Esto los obligaba a turnarse para usarla, a discutir los horarios y a colaborar para arreglar las llantas ponchadas.
  4. 4. Era imposible que los papás les compraran todo loque se les antojaba: juguetes caros o ropa demarca. Juegos como “los encantados”, las “escondidillas”, el “burro castigado” o saltar la cuerda les ayudaban a convivir, a ser participativos, a cumplir reglas, a luchar por la victoria, pero también a aceptar la derrota.
  5. 5. Los papás casi siempre les compraban ropa y zapatos de talla más grande para que los pudieran utilizar más tiempo. Y cuando ya no les servían al hermano mayor se los pasaban al que sigueEstas limitaciones no les provocaban una vida triste, sino quelos prepararon para una mejor vida de adultos. Gracias a esoaprendieron a ser tolerantes, agradecidos, comunicativos, aesperar su turno en la fila, a ser respetuosos con las reglas, adialogar y defender las propias ideas. Aprendieron que laslimitaciones son parte de la vida y ayudan a la convivenciahumana.
  6. 6. ¿Qué hacen hoy los padres con sus hijos? ¿Les ofrecen un cuarto individual, para que se sientan a gusto. Les compran la ropa que ellos quieren y en el momento que la quieren, porque es su derecho.Preparan o mandan pedir el menúque cada hijo elija, para que no seenojen y coman contentos.
  7. 7. Colocan una televisión encada cuarto, para evitar lasdiscusiones. Les compran los juguetes que desean, porque sus hijos tienen que tener los juguetes o aparatos de moda.
  8. 8. Los padres de familia “quieren lo mejor para sushijos”, pero al darles todo no los están ayudando a madurarpara hacer frente a la vida. Llegan a pensar que semerecen de los demás todo y sin dar nada a cambio; sevuelvenindividualistas, egocéntricos, intolerantes, exigentes, groseros y prepotentes; pero sobre todo son muy vulnerables.Son presa fácil de la frustración, la ansiedad, la depresióny la soledad.
  9. 9. Es en la vida de cada día, donde las familiastrasmiten eficazmente los valores.Aprovechemos todas las oportunidades quela vida nos ofrece para educar a las futurasgeneraciones. Pbro. José Luis C.

×