Arte hispano musulmán

6.241 visualizaciones

Publicado el

recorrido por muestras del arte hispano-musulmán

Publicado en: Educación
0 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
6.241
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2.468
Acciones
Compartido
0
Descargas
89
Comentarios
0
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.
  • El arte hispanomusulmán es el arte islámico , desarrollado en Al-Andalus entre los siglos VIII y XV , tiene como principales exponentes la Mezquita de Córdoba y la Alhambra de Granada . Otra expresión notable del arte hispanomulsulmán es el Palacio de la Aljafería de Zaragoza . Importancia de la arquitectura y de las artes aplicadas. Manifiesta poco interés por los problemas constructivos y dedica mayor atención a la decoración. Evita la sensación de macizos. Los materiales muy variados pero generalmente pobres. Los preferidos eran: ladrillo, mampostería, la madera y el yeso. Los elementos sustentantes: pilares y columnas (de fuste delgado, debido a la ligereza de las cubiertas. Los capiteles son diversos ya que aprovechan las construcciones anteriores. Crearon capiteles propios, como el cúbico o el de mocárabes (pequeños prismas a modo de estalactitas). Elementos sustentados: arco ( herradura, túmido, lobulado, entrecruzado y mixtilíneo) cúpula ( no muy grandes y con materiales ligeros. Carácter decorativo más que constructivo) y bóveda (semiesférica, gallonada, de mocárabes, de arcos cruzados con un hueco central cubierto con bóveda de gallones.
  • En el arte musulmán hay numerosas variantes de arcos, casi todas derivadas del arco de herradura , arcos de herradura apuntados (o túmidos ), arcos lobulados (del s. X en adelante), arcos entrelazados, arcos mixtilíneos , arcos cortina (que aparecen en el s. XI) y angrelados-acampanados (desde el s. XIV). En todo caso, estos arcos se enmarcan con un alfiz y sus dovelas suelen turnar los motivos decorativos (esta alternancia en el dovelaje también se toma del arte hispano-visigodo o, incluso, del arte hispano romano).
  • El Alfiz, ornamento arquitectónico, es la moldura o marco que rodea la parte exterior de un arco. Es un ornamento arquitectónico de origen etrusco que, por su influencia, aparece en la arquitectura cristiana española desde el siglo VIII. Es muy frecuente en el arte islámico hispano y en el mozárabe. Es por esto que el alfiz se asocie habitualmente con el arco de herradura. Normalmente la moldura es rectangular y su interior está ricamente decorado. Tal y como ilustra la imagen, dos son las variantes de alfiz: A - El alfiz que nace en las impostas del arco. B - El alfiz que nace en el suelo. El espacio que queda entre el arco y el alfiz (zona gris oscuro de la ilustración) se denomina enjuta o arrabá . Y a cada una de las partes de la enjuta de arco de forma triangular se la denomina albanega .
  • El haram de la Mezquita cordobesa tiene alguna particularidad que lo hace especialmente bello. Por una parte sus columnas lisas de mármol, y por otra los arcos de su parte superior que sirven para sostener todo el entramado de columnas del haram, así como la techumbre: el de abajo es un arco de herradura, así llamado porque es más cerrado que el que ya conocemos de medio punto. El de encima es un arco de medio punto . Pero lo más vistoso es que en ambos casos las dovelas , es decir las piezas en que se divide el arco, muestran dos colores que se alternan, el blanco y el rojo, lo que los hace especialmente atractivos, siendo un caso único en todo el mundo.
  • Capilla de Villaviciosa- Mezquita de Córdoba.
  • La puerta del Perdón es una de las puertas que franquea la entrada al Patio de los Naranjos de la Mezquita . El acceso se realiza a través de un arco de herradura apuntado o arco túmido, profusamente decorado con yeserías de ataurique que se cubren el espacio interior del alfiz. En las enjutas se observan dos escudos de armas. En el cuerpo superior, tres arcos angrelados ciegos alojan pinturas murales. Se corona el conjunto con un arco rebajado que queda enmarcado por los dos contrafuertes laterales que flanquean el conjunto. En dichos constrafuertes se abren 4 arcos, también angrelados y ciegos, con yeserías de ataurique en las enjutas.
  • Capiteles de avispero. Capitel decorado con un ataurique profundo y minucioso realizado gracias al empleo del trépano . Los capiteles “de avispero” o de nido de avispa (o abeja) son típicos de la arquitectura califal .
  • Capitel típico de pencas
  • Un mocárabe o mucarna (también denominado almocárabe o almocarbe ) es un elemento arquitectónico decorativo a base de prismas yuxtapuestos (uno al lado del otro) y colgantes que parecen estalactitas sueltas o arracimadas. Suelen disponerse revistiendo las cúpulas o el intradós de los arcos. Es peculiar de la arquitectura islámica y fue introducido en la Península Ibérica por los almorávides , con lo que no está presente en construcciones anteriores al siglo XII ( Mezquita de Córdoba ) y en cambio sí se encuentran magníficos ejemplos en las posteriores, como el Palacio de la Aljafería de Zaragoza, o la Alhambra de Granada , cumbre del arte nazarí , así como en el arte mudéjar , como el de los Reales Alcázares de Sevilla y e l neomudéjar .
  • El nombre ataurique viene del árabe y designa la acción de "poner hojas", esto es, de "decorar con hojas". Decoración de tipo vegetal muy utilizada en el arte musulmán e hispano-musulmán, y muy especialmente durante el período califal cordobés. Un ejemplo de decoración con ataurique es el Mihrab de la Mezquita de Córdoba. La doctrina de Mahoma es sencilla y no requiere de largos ciclos narrativos. La doctrina también determina la ausencia de elementos figurativos y de escultura. Características de la decoración : Disposición repetitiva y reiterativa de los motivos que se repiten hasta el infinito. Sensación de infinito. El realismo da paso a la estilización , tanto de los motivos florales, geométricos y epigráficos. Densidad ornamental constante (horror vacui). Búsqueda de supresión de la materia. La decoración hace desaparecer la pesadez del muro
  • Lacería , en su acepción más amplia, es el adorno formado por bandas entrelazadas rectas o angulosas dispuestas de un modo particular. Decoración geométrica y policromada y que dan lugar a polígonos o estrellas ordenadas con un ritmo continuo y siguiendo ciertas leyes geométricas.
  • Esta sala fue alcoba del sultán. Al ser cuarto privado no hay ventanas al exterior. Los muros están ricamente decorados. El estuco y los colores son originales. El zócalo de azulejos es del siglo XVI , de la fábrica de azulejos sevillana. La cúpula está decorada con mocárabes; en el suelo, en el centro, una fuentecilla servía para reflejar la cúpula de mocárabes, que al estar ricamente decorada, conseguía una luz encantadora y mágica, pues al entrar la luz por la parte superior iba cambiando según las distintas horas del día.
  • Decoración (horror vacui) Columnas delgadas Importancia del agua y de los jardines (paraiso)
  • Almonaster la Real . El nombre del pueblo en sí le traerá reminiscencias árabes ( la fortaleza ) y el caserío le transportará a otras épocas. Podrá encontrar allí algunas viviendas de tradición mudéjar y una iglesia gótica con una hermosa fachada, de estilo claramente manuelino, que le recordará las que tan abundantes son en Portugal. El caminante se encuentra ante una mezquita que debió atender las necesidades de una comunidad rural no muy numerosa, como delatan sus reducidas dimensiones. Su guía le indica que casi todos los autores coinciden en datar el templo hacia comienzos de la segunda mitad del siglo X, en plena época califal. Y que estaríamos, por tanto, ante uno de los escasísimos ejemplos de mezquitas de ese periodo de esplendor; contrapunto, en el medio rural, a las grandes mezquitas urbanas de las ciudades andalusíes. Debió alzarse sobre los restos de una antigua iglesia visigoda y en su construcción se emplearon el ladrillo y la piedra, así como abundante material de acarreo. Las mezquitas son construcciones sencillas que cuentan con una serie de estancias representativas: un patio abierto al aire libre a la entrada; una gran sala con columnas donde los creyentes pueden orar, cuyo nombre en árabe es haram ; y dos lugares que tienen un especial simbolismo para los musulmanes: uno es la pared hacia la que dirigen sus oraciones. Es la pared que se halla al fondo del haram y que siempre está orientada hacia La Meca, el lugar sagrado de la religión islámica. Esta pared se denomina muro de la kibla . El otro lugar es un pequeño nicho o hueco abierto en el medio de ese muro, se llama mihrab , y es el lugar más importante de la mezquita porque representa simbólicamente el espacio en el que pervive el espíritu de Mahoma, el profeta de la religión islámica.
  • Función: religiosa. La Mezquita de Córdoba era una aljama o mezquita del viernes. Era un lugar de oración comunitaria y, fuera de las horas de culto, se administraba justicia, se enseñaba el Corán, se charlaba.  La Mezquita de Córdoba es el edificio clave de la arquitectura hispano-musulmana en la etapa califal y muestra la importancia económica, política y cultural que adquirió la ciudad durante esta época, sin rival en Occidente. En ella se aprecia claramente la síntesis de elementos de las distintas culturas (romana, visigoda, bizantina, persa y siria) que los musulmanes recogieron pero que supieron emplear de forma libre e innovadora.  Influencias: algunas de sus novedades se imitarán mucho en el arte posterior de Al-Andalus y del Norte de África (planta, el arco de herradura, la cúpula de nervios, la decoración), pero no la superposición ni la bicromía de arcos. De ahí que la Mezquita sea un monumento original y único, típicamente español. 
  • Interior de la mezquita. Siglo X. Almonaster la Real (Huelva). Materiales pobres. Diferentes tipos de columnas y capiteles. Aprovechamiento construcciones anteriores. En el muro de la quibla un pequeño Mirhab
  • El interior presenta cinco naves de desigual anchura y en su muro de la quibla se localiza un rústico mirhab, simplemente un estrecho nicho de planta semicircular, enfrentado a la nave central, más ancha que las otras cuatro. Las naves presentan arcos que debieron ser originariamente de herradura, sostenidos mediante columnas o pilarillos en los que aparecen reaprovechados materiales de épocas anteriores.
  • La mezquita aljama de Córdoba empezada a construir hacia el 785 por Abd al Rahman I, y ampliada sucesivamente a lo largo de los siglos siguientes por Hisham I, Abd al Rahman II, Abd al Rahman III, Al Hakam II y Al Mansur, tuvo su mejor aporte bajo el reinado de Al Hakam II a la que corresponde el mihrab, fastuosamente decorado. Salvada de la demolición por ser reconvertida en catedral cristiana, es un templo que impresiona  y conduce a la meditación y la paz interior como pocos. Tenía 1.013 columnas que quedaron en 856 tras la construcción en su interior de la iglesia cristiana que afectó principalmente a la ampliación constuída por Abd al Rahman II hacia el 833.   El mihrab, de forma octogonal y con zócalos de mármol de profusa ornamentación vegetal, reproducen símbolos y alegorías de la vida, según la tradición sasánida. En el techo hay una venera de yeso y en el muro de entrada puede admirarse un magnífico mosaico regalado por el emperador de Constantinopla, Nicéforo Focas a Alhakem II, el regalo del emperador de Oriente al emperador de Occidente. Este mosaico realizado con polvo de vidrio, con tonalidades doradas y azules, reproduce un mundo vegetal en el que aparecen cenefas con versículos del Corán, algo que sólo puede verse también en el templo de Santa Sofía en Istambul.
  • Aquí se puede observar el maravilloso contraste entre la última expansión de la Mezquita de Almanzor y la arquitectura cristiana, con la línea de columnas adyacentes a la catedral del siglo XVI
  • A unos 8 kms. de la ciudad de Córdoba, en una estratégica posición al pie de Sierra Morena pero cerca del valle del Gudalquivir, el viajero se encuentra con el conjunto arqueológico de Madinat al-zahra . Lo que hoy parece un amplio campo de ruinas, en gran parte por excavar, fue en su día una gran ciudad. Más aún: la mayor ciudad construida nunca en el ocidente europeo de una sola vez, con una extensión de más de 110 Has. (unos 1500 x 750 ms). El conjunto, dada su situación en una ladera, se desenvuelve en tres grandes terrazas, cada una de ellas con una función diferenciada. Así, la primera servía de zona palaciega y como residencia del califa; la segunda acogía las dependencias administrativas y, la tercera, actuaba como ciudad propiamente dicha, alojando al resto de la población. Además, y aunque solemos considerar a las ciudades islámicas como organismos vivos que crecen casi espontáneamente, no es este el caso de Madinat al-zahra, donde apreciamos un preciso trazado ortogonal y una evidente planificación urbanística. A comienzos del siglo XI, y como consecuencia de la fitna o guerra civil que puso fin al califato de Córdoba, la capital política de los omeyas fue abandonada y desde poco después los materiales de sus edificios comenzaron a servir como cantera para otras construcciones cordobesas. Y así estuvo durante casi 900 años, hasta que las primeras investigaciones (iniciadas en 1911) comenzaron a desvelar " el lenguaje de las bellas construcciones", la belleza que se escondía tras sus muros y ruinas, empleando una frase del propio Abd-al-Rahman III. Finalmente, en 1985, fue declarada conjunto arqueológico.
  • A unos 8 kms. de la ciudad de Córdoba, en una estratégica posición al pie de Sierra Morena pero cerca del valle del Gudalquivir, el viajero se encuentra con el conjunto arqueológico de Madinat al-zahra . Lo que hoy parece un amplio campo de ruinas, en gran parte por excavar, fue en su día una gran ciudad. Más aún: la mayor ciudad construida nunca en el ocidente europeo de una sola vez, con una extensión de más de 110 Has. (unos 1500 x 750 ms). El conjunto, dada su situación en una ladera, se desenvuelve en tres grandes terrazas, cada una de ellas con una función diferenciada. Así, la primera servía de zona palaciega y como residencia del califa; la segunda acogía las dependencias administrativas y, la tercera, actuaba como ciudad propiamente dicha, alojando al resto de la población. Además, y aunque solemos considerar a las ciudades islámicas como organismos vivos que crecen casi espontáneamente, no es este el caso de Madinat al-zahra, donde apreciamos un preciso trazado ortogonal y una evidente planificación urbanística.
  • El Salón rico de Madinat al-Zahra :  La aljama de Córdoba dejó sin duda una importante impronta en otras áreas del territorio andalusí. Después de la de Córdoba habría que citar la mezquita de Madinat al-Zahra, construida por Abd al-Rahman III, y que sería más que la aljama, el modelo de mezquita que más seguían los edificios religiosos ordinarios de Córdoba. En la actualidad el edificio es un resto arqueológico dentro del complejo urbanístico de Madinat al-Zahra, y de él se tiene conocimiento por las fuentes literarias que han llegado  hasta nosotros y por las excavaciones que se están realizando desde 1964 por Félix Hernández y Pavón Maldonado. La mezquita se localizaba entre la parte palatina y la parte baja destinada a la población. Se elevó con gran celeridad debido a la numerosa mano de obra que allí se aplicó, y por trabajar simultáneamente en tres puntos: la sala de oración, el patio y la qibla. Su orientación es correcta, hacia el sureste, y la sala de oración está formada por cinco naves perpendiculares a la qibla, con ocho tramos. La anchura de las naves va decreciendo desde la central a las laterales.  Los trabajos de investigación y restauración han permitido dar luz de nuevo a algunos importantes espacios. Destaca entre ellos el " Salón rico ", en el que se celebraban las principales fiestas de la corte, sirviendo también como sala de recepciones. Se trata de un amplio espacio basilical, dividido en tres naves separadas por columnas sobre las que apean arcos de herradura. Se abre al exterior por un hermoso pórtico de seis columnas. Por todas partes encontramos aquí una rica decoración con mármoles y atauriques, entre los que destaca el tema del árbol de la vida. Todo el conjunto debió levantarse entre los años 953 y 957.
  • También disponía también de una muralla jalonada de torres, de una amplia mezquita (65 x 39 ms), de extensos jardines y patios y de viviendas de importancia, como la recientemente recuperada "casa de Ya´far", en la que se supone debió residir el visir o primer ministro del califa. En definitiva, la ciudad es un consumado ejemplo de la grandeza de Abd-al-Rahman III, el Príncipe de los creyentes, de quien Ibn abd al-Rabbihi afirmó que "con su luz amaneció el país". De esa luz nos habla, bien a las claras, la vieja Madinat al-zahra.
  • En ambas orillas del Estrecho podemos encontrar las huellas del arte almohade . Éste se caracteriza en arquitectura por una tendencia a la austeridad, mediante la depuración o eliminación de elementos decorativos, mostrando un cierto gusto por las formas desnudas, muy acordes con el rigorismo religioso predicado por el mahdi Ibn Turmat. Por la misma razón, cuando se recurre al uso de elementos decorativos se evitan los de carácter figurado, de forma que predominan los que mantienen una clara secuencia geométrica, como los paños de sebka , desarrollados mediante complejas redes de líneas romboidales. También destaca la inclusión de cerámica (habitualmente monócroma) como elemento decorativo, no ya en los zócalos, sino en altura, como podemos apreciar en algunos alminares. El uso del arco túmido (además del de herradura) y de la bóveda de mocárabes, el empleo de pilares como soporte preferido en los edificios y la tendencia a levantar cubiertas de madera (que tendrán una amplia continuidad en la arquitectura mudéjar) son otras características de la arquitectura almohade, que también prestó atención a las edificaciones militares (de la que es un buen ejemplo la Torre del Oro, en Sevilla) y a los edificios palaciegos, de los que nos ha quedado una interesante muestra en las estancias conservadas en el Alcázar sevillano . Por otra parte, los almohades van a emplear abundantemente un material constructivo barato y relativamente fácil de levantar: el tapial o barro encofrado mediante cajones de manera, que aglutinado con cal adquiere una considerable dureza y elasticidad. Con este humilde elemento se realizarán edificios de gran tamaño, como algunas mezquitas, aunque para las construcciones de altura suela recurrirse al ladrillo, como ocurre en la torre de la Qutubiyya de Marrakesh o en la propia Giralda. Esa es quizás la faceta más conocida de la arquitectura almohade: la construcción de alminares de gran altura y planta cuadrada, proyectados como una "torre dentro de la torre", dada la existencia de un cuerpo interior, dividido longitudinalmente en pisos, y un cuerpo exterior, quedando unidos ambos mediante el elemento de subida, ya sea una rampa (como en la Giralda) o una escalera.
  • Torre albarrana es una torre que forma parte de un recinto fortificado con el que está comunicado, aunque generalmente exenta de la muralla y conectada a ésta mediante un pequeño arco o puente, que puediera ser destruido fácilmente en caso de que la torre cayese en manos del enemigo. Puede ir también adosada como gran baluarte pero en este caso es de mayor tamaño que los demás. Sirve de atalaya pero también para hostigar al enemigo que intenta acercarse o rebasar la muralla. Ejemplos de torres albarranas pueden ser la Torre del Oro en Sevilla , la de la Malmuerta en Córdoba o la Torre de Espantaperros en Badajoz (Cuya alcazaba posee varios ejemplos de estas torres) las construidas por D. Juan Manuel en el Castillo de Escalona del Alberche . La mayor concentración de torres albarranas se encuentra en Talavera de la Reina .
  • En el terreno decorativo aplicaron un repertorio caracterizado por la sobriedad, el orden y el racionalismo. Ello se tradujo en la aparición de motivos amplios que dejan espacios libres en los que triunfan el entrelazo geométrico, las formas vegetales lisas y el rasgo ornamental más novedoso, la sebqa. Esta composición que decora la Giralda, consiste en una doble trama romboidal en dos planos compuesta por arcos decorativos superpuestos a partir de la clave de los inferiores. Los almohades van a emplear abundantemente un material constructivo barato y relativamente fácil de levantar: el tapial o barro encofrado mediante cajones de manera, que aglutinado con cal adquiere una considerable dureza y elasticidad. Con este humilde elemento se realizarán edificios de gran tamaño, como algunas mezquitas, aunque para las construcciones de altura suela recurrirse al ladrillo, como ocurre en la torre de la Qutubiyya de Marrakesh o en la propia Giralda. Esa es quizás la faceta más conocida de la arquitectura almohade: la construcción de alminares de gran altura y planta cuadrada, proyectados como una "torre dentro de la torre", dada la existencia de un cuerpo interior, dividido longitudinalmente en pisos, y un cuerpo exterior, quedando unidos ambos mediante el elemento de subida, ya sea una rampa (como en la Giralda) o una escalera.
  • Etimológicamente, Alhambra en árabe es "Al Hamra" (la Roja , الحمراء ), procedente del nombre completo "Qal'at al-hamra" (Fortaleza Roja). La Alhambra es una ciudad amurallada ( medina ) que ocupa la mayor parte del cerro de La Sabika. La ciudad de Granada tenía su propio sistema de amurallamiento, por tanto la Alhambra podía funcionar con autonomía respecto a Granada. En la Alhambra se encontraban todos los servicios propios y necesarios para la población que vivía allí: palacio real, mezquitas , escuelas, talleres, etc.
  • La Alhambra es una ciudad palatina andalusí . Se trata de un rico complejo palaciego y fortaleza ( alcazar o al-Ksar ) que alojaba al monarca y a la corte del Reino de Granada nazarí . Su verdadero atractivo, como en otras obras musulmanas de la época, son los interiores, cuya decoración está entre las cumbres del arte islámico . El estilo granadino en la Alhambra es la culminación del arte andalusí , lo que ocurrió a mediados del siglo XIV con Yusuf I y Mohamed V en 1333 y 1354 .
  • Patio de los Leones Construido en 1377 por Mohamed V , hijo de Yusuf I . De planta rectangular, rodeado por una esbelta galería con 124 columnas de mármol blanco de Almería . Alrededor, las alcobas, salas privadas del sultán y esposas con piso alto abierto, falta de ventanas que miren al exterior, pero con jardín interior como corresponde a la idea musulmana del paraíso. Lo que hoy es tierra en el patio, fue jardín. De cada sala fluyen 4 arroyos que van al centro: los 4 ríos del paraíso. Las columnas se unen con paños calados que dejan pasar la luz. Fustes cilíndricos muy delgados, anillos en la parte superior, capiteles cúbicos sobre los que corren inscripciones. Las planchas grises de plomo convierten los empujes horizontales en verticales. Los dos templetes que avanzan a los dos lados opuestos del patio son como un recuerdo de la tienda de campaña de los beduinos . Son de planta cuadrada, decorados con cúpulas de madera que se apoyan en pechinas de mocárabes. El alero es obra del siglo XIX . Toda la galería está techada con artesonado de lacería.
  • Columnas típicas del arte nazarí. Fustes cilíndricos muy delgados, anillos en la parte superior, capiteles cúbicos sobre los que corren inscripciones. Las planchas grises de plomo convierten los empujes horizontales en verticales..
  • Arte hispano musulmán

    1. 1. ARTE HISPANO-MUSULMÁN siglos VIII-XV
    2. 2. herradura Lobulados y entrelazados mixtiíineo túmido Acampanado angrelado TIPOS DE ARCOS MUSULMANES
    3. 3. albanega ALFIZ
    4. 5. Haram de la Mezquita de Córdoba Alternancia de dovelas : roja -blanca- roja -blanca
    5. 6. Arcos polilobulados y entrelazados
    6. 7. Puerta del Perdón, Mezquita de Córdoba Sofisticado arco de herradura, apuntado (túmido), pero con decoración de arco lobulado y alfiz , procede de la Aljafería de Zaragoza
    7. 8. PODEMOS OBSERVAR ARCO DE HERRADURA ALFIZ ARCOS ENTRELAZADOS ALBANEGAS ALTERNANCIA DE DOVELAS REPETICIÓN DE ELEMENTOS
    8. 9. capiteles de avispero-típico de la arquitectura califal. Decorado con ataurique profundo y minucioso realizado gracias al empleo del trépano MEDINA AZAHARA
    9. 10. Capitel típico de pencas
    10. 11. Cúpula califal
    11. 12. Cúpula de mocárabes ALHAMBRA
    12. 13. DECORACIÓN – ATAURIQUE-
    13. 14. LACERÍA Decoración geométrica
    14. 15. Decoración epigráfica
    15. 16. Sala de los Abencerrajes ALHAMBRA
    16. 17. Decoración : horror vacui Columnas delgadas : cargas ligeras Importancia del Agua y jardines
    17. 18. LA MEZQUITA DE ALMONASTER UNA JOYA DEL ARTE ISLÁMICO ANDALUSÍ
    18. 19. LA MEZQUITA DE CÓRDOBA UNA ALJAMA PARA LA CAPITAL DE AL-ANDALUS
    19. 20. Interior Mezquita de Almonaster- Huelva-
    20. 22. Mirhab- Mezquita Almonaster La Real HUELVA
    21. 23. MHIRAB Mihrab de la Mezquita de C ó rdoba . Cúpula de la macsura en la mezquita de Córdoba (siglo X).
    22. 24. Mezquita de Almonaster-Huelva-
    23. 25. Exterior de la Mezquita de Cordoba
    24. 26. Contraste entre la última expansión de la Mezquita de Almanzor y la arquitectura cristiana del siglo XVI
    25. 28. El patio de los naranjos. Fuente
    26. 29. La mezquita de Bab al-Mardum , posteriormente iglesia del Cristo de la Luz . Toledo. Siglo X. Arte califal.
    27. 30. MADINAT AL- ZAHRA / MEDINA AZAHARA EL LENGUAJE DE LAS BELLAS CONSTRUCCIONES
    28. 31. Madinat al-zahra
    29. 32. Salón rico de Medinat al-Zahra
    30. 33. Portada de la "casa de Ya´far".
    31. 34. EL ARTE ALMOHADE SOBRE LA AUSTERIDAD ARQUITECTÓNICA
    32. 35. Torre de la Malmuerta. Córdoba. Ejemplo de torre albarrana
    33. 36. Torre albarrana. Arte Almohade. Sevilla
    34. 38. LA GIRALDA. LA BELLEZA DE UNA TORRE ESPECIAL EL ALMINAR DE LA MEZQUITA ALJAMA DE SEVILLA sebka subida
    35. 39. ALHAMBRA
    36. 43. Columnas típicas del arte nazarí . Fustes cilíndricos muy delgados, anillos en la parte superior, capiteles cúbicos con inscripciones

    ×