En el fondo de las aguas

208 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
208
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3
Acciones
Compartido
0
Descargas
0
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

En el fondo de las aguas

  1. 1. EN EL FONDO DE LAS AGUAS Leyenda aragonesa
  2. 2. En el pueblo de Canfranc, en pleno pirineo aragonés,vivía hace muchos años Damián, llamado el Cucharero. Formaba parte delgrupo de pastores de lacomarca que bajaban aTierra Plana en cuantoasomaban los primerosfríos, para proteger alganado y darle pastos enlos campos situados másal sur, donde la nievedesaparecía antes.
  3. 3. Aunque Damián quiso cambiar su vida. Ese año, había sidopadre de un niño y decidió que quería celebrar esa Navidad consu mujer y su hijo, como hacían los de los pueblos de TierraPlana, y después vivir en su casa, no en el monte. Para conseguir su propósito, había pasado muchas horastallando madera de boj fabricando cientos de cucharas, cazos ycucharones mientras los demás dormían. Sólo quedaba ahora recorrer los pueblos del Valle y vender lamercancía. Así ganaría el dinero suficiente para sobrevivir alinvierno, y la primavera siguiente ya se vería. Pero llegó el 24 de diciembre y Damián apenas habíavendido algo. Tenía que pasar a Francia y probar allí suerte.
  4. 4. Damián partió hacia las montañas del Puerto aquellafría mañana de la Nueibuena, sin hacer caso de lashabladurías de su mujer y de su suegra: contaban que enlos ibones de Puerto habitaban seres malignos queacababan con los caminantes, si se atrevían a pasar porallí en los días mágicos de los solsticios.
  5. 5. Las ventas no le fueron mal del todo, pero apuró eltiempo todo lo que pudo y la noche se le echóencima. Conocía muy bien el camino, y confiaba enlas estrellas, como tantas otras noches de pastoreo. Sin embargo, la cima del puerto le sobrecogió. Lanieve amortiguaba el sonido de las pisadas. El vientoestaba calmado y el silencio era absoluto. Hasta queescuchó una voz que provenía del ibón: Al principiono se lo creyó. Pero al poco tiempo, a la primera vozse unieron otras, y todas parecían voces de mujer.
  6. 6. A Damián le temblaban las piernas y las manos,pero comenzó a andar hacia el lago. Su nombreformó parte del coro de aquellas voces angelicales:-Damián, Damián, ven, ven... El hechizo de las Fadas de los Ibons de Puertovolvía a elevarse por encima de las aguas heladas, ysu poder arrancaba de esta vida al pobre Damián yle obligaba a arrojarse en los brazos glaciales de loslagos de la montaña. La profundidad de un ibón fue su tumba.
  7. 7. Pasados los años, todas las Nueibuenas, un joven montañés llamado Fabián sube a Puerto y arroja una rama de boj, de bucho, a las calmas aguas del ibón.

×