Tsunami

461 visualizaciones

Publicado el

Dos años después del terremoto y posterior tsunami en Japón.

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
461
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
70
Acciones
Compartido
0
Descargas
4
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Tsunami

  1. 1. Terremoto y tsunami de Japón de 2011 Hace dos años, un tsunami sacudió Fukushima dejando un rastro de desolación a su paso. Damos en esta galería de imágenes un paseo cronológico por elfin del mundo en el que se convirtió aquel 11 de marzo de 2011. Las imágenes y textos pertenecen a David Jiménez, uno de los pocos periodistas que se ha adentrado en esta zona fantasmal.
  2. 2. Natori amanece tras el tsunami. Un par de casas es todo lo que queda en pie tras el tsunami. Las olas entraron 10kilómetros en el interior de la localidad, arrasando todo a su paso. Empieza la búsqueda de supervivientes bajo los escombros.
  3. 3. Ni siquiera los muertos han escapado a la fuerza del tsunami. Unoperario ordena las tumbas que han quedado desperdigadas enNatori, en la región japonesa de Tohoku. El respeto a losancestros obliga al esfuerzo: los supervivientes tendrán queidentificar las lápidas de sus difuntos y los cuerpos de los que sehan unido a ellos.
  4. 4. En la imagen anterior, mochilas y trofeos abandonados en una escuela de Natori, en la región japonesa de Tohoku, días despuésdel tsunami. Muchas de las víctimas fueron niños que no pudieronhuir a tiempo o no tenían fuerza para auparse a tejados. Entre los que quedaron con vida, muchos perdieron a sus padres y profesores.Imagen posterior. Nada ha cambiado en estos dos añosen las ciudades abandonadas dentro de los 20 kilómetrosde exclusión decretados alrededor de la central deFukushima, dañada por el tsunami. Bicicletas, coches ycasas permanecen tal como las dejaron los 80.000vecinos que tuvieron que ser evacuados a la espera deque concluyan años de limpieza y descontaminación. Enla imagen, una calle de Tomioka, donde vivían 16.000personas.
  5. 5. La descontaminación incluye la extracción de una capa de entre 3 y 5cm de tierra que después es introducida en bolsas y llevada a almacenes nucleares, en este caso en la localidad de Iitate, que ha registrado los índices de radiactividad más altos de la zona. El gobierno todavía no ha encontrado la solución a qué hacer con todo el material radiactivo de la prefectura de Fukushima. Lostrabajadores, enfundados en trajes especiales, trabajan con la idea de que los habitantes de la zona puedan volver en un periodo de entre cinco y 20 años. Siguiente imagen. La vegetación ha tomado los lugares abandonados por la radiactividad, donde no quedan vecinos y la distribución del correo fue suspendida hace dos años. Los residentes hacen viajes ocasionales programados por el gobierno para comprobar el estado de sus casas. En la imagen, una vivienda dentro de la zona de exclusión, a seis kilómetros de la central.
  6. 6. En muchas localidades solo quedan los animales que sus dueñosno pudieron llevarse. Desde el accidente nuclear, esta avestruzvive en Tomioka, donde también hay perros, gatos y algunas resesque se alimentan de pasto contaminado. El gobierno pretendeutilizar a los animales para estudiar el efecto de la radiactividad enseres vivos.
  7. 7. Una avenida desierta en Okuma, una de las localidades en la zona deexclusión nuclear alrededor de la central de Fukushima. La mayoría de loscomercios tienen la mercancía en sus escaparates. Todo permanece tal comolo abandonaron los residentes.
  8. 8. Imagen anterior : Naoto Matsumara, de 55 años, se negó aabandonar su casa y es el único habitante que queda en lalocalidad de Tomioka. Hoy convertido en un ermitaño, elantiguo empresario vive de latas de conserva y lleva consigoun medidor de radiactividad para evitar las zonas máscontaminadas. Aún así, cree que morirá de cáncer antes detres años. Su permanencia en la zona de exclusión nuclearincumple una ley que prohíbe vivir a menos de 20 kilómetrosde la central.Imagen siguiente : Ningún tren ha vuelto a llegar a la estaciónde Okuma desde el 11 de marzo de 2011, cuando golpeó eltsunami. En la ventanilla un cartel anuncia que el servicio hasido suspendido ¿temporalmente?. Algunos expertos creenque ciudades como esta, pegadas a la central nuclear deFukushima, no podrán ser habitadas durante décadas, encaso de que puedan serlo alguna vez.
  9. 9. FIN Artículo de El Mundo.es Edición, maquetación y montaje Emilio Gil (unjubilado)

×